✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Página 17 de 17. Precedente  1 ... 10 ... 15, 16, 17

Ir abajo

Re: ✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Mensaje por Resh_69 el Mar Dic 26, 2017 5:22 am

Non-Canon Spin-Off donde Brunilda crece junto con su familia en la casa de los Lovecraft.



Dance of the Sugar Plum Fairy

La Feliz Navidad de los Lovecraft


"Brunilda, levántate hija mía"

Brunilda: ¿M-mama...? Solo 5 minutos más... ZzZz

"Sino te levantas ahorita no vas alcanzar a desayunar, hoy hicieron puré de papas con gravy"

Brunilda: ¡Y-ya me levanté!

De un brinco la jovencita se levantó con gran animo al escuchar que uno de sus platillos favoritos seria servido como el desayuno del día, aun medio dormida y abriendo lentamente sus ojos pudo ver como la figura de su madre de hermosos cabellos blancos y ojos color carmesí se hacía presente ante ella. Lentamente la mujer acomodaba las ropas que debía de usar su hija para ese día.

Priscilla: Tu papa, tus tíos y tu prima ya también se están alistando para ir al comedor así que métete a bañar que hoy tendremos un día ocupado -Le da una palmaditas en la espalda- Después de todo hoy es noche buena -Le sonríe a su hija-

Brunilda: ¿Y mi abuelo?




Priscilla: ¿Cuál de los dos?

Brunilda:... Pues el único que vive con nosotros mami, dudo que mi abuelito Izidro vaya a venir desde Unukalhai hasta acá.

Priscilla: Jijiji ya lo sé -Comienza a salir del cuarto- Tu abuelo Theodore salió para hacer unas compras de último momento, así que no te preocupes por el -Abre la puerta del cuarto de la niña y lentamente comienza a salir- No te tardes mucho Brunilda.

Brunilda: ¡Si mami! -Se levanta de la cama en sus pijamas y comienza a tomar dirección hacia el tocador de su baño- ¡Hoy va a ser navidad~~~!

La joven se dirigió con gran ímpetu hacia su espejo desde donde pudo ver su cabello desarreglado y sus ojos cubiertos con pequeñas lagañas que denotaban lo mucho que había dormido, pues la noche anterior se cansó debido a que se la pasando jugando y entrenando con su pequeña prima. Sin demorar mucho la brujita tomo su cepillo de dientes y comenzó a cepillarlos mientras que terminaba de despabilarse completamente del sueño.

Brunilda: "Me pregunto qué regalos me traerá hoy Santa" -Continúa limpiando sus dientes-




Brunilda:... -Toma una vaso con agua y se enjuaga la boca- ¡Graarararg! -Escupe el agua- ¡Hora de bañarme!

Con gran elocuencia la joven maga comenzó a quitarse sus prendas y con ello revelando su pequeño cuerpo aun no desarrollado, pues sus pechos de preadolescente no pasaban de una copa A y sus caderas muy apenas comenzaban a tomar una forma curva, sin duda alguna era el cuerpo de una niña de no más de 14 años. Rápidamente y tras acomodar sus prendas la brujita comenzó a tomar su baño matutino, la tibia agua pasaba por sobre su pequeño cuerpo y brillante cabello mientras que esta se aseguraba de lavar muy bien cada parte de ella con jabones que suavizaban su piel además de usar un aromático champú el cual dejaba su cabello muy limpio y con un lindo olor muy parecido al de la avellana.

Brunilda: Que refrescante~ -Sale del baño y comienza a cambiarse- Tuturu~ -Comienza a tararear las notas de una famosa obra clásica- Tatara ruru rara~




La joven de cabellos blancos termino de cambiarse y con un paso rápido se dirigió hacia donde el comedor de la gran mansión, saliendo de su cuarto y pasando por los refinados pasillos de aquel lugar al que ella llamaba hogar, hermosos cuadros de paisajes y personas adornaban las paredes mientras que esta avanzaba danzando al compás de su tarareo con dirección hacia las escaleras principales las cuales daban hacia la entrada principal de la casa y el cual se encontraba bellamente adornados con motivos navideños, desde flores hasta cascabeles y peluches hechos por las niñas de la casa.

Brunilda: ¡Ya llegue~! -Dice en una alegre voz-




Logarius: ¡Veo que hoy estas más alegre que de costumbre sobrina mía! -Dice el hombre de cabellos rubios quien yacía en un sofá leyendo el periódico-

Brunilda: ¡Como no estarlo tío! Jijiji hoy es víspera de navidad lo que significa que tendremos regalos y rica comida en la noche -Le sonríe a su familiar- Ademas de que hoy servirán puré de papas con gravy para el desayuno.

Logarius: ¡Es verdad, el desayuno! -Dice en un tono de sorpresa- Con razón tu tía Hylda y tu prima se fueron al comedor -Se levanta del sillón y acompaña a su sobrina hacia el cuarto del comedor- Vamos sobrina, seguramente tu papa y tu mama también ya nos están esperando.

Brunilda: ¡Te la vives mucho en las nubes tío! -Comienza a dar saltitos alrededor del rubio- Sino tienes cuidado algún día terminaras volando más allá de las nubes.

Logarius: Vamos no soy tan distraído, es solo que en estas vísperas uno se relaja más de lo que debería hehe.

Brunilda: ¡No se te olvide que santa no le trae regalos a la gente floja tío!

Logarius: Créeme sobrina, Santa sabe muy bien que si no me trae regalos lo voy a estar esperando con mi gran rueda justo frente a la chimenea -Le guiña el ojo a la joven- Sobre todo si se le olvidan tus regalos.

Brunilda: ¡Jijijiji! ¡Ya llegamos!




Los dos familiares no tardaron en llegar hacia aquel lugar donde se encontraba el gran comedor de madera, adornado con los más aterciopelados manteles y lujosas vajillas dignas de una casa pudiente como la de los Lovecraft. En aquella mesa ya se encontraban los demás miembros de la familia de la casa, el padre de la joven Brunilda; Howard, Su hermosa madre bruja; Priscilla, su noble tía; Hylda y finalmente su única prima de rojos cabellos; Marie. Todos yacían sentados esperando a los 2 familiares, quienes rápidamente tomaron lugar junto a sus seres queridos para así dar comienzo a la primera comida del día.

Hylda: Logarius amor mio ¿Por qué te tardaste? -Le preguntaba la linda rubia de ojos verdes a su querido esposo- Creí que solo ibas a recoger el periódico.




Logarius: ¿Eso dije? -Se sienta al lado de su esposa- Bueno, vi un artículo interesante y no pude evitar comenzar a leerlo -Se soba su nuca en señal de disculpa- Perdónenme, menos mal que llego Brunilda para avisarme del desayuno.

Marie: ¡Papiiii! -Exclama la pequeña pelirroja- ¡Qué bueno que volviste papi!




Howard: De no ser por Brunilda seguramente nos hubiéramos quedado esperándote Logarius -Le sonríe a su hermano y con un tono de rivalidad le dirige la palabra- Siempre has sido el más distraído de los dos.

Logarius: ¡Ja! ¡Mira quién habla Hermano! -Le apunta con un tenedor- ¡Tal vez seas el más perspicaz de nosotros pero al menos yo siempre ganaba los entrenamientos!

Howard: Cuando se trataban de fuerza, en todo lo demás siempre te ganaba -Le sonríe de manera presumida-

Logarius: ¡Hoy estas más avivado de lo normal! ¿Acaso quieres gastar esas ganas en la practica de la tarde? -Le sonríe de igual manera-

Hylda: Ya van empezar ustedes dos...

Priscilla: Vamos chicos, hoy es noche buena y hasta ustedes merecen un descanso de tanta practica y trabajo -Esboza una sonrisa a su esposo-

Brunilda: Además me prometiste que me contarías la historia del cascanueces

Howard: Claro que si Brunilda, no creas que lo olvide -Le acaricia la cabeza a su hija-

Brunilda: Jijiji




Marie: ¡Yo también quiero escuchar esa historia tío!

Brunilda: Papi nos la contara a todos Marie -Le sonríe a su prima- ¡Para que estés lista en la noche!

Marie: ¡Yupiiii!

Finalmente, la familia se dispuso a desayunar tras terminar sus charlas, gustosamente la Brujita comía su puré de papas y uno que otro pedazo de pollo mientras que sus padres y tíos saboreaban un delicioso filete Wellington, por el otro lado su prima también saboreaba aquel delicioso puré el cual combinado con la salsa de gravy lo convertía en toda una delicia para las dos pequeñas de la generación actual de los Lovecraft. Con gran tranquilidad el desayuno paso volando pues entre platicas y risas de los familiares el tiempo paso volando, ya que en menos de lo que esperaron daban más de las doce de la tarde, por lo que terminaron sus respectivos platillos y cada quien se dispuso hacer sus respectivos deberes antes de la noche buena.






La brujita decidió por su parte estudiar algunos libros de magia arcana los cuales pertenecían a su madre, mientras que sus padres se encontraban preparando los regalos que deberían dejar a las 12 de la noche secretamente para la joven Brunilda, pues ella aun creía en las historias del viejo san Nicolas y de cómo este les entregaba regalos a los niños que se portaron bien durante todo el año. Logarius y su esposa Hylda se encargaron por otro lado de cerciorarse de que tenían todo el preparativo para la cena de navidad en lo que además Marie terminaba su práctica de piano, y finalmente su abuelo Theodore no tardó en llegar con bolsas llenas de regalos para toda su familia, incluyendo sus hijos y nietos, sin duda alguna toda una figura parecida a la del gordo bonachón de los cuentos.

Y así en menos de lo que canto un gallo la noche cayo en la ciudad de Meruntosh y con ello la Familia Lovecraft se reunió en la sala principal donde ahora yacía un hermoso pino el cual desprendía un delicioso olor y totalmente adornado de todo tipo de motivos navideños, pero sin duda alguna lo que más brillaba es que justamente en la cima de este brillaba la espada familiar de la casa, la resplandeciente Holy Moonlight Sword.




Howard: Debo de decir que te quedo excelente el árbol de navidad, Logarius.

Logarius: No lo hice solo -Carga con su brazo a su hija- Mi hija y mi Hylda ayudaron también.

Hylda: ¡Ay Logarius pero si yo casi no hice nada! huhu -Deja salir una pequeña y delicada risa- Tu y Marie se llevan el crédito por colgar lo más alto del pino.

Marie: ¡Yo ayude a poner la espada!

Logarius: ¡Y lo hiciste muy bien hija, sin duda alguna tienes las cualidades de todo una guerrera para usar la espada!

Marie: ¡Siiii! ¡Cuando crezca seré una fuerte guerrera como mama y tu!

Logarius: ¡Esa es mi hija! -Le comienza a frotar la cabeza-

Marie: ¡Yaaaeh!

Brunilda: ¿Ya puede Santa traer nuestros regalos?




