♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Página 42 de 42. Precedente  1 ... 22 ... 40, 41, 42

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Celtic el Miér Nov 09, 2016 10:18 pm


La noche transcurría conforme los espiritistas quienes, luego de haber tenido una batalla que los hacía acreedores a ese título, ahora aguardaban el regreso de sus compañeros en un improvisado campamento armado por Elizabeth y Tecese, quienes también se habían internado en las profundidades del lúgubre y muerto bosque de Unukalhai, pero por motivos distintos a la de los demás elegidos, mas hasta entonces, ya fuera por respeto, indiferencia o falta de ánimos de lidiar con una respuesta hostil de la sacerdotisa, nadie había preguntado el por que.


Como era de costumbre, los ojos del integrante con sombrero en el grupo miraba atentamente como la las ramas de la fogata crujían en el fuego, aparentemente aislado de todo lo que los demás tuvieran que decir. Pero aunque sus ojos se enfocaban únicamente en las llamas, el resto de sus sentidos estaba atento de lo que ocurría a su alrededor. Escuchaba la conversación de Renzo y Karee respecto a su encuentro con el espíritu de un psicópata homicida, percibía el respirar de sus compañeras que dentro de su cansancio se vieron obligadas a dormir antes de lo planeado, detectaba el aroma de sangre que había quedado derramada en el piso antes que Elizabeth atendiera a los heridos y de vez en cuando sentía la fría mirada de esta última clavándose en él, pero menos mal el fuego le ayudaba mantenerse "tibio" pese a eso.  

Renzo: Ojala se apuren los demás, preferiría no tener que pasar la noche en la interperie si no hay necesidad.

Karee: Completamente de acuerdo... (Se le queda mirando a Ruumi quien seguía dormida luego de la pelea).

Elizabeth: Aunque me gustaría sugerirles que nos pusiéramos en marcha de una vez, a estas horas de la noche y suponiendo que los demás volverán tan lastimados como el resto, sería peligroso que no haya nadie que los guíe por el camino de vuelta, especialmente a estas horas de la noche.  

Justo en cuanto dijo eso, un brusco sonido de ramas siendo empujadas o rotas se escuchó a lo lejos provocando una reacción defensiva de Elizabeth, Renzo y Karee, aunque en el caso de los últimos 2 fue más un instinto ya que realmente no se encontraban en condiciones de otra batalla en ese momento. Afortunadamente no hubo necesidad de ninguna ya que se trataban de René, Vance, Yura y Zeke.  

Zeke: Ya volvimos.


Elizabeth: Vaya, si que les dieron una golpiza a ustedes también. Supongo que igual que el resto encontraron un espíritu muy fuerte.  

Zeke: ...

Yura: Pues...

Vance: Fuerte sí era pero...

René: Estuvo de poca chancla.

Renzo: Está bien. Nosotros también enfrentamos a uno bastante rudo aunque su apariencia nos tomó por sorpresa al principio. Eso solo demuestra que no debemos bajar la guardia ante cualquier cosa sospechosa.

Elizabeth: En fin, veré que puedo...  

Lycoris: ¡¿Eh?! (Despierta luego de haberse quedado dormida por el gasto de prana) ¿Yura? ¿Están heridos? Déjenme los...

Elizabeth: Tu descansa Lycoris, yo atenderé esto.   


Sin energías suficientes para insistirle demasiado a su maestra (sin mencionar que ya había ayudado a atender las heridas de Karee, Ruumi, Renzo y Aiden), la clériga pelirroja permitió a Elizabeth atender al nuevo equipo que había arribado, salvo por Rene que prácticamente se curó a si mismo haciendo ese extraño ritual que el denominaba Air Guitar.  Tras haber sido curados, los participantes de la pelea de Cecil se retiraron un pocod del campamento para hablar un momento a solas.  

Yura: Por cierto Zeke,  respecto a lo que pasó...  

Zeke: Descuida, creo que lo que sea que hizo Cecil me devolvió a la normalidad.  

Vance: ¿Seguro? Como experto autodidacta de ser manipulado por influencias malévolas, luego deberíamos asegurarnos que te examinen o algo para asegurarnos que estés bien bien.    

Zeke: K then.  

Ya fuera por curiosidad o hábito que estaba desarrollando, Aiden sentía ganas de usar su byakugan para detectar cualquier posible cambio que los espíritus hubiesen provocado en sus compañeros. Realmente era poco probable si ninguno de ellos estaba utilizando alguna de sus habilidades adquiridas, pero la posibilidad que de todos modos pudiera descubrir algo le intrigaba. Aunque no era como si pudiera hacer algo ya que con su prana actual ni siquiera podía activar la versión más básica de su Byakugan. 

Aiden: Hmp...


Tecese: ¿Un espíritu que no es un espíritu?  

Aiden: ¿Como dices?  


Tecese: No es como yo digo, es como tu dijiste.   

Aiden: Ohh eso... bueno, sí, al menos eso fue lo que dijo. Digo, quizás era tan buen actor como lo era peleando pero... siento que decía la verdad.  

Tecese: Entonces quizás la decía.  

Aiden: Supongo que ya luego obtendré respuestas.    

Tecese: Más respuestas significan más preguntas.  

La aparentemente simple respuesta de Tecese hizo que Aiden se hiciera varios cuestionamientos a sí mismo. Era cierto que podría obtener algunas respuestas de Rem, pero con lo vaga que solía ser, no estaba seguro que le fuera a resultar del todo útil. Ahora tenía ciertas preguntas que le inquietaban pero no sabía si obtener respuestas a ellas lo dejaría con interrogantes aún más inquietantes y peor aún, que no tuvieran una solución... y que si la tuvieran, cambiaran tanto su manera de ver las cosas como aquella vez que se enteró de su condición.  

Aiden: De todas formas no quiero quedarme con la duda.   

Tecese: ... (Se levanta de su posición frente al fuego y se coloca de cuclillas a pocos metros de distancia de Aiden mirandolo a los ojos). Solo... deja que el viento guíe tus pasos.  


Aiden: Espera... ¿Acaso sabes de quien hablo?    

Tecese: ¿Eh?

Aiden: Es que fue lo mismo que él... No, está bien, déjalo así Tecese.

Tecese: Lo dejo (Vuelve a levantarse y se queda mirando al fuego).  

Una vez más, aquel individuo con sombrero aparentaba saber más de lo que realmente demostraba. Kvothe había dicho que había encarado muchos aventureros que fueron incapaces de comprender su poder y fue derrotado. ¿Habrá sido aquel hombre con traje de circo uno de ellos? Quien lo sabía. Pero en vez de añadir eso a su lista de cuestionamientos, el clérigo decidió centrar su mirada en el fuego y descubrir lo relajante que era cuando se despeja la menta y esta se enfoca a algo sumamente simple. Sin pilares, sin batallas, sin acertijos, sin maldiciones. Solo una brillante llama que hacía crujir la madera hasta dejarla hecha ceniza.  

Elizabeth: Hmp... escucho pasos en las cercanías, es posible que los demás hayan acabado. Iré a asegurarme.    

Tecese: Ok.  

Aiden: Por cierto Tecese... ¿crees que algún día podrías contarme de cuando fuiste espiritista?

Tecese: Sí lo creo. Pero me se mejores cuentos.   

Aiden: Descuida... ese estará bien.  


__________________________________________________________________________________________________

INDICACIONES: Son libres de mencionar que los que pelearon con Link llegaron al campamento e inician camino de vuelta al Dragón Danzarín. Al día siguiente, pueden ir haciendo los preparativos para despedirse de quienes crean necesario y comenzar partida a su siguiente destino, un templo ubicado cerca del pueblo de Ozden al cual Tecese los guiará. Elizabeth no los acompañará, pero mientras estén haciendo sus despedidas si le preguntan, ella les dirá sus motivos (Siendo más específica si son Lycoris y/o Brunilda quien le preguntan).

Rol cuota: ???

_________________



[/center]

Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2652
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Resh_69 el Jue Nov 10, 2016 1:32 am


"Despierta hija mía"

Brunilda:... -Totalmente dormida-

"Despierta y busca tu destino, hija mía..."

Brunilda:... -Comienza a abrir los ojos lentamente-

Elizabeth: ¿Dormiste bien Brunilda? -Dice la sacerdotisa mientras revisa a la somnolienta Brunilda-

Brunilda: ¿C-cuanto... Cuanto tiempo a pasado?

Elizabeth: Solo unas horas, pero ya estamos todos aquí en el campamento.

Brunilda: Ya veo...

La bruja termino de despertarse y con ello observo como todos sus compañeros habían llegado, incluso los que habían peleado con Link (el cual ella no sabia) tras eso Elizabeth le explico que ya era hora de partir de nueva cuenta hacia Rasheet y ocuparía la ayuda de Brunilda para moverse con mas facilidad en la oscuridad de la noche por el pequeño bosque.

Brunilda: Claro no hay problema, de igual manera estoy seguro que ya debe haber por lo menos unas pocas brujas rondando -Le sonrie a Elizabeth- después de todo estas tierras ya han vuelto a la "paz" que ellas tanto añoraban.




Elizabeth: Brunilda... -Observa la sincera sonrisa de felicidad de la bruja- Esta bien, entonces es hora de que tomemos camino -Sonríe-

La noche era relativamente hermosa dentro de lo que cabe en Unukalhai, la media luna brillaba con un tenue brillo y las estrellas iluminaban el basto mar de oscuridad del cielo sin mencionar que por primera vez desde hace muchos años se podía notar como en los arboles de aquel bosque marchito comenzaban una vez mas a crecer las hojas y los tallos simbolizando con ello el renacimiento del lugar que había visto nacer a Brunilda.

Elizabeth: Sabes nunca te pregunte pero... -Dice mientras caminan por el camino oscuro con antorchas en mano- ¿Realmente una sola persona fue capaz de lograr un cambio tan drástico en esta región?

Brunilda: Fueron 2 personas.... -Dice mientras le llega la memoria de su tía-

Elizabeth: Es verdad, la persona que me habías mencionado en aquella ocasión en el mausoleo de los héroes.

Brunilda: Hwa pudo lograr su cometido porque mi Tía se lo facilito enormemente, cada vida que ella arrancaba con su espada le permitió al pilar de esta región el poder expandir su poder mas allá de lo que hubiera logrado este de haberlo hecho solo -Dice mientras mira a la distancia- Tía Orianna...

Elizabeth: Brunilda.... -La mira con cierta tristeza-




Brunilda: Ella le permitió amasar gran cantidad de almas para que Ninhursag pudiera pudrir toda esta región con gran facilidad pero... -Comienza sonreír- Como ya te diste cuenta ahora que aquel antiguo dragón duerme totalmente debilitado ya no puede afectar mas que una pequeña parte de Unukalhai por lo que una vez mas este lugar volverá a recuperar algo de su "belleza" que había perdido.

Con una sonrisa en su cara se podía ver como Brunilda a pesar de sentir cierta melancolía sabia muy bien dentro de ella que esta región había logrado recuperar la belleza que ella podía ver a través de sus ojos como "nativa" de estas tierras, pero sobre todo le alegraba saber que sus brujas volvían a recuperar lo que antes habían perdido. No paso mucho tiempo y tras un tranquilo pero rápido viaje los espiritistas llegaron Rasheet donde...




♩ ♪ ♫ ♬¡Oy Lazare, Lazare!♩ ♪ ♫ ♬




Brunilda: Oh es cierto... ¡Me había olvidado del festejo de las mis brujas!

♩ ♪ ♫ ♬Tervo tuka doydome♩ ♪ ♫ ♬
♩ ♪ ♫ ♬Moma momche naydome♩ ♪ ♫ ♬


Un buen numero de brujas bailaban y cantaban al ritmo de una canción folclórica de Unukalhai llamada "Lazare" la cual trataba sobre una boda entre una bruja y un antiguo vikingo de Deneb, narrando con ello su aventura en busca de algo que el quisiera llamar "preciado" y como fue que llego hasta esta región, donde encontró aquello tan preciado para el, el cual era el amor que sintió al ver por primera vez a la bella bruja y la ceremonia nupcial tan especial que llevaron acabo.

Brunilda: Demonios con razón tenia la extraña sensación de que se me olvidaba algo he he... -Se soba la nuca y se voltea hacia Elizabeth- adelantate con los chicos Elizabeth, esto ya es cuestión mía y de mis brujas, me aseguraren de que no hagan demasiado ruido.

Elizabeth: No te preocupes por ello Brunilda -Le sonríe-

Lycoris: Así es -Aparece detrás de la sacerdotisa- Estoy segura que no todos los días se puede sentir la felicidad de volver a tener paz y tranquilidad -Le sonríe a Brunilda-




Brunilda: chicas... -Comienza a llorar de felicidad-

Elizabeth: Nos vemos mañana Brunilda, no te desveles tanto -Le guiña el ojo-

Lycoris: ¡Hasta mañana Bruni! -Le sonríe y se despide-

Brunilda sabia que no podía dejar de lado sus responsabilidades como Matrona de las brujas (Al menos mientras estuviera en Unukalhai) por lo que decidió pasar un tiempo con sus brujas mientras que los demás espiritistas se dirigían al dragón danzarín para tomar un rico vaso de cloro y después a dormir.

????: Me alegra ver que nuestra Matrona no falto al festejo -Dice una voz muy familiar detrás de Brunilda-

Brunilda: ¡Collette! -Se voltea y observa a la bruja Rubia-

Collette: No te preocupes, no te perdiste de mucho -Le sonríe a Brunilda- aparte te debemos mucho como para enojarnos porque no estés en una simple celebración sobre todo porque tu fuiste la que hizo capaz que esto se pudiera llevar a cabo.




Brunilda: Collette... -Mira con cierta ternura a la bruja- Gracias.

Collette: Ven vayamos a divertirnos un poco -Le toma la mano a Brunilda- ¡Y bailemos al son de nuestra música!

Brunilda: ¡Woah! -Rápidamente es llevada al centro de la fogata-

Brujas: ¡Matrona!

Con gran alegría le dieron la bienvenida a Brunilda las brujas restantes de Unukalhai y comenzaron a danzar aun con mas emoción y entusiasmo, festejando no solo a Brunilda sino también el que una vez mas ellas pudieran vivir sin miedo y restablecer con ello la paz en la región la cual ellas llamaban hogar. Pero no solo había brujas en aquella fiesta, pues varios pueblerinos se unieron a la celebración, como Eduardo Danzas quien se encontraba bailando con varias brujas.

Bruja danzante: ¿No deberías estar cuidando el Dragon Danzarin? -Dice algo preocupada-

Eduardo: ¡No pasa nada! -Saca su tarro de cloro y le da un gran trago- ¡Hacia mucho que no se podía salir a celebrar y no lo voy a desperdiciar ahora!

Bruja Danzante: ¡Como usted diga señor Eduardo! -Se pone a bailar mas con el-

Chandra: ¡Brunilda! -Se puede ver a la bruja de las explosiones bailando una danza exótica- ¡Me da gusto verte por aquí!




Matilda y Nina: ¡Brunilda!

Sandy Cindy y Mindy: ¡Matrona!

Aquellas brujas quienes se habían convertido en una "familia" se encontraban en ese mismo lugar, un bello momento donde no solo ella disfrutaba de una felicidad que parecía que Brunilda había olvidado sino también sus brujas demostraban en su rostro el gozo de que su Matrona las hubiese liberado de aquel mal que las asecho por tanto tiempo y por fin podían volver a retomar la normalidad de sus vidas.




Brujas: ¡Brunilda! ¡Collette! ¡Brunilda!

Brunilda: ¡Yey! ¡Hey! ¡Yah! -Se mira como baila con Collette-




Collette: ¡Bailas muy bien para no estar muy acostumbrada a esto!

Brunilda: ¡Ni lo digas porque yo tampoco se como lo hago! -Se sigue moviendo al ritmo de la música-

Brujas: ¡Tolko zdrave na taz kyshcha! -Comienzan a cantar en lenguaje de Bruja-

La música continuaba y con ello el festejo de las brujas, los pueblerinos y ellas disfrutaban de las bebidas y las papas que lograron juntar en tan escasa época, sin embargo esta vez lo a meritaba pues Rasheet podía volver a ser grande de nuevo como en los viejos tiempos. Brunilda y sus brujas continuaron bailando y disfrutando de las bebidas mientras que la gran fogata en el centro de Rasheet se extinguía, los ánimos se transformaban en sueño mientras que lentamente las brujas y los pueblerinos caían por el cansancio o la bebida, y con ello la culminación de aquel festejo para las brujas y Brunilda.






El amanecer se postraba sobre aquel pueblo, los rayos del sol iluminaban las calles de Rasheet y con ello un nuevo día había comenzado no solo para su gente y las brujas, sino también para Brunilda quien tras festejar y dormir en el centro de la ciudad al calor de la fogata esta decidió tomar camino nuevamente hacia el dragón danzarín para ver que planes tenían sus compañeros espiritistas.

