♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Página 32 de 38. Precedente  1 ... 17 ... 31, 32, 33 ... 38  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Sáb Jun 24, 2017 2:11 pm

El interrogatorio había finalizado. El cuestionante salía de la lúgubre cara con una sonrisa triunfante transparente al doble juego de máscaras que ahora usaba para ocultar más su ya desconocida identidad. Sus pasos llenos de algarabía, sus manos incapaces de resistir el estímulo de aplaudir, su mente repleta de ideas, recuerdos, emoción y principalmente regocijo. Aparentemente el primogénito de la familia de leyenda había jugado un papel importante en su situación actual pero sentía que había logrado cobrárselas de una vez por todas. Pese a que apenas se había enterado, sentía que era algo que había necesitado hacer desde hace toda la vida. Una nueva fuerza y confianza surgía dentro de él al punto de, por unos momentos, disfrutar de una sensación que rara vez podía obtener más que mediante contratos. Poder.


Pero era importante que no olvidara aquello que para este punto ya debía ser natural para aquel diabólico ser, especialmente ahora que sus memorias regresaban. Sin importar a donde fuera o para quien trabajara (La diosa, la inquisición, los demonios o para él mismo), su camino siempre lo cruzaría con individuos mucho más fuertes que él, por lo que su voluntad no era absoluta y debía trabajar para salirse con la suya.

Orobas: Me gusta tu estilo. Cruel, sarcástico, un tanto neurótico y más enfocado en romper que conseguir respuestas. No tan útil por estos medios pero si más...

Abraxas: Aaaayyyy ¿estabas oyendo?

Ghosts with guitars

Orobas: Kek, pues claro que iba a escuchar. Allí estaba yo ¿No me viste?

Abraxas: Huehuehue, pinche mitotero.  

Si bien la risa de Abraxas era genuina, en lo más recóndito de su persona cierto espanto y ansiedad emergían por la habilidad de su ahora nuevo compañero en el crimen. ¿Era acaso así como se sentía Aiden cuando era espiado por su contraparte androide? No era que no le gustara tener público en su mejor momento hasta ahora de su nueva vida, sino que simplemente pensó en todos esos momentos donde podría ser inconveniente que Orobas estuviera allí, especialmente por que ya había presenciado lo peligroso que puede ser cuando se lo propone.

Orobas: Uuuy, sí, yo soy el mitotero. Tu eres el que tiene una pinche carta ajena. Y de la realeza para que más te guste.  

Abraxas: Pues para que te lo sepas, yo si tengo "clase" y no ando por allí metiéndome en asuntos de otras personas. Ahora, con tu permiso.  

Actuando sumamente digno y ofendido, Abraxas se dio media vuelta y comenzó a alejarse soberbio de su compañero, quien solo se quedó mirándolo conforme se alejaba, aún intrigado de aquel arrebato de honradez que se había apoderado de su maquiavélico compañero, suponiendo rápidamente que debía ser algo relacionado con su carrera como actor telenovelero vygorense.  

Abraxas: "Mmm..." (Voltea hacia atrás y ve que no hay nadie) "Aún si se hizo invisible, debo tener como 4.5 segundos para leer esta cosa antes de que me vea" (Comienza a abrir la carta)  

Orobas: ¡HONRADO MIS DORADOS TANATES!   


Abraxas: ¡AAAAAAAAYYYYYYY!

Usando su inhumana velocidad gracias a su habilidad "Godspeed", Orobas simplemente se había ocultado de la vista de Abraxas y cuando lo vio detenerse, en ese momento salió del cloaking para activar su habilidad de velocidad de movimiento y en poco menos de un segundo, ya estaba colocado en el espacio creado entre sus brazos, y la carta, invadiendo como nadie más su espacio personal.  

Abraxas: Bien, bien, la leeremos ambos. Pero ¿puedes moverte? Es difícil leer esta cosa así. (Señala el poco espacio que hay entre ambos).

Orobas: Igual no hay de que preocuparse, tenemos protección (Se da unos golpecitos en su armadura Midas) Pero como quieras (Se aparta con una maroma hacia atrás cuyo eco al aterrizar en el suelo se extiende por varios corredores).  

Con algo de cuidado para no arruinar la carta y dejarla ilegible, Abraxas abrió el sobre, quitó el sello que mantenía enrollado el documento y se preparó para leer. Lo cierto era ¿Qué de divertido podría tener una carta de la realeza para Aiden? ¿Qué podrían decirle? ¿Gracias por no destruirnos como a los demás pilares? ¿Sabes que, siempre si te vamos a encerrar si vuelves? o mejor ¿Dejaste tu dignidad en el palacio? En el peor de los casos, serían simplemente cosas aburridas de acuerdos políticos que no iban a...  

Abraxas: ... (empieza a olfatear) ... Hey...

Orobas: Esa fragancia... es como la comida recién conseguida de mi carnal... pero... de calidad.

Abraxas: Si, sí, es como un perfume. Hmp... ¿Todas las cartas de las reinas serán así?

Orobas: Léela, léela.


Abraxas comenzó a leer el documento, cosa que era fácil notar que hacía correctamente por que las luces de su mascara iban de izquierda a derecha rápidamente, conforme risotadas contenidas en su diafragma comenzaban a salir estruendosamente de su boca, acompañadas de las risas un poco más apagadas de su compañero por que no conocía realmente a la versión más actual de Aiden Cross ni su relación con la reina, pero la euforia del demonio contratista lo contagiaba.

Abraxas: Vaya, vaya, así que ese pillín de Aiden no era solo un juguete...Más bien el era el que estaba jugando. Huehuehue. A ver que más, que más.


Las palabras que tanto empeño había puesto la reina para expresar a la única persona digna de sus sentimientos ahora eran solo la burla para el par de demonios (Principalmente Abraxas) que atestiguaban su privado escrito. El empeño que había puesto por preocuparse a alguien que debía ser su enemigo y que aparentemente esto le estaba generando dificultades que era obvio no iban a mancillar aquel comunicado era solo una fuente de drama para el enmascarado, especialmente con todo lo que sabía que había pasado previo a la llegada de Deneb con Aiden y Brunilda.

Abraxas: HNNNNNG. Nooooo, esto es demasiado. Debo, debo... (Comienza a respirar) A ver, primero Aiden, a quien tu conoces como el héroe legendario solo que ahora tiene la fuerza y postura de un calcetín viejo, se echó al plato a Brunilda, la bruja que ahora me ama solamente a mí... Por lo que dure la pócima. Luego, el muy descarado va y engatusa a la reina de Denebrys, aunque por lo que veo ya se conocían desde antes, y creo que por eso la muy mensa no nos mató y nos dio ese acuerdo de neutralidad. Y ahora está batallando para que el ingrato de Aiden haga lo que quiera con sus miles de fans aquí en Bynquisterr. Huehuehue, yo me creía ruin, pero ese Aiden Cross enserio es un rival formidable. Digo ¿No quedarse a apoyar a su chica y venirse de vago a divertirse aquí? ese es mi tipo de héroe hue hue hue.  

Orobas: Eso es divertido para ti por que convives con esas personas. Pero lo divertido para mí es ¿Será acaso que ese acuerdo del que he escuchado habrá sido solo por un romance adolescente?  

Abraxas: Emmm, estoy seguro que ya es una adulta.  

Orobas: Viejo, tengo como 4 siglos de edad, para mi todos son adolescentes kek.  

Obviamente el festejo del par de demonios no pasó inadvertido y varios de los residentes del castillo, entre demonios y segadores, pudieron escuchar un poco su platica y del contenido de la carta, aunque ninguno realmente se animó a quedarse demasiado por temor a que esa fuera una especie de reunión privada y se metieran en problemas. Pero con lo que alcanzaban a escuchar, diversas preguntas alzaban vuelo.
-¿Por que esa carta había sido enviada a Beagalltach?
-¿El verdadero Aiden en efecto estaba por aquí?
-¿Ese flacucho tuerto sería enserio el verdadero Aiden?
-¿La reina en efecto dejaría de aliarse a la inquisición o inclusive ponerse en contra de la misma?


Orobas: ¿Sabes Braxy?

Abraxas: Mi primer apodo.  


Orobas: Conozco a alguien que seguro le gustaría leer esta carta tanto como a ti, es más, apuesto a que más.  

Abraxas: ... ¿Aiden?   

Orobas: No baboso, el gran queso de este lugar. Piénsalo. El tipo odia, pero ODIA a Aiden. Si le diéramos esta carta, no solo sabría que Aiden debe estar cerca por que de otro modo no hubieran traído la carta aquí, sino además que alguien de su equipo lo ama en secreto. ¿Cómo le llamarías a eso?    

Abraxas: ¡DRAAAAMAAAA!  

Orobas: Seeeeh. Vayamos a buscarlo, debe estar en su cuarto.     

???: Temo que tendré que sugerir que no procedan con ese plan.

Top Floor

El ameno y relajado ambiente que ambos demonios compartían hacía algunos momentos comenzó a volverse más denso y pesado, una sensación de autoridad opresiva comenzaba a manifestarse, aparentemente con la intención de arruinar su diversión. Abraxas no estaba seguro de que era mientras que Orobas hizo un gesto de hastío y cansancio al saber precisamente de quien se trataba, pues no era la primera vez que intentaba echarle a perder su juego.

Orobas: Dem, llegó el aguafiestas.   

Al guardar silencio, el duo de buscapleitos fue capaz de escuchar los callados pasos del individuo que había alcanzado a escuchar la última parte de sus intenciones, dirigiéndose hacia ellos conforme su larga y raída túnica danzaba a pocos centímetros del suelo conforme se movía. Pero no fue solo por su sonido o su apariencia por lo que distinguieron que estaba allí, su amenazante proyección de energía oscura era bastante hostil, lo cual por experiencia Orobas sabía que sucedía cuando no aprobaba algo, especialmente si era algo que pudiera alterar al pilar.  


Adreus: Disculpa que no comparta tu sentido de la diversión, pero simplemente no veo por que perturbar a mi hermano.

Orobas: ... (Voltea a ver a Abraxas y luego le guiñe el ojo a Adreus) Claro.  

Adreus: Tsch... en cualquier caso, nada bueno vendrá de un asunto que vaya no solo a causarle un arrebato donde buscará a Aiden Cross por todo Mehruntosh, Bynquisterr si es necesario, sino que además lo pondría en contra de sus aliados.

Orobas: Hey, hey, hey, si lo que dice esta cosa es correcta, tal vez realmente no tiene tantos aliados como pensaba.  

Adreus: Eres un... (Aprieta su guadaña con las manos).

Orobas: Además ¿Realmente debes estar aquí perdiendo el tiempo conmigo? Al menos soy uno de los Nightlords que se queda en su puesto y sale solo a sus horas. En cambio esta ese otro que creo que tiene como 3 días sin volver.   

Adreus: Su ausencia no causará ningún problema. Divulgar esa carta en cambio...  

Orobas: Mira Adreus, debemos recordar algo. Los nightlords no servimos a nadie. Pero ene l hipotético caso que lo hiciéramos, no te rendiríamos cuentas a ti, sino directamente al pilar. Y como su valioso socio, creo que querrá saber esto.  

Perdiendo un poco la paciencia, el encapotado tomó su guadaña y asestó un rápido movimiento para raspar la armadura de Orobas con la herencia de su padre, pero este a tiempo detuvo el bastón del arma con su mano. Notó rápidamente que en su otra mano cargaba una especie de orbe negruzco del que se desprendían pequeños relámpagos negros, además de emanar lo que parecían risas y susurros espeluznantes.  


Orobas: ¡Oye! ¡Aún no tengo sueño!  

Adreus: Es tu toque de queda Orobas.   

Arrojó su orbe contra el demonio dorado, pero antes de que este diera en el blanco, este fue absorbido por lo que parecía ser un escudo cristalino el cual sujetaba el compañero de Orobas, que si bien consideraba de mal juicio hacer enojar a quien parecía ser la mano derecha del pilar, en este momento prefería estar del lado de los demonios que de los humanos.  

Adreus: ¡No te entrometas! Orobas es un Nightlord, al final del día es un aliado del que requerimos todavía. Tu por el contrario eres prescindible y te acabaré si te metes en mi camino.  

Abraxas: Perdón, no sabía.   

Adreus: En cuanto a ti orobas...

Orobas: ...  


Adreus: Grrrr. Pero tu...  

Abraxas: ... (Activa Adjustment)


Adreus: Tsch.... "Tengo que sacar a Spencer y a sus amigos de aquí cuanto antes. No tengo ni idea como reaccionará al leer la carta y si sabe que iba para Spencer, no creo que pueda contenerse al interrogarlo. Ese par ya me las pagará luego, pero lamentablemente si ese grupo de elegidos en efecto está cerca, los necesitaremos otro poco".

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Caco el Dom Jun 25, 2017 4:12 pm

Las cosas le estaban yendo bien a Aiden. Quizás demasiado bien. Luego de su conversación con Karee las horas habían pasado con él moviéndose de un lado para otro dentro de la ciudad, ubicando a todos los gremios que conocía y dejando recados a aquellos que no tenía el gusto. Realmente era una labor fácil, ya que la gran mayoría le debía favores, y los que no, o estaban enojados con el trato de la inquisición o simplemente sabían que su gremio ganaría mucha fama participando en una misión importante junto al héroe legendario. Héroe que, por cierto, ahora caminaba por una calle algo vacía siendo ya cerca de las cuatro de la tarde.

Aiden: -tachando en una larga lista un par de nombres más-. Este es el último... -dice para sí. Frente a él, se imponía enorme el edificio de la casa Corwin-.


Gunslingers

La casa Corwin era relativamente nueva, teniendo apenas poco más de veinte años de historia. El primer líder de la casa era un fuerte guerrero, específicamente un pistolero del desierto que fue a parar a Bynquisterr buscando nuevos derroteros. Tuvo la suerte de lucirse entre los cazadores de la época y contraer nupcias con una adinerada mujer. La habilidad innata del tipo y los recursos de la dama les permitieron surgir y crear su propio gremio, que con el tiempo se volvió una respetable casa experta en el arte del disparo. El actual líder de la familia es Simon Corwin, hijo del pistolero del desierto y amigo de la infancia de Aiden. El clérigo atravesaba los pasillos observando los lujosos ornamentos, la enorme cantidad de placas y trofeos y muchas cabezas de monstruos, clavadas a la pared como recordatorio del pasado en las Wild Wastelands del "padre" del gremio, ya retirado.

Aiden: Gracias por recibirme, Simon -menciona haciendo una leve reverencia al trigueño, que apenas vio entrar al parchado se levantó de su escritorio para recibirlo-.

Simon: Por favor, seño... Aiden, el gusto es mío, hace muchos años que no venías a mi casa -dice, estrechándole la mano al peliblanco-. Y por lo mismo, me imagino que vienes por algo importante.


Aiden:
-Asiente-. Deduces bien, estimado

El elegido comenzó a contarle entonces a Simon sus planes con respecto al ataque en contra del castillo Beagalltach, cómo él y sus amigos habían venido aquí con la intención de derrotar a la inquisición, y que ya muchas casas y gremios se habían unido a la causa. El pistolero escuchaba atentamente, sin despegar los ojos del rostro de su interlocutor. El hecho de haber nacido casi al mismo tiempo, pero haber crecido de forma tan distinta, siempre le pareció raro. ¿Realmente Aiden era tan especial? ¿O es que él nunca fue lo suficientemente fuerte como para seguirle el paso? Sea como sea, el discurso del clérigo terminaba y Simon ya tenía una respuesta clara.

Simon: No podremos ayudarte

Aiden: No...?

Simon:
-Niega con la cabeza-. Sabes perfectamente que si esto dependiera de mí, no dudaría ni un segundo en seguirte a donde me pidas. Pero ahora soy la cabeza de este gremio, y no puedo arriesgarme más de la cuenta

Aiden: Ni siquiera alguno de tus hombres? La casa Corwin ha crecido exponencialmente en los últimos años...

Simon:
-Asiente-. Gracias por el cumplido, pero la mayoría de mis hombres se encuentran fuera de Bynquisterr, realizando encargos en Valaflam y las Wild Wastelands. Aquí sólo tenemos a unos cuantos rango A y a los aprendices

Aiden: Tsch... Ya veo...


Simon: Además, hay una razón más
-Simon camina por la habitación. Aiden lo sigue con la mirada y pronto entiende cuál era dicha razón: A un lado de Simon, una pintura colgaba en la pared, retratándolo a él y a una joven mujer-. Te lo dije, no? Me caso en unas semanas.

Aiden: Sí, recuerdo que me lo dijiste

Simon: De verdad lo lamento, Aiden
-dice mientras vuelve a su posición frente al clérigo-. Lo único que podemos hacer por ti es vigilar el perímetro de Mehruntosh y cuidar la ciudad en lo que todos los cazadores están afuera haciendo el trabajo sucio. Espero que lo entiendas


Aiden:
-Asiente-. Aprecio tu sinceridad, Simon. Y creo entender tus sentimientos, cargando el peso de tanta gente, el de tu padre y tu prometida... No puedo obligarte a seguirme, pero te encargo la ciudad hasta que todo termine

Simon: Dalo por hecho


La visita había sido infructuosa, y si bien Aiden comprendía la postura de su amigo, no podía evitar sentir un aire de decepción al saber que una casa tan fuerte como la de los Corwin no participaría en el asalto. Sin más, le deseó toda la suerte del mundo y éxito con su prometida, a lo que Simon le indicó que estaba invitado desde ya a la boda que se realizaría el próximo mes. Minutos después Aiden salía del edificio tachando el último nombre de la lista, guardando el papel entre sus ropas y volviendo a la caminata, una que ya comenzaba a afectar sus piernas y a generar dolores en la planta de sus débiles pies.

Aiden: Con que una boda... -suspira-. Bueno, aun con esto, creo que pude conseguir una cantidad importante de aliados


-Fin del OST-

Efectivamente. En los cálculos previos del clérigo, el asalto al castillo contaría con unas trescientas personas, incluyendo a los elegidos, pero sus esfuerzos habían conseguido que ahora se proyectara el doble, quizás el triple de participantes. Y eso sólo en su caso, pues sabía que varios de sus compañeros también conseguirían el apoyo de más cazadores. Podrían ser miles de personas, todas luchando con un único fin: Derrotar de una vez por todas a la inquisición de Bynquisterr, esta vez para siempre. Un deje de nerviosismo, pero también de ansiedad, recorrió el pecho del peliblanco mientras se encaminaba de regreso a casa. Y quizás por ese sentimiento fue que no se dio cuenta cómo la calle por la que transitaba poco a poco dejaba de tener gente, hasta quedar completamente desierta. En los barrios bajos eso no era tan extraño, pero Aiden se encontraba en la zona de gremios, donde siempre transitaban cazadores y gente de alta alcurnia. El hecho de que no hubiera nadie, sólo podía significar que...

Aiden: !! -pudo sentirlo, no sabía cómo, pero pudo sentir una energía brutal al otro lado de la calle. Una que se acercaba, lentamente, devorando todo a su paso-. (Byakugan...)

Depression of Heaven & Earth

Cuando el ojo de Aiden se volvió blanco como la nieve y estaba dispuesto a observar en detalle el origen de esa energía tan extraña, ocurrió lo impensado. Fue como haber visto al mismo sol a escasos metros, un flash tan fuerte que no sólo le hizo llorar por la irritación, sino que anuló por completo su técnica ocular. Para bien o para mal, cuando recuperó la vista, el origen de esa energía ya se encontraba lo suficientemente cerca para verlo sin necesidad de su byakugan. Pero no era un demonio ni una bestia, sino un hombre común y corriente, llevando un traje clásico, negro y elegante, con sombrero de copa y tez oscura. Caminaba a paso firme, generando temblores cada vez que tocaba el suelo, o al menos, eso era lo que sentía el clérigo. Finalmente, el hombre se detuvo frente a él.


¿¿??: Tanto tiempo sin verte, Cross Aiden

Aiden: Quién... Qué eres tú?
-temblaba. No podía evitarlo, trataba de contenerse, pero sus piernas parecían volverse gelatina ante ese hombre. Su mente rápidamente comenzó a mover los engranajes para generar una estrategia, no de ataque, sino de escape-.

¿¿??: Ya veo. Realmente no recuerdas nada -una maquiavélica sonrisa aparece en su rostro-. Con que era cierto... Bueno, supongo que eso me ahorra unas cuantas cosas.


Aiden: No hagas como que no oíste mi pregunta. Quién eres y qué quieres?!


El plan era claro. Trataría de llamar su atención cuanto fuera posible, sacarlo de sus casillas, y cuando toda su atención esté en él, invocaría a Phantom Knight desde su espalda. Probablemente entonces lo esquivaría saltando o rodando, momento que aprovecharía para quicks-summonear a Mara y realizar un Hades Blast, cegándolo con aquella neblina de absoluta oscuridad y dándole chances de escapar. Un plan simple, pero efectivo... O al menos, todo eso pensaba Aiden mientras articulaba palabras y se esforzaba a sobremanera para que no le temblara la quijada.

¿¿??: ... -con un movimiento rápido, prácticamente invisible, extiende su brazo y clava su dedo en nada más y nada menos que el parche de Aiden-.

Aiden: !!!

¿¿??: Je...


El extraño sujeto se había movido demasiado rápido, sin tiempo de reaccionar, Aiden sintió cómo aquel dedo empujaba a través de su parche hacia adentro, entrando por completo en la cuenca y jugando en sus interiores, provocando secreciones y una gran cantidad de sangre que manchó por completo su mejilla derecha al igual que el guante impoluto del extraño. El dolor era infernal. Aiden cayó de rodillas, gritando de sufrimiento, sintiendo aquel dedo hurgando dentro de sí.

Aiden: AAAAAAAAHHHHHHH!!!

¿¿??: Tranquilo, no voy a matarte. Realmente no puedo hacerlo
-dice mientras extrae su dedo bañado en sangre, dejando el parche arrugado e igualmente rojo, como la mitad del rostro del clérigo- Sólo venía a ver cómo iba tu... "rehabilitación". Llámalo una inspección, si quieres.


Aiden: (Ifrit!)
-aun consciente a pesar del dolor, consigue comunicarse con su summon spirit, quien aparece en forma de un enorme y musculoso brazo a su costado-.

Ifrit: ORA!

El puño de la bestia flamígera salió con fuerza dispuesto a machacar el rostro del moreno, no obstante, y para sorpresa de Aiden, justo antes de que el puño pudiera llegar a destino, este se rompió en mil pedazos, brillos de prana rojizos que ahora se reflejaban en el único ojo del clérigo. No se trataba de un bloqueo... Literalmente el brazo de Ifrit se había destruido antes de siquiera poder impactar en el hombre, quien sonríe ante el vano intento de defensa del peliblanco. Este, debilitado, estuvo apunto de caer de bruces al suelo de no ser porque alcanzó a poner las manos. Jadeaba con violencia, como quien ve de cara a la muerte.

¿¿??: -se agacha, para quedar a la altura de su interlocutor-. Nos volveremos a ver, Cross Aiden, y quizás entonces, recuerdes quien soy


-el hombre se levanta, deja caer su guante manchado al suelo y se pone uno nuevo y reluciente que saca del bolsillo-. Un placer -el moreno se gira y comienza a caminar, dejando al antiguo héroe en el suelo-.

Aiden: E... Espera! -grita el parchado, con una mano en el rostro, cubriéndose la zona derecha, y la otra extendida hacia el hombre-. Eres.... Eres un miembro de la inquisición? Eres... Un secuaz de Archibald?!

¿¿??: Hm?
-se detiene y gira, mirando con extrañeza al clérigo-. Estás hablando de este perdedor? -con un grácil movimiento de manos, el hombre hace aparecer a su lado la imagen de un temible hombre que portaba una guadaña-.


No me hagas reír -con un nuevo movimiento, la imagen desaparece, el hombre se lleva las manos a los bolsillos y retoma su retirada, no sin antes, decir unas últimas palabras-. Crece, Cross, y cumple tu destino...

