♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Página 3 de 39. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 21 ... 39  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Caco el Mar Nov 29, 2016 7:18 pm


Aiden: No lo recomendaría -menciona el clérigo, levantando la vista desde el fuego hacia su compañero recién llegado. A su lado, Vincco dormía plácidamente agarrado a su brazo como quien sostiene una almohada. No muy lejos, Yura comía unas galletas asadas y Renzo y Zeke platicaban cosas de hombres musculosos-.

Vance: No? Por qué?

Aiden: Hay una... Ley implícita en Bynquisterr, que dice que no hay que salir por las noches a menos que busques  la muerte

Zeke: Es por los demonios, cierto?

Aiden: Ajá
-dice, mientras vuelve la mirada al suelo-.




Hay varios grupos de cazadores o personas independientes protegiendo la región, pero no dan a basto. Por la noche, estas criaturas se esparcen por los caminos y atacan a cualquiera, sin importarles que sean niños, ancianos o mujeres. A veces ni siquiera los matan de forma instantánea, sino que juegan, abusan y torturan de forma previa, disfrutando cada segundo -mira de reojo a su pequeño alumno, con cuidado de que siguiera durmiendo y no escuchara el relato-. Durante un tiempo, hace un par de años, el número de estas criaturas disminuyó considerablemente y hasta era posible salir sin miedo cuando el sol se oscurecía, no obstante, en los últimos años, eso cambió... Y ahora es peor que nunca -con dificultad el parchado se expresaba, a sabiendas de que él mismo era el factor que los había retenido durante tantos años, hasta ser presa de la maldición-.


Abraxas: Cuando íbamos a Unukalhai nos encontramos con un par, fueron super izi huehuehue

Yura: No sé, quizás hayan tenido suerte

Aiden: Mientras más nos acercamos a la zona norte de Bynquisterr... Los demonios se vuelven más fuertes y aparecen con mayor cantidad. Aquellos que encontraron no se comparan a los que merodean por Mehruntosh o el valle de los lamentos. Criaturas de pesadilla que por sí solos podrían arrasar con pueblos y ciudades enteras




Renzo: *Suspira* Y yo que pensaba que lo más difícil ya lo habíamos pasado en Unukalhai.

Vance: *glup* Entonces, como iba diciendo, nos vamos mañana no?

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1273
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kusanagi Dark el Miér Nov 30, 2016 12:17 am

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair



Tras lograr finalmente abrir la bóveda en Durandal. El grupo de elegidos tuvo la oportunidad de conocer al mas reciente espíritu de Lycoris así como de recibir una invitación a su casa por parte de la pelirroja una vez que concluyera por lo que Alistair continuo examinando el lugar en busca de objetos que pudieran serle de utilidad, finalmente encontrando 3 pergaminos, 2 de los cuales denotaban ser de la clase guerrera a la que el pertenecía y uno de ellos en particular irradiando un aura que le resultaba extremadamente familiar.

Esta técnica... —Dice mientras toma el pergamino— Estoy seguro de que la he sentido antes...

Al abrir el pergamino, el guerrero aprendió técnica que estaba contenida en su interior al tener una vision de esta siendo ejecutada por el espíritu a quien pertenecía. Un joven de cabello plateado que vestía ropas color rojo y blandía una enorme espada de dos manos con la cual realizaba un corte que a su vez desataba una poderosa ráfaga de viento cortante de la misma forma que Zen lo habia hecho durante su encuentro con el en la playa de Costa de Marfil.


Es cierto. Mi padre también enfrento a Zen... —Dice recordando la vez que estuvo en la galería de las Leyendas y escucho por primera vez acerca de Edward Dulake y sin poder evitar sentirse mal consigo mismo por haber sido derrotado en su ultimo duelo con el Samurai—

Ahora que sabia que su padre fue una figura muy importante para la oposición, súbitamente comenzó a sentir todo el peso que eso conllevaba sobre sus hombros. Después de todo, hasta hace solo unas horas el solo era un simple huérfano que soñaba con ser un héroe para tratar de encontrar su propio lugar en el mundo...Y ahora, era el hijo de alguien que prácticamente era una leyenda. No sabia como tomárselo...Sentía que la sombra que su padre proyectaba sobre el era demasiado grande, que debía dar mas de si mismo, volverse aun mas fuerte y ser alguien de quien el se sintiera orgulloso.

Creo que mejor sigo buscando... —Sacude su cabeza y guarda dentro de sus ropas los otros 2 pergaminos para concentrarse de nuevo en su búsqueda y así distraerse de aquellos pensamientos.—

El guerrero continuo revisando los distintos objetos que habia en la bóveda notando como en una de las esquinas de esta descansaba en su funda una Katana que el decido tomar, desenfundandola para examinarla y realizando algunos cortes con ellas...Sin lograr acostumbrarse aun a manejaras por lo que pensó que quizás pudiera pedirle ayuda a Ruumi que le enseñara a usarla. De modo que decidió llevarla consigo en su espalda mientras seguía revisando cada rincón del lugar, pero sin encontrar nada mas que llamara su atencion pues todo lo que quedaba parecían ser jarrones, joyas, copas y otros objetos de valor así como varios escudos, armas y armaduras ceremoniales...De entre las cuales resaltaba una enorme e imponente armadura de color negro.



Woah... —Dice sorprendido mientras camina hacia la armadura e intenta desmontar el casco para probarselo. Pero no solo este resulta ser bastante pesado...Sino que también termina por caerle todo el resto de la armadura encima— ¡HEY, MUCHACHOS! ¡NECESITO AYUDA!

¿Por que esto no me sorprende...? —Suspiro Karee parándose frente a Al quien estaba debajo de todas las piezas de la armadura—

¿¡Estas bien Al!? —Pregunto preocupada Lycoris mientras se acercaba al guerrero tras escuchar el estruendo de la armadura desplomandose— ¿Te hiciste daño?

Estoy bien, estoy bien. —Responde mientras trata de hacer a un lado el peto pero sin mucho éxito— ¡¡Solo ayúdenme a quitarme todo esto de encima!

Debes ser mas cuidadoso. —Dice mientras levanta sin ningún problema el pecho de la armadura para sorpresa tanto del ladrón como del guerrero— No me gustaría que te pasara nada.

Yo solo quiero saber...¿Para que querías tu semejante armadura? —Pregunto Karee tratando de ocultar que le estaba costando mucho trabajo recoger uno de los guanteletes y preguntándose como rayos Lycoris podía levantar el casco con solo un brazo— Ciertamente el negro no te va.

Supongo que...Solo me pareció que se veía genial. —Responde mientras ríe torpemente y se pone de pie una vez que no tiene las piezas de la armadura encima— Y..Ya saben, quizás si la usaba me volvería mas fuerte o algo.

No seas tonto Al. No necesitas de una armadura para ser mas fuerte. Tu ya eres un gran héroe para mi sin ella. —Dijo Lycoris con una sonrisa— Ademas, Karee tiene razón. Una armadura negra no es precisamente muy heroica que digamos ¿No lo crees?.


Lycoris...Yo...No se que decir. Supongo que...Gracias. —Dice sorprendido y con las mejillas rojas mientras se frota la nuca y ríe un poco— Y si, creo que tienes razón en que se ve mas como lo que usaría el malvado emperador de las tinieblas...¿Creen que le quede a Brunilda?

Después de verla usar una espada no me sorpenderia... —Responde con sarcasmo a la broma de su amigo— No sabía que las brujas tenían conocimiento de espadas.

Lo se... —Suspira al recordar como ella lo derroto como si nada en el torneo de Deneb— Es un poco frustrante que ella sea buena en prácticamente todo...

Excepto en sentir empatia y compasión por otro ser humano... —Frunce el ceño mostrando cierto disgusto hacia la bruja.—

... —Alistair se percata de que Lycoris tiene la mirada baja mostrándose incomoda y algo triste por los comentarios hacia Brunilda por lo que rápidamente intenta cambiar de tema.— Por cierto...¿Donde esta Ruumi?

Esta afuera esperándonos. —Respondió el ladrón.— Dijo que nos tomaramos nuestro tiempo.

Ya veo...En ese caso. —Comienza a recoger algunas piezas de la armadura.— Denme una mano con esto...Quizas Zeke le pueda sacar mas provecho que yo.

Alistair, Lycoris y Karee se las arreglaron para entre los 3 llevar la pesada armadura negra junto con el resto de los objetos que habían encontrado dentro de la bóveda hasta ese momento y continuar investigando en caso de que aun hubiera cosas que pudieran ayudarlos en su viaje.

_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
Motionero destacado
Motionero destacado

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Miér Nov 30, 2016 3:12 am



Ruumi:
¿Cuando consiguió todas estas cosas...?

Scrolls, Armas, incluso una Armadura. Sin su padre, Ruumi se había empezado al fin a dar cuenta de las cosas que había dejado atrás. Consumida por su deseo de ayudarle y aún así, había fallado en comprender la profundidad de su conocimiento y responsabilidades. Ni siquiera estaba tocando nada, solo observaba los objetos en el interior, pensando en el momento que fueron selladas. ¿Que habrá pensado cuando la cerró junto con Zen? ¿Que las tomaría algún día...? O tal vez sabía que no las vería de nuevo antes de morir...

Karee:
¡Hey Al!

Alistair:
¿Encontraste algo interesante?

Karee:
¡Encontré una daga! ¿Linda eh?


Fuera lo que fuera, ahora serían ellos quienes las usarían. Apenas de la mitad de la edad de su padre... Pensar en esto le ocupó a profundidad la mente. Pronto descubrió que le era complicado buscar algo allí dentro así que decidió salir. El Caballero a su lado notó que a diferencia del resto, ella seguía allí parada. Solamente observando. Y siendo que el silencio no le agradaba, Fargus dirigió la palabra, intencionando a descubrir un poco de esta elegida que no había visto antes.

Fargus:
¿No vas a tomar nada?

Ruumi:
... ¿disculpe?

Fargus:
omQue si no vas a tomar algo.

Ruumi:
Lo siento, me perdí en mis pensamientos. Solo me asombra que alguien haya sellado estas cosas de esta forma. ¿Porqué lo habrán hecho así?

Fargus:
Es difícil adivinar lo que los Samurai pueden pensar cuando hacen las cosas. Son tan diversos que me duele la cabeza. Por todo lo que sé, solo querían asegurarse que incluso si tomaban la fortaleza no pudieran hacer uso de sus artefactos.

Ruumi:
... Supongo.

Fargus:
... ¿Dónde estabas tú durante el asalto? El resto actúa como si fueras una vieja aliada.

Ruumi:
Entré con Karee por una de las ventanas de la fortaleza.

Fargus:
¿Con el ladrón? ¿El que derrotó a Harusame solo? ¡JAR JAR JAR! Todos realmente aportaron mucho a la batalla, pero no esperaba que su infiltración fuera ASÍ de buena.

Ruumi:
No, e... Yo... *suspiro* si, él.

Fargus:
¿Eres de Aquí, verdad? Esa ropa grita Amagi. Sobre todo las hombreras. Aunque sean más de un Samurai que nada.

Ruumi:
Si, de hecho. He vivido toda mi vida aquí en Parcelyte. Esta es la primera vez que viajo fuera de la frontera de Amagi.

Fargus:
Heh. No podemos dejar de agradecer su intervención. No solo echamos a los inquisidores, también devolvimos el poder a los caballeros. Dos pájaros de un tiro. No que no haya salido caro.

Ruumi:
¿Y valió la pena...?

Fargus:
¿Hmm?

Ruumi:
Si pudiera saber todas las muertes que causaría esto antes de tiempo... ¿aún lo haría...?

Fargus:
No se puede hacer nada sin sacrificar algo... si hubiera sabido antes de tiempo, me hubiera preparado mejor. Pero no, no pudo haber sido mejor que ésto. Y no pienso desperdiciar los sacrificios de quienes nos trajeron hasta aquí arrepintiéndome ahora.


Ruumi:
Entiendo... Eso es bueno. No creo que yo pudiera tomar esa decisión...

Fargus:
Ésto fue el sueño de muchas casas de caballeros desde hace un tiempo, ¿sabes?. Recuperar el poder; recuperar nuestro derecho a alabar a Rem... Claro, muchos perdieron la fé igualmente...

Ruumi:
Eso cambiará cuando echemos a los inquisidores de Brennevin.

Fargus:
Y no tengo duda que así será.

Ruumi:
... si. Discúlpeme. *Resiste el impulso Awkwardmente de hacer una reverencia y se retira sin decir más*




Karee:
Hmm... más scrolls... hay menos cosas útiles de las que esperaba... ¿Algo nuevo, Al?

Alistair:
No por aquí... ¿Lys?

Lycoris:
Solo más armaduras por aquí.

Karee:
*Sigue buscando* ¿Que es eso...?


En una estantería con varias pócimas, una destacaba por estar tras un cristal. Karee examina el cristal y parece que es de esos que solo se pueden abrir con magia. O al menos así sería para alguien normal. Karee se agacha y abre su saco, extrayendo una pequeña herramienta enfundada en cuero como un arma. Al abrirlo, un cortador de vidrio aparece. Karee lo coloca y empieza a hacer un hoyo por el cual meter el brazo y sacar el Elíxir.

Alistair:
¿Encontraron Algo?

Lycoris:
*sosteniendo unos guantes* Uhm... Algo así...

Karee:
*Revisa la botella* Hey, Lys, ven un momento.

Lycoris:
¿Encontraste algo...?

Karee:
¿Sábes qué es esto? *le da la botella*

Lycoris:
Hmm... *abre la tapa y comienza a olfatear indirectamente, luego revisa el color y... * ¡Oh!

Alistair:
¿Que?

Lycoris:
¡Creo que encontraste algo muy bueno! Es un Elíxir de curación. Y muy potente por el olor. Yo diría que es capaz de curar casi cualquier herida. *Lo tapa de nuevo y se lo entrega a karee*

Karee:
Huh... interesante. *Lo mete al saco*

Alistair:
Oigan, ¿Y Ruumi? ¿Ella que se va a llevar?

Karee:
Deja le pregunto. ¡Hey Ruumi, tu que vas a...

Al mirar a la entrada de la bóveda, solo Fargus estaba de pie. Karee levantó su saco del suelo y se dirigió a él. Fargus le dijo que se retiró. Karee le hizo una señal a Alistair y le dijo que iría a buscar a Ruumi, que mientras, den una segunda búsqueda alrededor para ver si había algo más que deberían llevarse. Entonces, Karee decidió revisar el único lugar que se le ocurría que Ruumi estaría. Salió del fuerte y se dirigió a una pequeña cima al lado de Durandal. Y tal como esperaba. Allí estaba.


Karee:
¿No vas a tomar nada de la bóveda?

Ruumi:
... Ah... Keith...

Karee:
No, Karee, ¿Recuerdas?.

Ruumi:
¿... hmm? ¿Que cosa?

Karee:
Tienes la cabeza en las nubes.

Ruumi:
... Bueno... ¿Que crees que pasó con los hombres de mi padre...? Más de dos tercios de mi clan estaba aquí durante el ataque...

Karee:
¿Quieres que pregunte...?

Ruumi:
Es solo que... Bueno... Mi padre no murió solo por mí, ¿sabes? Mientras más lo pienso, más sentido tiene lo que hizo...

Karee:
Creo que no lo entiendo...

Ruumi:
Los Samurai tenemos una... larga historia con la muerte y el honor. Un Samurai sin señor no es común, pero un Samurai que perdió a su señor no es uno. En cambio, un Samurai que falla en proteger a su señor es considerado lo más bajo. Herramientas rotas. Ronin. Al hacer Seppuku, liberó a sus hombres de ese destino porque así no es considerado que le fallaron... es considerado que él les falló, y en el acto, recuperó su honor.

Karee:
¿Entonces deben morir si fallan? Eso no suena muy lindo.

Ruumi:
... Si hubiera sido derrotado en combate, sus tropas se esperaría murieran también, si no en combate, por su propia mano. Si se hubiera retirado, Todos hubieran sufrido de ser la escoria en la sociedad samurai... y más que nada, al hacer Seppuku, no se considera que traicionó a nadie. Fue su forma de decirme que mantuviera todas mis opciones abiertas... si hubiera deseado hacerlo, gracias a su sacrificio, podría incluso unirme a los inquisidores. Me estaba expiando de toda deuda que él hubiera dejado.

Karee:
¿Y si no lo hubiera hecho...? Perdón si es muy... ehrm...

Ruumi:
Está bien, no te preocupes. Si hubiera vivido... su traición me hubiera marcado a mí también. Y él quería que yo pudiera decidir. Es algo que muchas veces me repitió. Que debía tener convicción en mis actos... Digo... nunca realmente lo hablamos a fondo, pero esperaba que yo liderara el Clan después de él... Soy su única hija, después de todo.

Karee:
¿Y por qué decidiste no hacerlo? ¿Por que decidiste venir con nosotros realmente? En Valaflam, me dijiste que querías encontrar tu propio camino...

Ruumi:
... No soy como mi padre. Él era fuerte, en todos los sentidos. Él podía liderar al clan. Yo no. No tengo lo que él. No estoy lista para liderarlos. Siendo completamente honesta, no sé que hacer con eso... Por un lado, debería ser mi responsabilidad, pero...

Karee:
Pero aún puedes hacer algo por ellos.

Ruumi:
¿Que cosa...?

Karee:
Me dijiste que conoces a la mayoría. Incluso a veces algunos en ocasiones eran tus niñeras cuando eras jóven, ¿no?.

Ruumi:
No diría que son mis mejores amigos... realmente siempre tuvieron miedo de acercarse mucho por mi padre. Pero sí... los conozco bien.

Karee:
Entonces haz algo por ellos. Si tu no puedes liderarlos, muestrales quien puede. Harusame les salvó de un destino peor, ¿no? Aún pueden hacer algo.

Ruumi:
Sin lo que hizo mi padre estarían muertos o serían incapaces de servir a alguien más... pero su honor debería seguir intacto, sí.

Karee:
Perfecto. Entonces ven. Tal vez Fargus sepa donde están. Y cuando los encontremos, asumiendo que no nos tome mucho, podremos asegurarnos que encuentren algún futuro.

Ruumi:
... Seigaku...

Karee:
¿Mande?

Ruumi:
El clan Seigaku. El clan Hikami y el Seigaku tienen años de historia. Somos aliados desde los tiempos de Nakano Hikami. Si mal no recuerdo, el pacto de alianza entre los clanes se dio al final de la guerra demoníaca, incluso antes de nuestro pacto con los Matabishiki hace 100 años. Seguro Taisuke estará dispuesto a ayudarles.

Karee:
¿Taisuke...?

Ruumi:
Es el Daimyo del clan, así como Zen es de los Matabishiki y mi padre de los Hikami.

Karee:
Su líder.

Ruumi:
Si. Era un buen amigo de mi padre también, aunque con los años se separaron. Aún lo recuerdo bien cuando visitaba... Siempre dijo que "Haru necesita relajarse más, no". *chuckle* seguro podrá ayudar a los del clan a decidir una nueva dirección. ¡Es perfecto!

Karee:
Perfecto. Entonces ya tenemos todo. Vamos con Fargus pues.

Ruumi:
Espera.

Karee:
¿Si...?

Ruumi:
... Gracias. No parece mucho, pero ésto... espero me ayude a entender mi lugar en todo esto.

Karee:
No me agradezcas. Agradéceme cuando hayamos logrado algo más allá de hablar de que vamos a hacer algo.

Ruumi:
Hahah... está bien, vamos.




En las sombras, a la distancia del fuerte...

???:
... (Justo como calculamos, están aquí... con suerte, pronto terminará esto).

Asesino:
Señor. Una carta del comando.

???:
¿El comando, dices? ¿Dijeron si era una respuesta a mi petición?

Asesino:
Así es, señor.

???:
Perfecto... *abre la carta y lee por unos segundos* ... Dile al resto que se preparen. Tenemos que vigilar su siguiente movimiento.

Asesino:
Ahora mismo, señor.

???:
... ahora, sabandija... llévame a tu madriguera.





El ladrón y la Samurai volvieron a la fortaleza con una idea de que hacer a continuación. Fargus seguía allí, con Alistair y Lycoris preparando las cosas en un pequeño carro de tres ruedas, sobre el cual habían colocado lo que se llevarían. Parecía que solo estaban viendo algunas últimas cosas antes. Karee se acercó a Fargus y comenzó a cuestionar sobre lo ocurrido tras el asalto principal. Fargus estaba claro confiaba en los elegidos, no se contuvo ni un detalle. Y fue así como se enteraron que los Samurai que se rindieron, así como los que no murieron, fueron apresados.

Karee:
¿Están aquí en Durandal?

Fargus:
Así es. Al inicio temíamos que no hubiera suficiente espacio, pero es más grande de lo que inicialmente pensamos, ¡Jar Jar Jar!

Ruumi:
... ¿Le importaría si le pedimos un favor...?

Fargus:
Seguro, ¿que ocupan?.

Ruumi:
¿Podría liberarlos...?

Fargus:
... lo siento, ¿escuché bien? ¿Dejarlos ir? ¿Hablan en serio...?

Karee:
Yep.

Fargus:
No.

Ruumi:
¿Hay algo que podamos hacer para convencerlo?

Fargus:
No. Mira, Una cosa es respetar al enemigo, la otra es olvidar que ES el enemigo. ¿Crees que ellos olvidarán que les quitamos el poder?

Karee:
Claramente los caballeros no lo hicieron.

Fargus:
Exacto. Y ahora que estamos de vuelta a como las cosas deberían de ser, No volveremos a perder nuestra tierra. Puede que sean los elegidos de Rem, pero a no ser que tengan una muy buena razón, no pienso liberar a los prisioneros.

Karee:
¿Que, prefieres un ciclo eterno de odio? Si ningún bando está dispuesto a olvidar, entonces dentro de otros años habrá más guerra.

Fargus:
Y los expulsaremos cada vez. ¿Porque siquiera quieren sacarlos? No veo ningún motivo para ello.

Ruumi:
¿Está mal que me importe lo que le ocurre al clan de mi padre?

Fargus:
¿Tu padre...? ¿Quien eres?

Ruumi:
Ruumi Hikami. Mi padre era el comandante de esta fortaleza. Harusame.

Fargus:
... Eso lo cambia todo. *JUAR JUAR JUAR INTENSIFIES* Mira, Piensa lo que quieras, pero no me importa quien seas. Fuiste elegida por Rem y eso es suficiente para mí, pero no esperes que tu nombre significa algo. Los caballeros sufrimos esto por siglos. Tal vez sea su turno.

Ruumi:
¿Disculpe?

Fargus:
Harusame no está. Y los samurai en los calabozos no son suyos. No sé porqué los quieres liberar, pero no los pienso dejar ir sin un buen motivo.

Escuchando una conversación un tanto agitada, Lycoris y Alistair se acercaron un poco para escuchar. Aún si estaban siendo menos discretos de lo ideal al respecto. Fargus había empezado a subir un poco el tono. Si bien estaba claro que estaba intentando contenerse ante los elegidos, también quedaba claro que al igual que muchos caballeros, para él esto era un asunto de honor. No sería parte de la oposición si no solo detestara a los inquisidores, si no que además deseara regresar a los caballeros su poder. Y una vez tienes el poder, es una constante lucha por mantenerse allí.

Ruumi:
Si fueran sus hombres los liberaría en un instante.

Fargus:
Tu padre aprisionó a cientos de nosotros y muchos murieron allí. Si no fueras una elegida yo mismo te-


Karee:
Yo no iría allí si fuera tu.

Fargus:
... Yo mismo te habría... juntado al resto. Pero tienes el beneficio de la duda.

Ruumi:
Estoy segura de ello. Le prometo que tienen honor. Si se los pido, no causarán problemas para nadie.

Fargus:
No me preocupa que causen problemas.

Karee:
Es por lo mismo que el estado de Durandal es secreto fuera de las murallas... no quieres que parezca que son débiles.

Fargus:
Nadie ha visto motivos para levantarse en armas, pero no podemos correr riesgos. Nosotros atacamos cuando Zen se retiró de Durandal porque vimos la oportunidad. Y por experiencia sé que no debo de dejar que ellos tengan la oportunidad. Es mejor estar seguros.

Ruumi:
¡Pero le digo que no-

Fargus:
¿Y que si te digo que no confío en tu palabra al respecto? Puedes prometer lo que sea, pero he vivido demasiado tiempo bajo su subyugación para saber que sus promesas no significan nada. Confiaré en tí para deshacerte de los inquisidores porque Rem así lo ha decidido, pero no en algo más.

Ruumi:
No tiene porqué ser así... Hace siglos, caballeros y Samurai lucharon juntos en la guerra demoníaca... ¿acaso solo recuerda las diferencias?

Fargus:
Esos tiempos quedaron muy atrás. Quedaron atrás cuando los Samurai invadieron Amalruz y nos despojaron de nuestro honor.

Ruumi:
¡Pero yo no tomé esa decisión, ni lo hizo ninguno de los que están aquí prisioneros!

Fargus:
No, pero tu padre sí. Y Déjame decirte que no era un santo. Muchos de mis hombres murieron por SUS órdenes. Y muchos de los que alababan a Rem fueron torturados, algunos incluso murieron en el proceso.

Ruumi:
Pero... Pero no era su culpa, él solo...

Fargus:
No quiero antagonizar a una elegida, así que lo diré por última vez. Los Prisioneros se quedan. Si me dieras una MUY buena razón, tal vez lo piense, pero de lo contrario-

Karee:
Fargus, piense en esto, si seguimos así, solo causará rencor en los samurai a la larga. Muchos Caballeros estaban hartos de los Samurai y muchos estoy seguro se regocijaron con su caída, pero ésto solo causará que eventualmente las tablas se tornen y pronto ustedes serán los opresores. Pero en cambio, si pudiera colaborar con-


Fargus:  
¿Con los Samurai? Esos tiempos quedaron atrás, chico. Muchos murieron para esta victoria. Muchos soñaron con ésto. Sería un insulto para muchos como Edward Dulake, los Erphingam, los Valerie y muchos otros que murieron a manos de un samurai si nos hiciéramos para atrás ahora y dejáramos que todo lo que hicieron fuera en vano. Tal vez tu no lo entiendas, no eres un caballero. Y estoy seguro que TU no lo entiendas, chica.

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 356
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kusanagi Dark el Miér Nov 30, 2016 3:13 am

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair



No... —Dijo Alistair apretando sus puños y dando un paso al frente.— ¡Es usted quien no lo entiende!