Theodore: Aun es muy temprano Brunilda -Toma del hombro a su nieta- Veras que cuando vayamos a cenar Santa dejara los regalos en el arbolito.

Brunilda: ¡Entonces vayamos a cenar! -Exclama con gran ímpetu- ¡No puedo esperar por ver que regalos tendré!

Priscilla: Paciencia hija, veras que tendrás todo lo que le pediste a San Nicolas -Le toca la nariz con su dedo- ¿Qué me dices si por mientras tu papa te lee el cuento del cascanueces?

Brunilda y Marie: ¡Yaaaay!

Howard: Muy bien niñas vengan -Se sienta cerca a la chimenea y agarra un libro que yacía cercano al sillón donde se acomodó- Esta es una historia que tu abuelo nos contaba cada navidad -Abre el libro- Y se trata sobre una niña llamada Clara y su pequeño cascanueces...

Así el padre de Brunilda comenzó a contar aquel cuento de hadas tan conocido en las tierras de Bynquisterr, las dos niñas escucharon fascinadas aquel relato tan fantástico, desde cómo el místico Drosselmeyer le regalo aquel mágico juguete a la pequeña Clara, así como su aventura cuando ella se volvía pequeña y la ardua batalla entre el cascanueces y el ejercito del rey de los ratones.




Sin duda alguna las pequeñas Lovecraft quedaron cautivadas con aquel cuento sobre todo la pequeña Marie quien había sido la primera vez que la escuchaba pues aun contaba con tan solo 7 años. Finalmente, tras terminar el cuento, la familia se dispuso a cenar aquel delicioso pavo, tras el cual aprovecho el abuelo para acomodar todos los regalos en aquel árbol de navidad. Antes de que fueran las 12 de la noche Brunilda fue a su cuarto para prepararse para abrir sus obsequios.




Brunilda: Ya casi son las doce que emoción, no puedo esperar ni un segundo más~

*toc*toc*toc*

Brunilda: ¿Huh? -En ese momento pudo escuchar como alguien tocaba la puerta- ¿Si? -Abre la puerta y mira a su pequeña prima-

Marie: ¡B-brunilda ven rápido algo paso en mi cuarto!

Brunilda: -Le sonríe a la pelirroja- ¿Qué es lo que paso primita? -Es tomada de la mano por la niña quien la lleva rápido a su cuarto- ¡Wow! ¿Por qué tanta prisa?

Marie: ¡Mira! -Entran a su cuarto y observa como la ventana de su cuarto yace abierta- ¡La ventana de mi cuarto no estaba abierta y ahora lo está mágicamente! -Exclama algo emocionada- ¡¿Crees que sea como en el cuento del cascanueces y Drosselmeyer vino a dejarnos juguetes mágicos?!




Brunilda: Hmm... -Se acerca la ventana desde donde puede ver que hay unas pequeñas pisadas marcadas en la nieve- Que extraño... ¿Quieres ir averiguar quién es? Tal vez sea el rey ratón y se está preparando para atacarnos.

Marie: ¡N-no! -Dice un poco asustada- ¡Si es el rey ratón entonces tenemos que pelear contra el!

Brunilda: ¿Qué te parece si seguimos las pisadas entonces? -Apunta hacia afuera de la ventana- No parece que estén muy alejados de nuestra casa, incluso y si tenemos suerte veamos a Santa salir de nuestra casa.

Marie: ¡Siii! -Va por su abrigo- ¡Vayamos entonces!

Brunilda: ¡Déjame ir por mi abrigo también!

Y así las dos primas tomaron camino por aquella ventana del cuarto de Marie, desde donde comenzaron a seguir las pequeñas pisadas con forma de bota, si bien su cuarto estaba en el segundo piso el techo y las partes de las ventanas tenían un lugar exterior desde el cual uno podía limpiarlas, por lo que les facilito bajar con gran rapidez y seguir aquellas pequeñas marcas en la nieve. Sin perder un solo momento (Pues sus papas se podrían dar cuenta de que habían salido sin permiso) las dos niñas caminaron hacia el pequeño bosque de la propiedad de los Lovecraft y siendo guiadas por aquellas pisadas no tardaron en dar con el centro de aquel pequeño bosque.




Marie: ¡Qué bonito se mira el bosque!

Brunilda: ¡Siii! -Mira con emoción el panorama- ¡Pero recuerda hay que darnos prisa antes de que mis papas y los tuyos se den cuenta!

Marie: ¡Si si vamos! -Continúa siguiendo las marcas mientras que agarra de la mano a su prima-

La nieve continuaba cayendo y los copos de nieve rodeaban con un bello color blanco todos los árboles, mientras que Brunilda y Marie disfrutaban de la bella vista dejada por la misma naturaleza, estas no pudieron sino evitar dejarse caer en la nieve y hacer ángeles en ella mientras que también daban vueltas cada vez que aquellos fríos cristales caían sobre ellas.




Brunilda: ¡Incluso si no encontramos nada esto es muy divertido!

Marie: ¡Mira! -Apunta hacia las pisadas y estas las llevan a un sendero del bosque- ¡Aquí terminan las pisadas!

Brunilda: Es verdad -Voltea hacia todos los lados- Pero no veo nada...

Marie: ¡Tal vez se está escondiendo el malvado rey de los ratones! -Se acerca a donde terminan las pisadas-

Brunilda: Oh tal vez... -Comienza a retroceder unos pasos de donde está su prima- Lo que sea que dejo aquellas pisadas... -Su voz cambia a una seria y sin tono- Lo hizo para atraer a niñas tontas que creen en cuentos de hadas.

Marie: ¿Huh? -Se voltea lentamente hacia su prima-




Brunilda: Hazlo ahora... -Dice en una voz seca-




En ese momento todo parecía haberse detenido por unos instantes, pues de un momento a otro una horrorosa criatura apareció ante las dos niñas, una monstruosidad que solo podría ser descrita como... Un Demonio, una bestia de gran hocico y espantosos dientes tan filosos que podían cercenar con gran facilidad la carne de sus víctimas y un aura tan oscura que helaba de miedo a la personas que se pusiera frente a él...

Marie:... -Trata de gritar pero no puede debido al terror que ahora siente por todo su cuerpo-

¿͢Es̢ta̸ ̧e͝s ȩl ͝s͟a҉crif̨i͏cio͝ que̛ me̢ ͟p͘r͟o̢me͟tìste͏?

Brunilda: Así es, como te lo dije, esta fresca y tierna como un delicioso lechón.

Marie: P-p-p-pa-pa -Comienza a tartamudear-

Brunilda: Date gusto, estoy segura que disfrutaras unos cuantos bocados gracias a mi Necromancia, pero no te puedo asegurar que no se vuelva partículas antes de que te la termines.

Ưno͜s cưa̵n͜t͘os ͠b͝o̕ca̸dos ͢e̕s͏ ̡t͘ơdo̡ l̛o ̛q͟u͞e ͠ne҉ce̶s҉i҉t̕o ͞p̡a͟ra ͡es͡ȩ ͝c͞uȩr̛p͘o̢ tan̸ tieŗn̛o

Marie: M-ma-m-m-ma... -Se orina del miedo al ver la bestial boca del monstruo-

Brunilda: Para serte franca prima, no me gusta la competencia -Le sonríe de forma malévola a la pelirroja- porque veras planeo quedarme con toda la herencia que le corresponde a la cabeza de la casa y pues... La espada te escogió a ti, pero no a mí, por lo que en ese sentido ya tenía una gran desventaja para convertirme en la cabeza de los Lovecraft. Pero contigo fuera de mi camino pues... Me facilita más mi objetivo.




Marie:... -Una gran cantidad de lágrimas salen de sus ojos pero aun así no puede gritar-

Brunilda: Por cierto antes de deshacerme de ti quiero decirte una cosa... Santa Claus no existe y todo este tiempo los que nos dejaban los regalos fueron nuestros padres -Le sonríe una ultima vez- Adiós prima.

*CRACK*

Un fuerte crujido fue lo único que se pudo escuchar en aquel momento en el que la boca de la bestia se cerró sobre el pequeño cuerpo de la pelirroja, tras lo cual solo se podía escuchar el sonido de los dientes mascando aquella tierna carne de la niña y pequeños crujidos de los huesos siendo rotos mientras eran triturados por las enormes fauces de aquel horroroso demonio, mientras que la sangre salpicaba por toda su boca y la nieve de aquel lugar se tornaba lentamente de un color escarlata. Un mordisco, dos mordiscos... Fueron todo lo que basto para que este monstruoso ser devorara casi por completo a la prima de la bruja.




Brunilda: ¿Y qué te pareció? -Observa como mastica una última vez para después tragarse el cuerpo triturado de la niña-

Tie̡rno͟..̢.҉ ̨Tier̢no̕.̸..̴ ͜y ͏D͞el̕ic͢ìoso̵.͘.. ͝U͝n̡ ̸suc҉ulęnt̸o ͡ma̡n͜ja̕r..͘..̕ Re̶a̛lmen҉te͘ ͟n̸o ͘m͢e̷nt̛ía͏s͜ hum̀a͝n҉a͠.̧

Brunilda: ¡Yaaay! Entonces supongo que con esto cerramos el trato -Observa como la sangre comienza a desaparecer en pequeñas partículas- Yo te traigo más comida y tú me brindas el poder necesario para que nadie se atreva a cruzarse en mi camino.

Trat͜o ͜hecho....̛ ̕Cońt͜ŗáto͏ c͞o͡mpl̡etad̨o... Al͡imenta͜mȩ y̷ ̨yo̴ ̕te dare ̸es̴e̢ ́po̡d̀ęr ̶que͏ ͢b̢u͜s͝c͢a̸s̷

Brunilda: Te lo agradezco señor Demonio -Le hace una reverencia- Esto sera el inicio de una hermosa amistad.




Brunilda: Y por cierto, no te preocupes porque nos vayan a descubrir -El cuerpo de la brujita comienza a verse borroso- En lo que a mi familia concierna, yo ahorita mismo estoy con ellos...


Con los Lovecraft escribió:Brunilda: ¡Que será! -Dice moviendo el regalo que sostiene-

Priscilla: Vamos ábrelo Brunilda, de todos modos ya solo quedan unos pocos minutos para las 12.

Brunilda: ¡Esta bien! -Comienza abrir el regalo- ¡Woow es un nuevo bastón!

Priscilla: Te lo mande hacer de una de las ramas del árbol más antiguo de Unukalhai, ahora definitivamente te convertirás en una gran bruja como tu mama, hija mía.

Brunilda: ¡Muchas gracias mami! -Abraza a su figura materna- ¡Me asegurare de ser la bruja más poderosa de todas!




Logarius: ¿No han visto a Marie? La última vez que la mire subió a su cuarto sola.

Hylda: ¡Marie ven abrir tus regalos!... -Una extraña sensación la invade- ¡¿MARIE?! ¡MARIEEEEEE!