Una grieta en el espacio apareció frente al hombre, y en cuestión de segundos desaparecía junto a este. Por otro lado, Aiden comenzó a levantarse con dificultad. La sola presencia del extraño lo había debilitado, pero al irse, sintió volver parte de su fuerza. Activó su byakugan en un intento fallido por encontrarlo... Pero no vio nada. Ni a él, ni a nadie. ¿Cómo no iba a haber nadie en una ciudad tan grande como Mehruntosh? Se preguntó el estratega, mas la duda duró poco, ya que de golpe sintió su cuerpo translocarse y reaparecer en el mismo punto en el que estaba, pero ahora podía oír el gentío a lo lejos, la vida... Como si de alguna forma hubiera estado los últimos minutos en otro plano de la realidad


Aiden: (De alguna forma, en algún momento, consiguió moverme a otro espacio... Y con su ausencia, regresé al Mehruntosh de verdad... Pero, qué diablos era él... Y qué es... Este terrible dolor...)

El peliblanco se recargó apenas pudo en una pared cercana para recuperar el aire y limpiar el desastre que había quedado en su cara. Se preguntó qué había ocurrido, pero realmente no había explicación. Lo único que sabía era que aquel hombre era un "Inspector", y que no tenía nada que ver con Archibald... Por el contrario, parecía muy seguro de estar por encima de la inquisición en general. Y luego estaba eso otro....

Aiden: (Él... Conocía mi secreto) -traga saliva, mientras un escalofrío recorre su espalda y se sujeta el parche manchado en sangre-. No, de hecho parecía saber aún más que yo al respecto...



_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Miér Jun 28, 2017 1:06 am

Sad Seeing


A decir verdad, ni siquiera él sabía porqué decía lo que decía. Iba contra su naturaleza... contra su vida como saboteador, con la que hace tanto decidió no confiar en nadie y trabajar solo. ¿Cuando cambió eso...? ¿Por qué no es hasta ahora que se percata de todos estos cambios en él...? Hace mucho tiempo, un chico llamado Keith pensaba como él ahora mismo, que creía que debía de estar allí para otros, pero ese chico murió... o al menos eso pensaba. No, no era altruismo... era reconocimiento de sus límites.

A todos les gustaría pensar que son los mejores en todo. Que pueden con trabajo duro lograr cualquier cosa que quieran... pero a decir verdad, no importa cuanto te esfuerces, si eres humano, estás destinado a errar. Es gracias a otros que podemos cubrir esta falla.

Karee:
Sabes... No me había percatado lo mucho que nos influenciamos entre nosotros... Alistair por un tiempo me impulsó a ser más determinado, Hod me forzó a adaptarme, Ruumi me enseñó a confiar de nuevo, incluso Brunilda me ha hecho crecer en cierto modo...


Había aprendido bastante. Y ahora mismo, por algún motivo, no podía si no imaginar a Ruumi sentada allí, sonriendo al ver su avance. Tal vez si no la hubiera conocido no hubiera aprendido a volver a confiar... Realmente le debía bastante. Miró a la clériga, pensando en lo mucho que había llegado a depender sin darse cuenta de ellos. No eran su familia, pero al menos por estos meses, había aprendido a verlos como compañeros en los que depender. Amigos en quienes recargarse... Obviamente, más con unos que otros.

Karee:
Así que... Gracias. Y recuerda que también puedes confiar en mí si necesitas cualquier cosa. Es lo que hacen los amigos.

Lycoris:
Los amigos... *asciente* si...

Karee:
No lo olvides.


¿Se iría, así como Ruumi? No estaba seguro... pero sí sabía que si iba a marcharse, no quería quedarse sin decirle al menos eso. Siempre que resultaba herido en combate, sentía que estaría bien, porque Lycoris estaría allí para cuidarlos. Siempre que entraba en una escaramuza en equipo, en una parte de su mente, sabía que si algo salía mal, podría confiar en ella para corregir su error y curarlo. En un pasado, se conformaría con cauterizarse y tal vez coserse su propia herida, como varias veces hizo...

No era óptimo... pero por alguna razón, desde que ella estaba con el equipo, había dejado de depender de sí mismo para ello. Y desde que se prometió proteger a Ruumi, dejó de depender de solo su fuerza. ¿Pero era acaso suficiente...? Debía ser fuerte por sí solo. No solo depender de ellos. Y eso era lo que ahora estaba intentando lograr... llegar a tener la fuerza para poder agradecerles a todos por ayudarlo. Tener la fuerza para colaborar más y más... lo que lo llevaba a su misión... conseguir apoyo.

Karee:
Bueno... Fue agradable esta conversación, pero tengo que seguir con lo mío. Considera lo que te dije. ¿Va...?

Lycoris:
... Muy bien... Uhm... Gracias por escucharme.


No le respondió verbalmente. Solo le sonrió y levantó la mano una vez más para decir adiós.
¿No es curioso cómo el mismo gesto se usa para decir adiós y Hola al mismo tiempo? La ironía de esto no le había realmente importado al ladrón hasta hoy, que había hecho el gesto en varias ocasiones. Realmente era un día de avance. Pero aún tenía cosas que hacer. La noche se acercaba, debía de ponerse a buscar sus aliados... luego de ir por su daga a la mansión, claro.


Los colores de la ciudad estaban empezando a cambiar del amarillento de la tarde al anaranjado del atardecer, brindando un tono y sentimiento de calidez a Mehruntosh. Pero Karee no estaba realmente prestando atención a lo que le rodeaba, no visualmente al menos. Siempre estaba al tanto de sus alrededores, pero no estaba observando los colores, si no la atmósfera. Hoy había sido un día importante. Y todavía no acababa. Aún había cosas por hacer.

Cuando llegó a la mansión, le informaron que Logarius y Brunilda se habían retirado, probablemente fueron a reclutar cazadores... no había nada más que hacer. Realmente iban a realizar un asalto al castillo... era la segunda vez desde Durandal que era parte de algo tan masivo como ésto, y aquella ocasión, recordando el destino de Harusame, no hubo un resultado óptimo... aunque en retrospectiva, tal vez no cambiaría nada... ¿Es eso egoísta...? ¿Saber que si las cosas hubieran sido diferentes este momento de tranquilidad y este día tan cálido no habría ocurrido?

Hundido en estos pensamientos llegó a su habitación, tomó la daga que se encontraba finamente colocada sobre el buró, posiblemente puesta allí por la mucama posterior a su partida, y sin perder otro momento, se retiró sin decir una palabra o interactuar con alguien. Pensó que sería así hasta llegar a la herrería donde dejaría sus armas, sin embargo, el destino le tenía otro evento en mente que aún debía solucionar.

Kusanagi Dark escribió:
The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair


~Clock Town Day 3~

Syldra guiaba a Alistair hacia la mansion Lovecraft al mismo tiempo que mientras caminaban escuchaba el relato de su viejo amigo sobre lo todo lo que ocurrió la noche anterior en el baile luego de que se separaran. Sin poder evitar sentirse algo frustrada consigo misma por no haber estado allí cuando se dio la pelea contra El Ministerio del Mal...Aun cuando ella no tenia forma de saber que eso pasaría. Pero, aun así, no dejaba de pensar de quizás su presencia pudo haber hecho una diferencia...Sin embargo, nada podría prepararla para escuchar de boca del espadachín como este habia muerto durante la batalla.

Espera...¿¡QUE!? —Exclamo incrédula— ¿¡QUE QUIERES DECIR CON QUE MURIERON!?

Pues...Eso... —Mira hacia abajo.— Durante la pelea vi como una especie de demonio que habitaba dentro del hermano de Aiden devoraba a Lycoris...Y entonces perdí completamente el control. Estaba furioso por no haber sido capaz de protegerla y solo podía pensar en hacerlos pagar...Mi ira me cegó y eso me costo la vida.

¿¡Como pudiste ser tan irresponsable!? —Levanto la voz enfadada—

No te preocupes Syldra, recuerda que gracias a la bendición de Rem... —Intenta calmarla pero ella lo interrumpe—

¿Y que tal si no hubieras estad bendecido? —Continuo regañándolo— ¿Alguna vez te has puesto a pensar en eso? Tal vez para ti y tus amigos elegidos la muerte no signifique ya nada...Pero no todos tenemos la suerte de contar con la bendición de una Diosa...Se que el ver morir a Lycoris debio haberte afectado mucho pero, Bendición o no, no puedes andar por ahí restandole valor a tu vida y tirándola a la basura...¡Tienes que pensar en las consecuencias de tus acciones!


¡Ya lo se...! —Suspira— No eres la única que me ha dicho que no puedo seguir cometiendo los mismos errores...Me he confiado demasiado de la Bendicion de Rem.

¿Y que es lo que piensas hacer ahora? —Pregunto Syldra ahora un poco mas calmada—

Yo...No estoy seguro. —Respondió Alistair— Cuando estuve en el Limbo tuve la oportunidad de hablar con mi padre...Me dijo que tengo que controlar mis emociones y no entregarme a ellas. Pero a decir verdad no tengo idea de como hacerlo...

No tiene nada de malo ser alguien emocional...Siempre y cuando sepas como canalizarlo. —Dijo Syldra— Yo por ejemplo intento convertir mi frustración y mi enojo por sentirme insuficiente en energía para cosas mas productivas como mi entrenamiento o cuidar de Dekkar.

Canalizar mis emociones... —Se queda pensativo por un momento, recordando también las palabras de su padre acerca de hacer suyo el poder de sus espíritus—

Por cierto, ya llegamos a la mansion Lovecraft. —Anuncio Syldra deteniéndose frente a una enorme y ostentosa mansion cuyas puertas se abrían para dejar salir al ladrón.—


¡Karee! —Exclamo Alistair sin perder el tiempo y corriendo hacia su amigo— Me alegra encontrarte.

Me gustaría decir lo mismo... —Murmuro con una mueca de desagrado—

¿Huh...? —Se le queda mirando confundido—

Olvídalo... —Suspira y lo mira de vuelta— ¿Que es lo que quieres?

Necesito tu ayuda para encontrar al resto... —Le respondió— Temo que hubo un...Incidente anoche en el baile.

¿Que clase de "Incidente"? —Le pregunto.—

Al igual que habia hecho con Syldra, Alistair le contó rápidamente todo lo que habia ocurrido la noche anterior...Causando que el ladrón se cubriera el rostro con una mano y negara con la cabeza conforme lo escuchaba, no pudiendo creer lo increíblemente estúpidos que habían sido todos pues prácticamente habían arruinado completamente el plan de causarle una buena impresión a los cazadores para que estos a su vez los ayudaran con el asalto al castillo.

Y eso fue lo que paso... —Concluyo Alistair su relato— Lycoris y yo acabamos de llegar esta mañana y no sabemos aun nada de lo que paso con el resto...Pero según Syldra, al parecer los cegadores se involucraron y hubieron arrestos...

¿Quieres decirme que Aiden espió a Lycoris, Lycoirs lo golpeó, Spencer la quiso matar, Tu te metiste, Causando que Walter se metiera, Causando que Renzo se metiera, Causando que Kaine se metiera, Causando que llegara un asesino, causando que el resto peleara, causando una puta escaramuza en la que no solo murieron ustedes dos si no que prácticamente aplastaron cualquier esperanza de pasar desapercibidos ante los cegadores y al mismo tiempo haciendo que el enemigo conozca nuestras habilidades, lo que nos quita cualquier elemento sorpresa y solamente Brunilda y yo nos salvamos por estar fuera, todo por un puto lío de faldas?" —Dijo Karee rápidamente tratando de asimilar todo lo que habia escuchado y haciendo un esfuerzo sobrehumano por no estallar en ese preciso momento.—


Pues...Si...Básicamente eso. —Asiente nervioso para luego recibir una fuerte palmada en la nuca de parte de Karee—¡OUCH! ¿¡POR QUE FUE ESO!?

Por idiotas... —Dice seriamente para posteriormente mirar a Syldra— Tu ¿Eres de los amigos voladores que menciono este imbécil, cierto?

Así es... —Asintió— Lo soy.

Bien, por que vamos a necesitar de tu ayuda y el resto de tu gremio si queremos tener una mínima una oportunidad de atacar ese castillo... —Se da a si mismo un masaje en la frete con los dedos— Maldición...Como si las cosas no pudieran ponerse peor.

¿Que hay de Aiden y los otros? —Pregunto Al—

No tengo idea...Pero sera mejor que los encontremos pronto. Tengo que hablar muy seriamente con Aiden... —Suspira—De todas formas me dirigía al Dragon Danzarin...Supongo que puedo investigar un poco por ahí. En cuanto a ti...Ya sea que sigas buscando al resto o que decidas hacer algo de provecho y reclutar a tanta gente como puedas...Trata de no hacer nada que llame la atención. Y tu, por favor asegúrate de que el NO haga nada estúpido...

Eso no me lo tienes que decir... —Dijo Syldra regañando de nuevo a Alistair con la mirada.—

Bien. En ese caso no tengo nada mas que discutir con ustedes por el momento. —Dicho esto, el Ladrón comenzó a alejarse caminando de ambos para continuar con su camino.—

¿Que pasa con Karee...? —Se dice un poco preocupado mientras mira la espalda de su amigo
perdiéndose lentamente a lo lejos entre la multitud—Últimamente ha estado actuando muy extraño...


Probablemente sea solo el estrés por todo lo que paso. —Le dijo Syldra— Y la verdad No lo culpo...

Espero tengas razón... —Suspira cabizbajo.—Pero, supongo que por ahora debo concentrarme en tratar de encontrar al resto...

Una vez que Karee ya habia sido informado de lo que ocurrió la noche anterior, y sin ninguna otra pista sobre el paradero de sus compañeros de momento. Alistair no tuvo mas remedio que continuar buscándolos a ciegasjunto con Syldra. Ambos prácticamente revisando en cada rincón de la ciudad esperando poder dar con cualquiera de ellos entre la multitud que continuaba con los preparativos para el ultimo día del festival.


ALTINA


Confundida, con más dudas que nunca en su vida, Ruumi dejó la fortaleza del clan seigaku, haciendo una especie de peregrinaje en búsqueda de respuestas de la diosa. Avanzó con sus pasos haciendo Eco, el templo tan vacío como siempre, aún si un tanto más acomodado que nunca. Este lugar que por años le trajo tanto misterio, que por años deseó ver por dentro, queriendo conocer el lugar que su madre tanto tiempo buscó acceder...
y hoy, caminaba segura hacia ese altar, convencida de que la diosa aparecería ante ella. Que curiosa es la vida...
que una inseguridad, al poco tiempo, se vuelve una realidad constante.


Cargaba la espada de su padre, las creencias y el conocimiento de su madre, una bolsa con pergaminos que ella no escribió, pero una postura propia. Aplaudió dos veces para anunciar su presencia a la diosa e hizo una reverencia ante el altar, tal como su madre le enseñó. Entonces se arrodilló como un Samurai ante su maestro. Estaba convocando a la diosa. Requería respuestas. Sabía que por ella, Rem vendría. Un privilegio que seguramente su madre soñaba con tener. Pero no era momento de imaginar las hipotéticas reacciones de alguien hace mucho en brazos de dicha diosa... ahora mismo su misión era lo más importante.


Rem:
Ruumi, estás aquí...




Drop


Karee: ¿Buenas tardes...?

El calor de la forja se sintió tan pronto cruzó la puerta. Escuchó el sonido del metal caliente ser refrescado en agua. Ese sonido cuando el agua se evapora. Karee miró con un poco de curiosidad el lugar. Había visitado varias herrerías en su vida, pero esta era la primera fuera de Deneb. No era tan distinta... si a caso el acomodo de las herramientas difería. Usualmente solo llegaría, soltaría un saco de armas y una bolsa con unos cuantos oros, antes de irse sin decir nada más. Anonimato. Sin embargo, esta vez...

Frederick: ¿Que se le ofrece, cazador?


Karee por un segundo pensó que hablaba con alguien más, antes de recordar que tenía aún traje de Cazador. Sin mencionar que la ballesta en su espalda daba la imagen de un cazador casi sin margen de error. Karee suspiró para si mismo antes de exponer su caso.

Karee: Me dijeron que podía venir aquí si necesitaba un poco de mantenimiento en mi armamento.

Frederick: Así es.

Karee bajó el saco que cargaba consigo, abriéndolo y sacando varias de sus pertenencias. Frederick pudo ver porqué Karee buscaba su asistencia. El filo de su espada estaba increíblemente dañado, sus dagas habían perdido filo... estaba claro que previo a esto, esas armas no veían mucho uso. Su espada tenía eso que los herreros conocen, degradación debido a la edad. Estaba claro que era una vieja espada. Pero aún servible.

Karee: Solo necesitan mantenimiento.

Frederick: ¿Y su ballesta?

Karee: ¿Hmm?

Frederick: Puede dejarla también. Le daré un vistazo.

Karee: Supongo que no hay problema...

Frederick: Si quiere dejar también parte de su traje de cazador.

Karee: Uh... ¿No es... mucho? Además, está en buen estado.

Frederick: Puede estar mejor. Estará todo listo para mañana.

Karee: Okay... *se quita el abrigo de cazador*

Karee's Sword (Espada corta)

Una Vieja espada de acero que puede ser blandida con dos o una sola mano.
Es la espada que la milicia denebrense usaba hace años. Perteneciente a Karee Fellner.
Parrying Dagger

Una daga especializada en el bloqueo. Permite al usuario defenderse de algunos golpes directos y usar la mano libre para un contraataque.
Samurai Armor

La armadura que usan los Rouges samurai (AKA: shinobi).
Saint's Crossbow

Una ballesta de cazador. Utilizada en conjunto a virotes con punta de plata.
Demon hunter outfit

Nada más y nada menos que ropa de un cazador.

(en ese orden van los dados)

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Cuenta sin uso el Miér Jun 28, 2017 1:06 am

El miembro 'Kida' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de celtic' :

Resultados : 2, 9, 1, 3, 4

Cuenta sin uso
A personalizar
A personalizar

Mensajes : 5243
Fecha de inscripción : 09/08/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Caco el Jue Jun 29, 2017 6:59 pm

Confused

Recuperar el aliento es relativamente fácil cuando te obligan a hacerlo los fanáticos que no pierden oportunidad de saludarte, buscar un tacto o una palabra de ánimo. Con el rostro limpio (gracias a una turbo limpieza utilizando los poderes de Undine) y la mente aun descompuesta, Aiden correspondía lo mejor que podía a los saludos y a los vítores, aunque por dentro llegar a casa era lo único que pensaba. A ratos se tocaba el parche, como asegurándose de que estuviera bien puesto, firme, cubriendo aquello que se suponía sólo él, su madre y Kristya sabían.

Pero nada más lejos de la realidad, y ahora, se sentía vulnerable ante lo que pudiera ocurrir. Su principal foco era el ataque a la inquisición, y nada debía desviarlo, al menos no por ahora. En su paso por la zona comercial, y ya siendo bastante tarde, no notó al principio cierto puesto improvisado que devolvía niños perdidos a sus dueños. De hecho, como iba mirando hacia el frente pasó de largo, mientras los que atendían se le quedaron mirando.


Johnny: Ese no es...


Qamill: Es uno de los elegidos!!1
-exclama el de bigote, mientras cargaba a una niña sobre sus hombros-. Aunque como no participó en el torneo, creí que se había separado del resto...

Shokunetsu: Yo no lo había visto en mi vida

Sahasrara: Sí saben que ese es Aiden Cross, cierto?


Habían pasado las últimas horas devolviendo a los niños perdidos, con resultados dispares. Si bien la mayoría de ellos habían tenido que entregárselos a sus padres de forma gratuita (pues estos no tenían ni un duro), uno efectivamente era hijo de una importante familia que había puesto recompensa por el hijo primogénito, y los cazarecompensas pasaron de tener 50 oros a 50 platinos, ni más ni menos. Quizás por eso aún no se iban, pues esperaban que al menos uno de esos tres niños que quedaban les dejara más dinero.

Aiden: (Espera un segundo...) -retrocede sus pasos como si estuvieran devolviendo una cinta, hasta regresar al stand de los hermosos, que se le quedan mirando al verlo regresar-. Ustedes


Johnny: Tú...

Vincco: SEÑOR AIDEN!


A Child Returns

Aiden: Qué?!

Qamill: Cómo?

Sahasrara: (Cuándo despertó?)


El niño de sombrero había despertado hace escasos minutos, pero en parte por flojera y en parte porque seguía confundido, no había movido ni un músculo hasta ver a su maestro llegar a la tienda. No perdió el tiempo y de un salto se agarró de sus piernas, contento de ver una cara conocida luego de casi tres días en total soledad. Aiden le hizo unos pat pat, confundido al principio pero, byakugan mediante, comprobando que ese era efectivamente el Vincco que todos quieren y aman. No obstante, la pregunta era clara... ¿Qué diablos estaba haciendo ahí?

Vincco: Cuando salió corriendo del Dragón Danzarín fui a buscarlo, pero la ciudad era tan, tan grande, que terminé perdiéndome señor Aiden, y luego conocí a un hombre gordito que tocaba un instrumento raro

Aiden: ...?
-le pone una mano en la frente-. Definitivamente no tienes fiebre... Pero, cómo terminaste con ellos?


Vincco: N-No lo sé! De pronto desperté y estaba aquí

Aiden:
-mira de reojo a los hermosos-. No pensé que volvería a verlos -dice, refiriéndose claramente al hombre lagarto y al musculoso-. Y veo que tienen consigo caras desconocidas

Sahasrara: (Tsch, no sabía que estos sujetos tenían malas migas con Aiden Cross, espero no hagan alguna locura como--)

Johnny: QUIERES PELEA DELGADITO?!


Qamill: No, Johnny!
-exclama poniendo su musculoso brazo entre el reptil y el elegido-. Qué clase de actitud poco hermosa es esa?!

Johnny: L-Lo siento Qamill...

Qamill: Escucha
-mirando esta vez al clérigo-. Para tu información, tu amiguito ese estaba junto a muchos otros niños, siendo poseído por un demonio. Quien sabe qué atrocidades hubieran pasado de no haberle pateado el trasero

Aiden: Esperan que me crea algo como eso?

Shokunetsu: No realmente. No te conozco, pero te vez un tipo inteligente
-dice el monje, sacando de entre sus ropas el trozo de acordeón demoníaco que la Legión no había aceptado ayer-. Quizás entiendas lo que es esto


Aiden: Hmp...
-activando su byakugan, comienza a inspeccionar el objeto y comprueba, para su sorpresa, que posee prana demoníaco y materiales que conocía desde su época como cazador legendario-. Vaya, esto es una sorpresa. Entonces ahora están... -levanta la vista y observa el letrero que tenían-. Devolviendo niños perdidos? Se volvieron buenas personas?

Johnny: JAMÁS!

Sahasrara: No somos "buenas" ni "malas" personas, sólo tenemos ciertos objetivos

Qamill: Y cultivamos la hermosa por sobre todas las cosas
-dice mostrando sus imponentes biceps-.

Shokunetsu: Pero la hermosura no deja dinero

Aiden: Oh... Ya, creo que entiendo
-como siempre, y especialmente luego de los últimos acontecimientos, el clérigo se mantenía desconfiado-. Ellos no te hicieron absolutamente nada, Vincco?

Vincco: No
-niega con la cabeza-. De hecho, cuando desperté tenía algunas marcas de heridas cicatrizadas, creo que ellos me curaron... -el niño parece recordar algo-. Oh! A ustedes dos los he visto, estaban en el torneo de Deneb! El verde luchó contra Vance y el calvo contra Yura-neesan

Qamill: (Yura...)


Johnny: (Yura...)


Sahasrara: (Yura...)


Shokunetsu: (Yura...)


Aiden:
-suspira aliviado-. Bueno, sea como sea creo que me llevaré a este chico

Qamill: Es un niño aborigen, podríamos venderlo a cualquier coleccionista y sacarle muchos platinos

Johnny: Nosotros lo rescatamos después de tod---
-los interrumpe Sahas, antes de que la cosa escale a peor-.

Sahasrara: Claro, claro, señor Aiden Cross, puede llevárselo... Oh~, no sabía lo guapo que era en persona, he escuchado taaaaanto sobre usted.... Que es muy generoso con la gente como nosotros que no tiene dinero.... hihihi -con cada palabra, la mujer se acercaba más y más al clérigo, poniendo su abultado busto entre él y ella-.


