♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Página 12 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... , 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Lunar el Dom Ene 31, 2016 12:03 pm

°/One Morning/°


    Las mañanas para poblados orientales siempre van acompañadas de una cigarra emitiendo su distintivo sonido. Eran cerca de las 8 de la mañana, el grupo de bendecidos se encontraba todavía durmiendo en sus cuartos. La agitación de ayer hasta altas horas de la noche los dejo agotados. Mas en la habitación de uno de ellos su día apenas estaba comenzando.

    El de lentes se vestía con su ropa más cómoda, observo por una ventana del hotel a la villa y sintió pesadez. No era una persona que solía levantarse a estas horas. Refunfuño a sus propias decisiones, y salio del hotel. Se dirigió al camino que circundaba a todo el pueblo.


Yura: De verdad salvar al mundo no me importa pero...

    El joven Atund empezó a trotar. La sensación de vergüenza durante los primeros pasos lo invadió, luego fue sumiéndose en ese vació de pensamientos que se encuentra la persona que corre. Pensaba en el camino, en los campos de cultivo que iba pasando, en el cansancio que pronto sintió para su ligero cuerpo. Y sobre todo porque desde que volvió a su cuerpo original sus músculos se sentían que habían sido llevados a niveles extremos.

    A su mente venían todos los guerreros que había perdido bajo su mando en el asalto a Durandal, si bien habían muerto haciendo lo que querian se preguntaba si todo eso era una causa por la que valía la pena sacrificar tu vida. Incluso, se preguntaba si había alguna razón que valiera lo suficiente para para dar tu vida.


    De vez en cuando se detenía para hacer flexiones, lagartijas o abdominales. No sabia si eso serviría para sus futuras batallas pero era lo único que se le ocurría hacer. Aiden había utilizado su cuerpo de manera impresionante al pelear contra el hombre Caiman, no sabia que podía moverse de esa manera o que pudiera almacenar tanta fuerza. ¿Era él o era el clerigo? Incluso si fuera lo segundo, podría acercarse un poco a ser como él.


Yura: Los guerreros de la oposición entrenaban diariamente... Aiden seguro también lo hacia.

    No había corrido demasiado, de hecho ya se encontraba muy cansado. Para su fortuna no había nadie que supiera de su pésimo desempeño. Así como pudo llego a la entrada de Durandal, donde desde temprano se podía presenciar el tranquilo movimiento de los opositores haciendo modificaciones al fuerte. Algunos acarreaban materiales, otros conversaban alrededor del nuevo monumento erigido a los que perdieron su vida en la batalla.



Soldado 65: Vaya, si hubiese estado el Lobo de Valaflam las cosas hubiesen resultado muy diferentes aquí.

Soldado 43: Bastante, es una pena que este muy ocupado allá. Ojala pudiésemos ir a ver como se encuentra.

Soldado 65: Lastima que estemos atrapados aquí en Durandal. Jajaja


    Mientras ellos se alejaban del monumento, Yura se acercaba dando trompicones. Se sostuvo de ella para recuperar el aliento.


Yura:
Espero poder seguir el ritmo todos los días.



_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1365
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Dom Ene 31, 2016 12:32 pm

----------------------------------Esto se ubica cronológicamente antes del rol de Luniss---------------------------------


*La pelea de las aguas termales había terminado, y con ello los aventureros se habían divido cada uno por su lado. Algunos se habían ido a descansar luego de la larga jornada, como Alistair y Lycoris, mientras que otros, como Aiden, se habían ido a pasear por la ciudad. El del parche andaba con ganas de estar solo. Se encontraba en una zona más bien apartada de Parcelyte, sentado con los pies rozando las aguas de uno de los ríos que pasaban por el lugar. En su mano llevaba el pergamino que había ganado en Durandal, y por fin ahora, decidió abrirlo y leer su contenido*

Aiden: Veamos qué hay aquí...

Skills to Protect

*Al leer el pergamino, el peliblanco se sintió transportado a un nuevo lugar. Su visión se nubló, y al despertar se encontró en un lugar completamente blanco y difuminado. Se encontraba de pie, pero lo que más le sorprendía era su cuerpo. No había dudas, su cuerpo, al menos en esa realidad, era el mismo que tenía antes de su enfermedad. Tenía sentido después de todo, ya que el espíritu no es más que la esencia de las personas, y aunque su cuerpo físico estuviera defectuoso, su esencia seguía siendo la misma de sus años gloriosos*

Aiden: (Me siento tan bien, pero sé que esto no es más que una ilusión) Lo extraño es que no veo a nadie más aquí -Al decir esto, Aiden pudo ver cómo frente a él comenzaba a materializarse una figura-.


*Era un espectro con armadura, un caballero fantasma con espada y escudo que observó fijamente al del parche antes de lanzarse directo al ataque. Rápido como el rayo, el cleric desenfundó su espada y bloqueó el ataque como si nada, antes de saltar sobre la espada de su oponente y lanzar un fuerte corte en su hombro, con voltereta en el aire incluida. El caballero volteó y trató de apuñalar a Aiden, pero este fue más rápido y rodó hacia un lado, para luego usar la Highlander para lanzar un corte horizontal, que su oponente bloqueó usando su escudo, mandando al peliblanco unos pasos hacia atrás. Ambos quedaron frente a frente, observándose, aceptando la valía del otro como como guerrero.*

Aiden: Tengo una misión muy importante. Préstame tu fuerza para cumplirla

Phantom Knight: ...
-apuntando su espada hacia adelante, a lo que Aiden hace lo mismo, chocando de esta forma sus armas-.


*El caballero fantasma movió la cabeza lentamente, como si estuviera asintiendo. Posteriormente, Aiden sintió como la visión se le difuminaba de nuevo. Volvió a sentirse mareado, y en cuestión de segundos volvía a abrir los ojos en el mundo real. Volvía a sentir la brisa del viento y el dolor constante en todo su cuerpo. Lo único que había cambiado era un conocimiento que ahora se albergaba en su mente*

Aiden: -extendiendo su mano hacia adelante-. Phantom...Knight

*La mano del antiguo héroe se iluminó con fuerza, para luego materializar la figura de un caballero frente a él. No era específicamente el mismo guerrero que había visto en la visión, pero al menos le hacía el empeño. El caballero fantasma realizó rápido dash seguido de un corte al aire, antes de desaparecer. Al parecer el peliblanco había desbloqueado una skill de tipo invocación.




Continuaron pasando los minutos y las horas, y el sol comenzaba a esconderse poco a poco en la capital de lo que era Amagi. El del parche se había ido a un lugar mucho más apartado, sabía que al día siguiente partirían y no podía perder el tiempo.*


Aiden: Phantom Knight! -Frente a él aparece el caballero-. Sharpness! -el caballero recibe el aura roja de Aiden, volviéndose mucho más grande y mamado-. Artorias Greatshield! -Frente al caballero fantasma apareció la enorme muralla de Artorias, que tanto le había servido en Durandal-. ATACA!

*El caballero envuelto en Sharpness era un poderoso guerrero, capaz de acabar con varios enemigos durante los segundos que podía estar materializado. Se lanzó a toda velocidad con espada en mano hacia el muro de Artorias, lanzando espadazo que generó un fuerte choque de energía. Aiden gritó de dolor, al sentir toda ese choque de energía en su cabeza. Lo que hacía el del parche era entrenar su prana, conocer sus límites, potenciar sus habilidades*

Aiden: Debo... Proteger... Quiero... Proteger... Phantom Knight! Sharpness! Artorias Greatshield!

*Se volvía a realizarla misma secuencia, con el caballero lanzando toda su fuerza contra la muralla que el propio clérigo creaba. Esta vez el dolor fue tan grande que mandó a Aiden al suelo, sintiendo como su cuerpo se quemaba por dentro. Era una sensación horrible, pero el dolor y la impotencia de no ser quien debía ser lo incitaba a continuar*

Aiden: -levantándose con dificultad- Una...vez....más... Phantom Knight!

*En el fondo se culpaba. Se culpaba a sí mismo por la enfermedad que le había quitado todo. Se culpaba por no ser lo suficientemente fuerte como para haber protegido a Abraxas y a Karee. Por no poder proteger a Brunilda contra Artorias. Por no poder salvar a todos los caballeros que habían caído en Durandal. Y así continuó practicando, llevando su prana al límite. Una y otra y otra vez, hasta que el dolor se volvió insoportable. Y aun entonces, siguió entrenando.*

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Celtic el Dom Ene 31, 2016 1:52 pm

Ohtoku City.

Era un nuevo día en la ciudad de Parcelyte. El resplandor del amanecer inundaba las calles de la capital de Amagi y el sonido de las aves diurnas anunciaba el comienzo de una nueva jornada para todos. Los rumores sobre el ataque a Durandal habían hecho llegar su camino a las conversaciones de las personas, teniendo resultados distintos en cada persona. Algunos alegres por ver a los samurais recibir una probada de su propia medicina, otros preocupados por como afectaría la ausencia de estos hombre de riqueza en las finanzas de sus negocios, pero la mayoría simplemente indiferentes mientras no les pasara nada directamente.

???: ¿Dice que están hospedados en este hotel?  

Tecese: Si lo digo.  

Pero unos cuantos más, no pensaban realmente en las consecuencias de la caída de Durandal ante los caballeros, sino en los causantes de esa acción. Héroes legendarios capaces de lograr hazañas extraordinarias como cambiar años de historia en una noche. Tal era el caso de una chica pelirroja que acompañaba al mago cirquero en busca de esos paladines de la justicia, esperando nerviosa poder pedirles otro milagro.  


Naomi: "Espero no estar abusando de su buena naturaleza... pero... pero son los únicos que pueden ayudarme".   

La chica entró nerviosa acompañada del tranquilo sombrerero, quien se dirigió a la recepcionista diciendo que buscaba a alguno de los 9 aventureros que se habían hospedado el día de ayer en el hotel. Luego de una larga conversación donde Tecese se enteró que los 9 elegidos también eran miembros VIP de la cadena hotelera del Dragon Danzarín (Y donde la recepcionista se enteró lo mucho que Tecese podía causarle ganas de cometer suicidio), procedió a buscarlos a sus habitaciones, aunque tuvo la suerte de encontrarse con Renzo y Salem desayunando en uno de los comedores de la planta baja.   

Tecese: ¡Renzo! ¡Salem! 

Salem: Creo que era mucho pedir pasar un desayuno tranquilo.

Renzo: Pero mira a esa chica que lo acompaña. ¿Acaso tendrá una cita?  

Salem: No... seguro es una rehén. Mira esa cara de tristeza que tiene.  

Tecese sin consultar a nadie, tomó una silla de otra mesa (Arrastrándola lo más ruidosamente posible) y la acerco hacia sus dos amigos para saludarlos y presentarles a la chica que lo acompañaba de nombre Naomi. El par de elegidos sabía que habían escuchado ese nombre en algún lugar, pero primero hicieron como que se peinaban y se ponían presentables para saludar a la chica y presentarse ante ella.    

Naomi: Un gusto en conocerlos en persona, mis amigos no dejan de hablar sobre ustedes. Verán... me preguntaba si no era mucha molestia...este...   

Antes de que pudiera hablar con Renzo y Salem, arribó la bruja de Unukalhai a escena, ya que si bien estaba bajando las escaleras timidamente esperando obtener algo de comer llamando la menor atención posible, al ver a aquella chica que conoció en los calabozos no pudo evitar acercarse aunque guardando su distancia.  

Brunilda: ...T-tu estabas en los...c-calabozos. 


Naomi: ¡Es verdad! ¡Tu estabas allí!   

Brunilda: ¡Eek!

Naomi:  Ohh, disculpa, disculpa. No quise exaltarte...es que me emocioné por conocer a quien derrotó al cruel Dohkumatsu. Jamás pensé que alguien sería tan valiente para dejarse atrapar y luego atacar a los samurais desde su propia base... Creo que unos de mis compañeros dijeron que te llamas Brunilda.   