Brunilda: Hola Elizabeth -Dice al ver a la sacerdotisa afuera del Dragón Danzarín tan temprano-

Elizabeth: Hola Brunilda -Le sonríe a la bruja- veo que te divertiste anoche.

Brunilda: He he... ¿Se nota? -Dice mientras trata de peinarse su cabello-

Elizabeth: No mucho, aun que debo de decirte que tus compañeros ya tomaron la decisión de tomar camino hacia su siguiente destino.

Brunilda: Me lo imaginaba, después de todo esta tierra no se va a salvar sola.

Elizabeth: Al parecer se dirigirán hacia un templo llamado Ozden en Bynquisterr.

Brunilda: Espera un momento... ¿Dirigirnos? ¿Quieres decir que no nos acompañaras?

Elizabeth: Me temo que no...

Brunilda:... -Se le miras los ojos llorosos- ¿Por que?




Elizabeth: ¡N-no me mires así Brunilda! -Dice al sentir tristeza por los ojos de ternura de Brunilda- P-pues veras...

Mientras tanto en el interior del Dragon Danzarin

Tecese: No se preocupen yo los guiare -Dice el de sombrero-

Zeke: ¿¡SI PERO A DONDE!?

Tecese: A un lugar.

Yura: Rem santa... -Dice algo hartado- Ya llevamos 30 minutos preguntándote a donde nos guiaras y aun no nos dices a donde.

Tecese: Pues a un lugar.

Ruumi: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAH! -Grita enojada-




Tecese: ¡Pero basta de perder el tiempo! -Se levanta bruscamente-

Todos:...

Tecese: Es hora de que tomemos camino.

Aiden: Bueno que mas da...

Y con ello los espiritistas tomaron camino hacia su siguiente destino...

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4885
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Kida el Jue Nov 10, 2016 5:57 am


La noche había casi concluido para Karee. Solo hacía falta que algunos volviesen de su encuentro, pero mientras, Karee se sostenía el hombro. Elizabeth lo había curado, cosa que Karee no olvidó agradecer. Aunque Elizabeth actuaba bastante dura con el grupo, algo parecía haber cambiado. No drásticamente, pero lo suficiente para ser notada por el ladrón. Parecía más dispuesta. Tal vez incluso más amable. Aunque su mirada de seriedad y odio hacia el sombrero gigante no.1 eran algo que no sentía que cambiaría.

Karee:
Hey, Elly, ya que tienes más experiencia en esto... ¿alguna vez te topaste con un espíritu como el nuestro? Mentiroso y mañoso, digo. No presentó mucho problema cuando lo descubrimos, entre Renzo y yo lo derrotamos, pero la dificultad vino de su juego mental.

Elizabeth:
Una vez, sí. Tienen suerte que ninguno de ustedes haya muerto. Aunque tu herida tomará un tiempo en sanar completamente. Te recomiendo no mover demasiado ese brazo por unos días, deja que sane.

Karee:
Hmm.... ¿Que tal Ruumi?

Elizabeth:
Estaba menos herida que tu, seguro perdió la consciencia por la contusión. Por suerte no había fracturas. Debería recuperar la consciencia en breve.

Karee:
Gracias. La mantendré vigilada.

Estaba claro que algo tenían en común. A Karee no le gustaba hablar más de lo necesario y Elizabeth prefería mantenerse profesional. Sus intercambios, por tanto eran breves, pero claramente el elemento de ambos. Karee se sentó cerca de donde la Samurai se encontraba... la debilidad de la chica una vez más la había llevado a la derrota. Karee suspiró, sabiendo qué fue lo que salió mal.

Ruumi era una excepcional luchadora, bajo circunstancias parejas, ella ganaría 9/10 combates. Sin embargo, su debilidad ya le había costado en memoria reciente dos derrotas. Con Zen y ahora con el spirit. ¿Cual debilidad...? La forma en que se deja llevar por el enojo con facilidad. No solo enojo, Ruumi era más que nada una persona emocional.


Mirando la fogata, Karee pensaba sobre ésto. Ahora estaba sentado al lado de la recostada Samurai. Él toda su vida había sido más de hacer que decir, pero también siempre había sabido manejar sus emociones. Tal vez no suprimirlas, pero controlarlas. Ruumi en cambio se dejaba llevar siempre. Todo indicaba a una falta de control de éstas. Y si bien ésto era parte del encanto que veía en ella, le preocupaba que ésto mismo fuera lo que decidiera su final... y esto hizo que un pensamiento se cruzase por su cabeza... ¿Porqué lo hacía...?

Ruumi:
hmmm... ¿huh...?

Karee:
Ah, despierta al fin... ¿Cómo te sientes?

Ruumi:
Como si alguien estuviera taladrando mi cabeza... ¿donde estamos...?

Karee:
A salvo. Estamos esperando que el resto regrese.

Ruumi:
... ¿Que pasó con el espíritu...?

Karee:
Renzo y yo lo derrotamos. Lamentablemente parece que el golpe de tu cabeza contra el muro te dejó fuera. Elizabeth ya se encargó de nuestras heridas.

Ruumi:
... Lo siento, fui una carga... metí la pata y los retrasé más que nada.

Karee:
No fue tu culpa. No estábamos preparados para un espíritu así.

Ruumi:
Aún así... todo lo que hice hoy acabó mal... en verdad lo siento.

Karee:
Deja de disculparte, nadie te está culpando por nada.

Ruumi:
Tal vez si hubiera hablado con Brunilda y Vance antes de todo esto... la fiesta no hubiera sido el fiasco que fue... yo solo quería que todos...

Karee:
...

La voz de la Samurai no solo sonaba cansada. Sonaba derrotada. Y entre cada línea, parecía que se acercaba más a romperse. Karee intentó no mirarle a los ojos durante el intercambio. Fijó su mirada al fuego. Puso una mano suya sobre la cabeza de la samurai, acariciando lentamente como intento de comunicarle que estaría bien. Que debía calmarse.

Ruumi:
Pensé que podía... hacer algo por todos...

Karee:
No nos debes nada.

Ruumi:
Todo lo contrario... mientras más pensaba en ello, más me doy cuenta que por ahora son lo único que tengo... sin mi papá, no tengo propósito... por eso es que... por eso necesito que...

Karee:
Entiendo...

Ruumi:
Quería que esa fiesta fuera mi forma de agradecerles...


Karee no entendía cómo le tomó tanto comprender esa parte de la Samurai. Sabía que la pérdida de su padre había sido dura, pero no había pensado en lo que eso realmente significaba para ella. Había vivido su vida tratando de enorgullecerlo, aspirando a ser como él, y cuando su madre murió, aspirando a hacerle feliz una vez más. Dedicar tu vida a una persona de esa manera es arriesgado... Una lección que aparentemente, una persona como ella no aprendería fácilmente.

Karee:
No creo que estés sola en eso.

Ruumi:
¿...?

La Samurai, habiendo recuperado parte de su energía, se sentó. Había estado recostada, ahora estaba al lado de Karee. Mirándole atentamente.

Karee:
No todos tenemos las mismas razones para estar aquí. Yo estoy aquí porque busco un mundo donde lo que le pasó a mi padre no se repita. Alistair busca probar que puede ser el héroe que siempre aspiró ser, Renzo busca redimirse, Brunilda busca venganza, Salem conocimiento... Pero aún así todos tenemos un objetivo en común aparte de los propios. Un fin al que todos aspiramos. Pero algunos no buscan ese fin por motivos egoístas... Tu y Vincco son ejemplo de eso.

Ruumi:
¿Vincco?

Karee:
Para Vincco, somos lo único que tiene. Lo más cercano a una familia que dice haber tenido. Nos apoya no porque quiera derrotar a los inquisidores, si no porque quiere protegernos. ¿No es así para tí también...?

Ruumi:
... Tienes razón... Supongo que solo... quiero sentir algo que no existe realmente. Que tengo una familia cuando realmente... cuando realmente no la tengo. No tengo a donde ir... Y lo único que me queda es ésto... patético, ¿no?...

Karee:
.... Ruumi. Hazme un favor. Mira al cielo.

Ruumi:
...¿que?

Karee:
Dime que es lo que ves en las estrellas.

Ruumi:
Heh... ¿Es esto sobre ese cuento de que las estrellas son esperanza? ¿El que te contó tu padre...?

Karee:
No, esta vez no... La gente ha mirado a las estrellas por años para intentar ver el futuro. Pero no hay manera de ver el futuro así de fácilmente. Inevitablemente, la gente ve en el futuro lo que más teme o lo que más desea. Cuando uno mira a las estrellas, buscando el futuro, descubren más sobre sí que sobre el futuro. Y quiero que hagas eso. Ve al futuro. Lo que más temes y lo que más deseas. No me digas que és, pero quiero que lo tengas en cuenta... pronto volveremos a Amagi. Necesitaremos toda la ayuda que podamos conseguir, sobre todo con el día del enfrentamiento final acercándose... pero... necesito que pienses en lo que realmente quieres...

Ruumi:
¿Estás... diciendo que...?

Karee:
No me malinterpretes, creo que tu fuerza es de extrema ayuda para nosotros, digo, de no ser por tí, no hubiera podido enfrentar a Hod y ni se diga de tu ayuda en Valaflam, pero quiero que pelees por algo que crees y no solo porque sientes que tienes que hacerlo... y si llegara a pasar... bueno... respetaré la decisión que tomes.

Ruumi:
Por... por algo que realmente creo...

Karee:
No podemos reemplazar a tu familia y no podemos ser la familia de Vincco. Ambos merecen algo mejor... quiero que sepas que tienes mi apoyo en cualquier caso. Si decides seguir con nosotros, te protegeré hasta el último aliento, pero si no... espero que encuentres lo que sea que buscas. Mereces al menos eso, después de todo lo que has hecho por nosotros. Solo... piensalo. No quiero que te pongas en peligro por una causa en la que no crees.

Hubo silencio entre los dos. Ruumi estaba perpleja. No podía negar que Karee tenía razón. Todo este tiempo había estado pensando en el grupo como "su nueva familia". Y por tanto debía apoyarlos y defenderlos. ¿Pero era esto lo que quería...? Después de todo, su padre había muerto bajo la idea que si lo hacía, su hija tendría la libertad de elegir cualquier camino que desease. Incluso si éste era seguir apoyando la inquisición, éste camino estaría abierto para ella. Decidió seguirlos no solo para ver el mundo, si no porque esperaba encontrar un propósito en el viaje...

Pero a diferencia del resto, no tenía nada una vez ésto acabase. Karee tenía una familia a la cual volver, pero... una vez todo acabara, cada uno iría por su lado, sin nada más que mantenerlos unidos. Miró al fuego, pensando... ¿que sería de ella...? Por un lado, quería seguir al lado de todos. De Karee, quien había estado a su lado todo este tiempo, de Vincco, con quien conectó gracias a esta similidad entre ellos, con Lys, que ahora consideraba su primera amiga... Pero por otro...

Por otro, debía pensar en su futuro... Así, se aferró al brazo de Karee y cerró los ojos...

Past escribió:???: Papá... ya sé que quiero ser de grande.
???: Siento que sé a donde va esto. Pero dime.
???: Seguiré entrenando para ser Samurai~
???: Eso es un poco ambiguo, linda. ¿Porqué quieres eso?
???: Porque los quiero y quiero poder ser como tu y proteger a mamá~
???: ... Te contó la historia, ¿eh? Muy bien, linda.


Cuando dirigió su mirada, la chica había quedado dormida. Era entendible, ya era de noche y todo lo ocurrido en el día le había causado una respuesta emocional que debió haberla dejado exhausta... Todo lo ocurrido había resultado duro también para Karee. Los eventos de Unukulhai abrieron los ojos de más de uno. Se dio cuenta que incluso después de derrotar a los inquisidores, tendría mucho que hacer. Sus ideas de vivir en paz después de ésto se desplomaron y se percató que hay muchas cosas que no puede hacer... entre ellas...

Karee:
... Espero encuentres la familia que mereces...

Se percató que sus sentimientos por ella eran demasiado fuertes. Demasiado para permitirlos a largo plazo. El ladrón se movió un poco y abrazó a la samurai durmiente. Cerrando los ojos y prometiendose que llegando el momento tendría la fuerza para decir adiós... Ruumi había hecho mucho por ellos. Vincco también. Ninguno de los dos merecía sufrir por los actos del resto. Merecían algo mejor. Algo mejor que idealizar a un grupo tan dividido como si fuera una familia... La mente del ladrón aún así pasaba por escenarios idealistas en los que se lograría una paz predominante. Escenarios en los que lograr su objetivo no requiera un sacrificio... Escenarios en los que...

Karee:
(Heh... necesitaré un milagro... pero considerando todo lo que ha pasado hasta ahora... tal vez sea posible.)

Dirigió su mirada a las estrellas, en busca del futuro.


_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Lunar el Jue Nov 10, 2016 10:15 pm

Rise to the Light



  • Tras un destello de luz los espiritistas estaban de nuevo en las reformadas tierras de Unulkulahai, el barro llenaba sus botas y se hundían unos cuantos centímetros en el suelo. La gélida sensación nocturna daba la sensación aún estar bajo constante peligro, pues eso y el olor hediendo en el aire parecía estar tan impregnado a la misma región que seria difícil quitarla en un día. Se voltearon a ver entre ellos, aliviados al menos de que la pelea había terminado. Sus ojos veían con dificultad los bordes de las cosas que eran tenuemente iluminados por las estrellas y la luna.

    Yura observo a sus compañeros, algunos aún heridos y Zeke con un semblante algo apenado. Se miro su mano viendo en ella las lineas de su palma, dónde cada surco le recordaba cada momento de la pelea recién terminada... Sus habilidades, sus técnicas, sus compañeros... Cada pelea a veces pensaba en si mismo y se sorprendía.


Vance: *Suspira.* Bueno, ya vamos de vuelta que hace frió.

Yura: Quisiera algo caliente para tomar.

Rene: Puedo calentarlos con el ardor DE MIS CANCIONES YEAAAAA.

Vance: No.

Zeke: *Ve a todos los demás, como queriendo disculparse.* Uh...


  • Vance fue el primero en acercarse al mercenario, viéndolo fijamente a los ojos que reflejaban la poca luz que había en el ambiente. ¿Palabras de aliento luego de tan complicada situación? No, el ex-manco le dio un puñetazo amistoso al fortachon en el hombro y despues se fue sin decir nada. Se sobo un poco el sitio del golpe, pero cuando retiro su mano otro puñetazo ahora de Yura volvió a impactarlo en el mismo lugar. El de lentes le dirigió una mirada no de furia ni de reclamo, sino el apoyo incondicional de una camaradería que se encuentra ahí en el peor momentos de los demás para apoyarlos. Pese a que no lo dijo ni Vance ni Yura, Zeke se sintió agradecido por ellos.


Rene: Solo no mames compa.

Zeke: *Sobandose el sitio dónde lo golpearon.* Chicos... Perdonen amigos.


Yura: *Levanta el pulgar*

Vance: Ahora... Debemos ver como regresar que no puedo ver nada.

Yura: Me encargo de eso.


  • Un resplandor recorrió el par de lentes de vidrio, imitando la idea que cruzo en su cabeza que surgió de forma espontanea, natural. Yura coloco su mano por delante mientras con sus dedos hacia como si tomara una copa. Materializándose de la nada, una esfera que empezó con el tamaño de una pelota de golf ilumino la palma y el rostro del muchacho Atund. Los espiritistas vieron con tranquilidad que Yura conjuraba un hechizo de luz que les trajo la luz de nuevo. La esfera tenia casi el tamaño de la mitad del Atund, su interior refulgía con una profundidad blanquecina y la superficie tenia ligeras tonalidades azules.


Yura: Searchlight.

  • La esfera como con vida propia dio vueltas al rededor de Yura rapidamente regresando a su mano tras varias vueltas, dejaba una estela de polvo brillante y luego dio varios movimientos verticales en la misma palma. El Atund miraba con intriga su nueva habilidad, sentía como que la luz que iluminaba su rostro y ropas del clan de Scorpion, desde su nucleo, lo miraba al rostro, a su interior.



Yura: Al menos con esto resolvemos el tema de la iluminación.


Rene: Ya te gane fam. *Tiene un orbe de luz mucho más grande en su mano y de tonalidades rojizas.*

Yura: ...




Remember



  • El sonido de su Bo rasgando el aire repetidas veces hacia una sinfonía esa madrugada. Yura se desperto temprano para no perder la costumbre de entrenar cada mañana, las calles lucían algo vacías pero aún así los primeros rayos del sol en la tierra daban una sensación reconfortante. Sus brazos, en el area no cubierta por las protecciones estaba bañada en sudor, así como su frente y su cuello. Gotas caían mientras movia el bastón, girándolo y lanzando un golpe al aire (Recordando un poco como movía a veces Ruumi su lanza). Una esfera de luz giraba al rededor de él, siguiendo casi los movimientos del extremo del arma.

    Jamás se hubiese imaginado con un arma, pero de la misma forma jamás se hubiese imaginado peleando una vez en su vida, luego nunca se imagino capaz de atinar un golpe, hacer una habilidad, ganarle a alguien, ganarle a un pilar, ganarle a un dragón. Las cosas escalaban en su vida, y sus habilidades también.