Aiden: B-Bien, ya entendí -saca de su zurrón unas cuantas monedas-. Después de todo realmente salvaron a mi amigo... Quédense con el cambio

No vio realmente cuánto había sacado, pero dejó caer en la mano de la anacoreta un total de 10 brillantes platinos que los cazarecompensas miraron con sorpresa y alegría. Realmente habían podido conseguir algo gracias al niño aborigen, pensaban. Niño que, por otro lado, ajeno totalmente a los negocios sobre su persona, miraba a todos lados la emoción del festival luego de no haber podido disfrutar prácticamente nada durante los últimos días. Los ojos del niño brillaban observando los dulces, los globos, los disfraces, entre otros.

Vincco: Señor Aiden, vamos a ver esa tienda de dulces! -exclama el de sombrero gigante, tironeando la túnica de su maestro-.


Aiden: -Asiente-. Vamos

Ya sea por el ambiente festivo, porque cada uno respetaba la fuerza del otro o simplemente porque el día había sido muy agotador para todos, los cazarecompensas hermosos y Aiden junto a Vincco habían terminado en "buenos" términos. Ahora, había muchísimo que contarle al pequeño de sombrero, y pasar tiempo con él sin duda ayudaría al clérigo a despejarse de todo lo que tenía en mente. Seguro todos se alegrarían de verlo, pensaba Aiden, mientras comenzaba a caminar... Pero se detuvo de golpe, miró al cielo y luego a los hermosos que se mantenían en su puesto, esperando devolver a los últimos niños.

Aiden: Por cierto...

Johnny: Eh?

Aiden: Estoy reclutando gente para un ataque el día de mañana. Habrán jugosas recompensas.... Incluyendo cientos de platinos. Piénsenlo
-el clérigo junto a su pupilo pasaron a retirarse, mientras tanto, los cazarecompensas se miraron entre sí en silencio-.


Regresa un compañero y… ¿Aliados inesperados?

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Jue Jul 06, 2017 9:23 pm

Action


La herrería estaba vacía por ahora. Karee se aseguró que fuera todo antes de darse media vuelta y prepararse para salir, cuando frente a él se abrió la puerta de ésta de golpe. Lo niegue o no, saltó y se aferró al techo por un segundo cuando ésto pasó, una figura masculina con su guapura robada cruzando imponente a la vez que cargaba consigo una bolsa con contenidos dudosos y negros.


Frederick: ¿Que tienes allí...?

Zeke: Mi armadura. ¿Me la repara?

Frederick: *ve los polvitos* nel prro, no puedes repararla.

Karee: ¿Zeke?

Zeke: Ahorita te atiendo, Diabetico. ¿Cómo de que no?

Frederick: No se puede. *esparce el polvo*



Zeke: k thx

Se preparó para salir, dejando su bolsa de polvo atrás como basura para Frederick. Karee, con una ceja levantada preguntándose sobre lo que acababa de pasar, lo siguió. Zeke parecía no tener prisa, de hecho no parecía estar para nada centrado. Eso sí, esto era medianamente común para él. Karee lo siguió unos momentos antes que se detuviera.

Zeke: ¿Y que ocupabas?

Karee: Ibas a llevarme con la legión.

Zeke: ... ¿a sí?

Karee: Si, lo hablamos ayer...

Zeke: A bueno, ven, te llevo.


_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Dom Jul 09, 2017 7:59 pm

The silence of daylight

Mehruntosh. La esplendorosa capital de Bynquisterr donde los grandes avances en el campo de las artes y la arquitectura son visibles a la vuelta de cada esquina; aún las viviendas más humildes gozaban de un diseño que hiciera juego con todo el entorno, como si un mismo artista hubiera visto desde los cielos cada casa y edificio de la ciudad y los acomodara de tal modo que hicieran juego y ninguno se sintiera fuera de lugar, pero que al mismo tiempo fuera único a su manera. Eso era parte del encanto de tan bella localidad.  


Lamentablemente su belleza por lo general era opacada por el elefante en el cuarto al que muchos ya se habían acostumbrado durante su estancia en aquel poblado. La presencia de terribles criaturas nacidas en los oscuros rincones del averno y que encontraban goce en alimentarse de los buenos ciudadanos de Mehruntosh durante las noches. Por generaciones esto orilló a gran parte de sus habitantes a tomar armas no solo en defensa de los suyos, sino en el completo exterminio de aquellos monstruos de pesadilla. El eterno deber de aquellos que se hacían llamar "cazadores".

Pocos se aventuran a estas tierras sin saber al menos el peligro que representan las noches, mas aquellos que lo hagan seguro y pagarían con sangre su descuido. Para evitar que ese fuera el destino de los viajeros con los que viajaba. Lazarus no perdió tiempo en contarles todas las precauciones necesarias, poniendo en alerta a la joven pelirroja de la posición del sol en el cielo, mientras que el monje de rubios cabellos solo miraba en su alrededor una ciudad que anhelaba su presencia, su ayuda, su justicia.

Naomi: Está por anochecer... ¿Seguro fue buena idea dejarle el carromato a ese amigo tuyo?  

Lazarus:Es propiedad del dragón danzarín de Ozden, tomarlo más de lo requerido sería un abuso de la confianza hacia Víctor... En cuanto a nosotros, seguro encontraremos hospedaje antes de que anochezca.   

Naomi: ¿Te refieres a un dragón danzarín?  

Lazarus: Hmp... salvo que cuenten con una gran fortuna a su disposición, lo cual dudo ya que necesitaron que yo les ofreciera de forma gratuita transporte... 

Naomi: ¿Alguna vez te han dicho que eres algo pesado para expre...? (Quiere terminar su frase, pero Lazarus concluye la suya primero) 


Lazarus: Les aconsejo no se dirijan a ese lugar. Víctor me ha contado muchas historias respecto a la manera en que su hermano administra ese lugar. Ninguna ha tenido comentarios alentadores.

Shirome: No te preocupes Lazarus, solo requiero contactar a los opositores del lugar y ellos nos ofrecerán cobijo como buenos partidarios de la justicia que son.  

Lazarus: ¿Entonces sabes como localizarlos?  

Shirome: En lo absoluto, pero la justicia me guiará a ellos.  

Naomi: ... 

Lazarus: ... Ejem... ¿Les molesta si sugiero un plan alternativo?  

Naomi: Por favor.

Lazarus: Síganme entonces. Lo bueno es que estamos cerca.  

Si bien el curandero tenía las mejores intenciones de apoyar a los dos viajeros que habían lograrlo sacar de su monótona rutina, lo cierto es que había cierto grado de egoísmo en sus acciones, puesto que había un asunto personal que necesitaba resolver antes de si quiera poder continuar. Tenía que saber de una vez por todas que había sido de su antigua vivienda y de los recuerdos que había dejado atrás en ella.




Varias miradas se posaban en los 2 monjes (Quizás por su indumentaria más ligera de lo que se suele ver allí y que era un deleite visual para ciertas personas), pero también en el curandero, cargando una concentración similar a cuando miran a alguien que les resulta de algún modo familiar, un fantasma de un pasado que bien y pudo haber sido un sueño o una ilusión. O al menos así las sentía él último heredero de la casa Kurom mientras caminaba por las calles en las que alguna vez se sintió tan cómodo saludando a los extraños como si fueran viejos amigos. Ahora solo un fantasma invisible a todos y que solo comprobaba que tanto habían cambiado las cosas en su ausencia.


Lazarus: Hmp... (Detiene el paso frente a una enorme casa de aparentes lujos pero ya algo desaliñada comparándolas con otras del sector).   

Naomi: ¿Por que nos detenemos? ¿Vive alguien aquí que pueda ayudarnos?

Lazarus: Es lo que pretendo averiguar.


Aunque era de los lugares más grandes y lujosos que tanto el monje como su estudiante habían atestiguado, también desprendía una esencia de soledad y abandono, además de cierto suspenso de que pudiera morar dentro de esos muros. Por su parte, Lazarus, muy por debajo de su rostro melancólico, una pequeña muestra de satisfacción por el estado actual de aquella mansión parecía iluminar en breves instantes sus ojos. Fue evidente luego de que tocara la puerta y nadie la respondiera, que una especie de alivio comenzaba a incrementar en su persona. Finalmente, luego de que de su bolsillo sacara una pequeña llave dorada y la introdujera en la cerradura, y dicha acción provocara un sonido de "click" al darle vuelta, supieron de que se trataba todo.   

Lazarus: Ufff... "Está tal y como la dejé. Supongo no estaba listo para ver que alguien más ocupara este lugar" Adelante, les doy la bienvenida a la casa Kurom.

Lost Painting

Shirome entró agradecido a la residencia de inmediato, seguido de Naomi quien se veía un tanto abrumada por lo enorme que era para ella aquel lugar. El aire estaba algo enrarecido y parecía haber una gran cantidad de polvo y telarañas producto de un largo abandono. De hecho, si no fuera por que hacía solo pocos días se habían detenido en Unukalhai, se opondría bastante a la idea de dormir en un lugar que es más territorio de arácnidos que de hombres. Actualmente podía tolerarlo aún si no estaba cómoda con la idea.    

Shirome: Así que solías vivir aquí...   

Lazarus: Así es... Reconozco que se ve algo tétrico ahora, pero me encargaré de limpiar lo más posible. Comenzando con las habitaciones para que tengan donde pasar la noche.

Shirome: Excelente. Espero no estemos siendo una carga para ti Lazarus, pero enserio agradecemos el apoyo.  


Lazarus: Al contrario, es en cierto modo agradable para mi poder volver aquí... con personas...  

Naomi: ... Supongo que podríamos ayudarte a limpiar. Igual y este podría ser un buen lugar para mantenernos refugiados mientras contactamos a la oposición, o a los mismos elegidos inclusive "Y con suerte pueda encontrarlo luego de tanto tiempo..."

Shirome: Suena bien. Pueden limpiar nuestra nueva base secreta temporal mientras yo limpio las calles de injus... 

Naomi: No, no irás solo Shirome. Ya no hablamos solo de marinos, inquisidores o revenants, sino de los mismos demonios.

Lazarus: Una vez más quisiera solicitar su paciencia. Se que su misión es importante, pero sin una buena coordinación, estamos condenados a andar por mal camino, independientemente que tan preparado crea estar uno por su cuenta...  

Si bien el apoyo de Lázarus era algo con lo que el lobo de Valaflam no contaba y que realmente le venía bien a su encomienda, su actitud precavida lo hacía sentirse un tanto limitado. Pero bastaba una mirada a sus brazos para darse cuenta que la prudencia no estaba de más. Aún así, su misión era clara. Debía encontrar a los legionarios y juntos poner fin a la maldad de Bynquisterr. Y la única forma de localizarlos... era saliendo a buscarlos por la noche.   

_________________________________________________________________________________________________

Estructura de la mansión Kurom:
-Lobby principal (Primer piso).
-4 baños. (2 en planta baja y 2 en segundo piso. Solo los de abajo tienen ducha).
-Cocina (Primer piso).
-Comedor (Primer piso)
-Sala de estar (Primer piso).
-Librería (Segundo piso).
-Cuarto de Lazarus (Segundo piso).
-Cuarto de Adbleck (Segundo piso).
-Observatorio (Tercer piso).
-Cuarto de Goguro (Tercer piso).

Lazarus Kurom: Curandero perteneciente a la renombrada pero ya olvidada casa de cazadores Kurom, la cual se mantuvo siempre exclusiva a miembros directos de la familia pero por su versatilidad y disposición para trabajar en conjunto con otras familias de cazadores, ganándose la estima de varias personas en la región. Tras la muerte de su padre y hermano, Lazarus se retiró a Ozden donde mantuvo una vida tranquila siguiendo su nueva rutina como asistente de Víctor Danzas, pero los sentimientos de rencor, tristeza y culpa jamás se fueron, solo se embotellaron en lo más profundo de su ser.
Pese a su carácter pasivo y su a veces no tan sutil de recalcar aquello que lo molesta, es una persona noble y bondadosa que quiere ayudar a las personas a mantenerse a salvo de los horrores que el mismo ha atestiguado o peor aún, sufrido él mismo.


Equipment:
-Old Kurom Robe.
-Kurom's  Vestment.
-Holy Circlet: Diádema que permite al usuario utilizar menos prana para realizar habilidades curativas.  
Skills:
-Heal.
-Magnificat (Ragnarok): Incrementa la regeneración de vitalidad y prana natural del usuario, provocando que el tiempo que tome recuperar sus fuerzas de modo natural disminuya. El tiempo para que se recuperen penalizaciones y cooldowns de habilidades fuera de combate disminuye en proporción al resultado de la técnica multiplicado por 1 hora.  
-Libra (Final Fantasy): Permite al usuario obtener información general del adversario, así como conocimiento adelantado de algunas de sus habilidades así como fuerzas y resistencias.
-Sacred Oath (Dark souls): El usuario o un aliado recibe un incremento de fuerza y absorción de daño durante 60 segundos.
-Elder Woods (Golden sun): El usuario invoca temporalmente a los espíritus del bosque para hacer aparecer árboles y plantas temporalmente en el campo de batalla, las cuales liberan una energía que sana a múltiples aliados a la vez (máximo 4).
-Dazzling Light (Darkest dungeon): El usuario invoca una intensa luz cegadora por sobre encima de un enemigo, además de iluminar momentáneamente el área en la que se encuentren si esta se encontrara oscurecida. Esta habilidad no puede hacer daño crítico, pero en una tirada de 10 o mayor, puede detener el turno de un enemigo con turno.
-Divine Stimga (Tree of Savior): El usuario hace aparecer una marca sagrada en un enemigo provocándole un terrible escozor durante unos instantes, antes de que esta aparentemente desaparezca, pero lo cierto es que permanecerá en el interior del enemigo indefinidamente. La unidad que elimine al enemigo marcado con Divine Stigma, obtendrá un bonus de +2 y podrá remover el cooldown de una skill que no sea MA para la siguiente batalla. El bonus dura el resultado de la tirada de Divine Stigma dividido entre 2.

-??? (Final Fantasy): ???


Última edición por Celtic el Lun Jul 10, 2017 12:54 am, editado 1 vez

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Lun Jul 10, 2017 12:15 am

Legión de Ankh





Kill Them All


Era en los tiempos en que su vestimenta consistía de un gastado chaleco de cuero y sus confiables pantalones cafés, en el cinto, su mandoble colgaba desnuda repiqueteando en cada paso porque chocaba con la protección metálica en sus muslos. Ese sonido le gustaba a Karius. Igual de alto, pero de músculos menos prominentes. Era los tiempos en que Karius entraba en la adultez, y cuando recién comenzaba a trazar lo que sería su futuro. Pero en Bynquisterr, tu futuro muchas veces no se encuentra en tus manos, a veces algunos seres la toman en sus garras y les dan un giro que nunca esperaste.

El firmamento averdolado se encontraba con las manchas azules invasoras de la noche. Las personas al finalizar el atardecer cerraban sus puertas y se escondían en las gruesas paredes de sus mansiones y casas, sabiendo de la desidia de los demonios de atravesar paredes para buscar presas, sólo iban por aquellos tontos que aún se encontraban afuera.

Y aún así, la llegada del anochecer resultaba agradable para los jóvenes intrépidos cómo él, podía caminar sosegado de vuelta a su casa mientras las calles se vaciaban. Los demonios no salían hasta más noche. Se iba alejando del centro, caminando en medio de los edificios y casas altas que pintadas de sombras conforme la luna se iba levantando. Veía uno que otro encargado de encender las lamparas de aceite de la ciudad. Un trabajo de alto riesgo en Mehruntosh porque usualmente terminabas fuera de tu casa a altas horas de la noche si no te apresurabas a encender las lamparas de tu zona.


Su historia comenzó como la de muchos otros. Su cuerpo repitiendo que era imposible. Una manada de personas profiriendo agudos gritos y corriendo desde una dirección. Y cómo era típico, esa dirección solía provenir de un lugar conocido.

Era imposible. Un demonio atacando tan temprano. Pero lo que verdaderamente era un evento improbable la ilusión lo escondía con algo imposible.

Sintió la sangre corriendo helada en su interior. Y se apresuro a correr en sentido contrario a la demás gente. En su marcha vio caras familiares de vecinos rápido entrando a sus casas o escaparse por algunos callejones. La mayoría llevaba huellas de sangre en su cara o en sus ropas.

Los trozos de cuerpos formaban una fila hacia la criatura.

Una figura de 3 metros y medio de alto color azabache y cara aplastada con largas orejas. Su piel parecía dura, como una armadura natural. Y sus brazos, esos eran casi tan grandes cómo él con garras de las cuales goteaban sangre. Sus ojos amarillos eran cómo los de un insecto cuando sus dos manos tomaban a su madre de los dos extremos y con gran fuerza la partía a la mitad mientras el demonio se bañaba con su sangre.


Su mano instintivamente tomo la espada. El caer de la sangre es un eco fantasmal que se queda ahí por mucho tiempo.





Se habían agazapado todos para cubrir a los pocos niños que les quedaban. Algunos habían despertado solo para encontrarse con la sorpresa que los dejo mudos de una figura condenadamente enorme alejándose del lugar, cada paso levantando polvo y sacudiendo el suelo.

Algunos de los legionarios maldicieron, otros miraban aliviados cómo las siluetas voladoras pegadas en las nubes iban en una dirección totalmente diferente a su ubicación. Xavier suspiro de alivio, dando gracias a la Diosa por la suerte.

La calma se sentía a forma de una brisa fría que transportaba neblinas. La luz azul de la noche iluminaba el horadado sitio por las pisadas del lagarto y el silencio nocturno de Mehruntosh volvía, llevandose al olvido el sonido del choque de espadas. Los legionarios de Ankh pasaron a comprobar el estado de ellos y de los niños, algunos asustados por las fantasmagóricas armaduras de ellos. Su conversación que sonaba como una voz única y lejana volvió.


Legión de Ankh:
¿Eso fue... Un demonio lagarto?

Lo dudo mucho. No se sentía cómo tal.

Estuvimos así de cerca de atraer a los segadores.

Y también así de cerca de darle una tunda a esos bravucones, vaya manera de escapar.


Xabriel con un gesto contemplativo bajo el disfraz de legionario contemplaba a sus hombres. Sabía que dos de ellos no habían regresado en toda la noche y que probablemente no los volvería a ver. No iba a mencionar inmediatamente eso, quería que sus hombres disfrutaran el no salir tan mal librados de una situación así. Con su voz autoritaria dijo que podían dar el día por terminado, aunque necesitaba de algunos voluntarios que estuvieran dispuestos a resguardar a los niños toda la noche hasta que amaneciera y pudieran ser llevados a su casa. Algunos hombres levantaron las manos, otros simplemente tomaron de las manos a los asustados niños y fueron a discutir con él los detalles de en que sitio podían mantenerlos a salvo.

Volverían a la base y sólo confrontarían a aquellos demonios que se encontraran en el camino. Sus hombres fueron encaminándose, algunos con movimientos atolondrados y adoloridos. Se iban yendo mientras él los contemplaba, y cuando los últimos ya también emprendieron marcha aprovecho el momento para acercarse al segundo al mando. (Aún pese a todos vestir igual, Xavier podía distinguir a cada uno de ellos.)



Xavier: Nos provocaste una pelea, muchacho. *Pone su mano la hombrera de Karius.*

Karius: Sabes que no iban a entregar a todos los niños viejin. *Lo último lo decía con algo de cariño, no tratando de insultar. Xavier asienta.* Llevamos unos cuantos días con la caza siendo exigua, los muchachos se empiezan a desmotivar y una victoria hoy aunque sea con unos pandilleros podría encender el animo.

Xavier: Quizás debamos mandarlos a disfrutar del Festival de la luz, un día de descanso. *Sabía que Karius alzaba una ceja, y luego comenzó a reirse.* Los demonios temibles parecen mantenerse al margen y los importantes de la inquisición no se aparecen más que en eventos muy públicos... Pero a partir de hoy tenemos algo más importante en que concentrarnos.

Karius: Ojalá tuvieras esa iniciativa todos los días.

Xavier: *Le permitía rayar en la impertinencia a veces. Así era él.* Vamos Karius, tus deseos de empezar con cosas más grandes se vio realizado.

Karius: Hum...

Xavier: Te voy a necesitar para lo que viene. A todos.



_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1365
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Resh_69 el Lun Jul 10, 2017 3:28 am

Meruntosh Streets


Las calles de Meruntosh siempre bulliciosas por donde se le pudieran ver, eran el símbolo de la abundancia para la región de Bynquisterr pues yace adornada con estructuras arquitectónicas dignas de una gran nación, culturalmente no había nada que se le pareciera en todo Brennevin, y artísticamente estaba tan avanzada que incluso los edificios más tecnológicos de Vygor solo podían aspirar a ser la sombra de estas edificaciones. El gran reloj del parlamento, La torre de Meruntosh, El palacio de Buckingham, La Abadía de Westminster y por supuesto, el Parlamento de Meruntosh, no son más que partes de un legado que su gente ha dejado para esta región, la cual a pesar de los constantes ataques demoníacos, la creciente corrupción de la elite y el sofocante intervencionismo de la inquisición ha logrado mantenerse en pie.

Brunilda: ¿Ahora a quien iremos a ver? -Dice mientras mira a través de la ventana del carruaje-

Logarius: Con alguien que seguramente aceptara con gran animo nuestra propuesta -Sonríe-

Brunilda: ¿Conozco a esa persona?

Logarius: Por supuesto, solo espero que la encontremos en sus aposentos.

Brunilda: Creo que ya me doy una idea de quién es.

Mientras que Brunilda disfrutaba de la placida vista de las calles a través de su ventana, se podía ver cómo las personas de esta gran urbe se movían con gran prisa de un lado a otro, ya fuesen personas de la nobleza que manejaban los distintos distritos comerciales o los ciudadanos quienes compraban todo aquello que necesitaban para sobrevivir, como comida y vestimentas. Para la bruja ciertamente era mucha vida la que se reflejaba en las calles, pues ni si quiera Rasheet el cual era la "ciudad" más poblada de Unukalhai se le podía comparar a Meruntosh.

Brunilda: ¿Es normal que siempre haya tanta gente en el día?

Logarius: ¿Se te hace que es mucha? -Se fija por la ventana- Créeme, esto no es nada comparado con los días más movidos de esta ciudad.

Brunilda: Ya estoy sintiendo ansiedad de solo ver a tantas personas...

Logarius: No te preocupes, que solo es durante el día, además... -Se detiene lentamente la carreta- Ya llegamos a nuestro destino.

Brunilda: ¿Esta es...?

La bruja y el cazador bajaron de la carreta, y ante ellos se encontraba un pequeño edificio algo desatendido, pues tenía algunas partes del portón tiradas y una que otra ventana floja, mientras que algunas de las paredes tenían signos de que fueron objeto de ataques de demonios y guadañas. Ciertamente era un lugar un poco más desdichado que el de los Nightwings, sin embargo, para Logarius este lugar lleva consigo a una persona muy estimada por lo que no le importaba la apariencia del lugar.




¡Hoy se están mirando algo lentos!

*SMAAAAAASH*

Brunilda: Esa es la voz de...

¡P-por favor señorita Federika no me arroje tan fuerte!

El fuerte sonido de algo siendo arrojado se podía escuchar dentro de aquella casa, la cual se trataba del lugar donde yacía el clan de cazadores al que pertenecía la vieja conocida de Logarius, se trataba de más ni menos que de Federika quien después de la muerte de su padre y de perder todo en su vida encontró en este lugar un hogar que la recibió a ella y a su madre, y quien seguramente estaría encantada de ayudar a los espiritistas en su misión contra los inquisidores.

Federika: ¿Tan rápido se dan por vencido? -Dice vestida con un traje de entrenamiento-




Cazador: N-no es que nos demos por vencido, es que realmente te has vuelto muy fuerte Federika...

Federika: Ahora que lo mencionas, últimamente siento que mis fuerzas son aun mayores ¿Supongo que es lo que le sucede a uno cuando entrena todos los días?

Logarius: Excelente entrenamiento -Comienza aplaudir al ver la escena- Siempre me ha agradado tu estilo de combate, Federika.