Brunilda: S-si...

Salem: ¿Los calabozos dijiste? Ohh ya te recuerdo. En el refugio de los opositores hablaban de tí. Te apresaron por hacer preguntas respecto a tu hermano ¿verdad?  

Renzo: Ohh es verdad. Menos mal ya estás libre y puedes volver a reunirte con tu hermano.   

Naomi: Respecto a eso... 


En ese instante, la mirada de la chica pasó de simple aflicción a profunda melancolía, confundiendo un poco a los allí presentes, menos a Tecese que jugaba a echar cubitos de azúcar a una taza. Pero sin ponerle atención a él, el resto se cuestionaba que pudiera estar causando tanta tristeza a Naomi, por lo que intentaron ayudarla a relajarse para que pudiera contarles con más detalle.   

Naomi: Mi hermano fue llevado... al infierno...

Todos menos Tecese: !!!

Eschebone.

Naomi: Los opositores que son capturados por lo general son puestos en custodia en Durandal, como yo o mis compañeros que salvaron... pero... pero aquellos capaces de influenciar demasiado a las masas y tienen éxito derrotando a más de algún samurai... como mi hermano lo hizo... son llevados al infierno...

Salem: ¿Como que al infierno?  

Tecese: Es una prisión localizada en el dominio de Valaflam. Está adentro de un volcán. Hace mucho calor.   


Las palabras de Tecese solo causaron que Naomi volviera a alterarse y llevara sus manos a la cabeza. Por lo que había escuchado hablar de los samurais, la prisión infernal de Valaflam era lo peor que podía pasarle a un opositor. Las altas temperaturas, los trabajos forzados sobre superficies que pueden llenarse de magma o toxinas volcánicas en cualquier momento y por supuesto los terribles castigos que disfrutaba impartir personalmente la pilar de aquella región.   

Naomi: Hace 3 días que fue trasladado allí... Yo... yo no  he sabido nada de él desde entonces... y no se cuanto pueda aguantar... Yo se... ¡Yo se que acaban de conquistar Durandal! ¡¿Pero puedo pedirles que vayan al infierno a ver que ha sido de mi hermano?! Se que es egoísta y que no tengo derecho de perdirles nada luego de lo que han hecho pero... Son los únicos a los que puedo pedirles algo así...

________________________________________________________________________________________________________

INDICACIONES: Es hora de decidir cual será su próximo destino. No obstante, aquí tienen a la joven Naomi implorándoles si pueden ir a Valaflam para ir a averiguar el paradero de su hermano. No obstante, complacer la petición de esta chica es opcional y si tienen otros planes ella tendrá que entender que ustedes son dueños del ritmo de su propia misión.

Objetivos:
-Decidir cual será su próximo objetivo en su misión de derrotar a la inquisición. Pueden enterarse de sus compañeros que hablaron con Naomi acerca de la petición que les ha hecho.
-Salem, Brunilda y Renzo: Son los primeros en enterarse de la petición de Naomi. Pueden aceptarla o rechazarla ahora mismo o buscar al resto para preguntar su opinión al respecto.
-Abraxas y Karee: Vuelvan a Parcelyte ASAP.

Rol cuota: 5

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Zhadow el Dom Ene 31, 2016 6:37 pm



Bueno, Abraxas aprendió la lección, no más bosque de espíritus para él, no solo no tenía idea de la ruta indicada para salir sino que tampoco era muy...apto para defenderse solo de los espíritus que vivían allí. Pero al menos había aprendido una nueva habilidad, de hecho vio unas imágenes del vaquero bastante emotivas, del como ese hombre hacía todo por su familia incluyendo grandes sacrificios...quizás hubiera llegado al corazón de muchos pero Abraxas no le dio casi importancia.




Considerando lo anterior, Abraxas salió del bosque (cosa que no le tomó mucho porque solo se adentró unos metros en este antes de encontrarse al espíritu) y regresó al templo para estar en un sitio seguro en lo que caían las 12 de la noche para que Alpha se encargase del resto.    


Abraxas: ehhh...quizás tenga que dejar un poco fuera la idea de la broma hehehe...(se recarga en la pared fuera del templo)...No creo que saldría igual con la herida en el hombro hue hue...habrá que improvisar...

Pero en lo que analizaba sus opciones  Abraxas se sorprendió un  poco cuando vio que alguien salía de la catedral, y era nada más ni nada menos que su asesino, el rougue amante del azúcar.

Purple eyes


Abraxas: Pero que tenemos aquí, mi mejor amigo Karee, me ...Moría de ganas de verte hahah

Karee: Abraxas...

Abraxas: Hehe, curioso verte por aquí. Yo sé muy bien como morí, ¿pero tú? Quiero saber eso antes de cualquier cosa.

En el rostro de Karee se le veía incomodidad, no solo por su culpa el enmascarado había muerto, la idea de haber asesinado a alguien le provocaba remordimiento  y el hecho de haberle quitado la vida a uno de sus compañeros en un impulso que se le fue la mano, eso simplemente le taladraba la mente El rougue no sabía bien como expresarse con alguien al que había matado pero decidió comentarle la historia de lo que pasó en el hotel y como murió por obra de Al

Karee: Y eso es todo...Sobre tu muerte

Abraxas: Si, si, también quiero hablar de eso...¡¿Cómo te has atrevido?!  ¡Qué clase de idiota eres haciendo esa estupidez!

Karee: Yo...

Abraxas: (lo interrumpe) ¡Piensa en todas esas mujeres que hubieran muerto, incluso Brunilda! ¿¡Qué acaso eres tan ignorante como para exponer tantas vidas?! ¡Has sido un torpe, de no ser por Rem yo no estaría aquí hablando contigo!

Karee: (mira a otro lado mientras cierra el puño con fuerza)

Abraxas: ...Heheh..hahahaha mira tu cara, te la has creído muchacho hahahaha, ¿en serio crees que me enojaría por ello?  haha solo te molestaba huehue  




Karee: ...¿eh?

Abraxas: fue una buena broma haha, aprecio cuando salen con cosas así, muy bien jugado mi estimado.  

Karee:..."Como este tipo puede interpretar algo así como una broma..." entonces...¿no te molestó para nada?

Abraxas Hue hue, en lo más mínimo, pero lo que si me resulta hilarante es la culpa que se te ve en todo tu rostro hahaha, el remordimiento de haberme matado a mí, y de casi haber matado más personas huehuehue, es precioso...en más, ahora te llamaré Killer en vez de Karee, sip, sip, suena bien hehe.

Karee: No espera...

Abraxas solo alzó una ceja (cosa que realmente no pudo apreciarse) y miró al de cabello naranja, su semblante de remordimiento no cambiaba en lo más mínimo pero se le notó un poco agitado al ver que Abraxas le llamaría así

Karee: No quisiera que los demás se enteren de lo que pasó contigo...

Abraxas: ....Mmmmm...Pues mira nada más...Hahaha ¿´No es esto genial? ..¿Les mentiste no?...Hihihi, no les dijiste la verdad

Karee: (vuelve a voltear a otro lado)

Abraxas: Oh baia baia, entonces si les mentiste hahah, ¿No tuviste el valor de que te vieran como un monstruo? ...Ohhh pero espera...¿Qué te impulsó a mentirles?...¿Será acaso que confiabas en que yo no reviviría? ...A este punto me querías muerto hahahah, ¿no es así?  

Karee: Basta...

Abraxas: ¡Si! Me querías muerto, que no hubiera testigos hahaha...No solo un asesino, también un mentiroso...

Karee: Basta...

Abraxas: Oh que encantador...cuando le diga al grupo que me mataste y que mentiste...no, Deja tu eso, cuando le diga a Aiden que también casi matas a Brunilda hihihihi, oh el drama hahaha, ¿te imaginas? a lo mejor e incluso te corren del grup...

Karee: ¡Te he dicho que basta!...Déjate ya de tonterías y dime tu precio.




Por un momento le brilló el ojo a Abraxas cuando escuchó la palabra precio, rió un poco entre dientes, prosiguió dar unos pasos para atrás con su mano de metal en la barbilla, y en cuanto algo vino a su mente miró fijamente al de cabello naranja

Abraxas: Muy bien, si quieres hacer un trato conmigo me será encantador...heheh, sabes, sé que tengo algunos recuerdos de hacer tratos con otros pero he olvidado muchas cosas de mi pasado hehehe...Pero es casi nostálgico huehue...Muy bien, si tú no quieres que hable de lo ocurrido me será un gusto siempre y cuando tú  me entretengas.

Karee: ¿Entretener?

Abraxas: ¡Si! Disfruto la pasión y la ironía hehe, tú me harás algunos favores a lo largo de nuestro viaje para que pueda entretenerme como un espectador cuando yo te lo solicite...no te preocupes, no será muy seguido, si un acto se repite mucho sería aburrido, así que me parece un trato justo para mi silencio hue hue hue

Karee:..¿Cual es tu idea de entretenerte?

Abraxas: Eso es sencillo de contestar, porque ahora ya me vino a la mente una muy buena idea de entretenimiento...No quiero que perdones a Al hehe, aun cuando te mató no estás enojado con él...pero quiero que hagas como que si, que sienta el remordimiento de haberle fallado a un amigo hehehe...Y no me crítiques por ser un psicópata, también le servirá a él para que tenga más cuidado en el futuro huehue...¿Qué dices?  

El rougue se quedó pensativo...¿Con que clase de mente retorcida estaba hablando? El hombre conocido como Abraxas era por mucho uno de los miembros más...intrigantes del grupo, su forma de ver las cosas, su doble personalidad...¿En serio podía hacer un "trato" con alguien al que ni si quiera le ha visto su rostro?...Bueno, no es como si tuviera otras opciones a este punto.

Karee solo le dedicó una mirada que inspiraba odio hacía el enmascarado, realmente aborrecía las condiciones que le dio , pero no tuvo de otra más que asentir con la cabeza en señal de que aceptaba las condiciones del trato


Abraxas: ¡Excelente! entonces ha quedado el trato. Muy bien, muy bien. En ese caso...Nghhh esperemos a la noche para continuar...No quiero hallarme un espíritu en estas condiciones...Alphis se las arreglaría pero yo no tanto hehe.  

Karee: ...Como sea.

El de cabello naranja decidió esperar junto con Abraxas a que dieran las 12, descansando en lo que daba la hora. El arlequín trataba de tryhardear conversaciones pero a este punto Karee no tenía muchas ganas de hablar con él.
Alrededor de las 11 el enmascarado recordó sus notas, por lo que tuvo que arrancar la hoja acerca del incidente con Karee  junto con las bromas que tenía para este y comérsela para que Alpha no la leyera, para luego proseguir a hacer una nota más simple explicando una muerte falsa .  


Abraxas:  Bueno...ya va a ser hora, así que (se levanta) me voy despidiendo hue hue, hablamos mañana hahaha


Walking through the forest


Y trás esa risa burlona hizo su transición de personalidad a Alpha, quién como siempre sin darle importancia a su alrededor lo primero que hizo  fue leer las notas de su compañero. Asintió con la cabeza y prosiguió a dirigirse a Karee, no sin antes tocarse un poco el hombro debido a la herida de la bala que le incomodaba.  

Alpha-003: Misión adquirida, regresar a Durandal para reunirse con los otros. ¿Iniciamos?


Karee: Andando

Los Rougues se dispusieron a desplazarse por el bosque con velocidad, corriendo y saltando por el bosque pero manteniéndose juntos en caso de encontrarse con un espíritu, aunque para su suerte varios de estos estaban quietos y que bueno porque mas de uno emanaba sensaciones muy poderosas
El trayecto era silencioso, ninguno de los 2 tenía muchos planes de conversar, sin embargo  el de cabello naranja no podía negar que tenía algo de curiosidad sobre el enmascarado, por lo que decidió establecer una leve platica con él.


Karee: Aquella noche en la fortaleza Samurai...Cuando te preguntó Ruumi que eras, dijiste que eras Alpha-003...Osea...¿Hay otros 2 como tú?