Brunilda:... -Solo sonríe mientras que lentamente el caos comienza a invadir la casa-


Brunilda: Parece ser que ya son las doce -Su cuerpo comienza a desintegrarse- Este duplicado estático funciono muy bien, esta magia resulto ser más útil de lo que pensé -Se voltea y se desvanece lentamente- ¡Feliz navidad señor Demonio, espero que nos volvamos a ver muy pronto!




Y en ese momento todo se desvaneció en aquel lugar, el cuerpo de la bruja, la figura del demonio y la sangre que quedaba en aquel paraje del pequeño bosque de los Lovecraft, la nieve continuaba cayendo, el frío se volvía más intenso y con ella llego aquella horrible sensación de desolación que sintió Hylda en aquel momento en que su hija no respondió a sus llamados... Pero para Brunilda esta había sido una navidad muy feliz que recordaría por muchos años.

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4938
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 27
Localización : Ensenalgas

Volver arriba Ir abajo

Re: ✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Mensaje por Malvark el Sáb Feb 17, 2018 12:08 am

La Real Academia de Escribanos
*pushale para escuchar el intro*



Y recuerdas aquello de lo que tanto hablaron?

Como olvidarlo

Memorias de una epoca mejor

Que fue la gran intriga? Y porque pone a todos de nervios en la RAE?



Al llegar al último nivel antes de graduarse, todos los estudiantes sin excepción tienen que tomar el GRAN EXAMEN ESCRIBANO (en mayúsculas) para lograr titularse. Es un prueba compuesta de dura, pesada y aburrida teoría mágica de los espíritus, scrolls y, sorpresivamente, de la historia de la inquisición.

Está hecho para que solo un porcentaje mínimo de estudiantes logro aprobarlo, por lo que se ha ganado una fuerte reputación de ser el “Asesino de Sueños”. En la práctica el resultado del examen termina teniendo un gran peso para la titulación, pero para los muchos que no lo aprueban existen otras alternativas, como ser becario (Caso de Lorren) o ser del grupo representativo de everyball (Lowell es el más claro ejemplo)

El examen fue cancelado hace dos años en un hecho que por muchos fue conocido como “La Gran Intriga”. Las autoridades escribanas prohíben mención alguna del tema amenazando a cualquier prospecto de escribano con expulsión de la academia, al igual que prohibir cualquier información referente al examen o a ese fatídico día llegue a oídos externos.

La fecha del último gran examen fue igual que cualquiera otra. Todos los escribanos del último grado se reunieron un sábado en las aulas con lápiz en sus manos y el miedo a viva piel. Pasaron las horas como golpes con una piedra, en los salones el sonido del grafito sobre el papel llenaba las almas asustadas de los alumnos. Poco a poco los jóvenes derrotados dejaban las hojas en el escritorio y se iban a sus casas, a llorar o similar. Vance salió del examen sintiéndose fatigado y en un estado que él llamaba “Valer Verga”, su amiga en ese instante salió tambien, asustada pero en el fondo tranquila

Sheila: Crees que aprobemos?

Vance: Al chile me vale madres. Creo que ya me voy a salir alv



Al final, después del desfile de derrotados, el joven amagense Ashadi Buku contestaba el examen con el tiempo encima. Su sonrisa en el rostro contrastaba con el resto, pero si alguien lo miraba detenidamente, su rostro parecía ocultar algo.



Una semana después los resultados fueron publicados en la plazoleta principal de la academia. La multitud se formó rápidamente alrededor de la pared donde estaba la tabla de calificaciones, y al ver la enorme cantidad de números rojos la multitud se dispersaba aún más rápido. Pero había un par de sorpresas, para empezar existía una calificación perfecta en un examen diseñado para tener por lo menos un error. Sheila miraba anonadada su número en verde: un palito y dos bolitas.

Sheila: No puede ser…

Pero antes de poder festejar un chillido se escuchó en toda la academia, una chica venia gritando de la segunda plaza como si el alma se la desgarrara un demonio “ASHADI ESTA MUERTO. AYUDA HAY UN ALUMNO MUERTO”. Todos corrieron a la segunda plaza, confundidos, asustados, la adrenalina por el examen y la noticia de un compañero fallecido los ponía al pie del cañón. Y efectivamente ahí estaba el cuerpo inerte de un alumno, en plena academia de escribanos.



Alrededor del cadáver alumnos y profesores formaron una pared humana, llena de murmullos y llantos. En las manos del joven difunto se encontraba enrollado un gran pergamino, Darren lo tomó con sus manos y lo extendió para ver su contenido, una decisión que hasta la fecha lo sigue persiguiendo. Ya que ese pergamino contenía una tabla de calificaciones idéntica a la que estaba pegada en la pared, salvo por el hecho de que la mayoría de los resultados eran diferentes

Más de la mitad habían reprobado en el resultado “oficial”, pero en este otro los números verdes contaban lo contrario. No eran sobresalientes pero si satisfactorios los resultados de la mayoria, inclusive el mismo Lowell aprobaba en este examen (Vance igual reprobaba en los dos) y el resultado perfecto de Sheila ahora era un reprobado.

Murmullos llenaron la escuela, las clases fueron canceladas por una semana. Por esa ocasión el examen no contaría como factor para el título y de ahí hasta la fecha no se ha vuelto a aplicar. Nadie sabe del porqué de la decisión, nadie sabe del por qué fue asesinado Ashadi, el misterio de la Gran Intriga es la mancha mas grande de la academia de escribanos

La fila

El viejo camino empedrado le saludaba afectuosamente como si del hijo prodigo se tratase. Cada golpe, galope y vaivén del carromato se sentía como un viejo amigo que tenía tiempo sin frecuentar. Solo lo terrenal tenía recuerdo alguno de aquel estudiante fallido, Vance lo sabía perfectamente. Compañeros, amigos, maestros, todos seguramente habían dejado la academia, solo el quedaría de aquel distante pasado. Solo el y…

Darren: No seas tan dramativo, ya quitamos las clases de teatro



Ambos cruzaron el porton después de un breve saludo al cuerpo de seguridad: Dos magos fornidos vestidos de túnicas negras, según el mago acuoso “olian feo”. El carromato se detuvo en una especie de estacionamiento improvisado repleto de carromatos de todos los colores. Vance sintió sus rodillas temblar, ante el se encontraba aquella escuela ala que entró por obligación.



De aspecto barroco, adornado con torres corintias y con un estilo descrito como arquitectura medieval, aquel enorme edificio era un monolito imponente. Compuesto de diversos edificios con terminación de piruli, arcos fantásticos y uno que otro grafiti de “bajen las cuotas”. Este lugar había sido la cuna de cientos de personalidades del mundo mágico y escribano en Brennevin, algunos de ellos por siempre inmortalizados como bustos de arcilla parlante en la entrada.

Vance: A ver si aun jalan. Hola señor Valtimore



Busto de Valtimore: Oo-hi-Hi-Alum-REM

Darren: Deja de payasear un segundo y escúchame *se acomoda su vestimenta escribana, algo sudada y manchada de baba por la siesta anterior* A lo mejor piensas que esto como volver a casa después de un fin de semana de andar bebiendo. Pero te recuerdo que esta es la Real Academia de escribanos…Cuna de la burocracia.

Vance: No es solo de sacar el kardex va?

Darren: Tus materias son la peor de mis preocupaciones, Herrington. Te recuerdo que venia con un alumno diferente, que murió a manos

Vance: Y que manos

[img][/img]

Darren:…de tu madre, por suerte no se agrega el nombre del alumno a la lista pero me espera una larga charla con el director…Hablando de errores que se corrigen con la muerte: Cuantas materias debes?

Vance: Deber? Me fui muy arrebatado pero yo no soy de esos babosos que reprueban! Ya eso lo checamos dentro

Darren: Solo…no hagas ninguna tontería, las cosas han cambiado desde que te fuiste. Aquello que no se debe mencionar sigue presente en la mente de muchos

Despues de meses esperando: ALL THE OTHER KIDS



la entrada al complejo era posible atravesando un par de enormes y antiguas puertas de madera. Estaban encantadas de alguna forma, ya que cuando el escribano mayor se acercó ambas se abrieron en automatico. “tecnología de Vygor” dijo, ante la duda del manco. Los pasillos de aquel lugar se encontraban repletos de alumnos, jóvenes prospectos de escribano enfrascados en el ritmo de vida de la escuela; Algunos leían sin prisa textos prohibidos en las cornisas, otros tantos corrian despavoridos, tratando de llegar a la clase de aquel profesor “mamon”. Todos reunidos en grupos variopintos de diferentes tamaños, todos mirando fijamente a aquel mago acuoso que desertó.



Los rumores corren rápido, por algún motivo. La leyenda de “aquel” que termino con aquel abusivo, que volvería de entre las cenizas en el tercer semestre…aquel que ahora caminaba con el profesor Darren, en lugar de aquel bully cuyo destino era olvido. Pero a Vance no le importaba la gloria ni el reconocimiento en el alumnado, mucho menos ahora que entre tantas caras no reconocía a ninguna.

Vance: De mi generación…

Darren: Todos aprobaron al final. Me temo que tendrás que hacer nuevas amistades

Vance: Changos *la idea de congeniar le daba flojera*

Darren: Vamos a dirección. Seguro el supernintendo hara que ya no seas mi problema

Vance: El que?

Darren:…



De entre la multitud una joven se habría pasos a base de golpes y patadas, su destino eran aquellos dos. De grandes ojos y cabello cubierto por un sombrero, su ágil y esbelta figura se movia con elegancia en el campo traviesa de los pasillos. Sus ojos eran muy expresivos, delataban su emoción y sorpresa al ver al invitado. Pero tendría que esperar antes de encontrarse, puesto que el duo ya se encontraba del otro lado de la puerta a la dirección.



Ya llenaste tus...?

La dirección era un lugar de contrastes: Las paredes sacadas del rococó oscuro habían sido reemplazadas por crueles lozas pintadas de un hermoso blanco burocratico. Montañas de papeles y cajas repletas de folders le servían de sillas a las escribanas que se comunicaban con los alumnos a través de ventanillas. “Te falta esta papelería” “has fila” “me dijeron que aquí se…”hermosa cacofonía que servia de ambientación para aquel sitio. Y al final de este laberinto un escritorio con una taza de café y una leyenda: Consejera Mago…

Vance: Magonalga es la consejera!? Madres, pensé que solo se quedaría de maestra e intenden

Magoden: Cuando escuche que habias traido a un alumno diferente…



Magoden se encontraba oculta detrás de una gran torre en espiral de papeles en el escritorio, para sorpresa de los dos magos. De estatura baja, casi diminuta, y con un grueso cabello mugroso, la profesora era el terror de los alumnos de primer ingreso. También era jefa de intendentes en el turno de la tarde. El destino le sonrió cuando le llegó la “jubilación” al que era consejero, dejándole un puesto administrativo lleno de suciedad.