Fargus, Karee, Lycoris y Ruumi miraron sorprendidos como el guerrero levantaba la voz. Y es que el escuchar las duras palabras del líder opositor de Amagi llenas de odio y prejuicios hacia los Samurai así como las repetidas menciones a su padre y el impacto que estas tuvieron en Ruumi parecía haberle afectado de alguna manera. Yes que si bien, es cierto que la primera vez que estuvo en aquellas tierras no tuvo problemas en luchar contra los Samurai, incluso matando a Kazan en combate durante el ataque a Durandal simplemente por que, para el, ellos eran los malos...El ya no era el mismo joven arrogante y egoísta de aquella ocasión. Habia crecido mucho durante su corto tiempo como elegido de Rem gracias a sus compañeros y poco a poco habia aprendido que no todo es blanco o negro y que en realidad existen muchas escalas de gris...

¡Esto no es lo que el hubiera querido! Samurais...Caballeros...¿¡Cual es la diferencia!? —Exclamo el guerrero— Yo...Jamas conoci a Harusame. Incluso recuerdo que cuando Karee me pregunto que cual era la imagen que me venia a la mente de el, yo respondí que la de un malvado y despiadado shogun...¿Pero saben algo? Esa era solo la imagen que yo proyectaba en el solo por ser parte de la inquisición...Pero la verdad es que... ¡Estoy seguro de que Harusame fue un hombre honorable que solo quería lo mejor para la hija que tanto amaba! El simplemente luchaba por lo que creia que era correcto...¡Al igual que nosotros!


Alistair... —Lo mira con asombro y con un nudo en la garganta tras escuchar sus palabras en tanto que Karee simplemente se cruza de brazos y sonríe con orgullo—

¿No se dan cuenta de que al mantener a los Samurai encerrados y subyugados para evitar una revuelta están haciendo exactamente lo mismo que ellos hace cientos de años? Lo único que conseguirán sera perpetuar el ciclo de odio entre  clases y que continue existiendo resentimiento en ambos lados al buscar alzarse una por sobre la otra...Dividiendo incluso familias. —Baja la cabeza con tristeza por un momento al recordar la historia de Remi y Elizabaeth, pero pronto vuelve a levantar la mirada.— ¡Esta tonta lucha por supremacía tiene que terminar! Alguien tiene que dar el primer paso hacia la reconciliación...

No puede haber igualdad si antes no hay justicia. —Respondió firmemente Fargus con enojo y tristeza en su rostro— ¡Tu no eres un Caballero... !No tienes idea de por todo lo que nos han hecho pasar los Samurai...¡Deberían agradecernos de que no simplemente los ejecutáramos!

¿Y cual es su idea de justicia exactamente? —Pregunto Karee—

Yo.... —Baja la mirada avergonzado de no poder dar una respuesta.— No lo se..


Es verdad...No se todo lo que han tenido que sufrir los caballeros bajo el yugo de los Samurai...Pero se que usted en el fondo sabe que esta no es la solución. Pero aun así cree que es lo mejor para su gente. A veces podemos pensar que solo hay un camino y que no se puede dar vuelta atrás... —Continuo Alistair, esta vez recordando su encuentro con Ismael y Daniela en el Infierno.— Pero nuca es tarde para elegir otro camino. No podemos cambiar el pasado...Pero si podemos crear un mejor futuro.

Alistair tiene razón...Siempre se puede comenzar de nuevo y buscar enmendar nuestros errores. —Agrego Karee con cierta nostalgia al recordar  el momento en el que Mato a Hod para permitir que Orsin pudiera nacer—

No todo se tiene que resolver peleando señor Fargus...A veces, si se logra dejar tras el rencor hacia aquellos que nos han lastimado aunque sea solo por un momento podemos llegar a entendernos... —Esta vez fue Lycoris quien hablo, recordando como sus esfuerzos durante su pelea con Brunilda en el torneo e Deneb dieron como fruto una resolución pacifica al conflicto de aquella region.—


Realmente quisiera poder creer en sus palabras... —Una ligera sonrisa se muestra en el rostro del viejo caballero, conmovido por las palabras de aquellos jóvenes.— Pero no es tan sencillo. No somos solo nosotros los que nos resistimos a la idea de unirnos a los Samurai...Temo que muchos de nuestros prisioneros preferirían cometer Sepukku antes que cooperar con nosotros...

Yo se que es difícil...Pero no es imposible. ]Y lo se por que, esa joven Samurai que usted ve ahí es uno de mis mas preciados amigos. He aprendido mucho de ella y se que puedo confiarle mi vida... —Voltea a ver a Ruumi con una sonrisa para después mirar de nuevo  a Fargus con determinación— Por eso le pido a usted que intente confiar también en ella...No solo como elegido de Rem. Sino como Alphose Dulake, Aprendiz...No, hermano de armas de Remington Erphingram e hijo de Edward Dulake y Vivian Vowsler...

Alistair observo como el viejo Fargus casi se desmaya al no poder creer lo que sus oídos escuchaban...Pues al oir todos esos nombres no cabía ni la menor duda que frente a el se encontraba nada mas ni nada menos que el hijo de quien es considerado el padre de la oposición en Brenevin quien prácticamente le suplicaba a el y a todos los caballeros que trataran de confiar en los Samurai de la misma forma que el habia llegado a confiar en Ruumi a pesar de ser la hija de Harusame...Ambos de dos extremos completamente opuestos que durante siglos se han considerado enemigos mortales pero que ahora luchan hombro con hombro en nombre de la Diosa Rem por un bien común...Por lo que tal vez...Solo tal vez...Ellos podrían seguir su ejemplo.


_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
Motionero destacado
Motionero destacado

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Miér Nov 30, 2016 4:21 pm



Lo que había iniciado como una agradable y amena visita de los salvadores de los clanes remanentes de caballeros en contra del yugo de los samurai, ahora se había convertido en una candente discusión que abarcaba temas como política, historia, honor, tradición, y valores humanos. Karee y Ruumi aportaban buenos argumentos mas el dolor de todas aquellas derrotas aún ardía en el cuerpo y memorias de Fargus. Después de todo ¿Cuanta más prueba necesitaba de desconfiar de los samurai si solo le bastaba ver su ausente brazo para recordarlo?

Fargus: Tsch...

No obstante, el caballero también estaba forzado a reconocer que sin la ayuda de los elegidos jamás hubiera podido encontrarse en donde estaba ahora. De pie riendo y festejando la derrota de su enemigo tras 100 años de luchas, fracasos y sacrificios. Sentía en su interior la mirada acusante de sus compañeros caídos al saber que aquellos que arrebararon sus vidas se irían campantes así sin más, posiblemente listos para prepararse para un nuevo conflicto... y sin embargo, la figura del joven de cabello bicolor frente a él que afirmaba ser el hijo de Edward Dulake le daba cierta iniciativa de aceptar la propuesta de los elegidos.

Fargus: Aunque no tengo evidencia de que sea certero esa fuerte afirmación que acabas de hacer... sonaste igual que él por unos momentos. (Suspira). Bien, lo hablaré con el resto. No obstante, a lo mucho accederemos a liberar solo a una parte de los prisioneros. Si estos prometen no continuar con el conflicto y prueban ser dignos de fiar en un periodo de prueba, creo que tanto yo como el resto nos adaptaremos más a la idea.  


Karee: Es un avance pero...

Lycoris: ¿Enserio no hay modo de convencerlo de liberar a todos?

Fargus: Ya estoy cediendo más de lo que debería y es solo por todo lo que les debo a ustedes... Además... hay un hombre aquí al que no importa cuando me rueguen, no puedo permitir que liberen.  

Alistair: ¿Quien?

Fargus: ¿Recuerdan que les dije que las manos de Zen estuvieron aquí?... bueno, uno de ellos sigue aquí. Shinja, el rebanador definitivo.   

Shinja escribió:

Fargus explicó que las heridas de la batalla fueron demasiado para Kagaho, la otra mano de Zen quien enfermó y falleció poco después del asalto. Por su parte, aquel conocido como Shinja había sido recluido en una celda para el solo donde debía tenerse cuidado de acercarse demasiado o terminaba atacando a quien fuese que se le acercara. Cosas como dejarle comida o revisar su prisión eran tareas que se debían hacer con lujo de cuidado y precaución.  

Fargus: No niego que ponerle fin a este ciclo de batallas sería algo que me encantaría ver... a todos nosotros de hecho... pero hasta que yo mismo no vea que es posible, no seremos nosotros quienes bajen la guardia. Así que esas son mis condiciones...  

===================================================================

*Al dia siguiente en el templo de Rem camino a Ozden*


Aiden: Bueno... (Se levanta del piso junto al sello por el cual se efectuan los traslados a otros templos viendo que no se ha activado) Supongo que no van a volver por un rato. Supongo que ya es momento de ponerse en marcha. ¿Estás de acuerdo Tecese?  


Habían dado las 10:00 de la mañana en el templo camino a Ozden, donde los espiritistas que no se habían trasladado a ninguna otra locación esperaban pacientes al regreso de sus compañeros. No obstante, al ver que ninguno de estos volvía, el grupo decidió que lo mejor sería ponerse en marcha y esperar a que el resto los alcance después.

Yura: ¿Seguro Aiden? ¿Que tal si no saben como llegar?  

Salem: Descuida Yura. Verás, le comentaba a Aiden esta mañana que obtuve una nueva habilidad que por lo que entendí, me permite dejar un punto de referencia al cual pueda trasladarme en el futuro dese la necesidad.  

Renzo: ... ¿que?  

Salem: Miren, más fácil.  

Una suave brisa de aire comenzó a correr por los alrededores del templo, moviendo el pasto y escombros pequeños por el piso, mientras que un luminoso orbe color esmeralda aparecía acumulandose en las manos del hechicero, quien las levantaba al aire en suma concentración. Finalmente, dicha esfera lumínica se quedó flotando en el lugar.   


Salem: Cuando lleguemos al siguiente pueblo, puedo regresar de inmediato al templo a esperarlos.   

Rene: Que buena onda.   

Yura: ¿Y si llegan mientras vamos en el recorrido y te devuelves cuando ya no queda nadie por venir?  

Salem: ... ¡No dije que fuera perfecto!  

Aiden: También puede preguntarle a Rem si ellos ya volvieron. De ese modo no tiene que quedarse allí en vano.  

Salem: Todo parte de mi elaborado e infalible plan.  

Vance: Andando pues. 

Aunque varios no le daban mucha importancia a la notoria prisa de Vance por seguir adelante, el estratega del grupo se percató casi de inmediato que aparentemente la platica de la otra noche lo había dejado ansioso por respuestas. El clérigo le había abierto una puerta en su búsqueda y el ex manco se sentía como león enjaulado no siendo capaz de pasar por ella cuanto antes. Respetando esa misión personal de su nuevo amigo, Aiden coincidió con él y se prepararon para marchar.   

Renzo: Creo que yo me quedaré... Aún no me siento del todo recuperado y preferiría descansar otro rato si es posible.  


Salem: Suena bien. Sirve que les dices que me esperen.   

Zeke: ¿Pero no es algo arriesgado que te quedes solo? Digo ¿que tal si vienen esos tipos a golpearte de nuevo? Mínimo sería bueno que se quede alguien que pueda atenderte en cualquier caso.  

Todos: ... (Voltean a ver a René haciendo Air Guitar).

Decidiendo que Renzo y René se quedarían un rato para esperar al resto, el resto decidió movilizarse al pueblo de Ozden, desde donde cual Salem volvería al templo para esperar y guiar al resto al mismo destino que el grupo principal. Tras subir a los carromatos dejando a Joroide con los 2 espiritistas que permanecieron en el templo, el resto del equipo de elegidos se dirigió a su siguiente destino, al cual llegarían alrededor de las 12 o 1 de la tarde.   

Ozden escribió:

=====================================================================


Mientras tanto en el imponente palacio Guarumara en la esplendorosa isla de Denebrys, la bruja proveniente de Unukalhai ya había despertado desde hace un par de horas de su cómoda habitación para huéspedes. En toda su vida no había tenido una experiencia tan reconfortante como la que ofrecían los lujos de aquella habitación, ni siquiera los cuartos VIP de los dragones danzarines que había visitado (Hasta ahora) se le comparaban. No obstante, había decidido permanecer en su habitación otro rato no sólo por las comodidades, sino por que uno de los mayordomos le solicitó que permaneciera un rato ya que la reina deseaba compartir un desayuno con la espiritista.  

Brunilda: ¿Oh? (Escucha que tocan a su puerta). Adelante.

Mayordomo: Saludos una vez más señorita Brunilda. El desayuno está listo.


Para ese momento la Bruja ya se había cambiado nuevamente con sus ropas elegantes y no dudó en seguir al amable y desde luego nada sospechoso mayordomo, quien en medio del recorrido la divertía con alguna anécdotas del palacio que si bien realmente no eran tan divertidas por que contaban eventos cotidianos como cuando una cocinera olvida sacar el Soufflé del horno o que algún soldado perdió su sombrero, el modo en el que lo relataba era cordial y simpático.  

Mayordomo: Y entonces el dijo ¿Si esa es la casa de los pasteles por que no me puedo comer las paredes? hohoho

Brunilda: Hehehe "No entendí"

Mayordomo: Bueno, aquí estamos, el salón comedor. Yo habré de retirarme ya pero volveré si la reina o usted necesitan algo. Y no se preocupe por los guardias que estarán rodeando todas las salidas, es solo un protocolo.

Brunilda: Entiendo.


Al entrar al salón comedor y pasar de lado a los 2 guardias tamaño gorila que cuidaban los lados de la puerta de entrada, Brunilda miró que al final de la mesa (repleta de exquisitos platillos por cierto) se encontraba la reina con un rostro amable y cordial que le invitaba a tomar asiento. Le pareció curioso a la hechicera ver a la imponente líder de todo el dominio comiendo de una humilde cacerola que no tenía tan buen aspecto como los demás platillos, pero por el momento no lo cuestionó.  

Kristya: Adelante Brunilda, pasa y toma asiento donde te sientas más cómoda. Toma lo que gustes. (La bruja toma asiento y una vez que se ha acomodado procede a seguir dirigiéndole la palabra) ¿Disfrutaste tu noche en el palacio?


______________________________________________________________________________________________

INDICACIONES: Para los que están en la main party, llegarán a Ozden que un lindo y próspero pueblito a la Elder scrolls, con vegetación y casas en buen estado aunque sin exceso de lujos. Aunque aquí también hay ataques de demonios, abundan buenos cazadores de diversos aspectos, desde caballeros, samurais, vaqueros y hasta soldados denebrenses, todos ellos con la vocación de cazar demonios a su estilo ya sea por que los ven como la verdadera amenaza del mundo o querían salir de la rutina de sus viejas vidas. Esta información puede suministrarla el mismo Aiden o algun lugareño amable. Pueden llegar al Dragón Danzarín de allí donde los atenderá su viejo amigo Víctor Danzas que vieron en Valaflam y que es originario de aquí.
Si quieren encontrar alguna pista aquí de alguna plot personal, pueden encontrar a un NPC que convenientemente les de las respuestas que necesiten

Rol Cuota: 3

_________________
2sp00ky4m3






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2620
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Jue Dic 01, 2016 7:34 pm



Esto había salido... considerablemente no tan bien como a la Samurai le hubiese gustado. Y aún así, El resultado le complacía, enormemente. Lo expresaría, si no hubiera sido que lo ocurrido la dejó sin palabras. Había llegado a esperar el apoyo de Karee, pero el apoyo de Alistair y Lycoris, aún si no era lógico que lo hiciera, la tomó por sorpresa. Ella no buscaba igualdad entre su gente y los Caballeros, de hecho, sentía que Fargus hacía un buen punto. Ella defendía a muerte a su padre y a los suyos... pero no podía evitar pensar que había mucho en juego. Y que debían de hacer algo... Lo que sea para ganar el perdón de los caballeros.

Realmente no lo había pensado hasta ahora... pero realmente les hicieron males. Esto era un objetivo que podía luchar por conseguir. Algo que sentía que podía lograr, que debía lograr.

Ruumi:
¡E-Eso es más que suficiente, Señor! Puede que no sea mucho, pero le prometo que haré lo que pueda para que se ganen su perdón.

Fargus:
Eso ya lo veremos.

Ruumi:
No pienso defraudarlo.

Fargus:
Tengo las expectativas tan bajas como pueden estar, así que estoy seguro que no lo harás.

Lo que hace unos momentos era una mueca de preocupación ahora era una sonrisa honesta. Incluso si no lo admitía, Fargus sintió al ver esa sonrisa que tal vez no era tan mala idea. Aún si claro no dejaría eso cegar su juicio. El grupo entonces levantó la carretilla, la cual parece Alistair sería el encargado de llevar, y se despidieron antes de partir, dejando a Fargus con un enorme tesoro en forma de armas y armaduras para un ejército. Ruumi prometió volver en la mañana para llevar a los prisioneros a cuidado de un conocido, por lo que se quedarían en durandal otra noche. Karee era el único que tenía una idea lejana de a quien se refería. Una vez cerrada la puerta de Durandal tras ellos, La Samurai parecía a punto de saltar de alegría.


Ruumi:
ALISTAIR, ¡VEN AQUÍ!

Alistair:
¿Que hice- AAAAAH!

El bicolor se vio en solo un momento apretado por los brazos de la samurai. Su apariencia claramente traicionaba su fuerza. Aún si claramente Zeke lo destrozaría si aplicara su fuerza en algo así, Alistair se sorprendió por la fuerza que lo aprisionaba. Al punto que incluso parecía que se le dificultaba respirar.


Alistair:
ayudah... no respiroh...

Ruumi:
ES TU CULPA POR DECIR TODO ESO ¿CÓMO QUERÍAS QUE REACCIONE?

Karee:
Puedo SENTIR su cuello tronando...

Lycoris:
Oh Rem... tal vez Al necesite un quiropráctico después de eso...

Finalmente la Samurai soltó al hijo del caballero, Tras lo que se giró a los otros dos, aún sonriendo bastante. Alistair inmediatamente sintió su columna volver a su lugar. Un sentimiento al instante doloroso, seguido por un placer de los dioses. Karee se le acercó y con rápido movimiento le tronó el cuello. Alistair le agradece con una sonrisa tonta antes de que éste le levante la mano en señal de alto, como diciéndole que cierre la boca.

Ruumi:
Gracias... a todos... No saben lo que ésto significa para mí.

Karee:
Me doy una idea.

Lycoris:
No recuerdo la última vez que te vimos así de feliz.

Alistair:
O que mi cuello se sintió tan... libre...

Ruumi:
hehe~ bueno... parece que al fin está anocheciendo. ¿Deberíamos volver con el resto...?

Karee:
Creo que será mejor pasar la noche aquí. Todos saben que las noches en Bynquister son peligrosas. Para cuando lleguemos al templo, el sol ya se habrá escondido.

Alistair:
Bueno... Tiene razón. Incluso es una ley allá. Algo como "si quieres vivir, no salgas en la noche".

Ruumi:
¿Y tu cómo sabes?

Alistair:
Uhm... bueno, una vez fui con Remi. Además, una vez visité el lugar intentando hacerme un nombre.

Lycoris:
Alistair ha estado siendo muy confiable el día de hoy~

Karee:
Nomás descubre su herencia y de repente se comporta como todo un hombre. Bien hecho. *levanta el pulgar*


Ruumi:
Sigue así. *levanta el pulgar*

Alistair:
No se burlen...

Lycoris:
Te prometo que es todo menos eso~

Ruumi:
Igual para mí.

Karee:
Yo no. Pero bueno, supongo que será hora de ir al Dragón Danzarín.

Alistair:
Si, ha sido un día interesante... ¿recuerdas cómo llegar...?

Ruumi:
Oh... ¿allí se quedaron la otra vez?

Karee:
Seh. No que tenga buenos recuerdos de aquello...

Alistair:
No me gusta pensar en ello.

Karee:
Tu puedes quedarte en tu casa, si prefieres.

Ruumi:
Bueno... ¿y si mejor nos quedamos todos en mi casa?

Lycoris:
¿Estás segura...?

Ruumi:
Si. Hay una habitación para invitados. Es menos lujoso que el dragón danzarín, pero... si quieren, podemos ir. Naturalmente, Lycoris y yo dormiremos en mi habitación. Y los chicos podrán quedarse en la de invitados.

Karee:
Claro.

Alistair:
Suena bien para mí.

Lycoris:
Hehe~ Esto me recuerda cuando nos quedamos en casa de Yu...ra...

Ruumi:
Te sorprendería saber que son similares. Pero la de Yura es considerablemente más grande. Claro, toda su familia expandida estaba allí

Karee:
¿No se supone que había un clan entero en la tuya en un pasado?

Ruumi:
¿Crees que viviría en ese lugar? Estás pensando en el Dojo. Ese está a las afueras de la ciudad. Al Este. Estoy segura que los maestros de allí están bien... pero aún así planeo visitarlo mañana. No tomará mucho, es menos de una hora de mi casa, unos... 30 minutos.

Lycoris:
Bueno, ¿qué estamos esperando...?

Alistair:
Ahm... ¿pueden esperar un segundo?

Karee:
¿Aún te duele algo?

Ruumi:
Heheh~ lo siento por eso...

Alistair:
No, solo... quiero revisar una última cosa antes de irnos. Esperenme un momento ahora vengo.

El Bicolor se retiró, dirigiéndose al interior de Durandal una vez más. Los que quedaron atrás se miraron mutuamente por unos segundos antes que Lycoris decidiera decir algo.

Lycoris:
... ¿no les pareció raro?

Karee:
Iré a ver que hace.

Lycoris:
Espera, Karee... ¡Kar-! Se fue.

Ruumi:
Oh bueno, seguro solo recordó algo que le llamó la atención en la Bóveda.




El interior de Durandal estaba mayormente vacío. Habiendose infiltrado una vez, esta era pan comido para el ladrón. Por alguna razón decidió seguir a Alistair en sigilo, más que nada porque quería ver qué hacía sin que se diera cuenta que estaba allí. Saber que otro te está observando tiende a alterar tu comportamiento. Sin ningún tipo de entrenamiento, Alistair no tenía forma de saber que lo estaban siguiendo. Y así llegó a un lugar que Karee sospechaba, más no esperaba tener razón.



Y pronto, el Bicolor se encontraba frente a un cuadro. Aparentemente había sido movido, probablemente por un caballero, pues éste se encontraba casi al centro de la sala. Karee nunca había estado aquí, pero sabía de la existencia de éste lugar. Caminó, olvidando el sigilo mirando todos los cuadros y figuras a su alrededor, cada una con un nombre, cada una con un motivo. Una existencia. No podía si no envidiar a esas personas... Pero el silencio no duró, perturbado por una voz que no se dirigía a los cuadros si no a la única otra persona presente.

Karee:
"Edward Dulake"... Quien lo diría.

El Bicolor giró su mirada al reconocer la Voz. Debió haber sabido que alguien lo seguiría y que ese Alguien tenía altas probabilidades de ser Karee. Así, no parecía sorprendido. En cambio solo suspiró un poco ante la presencia de su compañero. Habían llegado a tener confianza. Tal vez incluso sentían que eran quienes más confiaban entre sí entre el grupo, sin contar a Vincco con Aiden. Y esa confianza era algo que ambos agradecían. Los ojos de ambos se tornaron de vuelta al cuadro... observándolo durante su intercambio.


Alistair:
Todo lo que he escuchado de él son cosas buenas... así como de mi madre. Desearía haberlos conocido.

Karee:
Le caerías bien.

Alistair:
¿Dices que Cerberus lo conoció?

Karee:
Si, bueno... no eran amigos. Pero me contó que las palabras que le dejó lo marcaron. Gracias a ello fue capaz de sobrevivir 15 años como mercenario y eventualmente liderar la oposición de Deneb.

Alistair:
Eso es impresionante... una sola persona poder encender una chispa así... Me pregunto que pensaría de nosotros.

Karee:
No puedo pretender conocerlo. Pero siento que estaría orgulloso de que su hijo sea parte de ésto.

Alistair:
Heh... ¿tu crees?

Karee:
Y tu deberías estarlo también.

Alistair:
¿Yo? Honestamente no sé cómo tomarme ésto... de la noche a la mañana pasé de un don nadie a... heredero de alguien tan influyente como él.

Karee:
Orgulloso. La gente recordará tu familia, su nombre... La historia no podrá olvidarlos sin importar qué. No solo verán a tu padre como un héroe, si no... si no también como un símbolo de resistencia. Y tú cargas esa antorcha.

Alistair:
... supongo que tienes razón...

Karee:
Al menos estás más cerca de lo que siempre has querido... fama.

Alistair:
Heheh... si, supongo.

Lycoris:
Oh, aquí están...

Ruumi:
Insistió que era buena idea buscarlos... ¿que hacen?

Karee:
No se perdieron de nada.

Lycoris:
¿Huh...? ¿Eso es...?

Alistair:
heheh... bueno... les presento a mi padre... supongo...

Ruumi:
Oh, cierto, había una imagen de él aquí... lo había olvidado...

El pequeño grupo finalmente estaban listos para irse después de quedarse unos momentos más, observando las demás pinturas y cuadros, sin embargo, el bicolor se mantuvo frente al original. Digiriendo el hecho que su legado era importante. Tal vez silenciosamente, pero hizo una pequeña promesa en ese momento. No defraudaría su imagen. Todo lo contrario, se aseguraría de que su padre estuviera orgulloso. Era el inicio de una verdadera aventura, del verdadero camino que anhelaba. Alistair Remington para el mundo, pero en ese momento, estaba orgulloso de ser Alphonse Dulake.






Ruumi:
Que suerte que ordené todo antes de irme hace un mes... estaba un poco sucio. Digo, aún lo está, pero nada que una desempolvada no arregle~

Allí estaban. Ruumi dirigió a Alistair a una parte trasera, donde las cosas se quedarían durante la noche guardadas. El sol finalmente estaba en sus últimos momentos sobre la frontera, estrellas eran visibles al otro lado y el tono azul oscuro del lugar afirmaba que el crepúsculo estaba por terminar. El interior de la casa era a la vez tradicional y considerablemente normal, como si fuera el típico hogar de una familia, aún si ésta familia obviamente no le faltaran recursos. Para nada lo que aquellos que conocieran a la familia de allí pensarían. Eso sí, era bastante espaciosa.

Lycoris:
Es un bonito lugar.

Ruumi:
Alistair, Karee.

Alistair&Karee:
¿Que?

Ruumi:
Quítense los zapatos antes de entrar, déjenlos allí.

Alistair:
Oh... cierto.

Karee:
Oh, la humanidad...

Lycoris siendo nativa de Amagi sabía de algunas cosas básicas como eso. A diferencia de los dos Gaijins estúpidos que no saben sostener ni palillos SMH. El estilo tradicional de la casa parecía quedarle como anillo al dedo a la samurai, pero no podía por tanto ser más desconocido para esos dos, mientras Ruumi les enseñaba dónde se quedarían y dónde estaban las cosas.

Ruumi:
El baño es por allá, en aquella puerta y... si, eso es todo.

Karee:
Es básicamente la casa de Yura... pero más chiquita y con un segundo piso.

Ruumi:
Bueno, en la de Yura vive toda una familia... en esta solo éramos yo y mi padre... y bueno, mi madre hace mucho. Arriba solo están mi habitación y la de mi padre, pero la de invitados que usarán ustedes es ésta.