Federika: ¡Logarius! -Dice con un tono de felicidad-

Brunilda: Hola Federika -Le sonríe a la rubia-

Federika: ¡Tu también Brunilda! -Se acerca y los saluda-

Cazadores: ¡Es el señor Logarius! -Comienzan a saludarlo de lejos-

Logarius: ¡gracias por sus saludos mis camaradas cazadores! -Les regresa el saludo-

Brunilda:...

Federika: ¿Y ese milagro que vienen para mis rumbos? Se me hace raro verte visitando los aposentos del clan, Logarius.




Logarius: De hecho, venimos a darte una noticia que probablemente te ponga muy feliz -Le agarra el hombro a su sobrina en señal-

Federika: ¿Huh?

Brunilda: Yo y mis compañeros planeamos destruir la influencia de la inquisición, pero para ello necesitaremos la ayuda de los cazadores de esta ciu-

Federika: Acepto -Sonríe presumidamente-

Brunilda: Vaya eso fue... Rápido.

Federika: No necesitas decirme nada más, con el simple hecho de decir que planeas acabar con la influencia de esos bastardos es más que suficiente para que yo te pueda brindar mi ayuda -Se voltea con los otros cazadores- ¿No es así chicos?

Cazadores: ¡Si! -Gritan muy animados-

Logarius: Sabia que nos brindarías tu fuerza, después de todo tienes cuentas que cobrarles a esos desgraciados.

Federika: Oh no sabes cuantas ganas tengo de hacerlo -Se truena sus puños- sabes Brunilda.

Brunilda: ¿Huh?

Federika: Siempre tuve un buen presentimiento hacia ti, el hecho que aparecieras de repente en la vida de tu familia paterna quienes pensaban que estabas muerta y les brindaras una vez más la esperanza que habían perdido me hizo darme cuenta de que las cosas estaban por mejoras -Se acerca y abraza a la bruja- ¡Mi fuerza será tuya en esta próxima pelea!




Brunilda: Gracias por aceptar Federika -Sonríe- Yo y mis compañeros nos encargaremos de erradicar de una vez por todas con el mal que la inquisición trae a estas tierras, por lo que cuando llegue el momento lo sabrás.

Federika: Lo estaré esperando con ansias.

Logarius: Muy bien, hora de partir que aún nos faltan reclutar más aliados -Le da una palmada a la bruja-

Brunilda: Claro tío.

Tras haber reclutado la ayuda de Federika y sus compañeros cazadores, los 2 parientes tomaron camino de nueva cuenta hacia la carroza quien los esperaba justo afuera del edificio, tras abordar su transporte los 2 familiares se dispusieron a continuar con su meta por reclutar a más personas en su misión por acabar con la influencia de la inquisición.

Brunilda: ¿Ahora adonde iremos? -Pregunta un tanto curiosa-

Logarius: Tenia pensando ir directamente al gremio principal donde todos los cazadores se reúnen para buscar misiones que llevar acabo -Saca un pequeño mapa- sin embargo un cierto grupo de personas que sin lugar a dudas nos podrían prestar su ayuda -Abre una pequeña ventanilla y le dirige la palabra al conductor- llévanos a la catedral de Rem... O lo poco que quede de él.

Conductor: ¡Enseguida amo Logarius!

Brunilda: ¿Catedral?




La bruja preguntaba curiosa sobre aquello que había escuchado mientras que el carruaje tomaba su camino, perpleja por el hecho de saber que existían otras estructuras que hacían reverencia a la imagen de Rem aparte de los templos a los que ellos usualmente llegaban, pero sobre todo se preguntaba que clase de persona había en ese lugar y cuya fuerza podía prestar a los elegidos ante la misión que deben de llevar en esta región.

Logarius: Hace mucho tiempo antes de que los inquisidores tomaran el control de esta región, la imagen de Rem era reverenciada como un símbolo de lo bendito, usado sobre todo en contra de los demonios que acechan este lugar sin embargo -Pausa por unos momentos- al caer Bynquisterr en sus manos los inquisidores rápidamente se deshicieron de todo símbolo de la diosa y con ello de su influencia en la gente de este lugar, solo algunos vestigios de su religión quedan en Meruntosh, entre ellos el lugar que iremos a visitar.

Brunilda: No me sorprende, después de todo esa fue una de las principales razones por la que Rem nos eligió -Se mira sus manos- para que nosotros seamos sus soldados en contra de quienes buscan acabar con ella.

Logarius: Por lo mismo aún hay personas que no quieren perder su fe por Rem, por lo que aún se aferran a las pocas imágenes que veneración que quedan de ella en este lugar.

Tras pasar unos momentos de platica, el carruaje lentamente comenzó a detenerse y con ello el conductor que los guiaba les hizo saber que ya habían llegado al destino que le habían encomendado, una vieja catedral un poco descuidada y cuya fachada hacía notar que había sido víctima de asaltos, quitando todo símbolo que pudiera representar a Rem.


Church on the Hill


Logarius: Llegamos... -Baja del carruaje junto con su sobrina-




Brunilda: Increíble que aun con mucha de su fachada dañada este lugar emane la esencia de Rem -Comienza a caminar junto con su tío-

Logarius: Entremos...

Tras pasar el gran portón, el rubio y la pelinegra se acercaron a las grandes puertas de madera de la "catedral" las cuales yacían entre abiertas por lo que solo basto un pequeño empujón por parte del cazador para que estas se abrieran y dejaran con ello ver la humilde morada de la diosa, la cual yacía un poco descuidado y vació, pues solo se podía ver la figura de una persona en lo más lejano de la entrada, con solo un asistente rezando cerca de una de las bancas de esta catedral.

????: Bienvenidos a la morada de la diosa Rem -Dice mientras prende algunas velas- En la casa de nuestra diosa siempre hay lugar para sus hijos e hijas que buscan su salvaguarda -Se comienza a voltear- Pues Rem es misericordiosa.




La persona se trataba de ni más ni menos que de un sacerdote, alguien que consagra su vida hacia Rem y que tiene como tarea dirigir los ritos religiosos y ofrecer los sacrificios a la divinidad de la diosa. Vestido con unas ropas que representaban su devoción hacia la diosa, así como un crucifijo que adornaba su cuello, la figura de este hombre era alta y llevaba consigo una voz calmada y grave que ciertamente hacia calmar los oídos de las personas.

Logarius: Gracias por recibirnos, Padre Aloisius -Se mira como el sacerdote se acerca a ellos-

Brunilda:... -Solo se queda callada observando al hombre-

Aloisius: Puede que hayan pasado años, pero aun conservas tu imagen tan pulcra, con tu traje blanco e impecable así como tu resplandeciente cabello rubio -Termina de acercarse- Logarius ¿Cuantos años han pasado desde la última vez que nos vimos?




Logarius: Probablemente 12 años, desde que fue el sepulcro y entierro de mi hermano y su familia... -Dice con una voz algo quebrada-

Brunilda: Entierro... -exclama en voz baja-

Aloisius: Vaya que a pasado el tiempo -Voltea hacia la bruja- ¿Y esta señorita quién es? ¿Una de tus hijas?

Logarius: Es mi sobrina Brunilda, hija de mi hermano Howard.

Aloisius:... -Solo se le queda viendo a Logarius con un semblante amable- No se aceptan devoluciones después de pasado 1 año desde el funeral.

Logarius: No te preocupes Aloisius no vine a cobrarte por el entierro que les diste a mi hermano y su familia, pero como puedes ver no perdimos a todos como lo habíamos pensado -Toma a Brunilda del hombro- el recuerdo de mi hermano aún vive en su hija aun después de estos años.

Brunilda: ¿Pero cómo nos pudo haber enterrado si mis padres nunca salieron de Unukalhai?




Logarius: Tu abuelo quiso que les diéramos un sepulcro espiritual, aun sin sus cuerpos quería al menos que existiera algo en memoria de ustedes...

Aloisius: Ustedes no son los más creyentes de Rem, sin embargo en esa ocasión el señor Theodore me encargo llevar acabo el funeral y el entierro, aunque en ese entonces no era más que apenas un cura.

Brunilda: Ya veo... ¿Y dónde se encuentran esas tumbas?

Logarius: Se encuentras cerca de la casa, Brunilda -Comienza a dirigirse hacia el padre- te prometo que te llevare después de esto, sin embargo antes tengo algo que hablar con la persona que se encuentra en las bancas de este sagrado lugar.

Aloisius: Ah ya veo, vienes a buscarlo -Le da el paso hacia el interior de la iglesia- y yo que ya me estaba preguntando el porqué de tu visita... Pasen, están la casa de la diosa.

Lentamente la bruja y el cazador caminaron hacia donde se encontraba una sola persona en aquel sagrado lugar, hincado sobre las butacas de madera, sosteniéndose de una espada y agarrando en su mano un bello rosario con la imagen de la cruz de Rem. Parecía como si se encontrara llevando alguna clase de oración hacia la diosa.

Cruzado: Mater Noster, qui es in caelis -Reza mientras sostiene su espada- sanctificétur nomen Tuum




Cruzado: Adveniat Regnum Tuum -Su voz comienza a escucharse un poco mas- fiat volúntas tua, sicut in caelo et in terra.

Logarius y Brunilda:.... -Solo se quedan viendo el rezo del hombre-

Cruzado: Panem nostrum cotidiánum da nobis hódie, et dimitte nobis débita nostra -Una aura blanca de prana comienza a rodearlo- sicut et nos dimittímus debitóribus nostris; et ne nos indúcas in tentationem, sed libera nos a malo... AMEN -Comienza a levantarse lentamente y mira hacia el rubio y la bruja- Que Rem este con ustedes y con su espíritu.


March of the Templars


Logarius: Cruzado, sé que pocas han sido las veces que nos hemos encontrado y que no somos las personas más unidas del mundo sin embargo hoy vengo a pedir tu ayuda, no como cazador de Bynquisterr sino como hijo de Rem que busca llevar su palabra hacia aquellos que lo necesitan.

Cruzado: Esas son palabras fuertes Logarius, pero el hecho de que hayas venido a buscarme habla mucho sobre lo que quieres pedirme ¿Cuál es tu petición mi buen prójimo?

Logarius: Brinda tu fuerza para deshacernos de una vez por todas de la influencia de la inquisición en estas tierras...

Aloisius:... -Se queda escuchando en la distancia-

Brunilda: Por favor señor Cruzado, yo soy parte de los elegidos de Rem, fuimos escogidos para oponernos a la fuerza de los inquisidores que buscan acabar con toda influencia de Rem... -Hace una reverencia ante el caballero teutónico- llevaremos a cabo un gran asalto contra el castillo del pilar, pero para ello necesitamos la fuerza de la gente buena de Bynquisterr.

Cruzado:... -Se queda callado unos momentos tras escuchar la petición de la bruja- Hmm

Brunilda:... -Solo se queda en espera de su respuesta-

Cruzado: Señora nuestra que estas en los cielos -Se inca por unos momentos- ¿Esa es la petición que buscas de mí? oh noble pastora, dame una señal para saber que en efecto este es el deber que nosotros tus siervos debemos de llevar acabo.




Sorprendentemente el rosario que llevaba el hombre en armadura comenzó a brillar con una tenue luz verde, y de ella se podía sentir un extraño sentimiento de paz, el cual para Brunilda era muy familiar pues es la sensación que Rem hacía sentir a las personas dentro de su templo, denotando con ello que la débil presencia de la diosa se había hecho presente por unos momentos en este lugar.

Brunilda: ¿Y bien?

Cruzado: La diosa misericordiosa ha hablado -Se levanta y pone su espada frente a el- es designio de Rem que he de prestar mi espada para esta encomienda -Dice en un tono decidido- es hora de liberar a nuestra señora del yugo que estos herejes ejercen sobre ella, de igual modo ya estaba hartado de que estos paganos siempre me mirasen con ojos de odio por llevar el nombre de mi diosa en alto.

Aloisius: No es que busque entrometerme en su charla ¿Pero realmente tienen pensado asaltar el castillo del que no puede ser nombrado?

Brunilda: En pocas palabras, si... Soy una de los elegidos de Rem y es nuestra tarea liberar a todo Brennevin del mal que los inquisidores han traído consigo.

Logarius: No me digas que también planeas unirte a la causa.

Aloisius: Si con eso podremos volver a llevar la palabra de Rem libremente por todo Bynquisterr sin que seamos víctimas de acoso y violencia, entonces no me queda más que brindarles mi ayuda -Saca un par de cuchillas de su mano- ¿Dígame, usted que piensa sacerdotisa Magdalena?




De repente todos voltearon hacia donde se encontraba el órgano de aquel lugar, siendo tocado por lo que parecía ser una bella mujer de cabellos blancos y de ojos color de oro, llevando consigo de igual manera el uniforme que todos los sirvientes de la diosa llevan en aquellas iglesias de la figura divina. La mujer volteo hacia Brunilda y Logarius, tras haber escuchado lo que aquellos habían mencionado.

Magdalena: Es nuestro deber como los hijos de Rem de llevar acabo la obra de nuestra señora -Se levanta y un gran prana comienza a salir de ella- esta tierra ya a sufrido demasiado el acoso de estas personas, por lo que esta iglesia o lo poco que queda de ella les brindara su ayuda aquellos que fueron elegidos por nuestra señora santa.




Reclutados:
-Nightwings
-Federika and his pussycats
-Los Cruzados de Rem

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4838
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26
Localización : República Socialista de México

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Lun Jul 10, 2017 1:26 pm

Recita esta frase tres veces en tu mente

hīrō kenzan

hīrō kenzan

HĪRŌ KENZAN

¡Si lo haces, iré a ti!





The Leaf


Su cara estaba remojada y de su rubia barba brotaba abundante jabón, el espejo el cual reflejaba de su pecho hacia arriba estaba empañado. Incluso con las capas de polvo que había en estantes y tinas, el baño de la familia de Lazarus no estaba nada mal si se le comparaba con su estadía en Unulkulahai. Aún cuando se había acostumbrado al sudor y la suciedad en Valaflam, retirarse esa capa de suciedad en su piel fue agradable.

Los azulejos eran rojos y habían amplios detalles dorados en todas las cosas. incluso el marco del espejo que usaba seguía intrincadas formas. Los viejos vendajes fueron abandonados en un bote de basura y sus manos desnudas tenían pliegos de piel rojizos y se movían temblando. Tomo con parsimonia la navaja que estaba a su lado y trémula se la fue acercando al cuello.


Shirome: No me traiciones ahorita, manos. *Levanta la barbilla.*


Sus ojos azules veían en el espejo la disparidad de lo que realmente deseaba, a dónde quería dirigir sus manos con lo que realmente quería. Vio cómo la hoja pasaba inconsistentemente por los lugares dónde quería rasurar y por más que ordenaba a sus manos no temblar, estas no dejaban de agitarse. Despejo su mente de la ansiedad que brotaba subrepticiamente, no debía desesperar hasta qué...

Shirome: *La navaja pasa por el pomulo dejando un corte en él.* ¡Ah!

Lazarus: *Desde el otro lado* ¿Se encuentra bien, Shirome?

Shirome: *Toma torpemente agua mientras acerca su rostro al lavabo para limpiarse.* ¡Si! ¡Todo bien! ¡Quiza sólo me tarde un poco más aquí. *Alza el rostro, se contempla en el espejo y decidido vuelve a emprender la batalla con la navaja.*




Paredes amplias, macetas suntuosas, jirones de la tapicería cayendo y un apagado brillo de lo poco que quedaba de la majestuosidad de una prestigiosa casa en la antigüedad. Naomi mientras limpiaba pensaba en lo distinto que era la vida de los Amaguenses comparada de los Bynquisterrenses. Se le antojo la casa más ostentosa que la misma fortaleza, e incluso los señores feudales no tenían tantos adornos...

Aunque hoy en día los adornos eran telarañas y polvos. Una suciedad que conforme el atardecer iba terminando, hacia que el interior se viera muchísimo más oscuro. En cuestión de una hora, ella sola había limpiado gran parte del primer piso mientras Lazarus se encargaba de los pisos de arriba, su ritmo era el mejor. Shirome era incapaz de sostener cualquier cosa para ayudar.


Naomi: Mmm *Lazarus estaba muy silencioso arriba y Shirome se había tardado demasiado en el baño. Quedarse sola ahí le causaba un poco de inquietud.* Quien hubiese dicho que esta técnica también sirviese para aspirar. *Sus manos estaban cubiertos de dos tornados, con ellos barría las paredes y aspiraba el polvo que las cubría. Se fue acercando a algunos recuadros.* La familia de Lazarus... Se ve bastante niño en estas pinturas. Mmm, un hombre mayor... Otro jovén... *Suspira.* No dudo porque abandono este lugar.

Desde el otro lado del recinto escucho una puerta abrirse seguida de vapor saliendo a borbotones. Ya era hora. Escucho los seguros pasos del monje y una exclamación de alivio. Luego un grito hacia ella.

Shirome: ¿Y bien? ¿Cómo me veo? *Mueve el rostro para posar con su mano sobre la barbilla. En sus cachetes había uno que otro corte y llevaba muy mal recortada la barba, pues en algunas partes aún se notaban pequeños pero notables vellos rubios.* No entiendo cómo alguien cómo él podría llevar una barba tan grande.


Naomi: ¿Quién?... Eh... Creo que hará falta que vuelvas al baño despues. *Shirome rie.* Pero no te preocupes, yo te ayudare la siguiente vez.

Shirome: No, no, eso no será necesario. Tenemos muchas cosas diferentes en que preocuparnos, tenemos que pasar la navaja de la justicia en las barbas de esta ciudad para eliminarla de ese vello que es la maldad.

Naomi: ... *Apunta el tornado en sus brazos cubierto de polvo hacia un montículo dónde iba reuniendo todo esto.* Ey.

Lazarus: Las habitaciones de arriba están listas. *Dice mientras aparece bajando las escaleras. Llevaba un mandil y una bandana que ataba su cabello, sus manos guantes y cargaba de un limpiapolvos. Pese a su aspecto risible, su cara volvió algo más melancólica.* Veo que todo este primer piso también se encuentra limpio, muchas gracias Naomi por el arduo trabajo. Arriba sólo falta la librería y el observatorio, aunque no siento sea necesario para nuestros propósitos.


Naomi: No te preocupes, yo podría encargarme de esos dos lugares. *Dice mientras el aire se arremolinaba en sus brazos.*

Lazarus: En su caso, Shirome, puede tomar en las habitaciones ropas si es que llega a necesitar y se ajustan a usted. Para mí ya no son... Necesarias.

Shirome: *Notando lo mohíno de Lazarus, se fue acercando hacía él. Su cuerpo aún conservaba la calidez del baño.* Gracias por todo esto, Lazarus. No tengo duda de que nuestro encuentro fue guiado por algo mayor, para que juntos nos encaminemos hacia el traer Justicia a este nido de maldad y demonios.

Lazarus: Bendita sea Rem.

La armadura psicológica de Lazarus a veces era demasiado grande. Y ni la sonrisa y muestra de afecto más grande del Lobo podía sacarlo a veces de sus melancólicas cavilaciones. Bueno, quizá tampoco debía intentar animar a alguien cuando sólo llevaba una toalla como vestimenta. Shirome se quedo unos segundos con la mano sobre el hombro de Lazarus, hasta que este le indico dónde quedaba la habitación que podía usar para cambiarse.

Shirome: Iré a vestirme. Esperare a que se encuentren listos para salir, lamento no poder ayudarlos con la limpia. *Shirome pasó la vista por toda la mansión. Ni por más que fuera limpiada regresaría a lo que era antes. ¿Igual que el curandero?* Somos tus invitados, hombre, estamos a tus ordenes.


_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1365
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Lun Jul 10, 2017 4:19 pm

Forest


Su silente avance por el oscuro bosque solo es evidenciado por el suave sonido de sus pasos romper las ojas secas bajo sus pies y el rítmico sonido del metal de sus armas golpear entre sí, cuando su Katana en su cinto golpea la lanza en su espalda. La temperatura del bosque en la noche le resulta fría, y sin embargo no muy diferente al clima de su tierra. Estos factores crean una extraña atmósfera, haciéndola sentir lo suficientemente cómoda para no desesperar, pero la diferencia haciéndole mantener la guardia necesaria para cruzar este bosque por la noche.

Cada paso trata de recordar las palabras que la diosa le dio antes de partir. No, las palabras que Keith le dejó. ¿Una advertencia? ¿Una petición? No era necesaria. Esta vez, marchaba por estos caminos por voluntad propia, con determinación a lograr un objetivo. Una mezcla de sentido del propósito y necesidad de hacer algo que según ella debió haber hecho hace tanto. Su voluntad era débil, siempre lo había sido, al menos de acuerdo a ella, pero nunca antes había sentido esta necesidad, esta definición tan grande en su propósito. Y mientras hablaba consigo misma en silencio a cada paso, se repetía lo mismo. Tenía no uno, si no dos objetivos, algo que previo a su regreso a Amagi nunca habría podido decir.

Con los ojos cerrados, su mente divaga una y otra vez a esos recuerdos. Esas palabras que la guiaron a este camino.
A few hours Ago escribió: Ruumi:
Rem, vengo ante usted con dudas en mi mente, pero con el corazón decidido... solo requiero respuestas para tomar dirección... he de saber si lo que Seigaku Taisuke me ha revelado es verdad.

Rem:
Seigaku te ha hablado con la verdad. Todo lo que mencionó es cierto.

Ruumi:
... ¿Entonces el resto está en peligro...?

Rem:
Ruumi, como elegidos, han enfrentado muchas calamidades... esta es solo una más que estoy segura superarán. Pero pesa en tu corazón el saber lo que enfrentarán...

Ruumi:
... Vine aquí para proteger lo que deseo porque sentí que estaba alejada de la misión, que no tenía un motivo real para estar allí... lo que he visto aquí me ha hecho darme cuenta que no puedo lograr mi verdadera misión mientras los inquisidores sigan en el poder. Incluso si liberamos esta región, su poder aún oprime y causa dolor...


Ruumi:
Ahora veo lo que Keith quería que viera. Quiero mantenerlos seguros, pero además, quiero ver nuestra victoria. Tengo un motivo para luchar, ajeno a su seguridad. Una parte de mí quiere venganza... otra, quiere evitar que el dolor que sentí se propague todavía más... y la otra, quiere evitar que vuelva a sufrir eso jamás. Todo lo que quiero me señala a un punto... nuestra victoria sobre los inquisidores.

Los ojos de la diosa eran difíciles de leer, no porque no hablaran un mensaje conciso, si no porque su estatus hacía que uno no pudiera garantizar la fidelidad de su lectura. Si pudiera adivinar, Ruumi creía que en los ojos de la deidad había un gramo de admiración. Y tal vez así era... hablaba con completa decisión. Meditó cada uno de estos pensamientos en su traslado, repitiendo lo que diría una y otra vez. Nunca había sido la mejor oradora, pero por una vez, la idea de lo que tenía en mente era increíblemente clara al punto que ponerlo en palabras no se dificultó tras las horas del traslado entre el castillo, la fortaleza y el templo. Ahora mismo, solo enunciaba esos pensamientos como si fuese plegaria ante la diosa, quien respondió en un tono que podría interpretarse como orgulloso.
Rem:
Tienes la firmeza de tu padre, pero la emoción de tu madre... ciertamente te criaron bien.
Tal es tu deseo, tal es el deseo que Karee rezaba encontraras, tal como has dicho... Pero no peregrinaste hasta acá solo para decirme algo que ya has decidido.

Ruumi:
... Rem... tengo más dudas de las que mi habla puede expresar y que mi mente puede organizar... y sin embargo, solo hay una cosa más que deseo preguntar... ¿Podré algún día compararme con Nakano...?

Rem:
No deberías dudarlo. Una parte de ella vive en todo miembro de tu linaje, nunca olvides eso.

Ruumi:
Ya veo... en ese caso, no tengo más preguntas. Por favor lléveme a Bynquister.

Rem:
Antes de hacerlo debo advertirte algo... Karee pidió que te dejara un mensaje, la última vez que visitó el templo ayer.

Ruumi:
¿Karee...? ¿Ocurrió algo?