Alpha-003: Información confidencial, no puedo compartirla.

Karee: Comprendo...Bueno, ¿qué puedes decirme de Abraxas? ¿A que se debe que tengan doble personalidad?

Alpha-003: Me temo que igualmente no puedo responder eso, pero la doble personalidad es una percepción errónea de tu parte  

Karee: Espera...¿Dices que no es doble personalidad o algo así?

Alpha: ...Afirmativo, pero es todo lo que puedo compartir referente al tema. Finalizando esta conversación

Karee: ..."Empiezo a odiar a uno y el otro apenas habla...A veces me pregunto cuál es la historia de ellos...pero supongo que de esta personalidad nunca conseguiré nada...y la otra quién sabe que clase de tonterías me pida a cambio...Sin duda es un tipo complejo"  

Los rougues siguieron desplazándose, fue un largo trayecto y uno bastante silencioso debido a la poca comunicación de Alpha, pero eventualmente lograron arribar de nuevo a Durandal al cabo de las 6 de la mañana.  

Alpha: Hemos arribado a la locación indicada, necesitamos regresar al Hotel con los otros.

Karee: Si, necesitas que uno de nuestros clérigos te cheque ese hombro antes de que empeore

Alpha-003: Afirmativo, continuemos.  

Los rougues rápidamente se desplazaron por la ciudad para dirigirse al hotel para reunirse con los otros, ciertamente sería una grata sorpresa que en efecto cuentan con inmortalidad, pero  aun con ese don, el proceso de la muerte es algo que nadie quisiera pasar más de una vez.  

_________________
avatar
Zhadow
A personalizar
A personalizar

Mensajes : 1653
Fecha de inscripción : 20/12/2010
Edad : 22
Localización : Spagonia

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Rikarudo el Dom Ene 31, 2016 9:47 pm

...

El combate nada ortodoxo finalizó con la victoria de los heraldos de Rem, pudiendo derrotar a Camill y al hombre Caimán, este último logrando escapar con vida pero gravemente herido, entonces fue cuando pudieron tener un descanso muy merecido... esta vez de verdad, gracias al dueño de los hoteles "El Dragón Danzarín", quien les dio tarjetas VIP en agradecimiento por haber derrotado a la banda de los hermosos.

A la mañana siguiente, mientras Renzo y Salem desayunaban, apareció Tecese acompañado de una linda chica peliroja llamada Naomi. Con la intervención de Brunilda, supieron que se trataba de la chica capturada por los samurái que la bruja liberó, y charlando con ella se enteraron de que su hermano se encontraba recluido en "El Infierno", una prisión localizada en Valaflam, el dominio cuyo volcán activo es un peligro constante.


Naomi: Hace 3 días que fue trasladado allí... Yo... yo no he sabido nada de él desde entonces... y no se cuanto pueda aguantar... Yo se... ¡Yo se que acaban de conquistar Durandal! ¡¿Pero puedo pedirles que vayan al infierno a ver que ha sido de mi hermano?! Se que es egoísta y que no tengo derecho de pedirles nada luego de lo que han hecho pero... Son los únicos a los que puedo pedirles algo así...

Salem: Esa es una petición importante... pero muy riesgosa a la vez, ¿tú qué opinas Renzo?

Renzo: ... El... Infierno...


Salem: ... ¿Renzo? ¿Compadre? ¿Hellou?


La mirada del peli plateado se perdió por unos segundos, escuchar acerca de aquella prisión le impactó y le dejó sin habla por una sencilla razón: El Infierno era la prisión donde estuvo preso durante 7 años, esperando su ejecución mientras era obligado a pasar tormentos y torturas a temperaturas incandescentes.

Todo lo que vivió en ese lugar invadió su mente como una tormenta, recuerdos de cuando fue internado en El Infierno, los trabajos forzados a los que fue sometido, los martirios a los que fue víctima solo por el placer de sus futuros verdugos, la inclemente situación en ese momento de su vida podía ser denominada como el presidió que lo mantenía cautivo: Un auténtico infierno.


[♪ BGM ♫]「 人の手に依らない聖堂 」 [♭ BGM♬]
Legend of Legacy OST



FLASHBACK escribió:Una de esas memorias lo transportó de vuelta a El Infierno, donde se encontraba un Renzo de 18 años trabajando arduamente sobre las superficies ardientes, minando con un pico, tratando de encontrar minerales preciosos. El problema no era hacerlo bajo esas temperaturas, sino hacerlo bajo esas temperaturas por casi 20 horas seguidas, sin descanso, por ende el cuerpo del joven Guttuso no podía más, no obstante, su fuerza de voluntad le permitía seguir adelante.

Pero no pasó lo mismo con otro recluso, quien cayó rendido, a las autoridades no les parecía nada bien ver a los prisioneros "holgazaneando", así que lo usaban como excusa para castigarlos. Dos guardias acudieron a la escena para golpear al pobre diablo y obligarlo a volver a sus labores, sin embargo un muy molesto Renzo se interpuso.



Renzo: ¡¡Déjenlo en paz!! ¡Él sólo quiere descansar, hemos estado trabajando sin cesar!

Guardia 1: ¿Huh? ¿Y tu qué? ... Ah, Guttuso, el traidor.

Guardia 2: Déjalo Claudio, no vale nada, es una basura. Guttuso, vuelve a tu trabajo, no te entrometas o verás.

Renzo: ¡No me asustan! ¡No dejaré que se aprovechen más de nosotros!

Don Claudio: Ya estuvo bueno bastardo, tu no tienes derecho a hablar, después de lo que hiciste, asesino.

Renzo: Tch... no me importa, no me moveré, hagan lo que quieran.

Don Claudio: ¡Tú lo quisiste! *saca un bastón eléctrico* ¡Traidor!



El guardia sacó una especie de garrote que emitía descargas y golpeó un par de veces al peli plateado, este quedando arrodillado tratando de soportar el castigo, Don Claudio levantó nuevamente su arma para aplicar su autoridad pero fue detenido por la voz de una mujer, la cual fue suficiente para que quedara pasmado y gotas de sudor recorrieran su frente, parecía que le tenía mucho miedo.

???: ¿Qué está sucediendo Claudio? ¿Por qué tanto alboroto?


Don Claudio: ... J-jefa... yo... estaba imponiendo... un castigo a este inepto.

Guardia 2: ¡Jefa! ¡Uno de los prisioneros holgazaneaba y venimos a castigarlo, pero el prisionero RE-GU-247 se interpuso! ¡Claudio tuvo que ponerlo en su lugar!

???: Oh, ya veo... *voltea a ver a Renzo* si mal no recuerdo... este es el traidor que asesinó a sus padres y una gran parte de caballeros de la Inquisición... Hmph.

Guardia 2: ¡Jefa! ¡Nos llevaremos al otro prisionero para darle un castigo más severo si nos permite!

Renzo: ¡No! ¡No lo hagan!

Don Claudio: ¡Cierra el pico sabandija! ¡O si no--! *levanta su macana*

???: Espera... *detiene el garrote eléctrico con sus propias manos* ¿Qué harás para que no castiguen a ese hombre? ¿Estarías dispuesto a recibir tú el castigo en su lugar?

Renzo: !!! *traga saliva* ... Yo... lo haré, pero déjenlo en paz.

Prisionero: ... Gu... Guttuso... no lo... no lo hagas...

Renzo: Está bien Mikail... puedo soportar esto, tu me has ayudado muchas veces, es hora de pagar esos favores.

???: Awww... qué muestra de amistad tan sentimental... me dan asco. Muy bien, yo me encargaré de darte tu penitencia *se lame los labios*


Tras eso, la misteriosa mujer que había llegado sacó un látigo que tenía en sus caderas y de un movimiento lo enrolló en el cuello del peli plateado y lo arrastró hacia el complejo de celdas de la prisión. Los otros dos guardias la siguieron, dejando al otro prisionero, quien tuvo oportunidad de reponer energías gracias a Renzo.

Mikail: ... Rayos Guttuso... no tenías que hacerlo, tch...

De regreso al hotel, Salem seguía tratando de llamar la atención del ex-convicto, y ya que sus gritos y ademanes habían fracasado, se disponía a darle un pellisco en el brazo, justo cuando recobró la consciencia. Pero eso no lo salvó del pellisco.


Renzo: ¡¡Auch!! ¡Salem! ¿¡Qué te pasa!?

Salem: Lo siento amigo, pero no reaccionabas, después de que mencionaron lo de "El Infierno" quedaste totalmente ido... ¿te recordó algo?

Renzo: ... Eh... sí... me gustaría decir que no, pero sí, conozco el lugar, se los contaré luego *voltea a ver a Naomi* Naomi, ¿cierto? sobre tu petición...

Naomi: ¿¡Me ayudarás!? ¡¡Por favor dí que sí, te lo ruego!!

Renzo: No. Lo siento pero... no puedo hacerlo.

Naomi: ... Y-ya veo...

Salem: ¡R-Renzo! ¡Qué te sucede, pensé que accederías!

Renzo: Es que... no puedo...

Salem: ¡Pero mira a esta linda damita! ¡Está al borde del desconsuelo!

Naomi: .... Yo... *solloza gradualmente hasta soltar en llanto* Mi hermano...


Salem: ¿Ves?

Renzo: Yo quisiera poder ayudarla... pero...

Salem: ¿Pero qué? ¡Pero pero pero! ¡Sólo dices peros! ¡Da una razón lóg--!

Renzo: ¿¡ACASO TÚ CONOCES EL INFIERNO!? ¿¡LAS TORTURAS!? ¡¿LAS HUMILLACIONES?! ¡¿EL DESEAR QUE LA MUERTE TE LIBRE DEL SUFRIMIENTO?! ¡¡TÚ NO SABES NADA!!



[♪ BGM ♫]「 岬の廃村」 [♭ BGM♬]
Legend of Legacy OST


Salem: Uhh... lo siento viejo... no quise ofenderte. Tienes razón... yo no se nada de ese lugar...

Naomi: P-pero... *se limpia las lágrimas* ... t-tú... ¿tú sí?


Ambos se le quedaron viendo a Renzo, expectantes, por la presión a una respuesta, al peliplateado se le salieron palabras que implicaban que tenía conocimientos sobre esa prisión volcánica, Guttuso reaccionó para ver las caras sorprendidas de los presentes, incluyendo a Brunilda, que estaba un poco alejada, pero que tampoco esperaba verlo reaccionar de esa manera. Soltó un suspiro de resignación, y aclaró su garganta.

Renzo: ... Hah... supongo que ahora no podré ocultarlo. Primero... disculpa Salem, no pretendía portarme así contigo.

Salem: No te preocupes... debe ser algo en lo que no debí meter mis narices.

Renzo: No, no, no... es mi culpa, debí contarte antes... sé que sólo tenemos días de conocernos y de habernos embarcado en esta aventura... pero ya hemos pasado por muchas cosas, les diré la verdad a ustedes primero. Me conocen como "El Traidor", y soy... un ex-convicto.

Brunilda: ¿U-u-un exconvicto? ¿Q-q-qué es eso?

Salem: Alguien que estuvo preso, algo como Naomi hace poco, pero bajo cargos de un delito. Yo... lo sabía Renzo, bueno, no del todo, sólo conjeturas, ya decía yo que te conocía de alguna parte. Leí acerca de un caballero de la Inquisición que asesinó a sangre fría a muchos de sus compañeros, incluyendo al reconocido caballero Reinhardt Guttuso...

Brunilda: ¿G-G-Guttuso? ¿I-I-I-igual que Renzo?

Salem: !!! ... entonces... tú...

Renzo: ... Así es *mira el suelo, cabizbajo* Reinhardt era mi padre... y el líder del escuadrón al que pertenecía. Yo era un caballero al servicio de la Inquisición, y no estas equivocado, yo los traicioné y masacré. Pero...

Naomi: !!! *se aleja dando unos pasos hacia atrás* ... E-se escuadrón... era de los más élite... ¿y los asesinaste? ¿a todos?