    Una gota de sudor era como un pequeño espejo que deformaba en forma circular a Yura haciendo ese ritual con el bastón, queria entenderlo bien. Entonces lo lanzo al aire, mientras daba algunos golpes llenos de chi y patadas al aire.



Yura: Dragon Blast!

  • Uppercut, y da un salto, tomando su bastón en el aire para caer con el arma asotando el suelo levantando una pequeña cortina de polvo. Iba a girar como lo hacia cuando hacia la patada de fuego, pero en vez de eso lo hizo usando su bastón. Al menos recordaba la forma para desplazarse.

    Se puso de pie inmediatamente, guardo el bastón en su espalda. La mascada que vestía se agitaba con el aire y se oscurecía por el sudor. Una brisa algo fresca golpeo su rostro trémulo por la respiración agitada. Su mano derecha estaba por delante, sus piernas algo extendidas recordando una pose que Shirome le había mencionado. Se concentro en su visión de prana, viendo el rango que su prana podía marcar con el Jinxed... Unos cuantos metros a su alrededor.



Yura: *Suspira, su rostro se vuelve menos rígido.* Ok... Eh... ¿Nada mal? *Toma un pañuelo de su bolsillo y se limpia el sudor de la frente.*

Zeke: *Bosteza mientras trata de cubrirse la boca. Su rostro tenia ojeras.* Bien, bien. Vas ganando técnica.

Yura: *Lo mira incomodo, acostumbraba a entrenar solo.* K.


  • Ni los fortachones de la rebelión, ni Shirome, ni Yo´Ajna verían a Yura y pensarían que es el mismo de siempre. Iba mejorando, es lo importante. Cada día, paso a paso, trataba de llegar un poco más lejos de esa habitación en la cual había vivido tanto tiempo. La luz de la mañana se reflejo en sus lentes y en las gotas de sudor que brillaban como pequeños cuarzos. Un bastonazo rasgo el aire.



_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1365
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Caco el Jue Nov 10, 2016 11:02 pm


*Con el paso del tiempo, llegaron todos finalmente a la fogata. Algunos más heridos que otros, pero todos sanos y, lo más importante, vivos. Entre Elizabeth y Lycoris curaron a aquellos que lo necesitaban, mientras el resto hablaba entre sí, descansaba, se alimentaba con las provisiones que tenían o simplemente se echaban a dormir, para aprovechar las pocas horas de descanso que tendrían antes de partir de regreso a Rasheat. Las palabras de TCS seguían dando vueltas en la mente del estratega, que, sin sueño, observaba como el resto de sus compañeros iba cerrando los ojos poco a poco a medida que pasaba el tiempo*


Aiden: (Tecese, un espiritista... Me pregunto qué ocurrió con él, contra qué clase de enemigos se enfrentó, y principalmente, por qué fue escogido en primer lugar) -ve al del sombrero no demasiado lejos, mirando el fuego como si nada. Siente el impulso de ir a hablarle para que le cuente, pero se detiene-. (Mejor después, quizás no quiere que los demás le escuchen)

*De esta forma el parchado optó por dejar pendiente la conversación con el tipo del sombrero, quizás guardarla para un momento más intimo (lo cual tampoco era muy difícil ya que TCS se la pasaba solo). Por lo pronto, el peliblanco notó que los párpados empezaban a pesarle, señal inequívoca de que el sueño poco a poco le ganaba. Se levantó y usando su bastón comenzó a caminar, cojeando, hacia un árbol donde podría reposar. Renzo, no muy lejos de a donde se dirigía, lo observó acercarse con dificultad*

Renzo: Parece que tu espíritu te dio una buena tunda Aiden. ¿Te encuentras bien?

Aiden: Sí, claro, sólo unos moretones jeje. Nada que me detenga
-dice mientras se deja caer a escasos metros del monje, apoyándose en el tronco del árbol y mirando con confianza al Guttuso-.


Yura: ... -no muy lejos de allí, el de lentes observaba la escena entre sus compañeros. Había escuchado las palabras del clérigo-. (Está mintiendo de nuevo) -pensó el denebrense, quien era el único en la party que se había puesto literalmente en el lugar de Aiden durante unas horas, y por ende conocía el sufrimiento constante que debía aguantar-.

Renzo: Ese Adachi era un desgraciado, diría que hace mucho tiempo no me sentía tan bien de patearle el trasero a un espíritu

Aiden: Es interesante ver como, a medida que pasa el tiempo, los espíritus que se nos aparecen se van volviendo más fuertes, al igual que nosotros


*Los dos hombres de cabello blanco continuaron hablando durante varios minutos, mientras a su alrededor la fogata empezaba a apagarse y la mayoría ya descansaba, como era el caso de Ruumi y Karee. Elizabeth vigilaba el campamento, calculando el momento en que tendría que despertar a Brunilda y al resto para dirigirse de regreso a la ciudad. Unos pocos se habían apartado para hablar más en privado. Por su parte, Renzo y Aiden se habían mantenido allí, ninguno de los dos dormía aun, pero los temas de conversación hace rato habían dejado de ser los espíritus*

Aiden: Supe que no habías tenido suerte con lo de tu hermana

Renzo: Hm? Oh, sí...
-aprieta el puño, casi por instinto-. Supongo que, como no estuviste mucho con nosotros en Denebrys, te perdiste parte de la historia. Pero sí, básicamente, no pude traerla de regreso. Después de tantos años de no verla, llega ese maldito y se la lleva...



Aiden: *Suspira* Diablos. Al menos pudiste verla, eso ya es algo

Renzo: Y estuve apunto de recuperarla, pero se metió Kaine y ese otro, Quete

Aiden: ...
-Se queda en silencio unos momentos, meditando sus siguientes palabras-. Creo que yo también les debo una explicación. El verdadero nombre de Quete es Spencer. Él es... Mi hermano

Renzo: ! Ese que dijiste que estabas buscando? Hablas enserio?

Aiden: *Asiente* Más enserio que nunca. Tuve un encontrón con él que por poco me deja muerto, pero tuve suerte en que llegaran Alpha y Alistair a salvarme. Lamento que sea una revelación tan abrupta

Renzo: Diablos viejo, eso no lo sabía. El resto...

Aiden: *Niega con la cabeza* No, la mayoría aun no lo sabe, y tampoco es necesario que lo sepa. Spencer... Ese es mi conflicto después de todo, yo debo ser capaz de resolverlo
-suspira, y luego un nuevo silencio-. Los hermanos son un problema, eh?

Renzo: A veces, sí. Otras son una bendición, un motor que nos hace seguir adelante. Yo... No descansaré hasta recuperar a Nicole, me lo juré a mí mismo




Aiden: Je... Se llevaban muy bien al parecer

Renzo: Nuestros padres no eran precisamente cercanos con nosotros. Muchas veces se iban a una misión o a un encargo especial de la inquisición, y no volvían durante días o semanas. Eso nos volvió muy cercanos. Yo era la figura paterna que ella necesitaba, o al menos, eso intentaba ser. Incluso cuando entrenaba con mi maestro, ella también venía. Juré que la protegería y que le daría todo el amor que no tuvo del resto de la familia

Aiden: Pero entonces ocurrió lo de tu padre, y lo de Infierno...

Renzo: Exacto, eso acabó separándonos, pero siempre la tuve en mente, algo me decía que tarde o temprano saldría de ese horrible lugar y podría ir a buscarla
-se detiene de golpe, pensativo-. Más bien, tenía una vaga esperanza

Aiden: Al menos sabes que sigue viva. En lo que respecta a mi hermana...

Renzo: Algo dijiste esa vez en la fogata, pero no la nombras mucho. ¿No se llevan bien?

Aiden: De hecho, podría decirse que es todo lo contrario
-el clérigo mira al cielo, tratando de evocarla-. Charlotte siempre fue rara, como si nunca estuviera en la misma sintonía que yo y Spencer. Le gustaba encerrarse durante horas, o días, y contrario a lo que ocurría con la tuya, yo nunca fui realmente una figura paterna para ella

Renzo: Bueno, eso es un alivio desde cierto punto de vista

Aiden: Me imagino que sí. Yo era el hermano menor, pero ella me llevaba por poco más de un año, por lo que nos relacionamos mucho, especialmente de niños. Eramos como uña y mugre.

Renzo: Y ella...

Aiden: ... Sí. También está desaparecida. Todo lo que quiero ahora es verle la cara de nuevo a mi hermano para preguntarle si sabe algo, alguna pista sobre ella. Spencer siempre fue fuerte y autosuficiente, un guerrero de primera. Pero Charlotte... A medida que crecía, dejó de acompañarnos en nuestros viajes, abandonaba las misiones para quedarse a leer, a escribir. Recuerdo que le gustaba mucho la historia, los misterios antiguos y esas cosas. Éramos muy diferentes, y aun así, ella fue mi mejor amiga durante mucho tiempo. Hasta hoy, no hay día en que no piense en ella



Aiden: ... -siente la mano de Renzo sobre su hombro-.

Renzo: Ese brillo en tus ojos me dice cuánto la querías. Pero no sigas que nadie quiere verte chillar

Aiden: Jeje, sí, supongo que sí...
-dice mientras se seca los ojos brillantes-. Aunque tú no te pones muy diferente cuando hablas de Nicole

Renzo: Es inevitable me imagino. Y con más razón, debemos esforzarnos por recuperarlas. Aun debemos derrotar a la inquisición, salvar Brennevin y todo eso. Pero sé que podrás encontrarla algún día, Aiden

Aiden:
-mira con una sonrisa al monje-. Y yo sé que podrás salvarla de Kaine, no tengo ni una duda al respecto. Ahí estaremos yo y los demás para apoyarte amigo mío


*Algo los unía. Una serie de coincidencias inesperadas, que provocaban que el más fortachón y el más enclenque del grupo se entendieran y parecieran comprender los sentimientos del otro. Ya sea la sensación de haber encontrado su "hilo rojo del destino"; la de tener a una hermana lejos y en peligro; o poseer a alguien cercano en el ministerio del mal. Aiden y Renzo continuaron conversando un rato más hasta que al primero le ganó el sueño y optó por recostarse y cerrar los ojos, todavía rememorando a su hermanita. Su próximo objetivo estaba implícito: Bynquisterr. Su hogar. Una oleada de sentimientos encontrados inundaba el corazón del parchado mientras caía finalmente dormido*

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 24
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Celtic el Vie Nov 11, 2016 10:09 pm


Brunilda:...(Se le miran los ojos llorosos) ¿Por que?


Elizabeth: ¡N-no me mires así Brunilda! (Dice al sentir tristeza por los ojos de ternura de Brunilda) P-pues veras...

Justo cuando iba a dar una breve explicación de por que no acompañaría al resto de los espiritistas en su viaje a Bynquisterr, Elizabeth notó la puerta del dragón danzarín abrirse de repente, mostrando la optimista figura de su estudiante, quien llevaba consigo un semblante de alivio al ver que la Bruja había vuelto sana y salva con el resto. Aún si era la más capacitada en el grupo para sobrevivir a los aún remanentes peligros del dominio de los pantanos, el poder confirmarlo le quitaba un peso de encima.

Lycoris: Que gusto ver que te encuentras bien Brunilda. Se que tu conoces muy bien los caminos y todo, pero como seguías herida...

Brunilda: Descuida, gracias a tus cuidados y a los de Elizabeth, aún si me hubiera topado con algún revenant no hubiera tenido que temer.

Lycoris: Ohh bueno, realmente no hice tanto...

Elizabeth: Está bien que seas modesta Lycoris, pero tampoco te menosprecies. Sin tu ayuda hubiera sido más complicado curar no solo a Brunilda, sino también al resto.

Lycoris: Oohh, disculpa.  


Elizabeth: Tampoco tenías que... ohh bueno, está bien.  

Brunilda: ¿Entonces por que decías que no vendrías con nosotros Eli?

Lycoris: ¿Eh? ¿Es eso cierto? ¿ya no nos acompañarás?   

La expresión de Lycoris no fue muy distinta a la de Brunilda al enterarse de forma tan abrupta que su maestra no podría ir con ellos en su siguiente trayecto del viaje. No solo por que Bynquisterr era una región tan peligrosa como el mismísimo Unukalhai considerando todos los ataques de demonios, sino también por la gran estima que le tenía a la sacerdotisa, quien cada vez se sentía un poco más insegura de su decisión, pero luego de un largo suspiro, volvió a recuperar su compostura y recordó que era parte de su deber.

Elizabeth: Si gustan acompáñenme. Si les digo aquí, es probable que más personas sigane entrando o saliendo y me termine distrayendo empezando una y otra vez.  

No era una buena justificación pero conociéndola, sabían que Elizabeth tenía un cierto carácter que no le permitía hablar fácilmente con cualquier persona. Quizás no quería darle una explicación a todos los espiritistas o simplemente prefería explicar con detalle solo a algunas cuantas personas, dejándoles a ellas la responsabilidad si querían explicar la misma versión al resto o no. Independientemente como fueran las cosas, tanto Lycoris como Brunilda siguieron a la fiel seguidora de Rem varios metros de distancia del Dragón Danzarín.  

Elizabeth: Creo que aquí estará bien.  


Brunilda: ¿Es acaso por alguna misión especial o algo parecido?  

Elizabeth: Pudiera decirse que sí...   

Lycoris: ¿La diosa Rem te lo pidió?

Elizabeth: No realmente... Es algo que quiero hacer por mí misma. Brunilda... ¿Recuerdas ese extraño ritual donde ibas a intentar victimar a Kasaj?   

Brunilda:...


El ambiente se puso un poco tenso ante la pregunta, especialmente por la reacción de sorpresa de la pelirroja al ver a su maestra confrontar a la matrona de los Hemwick de esa manera tan abierta. Brunilda titubeó un poco por que no esperaba que se volviera a tocar el tema, pero reconoció ese suceso a lo que extrañamente, Elizabeth la miró con un semblante dentro de lo que cabe sereno.  

Elizabeth: Pasaron muchas cosas por mi mente en ese momento. Ayudar a los espiritistas a detenerte a ti junto con tus aliadas brujas fue una de ellas... aunque nadie hizo nada realmente, pero pensaré que al igual que yo esperaban un momento más cauteloso como actuar.    

Brunilda: ¿A que quieres llegar?

Elizabeth: ¿Que opinión tendrías de mí si yo llegara simplemente a imponer mis creencias por sobre las tuyas diciéndote que está mal y que está bien?     


Brunilda: Una... muy mala...

Elizabeth: No sería distinto a lo que hace Valtimore ahora a los seguidores de la Diosa Rem, o a quien sea que no lo siga en general. Conforme más tiempo pasé aquí... me di cuenta que durante muchos años en cierto modo la gente tenía razón. Si bien Rem nunca los abandonó, su protección no podía alcanzarlos aquí. La gente tuvo que valerse por sí misma ante las dificultades, las plagas, las muertes... Una cultura distinta que quizás no comparto pero que fue lo que les permitió hacerle frente a la adversidad del mejor modo que pudieron. No podía simplemente entrometerme y volverme una nueva amenaza para lo que ustedes creen.    

Lycoris: Eli...

Aunque la devoción hacia Rem que tenía Elizabeth a veces podía mostrarla como alguien hostil a quien no la compartiera, eso no significaba que no pudiera empatizar con aquellas personas que sentían que les había  fallado. No era algo que le gustara reconocer y sabía que había más de unas cuantos cercanos a ella a quienes posiblemente pudo haber alejado con su exceso de fé. No se lamentaría por ese pasado, pero ciertamente luego de lo vivido en Unukalhai, pretendía no cometer el mismo error en el futuro.   

Elizabeth: Sería inmaduro de mi parte creer que puedo transmitir las enseñanzas de Rem solo con palabras y sermones... Lo que necesita esta gente son acciones de verdad. Quizás no pueda sanar las heridas, la tristeza o el odio que esta gente guarda dentro de sí por lo que ha tenido que vivir...  Pero antes de partir, quiero quedarme a hacer lo más posible para mostrarles que Rem no los ha abandonado. Hay aún muchos revenants por el área que hacen las tierras inseguras... hay aún mucha gente que sigue escondida creyendo que alguien vendrá por ellos. Son ese tipo de cosas que quiero solucionar antes de irme.  

Brunilda: Elizabeth... eso... eso es... no tengo palabras para decir lo mucho que aprecio que si quiera intentes hacer eso por esta tierra.  


Elizabeth: ... Pero luego de conocer de primera mano el poder de un pilar... temo que este siendo egoísta dejando que ustedes sean quienes se encarguen de las próximas batallas.  

Lycoris: ¡No! ¡no digas eso Eli! Hasta ahora hemos estado peleando precisamente para traer paz y bienestar a todos, para ayudarles a reconstruir aquello que la inquisición les ha quitado... pero si si solo eso no es suficiente, entonces lo que estás haciendo es igual de significativo para devolver la harmonía a Brennevin.