Ruumi deslizó una puerta y del otro lado había una pequella habitación con una mesa redonda chica, aparentemente del tamaño perfecto para subirse a ella. Tal fue el primer pensamiento del ladrón, que tuvo que contener si no quería ser regañado. Aparte de la mesa había una pequeña estantería, pero fuera de eso...

Karee:
¿Y las camas?

Ruumi:
Usamos futon. Están en aquella esquina. Tomaré uno para Lys.

Ruumi entró a la habitación y se acercó a una esquina, tomando uno de los Futon que había, quedando solo dos. Realmente solo usaban dos, pero el tercero estaba como repuesto o por si las dudas.

Karee:
Si, definitivamente como la de Yura. Bueno, no resultó tan incómodo la primera vez, como pensé, así que...

Alistair:
No me gusta recordar la casa de Yura... nos causó muchos problemas ir allí.

Lycoris:
V-vamos, no fue tan malo...

Karee:
Como sea...

Ruumi:
Si necesitan algo pueden decirme, pienso salir en unos momentos para conseguir algo que cenar. Dudo que lo que quede esté en buen estado luego de un mes.

Karee:
¿Quieres ayuda con eso?

Ruumi:
No es necesario, disfruto hacerlo-

Ruumi:
Oh Rem, soné como mi madre...

Alistair:
Bueno, gracias por invitarnos, Ruumi. ¿A que hora nos vamos mañana?

Ruumi:
Supongo que en la mañana, pero antes, ¿les importaría acompañarme por los demás? El dojo del clan Seigaku no está muy lejos, calculo que si nos vamos en la mañana habríamos terminado poco antes de mediodía.

Karee:
Seguro.

Ruumi:
Bueno, los dejo para que se ambienten un poco. Ven, Lys, te mostraré mi habitación.

Lycoris:
o-ok. Disculpenos

Alistair y Karee miraron a su alrededor por unos momentos, percatándose que el lugar era... lindo y apacible, aunque desconocido. Karee se tiró al suelo y se introdujo una nueva paleta a la boca, estando al final espalda con espalda con Alistair mientras discutían que hacer.

Karee:
Creo que usaré el baño... bañarse en Unukulhai no es higiénico.

Alistair:
Te acompaño.

Karee:
¿Qué?

Alistair:
Bueno... Ruumi dijo que era como en las aguas termales del Dragón, pero en pequeño y en el interior, ¿no? Deberíamos caber los dos.

Karee:
*sigh* Está bien, como sea. No es como si fuera la primera vez que te veo desnudo.

Alistair:
Nada acerca a dos personas más que cambiar de cuerpos.

Karee:
Creí que acordamos en grupo nunca hablar de eso.

Volviendo a las chicas, Lycoris estaba hasta cierto punto familiarizada con la idea de las costumbres de los samurai, pero tampoco era como si tuviera mucha experiencia de primera mano con ello. Por suerte, los comentarios de los chicos le ayudaron a mentalizar el tipo de lugar del que se trataba. Tal como Ruumi dijo, el segundo piso solo eran dos habitaciones. Claramente era más pequeño que el primer piso, y sin embargo, al deslizar la puerta quedó claro que las habitaciones eran todo menos más pequeñas.

Había una mesa con varios documentos en ella, así como una estantería con varios libros y pergaminos (De naturaleza no mágica), entre otros muebles que uno esperaría de una habitación. Ruumi colocó el futon donde Lys se quedaría cerca del suyo (Ambos aún doblados) y se giró a ella.

Ruumi:
Siéntete como en casa. Yo regreso en unos minutos, solo iré por unas cosas básicas para cenar. ¿Bien?

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 356
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Jue Dic 01, 2016 9:47 pm

-The Beginning of The-


La villa es insignificante, 300 vidas màs o menos.
La armada de los Khan, ningún hombre se atreve a ponerse en su camino.
¿Quìén soy yo? Soy el Puño de Hierro.
Me paro frente a fuerzas imparables... Y las detengo.
Eso es lo que hago, eso es lo que siempre he hecho.

Soy Iron Fist...
                   Detengo la tormenta...
                                               ... Cuando nadie más puede.






Hay más allá de lo que parece.


  • Se despertó con una idea haciendo eco en su cabeza, como una luz en medio de una turbia neblina resonaba. Yura no sentía la fria mañana Bynquisterrense a la afuera del templo gracias a los ropajes Shirai y a que en su mano sostenia firmemente su bastón Ling-Shen Su Bo envuelto de una calida radiación dorada, su propio chi. El reflejo de su fuerza interior. Mientras arañaba el aire con la punta, algo imperceptible para el ojo humano brillaba en su pecho. La figura de un dragón negro tatuado en su prana.


Aiden: *Con lagañas en sus ojos y bostezando.* ¿Por qué tan impaciente esta mañana, Yura?

Yura: ...

la ahora peliazul se deslizó hasta el cazarrecompensas para intentar atinarle el primer golpe

Luego de una patada en el aire, un iceberg se irguió justo debajo del enmascarado, aparentemente captúrandolo y dando lugar al momento ideal para culminar con aquella técnica.

Yura: No lo sé... La última pelea me sentí algo... Corto.


  • Yura con algo de vergüenza despertó a Aiden muy temprano en la mañana para que le ayudara a practicar sus habilidades. Comenzó con su típica rutina de estiramientos, ejercicios, golpes y entrenamiento de posturas y técnicas. Aiden le ayudaba a recordar algunas lecciones para su postura, y sobre todo le daba consejos para que sus ataques con el nuevo bastón se sintieran algo más natural. Su conocimiento sobre muchas armas era esencial a falta de un monje que supiera más de como usarlo.

    Pero Aiden también sentía esa frustración del de lentes sobre sus propias habilidades. Aún no terminaba de dominar el uso del Bo y su Chi Manipulation últimamente flaqueaba.


Aiden: ¿Corto? Bueno... Tus habilidades ciertamente no son las más espectaculares de todas o las más destructivas, pero en comparación con hace tiempo has mejorado bastante. Casi logras desarrollar un estilo.

Yura: *Mira a Aiden con algo de confusión y luego guarda su bo en su espalda. La palma ahora es la que brilla.* ... Siento que hay algo que me hace falta.

Aiden: ¿Respecto a qué?

Yura: No lo sé... Cómo si hubiese algo más allá y yo todavía no lo noto.

Aiden: *Se cruza de brazos mientras ve al cielo de sus tierras natales con un semblante de Nostalgia.* Tu habilidad para controlar el chi me recuerda a varias de mis viejas habilidades, de una forma, podia hacer algo similar de mejorar mis ataques con mi prana. Incluso armas, tambien llegue a usar el prana para curar mi cuerpo más rapido, para formar armas... ¿Me pregunto si?


Yura: Todo eso suena muy conveniente.

Aiden: Dime Yura ¿Aprendiste esa skill con un pergamino, no? ¿Qué fue lo que viste?

Yura: ... Quiza estaba un poco ebrio en ese momento.

  • Se sintió imbécil en ese momento, cuando leyó ese pergamino hace tiempo fue al lado de Yo´Ajna y de Vincco. Lo único que recordaba de ese momento aparte de la calida sensación de tener a la monje al lado era... De hecho nada. Se presento con un tal Daniel Rand, quien parecía leer unas escrituras al rededor de unas velas. Pero contrario a como otros pergaminos, él no hizo mucha exhibición de sus habilidades. Solo le dijo quien era, y que era lo que hacia.



Yura: El hombre con el que me encontre no fue muy explicito en lo que hacia las habilidades. Cuando por fin pude usarlo simplemente... Salio, e incluso entonces no tenia esta forma circular sino más bien parecían llamas.

Aiden: *Asiente al recordar casi lo mismo.* Entonces, quizás y solo quizás esto nos da más margen de maniobra en tu habilidad. Quizá podamos descubrir nuevas cosas.

Yura: Uhmm...

Aiden: Mira, déjame revisarte.

  • El clerigo activo su Byagugan, su único ojo convirtiendose en una neblina blanca con venas resaltando. Con ella el de ropajes azules vio los conductos de prana del muchacho Atund circulando desde su pecho hasta los brazos. En su pecho, había una especie de figura de dragón del cual brotaba este prana de tonalidades doradas. Le pidió entonces a su alumno que realizara algunos movimientos con su brazo, y que incluso tomara su Bo para ver como se comportaba. Analizaba, teorizaba, suponía. Quiza si era posible.


Aiden: Cuando usas tu prana sense en ti, en tus armas. ¿Qué ves?

Yura: Eh... Este bastón lo siento muy extraño, como si estuviera vacio de prana pero cuando lo tomo cambia bastante... Como si se volviera una parte de mi. Siento, y por lo que he visto, es capaz de extender mis poderes fisicos.

Aiden: *Asiente.* Así es como se ve.


Yura: Y de mi... Creo tengo algo en el pecho, es difícil de interpretar. ¿Una salamandra? ¿Un ave? No lo sé. Pero de ahi he notado es dónde sale esto *Muestra su prana envuelta en chi.*

Aiden: *Se toma la barbilla.* Si, justo eso mismo vi. Tengo la teoría de que tu habilidad, más que ser solo algo para hacer tus puños más fuertes es un canalizador muy potente de prana.

Yura: Quieres decir...

Aiden: Que hay más alla de lo que parece. Con la debida concentración, quizá podrías manifestarla de otra forma y no solo en tus puños. Hacer más cosas que solo fortalecer tus golpes.

Yura: ... *Sonríe levemente.* Eso seria fantástico.


Aiden: Muy bien, entonces lo primero que tienes que hacer es...

-The Beginning-


  • Aiden se acerco a él. Durante las siguientes horas, Aiden le explicaba y le contaba sobre sus experiencias cuando era un héroe legendario y podía canalizar mejor su prana a su antojo. Le narraba anécdotas sobre como descubría cada día más uso para esto, sobre como se sentía manejarlo. Yura asentía y prestaba atención, trataba de mimetizar lo que él narraba y era corregido en su debido momento.

    Yura sudaba y jadeaba, el control de prana probaba ser más difícil de lo que esperaba. Pero poco a poco, y gracias a que podía sentir su prana y las enseñanzas de Aiden, comenzaba a dominarlo. La mañana en el templo de Rem paso rápido, y fue una buena distracción en lo que esperaban si llegaban los demás.


Aiden: ¡Vamos, Yura, disparalo!


Yura: *Extiende su mano derecha cubierta en chi y arroja un rayo de energía dorada que parte el árbol a la mitad.* ... *Jadea.* Creo que lo conseguí.


_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1363
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Malvark el Jue Dic 01, 2016 11:38 pm

Higan Retour ~ Riverside View

Tras el breve intermedio en el templo el grupo de machos alfa de los espiritistas se había puesto en marcha y tras un tranquilo viaje llegaron a su destino. La aparente paz del recorrido fue explicada por el parchado, notando la presencia constante de cazadores vigilando los caminos de ataques de los demonios, haciendo mención que si necesitasen más información la podía conseguir en el pueblo.



Media hora después, el pueblito mágico de Ozden les daba la bienvenida a los guerreros de la diosa. Era un paraje idílico, pequeñas casas humildes y vegetación nutrida dominaban el paisaje, un contraste enorme con la última aventura en la región pantanosa. El mago fue el primero en descender del carromato, tropezando torpemente y perdiendo el equilibrio, el accidente con el tronco seguía presente.

Vance: Madres, aun duele. *logra recuperar el equilibrio con dificultad, pero no logra poner el pie derecho en el suelo, cojeando al caminar*

Yura: No se ve muy bien Vance. Cuanto te hiciste eso?



Vance: Este…ayer? Eso es lo de menos, ya parece estar bien *mueve el pie, con dolor evidente*…tal vez si camino un poco se pase el dolor, dicen que eso ayuda.

Zeke: Este lugar se ve muy bonito, creen que podamos darle una vuelta?

Yura: No veo por qué no. Debemos esperar al resto para no separarnos mucho de todas formas

Vance: No se diga más (Aunque la vez pasada todo salió bien cuando nos separamos)….Vámonos antes de que se nos pegue Vincco.



El trio que en un universo paralelo fue conocido como tupus emprendio una misión de reconocimiento en el pueblito, acordando con Aiden el punto de reunión por experiencia: El dragon danzarin. Casas, pequeños puestos ambulantes, granjeros y animales adornaban la vista, una que le traía nostalgia al mago y a su compañero guerrero, eran los más cercanos a ese tipo de paisajes.

Vance: Eh wey, esa chava te sonrió.

Zeke: Ah?. Ah, sí. Uno que es papi.



Vance: No te desanimes hombre, tal vez sea lo más alejado a un optimista en este grupo pero tengo el presentimiento de que las cosas van a salir bien.

Desde la pelea contra Harvey los espiritsitas habian notado como el hombre del dedo pulgar ya no lo levantaba con el mismo ímpetu. No era solo un momento depre, parecía ser algo más grande. Sus dos compañeros cercanos intentaban ayudarlo, aunque uno siendo un patético mago y un seco monje no era mucho lo que podían hacer…pero lo intentaban.

Los lugareños los miraban como los bichos raros que eran, solo Zeke pasaba desapercibido por su apariencia de mercenario, era como un cazador más. Las miradas de lujuria de algunas pueblerinas llegaban para el guerrero, algunas otras para el de los lentes que tampoco se daba cuenta, pero ninguna para el mago chaparrito, que si se daba cuenta de todo. Sintiendo su ego hecho trisas decidió entrar a una tienda cercana, adornada con un enorme letrero que leía ABAROTES Y KASHIBA

Greed



Cajas y cajas apiladas, llenas con frutas y verduras de diferentes colores, tamaños y texturas a la izquierda. A la derecha un estante lleno de jugos y bebidas multicolores en pequeños frascos, algunas con etiquetas, otras marcadas con tinta. Enseguida otro estante lleno de herramientas, cuchillos y artículos de limpieza. Al fondo una mesa con una bolsa enorme llena de rebanadas de pan, un letrero frente a ella “Pan fresco oferta” y atrás de la mesa una viejita tranquila, leyendo cómodamente sin percatarse de la presencia de los espiritistas.

Zeke: Ya vieron el botellón verde en el estante? *comienza a caminar por la tienda*

Yura: Cual estante? No lo veo

Vance: Solo los usuario de estantes pueden ver otros estantes Yura *toma una botella con la leyenda JUGUITO FRESCO BIEN RICO y lo lleva a la mesa con la señora mientras saca unos cuantos oros del bolsillo* Ejem, buenas tardes.



Tendera: Cosha pasha…* se talla los ojos, despistando que en lugar de leer el libro solo se encontraba dormida* oh oh, perdona mijito. Me había quedado bien dormidita hehehehe Esos locos caza dores son buena gente pero hacen mucho ruido en las noches y no dejan a una tomar su sueño de belleza. Sera un oro por favor

Vance: Vaya, que barato…supongo que dije eso cuando debí de pensarlo…Bueno, aqu-



Olvidando el dolor momentáneamente el mago apoyó su pie malo en el suelo, provocando que perdiera el equilibrio otra vez. Logro detenerse en la mesa, pero tumbando todo lo que traía en el bolsillo de su camisa. Todo su dinero y la libretita terminaron en la mesita de la señora, que amablemente comenzó a levantarlo y ponerlo en pequeñas torres de 5 oros…bueno, solo una torre.

Pero la vista de la señora se desvió completamente al notar la libreta del muchacho. La hoja mostraba su nombre completo junto a otro tachado que comenzaba con B. La anciana leia lentamente, mostrandose incrédula a cada momento.

Tendera: Herrington…Jostar? Baia Baia no sabía que los dos tipos esos tenían un hermanito

Vance: Que.



Vayanse acostumbrando

Tipos? Hermano? De que estaba hablando aquella anciana? No había duda, el extraño apellido materno era la respuesta. La gran contradicción era evidente, puesto que según la historia Arine Jostar era una huérfana sin familia.

Tendera: Supongo que se cansaron de dar la vuelta hasta acá por la crema esa...Aunque pensándolo bien te vez muy joven para ser hermano de ellos…eres su hijo?

Vance: Creo que me confunde señora, yo soy de Denport. Mi madre era una huérfana de por aquí pero el apellido debe ser común…se llamaba Arine



Tendera: *su expresión cambia de sorpresa a disgusto gradualmente* La proxeneta…bueno no me sorprende, de seguro le dio las nalgas a algún mafioso

Vance: QUE DEMONIOS DIJO SEÑORA



Tendera: Cálmate tu maldito hijo de una puta! Se nota en tu educación que eres el hijo de esa estúpida, como no lo vi. Largate! Larguense.

Y los tres salieron en ese momento, envueltos en una cómoda sabana de dudas, más para Vance. Quizá solo sea un golpe senil de una señora loca, confundiendo un apellido con otro…pero reconoció el nombre de su madre, que tan común puede ser la combinación “Arine Jostar, prostituta”? Y no solo eso, sino que también existían por lo menos dos personas vivas con su apellido, familiares que no deberían de existir, según la historia de una “huérfana”. Qué demonios estaba sucediendo.

Vance tenía la mirada perdida, ignorando por completo que su libretita se encontraba aun en la tienda. En eso otro personaje sale del negocio cargando dicho objeto. Vestia un sombrero de vaquero negro y una gabardina llena de cintos de diferente forma, era un cazador que se encontraba comprando en ese momento.

¿?: Cuidado hombre, no hagas enojar a esta señora. Mi nombre es Ardaga y soy un cazador de demonios de la compañía silver star. Aunque en estos momentos andamos cazando algo más grande. Ten, se te habia olvidado. Por cierto, tal vez no sea buena idea decirle a las personas de por aquí tu segundo apellido…especialmente si son viejas.



Yura: Que diablos paso Vance?

Vance:…No estoy seguro del todo. Pero les quiero pedir un favor amigos, de preferencia no usen mi apellido paterno.

Creo que durante mi estancia en este lugar usare el de mi madre…Vance Jostar



El trio se encamino rumbo al dragon, tratando de darle sentido a lo que habia pasado. Pero Vance estaba seguro de algo, que si deseaba conseguir respuestas necesitaría utilizar ese nombre manchado con un gran estigma. Probablemente las reacciones de los lugareños sean negativas contra el, pero era uno de los pocos avances que tenia.

_________________


avatar
Malvark
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Localización : Long Island, NY

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Resh_69 el Vie Dic 02, 2016 4:20 am


Kristya: Adelante Brunilda, pasa y toma asiento donde te sientas más cómoda. Toma lo que gustes.

Brunilda: ¡W-wow! -Dice mientras observa toda la comida y donde sentarse-




Aun que algo nerviosa por la majestuosidad del desayuno donde miro platillos de todo tipo desde mariscos, carnes de foca y varios pequeños aperitivos Brunilda decidió que se sentaría cercas de la Reina, aun que no tan cercas porque eso obviamente podría tomarse como alguna ofensa de alto nivel en cuestión de etiqueta real, pero lo cierto es que eso no era verdad pero como Brunilda era muy bruta para este tipo de cosas mejor decidió sentarse a unos 2 o 3 asientos de distancia de la Reina.

Brunilda: ¡Muchas gracias por su invitacion! -Comienza a tomar lo que parece ser unos mariscos y carne de foca-

Kristya: Ni lo menciones es un gusto para mi así que disfruta la comida, y por cierto hablando de disfrutar ¿Disfrutaste tu noche en el palacio?

Brunilda: Creo que seria una mentira si le dijera que no lo disfrute pues nunca en mi vida había tenido esta clase de comodidades hihihi -ríe de manera bromista- sobre todo porque no hace menos de algunos meses vivía y dormía en una cabaña maltrecha en medio de un pantano. A veces es interesante... Como la vida te llega a tratar de un momento a otro. Y pues en general me sentí muy cómoda con su hospitalidad, gracias por permitirme quedarme en la noche.

Kristya: Me alegra mucho escuchar eso Brunilda, es lo menos que puedo hacer después de que valerosamente lograste junto con tus compañeros descubrir lo que sucedió en Unukalhai, sin mencionar que incluso mantuviste tu palabra y viniste a darme el reporte que te había pedido.




Brunilda: Es lo menos que podía hacer -Dice mientras come un poco y sonríe- en todo caso estoy segura que de todos modos habría regresado en algún momento a mis tierras para encarar aquel destino que me esperaba pero sin duda alguna se agradece que también nos hubiera brindado no solo su apoyo sino la información sobre aquel lugar conocido como "El Templo de las Calamidades", eso facilito mucho nuestra aventura en Unukalhai.

Kristya: Vaya, Muchas gracias Brunilda sin duda alguna me alegra que las cosas no solo hubieran resultado para ustedes sino también para la gente de Unukalhai -Le sonríe a la bruja mientras también continua comiendo- Y dime ¿Estas disfrutando la comida?

Brunilda: ¡Bastante¡ -Dice mientras agarra comida de su platillo-




Kristya: Como puedes ver nuestro fuerte en la región de Deneb son los mariscos y sobre todo la carne de foca la cual es parte importante de nuestra gastronomía y el simbolismo de grandeza de nuestra prospera región -Dice muy orgullosa- ¡El éxito de mi nación no seria la misma de no ser por criaturas tan majestuosas como las focas!

Brunilda: Aun que debo de decir que me intriga también su platillo Reina Kristya -Dice mientras mira la cacerola de la Reina-

Kristya: ¿M-mi platillo? -Dice mientras voltea lentamente hacia su cacerola-



-Lo que sea que hay ahí se mueve lentamente por unos momentos-


Brunilda: ¡Así es! -Dice con cierto ánimos en sus ojos-

Kristya: Bueno como puedes ver usualmente me gusta cocinar mi propia comida a pesar de que se que mis chef del palacio se podrían encargar todo el tiempo de mis alimentos, sin embargo no soy del tipo de reina que siempre le gusta que le hagan todo por lo que me decidí por mi misma a cocinar debes en cuando para ser una persona "preparada" pues nunca se sabe si algún día ya no podre depender de ellos para tener mi comida -Le sonríe a Brunilda mientras explica la razón del platillo de aspecto extraño-

Brunilda: Discúlpeme si le parece grosero lo que diré pero... ¿Puedo probar un poco?

Kristya: ¿P-probar? -Se queda unos momentos en silencio pero luego sonríe- No claro que no hay problema, vamos toma un bocado de mi cacerola especial... -Se mira como sale un poco de sudor de su frente-

Brunilda: ¡Con su permiso entonces! -Agarra con su tenedor un poco de comida de aquel platillo extraño-

La reina Kristya tal vez no lo aceptaba pero subconscientemente sabia que su comida no era del todo buena, sin embargo a ella le gustaba pensar que iba mejorando con el tiempo... "¿Que reacción tendrá Brunilda?" Se preguntaba la soberana de Deneb mientras miraba lentamente como la bruja se llevaba el bocado a la boca.

Brunilda:... -Se come lo que sea que había agarrado de la cacerola-




Brunilda:... -Se queda completamente en silencio tras meter la comida a su boca- Este sabor...


Remembranza escribió:

Priscilla: A comer Brunilda, hoy hice tu platillo favorito de papas con mantequilla y carne de revenant.

Brunilda: ¡Ahí voy mami!

La niña alegremente volvía de jugar afuera con su padre, con unos pocos raspones y algo de suciedad en sus ropas esta se sentó en lo que parecía ser una mesa y lentamente comenzaba a degustar aquella comida que con tanto amor le había hecho su madre aun con los pocos ingredientes que podía encontrar en aquella desolada región, pero a la niña no le importaba lo mala que estuviera la comida, lo que a ella le importaba era el amor que su madre le ponía siempre al momento de hacer la comida...


Brunilda:... -Se mira como come la comida mientras unas pocas lagrimas salen de sus ojos-




Kristya: ¿Brunilda? -La mira por unos momentos algo preocupada- "No me digas que esta horrible y no le gusto..."

Brunilda: E-esta comida... -Voltea a ver a la reina- ¡Esta muy rica!

Kristya: Eeeeh... ¿Entonces por que lloraste?

Brunilda: Es que su comida tiene un sabor muy... Nostálgico -Sonríe amorosamente- me recordó al sabor de la comida que me hacia mi madre cuando ella vivía, un sabor que realmente me recuerda a mi casa y los felices tiempos que vive en ella...

Kristya: ¿L-lo dices en serio?

Brunilda: ¡Claro! -Le sonríe- Ninguna de las comidas que están aquí se le comparan a la que usted preparo.




Kristya: ¡Vaya gracias Brunilda!... Supongo...

La soberana de Deneb se daba cuenta de que la Bruja no mentía, pero ciertamente tampoco es como que se sentía muy orgullosa de que alguien como Brunilda fuese la que alabara su comida pues de cierta manera dentro de su cabeza ella sabia que la vida de la bruja había sido muy diferente, pues en Unukalhai aun si la comida estaba mal hecha o podrida no se desperdiciaba y de igual manera se comía pues en aquella región no se podían dar el lujo de comidas gourmet... Por lo que probablemente la bruja tenia un muy distorsionado gusto por la comida pero ella no se daba cuenta de eso.


-Continuar con Shivering City-


Kristya: ¡B-bueno en todo caso me alegra que también estés disfrutando nuestra comida! -Ríe tratando de disimular el tema de su comida- cof cof pero bueno, no es que quiera sonar algo entrometida pero ¿Ya como son las cosas en Unukalhai ahora?

Brunilda: ¡Para nada su majestad! Pero me alegra decirle que ya lentamente la "vida" esta volviendo a la región por decirlo de cierta manera, pues ahora la gente de los poblados ya no tiene miedo a salir y mis brujas nuevamente ya pueden volver a la caminar entre Unukalhai sin sentir algún temor alguno porque alguien las este acechando para matarlas... -Cierra por un momento los ojos- Estoy seguro que este era el Unukalhai que mi madre y sus hermanas querían volver a recuperar así como toda la buena gente de esa región...

Kristya: Supongo entonces de que celebraron como nunca cuando por fin liberaron a Unukalhai de Hwa -Le sonríe a la bruja-




Brunilda: Bueno sobre eso... -Su semblante se vuelve un poco triste- La victoria que tuvimos fue dulce pero a la vez amarga...

Kristya: Espera un momento... ¿A que te refieres? ¿Tuvieron mas problemas después?

Brunilda: De cierta manera... -Voltea a ver a los ojos a Kristya- Supongo que no hay problema porque se lo cuente, a lo mejor usted también podría entenderme como mujer que también es usted...

Kristya: Claro Brunilda no hay ningún problema -Le sonríe- ¿Cual fue ese problema?

Brunilda: Un problema amoroso...