Renzo: ... Sí... tuve mis razones para hacerlo... fui condenado a muerte en El Infierno, pero tuve que pasar muchos años soportando toda clase de castigos y represalias esperando mi condena. Fue tanto que aguantar que imploraba que mi ejecución llegara pronto, y aunque estuve cerca de morir varias veces, los malditos guardias de aquél lugar no me lo permitieron, sólo para poder seguir divirtiéndose con mi sufrimiento.


Salem: ... Renzo...

Renzo: No me estoy excusando, mis pecados me persiguen aún y sé que no puedo volver en el tiempo, pero... esta misión que nos otorgó la diosa Rem... es una oportunidad de enmendarme y de limpiar mi nombre.

Salem: ¿Limpiarla de qué? Asesinar no tiene excusa...

Renzo: Yo lo sé... pero te aseguro que no lo hice sólo por hacerlo...

Naomi: ... *da pasos adelante, acercándose a Guttuso* ... Yo... confío en él... sé cuando alguien miente, y el está diciendo la verdad, puedo sentir su arrepentimiento y su gentileza *le toma de las manos* Ahora entiendo por qué no quieres regresar ahí... no puedo culparte.


Renzo: !!! ... gracias...

Salem: Si ella confía en tí... yo también lo haré viejo. Luego me tienes que contar el por qué de tus acciones.

Renzo: Gracias Salem, de verdad... prometo contarte todo tal cual fue, solo te pido un favor... no les cuentes nada a los demás, no aun, yo seré quien les revele la verdad en el momento indicado, ¿tú también guardarás mi secreto Brunilda?

Brunilda: ... S-s-s... ¡Sí!

Naomi: Bueno... de todas formas... les agradezco por escucharme... si me permiten me marcha--

Renzo: Espera *le toma de la mano nuevamente para deterla*

Naomi: !!! ¿Q-Qué pasa?

Renzo: Sé que decliné tu petición hace un momento... pero... esos recuerdos invaden mi mente... y es doloroso recordar. No quiero que tu hermano sufra más en aquél perverso lugar. Acepto, iré a Valaflam y lo rescataré, cueste lo que cueste, te doy mi palabra.

Naomi: ¡¿En serio?! ¡¡Muchas gracias!! *suelta en llanto de nueva cuenta y abraza al peli plateado*


Salem: Excelente, si tu vas, considerame dentro. Por lo que dices suena a que esos tipos malos necesitan unas pataditas.


Renzo se sentía aliviado, se sintió liberado de esa carga que venía ocultando, si iba a confiar en los demás heraldos y quería que ello confiaran en él, debía compartir su pasado, por lo menos, a Salem y Brunilda (y Tecese que ahí estaba pero realmente no prestaba atención). Una vez más se sintió determinado, tendría que regresar a El Infierno, su tormento, no sólo para auxiliar al hermano de la chica pelirroja, si no también para enfrentar a sus propios demonios.

_________________
...
Ninty ID: Ricke_Evans



Status FE: Bonded Souls (Arcadia)
Spoiler:
Ethan LV: 5



HP: 20
Str: 8
Spd: 13
Def: 5
Hit: 13



[-E-] Bronze Sword:
39/50
+4 Str
+10 Hit
+1 def

Iron Sword:
45/45
+6 Str
+8 Hit
+1 Def
-1 Spd


Wind Edge:
20/20
Nivel requerido: 5
+6 Str
+6 Hit
+1 Def
Rango: 1-2


Vulnerary x1

EXP: 70/120


M A L F O Y:


「 ¿Qué es la razón? La locura de todos 」
· Devil Survivor ·

「 ¿Qué es la locura? La razón de uno 」
avatar
Rikarudo
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1065
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 26
Localización : D.F.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Dom Ene 31, 2016 11:36 pm

Annoying Little Soldier

*Era una noche tibia en Parcelyte. En el hotel del Dragon Danzarín, los heraldos de Rem descansaban después de una extensa jornada, recuperando fuerzas perdidas. Eran aproximadamente las 6 de la mañana, y Aiden descansaba cómodamente en su cama. Se había quedado hasta la noche entrenando su prana, por lo que aquel sueño le venía de lujo para regenerarse. O al menos así fue al principio porque, aun en sus sueños, sintió algo. Un ruido, una energía, y luego su nombre*

"Aiden"

Aiden: ZzZzzzzZzZzzZ...

"Aiden"

Aiden: zZZZzZ Gh...da...bru...nn...zZZzzzzzZZ....

"Aiden"


*No cabía duda, era su nombre. De repente el sueño del clérigo comenzó a difuminarse hasta quedar en nada. Entonces, abrió sus ojos, lentamente, creyendo que ya era de mañana. La imagen que vio no sólo le impactó, sino que estuvo apunto de sufrir un paro cardíaco*


Alpha: Aiden

Aiden: Aaah....AAAAHH!!! Woohahowwooahowwohaaa!!
-se hecha hacia atrás, chocando su espalda contra la pared-. Q-Q-Qué diablos?!

Alpha: Vengo a reportar mi regreso


*El del parche (que por cierto, no se lo sacaba ni para dormir) por fin tuvo noción completa de la realidad, y se dio cuenta que aun no salía ni el sol. Pero eso no era lo extraño, sino que a un lado de su cama se encontraba el rogue, de pie y derecho cual militar*

Aiden: Abra...No, A-Alpha? Eres tú?

Alpha: Afirmativo

Aiden: Ooohhh
-de repente su rostro se ilumina-. Entonces Rem decía la verdad, enserio somos inmortales! Eso significa que Karee también volverá a la vida...

Alpha: Afirmativo. Confirmé la situación de Karee, y puedo confirmar que está sano y salvo. Se encuentra en estos momentos en su habitación.

Aiden: Vaya, no sabes cómo me alegra hombre. Pero, espera un segundo, qué hora es?

Alpha: Acorde a mis cálculos, son las 6:42 de la mañana

Aiden: ...

Alpha: ....

Aiden: Y qué diablos haces en mi cuarto a las seis de la mañana?!

Alpha: Consideré necesario informarte de la situación actual, Aiden. Además quería cerciorarme de que tú...Y los demás estuvieran bien

Aiden: Oh, sí. Camill y el Hombre Caimán fueron derrotados y el dueño de esta cadena de hoteles nos dio tarjetas VIP. Te daré la tuya...mañana...*bosteza* Ahora sólo quiero dormir, buenas noches.
-se recuesta de nuevo y cierra los ojos-.


Alpha: .... -Se mantiene firme en su posición-.

Aiden: ...

Alpha: ...

Aiden:
-abriendo el ojo- Por qué sigues aquí?

Alpha: Oh, lo lamento. Procedo a retirarme


*El clérigo se escondió bajo sus cobijas y le hizo una seña con la mano a Alpha, que significaban algo así como "Adiós, por allá está la salida". El soldado tardó un poco, pero al final saltó por la ventana y dejó solo al del parche. Y así estuvo en las próximas tres horas.

-Fin del OST-

A la mañana siguiente, los pájaros le despertaron. Era un día radiante, aunque Aiden no se encontraba totalmente repuesto, debido al entrenamiento de la noche anterior y la sorpresiva visita de Alpha. Sea como sea, se levantó y se vistió, y fue entonces que oyó voces en el piso de abajo. Reconoció la de Renzo, al parecer estaba gritando. "No otra vez", pensó, y entonces salió de su habitación rumbo al origen de los ruidos, despeinado y ojeroso como estaba*

Aiden: *Bostezo* Ese Alpha, ya le haré pagar cuando...

Naomi: Ahora entiendo por qué no quieres regresar ahí... no puedo culparte.

Aiden: Uh?
-se detiene en el pasillo y comienza a escuchar la conversación-. (Esa es la voz de una mujer que no conozco. Bueno, al menos no parece un enemigo)

Renzo: ¿tú también guardarás mi secreto Brunilda?

Aiden: !! (Brunilda está ahí? Diablos, y debo de verme horrible!)


*Aiden pasó a un baño cercano y efectivamente, se veía horrible, pero luego de unos minutos, mucha agua y uno que otro retoque frente al espejo estaba listo para presentarse en sociedad. Era ese tipo de mañas las que demostraban que el joven Cross fue, hace ya muchos años, un noble de primera categoría*

Aiden: -entrando a la cocina-. Oh? De qué me perdí?



Renzo: Aiden!

Aiden: Disculpen, tuve una noche... Extraña
-ve que en la cocina, aparte de Renzo estaban Salem, Brunilda, Tecese y una chica pelirroja-. Veo que aun no llegan todos. ¿Y tú, jovencita, quién eres?

Naomi: *secándose las lágrimas* Mi nombre es Naomi... Soy una de las prisioneras que estaban en Durandal

Aiden: Oh, esa Naomi! Los estrategas hablaban mucho de ti, eras una de las prioridades del ataque jajaja


*Entre todos pusieron rápidamente al corriente al del parche de la situación, ocultándole de paso todo lo referente al pasado de Renzo. El peliblanco asentía, analizando la situación que se le presentaba. En eso estaban cuando llegaron Lycoris y Yura. La primera se veía recién levantada, mientras que el monje se encontraba lleno de sudor, quien sabe por qué. A ellos también se les contó la situación actual*

Preparing a New Adventure

Lycoris: Con que el infierno, eh?

Yura: Se oye peligroso...Además, saber que allí habrá otro sujeto como Formercault *traga saliva*

Lycoris: Y ahora no contamos con la presencia de Karee y Abraxas...

Aiden: Oh, sobre eso


*El clérigo estaba apunto de contarles las buenas nuevas a todos, cuando desde la puerta aparecía Karee como si nada, chupando una paleta y mirando a todos como si fuera un día cualquiera. La pelirroja corrió inmediatamente a abrazarlo y ver si no estaba herido. Para el alivio de todos, el ladrón estaba prácticamente intacto, lo que significaba, además, que la promesa de Rem era cierta*

Salem: Y qué se siente morir?

Karee: Bueno, no lo sé, yo sólo sentí la última parte. Recordemos que fue Al el que estaba en mi cuerpo cuando ese musculoso me "mató"

Lycoris: Estoy tan feliz! Eso significa que Abraxas también volverá?




Alpha: Estoy aquí desde hace horas.


*Todos miraron sorprendidos a una de las largas cortinas del complejo. Efectivamente, detrás de ella se encontraba Alpha, quien había usado su stealth para pasar desapercibido. El grupo se alegró nuevamente, aunque no corrieron a abrazarlo, pues conocían lo mortífero que era el soldado. Aiden aprovechó de entregarle a ambos su tarjeta VIP, explicándoles que desde ahora y gracias a ella podrían hospedarse en cualquier hotel del Dragón Danzarín, además de tener comida rápida y preservativos gratis en tiendas de la misma sucursal*

Alpha: Acepto el objeto, aunque creo que sólo Abraxas le sacará provecho

Karee: Lástima que no tuvieran una fábrica de dulces o algo así

Tecese: Se están olvidando de algo o no? No?

Renzo: Oh, sí, Karee!
-procede a explicarle a explicarle la situación en la que estaban-. Si aceptamos la petición de Naomi partiríamos a Valafam, directo al infierno

Yura: No me gusta como suena eso

Salem: Yo, Renzo y Brunilda aceptamos, pero pues, no sé ustedes

Aiden: Hmp, no teníamos un mapa del continente?

Brunilda: S-Sí...
-saca de sus ropajes un pergamino-. E-E-Es el que nos d-dieron en T-tenki

*El del parche tomó el pergamino y lo extendió en la mesa del comedor, tal como hacían los estrategas de la resistencia. Rápidamente encontró su ubicación, en Parcelyte. "Necesito algo para marcar", dijo, y rápidamente Alpha, casi de la nada, le extendió una pluma con tinta roja de dudosa procedencia. Aiden de todas formas la tomó, y señaló el lugar en donde estaban*

Aiden: Nos encontramos en la capital de Amagi, casi al centro del continente. Si nos fuéramos al norte, llegaríamos a Vygor, un dominio completamente cercado por una muralla metálica presuntamente indestructible. Hacia el oeste está Bynquisterr, mi hogar, un territorio hostil y extremadamente peligroso para cualquier de nosotros. Si nos vamos al sur, llegaremos al mar, donde aparte de un día de playa no podríamos hacer mucho

Naomi: Entonces...?