Elizabeth: ...Gracias... a ambas. (Sonríe) Pero no será sencillo ciertamente. Sinceramente admito un poco de mi debilidad y quisiera algo de ayuda para esto... pero tampoco es mi deseo alejarlos de su misión principal, más ahora que están tan cerca de cumplirla. Así que no se den por vencidas, ni tampoco dejen que el resto vaya a hacerlo. Se que ustedes son capaces de detener las ambiciones de la inquisición... y me aseguraré de estar con ustedes en cuanto termine aquí.  


Mas la invitación de Elizabeth seguía abierta para quien decidiera aceptarla...

_________________



[/center]

Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2652
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Malvark el Vie Nov 11, 2016 11:20 pm

esto paso en la fogata

Tras la pelea con el héroe de la última fantasía (4), el mago de los sadbois era curado por la clériga de cabellos rubios, tratando de no verla a los ojos. Una mezcla de pena y de miedo le prohibía verla directamente, sabiendo que después de todo lo que pasó el día de hoy no era una buena idea. En su mente se fraguaba otro plan, uno mucho más peligroso.



Vance: Gracias…

No tenía huevos como para hablar con Brunilda y ella tenía la cosa que más necesitaba en ese momento. Además de su amor, la flauta para convocar al famoso transmigrador. La idea era sumamente estúpida, descabellada y en ese contexto le llevaría a su tercera muerte. Probablemente sería mejor esperar a otro momento así que…

TARA

Vance: uptown funk



NO WEY no mames sigue la narrativa, parecer que el tipo aun tenía la prana suficiente para convocar la mano acuática que furtiva se arrastraba por el suelo, buscando el cuerpo inconsciente de la bruja. A final de cuentas robarle a una persona dormida es igual a lootear un cadáver no?

Vance: No despiertes porfa no despiertes porfa no despiertes porfa



A cada centímetro Vance comenzaba a sudar más profundamente, un paso en falso y valdría madre todo. Geb solo tiene una distancia máxima de dos metros, y Brunilda estaba a 3. Dandose cuenta que hasta en esto la riega, Vance dio saltitos sentado, tratando de que nadie lo viera y tal parece que lo logro, todos estaban muy ocupados como para notarlo. La mano había llegado a su destino, lentamente se acercó a la falda del vestido buscando

DEFCON

Brunilda: *WAKE*



Vance: AAAAAAAAAAAAAH PERDON PERDON FLAUTA FLAUTA PERDON FLAUTA FLAUTA PERDON FLAUTA FLAUTA RA RA RA AAAAAAAAAAAH



Brunilda: *mira a Vance con ojos serios, apagando cualquier flamita que existiera en los ojos del mago, saca de su vestido la flauta y se la entrega en la mano al mago* Si necesitas algo pídelo bien



Nunca antes había estado tan asustado en su vida y por lo visto fue por nada. La bruja en su tono serio se mostraba decepcionada con el actuar de su compañero en ese momento. Y Vance lo sabía…eso le dolía aún más que cualquier otra cosa. Tomó la flauta prometiendo regresarla cuando terminara, la bruja solo le dijo diviértete y regreso a dormir.

Ya alejado de los demás puso la flauta en su boca y sopló, la tonada llenando de hermoso sonido el lugar

flauta

Acompañado de la risa siniestre hiso acto de aparición el demonio Ronwe, a la expectativa de lo que iba a pasar.


Vance: Hey…recuerdas ese traje? Estoy interesado

_________________


avatar
Malvark
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Localización : Long Island, NY

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Resh_69 el Vie Nov 11, 2016 11:35 pm


Brunilda: Elizabeth...

Las palabras de la sacerdotisa habían llegado mas profundo de lo que la bruja hubiese pensado, ciertamente ella no fue la única que creció al enfrentarse al mal en esta región si no también aquella mujer con quien al principio tuvo una pequeña "enemistad" pues ciertamente sus puntos de vista eran muy diferentes pero sobre todo el hecho de que ella fuera afín al elementos opuesto al que Brunilda pertenecía, sin embargo así como dice el dicho "La amiga de mi amiga es mi amiga" pues Lycoris fue el detonante para que ella pudiera abrir su oscuro corazon a la bella sacerdotisa rubia.

Brunilda: Gracias por la reprimenda -Le sonríe a la rubia con pocas lagrimas en sus ojos-




Elizabeth: C-como te dije eso no es a lo que quería llegar...

Brunilda: Y gracias por haberme brindado tu amistad Elizabeth, ciertamente se que al principio tuvimos nuestras indiferencias, y que parecíamos que nunca nos llevaríamos bien sin embargo... -Voltea para mirar a Lycoris- Hubo una fuerza mayor y bella que nos hizo conocernos mejor.

Elizabeth: Lycoris -Mira a la cleriga y sonríe de manera tierna-

Lycoris: ¿Eh? -Mira algo confundida a las 2 chicas mientras se sonroja-

Ciertamente la pelirroja no sabia que gracias a ella fue el hecho de que Brunilda y Elizabeth lograran congeniar de mejor manera, pues al tener alguien en común les dio la pauta para que pudieran encontrar en ello un bello recuerdo el cual las 2 podían atesorar por el resto de sus días.

Brunilda: Eli, así como se lo dije a Rem, ahora mi vida le pertenece a ella y no me rendiré nunca hasta lograr que el mal de los inquisidores desaparezca de este mundo -Sonríe mientras mira a los ojos a la rubia- pero ahora no sera la venganza la que me hará pelear contra ellos, no -Voltea a ver hacia la distancia donde puede ver a varias brujas ayudando a reconstruir una casa de Rasheet- esta vez lo haré para devolverle la esperanza a aquellos que la perdieron y con ella puedan ver el amanecer de un mejor día...

Elizabeth y Lycoris:... -Se quedan sin palabras por las palabras de la bruja-

Bellas palabras salían de aquella boca, Brunilda dejaba en dicho que ella ya no haría las cosas mas por venganza en cambio lo haría por devolverle la esperanza a aquellas personas que la perdieron por culpa de los inquisidores, así como sucedió con sus brujas quien durante años fueron presas del miedo y la desesperacion pero que gracias a su intromisión estas pudieron recobrar la esperanza que perdieron por tantos años.

Brunilda: No se queden en silencio... -Se sonroja un poco- Hacen que me de pena por lo que dije.




Elizabeth: Hehehe -Ríe delicadamente-

Lycoris: Brunilda -Le sonríe- es solo que es raro venir de ti ese tipo de palabras, pero me alegra ver que realmente haz cambiado para bien.

Elizabeth: Es verdad, son palabras muy bellas y si aun pensara como antes de conocerte mejor jamas me hubiera imaginado que ese tipo de palabras tan esperanzadoras hubiese salido de ti -Le sonríe a la Bruja- realmente haz cambiado mucho desde la primera vez que te conocí.

Brunilda: Gracias -Se apena un poco- he he... Bueno, supongo que esto sera un hasta luego -Comienza acercarse a Elizabeth-

Elizabeth: ¿Brunilda?






Un cálido abrazo de despedida fue lo que Brunilda le regalo a la sacerdotisa quien por la sorpresa del momento solo pudo quedarse sonrojada mientras sentía el tibio cuerpo de la Bruja pegándose al de ella, extrañas sensaciones invadieron su mente desde felicidad hasta una cierta nostalgia, sin palabras las 2 mujeres solo se quedaron unidas durante unos pocos segundos pero fueron mas que suficientes para dejarle un bello recuerdo a Elizabeth quien a pesar de todo seguía siendo una persona que también añoraba la calidez humana...

Elizabeth: Brunilda... -Abraza también a la Bruja- Gracias...

Brunilda: -Le susurra durante el abrazo- No estarás sola en este lugar, también mis brujas buscan reconstruir la belleza que alguna vez tuvo Unukalhai así que ellas estarán dispuestas a ayudarte en tu aventura... -Siente el latir del corazon de Elizabeth- tendrás una parte de mi para que no vivas tu misión en la soledad... -Finalmente deja de abrazarla-

Elizabeth: E-eso... -Se mira como comienzan a salir pequeñas lagrimas de sus ojos- L-lo tendré muy en cuenta, g-gracias Brunilda.




Brunilda: Es hora de que me retire... La esperanza no se recuperara sola -Lagrimea un poco y voltea a ver a Lycoris- Creo que tu también quieres decirlo algo a Elizabeth ¿No? Lycoris -Le sonríe a las 2-

Lycoris: Eli... -Dice mientras se acerca lentamente ha la sacerdotisa-

Pero esta despedida sera para otra ocasión, pues no ha de ser Brunilda que la cuente sino la propia Lycoris...

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4885
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Kusanagi Dark el Vie Nov 11, 2016 11:54 pm

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair




Las batallas contra los espíritus de Unukalai finalmente habían terminado, dejando a los espiritistas realmente agotados de modo que, luego de que el grupo de Al se reuniera con el resto en la fogata, decidieron regresar al Dragon Danzarin para pasar la noche pues al día siguiente parietaria hacia Brynquisterr. Por lo que, al llegar la mañana, todos se encontraban haciendo los últimos preparativos para su viaje...Aunque algunos, como Ruumi, aun tenían muchas cosas en que pensar.

Algo en lo que yo realmente crea... —Se dice a si misma mientras suspira y mira el amanecer por el balcón de su habitación, escuchando como alguien llama a su puerta, encontrándose al abrirla con el aspirante a héroe del otro lado— ¿Alistair? ¿Que haces aquí tan temprano?

Bueno, vi que Zeke y Yura fueron a entrenar juntos y estaba pensando que tal vez nosotros tambien podríamos entrenar un poco antes de partir... —Explico Alistair mientras sonreía torpemente— Espero no molestar.

Ruumi no pudo evitar sonreír ligeramente al ver la forma tan inocente en la que Alistair la miraba, llena de respeto y admiración por su técnica y habilidad de combate que el tanto deseaba aprender por lo que no pudo decirle que no. Ademas de que, quizás el entrenamiento podría despejar un poco su mente de la conversación que tuvo con Karee la noche anterior...A pesar de que aun se le veía bastante cansada...Como si no hubiera dormido bien.


De acuerdo Alistair. —Suspira y asiente con la cabeza—Te veré fuera del hotel después del desayuno ¿De acuerdo?

¡Gracias Ruumi! —Exclamo emocionado antes de retirarse, permitiendole a la samurai cerrar su puerta y alistarse para la siguiente sesión de entrenamiento.— Espero no molestar.

No paso mucho tiempo antes de que Alistair y Ruumi se reunieran afuera del hotel luego del desayuno tal y como ambos habían acordado. Siendo Alstair el primero en llegar...Algo que le extraño bastante ya que si bien, Ruumi apareció luego de unos minutos...Ella es muy disciplinada y casi nunca suele llegar tarde, menos aun cuando se trata de un entrenamiento...Sin mencionar que tenia la mirada baja y perdida al llegar.

¡Oh, ahí estas Ruumi! Ya estaba comenzando a preocuparme —Corre a recibirla, mirando detrás de ella un tanto confudido— ¿Huh...? ¿Donde esta Karee? Normalmente el suele acompañarnos cuando entrenamos.

¿Eh...? —Levanta su mirada hacia Al—Oh...Cierto, Karee...No lo se.

Ruumi... —La mira preocupado— ¿Ocurre algo?

En absoluto... —Niega con la cabeza para posteriormente señalarlo con la punta de su lanza.—Ahora comencemos. Primero quiero que me muestres tu postura.



Alistair trago saliva un poco nervioso antes de asentir y rápidamente ponerse en guardia sujetando sus dos espadas. Sin embargo...Su postura aun dejaba mucho que desear de modo que, para corregirlo, Ruumi uso la parte plana de su lanza para golpearlo en la espalda, brazos y piernas para obligarlo a ponerse derecho, mantener sus pies separados y sostener sus espadas una sobre la otra.

Recuerda Alistair, todo comienza con tu postura... —Dijo Ruumi mientras caminaba al rededor del guerrero.— Manten tu postura, mantén tu cuerpo abajo y equilibra tu acercamiento. Ahora...Pie derecho, pie izquierdo ¡Vamos, mas rápido! Y siempre mantén tus ojos en mi.

De acuerdo...Mantengo mi postura... —Toma aire mientras observa a la Samurai parándose frente a el y poniéndose en guardia, por lo que el también asume una postura defensiva.— Mantengo el cuerpo abajo...

Bien. —Asiente complacida al ver como su postura es la adecuada.— ¡As!i

Y mi acercamiento... —Corre hacia ella y comienza a realizar algunos cortes y estocadas en contra de su instructora—

¡Concentrate! —Exclama con una voz severa al mismo tiempo que bloquea sus ataques y contraataca con su lanza de forma que el guerrero tiene problemas para defenderse—

Pie derecho... —Comienza a esquivar los ataques rodando en el piso y realizando los movimientos que estuvieron practicando antes— Pie izquierdo...

¡Si, pero usa todo el cuerpo! —Le indico Ruumi pero sin dejar de atacarlo cada vez con mayor fiereza—


La intensidad de la lucha entre Alistair y Ruumi era tal que uno fácilmente podía olvidar que se trataba tan solo de un simple entrenamiento por la forma en la que ambos se encontraban constantemente atacando y defendiendo...Sin embargo, conforme el combate de practica continuaba, La samurai poco a poco comenzaba a verse acorralada por el guerrero...Quien de inmediato se dio cuenta de que algo andaba mal con ella. Y es que la ultima vez que se enfrentaron ella se mostraba muy por encima de el en cuanto a técnica...Pero ahora, parecía como si su mente no estuviera del todo en el entrenamiento.

Algo no esta bien... —Se dijo a si mismo Alistair, poniendo especial atención en la forma en la que Ruumi combatía— Estoy seguro que en mas de un ataque he quedado totalmente expuesto y ella no lo aprovecho...Y su defensa...Esta llena de aberturas...

A juzgar por la forma en la que Ruumi habia estado actuando desde que fue a buscarla esta mañana, sumado a su desempeño en combate...Alistair no podía dejar de pensar en que algo le estaba ocurriendo, algo que no la dejaba concentrarse y necesitaba saber que era...Por lo que, luego de bloquear otro ataque con su lanza, el guerrero rapidamente cruzo sus espadas frente a el.

¡CROSS SLASH! —Exclamo el guerrero, gritando con toda su fuerza y realizando un corte en forma de X con ambas espadas al tiempo que pasaba a través de ella.—


La técnica insignia de Alistair dio de lleno en el pecho de la Samurai. Sin embargo, debido a que se trataba solo de un combate de entrenamiento Ruumi simplemente fue derribada y cayo al suelo sin sufrir daños mucho mayores, luego de lo cual el guerrero le extiende una mano para ayudarla a levantarse.


¿Estas bien Ruumi...? —Pregunto Alistair mientras tomaba su mano.—

Si, estoy bien, no te preocupes. —Dice poniéndose de pie— Solo...Creo que me descuide y baje la guardia...

No me refiero a eso...Normalmente habrías podido bloquear fácilmente mi Cross Slash y me hubieras regañado por intentar usar un ataque tan telegrafiado como ese... —La mira fijamente con preocupación en su rostro— No estabas luchando al 100%...Algo te preocupa ¿No es así?

Heh...¿Tan fácil soy de leer? —Sonríe con algo de melancolía—

Y-Yo...Bueno...Se que tienes a Karee y todo y que tal vez no seamos muy cercanos, pero... —Se frota la nuca un tanto nervioso— Solo quiero que sepas que me importas y que puedes contar contigo...

Alistair...Eres un tonto ¿Sabes? —Dice soltando una pequeña risita por lo bajo antes de tomarlo por sorpresa y abrazarlo como si de un hermano se tratara— Pero en verdad te lo agradezco mucho...


Pero en tanto que Ruumi continuaba abrazando a un bastante sorprendido y un tanto nervioso Alistair, Karee los observaba a ambos desde Stealth...Alegrandose de ver como Ruumi lograba abrirse un poco con alguien mas ademas de el y también por saber que su amigo estaría ahí para apoyarla cuando lo necesitara. Por lo que, esbozando una ligera sonrisa, decidió que era buen momento para salir de su escondite.

¿Sabes? De no ser por que se trata de Al quizás me sentiría un poco celoso. —Dice de forma burlona, riendo por lo bajo mientras se acerca a ambos.—

¡K-Karee! —Empuja de inmediato a Al asustada, haciéndolo caer al piso.— ¿¡E-Estuviste aqui todo el tiempo!?

No realmente. Acabo de llegar —Mintio el ladrón negando con la cabeza— Aunque por lo que veo ya estas mucho mejor gracias a Al.

Ouch... —Se levanta lentamente mientras se frota adolorido el trasero para luego levantar la mirada hacia Karee confundido— ¿Eh...? Pero...Yo no hice nada.

Créeme amigo...Has hecho bastante por nosotros 2 —Le pone una mano sobre el hombro— Gracias...


Eh...¿Por nada...? —Se rasca la cabeza— Aunque, sigo sin entender por que...

Tan torpe como siempre... —Suspiro el ladrón— En fin, ambien venia a decirles que ya estamos a punto de partir...Lo que me recuerda ¿Alguno de ustedes ha visto a Lycoris?