La diosa le contó sobre Abraxas. Cómo Karee había terminado en el templo tras su traición. Y al final, le explicó sobre la conclusión que el ladrón había llegado. Que en ella estaba el poder de salvar a su compañero y al verdadero elegido. La samurai, cansada de revelaciones por un día, no pudo si no reaccionar de manera molesta. Siempre supo que Abraxas no era de fiar, pero ahora estaba claro que era un bandido... y sin embargo, más le molestaba que hubiera deshecho de Alpha. No le reveló más que esto, que el ladrón le rezó comunicase tan pronto la Samurai viniera. ¿Acaso estaba seguro que en algún punto volvería al templo...?
Ruumi:
Ahora tengo todavía más motivos para ir... he informado de mi partida, Rem. Por favor, mándeme hacia Bynquister... Hice mis paces con mi tierra.

Rem asintió. Ruumi apretó con fuerza su mano en la que sostenía su espada... el ocaso se acercaba, y con él el final del día, pero eso no la detendría. Alzó la mirada para ver la luz del viaje. Su cuerpo se desvaneció de este templo para llevarle a su próximo destino. Un souvenir que recogió de su rápida parada en durandal colgando de su cinturón. Lo usaría después.

La luz anaranjada del ocaso entraba por los vitrales viejos y decolorados del templo, iluminando lo suficiente para que fueran divisibles las sutiles diferencias entre los dos templos. La samurai se levantó de su postura de plegaria y realizó una reverencia al altar, antes de darse media vuelta y dirigirse a la salida, deteniéndose en la puerta para mirar atrás... fue en este templo que se separó del resto la otra vez. Aquí fue el último lugar que vio a Renzo, Vincco, Salem, Abraxas... y posiblemente el último lugar donde vio a éste último como algo análogo a un aliado. Un suspiro un tanto nostálgico escapo su boca antes que se diera la vuelta y dejase atrás el templo.

Con la posición del sol determinó los puntos cardinales, recordó el mapa que examinó previo a su partida y comenzó a caminar camino a Ozden. Si tenía suerte, llegaría antes que la luz de la luna. Si no... bueno...

No por nada viajaba armada.



Tras pedir indicaciones, y varias advertencias de los locales de "no dirigirse al bosque en la noche" a las cuales estaba decidida a hacer caso omiso, comenzó su viaje hacia Mehruntosh, donde empezaría el verdadero desafío... encontrar a sus compañeros. Pero por ahora, apretaba fuertemente la espada enfundada, lista para usarla contra la primera cosa que saltase de las sombras. Extrañamente, su pulso era calmo... aún si estaba segura que estaba siendo observada. No miraba a sus alrededores, en cambio, agudizó el oído, diciéndose a sí misma que a estas horas, y en un lugar como es el bosque, no puede confiar en sus ojos. Los Spirits en su interior, específicamente el espíritu de la cazadora Ôka le aplaudían y a la vez repudiaban por su valentía y estupidez. Sabía que no pasaría la noche en paz...  pero no iba a detenerse por nada.

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Lun Jul 10, 2017 9:39 pm

Enchanted Forest

La senda de los temerarios. Un muy conocido tramo boscoso que separa el poblado de Ozden con la gran capital de Bynquisterr Mehruntosh. Si bien era un lugar que varios cazadores habían atravesado en más de una ocasión, en ninguna de ellas habían hecho algo tan imprudente como bajar la guardia o apresurarse a encontrar la salida sin vigilar sus propios pasos. Y aquellos que se niegan a ver que el exceso de confianza es un lento e insidioso asesino, no vuelven a ver el cielo fuera de una capa de espeso follaje.


Incluso los guerreros más experimentados saben que deben estar preparados para lo que sea, puesto que si bien aquel camino forestal separaba a los novatos de los verdaderos cazadores, esto era solo por su nivel de preparación y cautela, no por la fuerza habitual de los demonios que suelen asechar en aquel terreno, la cual varía desde lo insignificante a lo infernal.

???: Kikikiki...

Ruumi: ... (Voltea a los lados llevando su mano a la empuñadura de su katana)

Como si fuera una grotesca manera de jugar a la lotería, durante las noches en la senda de los temerarios todo era válido, cualquier tipo de adversario era capaz de aparecer en el momento más inesperado y, si tenía éxito y clamaba la cabeza de otro buen cazador como suya, era muy probable que el siguiente que se aventurara a la senda jamás se encontrara con aquella criatura, haciendo que se desvaneciera en la tierra del mito y el folclor, como algo que "quizás" pasó.  

???: Joven...

???: Suculenta...

???: Vulnerable...

¡¡¡SOLA!!!

Ruumi: ¡¡¡

La samurái se puso en guardia en el instante que 3 figuras sombrías emergían ya fuera de los árboles o arbustos cercanos, moviéndose ágilmente a su alrededor mientras que ella trataba de seguir su movimiento sin apresurarse a hacer uno erróneo ella misma. Quizás no tuviera experiencia peleando contra demonios, pero el conocimiento de combate general más cientos de historias contadas en su familia le daban una idea general de como comportarse, específicamente la parte de actuar siempre con cautela y preparándose para reaccionar a lo inesperado. A primera vista se veían como enemigos ágiles que buscaban cualquier descuido para atacar sin tener que recurrir habilidades especiales ya sea por que estuvieran jugando o quizás por que no las tuvieran. Esperaba que fuera lo segundo.   


???: ¿Qué haces por estos lares tan de noche pequeña cazadora?

???: ¿Nadie te dijo que es peligroso por aquí?

???: ¿O quizás viniste para darnos algo de entretenimiento antes de que termine el festival?

¡¡¡Kikikiki!!!

Ruumi: Venía anticipándome a esto pero lo cierto es que no tengo intenciones de perder mucho tiempo. Si van a insistir en entorpecer mi camino, hagan lo que tengan que hacer rápido.  

???: ¿Así que atrevida eh? ¡Aprenderás a respetar a las scourge troops!

El demonio de 1.40m de alto alzó vuelo directo hacia la samurái, con sus garras listas para traspasar su cuello y regodearse mientras se desangraba a causa de su bravata, no esperando que bastaría un rápido corte de la heredera del clan Hikami para desprenderle todo el brazo antes de que pudiera ponerle un dedo encima. Ante el dolor y el fracaso de su intento, el demonio retrocedió hacia donde sus hermanos mientras que los 3 vociferaban más insultos y amenazas mientras algo de energía comenzaba a concentrarse en los apéndices de su espalda con forma de cañón. Era fácil predecir que se preparaban para atacar a distancia.

Ruumi: Supongo no perderé mucho tiempo después de todo... (Se prepara para disparar un gale stinger pero un olor putrefacto y ardiente hizo que se detuviera de inmediato y retrocediera) ¡¿Qué es esto?! "Es como esa vez en el pantano de Unukalhai... no, esto podría ser inclusive más peligroso"


¡¡¡¿Lista para aceptar que has cruzado la línea?!!!

???: Ki...Ki...kggggggg (Empieza a escupir sangre y la vida comienza a extinguirse de sus ojos mientras comienza a hacerse destellos rojos)

???: ¡Hermano! ¡¿Que te pasa?!

The Penetrator

Al voltear a ver a la criatura prácticamente idéntica a él mismo pero con un brazo menos, notó que de la herida que había causado la samuraí, yagas y purulencias brotaban erráticamente de su brazo, así como una serie de espinas rojas y más de aquella neblina pestilente que había causado que Ruumi se alejara. Cual sería su sorpresa cuando aquella escencia putrefacta cobraría la forma de una enorme zarpa que le arrancaría la cara al demonio antes de que disparara o alzara vuelo. Ante la escena, el último de los scourge troops hizo lo único que se le ocurrió hacer y se retiró sin mirar atrás. Cuando se trata de enfrentar humanos, los demonios jamás retroceden, jamás aceptan debilidad... la única razón para que un demonio de bajo rango huya, es cuando está en presencia de un demonio más fuerte y sumamente hostil.  

???: Bien... nos hemos quedado solos... Así está mucho mejor.

Ruumi: "¡¿Que diablos está pasando?!"

???: Aborrezco la idea (Jadea)... de compartir mis presas con seres tan  (Jadea) patéticos que ni demonios deberían hacerse llamar... No como yo...(Jadea) Attrocius.


Un cuerpo fornido pero con textura de cadáver, vendajes sanguinolentos tapando sus brazos y torso, espinas rojas cubriendo su piel y huesos de los cuales algunos eran visibles, pedazos de una armadura y un cráneo con cuernos emergiendo del mismo era el rostro que miraba a la un tanto espantada samurái. Además, de la cintura para abajo era una visión abstracta entre piernas y neblina, habilidad que aparentemente aquel enemigo poseía. La habilidad de convertirse en una neblina tóxica y matar a los enemigos ya fuese siendo inhalado o retomando su forma para usar la monstruosa fuera de su físico.

Attrocius: Normalmente...  (Jadea) Prefiero ver a los humanos.... que perder mi tiempo enfrentándolos  (Jadea)Especialmente larvas como tu... pero hay algo en ti... que simplemente  (Jadea) me hace rabiar... me hace querer verte hecha pedazos... ¿Qué raro no lo crees?

Ruumi: Tsch...

Attrocius: Si te quedas quieta... (Jadea) quizás el primer golpe sea el último...

____________________________________________________________________________________________

Side Indicaciones: @Ruumi: Has encontrado a Attrocius, un peligroso demonio que ha deambulado ya cientos de años en aquel bosque pero por lo general pasa su tiempo durmiendo o mirando a los cazadores desde lejos sin sentirse atraído a combatirlos. No obstante, tu presencia ha logrado despertarle una furia e interés como ninguno que haya sentido en los últimos siglos y no está dispuesto a dejar que esa sensación se vaya. Tendrás que derrotarlo a menos que quieras intentar pedirle que te deje ir de algún otro modo, aunque lo más seguro es que no funcione o lo enojes aún más.

La batalla se llevará a cabo de la siguiente manera. Cada vez que ataques, tirarás un dado de Celtic por Attrocius, dependiendo los siguientes resultados será lo que suceda.
-Superas el Risk level pero la tirada de Attrocius supera tu tirada: Attrocius activa Poison Mist Form. Justo en cuanto logras dañarlo, el se convierte en neblina tóxica, causándote un daño equivalente al que tu le causaste. Attrocius no tirará su dado por 2 turnos seguidos si activa este efecto.
-No superas el Risk level y la tirada de Attrocius supera tu tirada: Attrocius usa Gnaw para llamar a un enjambre de insectos carnívoros que irán causando heridas que poco a poco causarán hemorragia, provocando 1 wound counter. A los 2 wound counters recibirás uno de penalización.
-Empate de tu tirada con la tirada de Attrocius: Attrocius usa sus agujas o pool of darkness para atraparte y acercarte a él, además de poder saborear algo de tu sangre. Attrocius puede volver a tirar su dado inmediatamente si este fuera a ser negado por el efecto de su poison mist form.




Attrocius: (Warlock) un demonio con muchos años de edad que si bien normalmente prefiere mantenerse al margen de combatir a los cazadores pues lo ve como algo burdo y sin sentido, algo en tu presencia ha logrado despertarle una furia como ninguna que hubiera sentido en varios siglos. Aunque la mayoría de los demonios presenta conductas anti sociales, Attrocius no tolera a otros de su especie tampoco, aniquilándolos cuando tiene la oportunidad si siente que invaden su espacio personal. Se dice que cada vez que aniquila a uno de su especie, una espina roja crece en su cuerpo.

Equipment:
-Shattered punisher armor.
-Shattered  punisher helmet.
Skills:
-Elemental beam (Darkness).
-Poison Mist Form (Castlevania): El usuario es capaz de convertirse en una neblina tóxica haciéndose inmune a la mayoría de los ataques y capaz de atravesar múltiples obstáculos. El mero contacto con otros seres vivos puede ser mortífero. El problema es que gasta una gran cantidad de prana mantenerla, provocando que sus usos sean limitados.
-Ngadhundi (Tree of Savior): El usuario invoca de las profundidades de una  lúgubre dimensión una estaca hecha de los huesos de lo que alguna vez fue un ente demoníaco. Al encajar esta estaca en un enemigo no solo causa un fuerte daño físico, sino también provoca el estatus de "decadencia" en el objetivo, debilitando su fuerza física y su resistencia a la magia.
-Gnaw (Dark souls): El usuario invoca un enjambre de insectos carnívoros para que devoren a la víctima, generalmente causando peligrosas hemorragias.
-Pool of Darkness (Hyrule Warriors): El usuario hace aparecer una charca de oscuridad que absorbe a todas las unidades enemigas. Dentro de esta charca pequeñas criaturas con tentáculos, dientes afilados y un solo ojo rojo hechas completamente de energía oscura emergen y atacan a aquellos que estén atrapados en pool of darkness. Finalmente la charca de oscuridad estalla arrojando lejos a todos los enemigos.
-Fallen Needles: Attrocius dispara las agujas de su cuerpo, las cuales siguen conectadas a él por sus propias vísceras. Cuando se clavan en un objetivo, se retraen para acercar a la víctima hacía él.


Risk level: 7 (Baja 1 cada vez que utilice uno de sus counters exitosamente).
Rol cuota: 5 (Cuando le quede uno de cuota puede convencérsele de retirarse).

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Miér Jul 12, 2017 9:48 pm

Puzzles 8

Alistair: Vaya, ya está anocheciendo... ¿donde estarán...?


Su impaciencia no hacía si no empeorar la situación. Las estrellas empezaban a ser visibles, no sobre ellos aún, pero en el horizonte hacia el este. Las constelaciones lentamente iban apareciendo en el cielo una por una y el guerrero desesperaba cada vez más. Karee era el único que habían encontrado y por algún motivo se sentía como si fuera a ser el único. Y si bien todo intento de conversación de parte de Syldra terminaba rápidamente debido a las preocupaciones de Alistair, no le molestaba el silencio. Alistair mismo quien usualmente no puede evitar hablar esta vez parece demasiado ocupado para hacer siquiera eso. Aunque ciertamente, estaban empezando a cansarse de caminar...

Syldra: ¿Tienes algún compañero que guste de leer?

Alistair: ¿Eh...? Pues... no estoy seguro... creo que a todos nos gusta leer de vez en cuando pero-

Syldra: Muy bien, entonces busquemos el único lugar que has pasado por largo cuatro veces.

Alistair: ¿Cual...?


No respondió con palabras, simplemente señaló al gran edificio blanco que destacaba no muy a la distancia. Sin esperar la respuesta de Alistair, Syldra se comenzó a adelantar con completa seguridad que éste la seguiría. No se equivocaba tampoco, si bien protestó por un momento, pronto estaba caminando detrás de ella en silencio. Ella solo esperaba poder revisar las estanterías mientras estaban allí, tal vez sacar algo... o aprovechar que Alistair esté buscando a alguien para sentarse un momento y tal vez leer algo. Era una situación de ganancia en cualquier caso. Al menos para ella. Para el impaciente de Alistair, era una situación desesperante.

Aunque para Syldra ese lugar era familiar, Alistair por un momento se detuvo a maravillarse por la arquitectura de la biblioteca. No se consideraba el tipo que se detuviera a apreciar arte, mucho menos arquitectura, pero no por nada Bynquister es conocido como el centro del arte de Brennevin. Pronto se aburrió de ver los arcos y prosiguió a caminar entre los pasillos, buscando encontrar aquello que Syldra le insinuó tal vez encontrarían allí. "Alguien que guste de leer". Tal vez era su mala memoria o tal vez solo era su falta de atención, pero ciertamente, no recordaba que nadie fuera demasiado fanático de la lectura en el grupo. Pero no lastimaba a nadie buscando...

Avanzó entre las estanterías con hastío en sus ojos, sus pasos cada vez más pesados. Estaba de alguna manera seguro que no encontraría a nadie allí, simplemente no podía pensar en nadie que perdiera su tiempo aquí. Tal vez Ruumi pero ella estaba en Amagi. Y aunque estuviera aquí, de alguna forma dudaba que estuviera en la sección en particular que dio a parar. A su alrededor había cientos de cuentos y recopilaciones de distintos autores. Hizo una mueca por un momento antes de darse media vuelta... pero antes de salir, se detuvo por un momento. Curiosidad...

Miró con detenimiento las estanterías, buscando algo que hace muchos años no veía, sin entender por completo el motivo tampoco. Varios títulos pasaron, "Caperucita Rosa" "Las tres Cochinillas y el Tigre feroz" "La Bella Somnolienta". Cuentos de ficción infantil, pero que todos en algún punto de su vida habían escuchado, o al menos escuchado sobre ellos. Pero no eran lo que buscaba. No, su vista finalmente se detuvo cuando encontró un título que hizo sus ojos prenderse como un niño en navidad.
A Quiet moment


Lo tomó rápidamente entre sus manos con una sonrisa boba en su rostro y abrió la primera página, leyendo las primeras palabras escritas en voz baja. Ese era el libro. Se detuvo un segundo y miró a sus alrededores... estaba solo. Esto le trajo un recuerdo lejano. Un niño sentado en el suelo, luchando contra su propia mente para entender las palabras en el papel delante suyo. Su ropa ordenada y limpia, pero gastada. Su rostro limpio, pero notable un morete en éste. Sus manos pequeñas y suaves, rodeando la mano izquierda un vendaje recientemente cambiado; limpio.

Con su pequeña voz recitando lo poco que era capaz de leer, en general repitiendo solo una palabra una y otra vez, Alistair, Alistair, Alistair... No recuerda cuando fue la primera vez que escuchó lo que el libro decía, tampoco recuerda con exactitud las palabras, pero recuerda la historia. Una lección extraña que de alguna manera, sentía lo sacaba de ese infierno. En esos momentos, se rodeaba de la energía de la ficción de ese cuento, era completamente intangible a todo lo que le rodeaba... Recuerda que cada vez que les obligaban a escuchar lecciones, se enfocaba en tratar de desencriptar las palabras y letras, para poder leer el cuento que solo una vez escuchó en un tiempo que no recuerda.

Finalmente, sus manos son un poco más grandes y puede sostener el libro correctamente cuando se da cuenta que puede leer todo. Lento... pero puede hacerlo. Una pequeña victoria que en su momento le trajo felicidad, un anodino perfecto para sus dolencias... pero si hubiera sido una historia feliz, no mostraría una mueca en su rostro. Mientras más relee la historia, más recuerdos de las mil veces que leyó este relato vienen a su mente.


Pero no lo rompían... no mientras "Alistair" estuviera con él. Nada que no tuviera solución... una figura roja, grande y amenazante le aleja de allí. ¿Quien era ese hombre...? Solo recuerda que nunca más pudo entrar a esa biblioteca. Walter. El guerrero cierra el libro de golpe, sintiendo un arranque de ira... En retrospectiva, aquel hombre le había hecho la vida un infierno. Y hoy, regresaba para atormentarlo una vez más. No era que lo odiara, era que no podía perdonar. Este cuento... lo sostuvo en sus manos como si fuera a protegerlo de todo mal, mientras apretaba los dientes en ira y contenía las ganas de gritar. Lo que necesitaba no era un refugio si no una catarsis que seguía sin encontrar. Dejó el libro allí, con pasos fuertes, comenzó a caminar, dejando atrás ese libro... ese escudo. No requería un escudo... si no una espada.



Salem: Hmm... Interesante... ¿Que mas hay...?

El mago finalmente concluyó el tomo. Un relato interesante, un registro histórico sobre hallazgos importantes sobre artefactos y poderes demoníacos. Una guía interesante a este mundo, bastante concisa y bien estructurada también. Sin embargo, por más interesante que resultase, no era lo que buscaba. Solo estaba tomando todos los libros en la sección y leyendo uno tras otro sin siquiera leer el título. Y esta vez no fue una exepción. Sin embargo, por una vez, decidió revisar el título, solo por referencia a futuro, ya que la lectura parecía algo que podría citar de ser necesario...

Salem: ... Oh...*Deja el libro donde estaba y se asegura que nadie lo haya visto, mirando a ambos lados*

Sintiendo alivio al ver que nadie atestiguó lo que acababa de leer, Salem miró por la ventana. Estaba oscureciendo. Y bastante rápido. Se preguntó si podría rentar uno de los libros que tenían sobre demonios, pero prefería simplemente arriesgarse y seguir leyendo aquí. O al menos eso pensaba, antes de que una voz un tanto molesta llegara a sus oídos. Una persona que definitivamente era el último que esperaba encontrarse en este lugar. Alistair.
[/font]

Logic and Baroque

Alistair: ¿Salem? ¿Eres tu?

Salem: Si... vaya sorpresa. De todos los que me imaginé sería posible encontrar aquí, creo que tu eres el último que se me pudo haber venido a la mente. ¿Buscando algo...?

Alistair: Si, estaba buscando al resto... uh... de hecho solo he encontrado a Karee... y también buscando apoyo para... tu sabes.

Salem: ¿Que cosa...?

Alistair: El asalto... tu sabes... ¿lo que vamos a hacer pronto...?

Salem: ... uh...

Alistair: Tu... estuviste allí cuando Aiden nos lo dijo, ¿no...?

Salem: ... si...

flashback escribió:

Salem: ... si, Lo recuerdo bien. Lo recuerdo perfectamente, cada detalle.

El mago no lo recordaba bien.

Después de esta conversación, Alistair y Salem comenzaron a dirigirse a la salida. Salem percatándose que se había perdido de algo importante, o al menos su reverenda ebriedad lo había hecho olvidar. Syldra estaba allí, sentada con un libro delgado entre sus manos. Cuando llegaron Salem y Alistair, parecía honestamente sorprendida de que su excusa hubiera resultado ser útil, pero no iba a no actuar como si no lo hubiera planeado, o considerado al menos. Los tres se dirigieron al exterior del edificio, donde Salem planeaba preguntar algo muy importante.


Salem: ¿Entonces a donde?

Syldra: Buena pregunta...

TCS: Ahora a comer.




Apareciendo de la nada, lo que más necesitaban, su... confiable(?) guía...

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Miér Jul 12, 2017 11:06 pm

Waltz of the Lazy Mage

Tecese: Ahora a comer. (Saca una canasta de picnic repleta de galletas con chispas de chocolate).  

Salem: Ohh, hola Tecese.

Alistair: ¡Tecese! ¿Donde te habías metido?

La ausencia del supuesto guía de los elegidos de Rem durante lo que fue más de un día entero, por lo visto había provocado aunque sea cierto grado de intriga y preocupación en el par de elegidos que solo lo recordaron por que lo tenían frente a sus ojos en ese momento. No obstante, su interés comenzaba a verse rápidamente disminuido conforme el mago con atuendo de cirquero invertía su boca solo para engullir en vez de dar alguna explicación


Y tras dedicarse una última mirada de desencanto, tanto Alistair como Salem optaron por detener su búsqueda de aclaraciones respecto al paradero de Tecese el día anterior o la mayor parte del actual. Si a eso se le sumaba el hecho que tampoco sabían nada de Vincco en un plazo de tiempo similar y que todavía había varios de su grupo a los que había que localizar, decidieron conformarse con el hecho de que Tecese estuviera allí... por lo pronto al menos.

Syldra: ¿Amigo suyo?  

Alistair: Sí, Tecese es algo así como... (Voltea a mirar a Salem).  

Salem: Dilo tú.  

Alistair: ... emm... Guía...  

Syldra: Ohhh, interesante (Se le queda mirando fijamente al joven con sombrero).  


Alistair: Créeme, tiene mejores momentos. Pero de todos modos es bueno que estés aquí, así podemos ir comentandote del asalto.

Tecese: ¿A quien van a asaltar?  

Alistair: No ese tipo de asalto, sino... (susurra) un asalto al castillo.

Tecese: Ohhhh... (susurra también) ¿Y le quitaran la cartera?

Alistair: ...

Salem: Aguanté lo más que pude. Hasta mañana muchachos. (Comienza a marcharse).  

Tecese: Por allí no es...  

Salem se detiene unos momentos a pesar que se arriesga a hundirse más y más en la densa fosa que era una plática de Tecese, con rumbo a ninguna parte y sin ningún tipo de devolución del tiempo o ánimos que se invirtieron en dicha interacción. No obstante y decidiendo ir en contra de su buen juicio (Y esta vez no por influencia del alcohol), el hechicero amagés cuestiona que quiso decir su compañero con ese enunciado con el que interrumpió sus intenciones de marcharse.  

Salem: ¿Por allí no es que?  