Aiden: Estoy pensando. Yo conozco gran parte de las rutas de Brennevin, y si nos vamos por aquí...
-comienza a hacer una raya por el mapa-. Podríamos llegar a Valafam y... Oh, lo siento, esto se sale no?



Alpha: Afirmativo

Aiden: Muy bien, entonces como les iba diciendo, si seguimos este camino a paso constante llegaríamos en 3 días a la quebrada de Valafam, punto de ingreso al dominio, y que además está cerca de Valam, la capital

Yura: Vaya, sabes mucho de estas cosas Aiden

Aiden: Sólo es un poco de geografía jeje En fin
-mirando a Naomi-. Cuenta conmigo también, haré todo lo posible para encontrar a tu hermano

*Las palabras del estratega parecían convencer al grupo, al menos a aquellos que aun no habían confirmado su apoyo a la causa de Naomi. Parecía que pronto los aventureros tendrían una nueva e importante misión, esta vez en un nuevo dominio. Pero faltaba alguien, y ese alguien comenzaba a anunciarse cuando se oyeron pasos que se acercaban por el corredor*

Karee: (Al...)

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Resh_69 el Dom Ene 31, 2016 11:59 pm

[Minutos antes de que llegara Aiden]

Epic Tale of a Holy Death

Flashback escribió:
-Se puede ver a la bruja despertando de su cama, y de sus ropas esta comienza a sacar un pergamino-

Brunilda: Wall of Pain...

Una luz ilumina el cuarto y con ello solo se mira el cuerpo de la bruja en una total oscuridad, con solo una figura frente a ella... Un mago con una apariencia fantasmagorica que exuda un gran poder oscuro.

????: Karthus... Ese es mi nombre -Abre sus manos y convoca una magia- ¡Wall of Pain!


Brunilda:....

Karthus: Esta pared tiene el poder de debilitar la velocidad y la resistencia magica de tus enemigos por 4 segundos... Usala sabiamente...

El mago comienza a desaparecer y con ello la bruja aprende una nueva habilidad.


-De vuelta al presente-

Brunilda:... *Esta comida esta deliciosa*

La bruja saborea un plato de cereal con leche estilo oriental, ese era su desayuno el cual decidió comer después de escuchar aquel pasado trágico de su compañero, ciertamente le sorprendió a la Bruja la historia del Monje quien contó como sufrió en aquella prisión y las cosas que pasaban en el, pero no por que sintiera lastima por su compañero, si no por que todo eso era nuevo para ella, prisiones y torturas era algo que apenas ella estaba comprendiendo, pero sobre todo torturas.

Brunilda: *crunch crunch* -se sonroja un poco- *Tortura...*

Mientras la bruja terminaba su desayuno se pudo ver como aquella pelirroja se acerba hacia ella de manera determinada mientras que Renzo y Salem postraban también sus miradas sobre la bruja.

Naomi: Brunilda gracias por aceptar ayudar a encontrar a mi hermano -Le toma las manos-

Brunilda: Eeek -se pone un poco nerviosa- n-no hay de q-que...

Naomi: Pero mas que nada estoy muy agradecida de que tu aceptaras -pausa un poco- Ya que con la ayuda de ese caballero se que podrán lograrlo.




Salem y Renzo: ¡¿Caballero!?

Los 2 hombres confundidos preguntaron al escuchar a la pelirroja quien le decía a la bruja sobre aquel hombre enorme de espada en mano y una aura poderosa que la ayudo a salir de la prisión.

Naomi: Ese caballero realmente infundía miedo -sigue hablando-

Brunilda: N-no e-es que y-yo.

Naomi: ¡Llevaba consigo una gran espada y la cargaba con una sola mano, sin mencionar que media mas de 2 metros y tenia una armadura imponente!

Renzo: Espero un momento... -voltea a ver a Salem- ¡No va ningún caballero con nosotros!




Salem: El único que me llega a la mente es Al pero -comienza a pensar en el- No cumple ninguna de las características de las que describe Naomi.

Brunilda: P-p-pero e-e-es que n-no es lo que p-pien....

Naomi: Fue realmente magnifico -Mira a los ojos a la bruja- Se que con su ayuda nada los podrá detener.

Renzo: Esto si que es extraño... Pero ahora que lo pienso ni Alpha ni Brunilda nos dijeron como escaparon.

Salem: Comienzo a pensar que esto tiene que ver algo con los espíritus.

Naomi: ¿Entonces ese caballero los acompañara? -Decía ilusionada la joven-

Brunilda: L-les contare lo que s-sucedió entonces...

La bruja comenzó a contar el escape de la prisión de Durandal, donde les menciono que fue torturada por los Samurai y que gracias a eso tuvo el poder para lanzar una técnica que ya habían visto sus compañeros algunas veces... One With the Abyss, el cual prácticamente hacia aparecer a aquel espíritu en este mundo corpóreo  y con ello este le brindaba un gran poder a la bruja.

Brunilda: L-la figura que v-vistes fue aquel caballero... Artorias.




Imagenes de Artorias comenzaban a pasar por la mente de Brunilda y Naomi, quienes aun recordaban muy bien aquella presencia pues fue capaz de aterrar a un poderoso carcelero Samurai quien termino cayendo ante el devastador poder de la Bruja.

Salem: Increible...

Renzo: ¡Espera, espera! -decia algo confundido el Gottuso- ¿Pero como es posible que convocaras a ese espiritu a este mundo? Yo he usado muchas veces mis habilidad ganadas y nunca he sentido la presencia de ellos.

Brunilda: N-no lo se... -pone sus manos sobre su rostro- En ese momento solo sentía su presencia dentro de mi... Una energía tan poderosa pero tan cálida... Sentía como si todo en el mundo se hubiera detenido y solo me deje llevar por la voluntad de aquel espíritu...

Salem: No puedo creerlo...

Renzo: ¡Brunilda acaba de hablar sin tartamudear!

Noami: ¡Sugoi!

Brunilda: ¡Eeek! -se cubre el rostro con su sombrero- S-solo m-me deje ll-llevar...

Si había algo en lo que no era tímida la bruja era en hablar sobre la magia, pero sobre todo el descubrir como estos espíritus otorgaban esos poderes así como el por que se podía sentir su presencia... Oh por el momento solo ella parecía sentir a aquel espíritu con el cual estuvo tan cerca de morir.

Brunilda: E-en todo caso... C-cuenta c-con s-sin duda A-artorias te a-ayudara a s-salvar a tu h-hermano...

Naomi: ¡Brunilda! -le toma nuevamente de las manos y comienza a llorar un poco- ¡Desde que te vi escapar y acabar con Dohkumatsu supe que tu podrías oponerte ante el poder de los inquisidores!.. G-gracias...




Última edición por Resh_69 el Lun Feb 01, 2016 7:29 pm, editado 1 vez

_________________
⌠ Resh ⌡

avatar
Resh_69
Moderador

Mensajes : 4838
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 26
Localización : República Socialista de México

http://bhagavata.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kusanagi Dark el Lun Feb 01, 2016 1:03 pm

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair


~Serious~

Alistair se encontraba dormido en su cama tratando de descansar luego de todo lo ocurrido en las aguas termales. Sin embargo, la escena de Camill rompiendo la espalda de Karee en su cuerpo se repetía una y otra vez en las pesadillas del guerrero quien no dejaba de repetir su nombre...Aunque la muerte del ladrón no era lo único que lo atormentaba en sus sueños.

No...Karee...Karee...¡KAREE! —Dice gritando al mismo tiempo que abre los ojos y se sienta de golpe sobre su cama para posteriormente suspirar mientras se cubre el rostro con una mano—¿Fue una pesadilla...? No...Eso en verdad paso...

Al se levanto de su cama y se dirigió al baño para tomar una ducha y tratar de despejar su mente pues tenia demasiadas cosas en la cabeza. La muerte de su amigo por culpa de su descuido, la duda sobre si la bendición de Rem era real o no...Y lo que dijo Lycoris acerca de que "Al siempre seria Al."

Ya es algo tarde... —Se dice a si mismo tras salir de la ducha y darse cuenta de que ya era casi medio día— Los demás deben estar esperándome

El joven noble se vistió rápidamente y tomo sus cosas para salir de su habitación y bajar las escaleras hacia el comedor donde el resto seguramente estaría desayunando...Y cual fue su sorpresa al ver que con ellos se encontraba Karee totalmente sano y salvo como si nada le hubiera pasado. Era tal y como dijo Lycoris, solo debía tener fe en Rem.


¡Karee! —Exclamo Al lleno de alegría— No puedo creerlo...¡De verdad estas aquí! No sabes como lamento lo que ocurrió...Pensé que no volvería a verte.

¿Lo ves Al?—Lycoris le sonríe— ¡Te dije que la Diosa Rem lo traería de vuelta!

Al...—Voltea a verlo fingiendo frialdad a pesar de que el también se alegraba de verlo. Pero su trato con Abraxas le impedía demostrarlo— Ciertamente me alegra estar de vuelta...Aunque hubiera preferido no tener que volver a verte.

¿H-Huh...? ¿De que estas hablando...? —Su expresión cambia a una de preocupación—

¿Acaso crees que iba a olvidar fácilmente que fue gracias a tu descuido que yo termine muerto?—Dice con enojo en sus palabras aunque por dentro le duele tener que hacerlo— La única razón por la que estoy aquí ahora es gracias a Rem...Pero...¿Y si no hubiera sido así? No creas que voy a perdonarte por esto...

Karee...—Lycoris mira al ladrón sin poder creer lo que escuchaba— No estas hablando en serio...¿Cierto?.

Lo siento Lycoris...—Trata de evitar su mirada, volteando a ver a Al aun fingiendo odio en su mirada— Pero Simplemente no puedo perdonarlo cuando es el quien debió haber muerto en mi lugar...


Las duras palabras del ladrón habían tomado por sorpresa no solo al guerrero, sino a todos los presentes. Y es que ninguno de ellos se esperaba que alguien tan pacifista como Karee pudiera guardarle rencor a alguien...Especialmente a alguien que durante todo este tiempo se había vuelto la persona mas cercana a el al grado de que esos dos eran los únicos que verdaderamente podían hacerse llamar amigos dentro del grupo...Pero al parecer esa amistad había llegado a su fin.

P-Pero...¡Ya te dije que lo sentía! —Exclamo Al dolido—

Sentirlo no es suficiente...—Lo fulmina por la mirada, odiándose a si mismo por ello antes de darse media vuelta y salir del comedor para ocultar sus propias lagrimas.— No tengo nada mas que decirte...

¡Oye tu! ¿¡A donde crees que vas!? —Grito molesto Alistair tratando de seguirlo— ¡No hemos terminado!

Déjalo ir Al...Si vas tras el ahora solo se harán mas daño ambos.—Lycoris lo sujeta del brazo para detenerlo— Estoy segura de que Karee no sentía realmente lo que dijo...Solo, dale algo de tiempo.

¡Pero...! —Mira la puerta por la que salio Karee para luego bajar su mirada hacia ella y suspirar al verla prácticamente suplicándole con la mirada— Esta bien...Lo intentare...

Todo va a estar bien Al—Toma su mano e intenta sonreirle para darle ánimos— Solo...Ten Fe.


Se que tal vez este no sea el mejor momento Al... —Aiden se acerca a ambos— Pero debo ponerte al tanto de la situación...

Aiden procede a explicarle al guerrero todo lo que había ocurrido en su ausencia. Especialmente como Naomi les había pedido ayuda para rescatar a su hermano del "Infierno" Una prisión en Valaflam llamada de esa forma por que es literalmente un infierno para todos aquellos que terminan en ella...Sin embargo, en cuando el noble escucho el nombre de Valaflam la expresión de tristeza en su rostro por las palabras de Karee cambio a una de incomodad e incluso...¿Miedo?.