Yo la vi hablando con Brunilda y Elizabeth en la puerta del Hotel cuando sali para reunirme con Al. —Respondió Ruumi— Tal vez aun se encuentre allí.

¡Yo ire a buscarla! —Exclamo de inmediato Alistair...A lo que Karee y Ruumi no pudieron evitar reír— ¿Que...De que se ríen?

A veces me sorprende lo ingenuo que puedes llegar a ser... —Se cubre el rostro con una mano—

No es nada Al, solo...Date prisa y ve a decirle que ya es hora de partir ¿De acuerdo? —Dijo Ruumi quien al igual que Karee no podía creer que Alistair realmente no se diera cuenta de lo que siente por Lys.—

¡De acuerdo! —Asiente antes de salir corriendo de vuelta al hotel.— ¡Enseguida volvemos!


_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
VIP
VIP

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Zhadow el Sáb Nov 12, 2016 1:34 pm


Into the Greenwood (ost)


Actualmente Salem se encontraba expectante de su oponente, gracias a Alistar y Alpha lograron atacar al rival de forma efectiva y así hacer un daño considerable al espíritu, sin embargo, no estaban seguros que eso lo habría derrotado...salvo que en la capa de humo pudieron escuchar como una especie de botella se destapaba

Salem: ¡Elwind!

El mago no sabía bien a donde apuntar, razón por la que falló en golpear a su objetio pero las cuchillas del viento disiparon el humo y polvo para revelar a Link que se encontraba tomando una botella con...¿Lache? Bueno, lo importante es que estaba sanando algunas de sus heridas


Vincco: ¡No lo dejaré! ¡Malaques!

Vincco preparó un hechizo de agua aprovechando que Link estaba distraído tomando de la botella. En cuanto Link terminó de tomar su leche guardó la botella, en ese momento pensaron que el hechizo de Vincco golpearía al mago pues empezaba a formarse agua a los pies de Link que se liberaría como un torrencial, pero entonces Salem pudo ver como todo el tiempo se detuvo...Si, todo estaba detenido, nada se movía ni un poco, incluso podían verse las partículas del agua detenidas en el aire

Salem: Q-Que..¿Qué es esto?

Sin embargo, rápidamente todo volvió a la normalidad...pero solo por un mili segundo antes que el tiempo volviera a detenerse, ¿qué diablos pasaba? Salem no podía entenderlo más porque eso pasó unas 5 veces, antes que todo siguiera su curso normal y Link rodara en un momento precisamente perfecto para esquivar el torrencial de agua que se formó debajo de el.

Vincco: ¡imposible, no pudo reaccionar tan rápido!

Pero lo que no sabían es...

Voz de narrador exagerado: escribió:
PAUSO BUFFERING
¡Link es capaz de pausar repetidas veces con el fin de poder rodar en un frame perfecto debido al lag inducido por el menú de pausa al juego, de forma que Link está consiente de todo lo que pasa en ese milisegundo para saber lo que pasa en su entorno sin problema alguno y poder usar el momento justo para rodar o atacar! ¡Es una técnica sumamente complicada de perfeccionar por lo que no es algo raro que aun alguien que la domine la falle!


Salem: Debe ser una broma...¡Geno blast!


Harto de las habilidades de Link rápidamente Salem concentro su magia para liberarla en el cielo y así descendieran muchos pilares de energía de diferentes colores en todo el lugar, un ataque como ese difícilmente fallaría, salvo que una vez más volvió a usar su técnica de pause buffering y de forma perfecta rodó un pilar que normalmente sería imposible saber que caería sobre él pero Link estaba consciente de todo su entorno

Vincco: Fira!

Sin rendirse ante las poderosas habilidades del héroe del tiempo Vincco disparó Fira en contra de Link, en ese momento el rival no dudó usar el pause buffering de nuevo, pero el detalle es lo que pudo ver, rodara, se quedara quieto o bloqueara, había muchos ataques a su alrededor de forma que aun sabiendo que pasaría no había una opción viable de que hacer, de forma que no lo quedó de otra que absorber el Fira de Vincco con su escudo para luego recibir el daño de un pilar luminoso del Geno blast, dejándolo herido por la fuerza del ataque.

Link: Tsk...(voltea a ver al castillo de Hyrule)...(asiente)

Link estaba cansándose, pero tenía en mente una meta más grande y los espiritistas no resultaban necesarios, de forma que tomó una bomba, la puso en el suelo, dio unos backflip y luego rodó hacía la bomba en el momento preciso en el que explotó, de forma que por alguna razón Link salió disparado hacia atrás a una velocidad increíble hacia los campos de hyrule


Salem: Eso no tiene sentido...¿o si?

Voz de narrador exagerado: escribió:
BOMB DASHORU
¡Una técnica capaz de aprovechar el impulso de la bomba si aprovechas los frames correctos. Es una técnica muy medida porque debes estar a la distancia perfecta de una rodada y en el momento que vas a terminar de rodar debes intentar agarrar la bomba a punto de explotar, lo cual confundirá a la realidad y te arrojará muy lejos para que dejes de molestarla! El dash puede seguir hasta que Link lo desee, si él quisiera podría durar de forma infinita así

Vincco: ¡Yo lo seguiré! ¡God Emperor Trump Weaver Wall!


El mago de tierra hizo comenzó a usar la tierra para ir formando una larga pared que se creaba de forma veloz en dirección a Link. Salem solo miró a los lados porque él no tenia magia de movilidad...salvo hacerse más lento con iron flesh así que se fue caminando

-Un rol de Vincco después-

Hero's Requiem (ost)


Salem: Rayos...tanto conocimiento y no tengo hechizo de tele transportación...¡Vincco!-exclamó al ver al mago derrotado de heridas que no describiré-¿Que te pasó?-pero luego volteó a los lados al escuchar una explosión

Vincco: N-no debe...escapar-dijo mientras apuntaba al cielo


Salem pensó que le golpearon fuertemente la cabeza al niño pero de un oponente que era capaz de mover su espada a la velocidad del infinito podía esperar cualquier cosa, por lo que miró al cielo y ahí encontró a Link dando maromas en el aire mientras sus pies explotaban y por alguna razón podía flotar en el aire. Era difícil indicar a donde iba pero sin duda estaba tratando de salir del hyrule field...¿pero que había más allá?

Voz de narrador exagerado: escribió:
BOMBACHU HOVURINGO
¡Link activa su espada infinita y luego aprovecha una explosión con maroma para saltar pero al cubrirse del daño en medio del aire es como si Link tuviera que caer de pie, cosa que para compensar la realidad crea una plataforma sumamente pequeña debajo de sus pies. Si Link tiene activada su espada infinita tiene la condición que no puedes resbalarte en las orillas de una plataforma. debido a que Link no tiene permitido caer de orillas por condición de la espada infinita puede estar parado en esa plataforma de la cual normalmente no podría equilibrarse! Para caer Link solo debe desactivar su espada infinita o recibir un daño.

Salem:Esta pelea no tiene sentido...pero debo evitar que esto llegue más lejos,¡Elwind!

Salem lanzó su magia hacia abajo para crear cuchillas de viento que lo elevaron hacia Link, donde rápidamente lo embistió para tumbarlo y así ambos caerían fuera de Hyrule field...¿lo que había? Completamente nada, todo era un fondo color azul que parecía infinito y Salem pensó que caería al vacio junto con Link por toda la eternidad pero si había suelo, invisible pero existía, estar aquí era objetivo del espíritu pues comenzó a correr en una muy precisa dirección de la nada


Salem: ¡No vas a irte sin darme tu conocimiento!

Salem rápidamente corrió tras link, pero conforme avanzaba la nada que era de color azul comenzaba a tomar otros colores, primero rosa, después amarillo amarillo, luego naranja y al final rojo...luego de eso todo se pondría negro por un segundo, bastó con un parpadeo del mago para ver que ya estaba de vuelta en la realidad, había suelo, había paredes...el conocía donde estaban pero no podía creerlo

Salem: Esto es...¡Es el infierno!

Pero no era algo religioso, no, era literalmente la cárcel del infierno en estado deplorable, y allí estaba Link asomándose por los agujeros de una de las destruidas paredes, por lo que Salem se asomó de lejos y pudo ver que el de Hyrule miraba fijamente a la cueva que daba a esta cárcel. En la entrada de la cueva veía a...¿Ganon?...Imposible, era un espíritu que derrotaron...y allí estaban todos los Bringers también, Brunilda, Renzo, Zeke...¿Y hasta Salem? Era impensable..¿qué clase de paradoja era esta?

Voz de narrador exagerado: escribió:
CLIPPINGORU
¡Link puede arreglárselas para atravesar paredes de una u otra forma, de lograrlo, llegará a un punto inexistente pero que tiene infinitas rutas existentes! de forma que sabiendo un camino preciso puedes llegar a cualquier punto del tiempo para hacer lo que resulte más conveniente, pero de no saber a dónde vas puedes terminar en cualquier punto de la historia

Salem: Esto...-ve a Link preparando una flecha de Luz por el agujero en la pared-¡Hey!

Salem rápidamente embistió a Link deteniéndolo de su ataque por temor a que pudiera alterar la historia como la conocían, cosa que indignó al héroe del tiempo, debía acabar y sellar a Ganondorf de una vez por todas pero este mago se lo impedía, así que era una amenaza en su misión de salvar el mundo.

Salem: No se cuál es tu relación con ese espíritu...¡pero debes primero pasar sobre mi cadáver si quieres alterar la historia como la conocemos!

Final battle (ost)



both works:

Link solo asintió, su cuerpo estaba cansado pero debía acabar con ese mago para así echarse sus pro strats contra Ganon y acabar con el mal de Hyrule. El combate definitivo empezó con Link usando una deku nut para dejar ciego a Salem cosa que funcionó así que rodó hacia él y le dio una serie de espadazos pero logró usar su hell fire para hacer retroceder al de Hyrule un poco

Salem: Por Rem, olvidé que no soy muy bueno en combates 1v1...Ni Alpha , ni Vincco y tampoco Alistar pudieron contra él ¿porque yo habría de?...Bueno, nunca he sido fan del hechizo pero...¡iron flesh!

En ese momento muchas flamas azules rodearon el cuerpo de Salem para fundirse con él y darle una poderosa armadura de metal que aumentaría su resistencia ataques físicos y mágicos, y para demostrar su armadura nueva le dio un fuerte golpe al suelo, y debido a lo dañado que quedó el infierno después de lo de Ruhja gran parte del piso se desquebrajó salvo curiosamente todo el piso de las orillas del cuarto y la plataforma central donde estaba Salem. Mala suerte para Link que no estaba ni en las orillas ni en la plataforma del bringer así que cayó al suelo y recibió una considerable caída.


Salem: ...-mira a los lados esperando a Link-...-se pone a silvar un poco mientras se escuchan pasos de escaleras-está tomando un rat...-Ve que Link llega y rápidamente se pone en estancia de combate-¡Vamos!

Rápidamente el de Hyrule se equipó su hover boots y rodó hacía Salem, gracias a sus botas pude cruzar la distancia que había entre plataformas y se dispuso a darle unos espadazos a Salem pero no le hicieron ni el más mínimo daño así que simplemente le dio un fuerte golpe al rubio, empujándolo con fuerza a las plataformas de la orilla del cuarto y haciéndolo perder su espada en el proceso pues se cayó a los cuartos de abajo

Salem: ¡Y ahora sin tu espada estás a mi merced! ¡Power Orb!

El mago lanzó su técnica en contra de Link, estaba seguro que iba a darle en el blanco pero sorpresivamente reflejó el proyectil de alguna forma, por lo que Salem no tuvo más remedio que darle un golpe y devolverlo a Link quién una vez más lo reflejó

Salem: No tiene su espada...como...-se queda mirando fijamente a las manos de Link mientras refleja el rayo-¡NAAAANII!!!


Si, un clásico de clásicos, Link devolvía el power orb con su confiable botella en la que tomó leche, , era inconcebible como un frasco vacío era lo que estaba haciendo sudar a Salem en estos momentos. Pasaron minutos y seguían devolviéndose la esfera, parecía no tener fin hasta que...

Salem:!!!-ve como su Iron flesh se acaba y le impacta de lleno el Power Orb-Ughh, ughh , ughh-dijo quejándose repetidas veces-

Por si fuera poco, Link no dudó en disparar una flecha de Luz que lo aturdió aun más cubriéndolo de unas flamas doradas y bueno, ¿el resto se cuenta solo no? Link usó sus hover boots para llegar contra Salem y darle una tanda de espadazos .

(detener ost)

Salem: ARGH-retrocede un poco y cae apoyado de una rodilla mientras se sostiene el hombro y jadea-El gran líder inquisidor hechicero Salem derrotado por este espíritu?!-escupe sangre verde cuz reazons- Héroe.......ARGHHHHHHHH!!!


Mientras Salem se retorcía del dolor, casteó Geno blast por reflejo, haciendo que pilares comenzarán a caer al rededor, destruyendo toda la habitación de informa descontrolada hasta caer inconsciente en el suelo. Link no perdió el tiempo y al ver que la energía de Ganon seguía en pie empezó a recorrer el infierno para buscar una salida.

Escape! (ost)


Salem: Argh..Apenas puedo moverme...pero...¿Eso cuando le ha importado a un mago?-dijo colocándose de pie mientras comenzaba a cargar energía en su mano.

Link seguía recorriendo el infierno, pero raramente sentía que la presencia de Ganon empezaba a reducirse más y más, ¿estaba huyendo? no...¿estaba siendo derrotado? Quizás, pero no dejaba de ser alarmante para Link pues no importaba si Ganondorf era derrotado si no lo sellaban como se debe

Salem:Hehe..me encuentro a un espíritu que podría tener conocimiento de tantas cosas y no puede hablar-decía mientras mucha electricidad comenzaba a formarse en su mano-Siempre con mi mala suerte haha...pero bueno...supongo que tendré que adquirir conocimiento de este espíritu como los otros

Link por fin sintió como la esencia de Ganon se redujo casi en su totalidad y al salir del infierno notó como el cerdo había sido derrotado...pero no como se debía pues pudo sentir la esencia del Gerudo entrando en Brunilda y frente a sus ojos desaparecieron todos antes de poder hacer algo, de hecho ni siquiera alcanzaron a verlo salvo Salem del pasado que miró a Link de reojo antes de volver a la realidad

Salem: ...Destruyéndolos para adquirir un nexo con ellos...

Dijo el mago que al parecer había terminado de cargar su técnica que no dudó ni un segundo en liberar, lanzó toda esa energía al cielo y pilares de electricidad comenzaron a formarse en todo el sitio. Lentamente toda esa energía eléctrica comenzaba a unirse hasta empezar a tomar la forma de un gigantesco dragón de electricidad, el cual rugió con intensidad


Salem: No se si ganaré con esta técnica pero algo es seguro...No fallará...Mi Kirin...-dijo mientras caía moribundo al suelo-No tiene debilidades...-se queda inconsciente

Song of time (ost)


Pero Link por otro lado tomó su Ocarina , no le importaba ese dragón, a él le importaba arreglar este garrafal error y solo había una forma...volviéndolo a intentar por lo que empezó a tocar una canción conocida para muchos, la canción del tiempo, con la cual comenzaría a rodearse de un fulgor azul mientras el ataque de Salem chocaba con ese fulgor, aunque más que chocar era como si estuviese mergiendo en él.

La siguiente escena no era menos confusa, se veía a Link cayendo en un lugar completamente blanco y lleno de relojes, regresaba en el tiempo y planeaba cumplir su misión como se debía. Cuando terminó de caer estaba de vuelta en los campos de Hyrule con Vincco derrotado a sus pies, y sabía lo que seguiría después por lo que velozmente disparó una flecha de hielo a la dirección de donde sabia que venía Salem, estaba muy lejos pero sabía por dónde llegaría puesto lo había vivido

Salem: Agh!-se queja mientras ve como la flecha impactó en su muslo congelándole su pierna-¿Me vio desde aquí...? ¡¿Cómo?!


Una vez el mago quedó asombrado con la habilidad del héroe...pero entonces algo increíble pasó literalmente de la nada empezaba a salir el enorme dragón de trueno, era el Kirin que era una técnica conocida por no fallar...La técnica en realidad no se había disipado con el portal del tiempo, sino que se adentro a este y siguió a Link al pasado...que lo llevó al futuro...i know, weird stuff

Salem:...-se talla los ojos-Ok...estoy confundido pero...¡Vincco!

Link solo miró atónito a la bestia, colocó su escudo frente a él pero eso no fue suficiente, el dragón lo engulló por completo de una sola mordida y en ese momento libero todo su poder, Salem tuvo que ser rápido para correr hacía Vincco para colocarlo en sus brazos y activar Iron flesh pues sabía lo que seguía.