Tecese: El castillo que van a asal... (Alistair le tapa la boca para que no lo diga en voz alta).  

Salem: Eso es mañana "¿Era mañana verdad?" (Mira que Alistair no rectificó su aclaración) "Ufff, que bueno soy." En fin, si eso es todo, quizás puedan dejarme pasar la noche aquí en la biblioteca para leer unas cuantas cosas más, con suerte algo que nos ayude a...  

Tecese: Ni tampoco el templo.  

Alistair: Espera ¿Que dijiste?  

Castle center

El ambiente se volvió tenso por unos momentos. ¿A que se refería Tecese con "el templo"? ¿Acaso había otro templo en la región que no conocían? ¿Uno más cercano al que se encuentra en Ozden? Por unos momentos Alistair sintió la frustración manifestándose como un torrente de ácido estomacal recorriendo su garganta, mientras que Salem solo replicaba un simple "Ohh" de intriga.  

Alistair: ¡¿Como que el templo?! ¡¿Hay otro aparte del de Ozden?!  

Tecese: Shhh, te va a oir el castillo.  

Alistair: ¡Basta!  


Syldra: Bueno, aquí en Mehruntosh hay una catedral que rinde culto a Rem y que gracias al apoyo de múltiples casas de cazadores y un grupo algo reducido de cruzados no ha sido destruido por la inquisición todavía. Quizás ese se...

Tecese: No.

Syldra: ¿Disculpa?

Tecese: Ese lugar ayuda a Rem, pero no es un templo de Rem. El templo está allá (Extiende el brazo y apunta con el dedo).

El rostro de Syldra palideció un poco mientras que requirió un poco de esfuerzo visual de parte de Alistair y Salem para notar que había a lo lejos en la dirección en la que Tecese apuntaba. Aún a casi una hora de distancia y con el cielo comenzando a oscurecerse, podía ser visto desde aquella plaza donde se encontraban, quizás tapado por algunas estructuras en el camino, pero no se podía llegar allí por accidente. Hacia aquel rumbo se encontraba...  


El castillo Beagaltach.

Alistair: N-no... no puedes estar hablando enserio.  

Salem: Hmp... conveniente.  

Alistair: ¿Que quieres decir con conveniente?  

Salem: Si activamos ese templo y llegaramos a ser derrotados en el asalto, podríamos empezar directamente frente a la puerta del enemigo, atacando más rápido de lo que pudieran recuperarse de nuestro primer ataque... Eso siempre y cuando sus defensas no...  

Alistair: ¡¿Por que hablas como si nos fueramos a morir?!  

Syldra: Chicos, cálmense. Esto no nos lleva a nada.

Salem: Así es. Y solo plantee un escenario, no necesariamente eso tiene que pasar. El punto es que mientras menos tiempo nos tome desplazarnos por territorio enemigo será mejor.  

Tecese: aja (Asiente).  

Alistair: Rayos. ¿Por que no nos dijiste antes? Quizás y si estuvieramos todos podríamos...  


Tecese: Pues solo espera a que estén todos ¿Cual es el problema?  

Aunque la inseguridad que mostraba Alistair a dirigirse a aquel destino por ellos mismos aparentemente no era problema para el tipo con sombrero, quien estaba dispuesto a esperar a que se reunieran todos para sentirse más seguros, Salem también añadió otro punto de vista respecto a que sería bueno ir verificando la ubicación exacta del templo para, en caso que no pudieran activarlo de una vez, al menos poder enviar a algunos cuantos a activarlo cuando el asalto ocurra, o inclusive guardar aquella ubicación con su farore wind.  

Syldra: Está por anochecer y ese tramo suele tener muchos segadores. Y dudo que pase algo como la noche anterior que haga que se reunan en otro punto.  

Salem: Ohh sí, esa noche anterior... la recuerdo perfectamente...  

Syldra: Yo aún debo hacer los preparativos con Gregorio para mañana, así que no creo poder acompañarlos... "A menos que me obliguen a seguirlos para que no se metan en más problemas"  

Salem: Hmp...  

Alistair: ...

Tecese: Uhhh, tensión.


_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Resh_69 el Jue Jul 13, 2017 2:35 am

Lost Innocence

La tarde paso rápidamente para los 2 familiares en su tarea por reclutar aliados para el asalto al castillo de Lord Valdomero, si bien solo pudieron encontrar la ayuda de 3 grupos lo cierto es que eran personas de fiar o al menos eso es lo que quería pensar Logarius quien se encontraba un poco preocupado por la siguiente fase, pues aun debía de hablar bien con sus hijas y con su sobrina.

Logarius: Ya se está haciendo de noche... -Mira como el atardecer comienza a desaparecer- Sera mejor que nos apuremos a la casa, pues no venimos preparados para una cacería.

Brunilda:... -Se queda callada y un poco pensativa-

Logarius: ¿Te encuentras preocupada por el asalto?

Brunilda: Un poco, sé que tendremos éxito así como lo hemos tenido en las regiones pasadas sobre todo en Unukalhai, sin embargo sé que cuando llegue el momento me rebelare en contra de mis compañeros por culpa de esa estúpida poción -Se aprieta su brazo en señal de frustración- detesto que alguien me use como su títere.




Logarius: No me sorprende que seas hija de mi hermano -Sonríe por unos momentos- esas mismas palabras siempre las decía él.

Brunilda: ¿En serio? -Dice un poco sorprendida-

Logarius: Tu padre siempre fue muy independiente, nunca quiso seguir las costumbres de nuestra familia incluso el ser cazador no le gustaba del todo pero mas que nada se enojaba al saber que quería ser controlado por nuestro padre, claro en ese entonces aún era un niño tratando de entender el mundo pero ahora que soy un adulto me doy cuenta que tu padre simplemente quería decidir por el mismo su propio camino y no estar amarrado a las cadenas de nuestra sangre.




Brunilda: Ya veo... Ciertamente suena al tipo de persona que soy yo, o al menos en parte -Sonríe levemente- supongo que por eso mi papa decidió que mejor tuviéramos una vida en Unukalhai y no en Bynquisterr.

Logarius: Como tú tío me gustaría decir que me agrada que seas parte de la familia una vez más, sin embargo sé que este no es el tipo de vida al que estas acostumbrada.

Brunilda: Sigh... Realmente me haces sentir como si fueras un segundo padre para mi tío -Le sonríe al rubio- supongo que al final crecer sin una figura de autoridad realmente te convierte en alguien tan egoísta como yo.

Logarius: No digas eso Brunilda -Le soba la cabeza- sigue tu propio camino, así como lo hizo mi hermano y nunca te arrepientas de lo que hagas si realmente lo haces con el corazón.

Brunilda: Gracias tío.

Conductor: Llegamos a la casa amo Logarius -Se detiene el carruaje-




Logarius: Ya está oscureciendo... -Saca unos platinos- toma, por llevarnos todo el día por la ciudad y vuelve rápido a tu casa que las criaturas de la noche no tardan en salir.

Conductor: ¡Muchas gracias señor Logarius! -Toma los platinos y se va-

Logarius: Entremos a la casa.

Finalmente, los 2 Lovecraft habían vuelto a la casa que los resguardaba, la bruja tomo su paso hacia su cuarto mientras que su tío le menciono que tenía que atender unas obligaciones en su oficina, al parecer hoy no era día de cacería pues sus primas yacían en sus respectivos cuartos y su abuelo se encontraba plácidamente escuchando música en la sala, por lo que rápidamente Brunilda decidió tomar camino hacia su cuarto para cambiarse de ropas.


Opposing Bloodlines


Brunilda: Ya falta poco para que una vez más nosotros -Se quita su vestido y deja ver su ropa interior-




Brunilda: Terminemos con la influencia de la inquisición en este lugar -Comienza a buscar su traje de cazadora- ¿Que tan difícil lo sera? Ciertamente no lo sé, pero después de lo que viví en las otras regiones, Amagi, Valaflam, Deneb y sobre todo Unukalhai, ya hemos avanzado mucho como para detenernos, aun si he de enfrentarme a mis compañeros elegidos -Acomoda su traje y comienza ponérselo-

"No es que tenga miedo de enfrentarme a ellos, ya lo hice en el torneo de Denebrys aun que en ese entonces lo único que teníamos en juego era perder la oportunidad de tener la audiencia con la reina"

Brunilda: Pero en este caso las cosas son muy distintas, mi vida y la de ellos está en juego -Continua vistiéndose mientras mira a través de la ventana el firmamento oscuro adornado con la luz de la luna- solo espero que Karee no titube en el momento de la verdad.

"Aunque algo dentro de mi clama por la sangre de mis congéneres, he͟ri̕r el ̸i̵no̡c̀ent͡é ̸r͠o͠str̛o ̸d̢e̵ ́L͞yco̶rís̀,͟ ͟de̴s͜t͜r͟u͟ir ̵la̵ ̵v̨olun͘tad̵ ̕d͏e͜ Alis͝ţair͜.̕ N͠o͝ s͜e ͟lo͏ di͜j̡e̛ a ҉Kareé, p͠ero ̸e͠l̨ ͜h͟abe͟r e̵n̴c͝a͞ja͏do m͝i ͝es̷pada en͠ ̛sų ͘pe҉cho̶ me h͟iz҉o ͏senti͝r tąn b̨ie͘n,̷ un ̵seņtim͢i̡ento̷ de ̛a̶legr͜ía y̷ pl͜a̢ce̵r m͏e͢ ͏i̷ńvadi͡ó͟ e҉n̛ ese mo̶m̡èńt͝o.̸ T̴al ̵vez ̸s͠olo҉ s̀o͟y ̶u͞na͠ ͡sa̴n̛g̷ui͏naria ͏qu͜e͏ ͜encuentra͡ ̴plącer ̧en͘ ͞èl ͏s͝u͜f̸r͘i͏m͜íento a͝j̨e͟no, aşí͡ c̀o̸m̷o͢ la ͢ejec̴ut̛or̴a.͢.͢.̀"̕

Brunilda:... -Se termina de poner su traje, acomodándose su máscara de doctor brujo- La noche ha caído y con ello mi señal para perderme en la oscuridad de esta -abre la ventana y un ligero viento mueve sus ropas- A veces no sé porque tengo estos pensamientos tan sádicos.




La bruja salto desde su ventana, utilizando rápidamente a su fantasma para que este la cargara flotando lentamente hasta el piso y así evitara lastimarse en la caída, tras cerciorarse de que nadie la miraba salir la Lovecraft decidió tomar su camino a través de las calles de Meruntosh, con su espada de Artorias, su piedra de sangre y su traje de cazadora.


Invitation of a Crazed Moon


Brunilda: Pero que hermosa noche para tener una maldición -Comienza a correr por las calles-




Con un paso ágil la bruja comenzó a recorrer las calles nocturnas de Meruntosh por ella misma, alerta de lo que pudiera ocurrir y preparada con su espada para hacerle frente a los acechadores de la oscuridad conocido como demonios. Las casas cerraban y las luces se apagaban dentro de los hogares, ya no había ni una sola alma a la fueras de la urbe, solo se encontraba Brunilda quien era bañada por los rayos de la luna casi llena.

Brunilda: "Seguiré las palabras de mi tío, y tomare el camino que decidí por mí misma, sin importar si es incorrecto o no" -Pasa algunas calles- "Las casas son muy altas y las calles algo largas, ojala tuviera una manera más rápida de desplazarme pero ninguna de mis habilidades sirve para ello, más que mi fantasma pero lo único que hace es flotar"

La bruja se preguntaba mientras que miraba a su alrededor ¿Como podrá transportarse más rápido? Lo cierto es que su velocidad no era nada del otro mundo y se volvía aburrido recorrer de esa manera las calles, sin embargo, en ese momento de duda una pequeña voz salía de ella, era uno de los espíritus que llevaba consigo el cual parecía decirle unas extrañas palabras.

"Imagina que invocas a un caballo... esquelético"

Brunilda: ¿Un caballo...? -Comienza a juntar prana en su cuerpo- creí que el invocar esqueletos solo se limitaba a formas humanoides... -Apunta con su mano hacia el piso- "Imagina la forma de un caballo esquelético" !Invoke Skeleton!

Del suelo comenzaban a formarse los huesos de lo que parecía ser un extraño equino demoníaco, de un gran tamaño y una gran fortaleza, las fuerzas oscuras de aquella magia parecían volverlo a la vida mientras que lentamente se acercaba la Lovecraft para cerciorarse de que había funcionado su hechizo.




Caballo: ¡Clack! ¡Clack! ¡Clack!

Brunilda: Que bonito -Comienza acariciarlo- Realmente no sabía que esta habilidad era más útil de lo que esperaba, realmente la infravalore -Se trepa arriba del caballo esquelético- ¡Muy bien caballo es hora de tomar camino por estas calles!

Caballo: ¡Clack! -Comienza a tomar camino-

El galopeo de las pezuñas esqueléticas comenzó a sonar entre las calles de Meruntosh mientras que la bruja tomaba camino a través de estas con su confiable potro, armada con su espada y con su piedra de sangre cercas de ella, se encontraba preparada para lo que fuese pues ciertamente era un método extraño de transportarse en aquel ser, pero gracias a que las calles estaban vacías esta podía moverse a una mayor velocidad en su esquelético equino.

Brunilda: ¡Hyaaah!




Ya habían pasado algunas horas desde que la Lovecraft decidió adentrarse a la oscuridad de la noche, por algunos momentos se le hizo raro que no encontrara rastro alguno de demonios mientras galopaba en su espectral corcel, sin embargo, a pesar de ello esta no bajaba la guardia. Mientras recorría el lugar y se adentraba más a Meruntosh podía ver muy a la distancia las imponentes estructuras de la gran ciudad, siendo una de ellas la gran torre del reloj el cual parecía dar las 9:00 de la noche.

Brunilda: Salí a las 7:00 y cacho de la casa, entonces ya llevo más de 1 hora recorriendo las calles -Comienza a detenerse lentamente en su corcel- tranquilo tranquilo -acaricia al caballo- ya no hay mucha necesidad de ir rápido.

El corcel espectral comenzó simplemente a caminar mientras que la Bruja se mantenía en alerta, para estos momentos ella ya estaba más adentrada en la gran urbe y podía sentir la presencia de más personas cercanas a ella, fuesen demonios o no lo cierto es que es que pequeños rastros de mana se hacía presente en aquel ambiente.

Brunilda:... -Se queda callada mientras galopa lentamente por la zona- "Mi piedra de sangre no está activada por lo que seguramente se tratan de humanos" Supongo que rondare en esta zona por un rato, para ver que sucede.




La noche para Brunilda apenas comenzaba pues por un momento decidió dejar aquellos lazos familiares que había descubierto al llegar a Bynquisterr y decidió, así como siempre ella lo ha hecho, tomar su propio camino en esta vida. Por un lado, tenía la obligación con Rem de liberar a esta región de la influencia de la inquisición y eso era algo que aún no podía dejar atrás.

Brunilda: Uno nunca sabe que se puede encontrar a la vuelta de la esquina... -Continua caminando en la penumbra de la noche-

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4838
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26
Localización : República Socialista de México

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Jue Jul 13, 2017 9:38 pm

La joven cazadora de la casa Lovecraft seguía deambulando por las oscuras calles de Mehruntosh que por alguna razón no parecían recibir la misma atención que otros distritos por parte de los demás cazadores de la región. ¿Acaso en aquella zona no asolaban tantos demonios? ¿O acaso había oponentes más formidables que provocaban que los cazadores prefirieran evitar tan gran reto? Dado que Brunilda era nueva en todo el panorama de la cacería, salvo por la tarea obvia de matar demonios, había muchas cosas que no entendía aún respecto a la distribución de cazadores y el tipo de preparativos que estos deciden llevar a cabo para determinadas áreas. Aunque se sentía confiada, parte de ella esperaba no estar cometiendo un grave error.  

???: Ooohhh síiiii.  

Brunilda: "¡¿Que fue eso?!" (Se coloca en guardia).


Marble Gallery

Poniendo en práctica las pocas lecciones que su tío le había inculcado sobre la caza de demonios, la bruja cazadora avanzó con cautela mirando cuidadosamente a sus alrededores. Sin un fornido pariente con una rueda ejecutora ni un escurridizo aliado ballestero a quien poder gritarle recurrir en caso de verse rodeada, sabía que debía tomar más precauciones de lo usual. De por sí la idea de haber perdido contra sus primas en los entrenamientos la había frustrado bastante, otra derrota en su historial era lo último que necesitaba. No obstante, conforme más se concentraba en escuchar las voces a lo lejos, más sentía que no estaba realmente adentrandose a territorio demoníaco.

???: Tienes un par de manos muy confiables muchacho.

???: Sigue hablando y las usaré para extrangularte viejo degenerado.

???: A mi nunca me enviaron a a rectorería por motivos de acoso se...  

???: ¡Hey! ¡¿Has visto lo raro que es que entren morritas a la academia?! Si no aprovechaba ¿Cuando sí Darren? ¡¿Cuando sí carajo?!  

???: No hables tan fuerte, llamarás la aten...   (Se voltea para ver a algunos metros de distancia una figura humanoide con tanto sombrero como máscara alargados y una especie de abrigo echo de plumas). Buenas noches.

???: Genial, nos escuchó ese pueblerino.  


Darren: Se amable con los locales Lowell. Disculpe a mi compañero, solo somos un par de viajeros que...

El hombre de extravagante túnica seguía dando explicaciones de manera cortés y serena mientras que su compañero solo se cubría de brazos y miraba a otro lado golpeando el piso con la punta de su pie, claramente en señal que no podía esperar para que la cazadora se largara por donde había venido. No obstante, dentro de la mente de esta, se llevaba a cabo una ardua tarea de reconocimiento tras identificar ese tipo de atuendo que llevaban el par de individuos y asociándolos a adversarios que tenían un aspecto similar. Además, conforme se acercaba, estaba segura de haber escuchado la palabra escribano. ¿Acaso podía concluir de una vez por todas que aquellos dos sujetos eran parte de la Real academia escribana?    

Darren: ... Pero realmente nosotros somos capaces de mantener nuestra propia salvaguarda, además de que como puede ver, este es un sector muy tranquilo.  

Lowell: Así que no molestes, vete a buscar otra pocilga donde matar ratas pajarraco.  

Brunilda: ... Vine a cazar demonios.  

Lowell: Parece que no entendiste lo que...  

Darren: ¡Lowell Basta!  


Darren: Le ruego que nos disculpe, está un poco zafado de la...  

Brunilda: Como aquellos para los que trabajan...  

El ambiente se puso tenso. Quizás era todas las frustraciones que venía cargando desde la noche anterior, quizás todos los amargos recuerdos de lo que sucedió al poblado de Yharnam por culpa de los inquisidores con la asistencia de al menos un escribano, o simplemente esa naturaleza violenta que ya estaba harta de estar encerrada y necesitaba dirigir toda esa furia hacia uno de los enemigos responsables de todas las tragedias de su pasado. En cualquier caso, el hombre mayor de capucha roja solo rió un poco.  

Darren: Nos han contado sobre personas que no están muy de acuerdo con lo que hacemos con el fruto de nuestro trabajo, lo entiendo. No buscamos agradarle a todo mundo y no necesitamos su aprobación en lo absoluto, pero por respeto, seguiremos nuestro camino y habrenos de retirarnos.

Lowell: Pero si eso no te basta, te reto, ¡te reto de nuevo que nos digas que no te gusta lo que hacemos! Verás que sucede.  


__________________________________________________________________________________________________

SIDE INDICACIONES: @Brunilda, en tu recorrido por las calles de Mehruntosh en busca de demonios, te has encontrado con el dúo de escribanos, Darren y Lowell, que como estarás suponiendo, buscan espíritus poderosos para llevar los pergaminos a la inquisición y fortalecer a sus tropas. No tienen pista que eres una elegida por lo que no están interesados en combatirte, aunque Lowell es sumamente impaciente y busca cualquier excusa para satisfacer su insaciable apetito de combate, pero seguro Darren pueden mantenerlo a raya.
No obstante, insiste en combatir con ellos, y no dudarán en deshacerse de quien sea en beneficio de su misión.

Si decides confrontarlos, la batalla se dará de la siguiente manera.

Darren se mantendrá casteando Rexflame durante 5 roles, mientras que Lowell se mantiene cubriéndolo de hasta máximo 3 oponentes, por ende, la primera fase de la batalla será contra Lowell, quien tiene 3 formas de contraatacar.

-Si su tirada es por lo menos dos puntos abajo de su RL y no tienen ningún tipo de penalización, Lowell atrapará a la persona que tiró con su Chain Grab, sujetandolo, derribandolo y repitiendo el proceso múltiples ocasiones, provocando que ese rol cuente como 3, reduciendo la cuenta regresiva de Rex Flame de Darren. Solo puede hacer Chain grab una vez por adversario.
-Si su tirada es por lo menos dos puntos abajo de su Risk level y ya tienen penalización, Lowell usará Psycho Crusher, y la diferencia que hubo entre su dado y el Risk level de Lowell se le sumará a su Risk level en el siguiente turno.
-Si su tirada es superior a su Risk level por 2 puntos o menos, Lowell usará ya sea Genocide Cutter o Focus Attack para aturdirlos de modo que tendrán que esperar un rol para volver a rolear (Si no hay nadie más que rolee, es como perder un turno).

Respecto a Darren, si transcurren 5 roles sin ser atacado, causará 2 de penalización en el blanco que el eija. Si es atacado en cualquier momento de esos 5 roles, su cuenta se resetea y debe volver a empezar. Si derrotan a Lowell, su patrón de ataque cambiará.


Lowell el escribano (Monk): Uno de los más talentosos pero al mismo tiempo problemáticos estudiantes de la real academia de escribanos. A diferencia de otros de sus compañeros que suelen tener un gran talento mágico, Lowell suele ser el músculo de las operaciones, su fuerza y estamina natas haciéndolo un prodigio en combate capaz de enfrentar a poderosos espíritus cuerpo a cuerpo ya sea sometiéndolos con violencia física o simplemente aprovechando su gran durabilidad para darle tiempo a otros compañeros escribanos de preparar sus hechizos. Tiene una actitud muy pesada y bravucona, siendo el típico abusivo que encerraba a estudiantes más jóvenes en casilleros o inodoros, dependiendo su humor en el momento. Es sumamente temperamental y suele tener que haber un profesor supervisándolo para que no cometa idioteces.


Equipment:
-Light Scribe Outfit.
-Punisher Necklace: El usuario incrementa su fuerza conforme reciba más daño, al coste que no puede ser curado en combate.
skills:
-Martial Artist.
-Focus Attack (Street Fighter): El usuario se coloca en una estancia donde se prepara para realizar un fuerte golpe que provoca raros efectos de luz y sombra y que además romperá la defensa del adversario y/o lo dejará aturdido unos segundos para conectar otro golpe. En esta estancia, el usuario puede aguantar un ataque sin aturdirse, dándole la oportunidad de hacer un fuerte contraataque. 
-Radiant Dash (Heroes of Storm): El usuario puede trasladarse rápidamente para realizar un ataque sorpresa contra un enemigo o cubrir velozmente a un aliado.
-Psycho Crusher (Street Fighter): El usuario es cubierta por una acumulación de energía siniestra con forma de flamas púrpuras y se lanza volando hacia el adversario en posición horizontal girando sobre su propio eje, causando un poderoso impacto capaz de matar a una persona común y corriente.
-Chain Grab: El usuario sujeta al adversario y lo estrella contra el piso, haciéndolo rebotar ligeramente. Cuando el oponente está por levantarse, el usuario puede volver a sujetarlo y estrellarlo contra el piso una vez más, así hasta que el enemigo este suficientemente dañado como para que su tiempo de recuperación no coincida con el ritmo de Chain Grab o simplemente salga volando demasiado lejos como para que el usuario lo alcance. No se puede volver a utilizar en alguien en quien ya haya usado Chain grab.  
-Genocide Cutter: El usuario da una serie de patadas que proyectan ondas de energía cortante contra el rival, siendo capaz de acertar hasta 3 patadas seguidas, cada una aturdiendo lo suficiente al adversario para que no pueda bloquear la otra.
 