D-Dijiste Valaflam...? —Pregunta con nerviosismo en su voz—

Así es.—Aiden asiente mientras le muestra el mapa— Esta es la ruta que seguiremos...

¡No podemos ir a Valaflam! —Aparta la mirada del mapa mientras que todos reaccionan con sorpresa ante sus palabras—

¿¡Pero que estas diciendo Al!? —Exclamo Salem molesto golpeando la mesa donde estaba el mapa con su palma— ¿¡Que no acabas de escuchar que el hermano de Naomi esta ahi!?

El hermano de Naomi es un factor importante, si. Pero no es el único—Agrego Aiden— Las otras rutas son demasiado peligrosas y después de meditarlo, Valaflam es la mejor opción para dirigirnos.

¿¡Q-Que hay de Deneb!? —Lo señala en el mapa— E-Estoy seguro que el hermano de Naomi estará bien mientras nosotros...

Al... —Renzo se le queda mirando fijamente— ¿Acaso tienes miedo...?


¿¡Miedo!? —Se siente indignado ante la pregunta del monje— ¡Yo no tengo miedo!

Esta bien, puedo entenderlo... —Muestra una expresión seria en su rostro acompañada de una ligera y confiada sonrisa—No te culpo por tenerle miedo al infierno...

¡Ya te dije que no le temo al infierno! —Golpea la mesa—

¿Entonces por que tratas de evitar ir a Valaflam a toda costa? —Pregunto Renzo—

Y-Yo...¡Tengo mis razones! —Aparta la mirada—

Vaya, Vaya...¿Ahora eres tu el que esta tratando de ocultar algo? —Lo mira con cierto enojo— ¿No te parece un poco hipócrita después de nuestra pelea?

... —Aprieta los puños y mira hacia el piso en silencio—

Esta bien. No pienso cuestionar tus motivos para querer alejarte de Valaflam. También seria hipócrita de mi parte hacerlo. —Sonríe ligeramente al recordar la pelea que tuvo con el cuando el mismo trataba de evitar su pasado, pero su rostro vuelve a tornarse serio casi de inmediato.— Sin embargo...Nosotros ya tomamos una decision y vamos a rescatar al hermano de Naomi del infierno con o sin tu ayuda.

Al continua en silencio meditando la situación. Realmente no desea ir a Valaflam por motivos personales. Sin embargo, el resto parece que ya ha tomado una decision...Y a pesar de sus razones para querer alejarse de esa region en particular, tampoco puede simplemente quedarse de brazos cruzados sabiendo que el hermano de Naomi estaba en una de las prisiones mas brutales e inhumanas que existían en todo el continente.

Supongo que tarde o temprano acabaríamos yendo a Valaflam de cualquier forma... —Suspira antes de levantar la mirada hacia sus compañeros mostrándose determinado— Al parecer no tengo otra opción así que...Ire con ustedes.


_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
Motionero destacado
Motionero destacado

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Celtic el Lun Feb 01, 2016 2:09 pm

Aiden: Está decidido entonces. Nos pondremos en marcha a Valaflam. Como mencioné, debería tomarnos aproximadamente 3 días arribar a la entrada del dominio.  

Tecese: Marchar, marchar.

Salem: Al menos alguien si parece tener ganas de ir.

Tecese: Deberíamos decirle adiós a los caballeros para que sepan que nos vamos y que no nos extrañen.  

Aunque las palabras de Tecese tenían poca o nula seriedad dado que el estaba concentrado jugando a hacer una torre de cubitos de azucar, lo cierto es que el resto estuvo de acuerdo con esa idea, por lo que aquellos que aún tenían cosas en sus habitaciones regresaron por ellas, se despidieron de la recepcionista y procedieron a volver a la gran fortaleza Durandal,  y aunque en teoría se seguía viendo igual, ahora brindaba un aire distinto al de la última vez.

Figaro Castle


La presencia de los caballeros se notó en cuanto 2 de ellos que vigilaban la parte alta de la fortaleza avisaron que se trataba de los héroes conquistadores de Durandal, por lo que de inmediato ordenaron que el portón se abriera y se les permitiera el ingreso a la fortaleza. Se veían caballeros por todos lados yendo de un lado a otro, principalmente cargando distintas cosas, desde armas y armaduras, hasta uno que otro monumento o pieza de arte de sus héroes del pasado.

Caballero reformado 59: ¡Ohh, son ustedes! (En su emoción de saludar a los héroes casi se le cae una pintura de alguien lo suficientemente importante para merecer una). ASSDFSFDF.

Yura: ¡Cuidado! (Se desplaza rapidamente a donde el caballero para ayudarle a que no se le caiga).

Caballero reformado 59: Alabado sea héroe del palito. No hay penuria muy grande o muy pequeña para que usted no la resuelva....


Alrerin: ¡Hey! ¡Hey! ¡El héroe del palito no estará allí siempre para resolver tus estúpicedes! ¡Pon atención y lleva eso a la galería de las leyendas!

Alistair: ¿Galería de las leyendas? Tengo que ir viendo si tienen espacio para cuando pongan algo mío allí (Sigue al caballero).  

Alrerin apreció la llegada de los héroes que tanto les asistieron en el asalto por la fortaleza, aunque disculpándose un poco por lo agetreados que estaban todos. Llevaban todo el día de ayer y la mañana de hoy moviendo sus cosas de un fuerte a otro, redistribuyendo los cuartos, capacitando al personal respecto a la transferencia, haciendo monumentos para los caídos y derrotando a uno que otro mimic que hallaron en los dormitorios.

Renzo: Ohh sí, tiende a ser dificil... ¿Ustedes también los explotaron?  

Alrerin: Lamentablemente... Pero bueno, si quieren vayan a hablar con Fargus. Yo tengo que asegurarme que estos cabezas huecas no rompan nada... Oye ¡Oye tu! ¡Cuidado con esa vajilla de porcelana! (Se va corriendo a regañar a otro caballero).  

Lycoris: Vaya, se ve que están muy ocupados. Pero al menos se siente paz en el ambiente.

Aiden: A pesar de las dificultades o las pérdidas, estos hombres están decididos a seguir adelante para luchar y defender aquello en lo que creen. Y nosotros debemos hacer lo mismo, pero nuestra batalla es lejos de esta fortaleza.  

El grupo continuó su recorrido hacia la gran estructura central, donde previamente habían derrotado al temible Formercault. Allí se encontraba ahora Fargus revisando unos planos de la fortaleza y hablando con algunos caballeros para seguir administrando la utilidad de cada cuarto, claro que en cuanto vio a sus aliados llegar, se detuvo para saludarlos.  


Fargus: ¡Pero si son nuestros héroes! Que gusto de verlos. ¿Que los trae por aquí? Vienen a ayudar con la mudanza Juar Juar Juar.  

Tecese: Vinimos a despedirnos... Adios Fargus. (Se va)  

Fargus: ¿Que diantres?   

Karee: Creo que tendremos que ser un poco más específicos que él... 

Fue así como los elegidos por Rem le explicaron a Fargus acerca de su viaje a Valaflam, no queriendo decir que había sido en parte por la petición de Naomi por temor a que se le dijera algo o se le hiciera responsable por la decisión del grupo. El líder opositor de Amagi entendió que había otras regiones que necesitaban ayuda de estos paladines de la justicia y solo pudo desearles buen viaje, además de agradecerles la información para no incluirlos en futuros planes de defensa de la fortaleza por si algún inquisidor volvía para reclamarla.  

Fargus: Gracias por todo lo que han hecho y harán jovenes héroes. Estoy seguro que cada pérdida que sufra la inquisición de aquí en adelante será obra de ustedes... ¡Triunfo y gloria en sus viajes! ¡Triunfo y Gloria!  

Aiden: ¡Triunfo y gloria a ustedes también!  


Renzo: ...Por cierto... (Camina hasta donde Naomi y le pide que se alejen un poco del grupo para hablar con ella en privado). Lo mejor es que permanezcas aquí.  

Naomi: P-pero yo debo ir con ustedes... F-fui yo quien les pedí que hicieran esto y... y mi hermano...

Renzo: Entiendo que estés preocupada pero... 

Llegaba el momento de abandonar Amagi y emprender rumbo a Valaflam, como aparentemente ya lo estaba haciendo Tecese justo ahora. Desde luego, era posible que hubieran algunas personas con las que quisieran hablar o algo de información que recabar antes de irse. Quizás inclusive una pequeña ayudita para su viaje futuro.  Después de todo, no todos los días se planea un viaje al mismo infierno...
______________________________________________________________________________________________________

INDICACIONES: Están por abandonar Amagi. Si tienen algún asunto pendiente, es su momento de atenderlo. En cuyo caso, aquí hay algunos objetivos con los que pueden cumplir antes de marcharse.

Objetivos:
-Hablar con Fargus o Alrerin respecto a que puede ser dificil el camino a pie. Revisarán su inventario y les otorgarán unos viejos carromatos que se supone ya no usarán por que permanecerán la mayor parte de su tiempo en Durandal. No son de la mejor calidad y los caballos ya tienen sus años, pero seguro deberán poder aguantar el viaje y evitar que ustedes se cansen demasiado.
-Ver la galería de las leyendas y enterarse de la historia de algún noble caballero que les sirva como ejemplo para ganar DETERMINACIÓN para su viaje.
-@Renzo: Explicarle a Naomi que es una misión muy peligrosa y que lo mejor será que permanezca en Amagi.
-Ya que estén todos listos, ponerse en marcha a Valaflam.

Rol Cuota: 4

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 27
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Lun Feb 01, 2016 5:51 pm

Tensiónes con Abraxas (OST sin nombre, Conception)

El maldito... Karee estaba listo para golpearle la cara al enmascarado, para volver a matarlo, de cualquier forma son inmortales, ¿no? Pero si llegaran a saber que él mató a Abraxas, haya sido o no un accidente, dudarán de él. Comenzarán a desconfiar, y como él dijo, puede incluso que lo hechen. No puede hecharse atrás ahora. No importa qué, debe cumplir el deseo de Harusame y su padre. Y si para eso debe hacer ese sacrificio, así sea. Pero eso no impide que el odio se haya acumulado por unos momentos en él.

Cuando este bromista fue cambiado por Alpha, Karee pudo sentirse ligeramente más cómodo. Al menos no se trataba del mismo monstruo. Alpha era más una máquina que un monstruo. No hace lo que hace por maldad, si no porque así está programado, lo que hace que por más actos malos haga, no pueda verlo en malos ojos, Solo hace que tenga más cuidado en su presencia... Karee decidió interactuar con él, viendo que se trataba de alguien menos malvado que Abraxas. Alpha no le dio mucha información, pero la que le dio fue suficiente. No son personalidades múltiples... ¿entonces que son?

Karee: Comprendo...Bueno, ¿qué puedes decirme de Abraxas? ¿A que se debe que tengan doble personalidad?

Alpha-003: Me temo que igualmente no puedo responder eso, pero la doble personalidad es una percepción errónea de tu parte  

Karee: Espera...¿Dices que no es doble personalidad o algo así?

Alpha-003: ...Afirmativo, pero es todo lo que puedo compartir referente al tema. Finalizando esta conversación

El... por falta de mejor término, Androide, estaba dando información sobre Abraxas y él, cosas que aunque detalles incompletos, el ladrón los utiliza para llegar a conclusiones. Karee no es el más brillante, pero conocer sobre este androide le da una ligera ventaja, como dije, le permite entender que lo que hace no es por maldad, a diferencia de Abraxas... lo que lo lleva a preguntar.

Karee: Y... ¿que opinas de Abraxas?

Alpha-003: ...Clasificado.

El resto del viaje fue tan silencioso como el espacio.