La técnica explotó en un torrencial de electricidad increíble era un poder exagerado al grado que aun con su iron flesh sentía como si toda esa magia estuviese destruyendo su armadura poco a poco mientras todo lo que estaba al rededor era desintegrado por la energía. Al final el ataque cesó...pero no había rastros de Link, había sido acabado por toda esa energía, y quedó más que confirmado cuando lentamente empezaban a volver a Unukalhai,

Salem: ...Hay tantas cosas que no puedo entender...pero principalmente lo ultimo...De donde salió mi técnica...Y porque siento que ya había visto a ese espíritu antes..oh bueno...supongo que no podré adquirir nunca ese conocimiento...Ahora...-ve a Alpha y Alistar todos jodidos y a Vincco inconsciente en sus brazos-...¿Cómo diablos los llevo a que los sanen?



_________________
avatar
Zhadow
A personalizar
A personalizar

Mensajes : 1705
Fecha de inscripción : 20/12/2010
Edad : 22
Localización : Spagonia

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Celtic el Dom Nov 13, 2016 2:15 pm


Ronwe: Veo que vos habéis tomado una decisión. Es mi menester ver que se cumpla (RonweRisa)


Vance: Solo... deja de hacer eso.

Ronwe: ¿Dejar de hacer que disculpe?

Vance: Eso, la risa diabólica. Me pone nervioso.

Ronwe: Ohh eso... bueno, me es difícil contener mi alegría ante un trabajo bien hecho, pero por ser vos, trataré de contenerme.  

Establecidos los términos y condiciones del movimiento en cuestión, el erudito demoníaco decidió no dilatarse mucho y proceder simplemente a translucir su mano para que está se volviera hetérea y fantasmagórica, de modo de con ella poder acceder a lo más recóndito de su nuevo cliente, tocar las fibras de su alma sintiéndola entre sus alargados y huesudos dedos, solo para con estos arrancar la esencia del espíritu que sería transmigrado.

Ronwe: Justo aquí... mire, tengo su nariz.   


Vance: Zolo aprezuratte.

El tono de voz de Vance sonaba distinto debido a que la sensación que provocaba la mano del transmigrador era la misma que si alguien pellizcara su nariz...solo que por dentro. Podía parecer no tan drástico como otros trabajos que había efectuado Ronwe, pero el dolor interno era bastante, como dos clavos haciendo fuera uno hacia el otro por dentro de los poros del manco.

Ronwe: Y ahora saquemos a ese travieso.

Que Ronwe sujetara al espíritu dentro del cuerpo del cuerpo de la persona era un proceso definitivamente nada placentero pero hasta cierto punto, podía ignorarse con algo de fuerza de voluntad. Pero cuando se arrancaba, ni todo el entrenamiento psicológico podía evitar que los receptores de dolor se activaran a todo lo que da, provocando que Vance tuviera que esforzarse para no gritar y alertar a todos. Sin embargo, aún si hubiera querido hacerlo, lo hubiera encontrado dificil, puesto que la posición de la mano del transmigrador hacía que tomar aire fuera posible solo con la boca, mientras su nariz manifestaba la sensación de querer estornudar... con la diferencia que el estornudo nunca llegaba.  

Vance: ¡¡¡

Ronwe se tomaba su tiempo pero Vance no sabía cuanto más podría resistir. Sus pulmones seguían queriendo expulsar todo el aire con el que se habían llenado pero el momento para hacerlo nunca llegaba, la picazón en la nariz del exmanco llegaba a niveles que ningún ser humano había experimentado en su vida, su boca temblando por no saber comportarse en una situación así. ¿Era acaso este su propia versión del infierno? ¿El castigo por haber jugado con los sentimientos de 2 mujeres que no le habían mostrado más que su amor y confianza?  


Ronwe: Yyyyy... ( sound effect) Listo.

Tras remover el orbe luminoso que representaba la manifestación del principe de Edenia en ese mundo, Ronwe lo arrojó inceremoniosamente a la charca negra que se había manifestado debajo de él, donde pronto se convertiría en un nuevo y flamante traje de combate hidrofóbico. Mencionó su típico ritual donde decía que el espíritu que llegó por casualidad o destinp abandonaría la tierra de brennevin dejando atrás su verdadera forma en este mundo y así fue.  

Ronwe: Os presento... el fruto de mi esfuerzo y su paciencia.


Vance: ... (estornuda) Gracias.

Ronwe: Oh no. Gracias a usted. No olvidaos hablarme de nuevo pronto. Quizás tenga nueva mercancía en el futuro. (RonweRisa). Hasta pronto. (Desaparece en una cortina de niebla oscura).

Vance: Más vale que con esto ya deje de fastidiarme.

__________________________________________________________________________________________________

Edenia Combat Outfit: El atuendo de batalla utilizado por el principe semi dios de la poco conocida tierra de Edenia. Brinda una extremadamente alta resistencia al agua y a la electricidad, de modo que el usuario no puede ser eliminado por ataques de estos elementos. Conforme el usuario esté más cerca de la muerte utilizando este atuendo, será capaz de canalizar su prana para manifestar agua a presión en sus ataques físicos.

_________________



[/center]

Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2652
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Mystearica el Lun Nov 14, 2016 7:59 am

Lycoris: Eli yo…


La pelirroja apretó uno de sus puños contra su pecho, como tratando de contener algo dentro. Por su mente pasaban muchas ideas, y le estaba costando poner en orden todas ellas. Por un lado evaluó la oferta de su maestra. El quedarse allí con ella sería de mucha ayuda, y casi no había persona en todo Brennevin con la que disfrutara más estar a su lado.


Lycoris: Yo…



Por otro, no podía ignorar aquel sentimiento de impotencia que ebullía dentro de ella desde hacía tiempo ya. Sí, el quedarse podría hacer una diferencia muy grande pero… Aún quería seguir creciendo. No quería quedarse atrás. No después  de esa misma mañana, no hacía mucho tiempo atrás, haber visto algo que la acongojara un poco.








Era temprano en la mañana. A pesar de estar agotada, y de que sus extremidades aún le resintieran el prana de una de sus invocaciones más fuertes, decidió levantarse para preparar su partida. Esto, claro, sin esperar las palabras de Elizabeth horas después. Merodeó aún con sueño encima para intentar espabilarse, y lo que se encontró la ayudaría bastante.


“Dragonblast”


Escuchó a lo lejos. Algo en ella se estremeció, creyó reconocerlo en seguida. Siguió a la fuente del sonido y no se equivocó, allí estaba el muchacho de lentes. Lo primero que atinó a hacer fue a esconderse, pero sin quitarle la mirada de encima.


Lycoris:...


Estoico, no perdía ningún momento de su entrenamiento matutino. Quedó como embelesada ante tal imagen. El sudor que lo empapaba, enfatizado por los primeros rayos de la madrugada le daba un brillo místico. O quizá así era como lo veía ella, quizá eran sus ojos los únicos que lo veían así. De cualquier manera, lo único que la hizo detener su vigilia fue otra figura acercársele.


Lycoris: (¿¡Q-qué estoy haciendo!? E-esto no es normal… q-qué vergüenza, si alguien me ve aquí…)


No, más importante aún fue el pensamiento que se le cruzó por la mente cuando daba su trote de vuelta al hotel. ¿Qué estaba haciendo? Sí, ¿qué? Se había prometido esforzarse y al ver al joven monje no pudo evitar que se le encogiese el corazón. Se veía tan genial. Tan diferente, pero mejor. Tan fuerte. Tan… lejano. ¿Qué estás haciendo, Lycoris? Se repetía, como castigándose a sí misma. Nuevamente la preocupación había vuelto a ella.


Lycoris: N-no puedo quedarme atrás. No así. Tengo que… dar lo mejor de mí.



Golpeó sus mejillas con suavidad, como para motivarse. No era momento de desanimarse. Si tenía tiempo para ello, era mejor invertirlos en otra cosa.




Lycoris: yo he decidido que…


Alistair: ¡Lys! ¡Aquí estás!


La muchacha volteó hacia atrás para ver cómo el espadachín se acercaba a ella con prisa. No era la primera persona que veía esa mañana así de cubierta en sudor.


Lycoris: ¿Al estás bien? Te ves agotado.


Alistair: Sí, sí, perfecto. Solo estuve entrenando con Ruumi y creo que me cansé de más. En fin, te decía…


Pero la clériga no oyó más. Sintió como si hubiese tragado algo pesado, y eso se hundía dentro de ella. Se sintió más enojada consigo misma que antes. Inhaló con fuerza cuando sintió que se estaba por quedar sin aire y volteó a la rubia ignorando por completo a su recién llegado compañero. Las palabras que soltó luego las dejó salir con todo el ánimo que pudo encontrar dentro de ella.




Lycoris: Lo siento Eli, yo… me quedaré con el grupo. Siento que… es… lo que necesito.


Elizabeth: Entiendo.



“Lycoris, has cambiado…”


Lycoris: Debo… mejorar debo…


“Recuerdo como irradiabas una incesante luz. Tu sonrisa… era verdadera. Perpetua”


Lycoris: Debo hacerlo sino…


“Tengo miedo ¿sabes? Pero no puedo decirlo. Tengo miedo de que continúes cambiando si no estoy yo allí”


Lycoris: No quiero quedarme atrás. Si realmente quiero hacer un diferencia con el resto…


“Pero sé que sólo te estaría limitando. Aunque… no puedo… evitar pensar en ello.”


Lycoris: Debo ser más fuerte.


“Temo que cambies y ya no seas la Lycoris que conocí. Aquel día…Qué tonta soy, ¿verdad? Tú estás siguiendo tu camino, como debe ser… ¿verdad?”


Lycoris: Aunque eso nos separe, jamás jamás dejaré de apreciarte. De admirarte.



“Nada dice que nuestros caminos no se volverán a cruzar ¿no? Entonces ¿por qué me siento así--?”


La rubia sintió unos cálidos brazos rodeándola que la hicieron detener su tren de pensamiento. Bajó su mirada para encontrarse con el rostro de su alumna incrustado en su pecho. Por alguna razón temblaba.


Elizabeth: ¿Lycoris? ¿Te encuentras bien…?


Lycoris: Eli yo… -no pudo aguantar sus lágrimas por más tiempo y estás comenzaron a caer pesadamente por sus mejillas- quiero que estés orgullosa de mí. Eres… eres mi modelo a seguir, todo lo que aspiro a ser. Eres fuerte…


“Tengo que serlo”


Lycoris: Eres… alguien muy importante para mí.


Elizabeth: Lycoris… -sonríe apretándola con fuerza- Qué cosas dices, ya me haces muy orgullosa.




Lycoris: Entonces -se seca las lágrimas rápidamente- me aseguraré de que estés mucho más orgullosa de mí.


Elizabeth: -saca un pañuelo y le seca los rezagos de lágrimas- Confío en que lo harás.


Lycoris: -asiente- La próxima vez que nos veamos. Lo prometo. Oh y Eli...


Elizabeth: ¿Sí?


Lycoris: Te quiero mucho.


La sonrisa que le regaló entonces la pelirroja no se parecía en nada a las que había llevado durante un tiempo ya. Era sincera, transparente, como sus sentimientos a su maestra. Demostraba cariño, calidez y respeto. Aquel gesto había golpeado a la mayor con tal fuerza, que no pudo evitar derramar un par de lágrimas más. Recibió el mensaje fuerte y claro. Y se lo regresó con el mismo cariño, plantándole un beso en la frente.


Lycoris: Gracias Eli. -le toma ambas manos- nos veremos pronto, lo prometo. Sé que harás un gran trabajo aquí, así que no estoy preocupada.



Elizabeth: Heh, gracias. Ahora ve a buscar tus cosas, que se te hará tarde.



La menor asintió enérgicamente y se dirigió al edificio a por sus cosas. Su silueta, más específicamente su espalda fue lo último que vio Elizabeth antes de que la perdiera detrás de la puerta principal. Secando sus propias lágrimas ahora, se calmó internamente. Sonrío para sí casi inmediatamente.


“Yo también, Lycoris. Más de lo que crees. Más de… lo que puedo decirte.”



_________________

Do it for her:

avatar
Mystearica
Super Pollo
Super Pollo

Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 10/11/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Caco el Lun Nov 14, 2016 7:09 pm


Tecese: Es hora de que tomemos camino.

Aiden: Bueno qué más da...



*La decisión había sido tomada: Esa tarde partirían rumbo a Bynquisterr a continuar con el proceso de erradicación de la inquisición. Aiden asumía esta noticia con un deje de nervio y ansiedad, pues conocía de primera mano los peligros que habitaban en su tierra natal. De esta forma la party se dividió para hacer los preparativos finales. Unos fueron a comer algo, otros a preparar las provisiones, otros le pidieron a Eduardo los caballos para asearlos o preparar el carromato. Aiden normalmente se dedicaba a estas cosas, no obstante, en esta ocasión optó por irse en soledad a vagar por Rasheat. El pueblo seguía estando sucio y casi en ruinas, pero la gente poco a poco salía, y ya habían algunas casas y lugares siendo reconstruidos*

Aiden: Fueron muchos años de sufrimiento, pero al fin son libres de la maldición de este lugar... -camina el clérigo por las calles, ya recuperado de las heridas de ayer-. (Las miradas acusadoras que sentía desde que llegué se han ido. Las almas de aquellos a quienes les fallé ahora descansan en paz)

*Vagando por las calles, el parchado veía la vida resurgir en Unukalhai. Pero lejos, muy lejos de allí, a cientos de metros de profundidad, un evento trascendental ocurría para gran parte de la población de esos dominios, que cansada de sufrir la muerte de sus pares, se había ocultado ya no en sus casas, sino bajo tierra. Goethia había llegado muy temprano, esta vez en carne y hueso, y había reunidos a todos de forma extraordinaria. Cientos y cientos de magos provenientes de los más diversos rincones de Unukalhai ahora la escuchaban esperando las buenas nuevas*



Goethia: ... Y por eso les digo: Unukalhai ha vuelto a ser de su gente! -exclamaba con fuerza la peliazul-. La profecía se ha cumplido, y junto a un grupo de valerosos guerreros, hemos derrotado a la causa de los males que cubrían nuestra preciosa región!

Mago #45: *Levanta la mano* Su magnificidad, y quién era el cuasante de todos los males? Es verdad que estaba en el pantano?

Goethia: Así es estimado. Se trataba de una criatura terrible, una bestia de cincuenta cabezas que escupía todos los elementos por cada una. Sus pisadas generaban destrucción y sequía allá a donde iba, y tenía el poder de revivir a los muertos y usarlos como arma de combate
-exclama la joven, mezclando y exagerando los hechos-. Pero el juicio divino cayó del cielo, y el monstruo terrible se volvió cenizas, dejando salir con ello la multitud de almas que estaban atrapadas en Unukalhai. No será mañana, pero en un futuro no muy lejano, nuestras tierras volverán a ser prósperas, las ciudades se reconstruirán y los gremios volverán a surgir!

Mago #20: Señorita Goethia, usted es nuestra salvadora! Sabía que algún día conseguiría derrotar a los malos!

Mago #134: Desde que llegó a nuestras vidas hace tres años, las cosas sólo han ido para mejor. Realmente usted es como un amuleto de la buena suerte!

Mago #209: La amamos su alteza!!!


Goethia: ... Esperen, basta de piropos! Guarden sus energías para el proceso que se nos viene. Llegó el momento... De abandonar los túneles. Sé que muchos de ustedes lleva años sin ver la luz del sol, pero allí arriba se necesitan todas las manos posibles para la reconstrucción. Su magia, su fuerza, y sobretodo su amor por Unukalhai sirve mucho más en la superficie que aquí

Mago #33: Pero su excelentísima dama, y qué haremos con toda esta red de túneles?!

Goethia: Eso lo veremos después (aunque no descarto la posibilidad de lucrar con esto). Lo importante ahora es comenzar a empacar y preparar la salida. Le prometí a alguien que reconstruiríamos Yharnam y la volveríamos un lugar igual o más genial que Rasheat, así que los que puedan, reúnanse conmigo allí cuando el sol se esté poniendo

Mago #45: Mi señoraaaa yo la seguiría hasta el infierno de ser necesarioooooooo

Mago #19: Yo soy de Yharnam, me escondí cuando mataron a mi hermano... Con gusto lo daré todo ahora para que vuelva a ser un lugar próspero!


*Decenas y decenas de magos continuaron hablando, celebrando por las buenas nuevas y planeando sus siguientes movimientos. Goethia, sinceramente emocionada, veía la escena con los ojos colorados, una que esperó ver durante mucho tiempo, desde que el terror llegara a su vida hace ya muchos años. Ahora, por fin, veía esperanza en el rostro de los suyos. Los primeros indicios de una nueva época. De esta forma, la red de túneles, normalmente silenciosa, se llenó de fulgor y movimiento, todos acarreando cosas, empacando, abriendo las salidas que estaban a lo largo y ancho del dominio, mientras Goethia organizaba (mandaba) a quienes veía haciendo nada. Fue interrumpida sólo cuando una figura alta y delgada apareció a sus espaldas*

Goethia: Tú, ve a traer esos sacos de papas! -le dice a uno, luego voltea a otro-. Y tú, no te pago por estar acostado!

Mago #11: Pero si de verdad no nos pagas!