Risk level: 6 (Sube 1 cada que su rol cuota baje 2 puntos).
Rol cuota 6

Darren el maestro escribano (mage): Un escribano que ha alcanzado el rango de maestro gracias a la cantidad de espíritus convertidos en scrolls, así como su experiencia para dar consejos generales a nuevos reclutas. Es un individuo estricto que exige disciplina sobre todas las cosas y no toma bien la falta de respeto o la desobediencia. Su carrera como escribano le ha permitido obtener una gran cantidad de hechizos de su elemento predilecto, el fuego, al grado que el mismo ha adoptado el título de "The Dragonmage" puesto que sus llamas incineran a todo como aquellas mitológicas criaturas.


Equipment:
-Dragonic Master Scribe Outfit: Una túnica hecha con los restos de escamas de dragón fosilizadas y encontradas por antiguos escribanos. Ofrece resistencia a ataques de fuego y a ataques de dragones. Solo puede ser usada por hechiceros.  
-Dragonkin scepter: Todos los hechizos de fuego que use el usuario con este bastón pueden seleccionar a múltiples objetivos. Si el ataque de fuego ya tiene la propiedad de multiattack, el usuario puede concentrar todos los ataques en los objetivos que desee, incluyendo redirigir todos los ataques a uno solo.
skills:
-Elemental orb (Fire).
-Firaga (Final Fantasy): Una serie de enormes pilares de fuego aparece por debajo del o los objetivos, causando una serie de estallidos cuando cesa.
-Salamander (Tactics Ogre): El usuario hace aparecer la figura de la salamandra hecha completamente a partir de llamas mágicas, escupiendo bolas de fuego a un objetivo. En ocasiones, este ataque puede causar el estatus "Fire Averse" provocando que los ataques de fuego causen el doble de daño.
-Hell Breath (Tree of savior): El usuario conjura llamas que son proyectadas desde su bastón como una poderosa ráfaga que quema todo a su paso. Las llamas viajan en línea recta y el usuario no puede cambiar de dirección hasta que termine de conjurar el hechizo.
-Flame Stone (Mario RPG): El usuario conjura una enorme piedra redonda cubierta de llamas para que aplaste al objetivo.
-Chaos Bed Vestiges (Dark souls): El usuario hace aparecer un enorme orbe de fuego que resplandece con intensidad además de emanar un calor insoportable. Al arrojar dicho orbe a un adversario, flamas se expanden de él girando a su alrededor cual si se tratase de un disco. Al impactar con el enemigo (o un objeto) salpica flamas y magma por los alrededores.
-Rexflame (Fire emblem): Concentrando una gran cantidad de poder mágico, el usuario deforma la realidad de el objetivo, haciéndolo ver que a su alrededor todo el ambiente se ve reemplazado por una tierra oscura sofocante rodeada de flamas tan calientes que todo comienza a verse borroso. De repente, del piso emergen una serie de llamaradas que convergen en una sola y esta finalmente incendia por completo al adversario.  


Risk level: 5
Rol cuota 7 (Todos los ataques de fuego cumplen solo 0.25 de cuota).

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Malvark el Jue Jul 13, 2017 11:12 pm

Sachiko



Cuantas horas han pasado desde que vi a mi tia, a los vaqueros, a las mendigas bananas. Pensando que el asalto es solo un juego de niños. Y no lo es asi. Acaso no se dan cuenta? Acaso…saben que pasa en este jodido mundo?



Vance seguía enojado, asustado, molesto. Sus sentimientos seguían explotando cual celebración vygorense. No todos los días descubres que el destino te pone un reto para redimirte, para después descubrir que al hacer una buena acción terminas demostrando lo cobarde que eres.



Las calles oscuras no le aterraban, el saber que no pudo más que torturar a ese individuo lo hacía encolerizar. Necesitaba matar a algo, simbólico pero efectivo. Las imágenes de los cerdos, de lo que representaban esos chillidos, de su madre a tan corta edad.



Y la imagen de aquella a la que no pudo salvar. Estaba seguro que Brunilda era el mensaje que el destino le había dado. Y el mensaje aparecería frente a él, al dar vuelta en la esquina equivocada, observando una escena. Dos escribanos y una mujer, o por lo menos eso parecia



Vance: pero qué?...Maestro Darren? *sus ojos se hacen chiquitos al ver a su antiguo profesor en la calle, después siente un frio recorrer sus piernas* Lowell…*mira su nueva garra* Acaso será ético matar al brabucón de la primaria? Bueno, mi madre siempre dijo que le enseñaría una lección algún dia.

Mientras la figura femenina observaba a sus oponentes, el mago comenzaba a caminar como si nada, recargando su peso en la garra que en esos momentos portaba en su brazo. Los escribanos lo observaban pensando que era un vago más, pero su sorpresa y reacción fue enorme al reconocer el gorro y las pijamas.


Viridi Claw
Una garra que se usa en la mano derecha bendecida por la imagen de la diosa de la tierra Viridi. Aunque tiene algo de filo principalmente se utiliza para canalizar la magia del usuario, llegando a tener “cargas” en cada punta, permitiendo liberar el hechizo en partes (pero nunca dos magias diferentes). La flor que está en el dorso de la mano está conectada con los puntos vitales del usuario, cuando muere esta se marchita


Lowell: HERRINGTON?! No te habías muerto por pendejo?

Darren: Eh, que haces aquí? Pense que te volverías a meter a la academia cuando juntaras el dinero, aparte del hecho de que te habia matado la mafia en las Wild Lands.

Lowell: Heh, creo que vino su fantasma a que lo meta a una botella de leche

Brunilda: Que haces tú aquí?

Vance: …*el mundo se había congelado para el mago, el destino de nueva cuenta lo habia unido a esta mujer tan extraña. Su sed asesina se despertaba y los ojos brillaban con su clásico fulgor oscuro, ahora con un tono rojizo* Arine…Vine…

Lowell: Hehehehe ahora hasta tartamudea. Mejor te hubieras quedado con tu mami muerta

Vance: *crack* No. Vuelvas. A.

Lowell: Va a llorar la mariquita. Inténtalo y no sabrás lo que te va a pasar. Desearas estar en ese casillero oloroso otra vez

Brunilda: Vance, regresa al hotel.

*recuerdo de la pelea con Melchor y como Brunilda habia dicho lo mismo*

Vance: No Arine, madre. No regresare ahora. Tu misma lo dijiste, debo…superar a mis bullys.

Brunilda: Arine? De qué *gasp al recordar de quien era ese nombre*

Vance: Arine, dime…quie quieres que hagamos con ellos?



_________________


avatar
Malvark
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1025
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Localización : Long Island, NY

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Caco el Vie Jul 14, 2017 12:18 am

A Vast Plain, Under That Sky

El sol comenzaba a esconderse lentamente en el horizonte de Bynquisterr, y una mujer cabalgando sobre su galante corcel dejaba un rastro de polvo y tierra a medida que se alejaba de la ciudad. Dianne llevaba las riendas de su montura, Carpaccio, rumbo a uno de los pueblos cercanos a la capital, uno que, a pesar de su peligrosa ubicación, estaba en constante paz gracias a los gremios de cazadores que la protegían. Esos eran el objetivo de la pelirroja, que dejaba mover su cabello suelto al viento mirando cómo a lo lejos lo que antes era una silueta comenzaba a presentar casas y chimeneas.


Dianne: (Sabía que tarde o temprano llegaría este día, pero... No creí que fuera tan pronto. ¿Realmente estamos listos para esto?)

Las dudas de Dianne estaban fundadas en su experiencia previa. Sólo cinco personas podían decir que atacaron Beagalltach y vivieron para contarlo, y una de ellas era precisamente la joven. Prefirió olvidarse de ello y concentrarse en la misión que su amigo le había dado, apurando el galope de su caballo con un suave golpe de su bota. A pesar de lo buena jinete que era, y de lo cercanos que eran ella y Carpaccio, realmente no llevaban muchos años juntos. Su encuentro se remonta hace sólo 4 años, cuando las cosas todavía eran simples.

Hace algunos años escribió:El lugar era las afueras de Mehruntosh, cerca del Valle de los Lamentos, y cerca también del camino que llevaba a Beagalltach. Era una época de paz en Bynquisterr, quizás la más de todas, pues hace un año ya que había caído el soberano inquisidor. Cinco personas se encontraban presentes, los responsables de esa paz, en el que probablemente era su momento de mayor plenitud. Limpiar por completo el dominio de aquellos seres infernales había dejado de ser un sueño y era cada vez más una posibilidad, o al menos, eso creían.

Spencer: .... Enserio? -exclama el de cabellos largos y blancos, incrédulo-.


Aiden: Sí, sí, una competencia de caza de demonios -el hermano menor sonreía con los brazos cruzados-. Será divertido, piénsalo como si fuera un entrenamiento

Spencer: Pero es que no es un entrenamiento!

Sid: Yo le entro
-la voz del pelinegro interrumpe la voz de los Cross-.


Spencer: Tú también...? -suspira-. Entonces, cuenten conmigo -exclama el primogénito, impulsado por su rivalidad-.

Aiden: Qué tal ustedes?

Goethia:
-Niega con la cabeza-.

Dianne: Están locos?! Aun ni anochece, no estarán pensando en ir de nuevo a---

Aiden: El que pierde, paga las cervezas!


Sid: Y su dignidad!

Spencer: Nos vemos dentro de una hora, ni más ni menos (Cómo fue que me convencieron...)


Legends in Action


Una sola corriente de aire fue lo que quedó de los tres, moviendo las ropas y el cabello de las chicas. La imagen siguiente eran tres nubes de polvo, separándose en caminos diferentes en una carrera demencialmente rápida, cada uno buscando un destino distinto. Eran apenas las cinco de la tarde, y como bien es sabido, los demonios aun no salían a causar caos en la ciudad, a excepción de uno que otro demonio rebelde que era rápidamente neutralizado. Pero esos cinco eran diferentes. Ellos tenían tal valor, y tal poder, que iban directo a las madrigueras de los demonios. De cierta forma, ellos eran los únicos que realmente podían llevar el título de "cazadores", pues los seres demoníacos, a sus ojos, no eran más que presas.

Aiden: -aparece en una caverna, un montón de ojos comienzan a observarlo en la oscuridad, emergiendo criaturas enormes y espeluznantes.- Hola

Demonio: Oh? Un humano, viniendo directamente a una guarida de demonios... Jujuju, acaso quieres suicidarte o---

Aiden: Masterpiece



Sin mover un músculo, detrás de Aiden comenzaron a emerger cientos de espadas hechas de prana, que se lanzaban a toda velocidad contra los monstruos, quienes rápidamente se pusieron en posición de combate, mas poco podían hacer contra aquellas armas de energía que, al impactar un cuerpo o el suelo, explotaban causando aún más daño. Aiden observaba todo con la impresión de quien mira un insecto, inconsciente de que, quizás, esos demonios eran familia, que quizás estuvieran retirados. Tampoco sentía alegría, sólo buscaba conseguir un mejor "score" que los demás. Tal era la fuerza e inconsciencia del héroe legendario.

De pronto, cuando la mayoría de las criaturas estaban muertas, intentando huir o rogando clemencia, la caverna se rompe en mil pedazos, revelando la imagen de una criatura enorme, un demonio de clase S, que emanaba fuertes cantidad de prana. Aiden detiene su hechizo y lo mira. Era más o menos del tamaño de una de sus uñas, pero ni un rastro de miedo asomó a su rostro.


Vhalafor: Soy Vhalafor, archiconde demoníaco, emperador del quinto infierno y terror de los cazadores. Miles han intentado derrotarme a lo largo de la historia, y todos han caído. Tú, humano, que te atreviste a aventurarte a nuestras tierras, sentirás la ira de---


Sid:
-Peleando en medio de un grupo de demonios, siente un violento temblor que sacude la planicie. Era el cuerpo del gigante cayendo a la distancia-. (Ese engreído, cree que puede ganarme)

Sid contaba con la ayuda del conocimiento de los cientos de demonios que ahora estaban dentro de su cuerpo, por lo que había llegado a una zona perfecta para matar a cuantas criaturas fuera posible. Se trataba de demonios alados que ahora intentaban atacarlo con garras y pezuñas sin éxito debido a la dura piel del ex-asesino. Mutando partes de su cuerpo, había conseguido acabar ya con varias decenas, pero al sentir el escándalo de su compañero a la distancia, no perdió más el tiempo.

Sid: Supongo que es hora de tomarme las cosas enserio.... Un poco -deja salir una fuerte onda de prana, que manda hacia atrás a los demonios que intentaban golpearle-. Demon Parts: Draamael Form!

El cuerpo del hombre comenzó a deformarse y a crecer exponencialmente, transformándose finalmente en un enorme demonio tipo dragón, una criatura que en su día llegó a ser una de las fuerzas más peligrosas del mundo demoníaco. Extendió sus alas, que comenzaron a cargar grandes cantidades de prana, llevando todo a su boca, de la cual salió un rayo fulminante que se dividió en muchos más, causando una destrucción masiva en lo que antes era el hogar de cientos de demonios. Un pequeño apocalipsis a escasos kilómetros del castillo sin inquisidor.


Spencer: Uh? -Voltea a la distancia, viendo la silueta del enorme dragón demoníaco-. Definitivamente es él... El muy cabrón está usando artillería pesada -un enorme demonio, con forma de quimera, intenta atacarlo por la espalda, pero basta un disparo de su Judgement para hacerlo implotar en luz-. No puedo quedarme atrás

La habilidad de Spencer era increíble, derrotando oleada tras oleada de demonio sin sudar, utilizando el menor esfuerzo posible. Cuando sus pistolas no fueron suficientes para retener a la decena que se le abalanzaba, guardó sus armas secundarias y sacó su especialidad: El látigo. A lo largo de la historia de la familia Cross, no había nadie que hubiera superado a William Cross, el inventor del estilo del látigo en la familia... Hasta la llegada de Spencer, quien lo usaba prácticamente como una extensión de su cuerpo. Bañándolo con prana de luz, acumuló a un gran número de demonios para elevarlos al aire y comenzar a atacar con su arma a tal velocidad que con cada latigazo se creaba una franja de luz, transformándose finalmente en una esfera de prana lumínico que iluminó los cielos, encerrando en su interior a cientos de demonios que ya no podían luchar.

Spencer: Este es el poder... Del primogénito de los Cross! -un latigazo final hace explotar la esfera, destruyendo por completo a todos los demonios en su interior y circundantes-.


Dianne: -observa a lo lejos las explosiones, haces de luz, rayos de energía y dragones gigantes-. Hombres...

Goethia: Realmente se toman las cervezas muy enserio

Dianne:
-suspira-. Dudo que la cerveza sea su principal motivo

Goethia: Crees que a este paso, realmente acabemos con todos los demonios?

Dianne: Me temo que no es tan simple. Sí, a este paso reduciremos considerablemente su número, pero seguirán naciendo, a igual o más velocidad que nacen los humanos

Goethia: !! D-Dianne...



Dianne: -Ignorándola-. Sólo me pregunto si... Todo esto, no traerá consecuencias... Realmente quien sea que cree a estas cosas dejará que Aiden siga acabando con toda su población? Qué opinas, Goethia... -no hay respuesta-. Goethia?

Goethia: SUÉLTAME O MORIRÁS SUCIA COSA


Al voltear, lo que Dianne se encuentra no es precisamente a su amiga, sino a una enorme criatura negra y escamosa. Un demonio que de su cuerpo dejaba salir decenas de tentáculos, entre los que había principalmente animales... Y Goethia, pataleando y tratando inútilmente de zafarse. Dianne saca su espada velozmente, anticipando el combate.


Dianne: Qué diablos...

¿¿??: Hoy es mi día de suerte! Mira que encontrarme a dos jovencitas indefensas en medio de la nada. Sabía que salir por la tarde era una buena idea

Dianne: Suéltala, demonio!

¿¿??: Insignificante humana, estás hablando con Mollosh, general del abismo, destructor de naciones! Contrario a mis pares, yo me basto con alimentarme de animales. Son más nutritivos e indefensos que los humanos, que me dan asco
-mientras hablaba, se llevaba tentáculos a su boca, comiéndose vivos a los animales que había recolectado. La mayoría eran animales de granjas aledañas, gallinas, pollos, vacas, caballos-. Pero de vez en cuando, una dulce jovencita no sabe tan mal...

El demonio se preparaba para llevarse a la boca el cuerpo de la maga, quien claramente estaba sobreactuando rogando por su vida y llorando a mares. Dianne, en parte para salvarla y en parte para que se callara, se lanza al ataque y corta el tentáculo, dejando caer a la joven, para posteriormente bañar su arma en fuego y atacar de lleno al demonio, quien se cubre con sus decenas de tentáculos.

Goethia: Pensé que eras más cosa, señor demonio -hace aparecer su báculo frente a sí-. Pero no sólo eres feo, sino que eres un cobarde que ataca animales! Esta es... LA VENGANZA DE LOS ANIMALES! -exclama dejando salir su clásica tormenta de cuervos-.


Dianne: Así ni siquiera se llama esa técnica!

Mollosh: Tontas, acaso creen que.... Eh?
-nota que todos sus tentáculos ya habían sido cortados por Dianne en cosa de segundos-. Pero cuando.... UAGGH!

Irónicamente, los cuervos comenzaron a devorar a la criatura, quien indefensa intentaba combatir sin mayores resultados. Finalmente, de Mollosh no quedó más que pedazos de cuerpo demoníaco que comenzaron a fundirse en brillitos oscuros con el suelo. Ambas chicas se miraron, tranquilas pero algo decepcionadas de que el oponente no supiera un reto decente para ellas. Lo que no esperaban, era que uno de los tantos animales atrapados por el demonio sí hubiera conseguido sobrevivir... Un pequeño caballo blanco que, cojeando, parecía desconcertado e intentando escapar sin mayores resultados.

Los minutos pasaron volando, y prácticamente al mismo tiempo Sid y Spencer volvían al sector donde se encontraban las chicas. Los dos se encontraban prácticamente intactos, y apenas algo cansados luego de la carnicería.


Ephemeral Peace


Dianne: Cómo te fue, Sid?

Sid: Easy Peasy
-dice mientras enciende un cigarrillo-. Fueron 524 demonios directo al infierno


Goethia: Woooah! Y tú, Spency?

Spencer: ... 524
-mira fijamente a Sid, quien también lo observa desafiante-.

Sid: Sí claro campeón, no estarás mintiendo?

Spencer: No lo sé, creo que de todos, tu eres el menos indicado para acusar a alguien de mentir, o me equivoco?

Sid: Qué estás insinuando?

Spencer: No lo sé, quizás que inflaste el número

Sid: Anda, déjame te presento a los 524, dame un segundo para transformarme en cada uno

Spencer: Y por qué no mejor acabo contigo, así llego a los 525?
-a cada frase, cada uno se iba acercando al otro, quedando finalmente a escasos centímetros uno del otro-.


Aiden: Hola! -un poco tarde, el hermano menor se unía al resto del grupo-.

Dianne: Aiden, justo a tiempo. ¿Qué tal te fue?

Aiden: 1130


Dianne: ...

Spencer: No es justo, dijimos que no usaríamos todo nuestro poder

Aiden: No lo hice

Sid: Desgraciado
-Sid estiraba los cachetes del héroe, deformando su rostro-. Seguro hiciste trampa, siempre pasa lo mismo contigo

Aiden: Sho sholo ce que m dben unass shervvezas

Goethia: Es cierto, Aiden siempre hace trampas... E-Especialmente con el corazón de las chicas
-dice la joven, fingiendo un llanto-. Se aprovecha de ellas y luego las deja como si fueran ropa vieja...

Aiden: Fue un mutuo acuerdo, ropa vieja!
-se refiere el peliblanco al hecho de que ya habían terminado su relación para entonces-.

Dianne: -Suspira-. Sea como sea, creo que ya es suficiente. A este paso lo único que harán será dejar sin trabajo a los cazadores de Bynquisterr


Aiden: Mejor así, que tengan todos unas buenas vacaciones

Sid: Entre los cinco podemos acabar con todos los demonios de Brennevin

Spencer: Empezando contigo...

Sid: Qué dijiste?!


Todos menos Sid rieron al unísono, contagiando finalmente al cambiaformas. Esa noche, no hubo demonios en Mehruntosh. Y tampoco la noche siguiente. De alguna forma, aquel joven de cabellos blancos había logrado que la situación se invirtiera, siendo él el que acechaba durante el día las guaridas y escondites de aquellos que supuestamente deberían ser las amenazas. Poco sabía él que aquella actitud irresponsable acabaría trayéndole consecuencias inimaginables...Pero por lo pronto, no podían hacer sino disfrutar la paz momentánea. Ese mismo día, Dianne había conocido a Carpaccio, salvándolo de aquel demonio de tentáculo. Con el tiempo el caballo sanó y comenzó a seguir a la pelirroja, hasta que finalmente se volvieron un equipo que perduraría con los años.

Dianne: Me pregunto si algún día volveremos a estar todos juntos... -Cabalgando, llega por fin al pueblo-.


Riders Unite


No tardó en encontrar el gremio, pues era el único de todo el pueblo. Sin mencionar que ya la conocían, pues llevaba a su caballo constantemente para que lo cuiden o para hacerle un chequeo mensual. Por ello, apenas la vieron desde las torres de vigilancia le abrieron las puertas. Un enorme patio servía de vestíbulo, podían verse jinetes moviéndose de aquí para allá, otros caballos comían al costado, y varios más se encontraban en el establo. La noticia de la llegada de Dianne Kurtez rápidamente alertó a los miembros del gremio, llamando a su líder quien se encontraba practicando maniobras de combate montado. En cosa de segundos ahora se plantaba frente a la pelirroja, deteniendo a su corcel que se levantó en dos patas, dándole una imagen imponente.


Dianne: Marcus

Marcus: Dianne, qué sorpresa. Pensé que no tocaba revisión de tu caballo hasta la próxima semana

Dianne: Me encantaría venir por eso, pero me temo que la situación es un poco más complicada


Dianne procedió a contarle todo lo que sabía al líder de aquel gremio de cazadores. Uno lo suficientemente poderoso como para resguardar por su cuenta a un pueblo entero, y con la especialidad de manejar un estilo de combate montado único, veloz y efectivo. Marcus escuchaba con atención a la mujer, quien no tardó en sacar a colación la noticia del regreso de Aiden, cosa que ya se sabía por esas tierras. Al rededor de ellos, otros jinetes y miembros del gremio se acercaban para cuchichear lo que decía su líder.

Dianne: Estoy al tanto que todo este tiempo se han mantenido neutrales con respecto a la inquisición, pero vengo hoy en busca de ayuda, no de parte mía ni de Aiden, sino de todo Mehruntonsh que busca liberarse

Marcus: Y dices que atacarán el día de mañana?

Dianne:
-asiente-. Mañana por la tarde nos reuniremos a las afueras de Mehruntosh

Marcus: Ese chico, quien diría que volvería...
-despegó sus ojos de Dianne, para mirar el de sus compañeros-. Qué dicen?

Gremio: Yeah!



Los jinetes hicieron levantar a sus caballos, los que iban a pie levantaron sus lanzas y espadas, y el líder de gremio sólo sonrió hacia la mujer. "Ahí tienes tu respuesta", fue lo que dijo, causando una mezcla de alegría y alivio en la joven, pues aquel trato sumaba un poderoso y también numeroso batallón a las fuerzas aliadas que atacarían Beagalltach. Quizás, lo que había hablado con Aiden era cierto... Sus poderes se habían ido, pero la unión de su pueblo, era igual o más fuerte que aquello. Quizás, realmente la inquisición volvería a caer... Esta vez para siempre.

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Resh_69 el Vie Jul 14, 2017 1:12 am

Barlowe's theme


Lowell: ¿Conoces a este perdedor, tonta cazadora?

Brunilda: No le llames perdedor a Vance, es una persona a la cual una vez ame -Dice con un tono enojado-

Vance:... -Se queda en silencio mirando con una mirada asesina a los 2-

Lowell: ¡PFF JAJAJAJAJAJA! -Deja salir una gran carcajada- ¡No puedo creer que el baboso del Herrington hubiera podido conseguir una pareja!