Fresca Mañana (OST sin nombre, Conception)

Karee al llegar al hotel no interactuó con nada ni nadie. Estaba muy agotado por lo ocurrido, así que fue directo a la que le dijeron fue su habitación a descansar. Pronto se hizo de día y el ladrón fue al comedor a desayunar. Por primera vez en un tiempo, decidió comer algo que no tuviera azúcar, pues las pasiones llegan tan lejos como las emociones lo permitan. Terminó mucho más rápido de lo esperado y entonces fue cuando decidió darse a si mismo el placer de una paleta.

Saliendo del comedor, se encontró con el resto por primera vez. Por dentro se sintió aliviado, era como si nada del día anterior hubiera pasado, pero oh, cómo se equivocaban. Aunque por dentro, Karee estaba feliz de verlos, debía mantener la imagen del ladrón estoico, así que prosiguió a nada más y nada menos que hacer como si nada hubiera pasado. Sin embargo, Lycoris lo abrazó. Karee quería devolver el abrazo, pero de nuevo, quería mantener la imagen, así que siguió insistiendo que estaba bien mientras la clériga lo inspeccionaba. Si miran con atención, pueden ver una leve sonrisa en su rostro que intenta esconderse con la paleta.

Salem: ¿Y qué se siente morir?

Karee: Bueno, no lo sé, yo sólo sentí la última parte. Recordemos que fue Al el que estaba en mi cuerpo cuando ese musculoso me "mató"

Lycoris: Estoy tan feliz! Eso significa que Abraxas también volverá?

Alpha: Estoy aquí desde hace horas.

Al momento que las miradas de todos se giraron al otro rouge, Karee no pudo evitar soltar su sonrisa. Estaba de vuelta, todos estaban bien... no duraría mucho, pronto, Renzo informó al rouge de que estaban listos para ir a su siguiente ubicación. Aunque sorprendido por lo rápido que están listos para moverse, Karee no se opuso.

Karee: Yo iré a donde me necesiten. Si quieren ir a Infierno a sacar algunas personas, están hablando con el ladrón indicado.

Renzo: ¡Gracias Karee! Con tus habilidades debe de ser más fácil.

Karee mostraba una sonrisa al hablar con todos sus compañeros. No es que fueran realmente amigos, pero eran de momento lo más cercano que Karee tenía a un equipo. Debía confiar en ellos si ellos van a confiar en él y debe de estar seguro de no decepcionarte... su Sonrisa sin embargo no duró mucho... De felicidad a estrés extremo. El ladrón no es inexperto en la actuación y la mentira, solo esperaba no tener que hacer esto.

Something is Very Wrong (OST)

Alistair: ¡Karee! No puedo creerlo...¡De verdad estas aquí! No sabes como lamento lo que ocurrió...Pensé que no volvería a verte.


Lycoris: ¿Lo ves Al? ¡Te dije que la Diosa Rem lo traería de vuelta!

Karee: Al...(También me alegra verte... y lo siento por esto...) Ciertamente me alegra estar de vuelta...Aunque hubiera preferido no tener que volver a verte.

Alistair: ¿H-Huh...? ¿De que estas hablando...?

Karee: ¿Acaso crees que iba a olvidar fácilmente que fue gracias a tu descuido que yo termine muerto? La única razón por la que estoy aquí ahora es gracias a Rem...Pero...¿Y si no hubiera sido así? No creas que voy a perdonarte por esto...

Lycoris: Karee... No estás hablando en serio...¿Cierto?.

Karee: Lo siento Lycoris... Pero Simplemente no puedo perdonarlo cuando es el quien debió haber muerto en mi lugar...

Pero el ladrón es inteligente. Sabe que no puede romper el trato. No puede dejar que Alistair sepa que es una farsa y pedirle que siga con ella, porque el guerrero seguramente confrontaría a Abraxas, quien puede usar todo a su favor y voltearía todo contra el ladrón. No importa qué, no puede permitir que Alistair lo sepa... sin embargo Lycoris. Karee escribió una pequeña confesión. De todo el grupo, Lycoris es la más probable que lo entienda, así que es la única a la que le puede decir lo que ocurre. El ladrón sabe el arte del carterista. Solo es cosa de hacer lo mismo, pero al la inversa. Meter la carta a las pertenencias de Lycoris.

Carta (Solo abrir por Lycoris):
Hola... escribo esto en la noche en esta habitación del hotel. No sé cuando leas esto, pero probablemente habrás notado la forma que trato a Al... sé que de todos eres la única que podrá entender, y siento que serás la única que no me odiará por esto. Y quiero que no le digas de esta carta a nadie. De hecho, quémala cuando acabes de leer.

Esconderé entre palabras lo que quiero decir, así aunque lean una parte al azar, hay menos probabilidad de que su atención llegue al punto importante. Quiero decir que aunque no fue intencional, la partida de nuestro amigo enmascarado fue mi culpa. Los detalles no importan, el punto es que eso está sobre mis hombros. Si el resto se entera, surgirá desconfianza. No puedo permitir que esto sea revelado. Debo completar esta misión que nos encomendó Rem, no solo por ella, si no por... motivos propios.

Solo quiero que entiendas que mi actitud no es algo que yo haya decidido... si no un trato que se vio obligado hacia mí. Por favor, no digas a nadie sobre esto. Si alguien se entera temo por el grupo entero empiecen a dudar de mí. Sé que todo esto suena sospechoso, pero te pido que confíes que no deseo mal a nadie del grupo, todo esto fue un accidente desafortunado del que estoy sufriendo las consecuencias... Te explicaría más, pero me quedo sin papel... si quieres más detalles, lamento decirte que es muy arriesgado que te los diga en persona o escriba más cartas, así que solo confía en mí por ahora... Por favor, no dejes que esto afecte a Rubito demasiado. Creo que eres la única que puede controlarlo.

—Karee "El saboteador".

El ladrón hizo como dijo que haría. Más le vale a Abraxas cumplir su parte.

Alistair: P-Pero...¡Ya te dije que lo sentía!

Karee: Sentirlo no es suficiente...No tengo nada mas que decirte...

Alistair: ¡Oye tu! ¿¡A donde crees que vas!?  ¡No hemos terminado!

El ladrón se retiró, tratando de mantener su imagen de ladrón estoico, esperando que nadie más vea la carta que le dejó a Lycoris.

Amagi (OST by me)

El ladrón hizo lo posible para calmarse de la ira contenida antes de comenzar a caminar por la ciudad con su capa puesta y cubriendo su cabeza. Sí que parecía sospechoso, pero su intención era simplemente que no lo siguieran sus compañeros. Las capas así son comúnes en el barrio europeo, así que espera que no lo encuentren rápidamente. El sol, aunque cálido, no era molesto a estas horas... y si estaban listos para irse, el ladrón tenía que ir a cumplir una promesa.

Pronto se encontraba frente a la casa de Ha... de Ruumi, y sintiéndose muy incómodo (en parte por nunca antes haber tenido que tocar para entrar a una casa) tocó tres veces antes de que la chica abriera la puerta y se encontraran de nuevo. De nuevo, Karee sentía un alivio, pero a diferencia de con sus compañeros, aquí por algún motivo sí se dignó en mostrarlo.

Ruumi:
¿Karee? ¿Pasa algo?

Karee:
Solo vine a cumplir mi promesa. Te dije que vendría a verte antes de dejar Amagi... Parece que nuestro siguiente destino es... valflan... van...

Ruumi:
¿Valaflam?

Karee:
Eso.

Ruumi:
Pero allá hay más presencia de los inquisidores... y ni se diga de la prisión de Infierno.

Karee:
Lo sé. Y esa prisión parece ser nuestro objetivo... En cualquier caso... ¿Tu cómo estás?

Ruumi:
E-estoy bien pero... ¿infierno? Durandal era una cosa, pero no creo que...

Karee:
Mira, no importa a donde vayamos, nuestro grupo tiene sus problemas, pero ya viste lo que podemos hacer juntos... Tan pronto pueda vendré a visitarte. Me aseguraré de mandar cartas.

Ruumi:
No, tienes razón. Además, puedo verlo en tí... confías en ellos, ¿no? Y yo confío en tí, así que, si dices que pueden hacerlo... A no ser que quieras que tus cartas se queden en el buzón, creo que será mejor que no lo hagas... ¿Les importaría a tus compañeros si voy con ustedes?

Karee:
uhm... no sé... no creo (?) Pero... ¿estás segura? Entiendes que serán varios días de viaje y que una vez llegemos seguirá siendo bastante malo... ¿verdad?

Ruumi:
Estás hablando con la hija del comandante de Durandal. El entrenamiento que me hacía hacer no se compara con Infierno, pero estoy segura que puedo arreglármelas por mi misma.

Karee:
ugh.... mira, sé que no puedo disuadirte, pero si vas a venir, solo te pido una cosa...

Ruumi:
Siempre que no me pidas hacerlo todo yo, creo que puedo arreglármelas... ¿que cosa?

Karee:
Quiero que si ocurre algo, no te metas en el combate a no ser que sea completamente necesario. Nosotros tenemos... una extraña bendición que no nos permite morir, pero tu no. No importa que nos pase a nosotros, necesito que si puedes evitar entablar combate tu, así lo hagas.

Ruumi:
Supongo que es justo... pero si me atacan, más les vale tener toda su habilidad lista, porque no caeré tan fácilmente.

Karee:
Me imagino... pero... bueno, creo que el resto necesitaría conocerte primero, ¿no?

Ruumi:
¡Oh, seguro, llévame con ellos!

Karee:
ahm... ¿ahora?

Ruumi:
Si, ahora. Ya tengo mi armadura, mi lanza está por allá, la Katana de papá está aquí y no creo que este lugar necesite mi presencia.

Karee:
¿Planeaste esto?

Ruumi:
¿Pero qué te daría esa idea?

Karee:
...

Ruumi:
¿Entonces? ¿Nos vamos?

Karee:
Seguro... pero te repito, nada de arriesgarte.

Ruumi:
Te preocupas demasiado.

Y aunque incómodo, el ladrón y la guerrera comenzaron a caminar hacia el hotel donde sus compañeros supuestamente estaban. Al llegar, sin embargo, la recepcionista les informó que se habían ido, y completamente traumatizada por lidiar con Tecese, les dijo que "A decir adiós". Karee pensó por un momento y entonces se dirigió a la fortaleza de los caballeros. Sin embargo, por su apariencia de civil Y Samurai, no le permitieron la entrada a Ruumi. Para suerte de Karee, llegó justo cuando el resto estaba hablando con Fargus.

Tecese: Vinimos a despedirnos... Adios Fargus. (Se va)

Fargus: ¿Que diantres?

Karee: Creo que tendremos que ser un poco más específicos que él...

El grupo se espantó rápidamente a escuchar a Karee hablar sin ninguna advertencia. ¿Cuando llegó? Se preguntaron. En cualquier caso, El ladrón solo estaba allí para despedirse igualmente. No interactuó mucho con este grupo de resistencia, pero asumió que era simplemente cortesía. Pudo ver a todos ir por su lado, tras lo que se dirigió a la entrada para esperar con Ruumi al resto.

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Rikarudo el Lun Feb 01, 2016 6:23 pm



[♪ BGM ♫]「 精霊使い 」 [♭ BGM♬]
Legend of Legacy OST


Renzo: ...Por cierto... (Camina hasta donde Naomi y le pide que se alejen un poco del grupo para hablar con ella en privado). Lo mejor es que permanezcas aquí.

Naomi: P-pero yo debo ir con ustedes... F-fui yo quien les pedí que hicieran esto y... y mi hermano...

Renzo: Entiendo que estés preocupada pero...


De vuelta a la fortaleza conocida como Durandal se encontraban los heraldos de Rem, haciendo preparaciones para su próximo viaje, aprovechando para despedirse de los valerosos caballeros que les habían apoyado tanto. Cada quien se fue a checar sus asuntos a distintas locaciones del fuerte, Renzo por su parte tenía una charla con Naomi, razón por la que el peli plateado había aceptado la encomienda de ir a la prisión llamada "Infierno".