Kristya: Oh.... ¿S-sobre quien si se puede saber? -Se queda callada y con una mirada profunda hacia Brunilda- "Por favor no digas Aiden Por favor no digas Aiden Por favor no digas Aiden Por favor no digas Aiden Por favor no digas Aiden"




Brunilda: Es sobre Vance... Un mago que se especializa en el elemento de agua y que conocí al llegar a Deneb, digamos que congeniamos en mas de un sentido cuando nos conocimos pues podíamos hablar de muchas cosas en común y pues una cosa llevo a la otra y tuvimos una "relación" por decirlo de cierta manera.

Kristya: Ooooh ya veo... "Ufff" -Se alivia al saber que no era Aiden- Oye espera un momento ¿Es por que se murió y te dejo sola?

Brunilda: ¿Morir? -La mira confundida pero luego recuerda lo que paso con Willow- ¡Ah para nada! No se si se lo dijo Aiden cuando estuvo aquí pero no podemos morir ya que estamos "bendecidos" si se puede decir de cierta manera y por ello cada vez que morimos volvemos a revivir en el ultimo templo que hayamos visitado de Rem ¿Muy conveniente no lo cree?

Kristya: Ya veo... -Se queda callada por unos momentos- "¡Aiden nunca me lo contó!" Bueno entonces continua con tu historia.

Brunilda: Bueno tras cierto momento comenzamos a tratarnos como "novios" y se sentía bonito sabe tener una relación y todo eso.

Kristya: ¿Y-y se agarraban de las manos?

Brunilda: ¿Agarrarnos de las manos?... -Comienza a recordar-

Recuerdo de Brunilda:




Brunilda: Algunas veces, si... -Se medio sonroja- Pero pues igual supongo que así de rápido como anduvimos así de rápido íbamos a terminar...

Kristya: ¿Entonces las cosas terminaron mal?

Brunilda: Pues digamos que al ultimo terminamos nuestra relación por confusiones, mal entendidos y sobre todo porque no supimos como llevar la relación, al principio culpaba a otra mujer que llego de la nada y lo beso justo en frente de mi ¿Puede creerlo? Que una casi desconocida trate de quitarte al hombre que amas... La verdad es que no se que clase de mujer tan vil y ruin podría hacer cosas como esas.

Kristya:... -Solo se queda callada mirando a Brunilda-




Brunilda: Si bien ciertamente ella tuvo algo que ver, tal vez lo cierto es que nunca estuve preparada para algo como eso... Al final solo quedamos como compañeros de viaje y los recuerdos que pasamos juntos solo quedo como eso... Un recuerdo... -Sonríe levemente- Recuerdos bonitos... Y pues eso ciertamente nos amargo la victoria y hay un poco de incomodidad ahora mismo entre algunos de nosotros por eso es que... Esa fue una de las razones por la que vine sola.

Kristya: Bueno ahora que lo mencionas eso me deja mas claro tu visita a solas, igual no te sientas mal -Le toma levemente la mano a Brunilda- yo se que todo saldrá bien entre ustedes y podrán superarlo y quedar nuevamente como bueno amigos y en el peor de los casos solo simplemente quedan en buenos términos.

Brunilda: E-eso espero... -Se mira como se pone un poco pálida y suda un poco- "Aun me preocupa el cupón que le di Aiden, no puedo creer que estuviera tan despechada como para hacer eso..."




Kristya: Brunilda... ¿Estas bien? -Dice algo preocupada-

Brunilda: ¡S-si, estoy bien! "Rápido cambia de tema" S-solo estoy un poco preocupada ya por nuestro siguiente destino... -Se queda callada unos momentos y pone un semblante de seriedad- Reina Kristya espero que esto no sea mucho pedirle pero... ¿Tendrá información sobre lo que nos espera en Bynquisterr respecto al siguiente pilar?

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4847
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kusanagi Dark el Vie Dic 02, 2016 5:49 am

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair



Las palabras de Alistair parecían haber logrado convencer a Fargus de al menos tratar de darle una oportunidad a los Samurai. Y si bien, tal vez el resultado no fue precisamente el que esperaban, fue suficiente como para que Ruumi casi le rompiera la espalda con un fuerte abrazo luego del cual, tras una ultima parada en la galería de las leyendas donde aprovecho la oportunidad para "Presentarles a su padre." El grupo decidió pasar la noche en casa de la Samurai donde ahora se encontraban el ladrón y el guerrero tomando un relajante baño caliente.


Esto si que se siente bien... —Dijo el Alistair cerrando sus ojos y disfrutando del agua caliente— Ojala pudiéramos hacerlo después de cada batalla.

No me termina de convencer esta costumbre de bañarse juntos en Amagi... —Respondió Karee ligeramente incomodo y guardando cierta distancia de su amigo— Pero ciertamente no me molestaria poder relajarme así mas seguido...

Se siente bastante nostálgico... —Mira hacia arriba con melancolía— Es la primera vez desde que conocí a Remi que me siento tan...Bienvenido en casa de alguien mas...



Hey, Al... —Se voltea hacia el— Nos has hablado mucho del tiempo que estuviste con Remi...Pero no puedo evitar preguntarme ¿Que es lo que hiciste luego de que el...Bueno...?

Huir... —Responde con tristeza— Luego de que el murió yo...Me sentía solo y perdido una vez mas. No sabia a donde ir, tenia miedo...Miedo de que Walter me encontrara...

Debió ser muy duro para ti... —Dijo Karee con empatia—

Luego de unos años vagando sin rumbo por los pueblos cercanos, finalmente decidí volver al mausoleo y entrar por mi cuenta...Pero me di cuenta a la mala de que aun no era lo suficientemente fuerte. —Suspira bajando la mirada— Fue entonces cuando decidí asumir el nombre de Alistair y pase los años siguientes tratando de hacerme notar como un héroe...Siempre mintiéndole a otros y a mi mismo a donde quiera que iba...era solo otra forma de tratar de escapar de mi pasado y de la soledad...

Lo recuerdo... —Comento Karee recordando cuando se conocieron— Esa forma de actuar egoísta y arrogante, siempre buscando ser el centro de atención...Era como una mascara para ocultar que sentías que no valías nada ¿No?


Heh, Así es...Pero todo eso cambio gracias a ustedes. Ahora tengo un rumbo, Un motivo Y sobre todo...Amigos. —Sonríe— Gracias ustedes he podido crecer, no solo en fuerza sino también como persona...Ahora puedo hacerle frente a mis miedos y a mi pasado, puedo finalmente ser yo mismo por que se que ya no estoy solo.

Vaya que alguien se esta poniendo sentimental... —Rie por lo bajo— Y ciertamente has cambiado mucho desde la ultima vez que estuvimos aquí...Por eso me gustaría preguntarte algo. ¿Recuerdas aquella noche que hablamos en el Dragon Danzarin luego del ataque a Durandal, no?

¿Cuando me hablaste sobre lo que ocurrió con Harusame, cierto? —Responde el guerrero mientras cerraba sus ojos y recordaba aquella ocasión.— Si, la recuerdo.

En esa ocasión te pregunte como imaginabas a Harusame. —Dijo Karee un tanto serio— Si te hiciera de nuevo esa misma pregunta...¿Que es lo que responderías ahora?


No lo se...Creo que que...¿Lo imagino como un hombre serio y quizás algo estricto?. Ya sabes, con una cara de pocos amigos que a mas de uno asusta pero que aun así le importan y se preocupa por las personas que quiere. —Explico Alistair al tiempo que trataba de visualizar en su mente al padre de la Samurai— Estoy seguro que era un gran guerrero y lider también...Alguien muy respetado y querido por sus hombres y que adoraba a su hija por sobre todas las cosas.

No estas muy lejos de la realidad... —Sonríe satisfecho por su respuesta para despues suspirar con el rostro ensombrecido.— A veces de verdad quisiera que no hubiera tenido que morir...Pero de no haberlo hecho es posible que Ruumi no seria la persona que es ahora...

Supongo que todo sucede por una razón... —Dijo Al un tanto pensativo—

Tal vez...Tu y Ruumi son afortunados. —Suspira y mira hacia el techo.— Debe sentirse bien saber que tu padre fue alguien tan importante y que aun después de su muerte es recordado con admiración...


Alistair miro de reojo a su amigo por un momento sin entender del todo a que se refería, notando cierta tristeza e incluso un dejo de enojo en su voz...¿Acaso tendría algo que ver con su propio padre? Y es que si bien, Alistair ya habia tenido la oportunidad de conocer a Garm en Deneb...El solo era su padrastro. Lo cierto es que el no sabia nada aun acerca del padre biológico de Karee, y eso lo hizo sentir bastante culpable. Es decir, el lo considera su mejor amigo y apenas y sabe acerca de el y de su familia cuando el prácticamente sabe todo de el...Quizas debería preguntarlelo.

Oye Karee... —Sin embargo, justo en ese momento ambos escuchan como tocan a la puerta del baño detrás de la cual pueden verse dos siluetas.—

Sera mejor que se den prisa ustedes dos. —Dice Ruumi del otro lado dela puerta junto con Lycoris.— La cena ya esta lista.

¡E-En seguida salimos...! —Responde un ligeramente avergonzado Alistair.—


Al parecer Alistair tendría que esperar un poco antes de preguntar acerca del padre de su amigo, pues ambos se dieron prisa en salir del baño y vestirse para posteriormente alcanzar a las chicas en la mesa sobre donde pudieron ver una cena tradicional Samurai que ambas habían preparado juntas y que se veía realmente deliciosa...Lo que hizo que el guerrero sonriera con nostalgia, alegrándose de poder compartir de nuevo una comida junto a las personas mas importantes para el.

_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
Motionero destacado
Motionero destacado

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Mystearica el Vie Dic 02, 2016 2:30 pm




La pelirroja había quedado sola en una de las habitaciones del hogar de Ruumi. “Siéntete como en casa”, le dijo antes de irse. Recorrió con la yema de sus dedos los bordes de los pocos muebles que adornaban y en su escasez hacían espaciosa la habitación. Miró luego por la ventana. El sol ya casi había acabado de caer.


Lycoris: Sentirse en casa…


El sentimiento que la había invadido hacía unas horas había regresado con aquellas palabras. Hogar. El lugar a dónde regresar. Tuvo sentimientos encontrados por un momento. Si bien la justificación de no haber regresado a su casa era cierta, había algo más. Y es que, sentía que si volvía a poner un pie allí no volvería a salir. Le dio miedo esa idea. Le dio miedo la idea de acobardarse, regresar y no seguir viajando. Quedarse en el frasco, quedarse sin respuestas a las tantas preguntas que tenía y que la habían motivado a seguir. Que ahora estaban más en la superficie de su mente, y que no dejaban de flotar, ir y volver.


Lycoris: …




La pregunta del espadachín, pero sobre todo la respuesta habían avivado esa sensación en ella. Ese sentimiento de querer saber. De necesitarlo. Y con él, el miedo de la respuesta que a ella le podría tocar. ¿Sería siempre acaso vencedor su miedo? ¿Podría alguna vez responderse?


Sacudió su cabeza con fuerza. Ruumi se había marchado hacía varios minutos ya. El deber y las ansias por ayudar y distraer su mente ganaron en esta oportunidad y bajó las escaleras para buscarla. La samurai estaba separando los ingredientes en la cocina y sacando los cacharros para cocinar de sus estanterías. Papas, cebollas, zanahorias, tomates y algo de carne yacían sobre la mesa. Lycoris se acercó cuando comenzó a preparar el típico arroz. A su lado, una olla con agua ya casi herbía.




Lycoris: ¿Necesitas ayuda con eso?


Ruumi: No es necesario.


Lycoris: Puedo ir pelando esto mientras. -señala los tubérculos sobre la mesa cuando su estómago suena delatando su hambre- Ay.


Ruumi: -no puede evitar reírse- Bien, así acabaremos más rápido, que veo que tienes hambre.


Lycoris: N-no yo… no es eso. -se ruboriza de la vergüenza-


Pero no pudo negarlo más. Ruumi estaba convencida de su hambre, y no iba a poder convencerla de lo contrario. En ese mismo momento que tomó un cuchillo y comenzó a pelar la primer patata se preguntó a sí misma cuando había sido la última vez que había comido algo. No podía recordarlo con certeza. El hambre, sumada a la fatiga de su cuerpo producto de la pelea de esa mañana no eran una buena combinación. Pudo sentir cómo sus músculos se lo resentían.


Lycoris: Me alegro… de haber venido.


Ruumi: -voltea a verla ante el repentino comentario- ¿A Parcelyte? ¿Por qué lo dices?


Lycoris: Bueno, creo que fue un desvío que aunque breve… Nos ayudó mucho a todos. Me alegra verlos felices. A ti, a Al…


Ruumi: Ah, Al. -sonríe para sí mientras ponía en remojo el arroz antes de cocerlo- Quién lo hubiera pensado ¿no? Ese muchacho es una cajita de sorpresas. Es increíble cómo cambió de un momento a otro.


Lycoris: Lo sé. Pero tú también estuviste genial, Ruumi. La manera en la que te plantaste frente a Fargus... Estoy segura de que--



La pelirroja hizo una pausa. Había terminado de pelar una tercer patata y comenzado a preparar los tomates para una ensalada cuando lo hizo. Ruumi levantó su vista ante la frase inconclusa.




Ruumi: ¿Segura de…? ¿Qué ocurre? ¿Te cortaste?


Lycoris: ¿Eh? No, no. Sólo pensaba en que… N-no, no es nada. -toma otra verdura del montón para distraerse-


Ruumi: Lycoris, puedes decirme. Te dije que eras mi amiga ¿no es así?


Lycoris: Es que no quiero que pienses mal de mí. Es todo… Yo… ¿prometes que no lo harás?


Ruumi: Claro que no. ¿Quién podría pensar mal de ti? -suspira con una sonrisa en su rostro- Adelante.


La clériga se detuvo un segundo antes de volver a hablar. Sus ojos no se despegaban de lo que tenía en sus manos. No quería voltear a verla. La vergüenza era mucha.


Lycoris: Yo… siento algo de celos de ustedes -sonríe aunque le tiembla la voz al hacerlo- Realmente son tan… son… personas de las que sus padres estarían orgullosos. Tienen el peso de grandes personas antes que ustedes. De su amor. O de las grandes cosas que han logrado y eso los engrandece también a ustedes. Mientras que…



“Abuela, abuela. Cuéntame una historia.”


“¿Qué fábula quieres visitar hoy? ¿Quieres una aventura de un caballero? ¿O quizá algo más místico como la travesía de un mago?”



Ruumi se mantuvo en silencio no porque no quisiera decirle nada sino por respeto a que terminara su frase. Era la primera vez que Lycoris se sinceraba tanto frente a ella, y por eso la quería dejar acabar.




“Quiero algo diferente esta vez.”


“¿Y eso?”


Lycoris: Ruumi, cuando estábamos todos allí, en Durandal, durante sus discursos... me sentí más atrás que nunca. Sentí como que... los observaba a la distancia.




“¿Que hay de mis padres, abuela? ¿Cuál es su historia? ¿Es una aventura?”


“...”



Lycoris: Cada vez más lejos de mi alcance.





“¿Están viajando por el continente? ¿Están lejos de aquí? ¿Volverán algún día o…? ¿Ellos me… quieren verdad?"




Lycoris: Pero… aunque cada vez estén más lejos… Me da miedo saberlo. Me da miedo que las respuestas que encuentre… me alejen aún más.



“Lycoris, mi niña, ya te lo he dicho antes. Lo importante es que estás aquí y que llenas mis días de luz.”



Lycoris: Si ellos… me abandonaron entonces, ¿por qué fue? ¿Puedo de alguna forma hacerlos orgullosos, como ustedes lo hacen?




“Y te adoro, ¿si?”




Lycoris: ¿Y si fue por un motivo que…? ¿No me lo dijo nunca porque no quiso herirme?



“P-pero..."
"..."
"Yo... también te quiero, abuela.”



Lycoris: ¿Algún día podré alcanzarlos, Ruumi? ¿O siempre sentiré que retrocedo cuando ustedes dan un paso? A ti, a Al… A todo el resto...




Silenciosamente lágrimas cristalinas comenzaron a llover de los ojos de la clériga. Había llegado a un punto donde lo que se había guardado en el pecho había estallado de la forma en la que menos se había imaginado. Había evitado por tanto tiempo expresarlo que se exteriorizó en confidencia con la castaña. Las burbujas que hacía el agua ahora en ebullición opacaban los casi imperceptibles sollozos. A pesar de todo eso, Lycoris sonrió.


Lycoris: Heh, lo siento, es la cebolla.


Pero apenas había alcanzado a quitarle la primera capa.

_________________

Do it for her:

avatar
Mystearica
Super Pollo
Super Pollo

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 10/11/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Caco el Vie Dic 02, 2016 10:27 pm


*La llegada a Ozden había sido tranquila para los espiritistas, al igual que el pueblo en sí. Se trataba de un lugar pacífico, anclado en los tiempos del medioevo, con muchas personas dando vueltas de aquí para allá. Un buen observador notaría rápidamente que la multiculturalidad imperaba por todas partes, con tiendas vendiendo productos de Denebrys por un lado y por el otro cazarrecompenzas de Valaflam llevando sus clásicos ponchos. La atmósfera se alejaba bastante de lo que era Rasheat, incluso en sus mejores momentos. Cuando los elegidos de Rem por fin pudieron poner pies en tierra y observaron el lugar, Aiden les fue contando un poco del lugar*


Aiden: Ozden es quizás el pueblo más seguro de Bynquisterr desde hace unos años, al menos en lo que cabe -observaba el clérigo con un deje de nostalgia al bajarse, mientras veía a Vance recuperándose de su casi caída del carromato-. Al estar en la zona sur de la región y contar con una gran cantidad de cazadores y prospectos a cazadores, es muy difícil que un demonio se acerque siquiera a los alrededores

Zeke: Por qué hay tantos?
-preguntaba el pelinegro, sin dejar de mirar a un grupo de valafleños que parecía estar embriagándose afuera de una posada-.

Aiden: Porque los demonios de la zona no son como los de más al norte. Aquí las cosas son más fáciles, y viene mucha gente de lejos a hacerse un nombre como cazador. Con el dinero que se gana, puedes vivir de ello. Y si eres realmente talentoso, puedes forjarte un nombre e ir a las peligrosas tierras del norte. Quizás ser adoptado por alguna de las casas más grandes, o forjar la tuya propia, quien sabe -el parchado mira a su alrededor, luego a sus compañeros-. La tradición de los cazadores de demonios en Bynquisterr lleva cientos de años, por lo que no les extrañe que hasta el niño más inofensivo de por aquí sea en realidad un cazador novato o un protegido de alguna casa importante

Yura: Como la tuya...?

Aiden: En sus tiempos, sí. Se dice que en sus mejores años, la casa Cross tuvo bajo su alero a los más grandes ejércitos del continente. Los cazadores se mataban entre sí con tal de conseguir un cupo en los exámenes de ingreso, y aun así muchos no conseguían entrar
-de pronto, un silencio. Aiden cavilaba respecto a esas viejas historias que había oído de niño-. Pero bueno, la verdad es que esas cosas ocurrían mucho antes de que yo naciera haha. Aprovechemos que estamos en un lugar pacífico para variar


*De esta forma la party comenzó a separarse. Vance, Zeke y Yura se alejaron por una de las calles, al parecer, dispuestos a recorrer el pueblo y, quien sabe, encontrar algo para comer o para divertirse, sin saber que se encontrarían con más indicios del pasado (y presente) del mago acuoso en el proceso. Sea como sea, el grupo acordó reencontrarse dentro de un par de horas en el Dragón Danzarín, ubicado en la zona céntrica del agradable pueblito.

En lo que respecta a Aiden, este caminaba ahora acompañado por Vincco, quien se veía de lo más emocionado por la rica flora que poseía el pueblo, totalmente diferente a lo que conocía. Todas esas plantitas eran posibles nuevos ejemplares de semillas y otras especies que podría utilizar a futuro en combate*


Vincco: Mire señor Aiden! -dice con lo que parecen ser unas semillas de arándano en la mano-. Estas no las conocía! No crecen ni en Denebrys y menos en las Wild Wastelands

Aiden: Ya lo creo que no
-decía el clérigo mirando con cierta ternura a su pupilo, embarrado en lodo mientras seguía inspeccionando-.

Vincco: Mire, mire esas flores de allí! -apunta a un bonito cúmulo de flores-. Estas se las tengo que mostrar a la señorita Lycoris, sé que le encantaran!

Aiden: Y no olvides llevarte tallos y hojas, quizás ella pueda hacer nuevos ungüentos con eso


*Aiden continutó acompañando a Vincco durante buen rato, cual padre acompañando a su hijo a los jueguitos de plaza. El del enorme sombrero parecía feliz de contar por fin con un poco de paz, rodeado de naturaleza y sabiendo que su "familia" estaba bien. Aiden sonreía viéndolo, pensando, a ratos, en sí mismo cuando tenía esa edad y que tan tempranamente ya estaba metido en aventuras, combates a muerte y salvando vidas. Sin duda no había tenido la niñez más tranquila de todas*

Aiden: Por cierto, no fue aquí en Bynquisterr donde nos conocimos, Vincco?

Vincco: Oohh sí, tiene razón!


Hace un mes y pico escribió:Aiden: Oye, tú!




Vincco:
-Mientras le tomaba la pata a un perrito que había encontrado, nota la presencia del clérigo y velozmente se aleja unos metros, escondiendo su rostro bajo el enorme sombrero-.

Aiden: Tranquilo, no te haré daño -se acerca lentamente al chico-.

Vincco: ...

Aiden: (Es una persona completamente diferente a la de hace unos momentos) ¿Quién eres? No parecer ser de por aquí, ¿estás perdido?
-Se agacha para tratar de verlo de cerca.

Aiden: En el viejo pueblo de Benford... Nunca imaginé todo lo que pasaría desde entonces hasta hoy. Quizás fue el destino, o mera casualidad

Vincco: A mí no me importa eso
-exclama con determinación el niño, dibujando una sonrisa en su rostro-. Lo que me importa es que pude conocerlo señor Aiden, y eso cambió mi vida para siempre!

*Los puros e inocentes sentimientos de Vincco eran como un bálsamo para Aiden, que desde que llegó a Bynquisterr había sido invadido por la nostalgia y el pesar de haberle fallado a tanta gente. Se abrazaron, y luego, partieron al Dragón Danzarín, donde el trío ya los estaba esperando. Ninguno preguntó dónde diablos estaba Abraxas, pero todos concordaron en que Vincco necesitaba un baño. Mientras esto ocurría, Aiden había optado por esperar afuera y de paso impregnarse de nuevo con el olor característico de Ozden.

No pasaron ni cinco minutos, y Yura aparecía, saliendo del hotel al parecer cansado de oír la desafinada voz del propietario. Viendo el compungido rostro de su alumno, el antiguo héroe lo anima a dar una vuelta en lo que Vincco acababa de bañarse y de paso llegaba Abraxas, para ya estar todos de nuevo y definir qué hacer. Yura aceptó la invitación, y de esta forma, el Attund y el Cross habían quedado solos nuevamente, tal cual en la mañana, bajo el duro entrenamiento que había tenido que pasar el de lentes*



Aiden: Nos quedan aun una buena cantidad de jornadas si queremos que domines esa fuerza innata que emerge de ti, pero sin duda hoy dimos un gran paso. Quizás el más importante

Yura: La fuerza innata que hay en mí...
-se decía a sí mismo, viéndose el puño y haciéndolo brillar con los colores del oro-.


*Nostalgia. Si hubiera una palabra para describir la mente de Aiden en esos momentos, sería esa. La última vez que había estado en Ozden había sido hace tres años, poco antes de que la "enfermedad" lo invalidara por completo. Se había despedido como un héroe, rodeado de vítores, abrazos, flores y sonrisas. Se había despedido prometiendo volver pronto, cuando nuevamente necesitaran que la luz de Bynquisterr apareciera allí a protegerlos. Muchas promesas, sin saber que no volvería. Verlo tan igual a como estaba le dio un deje de alegría. A fin de cuentas, no todo había cambiado tanto como pensaba en esos tres años de coma absoluto por los que había pasado.

Caminando por las calles de Ozden, el par notó como dos hombres sacaban unas enormes cajas, llenas de serpentinas, géneros de colores y lo que parecían ser trajes de fiesta. No le dan importancia. No obstante, al pasar a su lado, no pueden evitar oír parte de la conversación*


"Sí, sí, es en un par de días. ¿Ya hiciste los pedidos?"

"Claro, cómo olvidarlo. Encargué a la capital el mejor alcohol que tienen, incluso invité a mis hijos, que andan de viaje por Amagi. Hace años que no estamos juntos para el Festival de la Luz"




"Es gracioso, casi pareciera que hasta los demonios lo respetan y pasan esos días sin atacar, jaja!"

Yura: El festival de la luz... Tienen un carnaval aquí en Ozden o algo así?
-pregunta el monje, una vez se habían alejado de la pareja-.

Aiden: Oh, eso... -deja escapar el peliblanco, visiblemente sorprendido por lo que había escuchado- El festival, sí, lo había olvidado!

Yura: Entonces es un sí

Aiden: Más o menos. Realmente es una festividad en todo Bynquisterr. El Festival de la Luz... Son tres días de fiesta, donde la gente de Bynquisterr celebra...

Yura: ...
-nota que su maestro se queda repentinamente en silencio-. El qué?

Aiden: Ven, te mostraré algo


*El clérigo de pronto desvía su camino y del mismo modo lo hace Yura. Mientras caminan a paso lento, el clérigo comienza a contarle una vieja historia que esclarecería más de una duda en la mente del monje*


+Esto fue hace ya ocho años, cuando apenas tenía uno o dos años más que Vincco ahora. Las nubes cubrían por completo Mehruntosh mientras la lluvia trataba inútilmente de limpiar la sangre que corría por todas partes. Ese día, los demonios no esperaron a la noche. Como un enjambre, atacaron todos al mismo tiempo, casi como si fueran dirigidos por el propio Verdrehte, un demonio legendario que se dice manejaba a sus tropas como un único ente. El ataque fue sorpresivo y brutal, pero tan rápido como llegaron, nosotros establecimos nuestras defensas.




Por el oeste defendería Dianne, que en esos años estaba lejos de ser la poderosa guerrera de hoy en día. Junto a ella, cazadores de elite, de las mejores casas de Bynquisterr, protegiendo la muralla. Por el este fue Spencer, con un grupo específico escogido por él para ayudarle a enfrentar a las hordas infinitas. Yo estaba en el norte, cubriendo la horda más grande de todas. Conmigo se encontraban los cazadores más noveles, la gran mayoría, como yo, menores de edad, que apenas daban sus primeros pasos en el oficio+


Aiden: Timothy, a la derecha, cuidado! Se acerca uno de los grandes! -pero Timothy, un jovenzuelo cazador con apenas una espada y escudo de madera no lo escuchó, por lo que tuvo que ir hacia él el propio Aiden y despedazar al grupo de demonios que iban a matarlo-. Ten más cuidado!



Timothy: S-Sí!
-ve que un puñado de demonios había pasado las defensas y estaban entrando a la ciudad-. Aiden, mira, mira! Están entrando!