Darren: Hmm... Mejor vamonos Lowell antes de qu-

Lowell: No -interrumpe al escribano mayor- No se tu, pero yo tengo asuntos pendientes con ese soquete del Herrington -Se truena los nudillos-

Darren: Maldición Lowell, Vamo-

Brunilda: ¡Orb of Darkness! -La magia de la bruja sale disparada a toda velocidad contra los 2 oponentes-




Lowell: ¡Cuidado! -Bloquea el ataque suyo y el que iba en contra de Darren-

Brunilda: No permitiré que hables mal de Vancy -Comienza a rodear a los 2- ¡Este es el plan Vance, nos enfrentaremos a estos desgraciados, aun que nos cueste la vida!

Vance: Entendido madre -El fulgor de sus ojos se incrementa-

Darren: Hmm no quería llegar a esto, pero si eso es lo que buscan -Comienza a tomar distancia y a cargar una clase de magia- ¡Mas vale que no les permitas ni una sola oportunidad de que me ataquen!

Lowell: No te preocupes -Se pone en posición ofensiva- Esto sera pan comido ¡Prepárate Herrington y también tu estúpida novia que esta vez no sera solo tu dignidad la que perderás! -Se lanza rapidamente tras los 2 magos-

Brunilda: ¡Sharingan! -Su ojo comienza a brillar con un color escarlata- ¡Orb of Darkness!




Vance: ¡Me vengare por toda la humillación que me hiciste pasar en la academia, Lowell! -Prepara sus magias de agua- ¡Orb of Water!

El monje se lanzo a toda velocidad en contra de los elegidos, quienes de un momento a otro comenzaron a lanzar sus orbes mágicos en contra del escribano mas joven, pero con gran agilidad este esquivaba sus magias las cuales terminaban impactándose en el suelo o en las casas abandonadas cercanas. Era obvio que Lowell contaba con una gran habilidad física, sin embargo eso no hizo titubear a la bruja y al mago.

Lowell: ¡COMO TE ATREVES! -Aparece de repente cercas de Vance- ¡A OPONERTE A MI HERRINGTON! -Lanza una serie de puñetazos trasladándose de un lado a otro- ¡REMEDO DE ESCRIBANO INÚTIL!




Brunilda: ¡No te atrevas a tocarlo! -Bloquea cada uno de sus ataques con su espada haciendo uso de su Sharingan-

Lowell: ¡¿Pero como?! ¡¿En que momento te anticipaste a mi ataque?!

Vance: ¡Gracias por protegerme madre! -Apunta hacia Lowell- ¡RING OF FIRE!

Lowell: ¡Maldita sea!

De las manos de Vance se podía ver como aparecían varias marcas con extraños símbolos los cuales comenzaban a ponerse por sobre su cuerpo, el escribano al notar las extrañas marcas este rapidamente se puso en alerta ante el movimiento de los elegidos y decidió alejarse la mayor distancia posible, de manera que salto con gran fuerza hacia el cielo para evitar el ataque mágico de Vance.

Lowell: ¡Lento como siempre Herrington! -Nota como aun no desaparecen esas marcas de su cuerpo- ¡¿Nani?!

Vance: Esta es la habilidad que alguien muy especial para mi decidió otorgarme -Forma con su puño la forma de un dedo a punto de apretar un boton- ¡El amor es algo abrasador! -Aplasta el botón imaginario- ¡Y crea un anillo ardiente!

Lowell: ¡Las marcas! -Mira como comienzan a brillar mientras se encuentra en el aire-




Vance: Ligado por un deseo salvaje... -Mira como su hechizo crea una reacción en cadena provocando una explosion en el cielo- Caí en un anillo de fuego.

La explosion tomo por sorpresa al monje pues no espero que su ex-compañero manejara una magia de ese estilo, pues siempre recordaba como lo único que hacia este eran mediocres hechizos de agua, al punto que se burlaba metiendo la cabeza de Vance en los inodoros de la academia de manera que al bajar el agua del baño este terminaba mojando toda la cabeza del pobre rubio.

Brunilda: Esa fue una bonita explosion, Vance -Le guiña el ojo desde la mascara a su compañero-

Vance: Gracias mamita, pero esto aun no termina.

Brunilda: "Que incomodo que me diga madre, sobre todo tomando en cuenta lo que hemos hecho..." -Se sonroja por unos momentos pero luego retoma la concentración- Definitivamente eso no va ha detenerlo.

Lowell: Maldito seas Herrington, solo por eso me encargare de hacerte la ley del tubo mas dolorosa de toda la historia de los escribanos.

Tras disiparse el humo se miraba como el joven monje con apenas unos rasguños miraba con cierta furia a los dos magos, pues no solo logro engañarlo su ex-victima de bullying, sino también la bruja había logrado detener su arremetida contra el Joestar. Sin embargo estaba lejos de darse por vencido pues rapidamente volvió lanzarse al ataque, esta vez liberando un aura purpura.

Lowell: ¡Vamos par de lerdos esto aun no a terminado! -Se lanza a toda velocidad- ¡Pyscho Crusher!

Brunilda: ¡Ahora Vance! -Su puño comienza a electrificarse-

Vance: ¡Water Cannon! (Take me out / Danger Zone) -Un gran chorro de agua sale disparado desde las manos del rubio-




Lowell: ¡¿Aun sigues usando esas estúpidas magias de agua?! -Recibe el ataque pero con su psycho crusher logra evitar la presión del agua- ¡Tus estúpidas magias lo único que hacen es mojar a la gente!

Brunilda: ¡Eso es exactamente lo que buscábamos! -Se mira como una gran electricidad se forma en el puño de la bruja-

Lowell: ¡¿Pero que?!!!

Brunilda: ¡STORM BOLT!




El ataque eléctrico de la bruja salio disparado a gran velocidad hacia el monje, quien ahora se encontraba empapado por el ataque de agua que había recibido de Vance. ¿Tendrá éxito el ataque combinado de los 2 magos?


Última edición por Resh_69 el Vie Jul 14, 2017 1:47 am, editado 2 veces

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4838
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26
Localización : República Socialista de México

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Cuenta sin uso el Vie Jul 14, 2017 1:12 am

El miembro 'Resh_69' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de Rika' :

Resultados : 6, 2

Cuenta sin uso
A personalizar
A personalizar

Mensajes : 5243
Fecha de inscripción : 09/08/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kusanagi Dark el Vie Jul 14, 2017 2:05 am

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair


~Troubled~

Alistair, Salem, Tecese y Syldra se encontraban fuera de la biblioteca aun decidiendo que hacer con la nueva información que el del sombrero les habia proporcionado...Por un lado, era cierto que el activar ese templo seria una gran ayuda para el asalto. Sin embargo, con los sucesos de la noche anterior era mas que seguro que el lugar estaría mas que vigilado...Sin duda alguna seria demasiado arriesgado aventurarse solos.

Entonces...¿Que van hacer? —Pregunto Tecese luego de algunos minutos de silencio y tension.—

Creo que lo mejor sera buscar a Aiden y al resto para decirles acerca del templo... —Respondió Alistair—

Vaya, me sorprendes Al. —Rio Salem— Pensé que querrías aventurarte al templo y llevarte todo el crédito de haberlo descubierto.

Si bueno...Digamos que...Pasaron un par de cosas anoche que me han hecho ver que debo pensar un poco mas antes de actuar. —Dice aun avergonzado por el regaño que recibió de parte de su padre en el limbo—

Me alegra ver que estas madurando. —Le da una palmada en la espalda— Aunque debo admitir que eras mas divertido cuando eras el idiota impulsivo y arrogante que conocí en Amagi.


¿Gracias...? —Sonríe incomodo al no saber como tomarse lo ultimo que dijo el mago.—

En ese caso, si no planean hacer nada mas esta noche.—Hablo Syldra— Creo que regresare al gremio. Tenemos que comenzar a prepararnos para el asalto...

Entonces yo ire a buscar a Aiden y Renzo a la casa cross. —Agrego Alistair— ¿Vienes Salem?

Creo que paso. —Niega con la cabeza— Alguien tiene que investigar ese templo...

¡Olvidalo! —Exclamo el guerrero— No dejare que vayas tu solo ¡Ire contigo!


De hecho Al, en esta ocasión lo mejor es que vaya por mi cuenta. —Explico Salem.— Si las cosas se ponen peligrosas puedo usar mi Farore Wind para teletransportarme fuera de allí...Pero no puedo llevarme a nadie mas. Por lo que si vienes conmigo, tendría que dejarte atrás. Ademas...Puedo pretender ser solo un ebrio perdido para no llamar mucho la atención.

Creo que tienes razón, pero... —Lo mira aun preocupado.— ¿Estas seguro de esto?

Si te preocupa tanto, puede que al final decida no ir. —voltea su mirada de vuelta hacia la biblioteca.— Aun quiero leer algunas cosas mas antes de sentirme satisfecho. Sea cual sea el caso, te avisare mañana cual sera mi curso de acción.

De acuerdo. —Suspira— Solo ten cuidado ¿De acuerdo?

No te preocupes. Mi sed de conocimiento respecto a la muerte ya ha sido saciada. —Sonríe con
Ironia.— No es algo que planee experimentar una segunda vez.


Bueno, entonces creo que yo ya me voy. —Anuncio Tecese para luego alejarse caminando— Adios.


Su...Guia es un tanto...Peculiar.—Comento Syldra aun algo extrañada por el comportamiento de
Tecese—


Ya te acostumbraras...Supongo —Respondió Alstair—

Salem volvió a la biblioteca por lo que Alistair y Syldra decidieron dar por terminada su búsqueda por mas cazadores para el asalto al castillo...Lamentablemente sin mucho éxito. El camino de regreso fue un tanto...Silencioso, pues una vez mas el guerrero estaba perdido en sus propio pensamientos. Algo que su amiga pudo notar de inmediato.

Muy bien...—Se para frente a el— ¿Que es lo que te ocurre?


¿De que estas hablando? —Desvió la mirada—

No te hagas el tonto Alistair...—Frunce el ceño.— Has estado actuando muy extraño todo el día. Es obvio que algo te esta molestando...Y no se por que presiento que tiene que ver con Lycoris.

~Tender Feeing~

¿Tan fácil soy de leer...? —Suspira— Es solo que...Anoche pasaron demasiadas cosas. Supe por terceros que ella se le confeso a Yura...Lo que desencadeno esa pelea de la que te hable donde ambos acabamos perdiendo la vida. También tuve la oportunidad de hablar con mi padre cuando estuve en el limbo...Y creo que el tiene razón en que todo esto paso por que yo no supe controlar mis sentimientos por ella...Y desde que la bese anoche mientras dormía las cosas se han vuelto un poco incomodas con ella...

Espera...¿¡Que tu que!?—Exclamo molesta para luego respirar profundo tratando de calmarse a
si misma— Esta bien...Creo que entiendo por que lo hiciste y se que no tenias malas intenciones...Pero aun así, lo que hiciste estuvo mal.


¡Ya lo se! Creeme que aun me arrepiento de haberme aprovechado de ella de esa forma...Es solo que, en ese momento, no podía pensar en otra cosa que en lo importante que ella es para mi, en lo mucho que odiaría perderla... —Aprieta con fuerza sus puños y aparta la mirada avergonzado.— Parece que al final no soy muy diferente de Joe...


Tranquilo, ya paso. Lo importante es que sabes que estuvo mal.—Pone su mano sobre su hombro.— No te culpes mas por eso y solo evita cometer de nuevo esos errores.

Es difícil estar en esta situación...La quiero en verdad la quiero —Suspira con tristeza— Pero ella solo tiene ojos para Yura...¡No es justo! ¿¡Que tiene el que no tenga yo!?

No se trata de eso...Uno no elige de quien enamorarse. Es algo que se da.—Explico Syldra.— Créeme, yo se que la quieres...Pero no dejes que eso arruine la relación que ya tenían. Le estas dando demasiada importancia a tus sentimientos por ella que estas empezando a menospreciar su amistad. No te sigas atormentando por no poder estar con ella de la forma que quisieras y trata de apreciar mas los momentos que puedes compartir  su lado.
El amor no se trata solo de recibir...Sino de dar.  El tener la oportunidad de amar a alguien, aun si ese alguien no lo sabe, aun si no puede corresponderte...Es algo que realmente vale la pena.


Tienes razón Syldra...Estoy siendo demasiado egoísta. —Asiente para luego abrazarla.— Gracias...


Hey, para eso están los amigos ¿No?—Lo abraza de vuelta y le sonríe dándole palmaditas en la
espalda— Bueno...Ya estaos de vuelta en el gremio...¿No quieres pasar?


Me gustaría, pero en serio quiero encontrarme con Aiden y el resto...Sigo preocupado por ellos desde anoche. —Respondió el guerrero rechazando amablemente la invitación—

En ese caso no te quito mas tiempo. Buena suerte encontrando a tus amigos.—Se despide de el mientras abre la puerta— Supongo que te veré mañana para discutir el asalto al castillo. Tal vez no seamos muchos, pero haremos todo lo que este en nuestras manos para apoyarte.

Lo se. —Asiente con determinación para despedirse.—

Tras separarse de Syldra en el gremio de los Nightwings y haber podido desahogarse un poco de todos esos pensamientos que lo aquejaban, Alistair decidió regresar a la residencia Cross, tuviendo que adentrarse en los callejones de los barrios mas bajos de la ciudad para poder llegar a ella...Sin embargo, antes de llegar a su destino, se topo con un rostro conocido a lo lejos recorriendo esos mismos callejones.

~Crisis~


¿Vance...? —Lo mira con curiosidad adentrarse en uno de los callejones.—

Ciertamente se alegraba bastante de verlo sano y salvo después de lo ocurrido la noche anterior por lo que no duda en tratar de alcanzarlo para preguntarle si sabia algo sobre el resto de los que participaron en aquella pelea...Pero cual fue su sorpresa al ver que en dicho callejón se encontraban dos miembros de la Real Academia de Escribanos que al parecer lo conocían, junto con una figura enmascarada a la que no podía reconocer y, al menos por lo que alcanzo a escuchar, todo parecía indicar que pronto habría una pelea...Y justamente fue eso lo que paso siendo la enmascarada la primera en atacar a lo que los escribanos no dudaron en responder dando inicio a un breve enfrentamiento en el que Vance y aquella figura desconocida unían fuerzas contra el duo de escribanos, incluso realizando un ataque combinado.

¡Lowell eres un idiota! —Regañaba el escribano a su alumno—¡No debiste confiarte!

Solo me tomaron por sorpresa...Pero eso no volverá a ocurrir ¡Genocide Cutter! —Inmediatamente después de reponerse luego del ataque combinado, Lowell no dudo ni un segundo en atacar a la enmascarada con una fuerte patada que creaba una afilada cuchilla con la que logro aturdirla por unos instantes.—


¡Y ahora sigues tu Herrington! —Se voltea hacia Vance y corre hacia el para intentar atacarlo con
la misma tecnica—


¡No tan rápido! —Grito Alstair finalmente uniéndose también a la pelea y colocandose frente a Vance para cubrirlo con su Guardian Field.—

¿Alistair? —Dijo Vance sorprendido de ver al espadachín tras haber presenciado su muerte la noche
anterior—


¿¡Que, amigo tuyo!? —Pregunto Lowell—

No se en que diablos te acabas de meter Vance. —Dijo el espadachín mientras sacaba del piso sus espadas y las sujetaba firmemente para luego ver a Lowell— Pero parece que vas a necesitar ayuda.


Solo trata de no morirte como anoche... —Dijo en tono irónico.—

¿¡O-Olvida lo de anoche quieres!? —Grito avergonzado— No volveré a actuar sin pensar...

Eso espero... —Respondió el mago.—

Solo...Cubreme ¿De acuerdo? —Vance asintió ante la petición del espadachín usando Bubble Cutter para atacar a Lowell rodeándolo con decenas de burbujas imbuidas con parana que las volvía afiladas, distrayendolo el tiempo suficiente para que Alistair tuviese la oportunidad de atacar.— ¡BEAST!

Concentrando una gran cantidad de Prana en una de sus espadas, Alistair realizo un corte hacia arriba con esta, liberando toda esa energía de modo que esta tomara la forma de la cabeza de un león que rugía con gran fuerza al tiempo que estaba a punto de impactarse contra el cuerpo del escribano y sacarlo volando.


_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
Motionero destacado
Motionero destacado

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Cuenta sin uso el Vie Jul 14, 2017 2:05 am

El miembro 'Kusanagi Dark' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de Rika' :

Resultados : 6, 3

Cuenta sin uso
A personalizar
A personalizar

Mensajes : 5243
Fecha de inscripción : 09/08/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por StrifeEH el Vie Jul 14, 2017 3:06 am

Sea of Suspicious


Alexander:
Por fin paso se esta dando un golpe de estado en el parlamento.


Miriam:
Alex ¿De que demonios hablas? Eso ni sonó como una explosión fue mas.... Como unos chasquidos seguidos de luz... ¿Bebiste mientras estábamos peleando con ese demonio?


Alexander:
.....No....


Nyuh:
Si.


Alexander:
Vuelve dentro —Dijo mientras empujaba a la pequeña hada dentro de su gabardina—De todas formas estas calles deberían estar vacías, creo que es mejor que revisemos que esta pasando.


Miriam:
Ya puedes bajarme, creo que estoy mejor.


El dúo de Rogues se movieron rápidamente por los callejones de la desolada ciudad, los largos pasillos de piedra corroídas por el pasar del tiempo no hicieron mas que acentuar la atmósfera de muerte que emanaba esa zona, puertas destrozadas probablemente por saqueadores que trataban de hacerse con las pocas riquezas que habían dejado tras de ellos los pobres desabridos que huyeron de ese lugar condenado; no les tomo mucho acercarse al origen del ruido, justo antes de llegar ambos decidieron moverse por dentro las edificaciones y con Stealth poder investigar la situación sin revelar su posición, desde uno de los cuartos de un segundo piso pudieron ver a un grupo de cinco personas en lo que parecía ser un conflicto, uno de ellos preparando un hechizo, otro defendiéndolo mientras atacaba a los otros tres.


Miriam:
Esos son... Escribanos.


Alexander:
¿Escribanos?.


Miriam:
Son una escuela de magos encargados de la creación y recolección de pergaminos a base de los espíritus... Tienen fuertes lazos con los inquisidores.


Alexander:
Para ser solo literarios saben pelear.


Miriam:
Y ese es..... ¿Alistair?.


Alexander:
¿Quien? ¿La niña con el pelo de dos colores?.


Miriam:
No es una niña, es amigo de Karee.


Alexander:
¿Estas segura que no es una niña? Porque estoy comenzando a dudar de mi sexualidad... Ademas que es con esos colores de pelo, ¿Se los pinta con tinta? Me recuerda a esas series sin sentido que pasaban en Vygor sobre chicas con proporciones raras de cuerpo y chicos con espadas inhumanamente grandes en proporcion de su cuerpo... Dios como odio Vygor.


Miriam:
Es la décima vez que dices que odias Vygor esta noche Alex.


Alexander:
Bueno si es amigo del chico creo que es nuestro aliado ¿Deberíamos ayudarlo?.


La asesina asintió, esta era toda la aprobación que el pistolero necesitaba, algo dentro de el estaba ansioso por pelear con algo mas que criaturas que solo se dedicaban a regocijarse de su poder y decir que los humanos eran basura, quizás un enemigo que estuviera mas a su nivel, moral y físicamente hablando, así que tomo impulso y se aventó desde la ventana, sus pistolas apuntando en dirección de los dos escribanos.

Lowell:
¿¡Que carajo!?


Alexander:
¡Black Hole Bullet!.


Un pequeño proyectil de color negro salio disparado desde los revolvers hacia los escribanos, no en dirección hacia ninguno de los dos pero mas bien a un punto muerto entre ellos, Lowell se sintió confundido hasta que el proyectil paso junto a el y comenzó a sentir una fuerza invisible jalándolo junto al proyectil.

Alexander:
¡Ahora si! ¡Cross Raven!.


avatar
StrifeEH
Saliendo del cascarón
Saliendo del cascarón

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Cuenta sin uso el Vie Jul 14, 2017 3:06 am

El miembro 'StrifeEH' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Dado de Rika' :

#1 Resultados : 5, 5

--------------------------------

#2 'Dado de Rika' :

#2 Resultados : 1, 3

Cuenta sin uso
A personalizar
A personalizar

Mensajes : 5243
Fecha de inscripción : 09/08/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Malvark el Vie Jul 14, 2017 9:57 am

Stop Hanging DJs



El combate apenas comenzaba y se estaba poniendo cada vez más candente. El bravucón escribano no se detenía ante los ataques enemigos, demostrando porque era conocido como el terror de los novatos de la academia. Su ira no se debía a ningún trauma ni inseguridad, sino al mero deseo mortal de hacer sufrir a sus iguales. Justo como planeaba hacerlo ahora.



Las balas y el agujero negro hacían sus estragos en aquel hombre musculoso, cortando y rasgando piel y prendas por igual. Hilos rojos teñían la vorágine con un radiante color carmesí. Despabilándose el escribano rodó hacia la derecha y muy lejos del agujero, pero el daño ya se había hecho.

Vance: Alguien más quiere un poco?

Brunilda: No, espera un momento Vance.

Alexander: Una bruja y un tipo en pijamas junto al amigo amiga de Karee. Acaso se adelantó el día de brujas?

Alistair: Dijiste Karee?

Lowell: Aun no he terminado con ustedes! *da un enorme salto y aterriza entre todos los presentes rouge, magos y guerrero. Sujetando a Vance de la camisa justo en el momento que todos se dispersaron* Pero primero tu!



Alexander: es de mala educación interrumpir, ya no les enseñan civismo en la escuela? *le da un balazo en la mano a Alexander. No hace mucho daño debido a la curvatura de la bala pero logra que Vance escape*



El escribano centró su atención en los combatientes que habían llegado en ese momento mientras los magos se reagrupaban. Ante los ojos de Vance la maga era otra persona, su psique completamente bloqueada por el trauma de la tarde. Brunilda planeaba una estrategia pero Vance no la escuchaba del todo bien, solo veía la imagen de su madre en todo momento.

Brunilda: entendiste Vance? Comenzaremos ahora.



Vance: Si Madre

Antes de que pudieran comenzar el escribano fornido llegaba a interrumpirlos empujando a Alistair como si se tratara de un luchador de sumo y con fuerza. Los dos magos comenzaron a cargar sus orbes y dispararlos pero eran bloqueados con los antebrazos del poderoso escribano. Parecía que la batalla lo estaba haciendo más fuerte cada segundo.

Usando un Radiant Dash logró tomar la pierna de la bruja y arrojarla unos cuantos metros, provocando la furia y reacción del mago con una serie de chorros de agua. Lentamente estos llegaron a empapar al escribano, debido a su poca presión.

Lowell: Ya se te acabaron las ganas de ir al baño? Esto no es más que los escupitajos que te lanzaba en el ojo!

Vance: DEJA A MI MADRE EN PAZ. UPTOWN FUNK * la mano emerge del mismo brazo del escribano, picándole los ojos, jalándole el fleco y dándole un fuerte golpe en la nuca.



Alexander: Son familia esos dos? Se ven de la misma edad.

Miriam: Creo que es un juego de rol muy salvaje

Alexander: Estos degenerados buscan sacar la lujuria a como dé lugar



Vance: ORAORAORAORAORA



Lowell: Sigues peleando como una niña. *mientras bloquea los golpes comienza a caminar contra el mago, que lo esperaba ansioso. Cuando llega aplasta a Uptown Funk y empieza a tronar sus nudillos*

Brunilda: Ahora Hijo! (creo…que me estoy dejando llevar)

Detrás del escribano la bruja de los sueños de Vance llegaba con un orbe de oscuridad de gran tamaño, buscando impactar en la espalda del escribano. Vance cargaba una magia gélida en su garra, cada punta comenzado a liberar humo de lo frio que se habia vuelto el material. Rápidamente disparó varios proyectiles helados punzo cortantes con la técnica que le había robado al ninja

Vance: Veamos qué te parece esta ley del tubo! *el destello dorado comienza a surgir alrededor de el* TUBULAR BELLS



_________________


avatar
Malvark
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1025
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Localización : Long Island, NY

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 32 de 38. Precedente  1 ... 17 ... 31, 32, 33 ... 38  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.