Darren: Cuando te dan a elegir entre tu vida u otorgar una beca de reingreso…

Magoden: Das la vida. Sin pensarlo dos veces *se para en el escritorio debido a su tamaño* Mira namas este desastre! *patea algunos papeles* No hemos podido poner orden desde que te fuiste a esa misión y nos dejaste todo el trabajo! Ahora se vienen las inscripciones y titulaciones y…

Darren: Esta misión era importante también, el mismo director me la encomendó!

Magoden: Y no limpiaste la mesa cuando desayunaste. Crees que soy tu ama de casa? Tu sirvienta? Cuando me case…



Vance: vergas. Enserio Darren? Pensé que mejor te quedarías sol *la enana profesora le avienta un papel*

Magoden: Cállate mientras hablamos. De por si eres un alumno remiso y ahora…

Darren: Cariño, hablemos de esto en privado. Despachemos a Herrington por que al igual que tú tampoco lo quiero ver (ronca mucho)

Magoden: Bueno (no te vas a salvar por lo de los platos) Bueno…Herrington. Generación

Vance: este…la de hace 5 años, se me olvido cual año es.

Magoden: Bien….tus papeles deberían de estar…en…

[img][/img]

El desorden que imperaba en el suelo fue cubierto de un manto purpureo tenue acompañado de destellos áureos. Cada folder se iluminaba uno a la vez. Magoden podría parecer una aprovechada señora administrativa con grados de estudios mínimos, pero para trabajar en la academia es necesario conocer de magia…y ser experta en ella. Al cabo de unos 5 minutos uno de los legajos salió disparado del suelo a la mano de la gnoma: Era el expediente de Vance Herrington Joestar.

Magoden: Bien…no debes materias *lo dice con sorpresa* fue baja con derecho y…Te faltan dos materias? Te fuiste con solo dos materias pendientes?

Vance: *Todos en la dirección lo miran a ver raro* …Obviamente no tenía la cabeza en los hombros…cuáles son? *cambiando de tema sutilmente como un toro*

Magoden: La materia del último semestre: Transmigración textual…y la materia de primer semestre: Artisticas 1 *aguantándose la risa*

Darren: Dios…



Vance:…Sabia que ese horario que hise no me salio bien…

Magoden: Bueno Herrington, asi está la situación. El plan de estudios actual está por caducar y el nuevo empezara el próximo semestre. Aquellos alumnos del plan antiguo que no hayan terminado están destinados a repetir toda la carrera escribana. Asi es, tendrías que repetir todo. Pero por órdenes del director hemos otorgado una especie de “ayuda” a los alumnos que regresan desde el semestre pasado. Asi estará la cosa: habla con tus maestros sobre como acreditar las materias, tienes exactamente una semana

Vance: UNA SEMANA?!

Magoden: Es cuando comienza el nuevo semestre. Y en una semana también tendremos el gran examen escribano de titulación, para que te pongas listo y estudies. Si, ese mismo y aquí entre nos es mejor que no digas nada de lo que ocurrió la vez pasada. Ahora

Tipo detrás de la ventanilla: Oiga no mame, a mi no me encuentran mis papeles perdidos y usted uso magia para encontrar los de ese wey de volada!



Maestra de la ventanilla: Haga fila

Magoden: Como decía, tienes una semana, busca a tus maestros. Para fines practicos puedes usar tu antiguo dormitorio, te alegrara saber que sigue igual.

Darren: Como tu profesor de artísticas 1…tráeme el payasito lámpara servilletero para aprobar. Si no hay más, ya vete.



Despues de meses esperando: ALL THE OTHER KIDS

Salir de aquel ataúd se sintió como recuperar la habilidad para respirar y el gusto por la vida, Vance entendio por que la gente que trabaja en administración esta loca. Fuera de la dirección las miradas inquisitivas resumieron su azote sobre la humanidad del manco de Denport, acompañadas de un dulce sabor a felicidad. Ya que al salir de aquel nosocomio la chica de los ojos grandes le dio un gran abrazo. Uno cargado de recuerdos y amistad.

Vance: Klautia!



Klautia: Volviste!

Vance no solo había hecho amistades con sus compañeros de generación (Se pueden contar con una sola mano, por cierto) sino que el destino lo vio obligado a hacer equipo con una chica de semestres menores, el mal habito de atrasar materias. Cuando Vance estaba por desertar Klautia tenía ya poco de haber ingresado y se mostraba sumamente emocionada por estar ahí. Su disposición no había cambiado con la edad, mostrándose tan activa y emocionada por ser escribana.

Vance: Has crecido mucho hermanita.

Klautia: Y me volvi la mejor de la generación. Nada difícil viendo a los que tengo como compañeros pero tu me entiendes. Pero oye, diosa santa no me lo creo. Estas aquí y sano y salvo

Vance: *Flashbacks de las veces que ha muerto o se lo han puteado bien sabroso* Este podrias decir eso…Veo que las cosas han cambiado un tanto



Ambos comenzaron a actualizarse camino a los dormitorios. Cuantas novias habían tenido, que es lo que habían hecho, como demonios se había dado el regreso. Muchas dudas e intrigas que el mago del agua respondia a medias, ocultando siempre la verdad de la cruzada contra la inquisición. Lo cierto es que para aquella jovencita de grandes ojos su sueño estaba por cumplirse y su futuro brillaba como oro.

Las habitaciones de los magos estudiantes no eran diferentes a los cuartos de algún hotel o dragon danzarin. A veces confundidos con “moteles” ya que no existía una regla sobre que combinaciones podían compartir alcobas. Cada habitación tenía las necesidades básicas cubiertas y tenían acceso a cantidad industriales de té de hierbas, ideal para restaurar el prana de manera…ejem…

Mientras charlaban del pasado y el presente. Vance usmeaba en su lado de la habitación buscando huellas de algún nuevo dueño. Para su sorpresa Klautia nunca tuvo ningún otro compañero, por lo que sus cosas seguían ahí presentes: Libros, fotos, recuerdos…y un proyecto a medias

Klautia: Pense en tirarlo la verdad, pero me recordaba a ti y a tu gusto por dejar a medias las cosas

Vance: pues ahora si las terminare



Mientras Vance pasaba la noche armando una especie de lámpara con forma de payaso sujetador de servilletas. Engranes secretos se comenzaban a mover en las mentes de ciertos directivos. La gran intriga…volveria a comenzar



En el proximo episodio: Vance a llegado al Nexo!


_________________


avatar
Malvark
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1030
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Localización : Long Island, NY

Volver arriba Ir abajo

Re: ✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Mensaje por Celtic el Dom Mar 11, 2018 11:27 pm


Era una silenciosa mañana en las calles del distrito comercial de Denebrys. El bullicio y la algarabía de tan turìstica locación habían sido arrebatados por eventos recientes repletos de violencia, inconformidad y desde luego mafiosos. Los habitantes del dominio de los hielos por mucho tiempo habían permanecido incautos o indiferentes a los problemas de muchas otras regiones, de modo que cuando el caos arribó a sus entradas, la mayoría no supo como reaccionar más que de un solo modo, y ese era obviamente con miedo.

Cabe mencionar que el día de los acontecimientos dicho miedo era más bien pánico, pero gracias a los esfuerzos de los valientes defensores de Denebrys, la mayor amenaza había sido neutralizada, más la alerta e incertidumbre en los habitantes cuya paz habían visto vulnerada seguía presente en ellos. Y era esa precisa razón por la cual desde aquel alarmante incidente, pelotones de soldados de los hielos perpetuos visitaban las calles para perdurar la harmonía y demostrar a los habitantes de su tierra que no había nada que temer. Especialmente si el mismo canciller se sentía tan seguro de las calles que el mismo había accedido a salir a recorrerlas.



Desde luego que el canciller no era una figura a la que se le viera alejada de la reina por prolongados periodos de tiempo (A menos que alguien se lo haya topado en las madrugadas en el puesto de alitas del muelle), por lo que generaba cierta sorpresa y alivio para los habitantes verlo allí, ya que la imagen general es que el no se atrevería a dar la cara a menos de que se sintiera muy seguro de su persona. No obstante, en sus soldados todavía permanecía la duda.

Soldado #45: ¿Esta seguro de esto señor Tokisada? Nosotros podemos garantizar la salvaguarda de las calles sin... (Iba a decir sin su presencia pero decide pensar mejor sus palabras) sin incordiarlo canciller.

Tokisada: Estoy consciente que tendrían que esforzarse demasiado para estropear los esfuerzos que la guardia real efectuó hace unos días, pero no se trata ni de ustedes ni de mí. Estas personas tienen rutinas sencillas y simples. El haber presenciado un intento de revolución los ha afectado por sobremanera. No saben que esperar y temen que una situación como la del otro día vuelva a ocurrir. Es por eso que una figura de importancia tiene que darles la garantía que las cosas volverán a la normalidad. A decir verdad esperaba ser bombardeado por más reclamos o descontento, pero parece que aún no han recuperado la compostura para hacer siquiera eso.  

Claro que las palabras del canciller solo decían la mitad de la verdad. Sus verdaderas intenciones eran ser el quien se encargara de tratar con el pueblo gracias a su habilidad de no empatizar con ninguna angustia o problema que pudiera presentar cualquier persona con la que se encontrara, a diferencia de su reina, quien si bien ciertamente sería capaz de brindar una mayor harmonía a sus habitantes, seguramente la presión de las necesidades de sus habitantes pudiera hacer que diga o haga algo que dificultara las cosas. Claro que no descartaba que a el le pasara lo mismo, pero al menos así el podía elegir que información era digna de ser suministrada y cual omitida.  

Soldado #23: Mire Canciller Tokisada, parece que se aproxima alguien.  

Tokisada: Bajen sus armas, no queremos que se sienta amenazado (Hace una señal a sus soldados para que retrocedan y el mismo avanza al frente).  

???: ¿Enserio es usted? ¿El canciller de la corte el señor Tokisada?


La persona en cuestión que se había animado a entablar conversación con el canciller se trataba de un hombre adulto de alta estatura y complexión fornida. Llevaba ropa abrigada como la mayoría de los denebrenses y su cerrada barba así como algunas arrugas en su frente y una mirada serena denotaban su experiencia. Además, estaba armado con un fúsil, posiblemente uno que tuvo la oportunidad de utilizar hace unos días contra los invasores, aunque seguramente practicaba alguna actividad como la cacería para tener la experiencia de usarlo adecuadamente.  

Tokisada: Así es. Dígame ¿con quien tengo el gusto?  

???: Soy Henry Winchester, tengo un pequeño comercio de pieles, carnes entre otras cosas.  

Tokisada: Buenos días señor Winchester. Espero que usted y los suyos se encuentren bien luego del altercado de hace unos días.  

Henry: No dudo que nos suministrarán todo el apoyo que necesitemos para reparar nuestros negocios y reponer nuestra mercancía.  