Aiden: (Oh, no...)
-rápidamente salta para interponerse entre las criaturas y la puerta de la ciudad, golpeando el suelo con su brazo y dejando salir del suelo pilares de energía pura, que deshicieron a la manada-. *pant* *pant* -pero el descanso no era una opción, pues rápidamente más y más demonios se amontonaban a su alrededor-.

+Dentro de Mehruntosh habían cazadores designados para proteger la ciudad de aquellas bestias que consiguieran entrar. Se ordenó un toque de queda de inmediato, y todos se escondieron en sus casas. Los cazadores abezados en magia cubrían a la ciudad de los ataques a distancia que los demonios de mayor tamaño lanzaban. El caos reinaba en todas las esquinas, mientras yo, a las afueras, cubría la entrada norte junto a mi tropa. En esos tiempos estaba muy lejos de ser un estratega, y eso me valió más de una pérdida....+

Aiden: NO, TIMOTHY! -ve como al joven cazador le engullía la cabeza un gigantesco demonio, quedándose con el resto del cuerpo en la mano-.


Desgraciado! -usando pulse, el héroe aparece justo en la frente de la criatura y la parte en dos de un solo tajo-.

Demonio estándar #816: Ahí está, bajó la guardia!

Demonio estándar #271: Matar a ese humano nos asegurará la victoria!



+Los demonios se me abalanzaron uno tras otro, desesperados por acabar conmigo. En esos años aun no dominaba muy bien mi propio poder, ni poseía gran parte de las habilidades que desarrollé después, por lo que sentí mi cuerpo crujir. Furioso y desesperado, concentré una gran cantidad de prana a mi alrededor, dejándola salir a través de mi espalda en una especie de versión prototipo del Aiden Beam. El cúmulo de demonios sobre mí se hizo pedazos, mientras los cazadores que iban conmigo acababan con aquellos que no se me habían lanzado+

Yura: Suena terrible como lo cuentas

Aiden: *Asiente* Lo fue. Me sentí en medio de una guerra, una guerra injusta, llena de muerte y de camaradas que nunca más volví a ver. A medida que pasaba el tiempo, los demonios no paraban de llegar y los que estaban conmigo caían de la forma más terrible y dolorosa que puedas imaginar. Yo era sólo un niño, no sabía cómo dirigir al resto, y mis poderes eran aun un misterio para mí mismo

Yura: (Como lo que ocurre ahora conmigo...)

Aiden: En fin, que luego...


+Por aquellos años, no había forma de comunicarse a distancia de forma instantánea, por lo que usabamos jinetes que corrían Mehruntosh de lado a lado llevando la información más reciente de cada grupo. En medio de la lucha, y cuando parecía que por fin habíamos terminado con todas las hordas de demonios, un mensaje salvaje llega a través de un jinete: Nos habían engañado, los demonios vienen desde el sur. Un contingente enorme. Con demonios de clase alta. Vienen a destruir la ciudad por completo. El corazón me dio un vuelco, mientras observaba a la escasa cantidad de jóvenes que se mantenían a mi lado, parándose más por adrenalina que por músculo. Yo realmente no estaba en mejores condiciones. La lluvia me empapaba y hacía más pesadas mis ropas, todas llenas de barro y sangre. Pero eso no importa. Debía llegar al otro extremo de la ciudad, y debía hacerlo ahora. Una barrera imposible se me presentaba, pero no podía vacilar, no ahora. Concentré una cantidad inmensa de prana en mi cuerpo, todo lo que podía, y desperté el poder de la tierra bajo mis pies+


Aiden: WEAVER`S WALL! -exclama el joven, mientras bajo él comienza a emerger una enorme estructura rocosa sobre la que se sube y comienza a moverse, rodeando la ciudad por completo en un espectáculo magnánimo de magia-.

Yura: Espera, espera, dices que usaste esa técnica para irte desde el extremo norte de Mehruntosh al extremo sur? Así como si nada, luego de haber estado peleando quien sabe cuántas horas?

Aiden: No tenía más opciones, o al menos no se me ocurrieron más opciones en ese momento

Yura: Ya veo...

Aiden: Mira
-dice el del parche, señalando a lo lejos un cordón montañoso que se veía borroso hacia el norte-. Las leyendas dicen que ese cordón montañoso que rodea a Mehruntosh es el resultado del weaver's wall de ese día

Yura: Eso suena... Exageradísimo




Aiden: Son leyendas después de todo, a los niños les encanta pensar en un héroe capaz de levantar montañas


+La zona sur de Mehruntosh había quedado desprotegida, pues no se habían avistado demonios en las cercanías... Hasta ahora. Cuando llegué, me encontré una imagen dantesca, con demonios golpeando la muralla que separaba a la capital de la pradera. Al verme llegar, los seres oscuros se me abalanzaron como perros a un hueso+

Aiden: *pant* *pant* D-Desaparezcan!

+Traté de cargar energía en mis manos y dispararla contra ellos a distancia, pero había gastado todas mis energías en el combate del extremo norte y en haber llegado hasta allí. El prana no me respondía, por lo que tuve que pelear solo y con espada en mano. Cortaba a los demonios con mi fiel arma, pero en el proceso recibía golpes, embestidas y ataques de energía de todas direcciones. Sentía la derrota acercarse, mientras mis piernas comenzaban a flaquear. Mis movimientos se volvían lentos y me dolía respirar... Pero entonces, un haz de luz: Uno de los jinetes encargados de la comunicación hacía ronda por la zona. Lo vi y el mundo se me iluminó+

Jinete: Aiden Cross, se encuentra solo?!

Aiden: Sí...
-menciona el joven, luego de correr hacia el jinete que cabalgaba cerca de la puerta-. Por favor, necesito ayuda!

Jinete: Pero--
-ve que un demonio está apunto de comerse a ambos, pero su rostro es partido en dos por un rápido movimiento de su interlocutor-. *gasp*

Aiden: No hay tiempo, necesito refuerzos, ahora! Ve a la puerta este, ahí debería estar mi hermano... No podré aguantar mucho tiempo más

Jinete: I-Iré enseguida!
-grita mientras procede a galopar a toda velocidad, rodeando la ciudad amurallada-.




+Ahí estaba mi boleto de victoria, pensé... Pero nada más lejos de la realidad. Nadie vino a ayudarme, no recibí ningún tipo de refuerzo. Como si el mundo entero conspirara en mi contra, luego me enteré que aquel jinete había sido atacado en el trayecto a la muralla este, y suplantado por un sucio demonio truculento. De este modo, aquel que habló con mi hermano le entregó información errónea+

Jinete(?): Y por eso Aiden dice que ya terminó el trabajo en el norte, que está aburrido porque esperaba matar a más demonios

Spencer: Ese niño, no se toma nada enserio... Hey, y qué pasa con los rumores del sur? Oí que una horda inmensa se acercaba a esa puerta

Jinete(?): No, fue un rumor falso inventado por los propios demonios que pueden cambiar a forma humana. La zona sur está despejada y sólo resta que terminen el trabajo en la zona oeste para decir que salimos victoriosos

Spencer: Bien, me alegra oír eso soldado. Ve hacia el oeste a ver cómo están Dianne y el resto de cazadores. Necesito saber si ella se encuentra bien...





+El engaño había resultado exitoso, y de esa forma, en completa soledad, me había quedado a combatir contra el ejército de demonios que se acercaba. A medida que pasaba el tiempo, algunos cazadores novatos que se habían quedado rezagados trataban de ayudarme, pero esas criaturas eran demasiado para ellos, matándolos con facilidad. Ya casi sin moverme de mi posición, justo delante de la gran puerta sur, cortaba, apuñalaba o explotaba a cualquier criatura que se acercase. No sabía muy bien cuánto tiempo más aguantaría antes de que mi cuerpo entero colapsara+

Aiden: Hyyaaaaa!! -grita mientras apuñala en el pecho a una bestia de cuatro patas que había tratada de saltarle encima-. *pant* *pant* *pant* (Dónde demonios están los refuerzos?!) -pensaba el héroe, mientras veía que poco a poco los demonios empezaban a reunirse a la distancia, acercándose-. (No podré... No podré aguantar. De verdad este será mi fin?) VENGAN AQUÍ SI SE ATREVEN!

+Con decisión me abalanzo a un pequeño grupo de demonios que intentaban entrar, cortando a una con facilidad, pero al ver que su compañero había caído, el resto no dudo en hacérmelo pagar, golpeándome con sus colas y rasgándome la ropa con sus filosas garras. Alcancé a patear a un cuarto que trataba de atacarme, mientras me reposicionaba y conseguía apuñalar a los otros dos que me habían golpeado. Entonces, caí al suelo, de rodillas. Sangraba de lugares de los que ni siquiera sabía que se podía sangrar, pero al menos, por un segundo, las cosas habían quedado en paz. Ni un demonio cerca, sólo yo, la lluvia, y el aire caliente que me arrullaba+

Aiden: No.... No... (Por qué no... Llega nadie...)




+Desesperado, observo a la horda final de criaturas del inframundo. Eran cientos... No, mil de ellos, acercándose. Gigantes criaturas del infierno, eran sin duda los más fuertes del ataque, que habían esperado pacientemente a que las defensas de Mehruntosh quedaran agotadas para lanzar su arremetida. Con dificultad extrema me levanté una vez más, sintiendo que a duras penas podía sujetar mi espada. Frente a mí: la muerte. Detrás de mí: La vida. Proteger a Mehruntosh. Proteger mi hogar. Las ideas iban y venían en mi cabeza, tratando de darme valor para una afrenta que estaba destinado a perder+




Aiden: (Sólo un esfuerzo más...) -piensa para sí mismo, mientras la oleada se acerca-. NO DEJARÉ QUE ENTREN A MEHRUNTOSH! NO DARÁN NI UN SOLO PASO MÁS! -uno de los demonios, que iba al frente del ejército, de un solo manotazo lo manda a volar contra la puerta, rompiéndola en el proceso. Desde el polvo, el peliblanco se levanta. Los demonios estaban a escasos metros, avanzando lento, como si disfrutaran cada segundo-. No puedo... Más...

+Era el fin, pensaba para mí mismo, mientras veía al ejército apunto de llegar a la capital. Estaba solo, sin fuerzas, sin prana y apenas armado con mi espada, que ya estaba corroída de tanto enfrentamiento. Hace dos años, le había jurado a esas tierras que daría mi vida para protegerlas, que no habría enemigo al que no me enfrentara con tal de ser la luz que disipara las tinieblas de Bynquisterr. Y entonces, cuando todo parecía perdido, mi corazón se detuvo por unos segundos, y mi cuerpo desprendió una brutal energía que se extendió a los alrededores. Un aura blanquecina me cubría, y me permitió levantarme una vez más para hacerle frente a los demonios+




Aiden: *pant* *pant* Un solo corte... Para acabar con mil de ellos -adopta una posición completamente nueva con su espada, mientras cantidades infames de prana sobresalían de su cuerpo-. Un solo corte... Para eliminarlos a todos -los demonios se acercaban sin vacilar, observándolo como quien mira un animalito convaleciente, ignorándolo por completo. Su objetivo ya no era Aiden, era la ciudad. Era el momento preciso para atacar. Habiendo cargado suficiente energía, el héroe se lanza hacia ellos con espada en mano, mientras en su mente el conocimiento de una nueva habilidad despertaba-.


¡EXPUNGING SWORD!

+La gente que vio la escena cuenta que, en un parpadeo, todos los demonios que se acercaban habían muerto. Otros, que no cerraron los ojos, aseguran que me moví como el rayo, y cual mago, hice desaparecer a todos, como si los hubiera mandado a otra dimensión. Los más fanáticos incluso dicen que ni siquiera tuve que moverme, que sólo con la mirada los hice explotar a todos. La realidad, es que realizaba por primera vez una de mis técnicas favoritas, y con ella, destruí a un ejército entero en un par de segundos. Cuando volví a poner los pies sobre la tierra, me encontraba solo, rodeado de cadáveres y partes de demonios. La energía blanquecina que rodeó mi cuerpo había desaparecido+

Aiden: ... -jadeando, observa la carnicería que había provocado. No quedaba ni un solo demonio en pie. Acto seguido, levanta la mirada hacia Mehruntosh. Estaba a salvo. El fuerte sonido de la técnica despertó a más de un curioso, que al ver que los demonios habían desaparecido, llamaron a otros y estos a otros, que salían de a poco, aun con miedo de sus casas-. Lo logré...




+Lo único que se encontraron al acercarse a la puerta destruida y mirar al exterior fue a mí, rodeado de cadáveres, en completo silencio. Me vieron primero con sorpresa. "Él había acabado con todos? imposible", se decía. No obstante ahí estaba yo. Al ver a la gente salir y observarme a lo lejos, sin saber siquiera si ese cuerpo de pie seguía o no vivo, usé las pocas fuerzas que me quedaban para levantar mi espada al cielo y hacer una mueca lo más cercana posible a una sonrisa. Era la pose del triunfo. Pocos segundos después, el mundo a mi alrededor se apagaba. Soltaba mi espada y caía contra el suelo, completamente inconsciente.

Desde ese punto no puedo asegurar con creces lo que ocurrió. Pero tengo entendido que la gente salió a buscarme y tomó mi cuerpo con cariño y admiración, levantándome, pasándome uno por uno entre sus manos, hasta llevarme a la plaza central de Mehruntosh. Rápidamente corrió la noticia del engaño y el ataque sorpresa al portón sur de Mehruntosh, y los batallones, habiendo terminado con todos los demonios que faltaban, regresaron. Mi familia me dijo que, en aquella ocasión, la gente me observaba como quien ve a un mesías. Todos querían tocarme, y tuvo que ser mi madre quien los alejara a todos para tratarme las horribles heridas que tenía por todo el cuerpo. Cuando desperté, fue al día siguiente, en la mansión Cross. Mehruntosh estaba en paz, y sonreí+


Fin del OST

Yura: Vaya... Recuerdo que hace mucho tiempo, creo que la primera o segunda vez que entrenamos juntos, me dijiste que algún día me contarías como fue que creaste esa técnica. No imaginaba algo como eso sinceramente -exclamaba el de lentes, realmente sorprendido-.

Aiden: Las habilidades innatas nacen a través de la desesperación, cuando las circunstancias te obligan a superar tus propios límites. Yo necesitaba acabar con mil enemigos en un segundo... Y algo o alguien, quizás mi propio ser, escuchó mi llamado y respondió

Yura: Pero no tenías fuerzas apenas, cómo fue que pudiste levantarte y hacer todo eso? De dónde venía esa energía blanca que dijiste te cubrió?

Aiden: Yo... No lo sé, de mi interior, me imagino
-menciona el parchado, sin ganas de darle demasiadas vueltas a la situación-.




Yura: Ya veo... (sorprendente, pero para poder hacer todo eso.... Aiden, eres sólo un hombre increíblemente fuerte o... Qué eres realmente?)

Aiden: Cada año desde entonces, en la misma fecha donde ocurrió la defensa de Mehruntosh, comienza el Festival de la Luz en Bynquisterr. Tres días de fiesta y paz, donde la gente celebra aquella vez en que el héroe legendario protegió a la ciudad de una destrucción inminente. Por eso se dice que incluso los demonios respetan el festival, ya que sólo ese día murieron miles de ellos a manos de un solo hombre.

Yura: Oh! Ya veo, ahora entiendo por qué es la celebración
-se detiene de golpe al chocar contra la espalda de Aiden, quien se había quedado quieto a su vez-. Que--

Aiden: ... Llegamos

Yura: Uh? *se asoma*

Aiden: Esto es lo que quería mostrarte, m-más o menos





*Pero las palabras del clérigo no iban con orgullo o seguridad... Sino con sorpresa, una casi tan grande como la que tenía Yura. Allí, en un lugar apartado de Ozden, había una vieja espada clavada en una piedra. Aiden le comenta entonces que la espada que utilizó aquel día no se quedó en la capital, sino que dio a parar a Ozden, donde fue clavada como un símbolo de protección y recordatorio de que la Luz de Bynquisterr velaba por ellos. Era un lugar solemne y al que asistían regularmente los cazadores de la zona como ritual de buena fortuna. Pero esta vez era diferente a como lo recordaba. Lo que hace años era sólo una espada clavada en una enorme roca, era ahora un verdadero sepulcro. La roca había sido esculpida en forma de lápida con su nombre escrito claramente en ella, y todo alrededor era un hermoso campo de flores frescas. Se podían ver algunas traídas de los rincones más lejanos de Brennevin, probablemente de parte de los cazadores extranjeros. La espada todavía destacaba en ese manto colorido y oloroso. Pronto, ambos espiritistas se dieron cuenta de lo que simbolizaba realmente*




Yura: Es una...

Aiden: ... Tumba


*Con la caída del héroe, se formaron muchas teorías con respecto a dónde estaba o qué había pasado con él realmente. Sólo en Mehruntosh la gran mayoría sabía la verdad, de que había adquirido una extraña e incapacitante "enfermedad" que lo dejó en coma. En Ozden, por otro lado... Al parecer la versión de la muerte era la más acertada, y su espada era ahora un punto de peregrinación para recordarlo como un héroe difunto. No todos los días se puede decir que visitas tu propia tumba, por lo que Aiden se quedó buen rato en silencio, sin saber muy bien qué decir o como actuar*

Aiden: ...

Yura: ...
-atinado, el monje ve que la imagen le estaba haciendo daño a su maestro-. Anda, volvamos Aiden. Seguro Vincco ya terminó de bañarse

Aiden: ... Sí
-exclama el clérigo, sin dejar de mirar el "sepulcro" de sí mismo-. Regresemos

*De esta forma, el clérigo y el monje dieron marcha atrás para regresar sobre sus pasos al Dragón Danzarín. En un principio Aiden seguía en shock por la escena, pero consiguió reponerse y hablar con Yura sobre el entrenamiento en cuestión. Le dijo que aquella fuerza interior que llevaba el monje no era muy diferente a aquella que tenía él mismo antes de la maldición. Que las posibilidades eran infinitas y que, si bien quizás no estaba listo para crear algo como la Expunging Sword, podría utilizar esa fuerza innata de muchas más formas aparte de potenciar sus golpes o lanzarla en forma de rayo. Al cabo de unos minutos, el par llegaba finalmente al hotel+

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1273
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Sáb Dic 03, 2016 2:12 am


Conforme Yura y Aiden seguían su recorrido por las calles de la pacífica y agradable villa de Ozden entretenidos por la fantástica historia de este último, una presencia se aseguraba de mantenerse lo suficientemente lejos de ellos como para no invadir su espacio personal pero al mismo tiempo lo suficientemente cerca para escuchar aquel relato que el parchado narraba a su compañero con una narrativa tan excepcional que parecía que hasta el había estado en ese lugar y momento. Aquel individuo que los seguía decidió finalmente hacer acto de presencia cuando vio que aquel par de viajeros estaba por ingresar a la prestigiosa posada conocida como el dragón danzarín.

???: Esa fue una linda manera de contar el origen del festival...

Aunque no era un comentario que llevara malicia de ningún tipo, el heredero de la casa Cross sintió cierta incomodidad al saber que todo este tiempo había estado siendo escuchado por alguien distinto a su compañero. Se sintió aliviado al menos de no haber hablado cosas menos indiscretas como planes para derrocar a la inquisición o entonces si hubiera sentido que estaba en problemas

???: Disculpe... es que aunque es una historia que se escucha con frecuencia, no todos la cuentan con tan lujo de detalle como usted. ¿Un trobador que recopila las hazañas del héroe legendario acaso?

Aiden: Bueno... (Pensó en decirle la verdad pero recuerda la golpiza que le dio su hermano y se le pasa). Algo así y usted es...

???: Ohh, 1000 disculpas. Me he dejado llevar y no me he presentado aún luego de haberme entrometido en su charla. Mi nombre es Lazarus Kurom. Un gusto en conocerlos.


Frente al par de espiritistas se presentaba un hombre de rasgos finos y un tanto delicados por lo que rápidamente fue fácil descartar que se trataba de un cazador. Aiden quiso hacer memoria para ver si aquel nombre hacía sonar algo en su cabeza pero lamentablemente no logró recordar en absoluto algo en aquella persona que le pareciera familiar. Sentía haber escuchado ese apellido antes, pero había conocido tantas personas en sus tiempos de héroe que era difícil recordar del todo. Afortunadamente el Atund por lo visto leyó un poco el gesto facial de su instructor y decidió ser aquel que actuara como el ingenuo y preguntar.  

Yura: ¿Eres un cazador también?

Lazarus: N-no... mmm... supongo que pudiera decirse que solía serlo, pero no, más bien soy un clérigo.

La forma nerviosa y trastabillante de aquel joven en responder indicaba que seguramente había pasado por una mala experiencia en sus tiempos de cazador, pero dado que se trataba de un clérigo, seguramente desempeñaba un papel de soporte para mantener las heridas de sus aliados al mínimo. Ese tipo de presión y la posibilidad de que hubiera fracaso protegiendo a alguien le hizo pensar a Aiden que seguramente algo similar le había pasado.   

Aiden: Ya veo... ¿de casualidad es vocación familiar?

Lazarus: Ohh, ¿entonces sí ha oído hablar de los Kurom?

Aiden: Desde luego que sí "¿Quien lo diría? Parece que adiviné que es una casa de clérigos."


Lazarus: Vaya, definitivamente ha hecho un buen trabajo investigando. Pero claro, entiendo que no quisiera mencionar su aporte en la historia que relataba al joven, la hubiera hecho menos entretenida.    

Aiden: ¿A que te refieres?

Lazarus: Ohh ya sabe, como la casa Kurom hizo un campo de energía sacra alrededor de las áreas más congestionadas para debilitar la fuerza de los demonios, o como la casa Doma tenía tiradores en distintos puntos para ayudar a disminuir los ataques que llegaban al héroe legendario pese a que no se animaran a atacar de frente... cosas que hacen que se pierda un poco la magia del héroe legendario.    

Aiden: Ohh eso... D-disculpa, no era mi intención desmerecer a otras personas ni na...

Lazarus: No, no... discúlpeme a mí. Para empezar yo ni debí haber escuchado su historia. Y no la cambiaría por nada de hecho, creo que ha sabido dar el nivel perfecto entre fantasía y realidad. Estoy seguro que si la cuenta en forma de canción será todo un atractivo en los días del festival.  

Platicando un poco más con aquel individuo, este comentó que antes solía residir en Mehruntosh y pasar el festival junto a su padre y hermano. Pero tras la pérdida de estos 2, se alejó un poco para pasar tiempos más tranquilos en Ozden. Confesó también que aunque siempre ha apreciado todas las hazañas del héroe legendario o del resto de la imponente casa Cross, siempre ha sentido una pizca de envidia por el hecho que los esfuerzos de personas más "promedio" no fueran capaces de ser recordadas aunque sea un poco por la gente.

Yura: Supongo debe ser duro, aunque dudo que esa haya sido intención del héroe legendario en primer lugar. El solo quería ayudar a todos.  


Lazarus: Ohh por supuesto y como todos, estaré eternamente agradecido... es solo que (Se da la vuelta para mirar a los distintos cazadores que platican, beben y alardean amenamente entre ellos) A  veces creo que muchas personas se exigen demasiado en ser como él... al grado de no medir los riesgos de sus propias limitantes (Abre un relicario que tiene una pequeña pintura de un hermoso paisaje y luego lo vuelve a cerrar) En fin... después de ustedes.

Yura: ¿Mande?

Lazarus: También estoy de huésped aquí. El dueño es una persona muy amable y me concedió una tarjeta de platino con la condición que le ayude con algunas labores. Si deciden pasar el festival aquí en Ozden, me alegrará poder charlar más con ustedes (le sonríe a ambos).  

Aiden: Lo tendremos en cuenta, gracias Lazarus.  

Lazarus: A ustedes.

Luego de que entraran al dragón danzarín, el clérigo de cabellos claros entraría después de ellos para dirigirse a su habitación, un rostro pensativo y nostálgico en su mirada. De algún modo, quien fuera héroe legendario ahora entendía un poco más que el hecho que las historias de gloria y fama giraran en torno a él, lo cual era justo por que el era quien hacía la mayor parte del trabajo, podía hacer sentir un poco rezagados a aquellos que sin importar cuanto se esforzaran, aparentemente solo tenían un papel secundario que aún y si fuera de ayuda, seguramente olvidable al cabo de poco tiempo. ¿Habría otras personas que se sentirían así? Quizás lo hubiera seguido pensando de no ser por el dueño del hotel que no dejaba de cantar la melodía de Ragnar el rojo.

Canción de Victor Danzas escribió:

Zeke: Staph PLIS


=====================================================================

Kristya: Bynquisterr ¿dices?... sí, tarde o temprano su misión los llevaría allí después de todo.  

Brunilda: ¿Pasa algo su majestad?

Kristya: No... es solo que el pilar encargado de dirigir Bynquisterr, podría ser la persona que más odia a Aiden en todo Brennevin.  


Kristya escribió:
A pesar de que Bynquisterr tendría el potencial de ser la tierra más prospera en todo Brennevin, aún más que la misma Amagi, el terrible y constante azote de los demonios impide que alcance su máximo esplendor, con los recursos de aquel dominio gastándose constantemente en armas y medios para defenderse de aquellas terribles criaturas. Por ende, aún entre la inquisición era dificil hallar personas capaces de asumir esa responsabilidad.

Hace algunos años surgió alguien quien de algún modo logró someter a los demonios bajo su voluntad, o al menos eso es lo que se cuenta. Un terrible individuo que en vez de repeler a aquellos siniestros seres, se alió a ellos. Pero lejos de ser el fin del conflicto, solo representó más terror para los habitantes de Bynquisterr al estos demonios seguir los retorcidos ideales de aquel hombre para cumplir sus egoístas fines... y como estos no impedían sus labores como pilar, más allá de advertencias y sanciones, no se hizo nada al respecto para detenerlo



Pero sus acciones tendrían consecuencias que lo llevarían a enemistarse con el mismísimo Aiden, en una dificil batalla que le costó al pilar la vida. Después de todo, se decía que aquel hombre era tan poderoso que bastaba su mirada para acabar con cualquier enemigo, pero imagino que el héroe legendario no entraba en esa categoría... Pero algunos años después, luego de que la influencia de la inquisición se debilitara en Bynquisterr por la ausencia de un pilar, sus 2 hijos han tomado el poder. Uno de ellos es Adreus Gassernharl y es quien pudiera decirse, dirige todas las operaciones de la inquisición allí desde la salvaguarda del castillo Beagaltach.  


No solo cuentan con la habilidad de su padre para manipular demonios, sino también tienen a su servicio a los segadores de la inquisición, espeluznantes caballeros armados con guadañas que se supone mantienen el orden público, pero por lo que he escuchado tienden a tener varios conflictos con los cazadores de la región. Lamentablemente no puedo decir quien tenga la razón en ese tipo de disputas. Lo que sí se, es que siguen ciegamente lo que sea que Adreus o su pilar ordenen.  