Goethia: CÁLLATE! Ve y trae el suplemento de pergaminos que tenemos en la bodega. Hay un amigo escribano arriba que podría darles mejor uso.
-siente un dedo en su espalda, al voltear, se encuentra de cara con el sabio Aether-. A-Anciano! Qué sorpresa, no lo había visto. No habrá estado en el baño mientras decía mi discurso, no?


Aether: *Niega con la cabeza* Para nada, allí estaba... Detrás de la pared

Goethia: Eeeeeehhh?

Aether: Estaba emocionado, no quería que me vieran así, jojojo
-la maga entonces nota que los oscuros ojos del anciano estaban rojos, probablemente de la emoción-. Sea como sea, sólo quería felicitarte por todo, y agradecerte

Goethia: Oh, no, no es nada señor. Realmente sola no hubiera hecho nada. Usted siempre tuvo razón, las señales... Había que esperar las señales


Aether: *Asiente* También te has vuelto mucho más sabia
-ve a la maga hurgándose la nariz con uno de sus dedos-. ... Al menos un poco. Sea como sea, lo importante ahora es no detenerse. Por nosotros, por Unukalhai

Goethia: Sí señor!
-hace la clásica pose marcial-. Pondré todo mi esfuerzo en ello!

Aether: Debes reunirte con las brujas de la superficie, para trabajar juntos. Es importante que respetemos su cultura y aprovechemos su conocimiento para acelerar el proceso de reconstrucción

Goethia: Ay no que hueva
-le dan un zape-. Está bien, está bien, buscaré a sus líderes, trabajaremos en conjunto... Quizás podamos hacerles una ciudad. ¿Qué te parece brujalandia? Ubicado en lo más profundo de Unukalhai, un lugar paradisiaco donde puedan hacer todos sus ritos paganos

Aether: ... Sólo habla con ellas


*De vuelta al presente, Aiden observaba los procesos de reconstrucción con una sonrisa, mientras el cielo comenzaba a volverse naranja señal de que llegaba la tarde. Pensativo, el clérigo llegó a los límites de la ciudad, por donde pasaba un río y la calma imperaba. Grande fue su sorpresa al ver a nada más y nada menos que su vieja amiga, sentada, mirando el agua correr. Al oírlo, rápidamente se gira. Se veía feliz. Esa sonrisa era algo que el peliblanco apreciaba mucho, y le encantaría decírselo de no ser por la trama en que estaba inmerso con ella*


Goethia: Oh, pero si no es Aiden 1.9353!


Aiden: (Por favor, esa denominación se vuelve cada vez más exagerada) Goethia, qué sorpresa verte
-dice el mago, acercándose-. Qué estás haciendo?

Goethia: Observo el agua correr
-dice, mientras vuelve a girarse hacia el río-. Me gusta pensar que somos como el agua, que fluye incesantemente en este río. A veces estamos aquí, otras allá. A veces llegamos al mar, pero entonces nos pasa algo, nos evaporamos, vamos al cielo, y entonces caemos y empezamos en el río de nuevo

Aiden: Esa es una buena forma de ver las cosas
-menciona mientras se sienta a un lado de la peliazul-. Dónde crees que está Unukalhai ahora?


Goethia: Allí!
-apunta al cielo-. Arriba, donde están las esperanzas! Volando con el viento en hermosas nubes de colores

Aiden: ... Sí, estoy de acuerdo
-nota que la joven bebe algo-. Qué es eso?

Goethia: Jugo de arándano
-dice la joven, observando ahora el vaso vacío-. Es un fruto nativo de Bynquisterr. No te imaginas lo difícil que es conseguirlo, pero siempre mandaba a alguno de mis amigos magos a buscarme uno


Aiden: Un fruto?

Goethia: Un barril

Aiden: Oh...
-se queda en silencio un momento, dudando. Finalmente hace la pregunta de rigor, aunque ya sabía la respuesta-. Y por qué tanto esfuerzo para conseguirlo, entonces? Podrías tomar jugo de papa, tomate o cualquiera de las cosas que crecen por aquí

Goethia: *Niega con la cabeza* No sería lo mismo. Tomo este jugo porque me hace recordar el pasado. Fue Aiden quien me hizo conocerlo, hace mucho tiempo, cuando no sabía controlarme. Me decía que era una pócima mágica que apaciguaba mi ira, e incluso llegué a creerle. Luego supe que era sólo jugo de arándano, pero aun así seguí tomándolo, probablemente por sugestión, o por...

Aiden: ...

Goethia: Jaja, cuando lo cuento, de verdad que suena muy idiota todo

Aiden: Lo extrañas?

Goethia: Eh?

Aiden: A Aiden, digo

Goethia: ... Sí, claro que sí
-dice la joven, agachando la mirada-. Me encantaría que estuviera aquí y pudiera ver todo lo que he logrado. Que Unukalhai por fin es libre, que aquella promesa que hizo terminó haciéndose realidad. A veces sueño que estoy en una especie de casa y tocan la puerta, y al abrir aparece él, con esa sonrisa boba que tenía, sólo para decirme "Buen trabajo, Goethia!"


Aiden: ...

Goethia: Siempre sentí que, de una u otra forma, era una carga para él. Pero si estuviera vivo
-voltea a mirar a Aiden, sus miradas se cruzan-. Si estuviera vivo, lo miraría a los ojos, y le diría que he crecido, y que me siento plena, feliz con lo que he logrado. Que ya puedo mirarlo de igual a igual

Aiden: ... Ya veo
-el clérigo no puede retener la mirada de la joven y vuelve a mirar al río-.

Goethia: Y también le diría que... -de pronto, Aiden siente el sonido de un vidrio trisándose. Al voltear, ve que la maga aprieta tan fuerte el vaso de jugo que acaba rompiéndose-. Que es un tonto, que lo odio desde lo más profundo de mi ser

Aiden: E-Eh?
-alcanza a exclamar, mirándola de reojo mientras una gota de sudor pasa por su frente-.

Goethia: Siempre decía que salvaría al mundo, que confiaran en él, que nunca le pasaría nada y que... Y que estaría siempre allí para ayudarnos y cuidarnos -mientras hablaba, los ojos se le hinchaban y el mentón le tiritaba-. "No te preocupes, todo estará bien" fue lo último que me dijo ese grandísimo idiota. Esas fueron las últimas palabras que me dijo antes de... Antes de dormir para siempre

Aiden: ...



*Una sensación extrañísima inundaba el cuerpo de Aiden mientras escuchaba las palabras de Goethia. Hablar de él en tercera persona ya era difícil, pero tener que oír los sentimientos que había provocado su "deceso" le rompía el alma. Le hubiera gustado levantarse, tomarle las manos a su amiga y decirle que era él, el de verdad, que nunca había abandonado a nadie y que la promesa de proteger al mundo entero seguía en pie. La abrazaría y la felicitaría por todo lo que había logrado ella sola. ¿Pero era lo correcto? Las manos del peliblanco eran dos puños, mientras miraba de reojo a la joven, sin atreverse a decir nada*

Goethia: ... Por eso lo detesto, ojalá que se pudra en el infierno de las personas que no cumplen sus promesas -dice mientras se levanta y se ve las manos, embarradas en su propia sangre por el vidrio roto-. Bueno, ya me desahogué, ahora es momento de partir. Ustedes también se van, no?

Aiden:
-se levanta también, quedando frente a frente con ella- Sí, estamos por irnos. Tuve suerte de haberme cruzado contigo antes de

Goethia: Digo lo mismo, querido
-la joven extiende sus brazos a los lados, Aiden rápidamente capta el mensaje y se abrazan. La joven apoya su cabeza en el hombro del espiritista-. Fue un gusto haberte visto de nuevo, Aiden. Después de tanto tiempo

Aiden:
-Como un mazazo. El corazón del clérigo da un vuelco y su cuerpo se paraliza mientras capta las palabras que le llegan al oído. Se prepara para separarse e interrogarla, pero entonces, la figura de Goethia se hace humo, esfumándose con el viento- Será posible... -exclama el peliblanco, observando el lugar vacío donde debería estar la joven-. Todo este tiempo, ella lo supo...?

*Shockeado por las palabras finales de su amiga, Aiden se queda buen rato plantado, solo y con una serie de preguntas. Comienza a rememorar todos los momentos que había pasado con la joven, creyendo ser un extraño, asumiendo el papel de un imitador de sí mismo. Y esa conversación final, todo... Todo eso, en todo momento, ella siempre fue dueña de la verdad. El parchado, en medio de la sorpresa, alcanza a ver los vidrios rotos del vaso de jugo. En el lugar donde antes estaba Goethia, había una pequeña carta. Con nerviosismo el peliblanco la toma*

Afuera de la carta dice escribió:Abrela cuanto tu vida peligre y ya no queden esperanzas. De tu amiga, que nunca te ha olvidado.


*Los ojos se le humedecieron, mientras leía el mensaje final de Goethia. Sus manos temblaban sosteniendo la carta. Por su mente pasó abrirla, pero por respeto a ella y por el lazo que los unía, decidió guardarla entre sus ropas, ahí donde tenías las cosas importantes. Miró a su alrededor, tanto de forma normal como usando su byakugan: Soledad. Quién sabe donde estaría ella ahora, y siquiera si podría verla una vez más. De todas formas, el clérigo no perdió más tiempo y comenzó a moverse. Una nueva aventura le esperaba, y ahora, por fin, podía irse tranquilo.

-Fin del OST-

A esa misma hora, pero varios kilómetros más al sur, una delgada figura sobrevolaba las tierras baldías de Unukalhai. Sobre su báculo, Goethia zurcaba los cielos con lentitud. Detrás de ella, y abrazándola con fuerza, Kasaj observaba el paisaje, meocionada, apuntando aquí y allá, señalando cosas obvias y otras no tanto. Como prometió, la peliazulada la había sacado a pasear por el aire, cumpliendo con ella uno de los tantos sueños de la Atund*




Kasaj: Mira, mira! Qué es eso? Nunca creí que estaría arriba de las montañas! Wow, esa no es mi casa?! No, no lo es, pero se parece, sólo le faltan focas.

Goethia: Desde aquí se puede ver toda la belleza de Unukalhai, a veces me gustaría que todos pudieran hacerlo
-dice la joven mientras voltea a la peliverde. Al hacerlo, sus rostros quedan extremadamente cerca uno del otro-. Es hermoso, no?

Kasaj: Sí que lo es!
-dice la joven, que por la emoción se apretaba con todavía más fuerza de su amiga. Pasaron unos minutos de silencio, y, apoyada en la espalda de Goethia, Kasaj vuelve a hablar-. Oye, estás segura de lo que hiciste con Aiden?

Goethia: ... Sí, está bien así. Creo que fue lo mejor


Kasaj: De verdad me sorprende que se haya creído todo ese cuento del imitador, es muy ingenuo jiji, igual que mi primo, o todos los hombres. Bueno, casi todos

Goethia: Realmente supe quien era desde la primera vez que lo vi. Es verdad que su cuerpo está deteriorado, pero esos ojos... Esos son los ojos del hombre que conocí
-Un nuevo silencio, que Kasaj prefiere no cortar. Sujetada a su amiga, piensa en qué estará pensando ella. ¿Estará pensando en Aiden? ¿En la vez que se conocieron? ¿En la forma en que se despidió? Pero antes de que el silencio se volviera incómodo, la voz de la peliazul resuena en el aire-. Pero bueno, basta de temas aburridos! Llegaremos a Yharnam dentro de unos minutos, y en un parpadeo será una ciudad hermosísima!

Kasaj: Con luces de colores, arbolitos y mucha gente?

Goethia: Sí, todo eso y más! Hay mucho que hacer, pero contigo a mi lado, nada podrá detenernos. Hasta el infinito y más allá, Kasaj!

Kasaj: Yeee!



-la alegría se le detiene de golpe-. Espera, y Norbert?

Goethia: Quién?


*Ambas rieron como dos buenas amigas. Amigas que vuelan sobre el continente viendo la puesta de sol, los pueblos y los árboles como si fuera todo una maqueta. Lo típico. Sintiendo los brazos de Kasaj rodeándola, Goethia se sentía segura, del mismo modo que la Atund se sentía sujetando el delgado cuerpo de la maga. Con respecto a Norbert, no, no lo había olvidado. Allí estaría, esperándolas en Yharnam, tímido y torpe como siempre, pero a fin de cuentas un hombre bueno, servicial y gracioso. Muchas cosas ocurrirían en las próximas semanas en Unukalhai. La aventura de los elegidos continuaría, pero en est a ocasión, quizás más que nunca antes, habían cambiado para bien la realidad de una región entera. Y las dos jovencitas volando felices en el cielo eran una clara muestra de ello*

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 24
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Kusanagi Dark el Mar Nov 15, 2016 11:05 am

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair



Alistair habia regresado a la entrada del Dragon Danzarin donde, tal y como Ruumi le dijo, pudo encontrar a Lycoris hablando con Elizabeth...Aun dudando acerca de quedarse con ella una vez mas. Pero, al enterarse que el guerrero también habia estado entrenando duro al igual que Yura esa mañana, la cleriga al final tomo la decision de seguir viajando con el resto de los espiritistas...Por lo que tuvo que Decirle adios una vez mas a su mentora, agradeciéndole por todo lo que habia hecho por ella y diciéndole lo mucho que la admiraba sin poder evitar llorar al hacerlo. Conmoviendo al espadachín pues el podía entender los sentimientos de la pelirroja casi a la perfección al haber pasado por algo parecido aquella vez en el limbo.

¿Todavía sigues aquí...? —Pregunto Elizabeth volteando a ver a Alistair con el ceño fruncido luego de que Lycoris entrara al hotel para recoger sus cosas.—

¡L-Lo siento! No era mi intención interrumpirlas... —Respondió frotándose la nuca y riendo torpemente— Es solo que no puedo evitar preocuparme un poco por Lycoris...

¿Que es exactamente lo que te preocupa? —Observa seriamente al guerrero en espera de su respuesta.—

No dudo que Lycoris sea fuerte...Al contrario. Desde la primera pelea contra espíritus que tuvimos pude ver lo increíble que era...Pero... —Mira hacia donde Lys se fue— A veces pienso que se exige a si misma demasiado...


En parte te culpo a ti por eso... —Dijo la sacerdotisa un tanto fría.—

¿¡Eh!? —voltea la mirada hacia ella confundido— ¿¡A mi por que!?

Por que ella admira el como nunca te das por vencido... —Dice suspirando— Por supuesto que en mas de una ocasión le he dicho que el intentar emularte puede resultar peligroso no solo para ella misma, sino para todos considerando su papel como curandera...Pero temo que eso jamas la ha detenido.

Lo lamento... —Baja la mirada al sentirse culpable—

Esta bien...No creo que sea del todo algo malo. —Niega levemente con la cabeza— Aunque si me gustaría que no se sobre esforzara tanto...

Lo se... —Aprieta un poco los puños— Ella siempre trabaja duro tratando de ayudarnos a todos...Por eso yo también quisiera poder ayudarla y devolverle al menos un poco de lo que ha hecho por mi. Al menos ahora gracias a mi Guardian Field que aprendí del pergamino que me diste antes de llegar a Valaflam puedo cuidar un poco mejor que ella y alivianar aunque sea solo un poco la carga de tener que curar al resto...Y por eso también quería agradecerte el haberme dado esa técnica.

Para ser honesta la única razón por la que les di esos pergaminos a ti y a Abraxas no fue por que hubiera visto algo especial en ustedes....Simplemente alguien tenia que curarlos en infierno en ausencia de los clerigos y ustedes fueron los primeros en ser compatibles con las técnicas que decidieron aceptar mi prueba. —Explico con brutal honestidad— Si hubiera dependido de mi, yo le hubiera dado esas técnicas  Karee y Ruumi...

O-Oh... —No puede evitar sentir las duras palabras de Elizabeth caer sobre el como un balde de agua fría— Y-Ya veo...

Sin embargo...Creo que me alegra que hayas sido tu quien aprendiera esa técnica al final. —Una muy ligera sonrisa se form en su rostro al recordar todas esas veces que el intento usar Guardian Field para proteger a Lycoris de Hwah Gunkah— Por lo poco que he visto, has hecho un buen uso de ella.


Pero temo que no ha sido suficiente... —Aprieta con fuerza sus puños con algo de frustración al recordar cuando el pilar atravesó como si nada su Guardian Field y lo hizo a un lado de un solo golpe— No pude protegerla en esa ocasión...

Alistair... —Mira como sus manos tiemblan— Tu...¿Realmente la quieres, no es así?

Así es...Ella es muy importante para mi... —Asiente con la cabeza, sintiendo un nudo en la garganta al cuando a su mente venia una vez mas el recuerdo de cuando ella fue atacada por el Children of the Grave de Hwah Gunkha asi como el miedo e impotencia que sintió en esos momentos.— Por eso jamas me perdonaría a mi mismo si algo le llegara a pasar...