Tokisada: "Pueblerino codicioso" Desde luego, estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad lo más pronto posible.  

Henry: ¿Y cuando va a ser eso? Porque la demás gente está demasiado asustada para salir y eso incluye ir a mi negocio, y yo no quiero sentir que tengo que apuntarle a otra persona para protegerme a mí mismo.

Tokisada: Entiendo la conmoción y por lo mismo he venido en persona. Si uno de esos malvivientes siguiera por aquí, no dudaría en tratar de hacer algo perjudicial contra mi figura. Pero tengo la certeza que con los esfuerzos de los soldados de los hielos perpetuos así como la guardia real, terminaron con sus pretenciosas intenciones de propagar el caos en el pueblo. "Y desde luego mi más nueva adquisición".  

Diske guerra civil escribió:



Soldado #11: ¡Adelante! ¡Adelante! ¡Pelotón de lanceros al frente! ¡Lanza conjuros en la retaguardia! ¡Prioridad máxima a mujeres y niños!  


Decenas de hombres armados corrían por las calles dañando y saqueando tanto propiedades como a personas que encontraran en su camino. Aunque la marina había logrado detener a una gran cantidad de los invasores antes de que llegaran a tierra, varios habían logrado escabullirse anclando en zonas que no eran puerto, aparentemente con la información necesaria para reagruparse y dirigir un ataque semiorganizado, que quizás hubiera sido más eficaz si la codicia personal de cada integrante no se hubiera hecho presente.    

Mafioso Denportiano 19: ¡Vayanse a la mierda hijos de su puta madre!  

Pero lo que les faltaba en educación y estrategia lo compensaban en armamento, pues no era la típica muchedumbre armada solo con garrotes, palos o hachas. Cargaban con poderosas armas de fuego de largo alcance, espadas y hachas de acero que emitían una especie de pulso paralizante al impacto y algunos de ellos inclusive instrumentos vygorenses que disparaban ráfagas de energía que demolían las defensas las armaduras de los hielos perpetuos.  


Mafioso Denportiano 24: ¡Aquí les tengo una sorpresita! (Sujeta su lanzamisiles y dispara contra una de las viviendas)

Soldado Lanzaconjuros #22: ¡Noooooo! ¡VENTIZCA!  

El grupo de soldados hechiceros conjuró una fuerte y helada ventizca que no solo desvió el misil impidiendo que impactara personas inocentes, sino que además congeló la cola de dicha munición de modo que en vez de seguir avanzando, este simplemente se desplomó al piso, cayendo encima de lo que fuese que se encontrase allí abajo.

A.R.F.E.S: ¡No salgan de sus casas! ¡No salgan de sus casas! ¡No entren en pánico! ¡La situación está siendo atendido! ¡Repito! No entren en... (Voltea hacia arriba) Objeto descendente identificado como...


Soldado Lanzaconjuros #13: Te dije que era mala idea traerlo.  

Soldado #8: No se... en parte yo quería que eso pasara.  

Lamentablemente, el esfuerzo de los soldados en proteger a las personas y viviendas de los atacantes provocaba que descuidaran ciertos aspectos de su defensa personal, y siendo sus armaduras insuficientes para protegerlos de todo el daño que causaban las armas de los mafiosos, varios eran derribados casi de inmediato, recibiendo heridas graves en brazos o piernas. Un pelotón en particular parecía a punto de ser volado en pedazos por un grupo de enemigos armados con lanzagranadas, pero antes de poder dispararlos, todos soltaron sus armas y cayeron al suelo, haciendose brillos al instante.  

Soldado #15: ... ¿Quien?  

Mafioso Denportiano 30: Aaaah, aaaaaah (Tira su arma y sale corriendo mientras una serie de espadas van detrás de él) No, ¡Noooo! ¡AAAAAHHHH! (Es empalado por todas las espadas).

Soldado #31: Entonces era cierto (Comienza a levantarse). Tu debes ser el antiguo líder de los extremistas que ahora se ha unido a nuestra causa... Cerberus.    


Garm: Ayuden a los civiles. Yo me encargo aquí.  

Soldado #20: Infantería ayude a los civiles, lanza conjuros permanezcan como refuerzo para...    

Garm: TODOS ayuden a los civiles. YO me encargo aquí (Mira adustamente a los soldados).  

Era un acto sumamente imprudente por parte del antiguo líder extremista no solo por el hecho de ordenar a aquellos soldados como si fuera su superior, sino además considerar que el era capaz de enfrentar a tantos hombre armados el solo. Pero había una razón por la que sentía que era el indicado para ese trabajo. Esa era por que en efecto era el indicado para ese trabajo.

Laes espadas fantasmales de Garm podían servir de señuelo para los enemigos, dandole la apertura para realizar un fulminante ataque directo con Luna o bien, un golpe que restauraba sus energías gracias a la habilidad Sol. El enorme daño que causaba era capaz de poner fuera de combate a cualquier enemigo de un solo golpe, mientras que cualquier daño que recibiera, podía curarlo casi instantaneamente antes de que el próximo mafioso tuviera oportunidad de dañarlo.  



Sin embargo, no todo resultó tan fácil. Una de las nuevas armas otorgadas a los denportianos era un un arma que dispraba no una munición normal, sino una especie de red hecha completamente de energía que electrificaba a quien sea que capturara. Desafortunadamente en este caso, ese quien sea se trataba de Garm, quien en un descuido recibió el disparo de lleno confiando que podría curarse más adelante con su propia habilidad sol.

Garm: ¡NGGGG!

Subjefe mafioso 3: Te confiaste estúpido.  ¡Ahora si la vas a pagar caro! (Toma dos macanas de acero y empieza a agarrar a macanazos el rostro de Garm) ¡ESTO TE MERECES MALDITO! ¡NO TRAES UNIFORME DE GUARDIA Y TE LA TIRAS DE HEROE! ¡ME DAS ASCO! (Le escupe y lo sigue agarrando a macanazos manchando de sangre sus ropas)


Aunque su experiencia en el combate le permitía resistir vigorosamente los sólidos ataques de aquel mafioso que resultó ser más fuerte que el resto, no parecía que fuera a mantener el conocimiento por mucho tiempo más. Los golpes eran brutales y la presencia de la electricidad solo incrementaba el excesivo sufrimiento qu al mismo tiempo le impedía concentrarse en activar alguna habilidad espiritual que pudiera salvarlo. ¿Era esta la manera en la que se reuniría con su amada? ¿Derrotado, vencido y con la vergüenza de haberle fallado a su hija? Eso parecía hasta que de pronto...

¡JUMP!

Subjefe mafioso 3: ¡¿NANI?! (Ve como una enorme figura cae a toda velocidad encima de él, empalandolo en el cráneo al instante con una monumental lanza de hielo).


Con el líder de ese grupo en particular de atacantes eliminado, la figura rápidamente se apróximo hacia Cerberus con intención de socorrerlo. Quizás a una persona normal esa acción solo le hubiera deparado sufrir un dolor igual que al del antiguo jefe extremista, pero este individuo en particular no parecía tener ningún problema con dicha energía recorriendo su cuerpo. De hecho, parecía que aquella corriente era absorbida al tacto por aquel sujeto, quien se recubría en esa energía hasta el punto que toda la red desapareció y la electricidad que alguna vez la conformaba ahora salía disparada de la armadura del refuerzo y devuelta a los mafiosos, dejandolos completamente aturdidos.  

Garm: Uggg... S-supongo que... me alegra que tu no me escucharas cuando dije que quería hacer esto solo.

???: De haberlo hecho no te hubiera escuchado (Le ofrece la mano para que se levante) Tu no puedes darle órdenes a un guardia real


Ambos defensores de la soberanía de Denebrys, aunque por razones completamente distintas, se colocaron en guardia y fueron en contra de los enemigos que no habían tirado sus armas y salido corriendo al ver que no tendrían oportunidad. Singvald hizo resplandecer su arma canalizando su gélido prana como los temanos de un frío iceberg, mientras que Cerberus concentraba una poderosa fuerza telúrica con la fuerza de las placas tectónicas. Ambos se miraron fijamente y lanzaron un ataque en conjunto, Uno gritando "LEGACY TESTAMENT" mientras que el otro lo acompañaba diciendo "EARTH CLOVER"; este esfuerzo de ambos logró abrir una especie de fisura que inteligentemente viajaba por donde los mafiosos se encontraban, levantando una serie de pinchos de hielo que los empalaban en el acto, acabando con todos ellos.


>Volver con Inmortal country

Henry: Ya se. Vagos inmundos por no ponerse a trabajar en vez de estar causando alboroto. Digo, la vida es dificil sí y cada quien hace su lucha, pero eso no significa hacerle la lucha a los demás.

Tokisada: Con suerte luego de aquellos sucesos entiendan eso. En cualquier caso, seguiremos patrullando la zona señor Winchester. Si usted o alguien más tiene alguna inquietud, aquí estaremos algunas horas más.  

Henry: Aunque sea, digo, es lo mínimo que pueden hacer luego de toda esa conmoción.

Tokisada: "Pueblerino ingrato. Ya luego enviaré a algunos auditores a esa tienda tuya." Hacemos lo que está a nuestro alcance. Con su permiso entonces.  


Por el transcurso del día, las personas fueron recuperando un poco el valor gracias al ejemplo del señor Winchester y comenzaron a acercarse a Tokisada y sus soldados, comentandoles sus inquietudes y temores frente a la situación. Y si bien no dijeron nada que resolviera algo en concreto, al menos los habitantes comenzaban a creer que la amenaza había sido neutralizada y sus vidas ya no corrían peligro. Y aún si las palabras de Tokisada no eran suficientes para convencerlos, la presencia de cierto individuo que tenía su propia historia que contar respecto a ese día, seguramente les devolvería los ánimos.


Timmy: MAMÁ, MAMÁ, MIRA, MIRA! ¡ES EL! ¡CUMPLIÓ SU PROMESA!








_________________
-Last Stand





Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2733
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Mensaje por Celtic el Lun Mar 19, 2018 12:55 am


Tokisada: Vaya, vaya, parece ser que ya podremos retirarnos caballeros.

Bajo el bello lustre alba que indicaba el comienzo del atardecer, la mirada del canciller de la reina adoptaba una expresiòn de sorpresa y alivio no por el bello acontecimiento común de la región a la cual sus habitantes ya se habían acostumbrado, sino por ser testigo de la presencia de cierto individuo de renombre en el distrito residencial de Denebrys.

Después de todo, donde para el consejero había dudas, preocupaciones y reclamos, para el monje miembro de la guardia real aparentemente solo había espacio para vitoreos, alabanzas y felicitaciones, no que el rostro adusto del fornido hombre cambiara por la presencia de estos, a diferencia de aquel del canciller, quien hacía su mejor esfuerzo para fingir una sonrirsa y pretender que estaba de acuerdo con no causar la misma sensación que su subordinado.  