Y finalmente está el pilar, al cual notarás no he llamado por su nombre no solo por que me parece no es su nombre oficial sino un apodo, y aún así el que tiene ahora se dice trae mala suerte y desgracia cuando se pronuncia. Pero bueno, este individuo lo he visto pocas veces. Es la figura de un ser completamente sobrenatural puesto que siempre lleva una enorme armadura que se dice fue forjada por materiales del mismo hogar de los demonios y jamás se le ha visto sin ella, salvo por el mismísimo lord Valtimore me parece.

Se que tenía mucho apego a su padre y que quedó sumamente devastado por la noticia de su fallecimiento. Entrenó arduamente muchos años esperando el día para vengarse de Aiden, pero debido a que su condición empeoró y se creyó que había muerto, ese día nunca llegó... pero si llega a descubrir que Aiden esta de regreso y esas ansias de venganza que fueron su único propósito por un tiempo de su vida regresan... no tengo idea que es lo que pueda pasar. De ser posible, no permitas que ese individuo pelee con Aiden... no tengo idea de que pueda ser capaz si llegara a tener la oportunidad.





Brunilda: ¿Y cual es ese apodo su majestad?

Kristya: ... (Le susurra al oído) 

Brunilda: ¿Lord Valdo...? "¡No lo digas!" "¡¡¡ ¿Acaso esa fue?..."

Kristya: Preferiría no lo dijeras en voz alta.

Brunilda: Ohh disculpe... "Así que Lord Valdomero..."


Última edición por Celtic el Sáb Dic 03, 2016 3:00 pm, editado 1 vez

_________________
2sp00ky4m3






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2620
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Sáb Dic 03, 2016 3:34 am

En el siguiente rol diferiré de mi formato usual solamente porque quiero experimentar un poco, me dio hueva usar mi formato normal y porque siento que este otro formato ayuda a estas situaciones~. Paz.


No por nada a la Samurai le agradaba Lycoris. Es ese tipo de personas que por cada palabra, piensan otras mil. Que intentan mentir, no a otros si no a sí mismos, pero fallan en el proceso. Sonreír cuando es lógico que uno está herido requiere fuerza, pero no del tipo que uno exhibiría a la gente. Sus palabras marcaban algo engranado en su ser. Algo profundo. Se sintió impotente de no saber que decirle a aquella que hace unos segundos aseguró era su amiga. En cambio hizo lo que siempre hacía. Actuó en base a lo que en el momento sentía que debía hacer.


No sobra decir que Lycoris intentó rechazar el gesto. Después de todo no quería parecer débil o preocupar a su amiga, pero nada iba a detener a Ruumi de hacer lo que sentía que debía. Ese enfoque le había dictado su vida hasta ahora, después de todo.

—¿Cómo puedes creer que alguien no estaría orgulloso de tí?— Hay algo especial en los abrazos. Uno puede mantener la fuerza indefinidamente. Pero un abrazo cálido es capaz de destruir todas esas defensas cuidadosamente colocadas. Incluso si era incapaz de creer las palabras de la samurai... no pudo evitar dejar salir más lágrimas de las intencionadas en ese momento, las cuales se contagiaron en menor medida a la samurai. —Mira como me pones a mí también... Somos un desastre...—

Pero aún así, no era un sentimiento malo el que sentían. Era cálido. O tal vez solo era el fuego de la cocina. Pero no quitaba que por un lado, Lycoris sentía haber dejado salir algo que llevaba tiempo conteniendo, y la Samurai no podía sentirse más feliz que haya decidido confiar en ella tal sentimiento.


—Perdón por no ser de más ayuda... No soy buena con las palabras...— Ruumi se apartó del abrazo, aún sosteniendo a Lycoris por los hombros. Aún con los ojos llorosos ambas estaban sonriendo, cosa que causó una pequeña risa en Ruumi. El rostro de Lycoris estaba rojo, no solo por las lágrimas, lo cual daba a una imagen adorable. Lycoris empezó a reír un poco también. No es que ocurriera algo divertido, era más que nada una risa de alivio. Tal vez temía que la juzgaran por pensar así, pero en cambio Ruumi se disculpaba por no saber que decir.

—Te dije que era solo la cebolla ¿de que hablas?— Aún sonaba un tanto cortada su voz. Sus ojos no hacían contacto con los de Ruumi, no porque lo estuviera evitando, si no porque estaba demasiado ocupada diciéndose internamente que no quería explotar así, aún si ahora mismo está feliz de haberlo hecho. —Pero gracias igualmente.— Y surgió naturalmente en su rostro una sonrisa adornada por sus lágrimas.


—Tu lo dijiste, pero lo refuerzo...— Finalmente soltó a Lycoris para de nuevo colocar su atención a la cena, claro, después de ofrecer un pañuelo a Lycoris. Por un lado le preocupaba que la distracción hubiera hecho de su cena un desastre, pero para su suerte, no habían realmente avanzado mucho, solo que necesitarían más agua, ya que el descuido ocasionó que gran parte se evaporara. —Me alegra haber venido.—

—Dicen que no hay lugar como el hogar, ¿no?— La pelirroja tomó el pañuelo y estaba haciendo lo posible por limpiar su rostro con él mientras hablaba. —Perdón por distraerte... si no hubiera venido ya estarías terminando.— Después de todo su naturaleza consistía en una constante disculpa por lo que había hecho.

—Debería ser yo quien se disculpe... por no darme cuenta que algo te pasaba.— No podía evitar sentir que estaba fallando como amiga. Solo podía pensar que se debía a su inexperiencia con temas emocionales; mejor ayuda podría darle alguien más, pero ella se sentía incapaz de hacer algo para ayudarle, sentimiento hecho peor por el saber que no se había dado cuenta. —P-pero no es una molestia, en serio. Me alegra que sientas la confianza de hablar así conmigo. En verdad.—


Lo que siguió fueron unos momentos de silencio. Sin mirarse, ambas sonreían por un motivo similar. Si bien no era un momento feliz, no podían evitar sentir calidez por su vínculo. Aunque aparentemente débil a la vista, no requerían más prueba de que era fuerte. Al menos así lo veía la samurai. Lycoris por el otro lado solo estaba segura de una cosa... haberse abierto le quitó un peso del pecho. El sentimiento era honesto y por tanto no se desvaneció, pero algo en el compartir el pensamiento le devolvió la fuerza para seguir aguantando, aunque fuera un poco más... y no podía negar que el cálido sentimiento del apoyo de alguien le daba alas para seguir adelante.

—Bueno... suficiente drama. No dejaré que hagas todo~— Revitalizada con esta energía, no sintió la necesidad de forzar una sonrisa, pues venía natural. —Claro. Estoy segura que los chicos lo apreciarán... y si no, más para nosotras.— Lágrimas que dan paso a sonrisas y sonrisas que dan paso a momentos que se congelan en el tiempo, para ser revisitados una y otra vez por los recuerdos. Cada vez la decisión de venir a Amagi se sentía más apropiada.





—¿Donde está el azúcar?— El ladrón hizo el primer comentario hacia la comida. Aunque su tono denotaba seriedad, todos los presentes pudieron asumir que se trataba de una broma. Alistair rió fuertemente antes de detenerse al darse cuenta que era el único haciéndolo antes de girarse sonriendo un tanto nervioso hacia su amigo. —Estás bromeando, ¿verdad?—

—Si, Al, estoy bromeando. Sé exactamente donde está el azúcar.— El humor del ladrón pasó desapercibido para Alistair de nuevo. Quien parecía confundido con sus palabras. Ruumi y Lycoris hacían un esfuerzo por no reírse del bicolor y su inocencia infantil. —Pero volviendo a la comida, Debo decir que se ve delicioso. Pero... uhm...—


En su estancia en Deneb, Ruumi le había dicho cómo sostener los palillos, sin embargo, esto no significaba que el ladrón estuviese en lo más mínimo calificado para usarlos para comer con ellos. Lycoris, de nuevo, demostraba ser una local, si bien tampoco se veía tan natural como Ruumi, claramente tenía experiencia usándolos. Ruumi se levantó inclinó para tomar la mano de Karee y corregir su agarre. Éste descubrió las maravillas de usar palillos correctamente.

—Ya veo... es como usar pinzas, pero a la vez no... creo que me podría acostumbrar a usarlos... se siente preciso... interesante.— Tal vez era por su "profesión" de ser un ladrón, pero no pudo evitar sentir que estaba usando una ganzúa al sostener los palillos. Le agradó la precisión que tenía, como si estuviera usando los dedos para comer, pero sin ensuciarse la mano. —(Me pregunto si podré usar 4 palillos en una mano...)— Se detuvo en seco de comer imaginando cómo sostener 4 palillos a la vez.

Por otro lado...


—¡ESTO ES IMPOSIBLE!— El que Alistair hubiera pasado mucho más tiempo en Amagi que Karee parecía una mentira al verle luchar contra los utensilios. Ruumi intentaba decirle cómo sostenerlos, pero no importaba cuanto le decía, Alistair parecía terco con usarlos a su manera. —A-al te digo que-— Pero sus palabras acababan en oídos sordos. —Es muy difícil...— Y la Samurai no sabía que hacer. *suspiro* ¿Cómo quieres aprender si ni siquiera los sostienes bien...?—

—No es tan difícil cuando te acostumbras. Mira.— Sin embargo, en el momento que la voz de Lycoris alcanzó sus oídos, éstos se afinaron a niveles sobrehumanos. Estudiando cada palabra con cuidado. Y la Chica por su parte tomó un poco de la comida del plato de Alistair mostrando con cuidado cada movimiento de su mano a éste. —Si que es como un niño...— El ladrón rió un poco ante ésto. —Habrá que tratarle como tal.—

Alistair parecía enfocado, aunque conforme Lycoris seguía intentando mostrarle, se le vino el pensamiento de ésta dándole de comer directamente, sin entender la naturaleza o motivo de éstos pensamientos.

What Alistair Is Thinking:


—¿Ya entiendes?— Lycoris parecía tan paciente como siempre. Aunque a su vez parecía más una enfermera cuidando de un pequeño niño (sin ofender) con un cierto nivel de retraso. Al menos a ojos de Karee. —U-uhm...— Alistair no sabía cómo decirle que su mente se distrajo en pensamientos profanos y sucios, que solo un depravado tendría (Seguro hasta quiere agarrar manos... Disgusting) como para prestar atención. *suspiro* No tienes remedio. Préstame tus palillos...— Alistair comenzó a sentir su rostro enrojecerse un poco, sin entender porqué.

—Abre.— Entonces giró el rostro para encontrar a Karee sosteniendo comida con sus palillos y acercándosela... Su reacción fue la esperada. —¿¡Eh!?— Ruumi no pudo evitar reír un poco para sí misma, claro, sin dejar que Alistair se diera cuenta. Éste le aseguró a Karee que estaría bien, así que Karee se comió la comida que sostenía. —Estoy segura que hiciste eso a propósito.— ¿Quien mejor para expresarlo que la única otra persona aquí que sabía lo que pasaba? —No me arrepiento.— Karee respondió con una sonrisa satisfecha. Como un niño que se sale con la suya.


Lo disfrutable del momento solo se multiplicaba por la leve nostalgia de una comida casera... para Alistair, ésto era lo más cercano que había tenido a una cena en familia, y los paralelos no pasaron por alto para el resto. Ruumi pudo sentir casi como si los días tranquilos en esta casa hubieran vuelto. Karee no pudo evitar pensar en su hogar, allá tan lejos... ¿Que estarían haciendo su madre y media-hermana? ¿Estaría Garm con ellas...? La nostalgia le puso esa gota de emoción que hacía falta para que toda la noche quedara marcada en sus memorias. Tal vez serían los últimos momentos de paz que tendrían en mucho tiempo... había que disfrutarlos.

La noche siguió ésta atmósfera colorida. Si estuvieran en Vygor seguro hubieran visto alguna película, pero como están confinados al lado Normie del muro de Trump- digo de vygor, tan pronto terminaron la cena, se prepararon para la cama. Karee y Alistair se dirigieron a su habitación, satisfechos, aunque Karee aún riendo internamente que al final Lycoris tuvo que sostener su mano para mostrarle cómo sostener los palillos correctamente. Y aún ahora, el bicolor seguía un tanto enrojecido. Las chicas hicieron lo mismo, prepararse para la cama y dirigirse a la habitación donde pasarían la noche. Y así, todo parecía indicar que el día terminaría... o eso dice la lógica. Un tiempo después...


—Te dije que sabía donde estaba el azúcar. Vi que compró.—

Al menos para algunos. Tal vez porque la cena no les fue suficiente, pero el hambre había hablado y gracias a la habilidad sobrenatural del ladrón para encontrar azúcar y su habilidad casi igual a la de Tecese de cargar cosas dulces en su saco, parecía que no dormirían mucho el día de hoy...






—¿Ya tenemos confirmación?— En las sobras, a algunos kilómetros de Parcelyte, un grupo de figuras se reúnen. Todos portanto la misma ropa con excepción a dos. Uno por su figura puede ser asumido es un hombre. Se encuentra justo delante de la otra figura, que por su cuerpo se trata de una mujer. Ambos se encuentran en medio de un intercambio. —No. Aún no tenemos idea de lo que ocurre en Deneb. Y el Kraig no responde a los intentos de comunicación. Debemos asumir lo peor. Después de todo, la cazadora de asesinos es parte de la resistencia denebrense.—


Sus trajes denotan un puesto de importancia en la Aguja. Capitanes. El rango más alto que un asesino puede aspirar racionalmente. Rodeados por inferiores, Veteranos, Asesinos e incluso novicios. Todos los asesinos presentes en Amagi se encuentran aquí, así como sus respectivos capitanes. —Inaudito... La rama de Deneb no solo tenía el apoyo de la corona, tenían a Mistilteinn... no pueden haber caído.— Y sus palabras eran verdadera incredulidad. Él mismo los conocía. La Rama de Deneb tenía a lo mejor de lo mejor. Ullr, Hod, Balder, Kraig, todos asesinos muy capaces. Según algunos de los más capaces de toda la organización...

—Sé que debe ser difícil para tí, pero debemos afrontar la realidad. No estoy segura cómo ha pasado, pero nos han cegado y dejado a la defensiva. La rama de Valaflam se está preparando para infiltrarse a Deneb y tratar de averiguar que ocurre... Tu plan es lo único que tenemos para pasar a la ofensiva. Los comandantes deben confiar en tí.— No podía no sentirse listo. Debía de deshacerse de todas las dudas. Su reciente promoción lo hacía muy inexperto, pero aún así, los comandantes aprobaron su plan. Deben de tener mucha confianza en él. No podía hecharse para atrás.


—... ¿Ya sabes lo que tienen que hacer?— Resignado a seguir hacia adelante, le postró su pregunta a la capitana frente a sí. Ésta negó con la cabeza. —Nos dieron una explicación básica del plan, pero fuera de eso no tenemos mucho.— Debió esperarlo. La aguja no suele dar más información de la que es necesaria, incluso a los capitanes. Solo los comandantes retienen toda la información. —En ese caso tenemos mucho que discutir. ¿Ya te informaron que 4 de los "Elegidos" de Rem se encuentran en Parcelyte?— Esta vez, la asesina asciente con la cabeza. —Sin embargo, ellos son problema de la inquisición. Nosotros tenemos que lidiar primero con nuestros problemas.— El capitán ríe ante la ignorancia de su compañera de trabajo... —Lamento decirle que no entiendo el chiste.—

—Oh... es solo que no esperaba esa ignorancia de alguien que lleva diez años como capitán... Los autoproclamados elegidos SON nuestro problema... Y lamento ser el único que piense así.— Los demás asesinos sintieron sus almas saliendo de sus cuerpos cuando insultó a la capitana. Por suerte, ésta decidió ignorar el insulto, mostrando que su puesto conllevaba sabiduría. —Tal vez sea el caso... pero no estamos aquí para discutirlos. Tu plan no los menciona—


—No... aún no... pero pronto necesitaremos de ellos. Por ahora, escucha bien... solo lo diré una vez. No pondrán un dedo sobre ninguno hasta que llegue el momento. Estaré vigilando la situación aquí, así que necesito que esparsas la palabra. Ningún asesino atacará a los elegidos hasta que yo de la orden. El plan ya fue aprobado por los comandantes.— Los asesinos escuchan con atención cada palabra proveniente del capitán... después de todo, es el único con un plan de ofensiva aprovado por los comandantes, cuando el resto de ramas se encuentran a la defensiva. —La cazadora de asesinos morirá, los elegidos morirán, la oposición morirá... es nuestro deber mostrarles lo inútiles que son sus intentos de tejer el destino que les plazca... Tal como el director lo desea.—

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 356
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Resh_69 el Sáb Dic 03, 2016 5:39 am

Brunilda: Hmmm... -Se queda pensativa tras escuchar la información que le dio Kristya-

Kristya: Y pues eso es todo lo que se sobre el, la verdad me gustaría ayudarlos a ustedes sobre todo a Aiden con mas información y de ser posible algo que les pudiera dar la ventaja mas lamentablemente a pesar de que yo también soy una "pilar" jamas tuve mucho contactos con ellos, pero a este punto no me sorprende que me hubiesen mentido, sobre todo porque Valtimore supo guardar muy bien el secreto sobre Hwa Gunhka sin que nadie de nosotros lo supiéramos.

Brunilda: Pasamos de alguien quien podía controlar a los muertos a alguien que posiblemente controla demonios... -Voltea a ver a la Reina- Pero no se preocupe, me cerciorare de que la información que me dio le sea dada a todos mis compañeros, sobre todo a Aiden quien realmente es el que mas necesitara saber esto pues sin duda alguna el sabrá que hacer ya que el conoce bien Bynquisterr.

Kristya: Como te dije, realmente estoy preocupada por el sin embargo entiendo que el es la mejor opción para aventurarse e idear una estrategia contra aquel pilar... Pero por favor Brunilda, te lo pido una vez mas si pueden no dejen que Aiden pele solo, no dudo de su capacidad mas en su estado actual obviamente se que las cosas se volverían muy difíciles....

Brunilda: Claro... -Se queda un poco extrañada por el repentino tono de la Reina al hablar del clérigo- Disculpe mi atrevimiento pero... ¿Por que le interesa mucho el bienestar de Aiden? -Deja caer en seco la pregunta- Si no quiere responder la pregunta no tengo problema, es solo simple curiosidad...



_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4847
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Sáb Dic 03, 2016 3:06 pm


  • Un pueblo bucólico y agradable como Ozden se prestaba para un descanso tranquilo y luminoso contrario a los otros lugares dónde los espiritistas habían descansado antes, pero ahora, de alguna manera, todo ese humor se volvió turbio y desalentador. Todo por culpa de un factor en común: El pasado. Memorias se presentaban frente a algunos de ellos, historias de antaño revivían y se proyectaban como una especie de película para los más machos del grupo.

    Yura, instalándose en su habitación se distrajo un poco contemplando a través de la pequeña ventana que tenia en su habitación, viendo lo rutilante del pueblito a la vez que tomaba una bebida. Mas lo que rondaba en su cabeza en ese momento eran sus compañeros.



Yura: Esa tumba... No me imagino como debe sentirse Aiden de estar aquì y ver todos esos eventos en su nombre y ser un simple espectador más, sabiendo que ya no es lo que era. *Da otro sorbo.* ¿Pero qué tanto de verdad tendrán esas historias? Ese muchacho parecía algo pasivo-agresivo respecto a él... Aunque no dudo que tenga razón, hay muchas personas más involucradas que las historias ignoran pero... Yo vi esa tumba, y un símbolo así de representativo para todos no puede ser por una delusión colectiva.

  • Le preocupaba el clèrigo del grupo. Se ponía en sus zapatos, imaginando que tenia que fingir ser otra persona mientras ve que todos a su alrededor lo alaban, extrañan, anhelan. Y él simplemente no podría corresponderles. La presión y angustia iban más allá de lo que su poca empatia podía entender. ¿Si la gente de verdad lo aceptara como el heroe legendario, podria ser como sea, incluso en ese estado, no? A falta de soluciones, solo pensó en mantenerse cerca del clérigo para lo que sea necesitara.  

    Pero no era el único con problemas con su pasado, pues de inmediato la imagen de sus otros dos compañeros aparecieron en su mente. Zeke y Vance, quienes igualmente en ese pueblo encontraban pistas dejadas en los pueblerinos y que aludían a sus padres.


Yura: Ambos tienen problemas con sus padres... *Piensa en su padre y madre, uno que dejo en Deneb y la otra muerta hace mucho.* Abuelo...


"¿Oíste lo qué pasa?"
"¿No, qué?"
"Uno de los viejos Estigias ha regresado"
"¿De verdad?"
"¡Si, pero ahora se encuentra liderando la oposición!"
"Shh, no digas eso, los cegadores se pueden enojar si siquiera los mencionas"


  • Caminando frente al trió que cargaba con despensa vital para su viaje (Papitas y bebidas endulzadas) había un par de cazadores de aspecto experimentado y de estas tierras cuya charla no podía pasar desapercibida para el grupo de espiritistas. Tanto Zeke como Yura agudizaron el oído, pues Vance seguía sumido en sus propios pensamientos. Afortunadamente la calle todavía se alargaba más, así que todavía tenían oportunidad de escuchar más de la conversación si acaso seguían con ese tema. Y deseaban que siguieran con eso.

"Oye ¿Y quién era ese Estigia?"
"No sé mucho con seguridad pero dicen que es *Se acerca a susurrarle al oído.*"

Yura: ...

Vance: Bueno, ya no escuchamos nada.

Zeke: ... *Mira preocupado a sus compañeros.*

Vance: ¿Qué pasa homs?

Zeke: ¿Qué es eso a lo que se referían esos cazadores? ¿Ascendidos? ¿Cegadores?

Vance: *Alza los hombros.*

Yura: ... Uhmm... *Ve a Zeke quien aún parece preocupado. Sabe que debe estar pensando él en su padre.*

Zeke: *Se pone una mano en la nuca* Ah, en que lugar fue a dar mi padre. ¿Por qué habrá venido acá?

Vance: Yo lo entiendo hams.

  • En cuanto a padres se tratase, Yura no tuvo problemas con el suyo. Pero parecía entender el vinculo que unia al mago de agua y al mercenario cuyos padres desaparecieron en un punto de su vida y que parece tener muchos más secretos de lo que alguna vez revelaron a sus hijos. Sólo esperaba que su padre en el pasado no fuera algún asesino de la aguja o marinero, o alguna sorpresa así.


Yura: ... De hecho. ¿Cómo eran sus padres?



  • Las respuestas no las iba a encontrar en su cabeza, así que decidió que era oportuno visitar de nuevo a Aiden y pasear entre el pueblo. De todas maneras, le gustaba mucho el ambiente que se respiraba. Era agradable ver personas de tantos lugares distintos en el mundo.


Yura: Me pregunto si Aiden ya estará de nuevo en su habitación.

_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1363
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Dom Dic 04, 2016 1:40 pm


La llegada a Ozden había representado una escala bastante tranquila y calmada a comparación de otros lugares que hubieran visitado. No sentían la presión de ocultarse o mantener bajo perfil pues así como ellos, este era un pueblo donde los viajeros iban y venían sin causar el menor escándalo. Algunos lograban ganarse su lugar en el pueblo luego de un tiempo ya sea como cazadores de confianza o papanatas que no sirven más que para emborracharse en los días de fiesta. Tampoco se podía sentir mucho la influencia de la inquisición en ese lugar, como si ese poblado solo fuera un espectador entre la lucha de esa organización con los opositores.

Víctor: ¿Y como les ha ido? Supe que al final siempre sí fueron al torneo de Deneb. Cuando Andrés me dijo que tenían posibilidad de ganar, pero por Rem, no pensé que eso sería cierto. Pero... emmm ¿No está con ustedes Brunilda? la campeona digo.

Aiden: Tuvo cosas que hacer... quizás más adelante nos alcance.

Víctor: Ya veo... Oye, ¿te molestaría si pregunto algunas cosas de su viaje?  

Aiden: No, en lo absoluto.

Víctor: Perfecto (Saca lápiz y papel) Puedes comenzar con cuando terminó el torneo.  


Fue algo curioso para Aiden encontrarse relatando detalles de su más reciente viaje a aquel joven administrador de hotel que anotaba emocionado cada detalle que del parche narraba. No tanto por que hubiera partes en esa historia que prefería simplemente dejar atrás o por que no podía exagerar tanto (Pero aún así lo hacía un poquito) puesto que el paso del tiempo es el que se encarga de añadir los detalles fantásticos a las historias. Más bien era que, después de tanto tiempo de estar contando historias de sus tiempos como héroe legendario, ahora tenía la oportunidad de contar algo respecto a su tiempo actual como un enclenque clérigo maldito. ¿Lo más curioso? Que Victor la disfrutaba con una expresión sincera de emoción mientras apuntaba las partes más emocionantes.  

Aiden: Entonces entramos al laboratorio de ese malvado doctor que estaba repleto con un.. una docena de hombres conejo con motosierras.

Víctor: That's some real shit right there! (Sigue apuntando).   

Aiden: ¿Recuerdas a Yura el joven de lentes que va con nosotros? Literalmente quedó desfigurado en esa pelea. Pero logramos atenderlo a tiempo y solo le quedó una cicatriz en el rostro.  

Desde la batalla contra el temible doctor capaz de disparar granadas antimateria y con mecanismos para absorber a sus enemigos de modo que quedaran sus puras ropas, Su viaje al pantano repleto de brujas, revenants, mimics y espiritus de sus antepasados que los poseían cuando cruzaban por las partes más profundas del pantano, la batalla con el gran dragón zombie inmortal Ninhursag, el escape y lucha contra los últimos miembros de la antigua orden de los ejecutores de Unukalhai, su defensa contra un ser que reunía absolutamente a todos los magos y brujas muertos en un lapso de 15 años y finalmente la batalla decisiva contra el último miembro de la tribu Gunhka.

Víctor: WHAT?! Los Gunhka?! Me habían contado de esos, pero según ya todos se habían extinto (Apunta más rápido).   

Aiden: Pues allí estaba el último. Era tan fuerte que parte de mi piensa que quizás tenía el poder de los espíritus de sus ancestros, no tengo idea. Lo que si se es que era capaz de revivir a los muertos trayéndolos como esqueletos de todas formas y tamaños. Hasta podían moldearse para formar esqueletos más grandes.


Sin ganas de arruinar tan épica contienda con los dramáticos detalles de la telenovela en la que se vieron parte por... razones, Aiden concluyó allí a lo que el emocionado Danzas terminó de escribir, agregar unos detalles propios y salir de repente del lobby para entrar a un cuarto que decía "Solo personal autorizado" en un cartel sobre la puerta. El clérigo sonrió satisfecho por haber hallado a un espectador que disfrutara el relato de los espiritistas casi tanto como los del héroe legendario. ¿Sería posible que sus hazañas como curandero maldito puedan compararse a las de sus tiempos de héroe de leyenda? Si su audiencia mostraba tanto interés como Víctor, no tenía duda.