¿Te sientes de esa forma con el resto de tus compañeros? —Pregunta con cierto interes—

No... —Niega con la cabeza y se toca el pecho con una mano— Es decir...Karee, Ruumi y los otros también son sumamente importantes para mi y no quiero perder a ninguno de ellos...Pero con Lycoris es...¿Diferente? Yo...No se como explicarlo...


La respuesta de Alistair pareció confirmar las sospechas de la sacerdotisa respecto a la naturaleza de sus sentimientos hacia Lycoris...Sin embargo, aunque una parte de ella no podía evitar sentir sentirse un poco celosa...Era obvio que lo que el guerrero sentía hacia la cleriga era algo puro e inocente...Después de todo, el en muchos aspectos aun seguía siendo un niño...Por lo que ella no pudo evitar reír un poco enternecida y a la vez encontrando gracioso el hecho de que el no se diera cuenta aun de sus propios sentimientos.

Creo que yo puedo explicártelo en ese caso. Después de todo...Yo también siento lo mismo que tu, Alistair. Por eso puedo ver claramente que tu también la... —Sin embargo, justo antes de que Elizabth pudiera terminar su frase...Es interrumpida por la llegada de Lycoris.—

¡Estoy lista! —Exclamo la cleriga mientras salia por la puerta del hotel cargando sus pertenencias consigo.— ¡Lamento mucho la demora!

El rostro de Alistair prácticamente se ilumino al ver salir a Lycoris, no dudando ni un momento en ir a ayudarla con sus cosas en tanto que Elizabeth simplemente los observaba desde donde se encontraba parada, pensando para si misma en lo similares que eran...Después de todo, ambos trabajan duro para mejorar y, a pesar de que sienten que no son suficientemente fuertes...Ninguno de ellos se rinde y siempre están apoyándose el uno al otro. Por lo que, a pesar de que aun tiene miedo de separarse una vez mas de su alumna y que su luz se pierda...El verla sonriendo de nuevo al lado del guerrero le da un poco de esperanza...Por lo que decide intentar confiar en el para que cuide de ella en su ausencia.


Bueno...Supongo que ya es tiempo de que yo continue con mi camino. Temo que tengo todavi mucho que hacer en estas tierras. —Dijo la cleriga a amos para luego dirigir su mirada específicamente a Alistair.— Y Alistair...Sera mejor que cuides bien de Lycoris ¿Entendido?.

¡Lo hare! —Asiente con determinación— ¡Lo prometo!

En ese caso... —Comienza a caminar— Hasta que la Diosa Rem permita que nuestros caminos vuelvan a cruzarse.

El guerrero vio como Elizabeth descendía lentamente las escaleras de la entrada del Dragon Danzarin para comenzar con sus esfuerzos por esparcir la palabra de Rem en Unukalai así como ayudar en todo lo que le fuera posible a aquella tierra...Sin embargo...Alistair aun no estaba listo para partir. Y es que todavía quedaba algo que no habia podido sacar de su mente desde su llegada al templo de Unukalai...El hecho de que Elizabeth era la hermana de Remi y el aparente desprecio que ella parecía sentir hacia el...Simplemente no podía entenderlo...Después de todo, el era su familia...Entonces...¿Por que ella no parece querer saber nada de el...? Tenia que saberlo...No podía simplemente dejar las cosas así...

¡Elizabeth espera! —Grito Al para detenerla— Yo...Aun quiero preguntarte algo...

¿Es sobre mi hermano, no es así? —Dijo sabiendo que tarde o temprano este momento llegaría—

Eso temo...Escucha, primero que nada lamento mucho la forma en la que me comporte cuando supe de tu relación con Remi en el templo... —Dijo el espadachín— Pero...Realmente quiero saber que fue lo que paso entre ustedes...Y...No puedo irme sin al menos intentar preguntarte una vez mas.


Lo entiendo Alistair...Pero también espero que entiendas que este es un tema muy delicado y personal para mi. —Respondió Elizabeth dándole la espalda— Y me temo que ya te he dicho todo lo que tengo que decir al respecto...

Comprendo...Lamento haber tocado de nuevo el tema. —Suspir resignado, dándose también la media vuelta— Vamos Lycoris...El resto debe estar esperándonos.

Lycoris se encontraba justo en medio de ambos, viendo como se daban la espalda el uno al otro conforme se alejaban...Y eso la hacia entristecer. Después de todo, ambos eran personas importantes para ella y no le gustaba ver a Alistair decaído por que el encuentro con la hermana de su mentor no saliera bien...Así como tampoco le agradaba que Elizabeth no quisiera hablar al respecto...Es decir el era su hermano...¿No? Ella realmente quería ayudarlos...Pero...¿Que podía hacer?


¡Esperen por favor! —Suplico la cleriga— Al...Eli...¿Por que no intentan hablar de esto...? Yo...Tal vez no haya conocido a Remi como ustedes pero...¡Estoy segura de que el realmente los quería a ambos y que no le gustaría verlos así!

Lycoris... —Dijeron ambos al mismo tiempo, sorprendidos de que la cleriga interviniera de esa forma.—

Así que, Por favor... —Le pide nuevamente a ambos— Hagan esto por el...


Alistair... —Respira profundo, girándose hacia el guerrero siendo incapaz de decirle que no a su alumna...— Antes que nada ¿Como fue exactamente que conociste a mi hermano...?

Lycoris sonrió al ver como su maestra se mostraba dispuesta a hablar acerca de su hermano para posteriormente recibir una mirada de agradecimiento de parte de Alistair, quien comenzó a contarle la misma historia que le habia contado a la cleriga aquella noche en la playa...El día que conoció a Remi en el coliseo y como desde entonces el lo eterno y cuido de el hasta el día de su muerte a manos de Walter.

Y esa es la historia... —Concluyo Alistair secando algunas lagrimas de su rostro mientras Lys le ponía una mano en la espalda y es que el recordar la muerte de Remi era algo que aun le dolía bastante.— Ahora...Yo quisiera preguntarte a ti como era el contigo por que...El nunca dejaba de hablar de ti con cariño. Por eso es que me sorprende tanto que tu...Bueno...No parezcas tener un buen recuerdo de el...Tan solo quiero escuchar tu version para tratar de entenderte...Por favor, Elizabeth...

Gracias a la intervencion de Lycoris, Alistair habia logrado que Elizabeth al menos escuchara lo que el tenia que decir acerca de Remi...Sin embargo, durante su relato ella se mantuvo sin decir nada mas que algunas preguntas ocasionales que el intentaba responder lo mejor que podía...Y ahora que habia llegado su turno de hablar, ella mostraba una expresión bastante seria en su rostro...¿Acaso algo de lo que dijo el guerreo podría cambiar la opinion que tiene de su hermano...?


_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
VIP
VIP

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Celtic el Mar Nov 15, 2016 4:59 pm


Elizabeth: Supongo que mereces al menos saber el por que de mi actitud hacia Remi... (Voltea a ver a Lycoris unos momentos para luego volver a fijar la vista en el espadachín). Bien, para empezar...

El comienzo de la historia de la sacerdotisa dio inicio con esta revelando su apellido, el cual correspondía a Erphingam, una herencia de una devota familia de caballeros a su reino de Amalurz que combatieron arduamente contra los samurai en aquella decisiva batalla ocurrida hace 100 años que cambió tantas cosas en el orden social de lo que, luego de eso, sería conocido como el dominio de Amagi.

Elizabeth: Mi hermano y yo tuvimos como herencia el nombre de una casa de caballeros que había sido completamente desmantelada por el poderío de los samurai. Portar ese apellido no sólo nos hacía menos que nada, sino también hacía que nuestra mayor aspiración fuera servir a algún clan samurai que requiriera personal desechable para hacer con ellos los que le viniera en gana.  


Alistair: ...

Elizabeth: No obstante, tuvimos la fortuna que nuestros padres supieran de los peligros que traía nuestro verdadero apellido en aquel dominio, pero sin ningún otro lugar a donde pudiéramos ir, encontramos la manera de ocultarlo para vivir en una relativa armonía con los dueños de aquellas tierras.   

Lycoris: Eli... (Reacciona con sorpresa y algo de preocupación pues ella tampoco había oído esa historia del pasado de su maestra).

Elizabeth: A pesar de mi corta edad, no me molestaba realmente la situación. No era muy favorable ciertamente, pero no estabamos completamente privados de buenos momentos en nuestras vidas, solo hacía falta querer verlos. Sin embargo, alguien en particular siempre aspiró a más.  

Alistair: Remi...

Los años transcurrían y el hermano de Elizabeth más y más se hacía a la idea de fortalecerse y algún día acabar con la opresión de aquellos samurai, de aquellos que pusieron su apellido en el lodo y a ellos en la necesidad de refugiarse en el anonimato si no querían terminar como esclavos de algún guerrero perteneciente al clan que acabó con sus ancestros.  

Lycoris: P-pero eso es bueno ¿no? Digo, es como lo que hicimos nosotros...


Elizabeth: La meta pudo haber sido la misma, pero los motivos sumamente diferentes. Verán, yo también pensé que el quería liberar a Amagi del yugo de los samurai para terminar con el miedo de aquellos descendientes de aquellos que perdieron esa batalla contra ellos... pero poco a poco fui dándome cuenta que lo que el quería realmente era de vuelta la gloria de nuestro apellido. Ver a los samurais derrotados y nuestra familia alzándose en el triunfo junto a otras familias de caballeros que solo perseguían el prestigio personal.   

Alistair: No, eso no...

Elizabeth: Una venganza en busca de fama y fortuna, aquello que aparentemente su familia no podía ofrecerle, pues en ningún momento estos se la pidieron.    

Aunque no se especificó mucho de como fue que Remi planeaba acabar con los samurai, Elizabeth se limitó a mencionar que simplemente lo intentó y no tuvo éxito, teniendo suerte de haber salido con vida. Esperaba que esa fuera una oportunidad para agradecerle a la Diosa Rem de haberlo protegido y darle una nueva oportunidad en su vida para llevarla a cabo como un hombre noble y de bien.   

Elizabeth: Y sin embargo, logró desaprovechar eso también...  

Flashback escribió:
La escenografía del recuerdo de Elizabeth se llevaba a cabo en la frontera norte del dominio de amagi bajo un cielo oscuro sumamente estrellado, cada uno de esos puntos luminosos pudiendo ser un sueño listo para ser perseguido por algún aventurero cansado de tener los pies en la tierra y emprender un viaje para cumplir sus ambiciones, no importando que tan alocadas fueran estas.   


Elizabeth: ¡¿Enserio?! ¡¿Vas a irte siempre entonces?  (Pregunta en voz alta una joven rubia de no más de 14 años).  

Remi: Shhh, baja la voz. ¿Que si hay un samurai cerca?  

Elizabeth: ¡¿Por que debería importarme si a ti parece no hacerlo tampoco?!

Remi: Vamos, vamos, no es como si no fuera a volver nunca. Regresaré tan pronto obtenga la excalibur. 

Elizabeth: Pero... pero... ¿Enserio la deseas tanto? El coliseo es peligroso, he oído que van guerreros casi tan fueres como los samurai, tal vez aún más.  

Remi: Bueno, sí... pero tengo un buen presentimiento esta vez, mejor que todos los que he tenido antes. He entrenado muy duro y cualquier combate que tenga allá solo me preparará aún más para cuando regrese a acabar con todos esos...

Elizabeth: ¡No tiene que ser así! ¡No tienes que ir a arriesgar tu vida de esa forma! Si te quedas aquí orando por la bendición de la Diosa Rem estoy segura que tarde o temprano todo va a...

Remi: Ese es el problema. ¿Cuanto será temprano? ¿Cuanto será tarde? ¿Cuanto tengo que esperar viendo de brazos cruzados a mi familia escondiéndose? ¿Y que si tengo hijos algún día? ¿Tengo que decirles que también se oculten como unos cobardes?  

Elizabeth: ...Ya aparecerá una solución...

Remi: Claro que sí. La acabo de encontrar. Conseguiré esa espada y con ella acabaré con los responsables de todo esto. Nuestras vidas serán mucho mejor ya lo verás.  

Elizabeth: Dices tu familia esto, tu familia aquello ¿pero acaso crees que quien sea que te quiera te pediría que arriesgues tu vida por algo banal como eso?


A pesar que Elizabeth ya había sermoneado un poco a su hermano en el pasado, nunca había subido tanto su tono de voz ni tampoco lo había hecho en un estado emocional tan intenso como en el que estaba en ese momento. Se aferró a su hermano de un abrazo pidiéndole que recapacitara, pero este respondió diciendo que no había nada de banal en querer vivir con dignidad ni tampoco en tomar riesgos para obtener lo que uno desea. Aún si la joven clériga en entrenamiento le imploraba que desistiera y que se quedara, el caballero ya había tomado su decisión.  

Remi: Te lo demostraré Elizabeth, soy capaz de esto y más. La próxima vez que vuelva, será con la espada excalibur en mi diestra y nuestro inmaculado apellido en alto.  

Elizabeth: "...¿Y luego que? ¿Le harás a los hijos de los samurais lo mismo que ellos nos hicieron a nosotros? ¿De que sirve cambiar a quien está en el poder si las cosas seguirán igual? ¿Por que esforzarte en recuperar algo que solo traerá más conflictos? "

Pero no dijo nada. Quizás era por el hecho que aún de haberlo dicho no se habría entendido nada por las lagrimas y los sollozos. Quizás no veía la pena en decirlo por que era algo que le había intentado explicar a su hermano varias veces para que dejara de preocuparse por una batalla que no iba a poder ganar. O quizás, solo quizás, no lo dijo por respeto a la última voluntad de su hermano y por que una parte de ella quiso creer que cumpliría su palabra.   



Elizabeth: Y creo que el resto ya lo sabes tu Alistair.  


Alistair:... Lo lamento Eli... quizás de haber sido por mí, el hubiera cumplido su promesa...

Elizabeth: Alistair... (Niega con la cabeza) aún si hubiera sido así, quien sabe si hubiera cambiado algo. No niego que tuviera una gran determinación para cumplir sus sueños, pero sin prudencia y serenidad, esta te lleva solo a tomar riesgos innecesarios por motivos que pueden llegar a ser egoístas, no importa cuanto se trate de justificar que se hacen por alguien más.  

Alistair: Tsch...


Elizabeth: Oh almeno así pensaba hasta que mencionaste todo lo sucedido.   

Alistair: ¿Eh?

La sacerdotisa le confesó a Alistair que el hecho que su hermano hubiese fallecido no intentando arrebatar la vida de otro pobre infeliz con deseos de gloria solo para alzar su sueño por encima del resto, sino para haber ayudado a salvar la vida de una persona, le hizo darse cuenta que los sentimientos que manifestaba a las personas por las cuales se preocupaba eran sinceros.

Elizabeth: Siempre pensé que las excusas de mi hermano respecto a ayudar a su familia eran meros pretextos para salirse con la suya...pero veo que al final siempre estuvo dispuesto en hacer lo correcto... a su loco, imprudente, irreflexivo, poco brillante...

Lycoris: C-creo que no hay que alargar esa parte Eli... disculpa.

Elizabeth: Perdón, tienen razón. El punto es, que aunque sobraban razones para enfrentar a los samurai, las que usaba Remi se basaban solo en los beneficios que tendría de hacerlo, perdiendo su fe en que el futuro nos daría una respuesta para solucionar las cosas. No solo en Rem, sino también en su familia o amigos, puesto que de lo contrario no hubiera hecho todo eso él solo.  

Alistair: Tienes que entender que hay cosas que no puedes lograr solo por mas determinación que tengas... Entonces por eso me lo dijo...

Elizabeth: Igual debes entender que alimentar un rencor por más de una década no hace que uno pueda cambiar la opinión de una persona de la noche a la mañana... Pero... supongo que creo que puedo entender un poco más el que pasaba por su mente cuando actuó de esa manera. (Suspira). Quizás el hecho de que te haya dado una segunda oportunidad a ti, justifica lo que el hizo con la suya. Asegúrate entonces de cumplir adecuadamente esta misión para que su sacrificio no haya sido en vano.

Alistair: Así lo haré. Detendremos a la inquisición no solo por el mero hecho de acabar con aquellos que destruyen Brennevin, sino para componer las vidas de aquellos que se han visto afectados por sus abusos.  


Lycoris: Lo haremos también por Remi y por todos aquellos que como él hicieron lo posible por componer las cosas.  

Elizabeth: Se que lo harán. Ahora andando para que los demás no crean que los estoy retrasando.  

Tras despedirse una vez más, Elizabeth se quedó mirando al atardecer pensando en como habrían sido las cosas si uno hubiese seguido al otro. ¿Habrían podido luchar hombro con hombro por aquello que creían correcto? ¿O eventualmente su forma de ser e intereses hubiera hallado la forma de separarlos de nuevo? Independientemente de como hubieran sido las cosas, la platica con Al le hizo darse cuenta a la devota seguidora de Rem de una verdad que había mantenido confinada durante muchos años ya. Le extrañaba.   

_________________



[/center]

Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2652
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE UNUKALHAI)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 42 de 42. Precedente  1 ... 22 ... 40, 41, 42

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.