Tokisada: Bueno, creo que ya han sido resueltas la mayoría de las dudas y mis deberes de canciller no harán nada más que acumularse, así que creo que comenzaré mi partida. ¿Estarás bien tu solo Frosty?

Frosty: ... ¿Seguro que no quieres dejar unos 2 o 3 hombres para vigilarme?

Tokisada: Fuhuhuhu, Frosty, colega ¿Por que haría algo como eso? No tengo razones para desconfiar de ti ni nada "Además, seguro sabes que ningún hombre que deje contigo se atrevería a decirme nada no importa que hicieras. Canaya". Solo preguntaba por si acaso pudieras lidiar con una amenaza o algo por el estilo. Pero si no son tus deseos pues con gusto todos regresaremos al castillo.  

Frosty: Hmp... deja a esos 2 aquí por favor si no es mucha molestia (Señala a los dos soldados de menor complexión del grupo).  

Tokisada: En lo absoluto.  

Ni tardo ni presuroso, el consejero reunió a las tropas que había reunido para la misión de vigilancia (Salvo por las 2 unidades solicitadas por su compañero guardia real), abordó su carruaje tirado por tigres de las nieves y comenzó su  partida antes de que más dudas o preguntas comprometedoras fueran formuladas a su persona. Por su parte, el hombre conocido por la gente solo como Mr. Frosty, solo seguía hundiendo sus pies descalzos en la nieve saludando de forma casi mecánica a todos los que se acercaban a él para hablar con él, preguntrarle inquietudes o simplemente pedirle alguna especie de autografo. Desde luego, tampoco trataban de arrebatarle mucho tiempo puesto que sabían que venía a ver a una persona en particular, la cual no podía contener su emoción en ese momento.


Timmy: ¡Siiiiiii! ¡En verdad vino! ¡No puedo creerlo! Digo, digo, si lo creo por que se que usted no rompería su promesa, pero, pero, ¡lo que quiero decir es que es algo increíble! No pero... eso es lo mismo que no creerlo, lo que quiero decir es...eeehhh...

Frosty: Entiendo.  

Timmy: Ufff... menos mal. Entonces... si vamos a...

Frosty: Aja.  

Timmy: Woaaaaah. Esto será genial.  

Madre de Timmy: ¿Entonces hablaba enserio señor Frosty? Digo, es que no creo que podamos pagarle sus servicios.  Sin mencionar que si Timmy resulta lastimado los médicos y todo pues...

Timmy: ¡Mamá!

Frosty: Tu no le levantes la voz a tu madre muchacho. Y no se preocupe señora, yo me haré responsable de todo. Después de todo, es una promesa que le hice.  

Madre de Timmy: Sobre eso... ¿Entonces es cierto lo que pasó?... ¿De que Timmy lo ayudó a librarse de un grupo de mafiosos que invadieron la escuela? Digo, es que ya sabe como son los niños con las historias.  


Frosty: Hmp... No acostumbro a hablar demasiado, pero haré una excepción para contarle que fue lo que suce... (Nota que un gran número de personas lo han rodeado para escuchar su historia).  Hmp... Que fue lo que sucedió. Ejem...

Historia de Frosty escribió:


Había unos mafiosos y comencé a golpearlos.


Si bien las capacidades narrativas de Frosty eran incapaces de hacerle justicia a sus propias hazañas, lo cierto es que aquel terrible día donde estalló el conflicto armado con la mafia de denport, algunos de los atacantes tuvieron la idea de ir a asediar algunas de las instituciones educativas para tomar niños como rehenes y así apelar a la bien conocida naturaleza compasiva de la reina, pensando que sería el boleto fácil para que cediera a sus exigencias. No contaban sin embargo que ante la alerta, el más fuerte de los guardias reales respondería al  llamado, yendo por cuenta propia para evitar que los malechores cometieran algo estúpido al verse rodeados... Además, Frosty era alguien que se sentía con mayor control de la situación atendiendo las cosas por su cuenta.

Fue así entonces como el artista marcial se adentró cuidadosamente a la institución desmantelando escuadrones de mafiosos por su cuenta, los cuales al tratar con un solo hombre, pensaron que estaba dentro de sus facultades derrotarlo, siendo rápidamente deshabilitados por los rapidos puñetazos del monje, su Zanretsu Ken permitiendole asestar decenas de golpes en segundos que no solo los dejaban fuera de combate, sino que, gracias a los guantes gélidos de Frosty, los congelaban de inmediato. Por velocidad y alcance tampoco había problema, puesto que con Burning Knuckle era capaz de alcanzarlos en segundos antes de que fueran a llamar refuerzos o intentaran arremeter con los niños que tenían prisioneros en salones.

Fui despejando el terreno para que maestros y alumnos pudieran escapar a salvo.

Profesor: Santa inquisición misericordiosa ¡Gracias! ¡Gracias Frosty!

Frosty: ¡No hay tiempo! ¡Tome a los niños y vayase!  


Profesor: ¡S-si! ¡Niños ya oyeron al Sr. Frosty! ¡Se suspende el examen!

Niños: Yaaaaaay.

Mafioso 90: ¡¿A donde y sin permiso escuincles?!

Uno de los mafiosos trató de sorprendernos, pero le dí su merecido.

El atacante apunto con un rifle de asalto para intimidar a los estudiantes, pero antes de poder hacer algo drástico ya sea por impulso o inconciencia, los enormes pectorales de Frosty ya estaban tapando todo su rango de visión y por ende la trayectoria de su próximo disparo. No que fuera a haber disparo alguno ya que usando solo una de sus manos, el monje dobló el rifle de modo que ahora la boca del rifle se había doblado y apuntaba ahora al portador del arma de fuego.  

Mafioso 90: ... Hmfff.... (Comienza a sollozar antes de ser derribado de un solo golpe en la cara)



Así seguí un rato. Y luego conocí a Timmy.

Frosty: Debes irte niño.    

Timmy: ... N-no puedo...

Profesora: ¡No le discutas a Mr. Frosty! Disculpelo por favor...  

Timmy: Es que... no puedo irme aún... es que Eli... Ella había ido al baño de niñas y no había vuelto y y y ahora ella puede estar... ¡¡¡


Frosty: Yo la encontraré niño. Tu vete con tu maestra y compañeros.    

Timmy: ... (Baja la mirada y asiente de mala gana).

Otra ola de mafiosos cayó poco después ante el poder del guardia real, quien era capas de resistir incluso disparos de sus armas de fuego gracias a su técnica de Focus attack, resistiendo el ataque y asestando uno propio de fuerza atronadora que los dejaba incapacitados de momento. Parecía que los rumores de su llegada se esparcían ya que muchos de los malhechores comenzaban a tirarse desde las ventanas con la intención de escapar, no queriendo arriesgarse a provocar la ira del ex campeón del torneo de Denebrys... Todos menos uno en particular.  


???: Miren nada más, pero si es Mr. Frosty en persona... O debería llamarte ¿Roy Fisthard?  


Un corpulento individuo hacía acto de presencia de manera calmada pero al mismo tiempo mucho más amenazante que cualquier otro invasor que la institución estudiantil había tenido aquel día. Si su ropa raída y sus gafas de sol, así como su enorme estatura de 2 metros 10 cm. No fueran suficiente para hacerlo resaltar de entre los demás mafiosos, este contaba con unos extraños mecanimos de acero como tuberías conectados a sus brazos.

???: ¿Que pasó Roy? ¿No vas a saludar a tu viejo amigo? ¿Es que acaso ya no me recuerdas? ¡¿O acaso te avergüenza tu vieja vida?!  

Frosty: Hmp... no niego la época en la que anduve en malos pasos Tobías. Pero yo ya dejé eso atrás y...  

Tobías: ¡CLARO QUE LO DEJASTE ATRÁS! (Se lanza para atacar a Frosty)

De repente me encontré con uno de los mafiosos a los que conocía. Fue un viejo amigo de una vida que dejé atrás que a diferencia de mí, buscó alternativas menos legales para llegar al éxito. Sabía que eso lo metería en problemas pero jamás pensé que lo volvería a ver en esas condiciones... ni tampoco que fuera tan fuerte como para derribarme de un puñetazo.

Tobías: ¿Que podrías recordar de aquella época Roy? ¡Seguro ya lo olvidaste! ¡Viviendo con los nobles! ¡Amado por todos! ¡NO COMPITIENDO CON OTROS 100 CABRONES PARA COMER BASURA! ¡BASURA HE DICHO! (En esta ocasión golpea con un gancho al hígado con tanta fuerza que hace sangrar a su contrincante).  

Frosty: ¡Ugggggaaaaahhhhhh!


Tobías: ¿Pero que crees? No eres nada especial. Bastó con ponerme estás mugres en los brazos y con eso ya soy más fuerte que tu. Es decir, más fuerte que el guardia real más poderoso. Jajaja. Cuando acabe contigo, seguiré ¡Con el resto! (Le da una patada en la barbilla a Frosty)  

Antes de que el ataque de Tobías conectara, Frosty tenía planeado usar su focus attack para absorber el golpe y contraatacar. Fue así como aparentemente la patada del mafioso con implantes vygorenses había probado no ser capaz de retener al guardia real, el cual aprovechó para asestar un poderoso golpe en el estómago de su viejo compañero. Sin embargo, previo a que pudiera aprovechar de cualquier modo el aturdimiento de su contrincante, el protector de Deneb fuera sorprendido con un manotazo al rostro por parte del contrario, viendose adolorido y confundido a la vez.

Frosty: ¿C-como? (Se lleva la mano a su herida) Debiste haber quedado aturdido...

Tobías: Hahaha, claro que me aturdiste. Pero estos brazos no son solo míos ahora. Es decir, no tengo que ser yo quien le diga a este par de preciosuras que se muevan. Pueden hacerlo sín mí, hahahaha.

Frosty: Así que te volviste una marioneta... ugggh... que pena me dás...

Tobías: MIRA QUIEN HABLA (Se aproxima para sujetar a Frosty)


Sujetando el nada pequeño cuerpo de Frosty con sus manos, el enorme mafioso lo levantó por encima de su cabeza y lo estrelló con fuerza al suelo, tal de hecho que el piso de la escuela se había venido abajo, cayendo el guardia real en una especie de sótano escolar. Por su parte, Tobías estaba lejos de estar contento, por lo que empezó a tomar cacilleros y arrojarlos por el agujero por el que había caído su viejo aliado en el crimen, haciendo caer varios de estos sobre su ya malherido cuerpo,.  

Tobías: ¿Yo una marioneta? ¡JA! yo no fui quien se volvió el perro faldero de esa reina con mucha pechuga y poco cerebro (Escupe al agujero). Tu eres el que me da pena a mí. Ahora voy a... ¿Oh? ¿Que tenemos aquí? (Nota una pequeña silueta corriendo por los pasillos). Orita vuelvo Roy. Debo aplicar algunos correctivos.  