Salem: Bonita historia Aiden. Aunque veo que es natural de ti adornarlas un poco ¿no?   

Aiden: Bueno, de todas formas yo se que hará con esa historia.  

Salem: ¿Perdón?   

Aiden: Justo cuando llegué me puse a explorar un poco con mi Byakugan para asegurarme que no hubiera presencias inusuales por los alrededores. Ya sabes, precaución.  

Salem: Aja...  


Aiden: Bueno, accidentalmente me metí a ese cuarto ya que al estar enfocándome en los conductos de prana de las personas, puedo terminar perdiendo de vista otras cosas, como ese letrero. Y bueno, cuando me pidieron amablemente que me retirara, desactivé mi Byakugan y vi que tenían un montón de cosas de juegos de rol. Tableros, dados, libretos.  

Salem: Ohhh ya. Supones que nuestra viaje les servirá de inspiración. Nada mal. ¿Te imaginas que nosotros fueramos personajes en un juego de rol? Apuesto a que yo sería un hechicero bien poderosisisísimo.  

Aiden: ¿Sabes Salem? presiento que dentro de poco lo serás.  

Posteriormente el dueño del hotel volvió agradecido por la historia que le había contado y que solo había ido a guardar su libreta para que no se le fuera a perder, omitiendo el hecho que se volvería su fuente de ideas para su próxima campaña. En agradecimiento, preguntó a los viajeros cuales eran sus planes en Ozden, pero estos le respondieron que no mucho ya que solo era una parada para llegar a Mehruntosh.  

Víctor: Claro, claro. Personas como ustedes no se conformarían con un lugar que está prácticamente ya bajo control.   

Salem: Cuando vuelvan nuestros compañeros creo que... ¡Los compañeros! (Se sale del dragón para irse a castear Farore Wind)  

Aiden: Ya volverá. En fin, decía que una vez nos reunamos todos... o al menos la mayoría, creo que ya podremos seguir. 

Víctor: Bueno, te daré un tip que normalmente no le daría a ningún viajero pero como tu y tu grupo se ven como personas excepcionales con muy buen nivel y stats, creo que a ustedes les servirá. En el bosque que está al norte que da camino a Mehruntosh, solía haber muchos avistamientos de espíritus, por lo que los cazadores iban y venían para conseguirlos... pero de un día para otro dejaron de aparecer.  

Aiden: Si, ya he visto que suceda en otras regiones. 

Víctor: Pero aquí está lo interesante. Se dice que de noche aún merodean algunos cuantos, pero nadie se anima a ir por que también hay algunos demonios fuertes esperando aventureros codiciosos que busquen espíritus. Así que es una apuesta por que te encuentres al espíritu o el demonio te encuentre a ti.


Aiden: Hmp... la posibilidad de tener más habilidades pero con el riesgo que no solo no encontremos ninguna, sino que además nos ataque un demonio. Una apuesta arriesgada ciertamente. Habrá que pensarlo...Gracias Victor.  

Víctor: A ti.

=======================================================================


Kristya: Ohh bueno, realmente me preocupo por todos ustedes en general. Es solo que Aiden... es alguien que conozco desde hace algún tiempo, incluso desde antes que fuera reina. Tuve la oportunidad de conocerlo cuando era un héroe legendario y quede sorprendida por sus habilidades y forma de ser... siempre ayudando a todos aún en lugares lejos a su tierra. Creo que de algún modo el me inspiró a volverme más fuerte y una mejor gobernante... Aún ahora que pasa por un muy mal momento, no se da por vencido.  

Brunilda: Ya veo... Entonces lo sigue estimando a pesar que ya no es el héroe que siempre dice fue.  

Kristya: Con o sin poderes, a mi realmente no me preocupa eso. Mientras siga siendo la persona noble siempre cargando sobre sus hombros el bienestar de los demás yo siempre lo... (Se escucha tocar la puerta) ¿aaaahh?  


Tokisada: Buenos días su majestad ¿Me permite pasar?

Kristya:  Disculpa Brunilda, pero tengo que atender esto. 

Brunilda: No hay ningún problema, yo entiendo.  

Kristya:  Adelante canciller Tokisada.  

Aunque la charla con la ganadora del torneo y representante de los espiritistas por el momento había resultado amena, realmente ya se habían atendido los asuntos más importantes de modo que la reina no vio razones para retrasar más los reportes del canciller Tokisada, esperando que no trajera consigo malas noticias.

Tokisada: Disculpe la interrupción su majestad, solo quería informarle que el equipo de inteligencia Denebrense acompañados por los integrantes de la guarida real, Cassius Kraatz y Rita Everhart ya se encuentran preparados para zarpar hacia Unukalhai vía ruta marítima gracias a un navío disponible suministrado por el capitán Proust.

Kristya: ...Ya veo. ¿Ya finalizó su tiempo de sanción?   

Tokisada: Me tomé la libertad de reducir su sanción un par de días dada la situación en la que nos encontramos. Después de todo, es nuestro elemento más rápido y con mayor experiencia pese a su... percance de hace algunos días. No obstante, si considera he hecho una mala elección, aún estoy a tiempo de ir a detenerlo y seleccionar otro elemento.  

Kristya: No... no hay problema. El capitán Proust es una buena elección. Además, Rita y Cassius tienen sus instrucciones claras, ellos se asegurarán que no cometa otro exabrupto.    

Tokisada: Excelente. Procedo a retirarme entonces su majestad, lamento la interrupción.  

Sin nada más que añadir (al menos no enfrente de la invitada) el noble de ropas amagenses procedió a retirarse, mas no fue el único. Poco después de su partida, Brunilda agradeció el trato amable y cordial que le había brindado la reina permitiendole hospedarse una noche en el palacio y degustar fabulosos alimentos. Pero así como todos en el palacio Denebrense trabajaban arduamente para mantener la paz en el reino, era ahora debía volver con sus compañeros espiritistas, quisieran o no, para ayudarles a enfrentar a la inquisición bynquisterrence y brindarles la información dada por la reina, que aunque no muy específica, quizás pudiera servir para algo.

______________________________________________________________________________________________

INDICACIONES:
@Brunilda: Ya devuelvete.
@Party que se fue a amagi: También
@La main party: Cuando se reúnan con los demás pueden discutir si cruzar el bosque camino a Mehruntosh de día donde no sufrirán altercado alguno o de noche, donde tendrán la probabilidad de hallar ya sea un espíritu o que un demonio los halle a ustedes. También pueden optar por dejar a todos sus compañeros rezagados e ir solos por su cuenta aunque no haya buenas razones para eso.
Pueden seguir hablando con los NPCs del pueblo para obtener pistas respecto al festival o algún otro asunto de interés que tengan.

Rol cuota: ???

_________________
2sp00ky4m3






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2620
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Dom Dic 04, 2016 5:25 pm

Royal Capital


  • -Hay muchas cosas pasando a cada uno que no sé si deba contarlo. Aunque... También dije que no le diría a nadie.- Cerraba la puerta Yura mientras giraba veía el pasillo, para su desgracia, no se habia fijado que dirección habia tomado cada uno. Las puertas se repartían de manera simétrica a través del corredor, izquierda o derecha, había la misma cantidad de habitaciones. -Que bueno que tengo esto- El Atund activo su Prana Sense y noto diminutos rastros de prana que Aiden había dejado al arribar.


Yura: Debo admitir que eso también me tiene algo preocupado.

Habia terminado de entrenar en el templo de Rem, su camisa estaba toda sudada y descansaba sentado en un asiento improvisado a las afueras del templo. Sus compañeros, la mayoría seguía dentro esperando a que los demás llegaran o algunos buscaban algo con que entretenerse en el carromato. Él tomaba agua de una cantimplora, mientras los rayos del sol reflejaban en la cristalina capa de sudor que recorría su cuello y frente. Repentinamente una sombra lo cubrió casi por completo, tapando el sol.

Yura: ?

Rene: `Sup. *Levanta dos dedos en señal de paz.*

Yura: Por favor no digas que buena onda.

Rene: ¿Hace falta mucho para nuestro siguiente concierto?

Yura: Eh... No, estamos esperando a que... Lleguen los demás.

Rene: Chingon.

Durante unos segundos Rene solo se quedo contemplando el exterior del templo, viendo la vegetación de los bosques Bynquisterrianos mientras de su boca salia una tenue nube de humo gracias a un cigarrillo que lo pasaba entre sus labios y sus dedos. Tiro algo de ceniza al suelo, y luego le dirigió de nuevo la mirad al monje. -Esto es incomodo- Pero había algo diferente en la cara del pelirrojo.

Rene: ¿Puedo pedirte un favor?

Yura: Eh... Seguro.


  • Y mientras cruzaba el pasillo de las habitaciones VIP, sobre una alfombra rojilla y rohida, una de las habitaciones se abrió. De ella salio el hombre al que Yura conoció hacia unos momentos. Su semblante de alguna manera le recordaba a Salem, ambos se saludaron cortesmente y por lo estrecho que era el pasillo, era impertinente no intercambiar unas cuantas palabras.


Lazarus: Hey, eres el acompañante del contador de cuentos.


Yura: Quizá el sepa algo... Hey... ¿Lazarus? ¿Eres nativo de Bynquisterr? ¿Podría hacerte unas preguntas?


_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1363
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Dom Dic 04, 2016 7:56 pm

>Seguir con el ost anterior.

Lazarus: Desde luego. ¿Que deseas preguntar?


El joven clérigo se mostró hospitalario al forajido de lentes. Quizás era su naturaleza cordial o quizás el hecho que sentía que aún debía algo a los viajeros por importurnarlos de aquella manera, pero cual fuese el caso, accedió a responder las preguntas del Atund. La primera de ellas fue una que destanteó por unos momentos a Lazarus puesto que tocó un tema que no pensó le llamaría la atención a simples cazadores recién llegados.

Yura: ¿Sabes que son los estigias? Escuché una platica por los alrededores respecto a ellos.

Lazarus: Je, es fácil terminar escuchando conversaciones de otros por estos rumbos ¿no es así? (Bromeó un poco respecto a la naturaleza de su propio encuentro). Bueno, primero que nada, ¿Reconoces a los segadores no es así?  

Yura negó con la cabeza en señal de su poco conocimiento respecto al tema por lo que Lazarus empezó desde cero. Explicó que tras la desaparición del héroe legendario, la inquisición volvió a apoderarse de las tierras de Bynquisterr sin que nadie hiciera algo realmente para detenerlos pues no tenían el valor de volver a enfrentar a un enemigo que solo el héroe legendario había sido capaz de vencer, queriendo creer en su palabra que no harían nada malo o simplemente mirando a otro lado enfocándose solo a los demonios de la región.

Lazarus: Cuando la inquisición se instauró nuevamente en Bynquisterr, trajo consigo una nueva milicia conocida como los segadores. Al principio mantenían las calles seguras acabando con la mayoría de los demonios que circulaban las calles, quitándole inclusive el trabajo a más de un cazador descuidado... Pero a los meses sus enfrentamientos con demonios se volvían cada vez más y más escasos. Empezaron a invertir más tiempo en encarcelar devotos y seguidores de la diosa Rem, terminando con muchos clanes de clérigos.  

Yura: ¿Y nadie hizo nada?


Lazarus: Varios cazadores formaron una oposición para contrarrestar la fuerza de los segadores. No obstante, muchos temían que eso los distrajera de su verdadera meta, algunos incluso enorgulleciéndose de la situación para que sus victorias no se le atribuyeran a agencia foránea o deidad a la que no han visto nunca según lo decían ellos. Pero es allí donde entran los estigias.    

Además de los segadores, también se encontraban los estigias, quienes vendrían siendo los guerreros de más alto rango entre las filas de la milicia Bynquisterrence. Fungían cual generales o comandantes dentro de sus filas, pero preferían ser llamados estigias en honor a un río mitológico por el cual cruzan todas las almas de los difuntos para llegar al más allá. Se dice que cuando un Estigia hace acto de presencia, alguien morirá obligatoriamente.  


Yura: Ya veo.... Entonces si hipotéticamente un estigia traicionara a la inquisición, serían malas noticias para ellos ¿no?  

Lazarus: Así que también escuchaste ese rumor... En efecto, se dice que un estigia se cansó de las cosas en la inquisición y ha decidido ayudar a la oposición. Eso no es solo una baja en los números de los inquisidores, sino que representa una nueva fuente de información y estrategias para los opositores...   

Por curiosidad Yura procedió a preguntar si sabía la identidad de este estigia que había traicionado a la inquisición, mas Lazarus se disculpó puesto que desde su partida de Mehruntosh ha estado muy poco al tanto de las cosas que sucedan allá que no sea lo que traen las noticias de los locales en Ozden. Sugirió que si quería saber más al respecto, tendría que encontrar la manera de ponerse en contacto con la oposición de allá.  

Yura: Entiendo.  

Lazarus: Si lo piensas tiene sentido. No todos tienen la fuerza para poder anunciar sus hazañas sin temer algún tipo de represalia por aquellos que las envidian. Si todos supieran quien es, habría más gente buscándolo para cobrarle su traición.   

Yura: ¿Sabes? Por un momento pareció que ibas a hablar de alguien más?  


Lazarus: Je. ¿Pensaste que volvía a hablar de forma indirecta de Aiden Cross?   

Yura: Solo... siento que sientes algo hacia él distinto a lo que las demás personas.   

Lazarus suspiró con un deje tanto de culpa como de alivio al mismo tiempo, una mirada bastante rara para el monje. El clérigo ex cazador comentó que, así como el resto, sentía un gran respeto y admiración por aquel héroe que usó sus dones para el bien incontables ocasiones salvando a distintos dominios del peligro y la devastación... pero al mismo tiempo, sentía cierta pena por aquellos que intentaban imitarlo sin considerar sus propias limitantes primero.  

Lazarus: ¿Alguna vez has conocido que pese a lo mucho que se esfuerce jamás está satisfecho con su trabajo y sigue llevándose a si mismo al límite por una meta que está más allá de su actual capacidad? Así solía ser mi hermano. El quería ser como todo un héroe así como Aiden Cross... pero lamentablemente el destino tenía otros planes para él...   

Yura: ... 

La gloria y el honor son cosas que pueden motivar a una persona que no las tiene a envidiar a quien sí, al grado de odiarlo. Ese punto era verdad pero no aplicaba realmente en Lazarus. En cambio, la pérdida de un ser querido por que este trató de ser alguien quien no estaba destinado a ser,  a cumplir hazañas para las cuales realmente no estaba listo... Y sin embargo, no se le podía culpar al héroe legendario por traer esperanza y sueños a los demás. Entonces ¿A quien podía transmitirle todo ese pesar, frustración y tristeza? A nadie por lo visto, sería un peso con el que el mismo Lazarus cargaría el resto de sus días.  


Lazarus: ¿Puedo ayudarte con algo más?...

_________________
2sp00ky4m3






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2620
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Dom Dic 04, 2016 8:30 pm



Yura: ... Lamento escuchar eso de tu hermano.

-El sentirse la sombra de una persona, no es la primera vez que veo esto.- Por su mente corrió la imagen de Singvald, el mismo caballeros cuya similitud con el heroe era innegable, y hasta la fecha, se encontraba siempre como una sombra, necesitando una gigante armadura para esconder quien realmente era. El espiritista Al, que a veces notaba como se sentia menos comparado a los demás. Incluso él mismo no podia negar que sentia envidia a los poderes de los demás, o de las historias de Aiden legendario.

¿Cuantas historias no serán semejantes? De personas que murieron tratando de imitar a Aiden, o héroes anónimos cuyo recuerdo se perdió bajo una historia de exito de una sola persona. No se contaban los sacrificios, pero si las victorias. Pero en parte, Yura lo entendia, eran tiempos de guerra dónde se necesitaba esperanza, se necesitaban heroes. Y Aiden tomo ese estandarte tan pesado, que representaba no solo los sueños sino tambien los sacrificios de las personas. Los de él y los de todos. Y por eso lo respetaba.

Miraba el rostro mohíno de Lazarus cosa que le incomodaba un poco. Todavia no era muy bueno con las personas pero escucharlo le hizo sentir un poco de empatia. Seria descortes hice en ese momento. Despues de todo, todos los sufrimientos conectan a las personas.


Yura: Imagino trataste de detener a tu hermano, de que no hiciera cosas tan imprudentes... ¿Qué pasó con él?



_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1363
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Dom Dic 04, 2016 8:58 pm

>Seguir con el OST de Lunar una vez más.

Aunque la mirada de Lazarus mostró algo de incomodidad por la pregunta, tampoco podía decir que no la esperaba, en cierto modo de hecho, el quería que le preguntaran para demostrar el nivel de empatía de su interlocutor. Suspiró y empezó a contar de sus tiempos como cazadores; él, su hermano y su padre eran los integrantes de la casa Kurom, una familia de cazadores que por lo general ofrecían sus servicios a otras casas cuando se trataban de trabajos dificiles o hacía guardias rutinarias. Nada demasiado peligroso pero le gustaba considerarse como un clan decente capaz de hacerle frente a los desafíos de Mehruntosh.  

Lazarus: En Mehruntosh... hay algunos demonios que por lo que tengo entendido, hacen tareas para la misma inquisición. Solo son rumores pero... a veces opositores o personas que públicamente han expresado su descontento hacia ellos se vuelven objetivos de los demonios poco después. Mi hermano se indignó ante el primer rumor que escuchó al respecto. Mi padre y yo le dijimos que desistiera, pero argumentaba que lo único que necesitaba el mal para triunfar, era que los hombre buenos no hicieran nada...

Yura: ¿Fue a confrontarlo? .

Lazarus: Ese día yo había aceptado ir con unas jóvenes cazadoras para brindarles soporte puesto que enfrentaban a un grupo bastante grande, aún para lo que estábamos acostumbrados. ¡Pero mientras más lo pienso más siento que fue un señuelo para mantenerme lejos de mi hermano! Mi padre fue tras él, pero eso no cambió las cosas... siendo un guerrero y un ladrón, no tenían quien curara su heridas... Al principio pensé que había sido una persona ya que estoy seguro que vi una silueta humana alejarse de la escena... Pero esa risa... ¡Esa maldita risa no era de ningún ser humano! ¡carcajadas tan siniestras solo pueden venir del mismo Eohnomaos!  


Por algunos días, Lazarus intentó encontrar la pista de aquel que pudo haber asesinado a sus padres, pero la mayoría de los cazadores le pidió que desistiera. Muchos sabían que su hermano andaba por una senda peligrosa queriendo acabar con demonios que le eran útiles a la inquisición, y posiblemente fue uno de ellos quien hizo el trabajo. La búsqueda se volvió más difcil y la esperanza tan poca que eventualmente perdió su energía para seguir intentándolo. El nombre de la casa Kurom ya no volvería a traer consigo historias de victoria y celebración, solo se desvanecería luego de esa última pérdida.  

Lazarus: Espero que sus motivos para venir aquí se limiten solo a pasar un buen rato en el festival... por que si tienen otro tipo de planes, les sugiero permanecer en Ozden o cualquier otro lugar donde las cosas sean más tranqulas...donde sus esfuerzos y buenas acciones no sean recompensados con un fin prematuro a manos de un demonio que los mismos altos manos protegen para disfrazar sus propias ambiciones. Se ven como buenas personas, por eso espero que tengan cuidado.   

_________________
2sp00ky4m3






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2620
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Lunar el Dom Dic 04, 2016 9:34 pm

Tia ~Disappearance of Reason~


Yura: Bueno, eso no fue tu culpa. No tienes que culparte.

  • Cuando escucho lo que Lazarus lamentaba, por una parte recordo la misma culpa que sintio su abuelo Tetsuo cuando su madre murió. La culpa que lo llevo a años enteros de amargura y torturar a su nieto con la excusa de protegerlo. ¿Era muy diferente? No tanto. -Como la culpa que sentí cuando murieron bajo mi mando muchos musculosos...- Barajo sus pensamientos, frases o cosas que podria decir para Lazarus, sentia que debia decir algo pero su poco trato de impedimentos era un impedimento. Así que simplemente dejo salir las cosas.


Yura: Tu hermano tenía algo de razón, pero estamos en tiempos muy complicados. Personas mueren todos los días, personas inocentes. A veces por una buena razón Como tú hermano, otras veces no como mi madre. Pero creo que pese a eso, saliste adelante y has luchado aún por el nombre de tu familia... *Se queda pensando.*


Esas cosas te hicieron más fuerte, y es lo que te deberías aferrar. Por tu familia, que seguro desearían no pierdas las esperanzas.


  • La esperanza era algo curioso. Alimento para tontos algunos dicen, algo que nunca te debe de faltar dicen otros. Pero en estas tierras, dónde más fue pisoteada es tambien dónde irónicamente nació. Eso le hizo pensar a Yura que quiza Aiden no fue alguien escogido o fue por designio celestial, sino que eran los mismos deseos de las personas representados en una persona que demostró ser más fuerte de lo común. Y ahora... Ellos debían ser esperanza.


Yura: Y no te preocupes, nosotros sabemos como cuidarnos.


_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1363
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Caco el Lun Dic 05, 2016 11:51 am


*Las gotas de agua resbalaban por su piel mientras con cuidado se pasaba los dedos por entre sus blancos cabellos. Aiden había aprovechado esa ventana de descanso para ir a su habitación y relajarse. Siendo VIP, era amplia y poseía una ducha con agua calientita, algo que no disfrutaba desde Costa de Marfil. Su cabeza iba de un mundo a otro, pensando en sí mismo, en los espiritistas, en las palabras de Victor Danzas, en ese extraño hombre llamado Lazarus...*


Aiden: El éxito de unos, el anonimato de otros... Con mi "muerte", muchas personas se deprimieron y Bynquisterr se sumió otra vez en la oscuridad. Seguramente cientos, miles de personas lloraron mi partida. Pero luego está toda esa gente, que por más que se esforzó en ser alguien, murieron sin que nadie los valorara. Al final, el esfuerzo de ellos y el mío fue el mismo, no? Entonces por qué... Por qué yo terminé siendo quien fui, y los demás no...?

*Enredado en sus propias palabras, el clérigo se desordena el cabello con fuerza, mientras las gotas siguen cayendo. El peso de su pasado parecía ser mucho más fuerte que los hombros sobre los que lo sostenía actualmente. Miraba su cuerpo, sus cicatrices. Gracias a su muy buena (y a veces fantasiosa) memoria, casi podía recordar en qué combate se hizo cada una. El demonio de turno, el rey del mar, los soldados de Vygor, el mismísimo Archibald... Bajo estos pensamientos, el parchado giró la perilla, se puso una toalla y salió de la ducha*

Aiden: -suspira lárgamante, con los ojos cerrados, mientras pone los pies en su habitación. Al abrirlos, no obstante, grande fue su sorpresa al encontrarse con cierto hombre de largo sombrero sentado tranquilamente en el sofá-. T-T-Tecese?!


TCS: Oh -lo mira, sin expresión alguna-. Habitación equivocada -hace el ademán de levantarse-.

Aiden: No, no, espera... -ve que el "guía" se detiene y lo observa fijamente. Si bien estar semi desnudo frente al del sombrero era algo extraño, una parte de él le decía que debía hablarle... Casi como si TCS, adrede, se hubiera "equivocado" de habitación-. Oye, Tecese, la verdad es que me gustaría hablar contigo

TCS: Hablo
-vuelve a sentarse-.

Aiden: Escucha, creo que tú eres lo suficientemente... Imparcial, y quizás puedas ayudarme. Sabes... La he tenido difícil desde que llegamos a Ozden

TCS: Por qué?

Aiden: Me debato entre mi yo del pasado y mi yo del presente. Al ver la tumba que hicieron en mi honor, me dan ganas de levantarme y decirle a los cuatro vientos que soy yo, Aiden Cross, que he vuelto y junto a mis amigos vamos a derrocar a la inquisición. Pero entonces pienso... Realmente soy digno de mí mismo?

TCS: ...
-se mantiene en silencio, mirándolo fijamente-.


Aiden: Es decir, si ven en lo que se ha convertido el famoso héroe legendario... Realmente será positivo? Un héroe, después de todo, es mucho más que alguien que derrota a los malos. Es aquel que es capaz de traer esperanza a las personas y cargar con sus sueños sobre sus hombros. La leyenda que se forjó a mi alrededor trata de eso... Pero actualmente, no soy más que un clérigo que a duras penas puede mantenerse en pie. Yo... Tecese, no sé qué hacer -el peliblanco lo mira, afligido-. Y si para Bynquisterr estoy mejor muerto? Quizás sea mejor quedarme para siempre como una idea abstracta, como ese hombre invencible del que todos hablan

TCS: ...
-se mantiene en silencio, mirándolo fijamente-.

Aiden: Creí que, luego de este viaje junto a los chicos, ese sentimiento se había esfumado. Pero hoy, más que nunca siento que el Aiden Cross de ahora no es digno del Aiden Cross de antes...

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1273
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Celtic el Lun Dic 05, 2016 2:38 pm


Aiden: Creí que, luego de este viaje junto a los chicos, ese sentimiento se había esfumado. Pero hoy, más que nunca siento que el Aiden Cross de ahora no es digno del Aiden Cross de antes...

Tecese: ¿Sientes que eres un Aiden diferente?

Como era costumbre, Tecese podía responder de 2 maneras. Con una oración llana y redundante que solo confirmaba que había entendido lo que el interlocutor le había dicho pero sin aportar nada a la conversación. La otra, era realizando una pregunta que hiciera darse cuenta a la persona que le dirigía la palabra para hacerlo reflexionar acerca de que estaba hablando, pero en esta ocasión Aiden tenía certeza de como se sentía.

Aiden: Bueno... sí... digo, ya no puedo vencer legiones de demonios yo mismo, tampoco hacer todas esas hazañas que las personas me vieron hacer... no doy sueños y esperanza a quienes me ven, solo lástima y decepción...


Tecese: ¿Eso es ser un Aiden?  

Aiden: ¿Eh?

Tecese: Cuando un Aiden deja de hacer esas cosas ¿Ya no es un Aiden? ¿O es otro Aiden?  

Aiden: No... creo que no me entendiste, lo que quiero decir es...

Tecese: Yo no recuerdo muchas cosas... pero lo que sí recuerdo es que soy TCS. Desde hace algún tiempo. Cuando era elegido también era TCS y cuando deje de serlo igual. Pero Eli dice que dejé de ser el mismo TCS.  


A veces era fácil olvidar que el enigmático mago cirquero había sido uno de los elegidos de Rem en el pasado, una persona con la misión de defender a Brennevin de la inquisición en nombre de la Diosa, encarando diversos peligros. Y aún así cuando se trataba de imaginar a aquel joven pasmado de cabello azul haciendo algo heroico, era sencillo también imaginar que fallaba estrepitosamente ya sea por su cobardía que ha mostrado siempre manteniéndose lejos del peligro o distrayéndose con algo irrelevante como un sombrero chistoso o un animalito con cola peluda.  

Tecese: No dejé de ser TCS solo por dejar de hacer cosas que hacía antes. Pero la gente cree que sí. Yo no controlo que es lo que piensa la gente. Tu tampoco. A mi me aburre hacer cosas que hacía antes. Tu ya no puedes. Yo se que es ser TCS pero parece que tu no sabes que es ser Aiden, por que si lo supieras no ocuparías preguntarle a otros que es ser un Aiden.   

Aiden: T-tecese...

Tecese: Pero... (Por unos momentos se quita su sombrero).    


Aiden: ¡¡¡

Tecese: Cuando yo me quito esto, siento que dejo de ser TCS... por eso procuro no perderlo. Pero tu Aiden ¿Tu perdiste lo que te hace ser Aiden o solo crees que lo hiciste?   

Aiden: Yo...

Tecese: Aunque (Vuelve a ponerse su sombrero)  si crees que ya no puedes ser Aiden, puedes ser un tipo con parche o sombrero... o un tipo con parche y sombrero. Tu eliges... Aunque me cae bien Aiden. Tengo hambre, voy por galletas... y leche.

Quizás Tecese no había conocido a Aiden en sus tiempos de héroe pero al mismo tiempo, Aiden no había conocido al mago del sombrero previo a que solo fuera un ex elegido despreocupado. Acaso de haberse conocido antes y ver como habían cambiado ¿Se habría perdido su amistad? ¿Podía una imagen crecer tanto que la misma persona que la creó no estar a la altura de sus expectativas? Y sin embargo, algo dentro del clérigo le decía que, como le había dicho su compañero, estaba permitiendo que su concepto de sí mismo fuera determinado por personas que apenas y si lo conocieron. Pero entonces ¿Cual era su propio concepto de quien era? Quizás no lo sabía... o quizás lo sabía y simplemente no le bastaba...  

_________________
2sp00ky4m3






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2620
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Kida el Lun Dic 05, 2016 7:00 pm



La mañana siguiente llegó a Amagi. Tras un regaño de la Samurai por consumir indebidamente y sin permiso de sus reservas, el grupo desayunó. Claro, Karee y Alistair se vieron reducidos en su alimento como castigo. Solo recibiendo un poco de arroz de una Ruumi molesta. Karee no tuvo opción más que aceptar el castigo y prometerle pagar todo cuando pueda. Cuando terminaron ésto, luego de que Lycoris volviese de su entrenamiento matutino y Ruumi hiciera su estiramiento, el grupo salió con camino a Durandal.


Allí, Fargus esperaba a Ruumi con dos caballeros. Se dirigieron a las celdas, donde los Samurai parecían confundidos y alarmados al ver a Ruumi con Fargus. Al inicio pensando que la habían atrapado también. Algunos gritaron que la dejaran en paz, hasta que ésta les dijo que venía por ellos. Los más serios solo dejaron salir un suspiro. Los más energéticos se pusieron de rodillas y comenzaron a agradecer. Fargus por su parte estaba ansioso por patearles el trasero en un risco, pero Ruumi parecía feliz.

Ruumi:
Vayan al patio. Iré con ustedes en un momento... Fargus... sé que ha hecho mucho por nosotros, y no pediré mucho más... solo... *whisper*

Fargus:
Hmmm.... bueno, es tu funeral. Siempre que no lo saques o lo armes, haz lo que quieras.

Ruumi:
Gracias...

[Detener el Soundtrack]

Ruumi se dirigió solitaria a una celda especial, una que se encontraba detrás de varias puertas, donde usualmente se mantenía a los prisioneros importantes. El aire se volvía más pesado, pero la Samurai no sentía el más mínimo miedo. Sentía algún pesar en el pecho, pero no era miedo... era más preocupación... Se dirigía a ver a un guerrero fuerte, pero sin concepto de bien o mal. Un guerrero que obedecía toda orden, sin importar qué. Le preocupaba... Le preocupaba el estado en el que se encontrara.

Y así, cerró la puerta detrás suyo. El Samurai agudizó sus instintos instantáneamente.

Ruumi:
.... Shinja...



El samurai identificó la voz, aunque no reaccionó ante ella. No se movió ni un centímetro. Ruumi se acercó a las rejas, mirando hacia la oscuridad donde la figura se encontraba arrodillada, como meditando. Ruumi notó sus ropas rotas, sucias, desgastadas... aún manchadas de sangre. Heridas se asomaban por estos agujeros. Algunas mostraban signos de infección. No esperaba que le hubieran dado ningún cuidado, pero tampoco esperaba encontrarle en tal estado.

Ruumi:
... Veo que sigues igual que siempre al menos.

Ruumi sintió la necesidad de hacer algo por atender esas heridas... sin embargo, no tenía idea de cómo hacerlo. No era Lycoris para curarlo y a este punto dudaba que fuera una buena idea. Después de todo, conocía al Samurai muy bien.

Ruumi:
... no entiendo... ¿porqué arriesgas tanto por Zen...? Siempre me pareció una persona extravagante, pero no lo conocí hasta hace poco... ¿Porqué mi padre, tu y Shinja eran capaces de hacer tanto por él...? No comprendo... Y conociendote, ni siquiera si preguntara responderías...

Shinja se mantuvo callado, tal como la chica dijo. Su mente había estado en blanco todo este tiempo. Era fácil mantenerse así. El tiempo pasaba más rápido. No tenía nada que hacer más que esperar un "Rescate" o la muerte. Ambos eran iguales... pero con la presencia familiar de la Samurai, su mente por momentos viajaba al pasado. No necesariamente algo agradable...

14 years in the past escribió:Zen: ¡Haru! Hombre, mira, sé que es tu día libre así que vine a perder el tiempo aquí.

Harusame: *suspiro* supongo que no se puede hacer nada al respecto... solo- Huh? Shinja y Kagaho vienen contigo?

Zen: (Quiero ir a ver a las geishas pero... sé que eres demasiado mansito para ir  pero ¿puedes al menos ocuparte de éstos dos...? AYUDAME HARU...)

Harusame: Hmmmmmm.....

[Fast forward]


Ruumi: ¡te ves bien!

Shinja: *grunts*

Kagaho: (no... debo...reír...)

Ruumi: ¡Ok, ahora podemos jugar! Tu serás la mamá y tú el papá! Yo seré... uhm... yo calificaré su relación!

Kagaho: ¿Espera, que?

Ruumi: ¿Cuando los hijos?

Shinja: *Groans of increasing discomfort *

Ruumi:
Muchas heridas... te hace falta un poco más de cuidado.

Abrió los ojos lentamente. Escuchó la voz de la Samurai más cerca. Se dio cuenta que ésta estaba recostada contra las rejas, sentada en el suelo, Su Katana entrando parcialmente por una de las rejas. La forma calmada de la Samurai lo confundía un poco. Por un lado, la presencia familiar le daba un cierto reconforme, pero por otro, seguía encerrado. ¿No vino a sacarlo...?

Ruumi:
... Tu y Kagaho siempre lo estaban siguiendo, eh...? es raro que hayan venido sin él. Seguramente él se los ordenó... no lo veía mucho, de hecho solo recuerdo una vez haberlo visto, pero siempre que los veía a ustedes dos, era locura tras locura... *ríe* Eran buenos tiempos... al menos para mí... Lamento que haya muerto...

Kagaho... Muchas veces lo dijo. Nunca fue muy cercana con nadie, realmente. Pero Kagaho y Shinja eran... se habían quedado grabados en su memoria. Tal vez era porque siempre estaban juntos o porque disfrutaba su tiempo con ellos, sobre todo cuando era niña. Por más que ella tuviera ocurrencias locas o raras, ellos seguían el juego. Esto le brindó un cierto nivel de variedad y felicidad en su juventud, lo que en cambio la hizo sentir cercana a ellos aún si en realidad no los conocía en lo más mínimo.

Ruumi:
Siempre fueron tan leales... no entiendo esa lealtad... Pero creo que puedo entender porqué luchaban tan fervorosamente. Deben realmente creer en lo que hacen... o bueno, tú. Aún aquí... ¿Sabes...? Creo que tengo un motivo para luchar yo también... Aún si nuestros motivos y... aparentemente objetivos difieren.

Shinja se mantuvo en silencio. Como siempre hacía. Aún había mucho de la situación que no comprendía. Y si bien el tiempo que pasó con la chica hace años fue por órdenes de Zen, no podía negar que sentía familiaridad hacia ella por ese simple hecho. Al igual que casi todos los hombres a servicio de Zen, Ruumi había sido un constante recordatorio del paso del tiempo. La mayoría la conoció desde muy chica, y verla ahora como una mujer, muchas veces les recordaba el pasado. Para Shinja, éste estaba lleno de tortuosas sesiones de juego con ella y mientras crecía, variedad de retos que imponía a él y Kagaho. Momentos de paz, que si bien no puede decir qu disfrutaba, al menos recuerda con algo... análogo a calidez.

Ruumi:
Finalmente conocí a Zen hace poco, ¿sabes...?. Bueno, conocerlo realmente... fuera de verlo un par de veces de niña... Esperaba que fuera... diferente... Será muchas cosas, pero... algo creo que ahora puedo admirar de él. No hace algo que no quiere. Al menos esa es la impresión que me dió... ¿si te dijera que accedió a dejar Durandal en paz, te irías sin herir a nadie...?

Para ambos, la pregunta era una pérdida de tiempo. Aún si su naturaleza dio más información de la situación a Shinja de lo esperado. La descripción que Ruumi dio... sonaba correcta. Pero ni siquiera Shinja estaba seguro de lo que haría. Tampoco pensaba si quería saberlo...Pero las preguntas a Shinja eran... inútiles. En su vida no recuerda haberlo escuchado pronunciar una palabra. Le daba por mudo, aún si su padre le aseguraba que era capaz del habla. Esto lo había convertido en un constante oído que la Samurai usaba para quejarse en su juventud. Su silencio lo hacía confiable para escuchar todos los problemas de la chica... Tal vez no era recíproco, pero sentía una conección a su confidente.

Ruumi:
Desearía poderte dejar ir... pero no puedo... hay mucho en juego... y además... creo que sé la respuesta a mi pregunta... Siempre has sido más un... sirviente que una persona...

El Herido samurai escuchaba a la chica hablar. Tal vez hubo en algún punto una pizca de emoción restante en él cuando habló, pero ésta desapareció pronto... Fue entonces que se puso de pie y se acercó a donde la Samurai estaba. Ruumi giró la cabeza y se puso de pie, quedando cara a cara con el Samurai. Le miró a los ojos por unos segundos...

Ruumi:
Todavía puedes tomar otro camino... no voy a pretender que te conozco realmente... pero aún así... Tal vez hay algo de humanidad en tí... ¿Shinja? Puedo intentar hacer que te suelten... pero solo si prometes buscar otro camino... lejos de Zen. El camino que seguiré es difícil... pero me gustaría al menos poder contar con alguien como tú... ¿que dices...?

La samurai extendió su mano hacia el preso de los caballeros. Aún mirando sus ojos. Tal vez muy profundo aún lo veía como un "amigo". Retorcida como fuese la descripción de un amigo para que encajara con él. Tenía esperanza de que no tendría que ver más muertes... y temía que si seguía este camino, la vida de ésta marioneta acabaría. Era demasiado trágico. Una vida que no consideraba digna. Pero tenía esperanza... esperanza de encontrar humanidad en esos ojos...


Shinja levantó la mano. Por un segundo. Ruumi sintió su esperanza ser verdad... había esperanza... pero entonces, el Samurai tiró de la muñeca de Ruumi, acercándola a la reja rápidamente y con la otra mano alcanzó la Katana en su costado. Estaba intentando tomar su arma. Ruumi reaccionó torciendo el brazo de el debilitado Shinja, en un rápido movimiento, tras lo que con la otra mano lo empujó hacia la celda de nuevo, agradeciendo su hábito por asegurar la Katana a la funda cuando en la ciudad. Inmediatamente, dos guardias entraron.

Caballero:
¿¡Que está pasando!?

Ruumi:
.... he terminado aquí... pueden volver a cerrar este lugar... adiós Shinja...

El Samurai se sostuvo su mano adolorida. Y regresó a su postura de meditación. A esperar órdenes... o que llegara la muerte. Las dos para él se veían igualmente tentadoras... aunque... no. Con cuidado, el Samurai empujó las palabras de la chica a la parte más profunda de su mente. Su lealtad aún fuerte... Lealtad... ¿hacia qué?





Karee:
¿Dónde estábas...?

Ruumi:
Solo fui a ver a un prisionero... No vendrá con nosotros. Solo espero que algún día pueda...

Karee:
¿pueda...?

Ruumi:
Oye... no, olvídalo... tenemos cosas que hacer.

Karee:
ooookay.

La forma que le respondió, Karee asumió que seguía molesta por que asaltaron su cocina en la noche. Aunque por otro lado, también notó una cierta tristeza en sus palabras. No pudo preguntar el motivo, pensando que era mejor dejar que se calmara u olvidara lo de la mañana antes de preguntar. Los cuatro, seguidos por un grupo de Samurai, que aliviados de estar fuera, siguieron a Ruumi sin cuestionar. Unos minutos de viaje después, se encontraban en su destino. El grupo de espiritistas, salvo por Ruumi se vieron impresionados al ver la estructura.



Alistair:
Hablando de cosas sorprendentes...

Ruumi:
Esa es la casa del clan Seigaku. Nuestros clanes tienen alianza desde hace mucho. Desde poco después de la guerra demoníaca, de hecho. Nuestros lazos son más profundos que los que tenemos incluso con los Matabishiki.

Karee:
¿Y dices que tu clan también tiene una casa así...?

Ruumi:
Oh, no, la casa ancestral Hikami es mucho menos llamativa. Aunque grande. Después de todo solo era un lugar temporal donde nuestra fundadora se estableció con su clan y terminaron llamando hogar. O al menos eso dicen.

Alistair:
... todo esto pasa muy por encima de mi cabeza...

Lycoris:
Debo decir lo mismo... no sabía que había estructuras así, para empezar.

Ruumi:
Bueno, a diferencia de mi clan, éste fue fundado por un héroe de guerra, por lo que recursos no les faltaron...

Samurai:
¿Quien va...? Identifíquense.

Lycoris:
Tal vez debimos considerar que parecemos un grupo de ataque...

Un grupo de Samurai salieron del lugar a encontrarlos antes de aproximarse demasiado. Los únicos alarmados, una vez más, eran Alistair, Karee y Lycoris. El resto parecían incluso sentirse más seguros ahora. Ruumi sin dudar dio un paso adelante y anunció su nombre. Los Samurai pidieron un motivo de viajar con un grupo tan numeroso, a lo que simplemente respondió que tenía un favor que pedir a un tal "Taisuke" Y que los Samurai que la seguían requerían de tal favor igualmente. Pronto fueron escoltados al interior. Sobra decir que la estructura era tan impresionante en el interior como en el exterior.

No muy lejos, lo encontraron.


Samurai:
Seigaku-dono. Esta chica proclama ser Ruumi del clan Hikami.

???:
No solo lo proclama. La conozco. Tal vez debió ser más cortés con la heredera del clan Hikami.

Samurai:
Milord.

???:
Has crecido desde la última vez que te ví, Ruumi. Aunque tales cosas se esperan después de dos años.

Ruumi:
Aunque le han tratado bien a usted tambien, señor.

???:
Veo algunos rostros desconocidos. Por su porte, asumo que son amigos tuyos.

Ruumi:
Ah, sí. Ellos son-

???:
Deja que ellos lo hagan. De izquierda a derecha. Empieza tú, el bicolor.

Alistair:
Alistair Remington Von Weschler III. Un placer señor.

Karee:
Karee Fellner.

Lycoris:
Yo soy Lycoris. Todo un placer.

Taisuke:
El placer es mío. Mi nombre es Seigaku Taisuke. Daimyo del clan que porta mi nombre.


Taisuke:
Ruumi siempre me pareció solitaria... me alegra que haya encontrado amigos en ustedes.

Lycoris:
Hehe~ a nosotros nos deleita tenerla.

Karee:
Creo que habla por todos nosotros.

Taisuke:
Tal vez ella y yo no seamos los mejores amigos, pero su padre era todo lo que se esperaba de un líder. Me alegra ver que en su ausencia ha encontrado apoyo en ustedes... ahora, lamento saltar al grano, Ruumi. Entenderás que tengo cosas que hacer. Asumo que no veniste a presentarme a tus amigos. Y menos con parte de tu clan siguiéndote. No estarás planeando recuperar Durandal... ¿o sí? asumo que querrás hacerte un nombre siendo la nueva daimyo.

Ruumi:
Lamento desepcionarlo, pero... no soy ninguna Daimyo. Es por eso que vine. No pienso tomar Durandal, todo lo contrario de hecho... Necesito un enorme favor de su parte... es la única persona que confiaría esto. Mi clan se mantiene sin cabeza, y hasta que no aparezca otra, requerimos de su liderazgo.

Taisuke:
¿...? Ruumi, a diferencia de clanes tales como los Yösei o los Chiyome, nuestros clanes siempre han sido dirigidos por los descendientes directos de la sangre. Es lo que nos mantiene fuertes.

Ruumi:
Tal vez... pero no estoy lista para tal papel.

Taisuke:
Ya veo... Harusame nos dejó antes de poder enseñarte.

Ruumi:
...

Taisuke:
... Aceptaré tu petición, pero con una condición.

Ruumi:
¿Cual es esa...?

Taisuke:
Quiero que decidas por tu cuenta liderar. No digo que ahora. Pero cuando llegue el momento. Por ahora, los Hikami encontrarán liderazgo con los Seigaku, así la deuda dejada por mi ancestro hacia tu clan será parcialmente saciada.

Ruumi:
... Ya veo...

Lycoris:
¿Ruumi...?

Karee:
No tienes que acceder, podemos encontrar otra forma.

Ruumi:
... Taisuke-dono... usted era amigo de mi padre, dígame, ¿él creía que yo era digna de tal peso...?

Taisuke:
Nunca hablaba de eso directamente. Te recuerdo que nuestra relación era más profesional que nada. Con su puesto en Durandal y con los inquisidores, era difícil contactarlo, incluso para mí. Sin embargo, aún recuerdo aquella vez que me comentó de tu potencial. Si sus palabras son algo que valores en tal aspecto, no dudes que te sostenía en alta estima, tanto a tí como tus habilidades. No dudo que te creía apta, pero al escuchando tu juicio, asumo el suyo pudo ser semejante. Es todo lo que puedo decir sin pretender conocer el mecanismo de su pensamiento.

Ruumi:
Ya veo...

Karee:
...

Ruumi:
*suspira* Agradezco que piense tan bien de mí... pero liderar al clan no es mi misión ahora misma. Ese es un papel para el que no estoy lista. Sin embargo, hay otro papel que siento que estoy lista para asumir...

Taisuke:
Nadie debe tomar un puesto si no se siente preparado. Es de tontos decidir sin el corazón, pero es de locos decidir por él. Por tanto extiendo mi oferta. Tal como algún día haré con mi descendencia, puedo prepararte para que la resolución de tu corazón se refleje en tu firmeza y no solo en tus palabras.

Ruumi:
¿Prepararme...?

Taisuke:
Para liderar. Viniste a mi castillo en busca de mi ayuda para liderar tu clan. Esto te pone a tí también en mi cuidado. Y no pienso mancillar el honor de mi primogenitura al adueñarme de un clan hacia el cual mi sangre debe su existencia. Por tanto, debo tomar acción como requerido, encontrando al mejor candidato para portar el blasón del clan como su líder. No veo mejor candidato.

Ruumi:
... Ya veo.

Alistair:
La forma en la que habla me pierde...

Karee:
Muy pomposo en mi opinión... ¿crees que Ruumi acepte...?

Alistair:
... ni idea.

[detener OST]

En ese momento hubo un silencio aplastador. Los samurai detrás de los elegidos miraban atónitos. La mayoría conocía a Ruumi por nombre y por apariencia, pero era claro que era muy jóven aún. Ella misma estaba consciente de ésto. Un lado de ella que ni siquiera Karee había conocido del todo se mostraba ahora. El lado que consideraba su linaje. Hasta ahora había estado huyendo de éste... y aún si sus palabras se detuvieron y parecía dudar en expresarlas, fue Karee el primero en notar que la duda no estaba en los actos, si no las palabras. Pero tras unos momentos de silencio, finalmente habló.


Ruumi:
Taisuke-dono... hay algo que he decidido hacer previo a venir ante usted. De hecho, le debo esta decisión a todo lo que me ha llevado aquí... Por hacerme darme cuenta que debo ser yo quien decida lo que tengo que hacer...Por mostrarme que la determinación me permitirá lograr lo que desee...Y por recordarme que no importa que decida, no estoy sola.


Ruumi:
Porque había estado buscando mi propio camino y ahora lo tengo... ahora tengo mi propio motivo para luchar... Quiero que el sacrificio de mi padre, el legado de todos quienes han caído resuene. No por los Samurai, ni por los caballeros, si no por la paz. Para poder mirar a mis amigos, que luchan con toda su voluntad y verlos como mis iguales. Y por tanto, debo rechazar su propuesta... No estoy lista para liderar. Y no podré hacerlo hasta que encuentre el camino correcto a lo que realmente deseo...

Alistair:
Ruumi...

Karee:
...

Taisuke:
No esperaba menos de la hija de Harusame... La decisión de liderar es una que debe tomarse con el alma, no solo la cabeza. Si tu alma desea un camino distinto, entonces me queda extender mi mano de una forma distinta. Deseo ver esa determinación en acciones. La voluntad nos da la vida... si cambias de opinión, mi oferta se sostiene... tomaré a tu clan.

Ruumi:
¡...! Pero... dijo que su condición era...

Taisuke:
"Que decidas por tu cuenta liderar". Y no hay otra cosa más importante que liderar el destino de uno mismo... Además, aún está ese... asunto de la deuda ancestral. No me gustaría ser quien infrigiera tal deber. El Clan Hikami encontrará hogar aquí hasta que un nuevo líder sea establecido. Y reitero que mi oferta hacia tí se mantiene, si algún día descubres que tu camino te lleva a ello.

Ruumi:
Gracias... no puedo pedir más...

Taisuke:
... Si no requieren más, pido que se devuelvan a Parcelyte. Nuestra hospitalidad será aceptable, pero nos encontramos en medio de preparativos para una negociación importante... mi sirviente se encargará de que los Hikami tengan acceso a este castillo. Hasta la próxima, Ruumi.


Ruumi:
*reverencia*

El Daimyo regresó a su punto original, frente a un pequeño escritorio. Dos de los sirvientes se acercaron y colocaron tinta fresca para que éste continuara con sus deberes. Por su parte, El grupo de Espiritistas dejó a los Samurai que fueran por su propio camino, sea que quisieran quedarse en el castillo o que se dirigieran a sus respectivos hogares, aquellos sin uno, se dirigirían a la casa ancestral del clan Hikami, donde vivían los más devotos al clan. Sin embargo, los espiritistas no irían a casa aún...

Ruumi:
Hey... uhm...

Karee:
¿Sucede algo...?

Ruumi:
... no... solo... sigamos.

Rodeada de elogios por sus palabras, Ruumi caminó callada entre ellos hacia el templo, aunque el rubor hacía claro que tales demostraciones de lenguaje no eran algo que disfrutara frente a otros. Aún si internamente, no podía estar más feliz de haber podido decir tanto sin siquiera conversarlo directamente. Había podido expresar su agradecimiento... y ahora solo faltaba una cosa por hacer.



Alistair:
¡Uff! La caminata al templo siempre es larga...

Karee:
Deja de quejarte. Aún nos queda camino que recorrer del templo de Bynquister a la primera ciudad... espero que el resto no hayan hecho algo demasiado loco en nuestra ausencia.

esperen...

Lycoris:
Hehe... no creo que se hayan metido en problemas, si es lo que crees. Y si lo hicieron, seguro ya lo resolvieron... son tan capaces todos...

Alistair:
Bueno, supongo que ya estamos aquí. Hora de volver.

Ruumi:
¡Esperen...!

La samurai se detuvo en la puerta del templo. Su voz salió alta, aunque por el tono, era la segunda vez que lo decía. Tal vez no la escucharon la primera. Se giraron a ella, para notar un rostro inesperado. Estaba triste... por algún motivo, parecía entristecida, aún de lo ocurrido el día de hoy. Karee y Lycoris se acercaron. El Ladrón colocando una mano en su hombro y mostrando rostro de preocupación. Lycoris siguió, tratando de hacer contacto visual, solo para notar que lo estaba evitando.

Karee:
...¿que pasa...?

Ruumi:
.... lo siento.

Lycoris:
¿Por qué? No has hecho nada.

Ruumi:
Por no... poder decirlo hasta ahora...

Alistair:
¿...? ¿Que pasa...?

Ruumi:
....

Karee:
¿Ruumi?

Ruumi:
No... volveré con ustedes a Bynquister.

Alistair:
¡¿QUE?!

Lycoris:
Pero...¿por qué...?

Ruumi:
Yo... no encontraba las palabras...Pensé que se los diría en Durandal... o cuando vinieramos de camino.... pero...

Karee:
¿que te hizo decidir...?

Ruumi:
No fue una sola cosa... las palabras de Fargus... la razón en las de Alistair... el estado de lo que mi padre dejó atrás... las consecuencias del legado de Zen...

Lycoris:
P-Pero...

Alistir:
...

Karee:
Así que esa era la razón... debí verlo antes... hehe... no te detendré. Dejaste muy claro la fuerza de tu decisión en el castillo...

Ruumi:
En verdad lamento no decir nada hasta ahora... Pero hay algo que puedo hacer aquí... todos ustedes son tan fuertes... Alistair, confío que enfrentarás todo y saldrás con una sonrisa, riendo ante tus heridas... Lys, ya puedo verte enorgulleciendo, no solo a Elizabeth, si no a tus padres, donde sea que estén... y Karee... sé que podrás lograr lo que quieres. Algún día, tu padre será reconocido como lo que fue...

Karee:
Hablas como si fuera un adiós...

Ruumi:
No sé lo que esto sea... Todos ustedes tienen su camino... y yo... debo encontrar el mío... lo que sé es que mi camino está en este lugar...

Ruumi:
Esta decisión... es la más difícil... que he tomado...


Karee:
... supongo que es hora de despedirse.




  • Alistair, Lycoris. Háganme un favor. Despidanse de Ruumi... Una vez hagan lo que deban, vayan a bynquister. El arco de Amagi terminó. Karee los seguirá dentro de muy poco.

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 356
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE BYNQUISTERR)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 39. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 21 ... 39  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.