Me dejó fuera de combate, pero creía saber a que se refería. Hice lo posible por levantarme y buscar una salida de este lugar. Afortunadamente los enormes pasos de Tobías me daban una idea de a donde iba y debía apresurarme.


Timmy: ¡Eli! ¡¿Sigues allí adentro?!

Voz de Eli: ¿T-timmy?

Timmy: No te preocupes, Frosty llegó para acabar con los malos y y y...  

Voz de Eli: ¿Timmy que pasó? ¿Por que te quedas callado?

Tobías: Si "Timmy" ¿Por que te quedas callado?    


Enormidad. Era todo lo que podía ver el pequeño niño Denebrense frente suyo. Un sujeto gigantesco, malo y feo en las palabras que el lo habría puesto. No parecía que su héroe y salvador estuviera en las cercanías, si iba a correr, tenía que hacerlo ahora. Quizás no le importaría a ese tipo perseguirlo o de hacerlo, quizás su pequeño físico le permitiría evadirlo. Quería correr, quería salir corriendo lo más rápido que pudiera de allí. Pero no lo hizo. ¿Lo paralizó el miedo? Era posible, pero más que miedo, era otro sentimiento. Uno que le impedía dejar a la pequeña niña Atund a su suerte a merced de ese mastodonte. ¿Pero que podía hacer él? Nada. Nada de nada. Era insignificante. Entonces ¿Por que?  

Timmy: ... (escucha sollozos provenir del baño) ¡T-tranquila Eli! T-todo estará bien.  

Tobías: Ohh Timmy, pequeño mentirosillo... (Acerca sus manos y facilmente toma todo su cuerpo con ellas)  Alguien debería darte un escarmiento por levanta falsos.


Timmy: ¡NGGGGGG!

Tobías: Vamos morro, ni te estoy apretando tan fuerte. Digo, no quisiera que te rompas y no sirvas de rehén... O quizás deba romperte a ti y usar de rehén a la chiquilla que está dentro del baño. ¿Que te suena a eso para un plan Timmy?

Timmy: ...E-estarás bien... Eli...

Tobías: ¡Chiquillo don Juan! ¡NO ME IGNOR.. (Siente como sus pies comienzan a congelarse) ¡¿QUE CARAJOS?!

Sin percatarse, Tobías había sujetado de las piernas por dos corpulentas manos cubiertas con guantes gélidos que habían emergido del piso y congelado sus pies. Mientras trataba de zafarse, soltando al pequeño Timmy en el acto, notó que a unos metros de el el piso comenzaba a abrirse y la figura del guardia real que creyó vencido regresaba para continuar el combate.

Tobías: ¡ROY!

Timmy: Sabía...sabía... que volvería... y nos salvaría...


Frosty: Si... fue gracias a que fuiste valiente y lo detuviste. Eres un pequeño muy valiente. Tanto como un guardia real.

Timmy: Ojala fuera uno... así podría ayudarle... a vencer a los malos...

Frosty: ... Llévate a esa niña que está en el baño y sácala de la escuela. Si lo haces, te prometo que te entrenaré para ser un guardia real.  

Timmy: ¿D-de... ¡de verás!?

Frosty: (Asiente)

Mientras el pequeño le decía a la joven Atund que saliera para que ambos buscaran la salida de la escuela, Frosty mantenía sujeto a Tobías usando sus guantes para congelarlo. No obstante, aunque logró congelar sus piernas, sus brazos seguían agitandose como locos golpeando con la fuerza de un camión el cuerpo del guardia, quien no tenía intenciones de traicionar el valor de aquel pequeño y aguantó tantos golpes necesitara hasta que lo viera salir acompañado de la niña a la que había ido a rescatar.

Tobías: ¡Niños idiotas! ¡Los atraparé en cuanto acabe contigo!

Frosty: No harás tal cosa... de hecho... ya no harás nada... (De un salto retrocede quedando fuera del alcance de los golpes de Tobías). Tobías... en aquellos días aún quedaba algo redimible en tu persona y creo que pensé que tu mismo te darías cuenta. Perdóname por no haberte ayudado a salir de esa vida... Pero mira en lo que te has convertido. Atacar aldeas, insertarte esas cosas en el cuerpo, lastimar niños... no hay forma de ayudarte ya.  


Tobías: ¡EN CUANTO SALGA DE AQUÍ TE JURO QUE!

Frosty: No me dejas otra alternativa... (Empieza a retirar sus guantes de hielo) Juré no usar esta técnica bajo ninguna circunstancia... pero tu... con esa fuerza que te han dado esas cosas... es muy peligroso dejarte ir así... debo acabar contigo...

Tobías: ¡¿Acabar conmigo?! Estás loco Roy.

Frosty: Una vez más, pediré perdón a la reina por mis crimenes... pero en esta ocasión, se que lo hago por una buena razón.


La razón por la que Frosty se había quitado sus guantes de hielo, es que estos garantizaban completamente que no pudiera usar la técnica mientras los tuviera puestos. Esto se debía a la naturaleza ígnea de su ataque, puesto que su puño comenzaba a cubrirse en llamas y con su otra mano avivaba la llama cargando absolutamente todo su prana. Era una temperatura tal que los muros y techo de la escuela comenzaban a gotear.

Tobías: q-que...¿Que crees que haces?  

Frosty: Creo que a este tipo de técnica se le conoce como... Mystic Art...

Tobías: ¡¿QUEEEEE?!  

Frosty: Adios Tobías. No quedará nada de ti cuando recibas este golpe. ¡¡¡¡GALACTICA PHANTOOOOM!!!!!!


La razón para esperar que los niños se fueran no fue solo para que no atestiguaran tanta violencia, sino por que aquel corredor se cubrió de llamas dejando un gran rastro de destrucción escolar que el mismo Frosty ya estaba preparado a pagar para que pudiera repararse. Piso, paredes, casilleros, ventanas, todo se había achicharrado y quedado completamente negro, fue solo gracias al control que ejerció Frosty sobre su propia técnica que el incendio no se esparció a los demás pisos. ¿Y que hay de Tobías? Bueno, en cuanto recibió el galactica phantom, su cuerpo fue inmediatamente convertido en destellos antes que tuviera que sufrir la agónica muerte de ser consumido vivo por las llamas.


Frosty: Y eso fue lo que pasó. Luego los maestros me dieron el domicilio y aquí estoy. Ahora Timmy ¿Estás listo para entrenar?

Timmy: SIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Madre de Timmy: Solo no le enseñe ese fantasma galáctico o como se llame.  

Frosty: Y ustedes 2 (Señala a los soldados) Serán los compañeros de Timmy. Les vendría bien repasar lo básico a ustedes también.

A veces los grandes héroes, comienzan solo haciendo lo correcto cuando la oportunidad se presenta...

_________________
-Last Stand





Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2733
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Mensaje por Kida el Sáb Abr 14, 2018 11:18 pm



¡Despierta, el sol ya salió!

Era verdad, el sol ya había salido en Amagi. Aunque la respuesta original fue un gruñido molesto, había visto una vida más difícil como para no responder. Se levantó e inmediatamente inició su camino al lugar designado como baño, su rostro cubierto por su cabello. ¿Quien es quien que le habla? Es una voz molesta, jovial y aparentemente muy bien despierta. Hay una pequeña fuente en este lugar, motivo por el cual fue designado "baño". El agua aquí es para todo menos beber. Un complicado acueducto lleva el agua aquí desde el río y una complicada tubería lo envía a algún otro lugar. Esta agua le impacta el rostro, no por su propia mano, si no por la misma mano perteneciente a la voz que le despertó. Levanta la mirada y mira el espejo. Su rostro está empapado.


Orsin: ¡Ya estoy despierto, maldita sea!

???: ¡No lo parece, señor Orsin! ¡El acuerdo era antes de que el sol saliera estaría asistiendo, no lo veo moviéndose!


Puede ahora ver con claridad al joven del que proviene la voz: Thadeus Bright. Menor por al menos cinco años a él, debe estar aproximadamente en sus 17 o 18. Y un chico recto y derecho, al parecer, con disciplina que pone en vergüenza a los mejores militares o agentes de la aguja que Orsin jamás haya conocido. Usualmente, no hubiera sido un problema competir con esa diligencia, siendo que ha vivido como agente casi toda su vida. Sin embargo, esta noche fue diferente. No solo llegó cansado, tenía que escribir sobre el viaje en su diario, tal como Miriam le instruyó que hiciera.

Orsin: ... se me hizo tarde para ir a la cama, estaba ocupado.

Tad: ¿Entiendes que me vale, verdad?

Orsin: Claro.

Con su rostro mojado, el chico le dio una toalla tejida a mano con algodón. De hecho, casi todo lo que hay aquí, salvo por alguna que otra prenda, parece hecho a mano. La estructura en sí se ve como algo que alguien, no más de cincuenta años en el pasado juntó por sí mismo. Le encantaría preguntar al hombre encargado del lugar sobre ésto, pero desea, más que nada, no ser intrusivo. Tan pronto se pone aquellas prendas que consiguió tras trabajar con aquellos carniceros en Valaflam, se encamina al exterior. Parece que el clima de hoy será lluvioso. No es excepcionalmente raro en esta temporada, al menos eso escuchó.


Tad: Está bien, tu ve a sacar al asno, yo me encargo de las ovejas. Y estamos atrasados por tu culpa, así que cuando lo asegures en el corral, vienes conmigo y Sara a cazar. ¿Alguna duda?

Orsin: *Niega con la cabeza*

Tad: ¡Pues a trabajar!

Así inicia su primer día ayudando a esta pequeña familia de las afueras de Amalruz. Así ha estado viviendo para costear su vida desde que dejó Deneb. Un trabajillo aquí, otro allá... debido a su "profesión" no desarrolló muchas habilidades salvo la obediencia y la precisión quirúrgica en sus cortes, motivo por el cual sus pocos trabajos han sido relacionados a la sangre. Cuando llegó a este rancho a las afueras, esperaba tener que aprender a moler grano o sembrar algo, pero resulta que no es una granja en sí, si no el hogar de una (a su opinión grande) familia que se dedica a pastorear y cazar en un bosque cercano.


El bosque cercano tiene fama por ser un popular sitio de caza. Hace unos cuantos años, estaba prohibido cazar allí debido a que la excesiva popularidad del lugar llevó a varios cazadores cercanos a preocuparse por agotar el sitio. Sin embargo, tras una o dos décadas, decidieron que era suficiente tiempo para volver a permitir la cacería. Zorros, Venados, Conejos, uno que otro jabalí... y cuando volvieron a cazar allí, alguno que otro espíritu que ronda el lugar. Uno esperaría que lo último disuadiera a los cazadores. Tuvo el efecto contrario y atrajo incluso a alguno que otro aventurero buscando fortalecerse.

Una vez Orsin hizo lo que se pidió de él, tomó la espada que figuraba entre sus pertenencias, la misma que usó para dar muerte a miles de personas, y se encaminó al lugar donde el día anterior le instruyeron fuera para reunirse con los dos mayores de la familia. Tad y Sara Bright. Una vez allí, asistirá en la cacería, pues dijo que tenía experiencia en ello. Técnicamente, es verdad. Solo que está acostumbrado a dar caza a seres bípedos y de aproximadamente 1.70 de altura y no a cuadrúpedos de tamaño variado.

Sara: ¡ah, señor Orsin! ¡Aquí!


Por suerte para él, no tuvo que buscar por mucho. En parte, la "luz" proveniente de la muchacha ayudó a ubicarlos y por otro lado, le dieron instrucciones muy detalladas. Tendrías que ser realmente denso para errarlas. Esto dicho, no había interactuado mucho con la niña. El día anterior básicamente llegó, negoció su estadía y el joven Thaddeus le mostró el lugar antes de decirle dónde dormiría "cuanto pudiera". Pero recuerda haberla visto el día anterior discutiendo con su madre sobre algo que por modales decidió no prestar atención.

Sara: ¡Ahora que está aquí, es hora de comenzar, si señor!

Orsin: ¿Puedo preguntar lo que buscamos?

Tad: ¿Oficialmente...? La cena. Extraoficialmente... señor Orsin, tengo una pregunta.

Orsin: ¿Ajá...?

Tad: No eres un simple viajero, ¿me equivoco...?


No estaba realmente sorprendido por la observación. Realmente, cualquiera podría hacer la conección que lo que dijo ser era mentira. Un "simple viajero" no carga una espada, brazaletes con cuchilla y dagas arrojadizas. Un simple viajero no tiene su edad y la cantidad de cicatrices que él, la más obvia siendo la que su viejo amigo Karee dejó en su rostro sobre su ojo hace tantos años. Estaba preparado para la pregunta.

Orsin: No estoy seguro que me delató.

Sara: ¿Enserio? Porque es como... súper obvio.

Tad: Bueno, no sé que buscas, pero parece que eres miembro de la resistencia Denebrense... ¿me equivoco?

La noche anterior, el joven Thaddeus se acostó incluso después que él. Orsin, aquejado por su pasado, estaba sufriendo otra noche de vela, cuando entreabrió su ojo bueno para ver al chico sentado en el suelo, registrando sus pertenencias. Decidió dejarlo. Detenerlo solo aumentaría la sospecha. Eventualmente, el chico encontró el diario, y empezó a ojearlo. Relativamente nuevo, solo unas cuantas páginas llenas.

Orsin: No sé que tanto leíste, pero te equivocas. Sí, trabajé con ellos, pero solo porque necesitaba su ayuda para salir de Deneb.

Tad: Los extremistas son criminales, ¿sabías...? Podríamos acusarte.

Orsin: Ve al punto, chico.

Sara: ¡Oh! ¿Puedo?

Tad: Adelante.


La chica estaba llena de energía, o eso parece a simple vista, al menos. Orsin suspira, sabiendo lo que se avecina. Sabe que estos chicos son jóvenes y probablemente inexpertos, pero nunca ha visto un chantaje más obvio o débil. Accedió a ayudarlos de cualquier forma, así que esto le parecía innecesario e increíblemente molesto, sobre todo porque podía ver a través de sus máscaras de bravucones.

Sara: ¡Vas a ayudarnos con nuestra misión, o te entregaremos a las autoridades!

Orsin: ... ¿No vine a eso?

Tad: EHEM... b-bueno, obviamente no estamos hablando de la cacería, si no de otra cosa.

Orsin: Y que otra cosa es esa.

Tad: ¡Vas a ayudarnos a convertirnos en caballeros!


Los dos hermanos hicieron una pose, como si hubieran estado planeando esto desde que se encontraron aquí. Era, en cierto modo, adorable. Orsin, sin embargo, lo encontraba molesto. ¿Que clase de plan tenían estos dos para volverse caballeros y como figuraba él en eso? ¿Que diablos asumieron de él? Y más importantemente, ¿por qué no se lo pidieron en lugar de dar vueltas y decirle que les ayudaría en la cacería?. Esto sonaba demasiado molesto para él.

Orsin: ... Esta bien, tengo dos preguntas respecto a su asombrosa misión...

Sara: ¿¡Verdad que es asombrosa!? —Dice, con una sonrisa que orsin espera no termine rompiendo su quijada.

Orsin: Sí, bellísima, pero primero, ¿que diablos esperan de mí? y segundo ¿Por qué no me lo dijeron antes?

Sara: Bueno, no podemos exactamente dejar que papá se entere... está... un poquito en contra de la idea.


Tad: Y es obvio que has visto mucha acción. ¡Vamos, solo tienes que entrenarnos y ayudarnos a cazar espíritus, será fácil!

Sara: ¡Y te daré mi porción de la cena!

Tad: ¡Y diremos a padre que nos ayudas demasiado para que te pague más!

Sara: ¡Y nombraré a mi primogénito en tu nombre!

Tad: ¡Y haré tu parte del trabajo!

¿No tenían un chantaje que hacer? Pareciera que están negociando, más bien rogando. Orsin se cubre el rostro con su palma, avergonzado por ellos. Pero al final del día, ellos no pagan su día a día, es su padre quien lo hace. Y si él dice que no, entonces no tiene motivos para ir en su contra. Y además, su chantaje perdió validez cuando empezaron a rogar.

Orsin: Voy a tener que negarme.

Sara: ¡P-Pero mi primogénito!

Orsin: Miren, aprecio que crean que soy tan especial, pero si su padre está en contra de ello, no voy a hacer nada. Al final del día, él paga mi trabajo, no ustedes.

Tad: ¡Entonces te obligaremos!

Orsin: ¿Oh...? ¿Y cómo planean hacer eso...?



Tan pronto dijo esto, los dos chicos quedaron paralizados. Pudieron sentir la oscuridad que lo rodeaba. Thaddeus miró directo al único ojo del hombre frente a él. Inmediatamente, su instinto le dijo que corriera... este hombre ha matado, ha matado a más personas de las que puede contar. El peso de cada una de sus almas se manifiesta en esta fuerte aura que emana... estaba claro una cosa: No podían obligarlo a hacer nada. No por la fuerza. Ellos no. Miedo los invadió, pero al hermano, Thaddeus, el miedo le dio un impulso... Puso sus dos cuchillas en pose ofensiva.


Tad: ¡P-pues te entregaremos a las autoridades!

Orsin: Pregunto de nuevo. ¿Cómo planean hacer eso?

Sara: ¡T-te atacaremos... y-y no podrás ganarnos... y-y... no te tenemos miedo!


Esta vez fue la hermana mayor que habló. Su voz traicionaba sus palabras. Pero siguió el ejemplo de su hermano, tal vez para no quedar mal frente a él. Orsin sostuvo la espada en su cinto. Observó las poses de los dos jovenes. Eran pésimas. Obviamente, habrían visto algún libro de aventuras, o alguna obra de teatro y habían deducido que "Así funciona". Su falta de experiencia y entrenamiento era evidente, aún si había cierta confianza tras su postura. Probablemente "Entrenaban" entre sí. Podía matarlos... era tan sencillo... matarlos, a ellos, a su padre, a su madre, a sus hermanos... quedarse con todo lo que tienen... era tan sencillo...

Pero...

Orsin: ... bueno, supongo que no voy a convencerlos. *El aura de oscuridad lo deja*


Orsin: No sé que tipo de entrenamiento esperan de mí, Al diablo, ni si quiera sé porqué piensan que soy el indicado. Pero algo me dice que si no accedo, las cosas solo van a empeorar. No que su amenaza tuviera ningún fundamento. Como estoy seguro que saben, la inquisición ya no reina en Amagi.

Sara: E-Entonces... ¿nos ayudarás...?

Tad: ... ¿¡Funcionó...!?


Sara: ¡WUJUUUUU! ¡MI PRIMOGÉNTIO SE LLAMARÁ ORSIN!... Espera noooooo ese es un horrible nombre...

Los hermanos parecieron pasar de asustados a felices como un parpadeo. Orsin suspiró para sí mismo. Por más que quería alejarse de su pasado, éste parecía seguirlo a donde fuese. Ya fuera con los carniceros que vieron su capacidad para cortar los mejores filetes, o por estos dos mocosos que vieron su veteranía. Aunque realmente no era el indicado para entrenar a alguien buscando ser un "Caballero". Al menos podía decirles las cosas más generales. Como por ejemplo, que sus poses son terribles.

Orsin: Pero a cambio quiero que ustedes me ayuden a cazar.

Tad: Oh, no te preocupes, planeamos cazar igualmente solo-

Orsin: No hablo de simples cuadrúpedos fáciles de encontrar.

Tad: ...¿Disculpa?

Orsin: No... yo estoy cazando criaturas que ponen la definición de hermoso en duda... criaturas tan intrigantes y tan poderosas que el mayor imperio no puede competir...

Tad: ¿¡Dragones!?

Sara: ¿¡Unicornios Malvados!?

Orsin: ... hablo de insectos, par de ignorantes.


Sara: ... oh.

Tad: Bueno, hay cucarachas en el rancho... sobre todo en primavera.

Orsin: Entonces no tendremos problemas. Ayúdenme a conseguir insectos, yo los ayudaré en su estúpida misión.

Sara: ... aunque ligeramente asqueada, estoy demasiado emocionada para pensar en ello, así que acepto.

Tad: Suena sencillo.

Orsin: Bien, entonces, recomiendo que primero saquemos de enmedio la cena.

Tad: Es usted muy sabio, señor Orsin... Yo lideraré el camino.

Orsin: Haz como quieras.


Y así empezó su primer día como entrenador, asistente, cuidador y empleado de esta familia. Cabe destacar que este NO era su plan al llegar a Amalruz. Esperaba conseguir un trabajo en Parcelyte, algo que pudiera alimentarlo día a día mientras finalmente vive el sueño de ver insectos. Pero esto deberá bastar por ahora. Los dos jóvenes que ahora están a su cuidado le recuerdan en cierto modo a Líf y Sven en Deneb... ¿tal vez es el destino?. Orsin suspira mientras los sigue al bosque, mientras trata de pensar cómo decirles que lo que creen es "cool" realmente apesta.

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Motionero novato
Motionero novato

Faura yerwe murfan anw sol ciel.
Faura sonwe murfan anw sol ciel ee.
Hymmnos oz faura pomb na omnis, den accrroad
Sos yor, yanje revm, na endia revm, yehah revm…

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 06/07/2015
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: ✮ SPIRIT BRINGERS: THE SIDER STORIES (ANTES LABERINTO DE LA DEMENCIA ☠)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 17 de 17. Precedente  1 ... 10 ... 15, 16, 17

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.