Renzo: ... Ese lugar a donde nos dirigimos, donde está tu hermano prisionero... no es nada seguro.

Naomi: ¡No importa! ¡Es mi hermano, debo estar ahí!

Renzo: Yo se que quieras acudir al auxilio de tu familia, sin embargo... te estarías poniendo en mucho peligro.

Naomi: ¡Ya dije que eso no importa! ¡Me arriesgaré si es necesario! ¡Tú te arriesgarás, no puedo quedarme de brazos cruzados!

Renzo: ¡Naomi! *la toma de los hombros* ¡Por favor entiende! ¿Con qué cara podría enfrentar a tu hermano si te pasa algo?

Naomi: Este... pero... al menos, si me pasa algo... el estaría bien, con eso me basta...

Renzo: No Naomi... *se voltea y se asoma por una ventana* Recuerdas que en el hotel hable de mi pasado... lo que viví ahí es indescriptible... aún me atormentan las memorias, el miedo me persigue en sueños y cuando trato de olvidar todo eso, las cicatrices en mi cuerpo no lo permiten y me hacen rememorar el dolor al que fui sometido...


Naomi: Renzo...

Renzo: Por eso no puedo permitir que nos acompañes... no debo dejar que nadie más sufra o muera... mucho menos tú Naomi...

Naomi: !!! *se sonroja* ... P-p- ¿Por qué te preocupas tanto... por mi?

Renzo: ... E-es sólo que... me recuerdas a alguien... a quien no pude salvar, no quiero que pase lo mismo contigo.

Naomi: ... *se acerca a Renzo, junto a la ventana* Esta bien, me quedaré aquí.

Renzo: *se voltea* Me alivia escuchar eso Naomi.

Naomi: Con una condición... prométeme que regresarás sano y salvo, tú y tus amigos, junto con mi hermano. *le toma la mano*

Renzo: Seguro... es una promesa.


Naomi: ¡Espero la cumplas! Por cierto, acompáñame, quiero enseñarte algo.


La peliroja jaló a Guttuso y lo llevó a lo más alto de Durandal, donde pudieron ver las vastas tierras de Amagi, los campos, la ciudad y el despejado cielo azul. Ambos se quedaron ahí charlando por un rato, en lo que los demás se preparaban para su peligrosa misión. Renzo estaba determinado a vencer de una vez por todas a los espectros que agobian su alma... y ahora tenía alguien que proteger... un motivo para regresar, para vivir.


_________________
...
Ninty ID: Ricke_Evans



Status FE: Bonded Souls (Arcadia)
Spoiler:
Ethan LV: 5



HP: 20
Str: 8
Spd: 13
Def: 5
Hit: 13



[-E-] Bronze Sword:
39/50
+4 Str
+10 Hit
+1 def

Iron Sword:
45/45
+6 Str
+8 Hit
+1 Def
-1 Spd


Wind Edge:
20/20
Nivel requerido: 5
+6 Str
+6 Hit
+1 Def
Rango: 1-2


Vulnerary x1

EXP: 70/120


M A L F O Y:


「 ¿Qué es la razón? La locura de todos 」
· Devil Survivor ·

「 ¿Qué es la locura? La razón de uno 」
avatar
Rikarudo
Hyper Motionero
Hyper Motionero

Mensajes : 1065
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 26
Localización : D.F.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Mystearica el Lun Feb 01, 2016 8:19 pm

Luego del bizarro enfrentamiento, nada mejor para la clériga que un verdadero descanso. Una cama mullida y una almohada esponjosa. El cansancio la durmió casi instantáneamente, a pesar de que se encontraba adolorida por todas partes. Si bien le había emocionado aquel peculiar intercambio, lo pagó con creces, no sólo moretones invadían casi todo su cuerpo, sino que habían perdido momentáneamente a dos de sus compañeros. Pero regresarían, se decía a si misma la chica. Su fe por la Diosa era más grande que su temor por la pérdida. Confiaba que los verían pronto.

A la mañana siguiente no demoró en levantarse. Se duchó y aprovechó ese momento para revisar su cuerpo. No estaba tan mal. El color de los mismos empezaba a desvanecer de a poco, y con ello el dolor. Eso la animó. En cierto modo, aquella pelea la había ayudado a vislumbrar el límite de sus habilidades. Si bien no tenía la corpulencia de un luchador, se convenció de que no era tan frágil como parecía. Eso le recordó que no había puesto en práctica sus nuevos conocimientos. Apoyando sus manos en una de sus heridas más graves, susurró.

Lycoris: ...Regen

Era asombroso. Hasta cuando dejaba de ejercer influencia con su prana sobre la herida para continuar la curación, esta continuó por su cuenta un tiempo más, hasta que fue decreciendo en intensidad para luego desaparecer. Sin dudas le sería de utilidad.

Ya vestida bajó al lobby, encontrándose casualmente con su compañero de anteojos. Se veía agitado, sus mejillas estaban rojas del esfuerzo y estaba empapado de sudor.


Lycoris: ¡Oh! ¡Héroe!

Yura: ...Sólo dime Yura.

Lycoris: Y-Yura. Genial, Yura. Oh, esto... Toma.

Buscó entre sus pertenencias algo que le pudiese servir. Ajá, un pañuelo. Perfecto.

Lycoris: Aquí tienes. Para tu sudor.

Yura: Oh... Gracias. No es necesario.

Lycoris: No, ¡insisto! Al menos para tu rostro. Yo...

Lycoris hizo una pausa y respiró profundo antes de seguir.

Lycoris: ¡Te admiro mucho! E-es decir. Tus hazañas y... valor... Y el verte esforzarte tanto tan temprano. En cierto modo me avergüenzo de no haber hecho lo mismo. No prepararme, no entrenarme, no--

Yura: N-no, yo sólo... Quise salir a--

Lycoris: Yo... ¡Quiero serte de ayuda! Es decir, también... Quiero entrenarme. N-no sé si sea lo correcto pero... Quizá me ayude a mí a ser de mayor utilidad en peleas próximas. Por eso... ¿La próxima vez...?

Yura: ¿Quieres hacer lo mismo?

Lycoris: ¡Sí! Bueno, si está bien.

Yura: Heh, supongo que sería más divertido con compañía.

Lycoris: ¿¡En serio!? Prometo no ser una molestia.


Se sonrieron el uno al otro, aunque era evidente que la más emocionada era la clériga. Su determinación era una cosa extraña para el héroe palito, pero aún así su mirada no le permitió negarle la petición. Quién sabe, quizá hasta podrían mejorar ambos su resistencia física. No obstante, no era momento para seguir pensando en eso. La charla fue interrumpida por el estómago de la chica, el cual un ruido gutural.

Lycoris: Ooops. Creo que debería desayunar. Los demás deberían estar allí también.

Yura: Tienes razón, vamos. Oh, y toma, lamento regresártelo en este estado. No, espera, lo lavaré y te lo regresaré.

Lycoris:  No es necesario, es tuyo. Considéralo un regalo por mi admiración.

Yura: E-eh...

Lycoris: Insisto, ahora vamos.


Así, ambos llegaron juntos y se enteraron de los siguientes pasos en su aventura. El Infierno. El nombre no dejaba mucho a la imaginación. Allí era donde encararían. Debía preparar muchas cosas para esa encomienda, pero antes revisar con qué podría trabajar. Ya había olvidado qué tanto tenía en su bolso, e intentó ponerse a recordarlo, cuando el joven de cabello zanahoria apareció en la escena. La Diosa Rem no la había defraudado. Sabía que tenía que tener fe. La prueba era la figura, sana y salva de su compañero rogue. No obstante, la actitud del saboteador no era la que esperaba.

Lycoris: Karee... No estás hablando en serio... ¿Cierto?

Karee: Lo siento Lycoris... Pero simplemente no puedo perdonarlo cuando es el quien debió haber muerto en mi lugar...

Algo no andaba bien, y la forma de hablar del muchacho se lo decía. Mas no pudo indagar más, ya que él se retiró de la habitación casi tan súbitamente como había llegado, dejando a todos anonadados y, a Lycoris en particular, con un sabor amargo en la boca.

Ni la pelirroja, ni el resto de sus compañeros lo siguieron al ladrón azucarado. La planificación de la siguiente misión tomó prioridad y así actuaron. Sin separarse, los restantes miembros terminaron en la fortaleza que hacía poco habían vuelto a tomar, Durandal. Sin lugar a dudas el lugar se sentía distinto a la última vez.

Una vez allí, cada quién fue por su lado, a atender sus asuntos antes de partir hacia Valaflam. Lycoris por su parte trató de sacar aquellos pensamientos de la actitud de Karee de su mente y se propuso hacer algo más útil. Ya más apartada del resto, revisó su inventario de hierbas y especias. Podía trabajar con lo que veía, y así lo hizo, hasta que hurgando en el fondo encontró un papel que no recordaba haber visto antes.

Lycoris: ...¿Qué es esto?

Estaba doblado con cuidado y tenía su nombre en una de las caras. Específicamente sólo su nombre. Al no encontrar más detalles, comenzó a deshacer los dobleces.


Carta a Lycoris:
Hola... escribo esto en la noche en esta habitación del hotel. No sé cuando leas esto, pero probablemente habrás notado la forma que trato a Al... sé que de todos eres la única que podrá entender, y siento que serás la única que no me odiará por esto. Y quiero que no le digas de esta carta a nadie. De hecho, quémala cuando acabes de leer.

Esconderé entre palabras lo que quiero decir, así aunque lean una parte al azar, hay menos probabilidad de que su atención llegue al punto importante. Quiero decir que aunque no fue intencional, la partida de nuestro amigo enmascarado fue mi culpa. Los detalles no importan, el punto es que eso está sobre mis hombros. Si el resto se entera, surgirá desconfianza. No puedo permitir que esto sea revelado. Debo completar esta misión que nos encomendó Rem, no solo por ella, si no por... motivos propios.

Solo quiero que entiendas que mi actitud no es algo que yo haya decidido... si no un trato que se vio obligado hacia mí. Por favor, no digas a nadie sobre esto. Si alguien se entera temo por el grupo entero empiecen a dudar de mí. Sé que todo esto suena sospechoso, pero te pido que confíes que no deseo mal a nadie del grupo, todo esto fue un accidente desafortunado del que estoy sufriendo las consecuencias... Te explicaría más, pero me quedo sin papel... si quieres más detalles, lamento decirte que es muy arriesgado que te los diga en persona o escriba más cartas, así que solo confía en mí por ahora... Por favor, no dejes que esto afecte a Rubito demasiado. Creo que eres la única que puede controlarlo.

—Karee "El saboteador".

Lycoris: Karee... Lo sabía.

Sonrío con tristeza para sí misma y su corazón volvió a su lugar. Un alivio muy grande la invadió mientras arrugaba la carta en sus manos y la volvía a leer. Era todo un malentendido... ¿un acuerdo? No estaba completamente convencida de entender qué sucedía, y la prosa del muchacho no la ayudaba. Pero eso no importaba. Los puntos importantes eran claros. Karee fingía, y lo hacía por algún motivo relacionado a su compañero misterioso, Abraxas. Suspiró. Detestaba que hubiese una ruptura en el grupo de bendecidos. Estaba segura de que la Diosa Rem no deseaba nada de esto. ¿Cuál era el trato? ¿En qué tenía que ver Abraxas? ¿Acaso no podía confiar más en él? Siempre le había parecido un ser enigmático, y hasta gracioso. ¿Pero ahora...? Dudas y más dudas la invadieron. Se sacó de su maraña de enigmas golpeando sus mejillas con sus palmas levemente. De lo que estaba segura era de que, de ahora en más, debía tener más cuidado. Así, se metió el bollo de papel en la boca para ocultarlo. No le sorprendió encontrarlo dulce antes de terminar de tragarlo.

Lycoris: Muy bien Lycoris. Atiende tus prioridades. Tienes una misión que cumplir.



Se ató el cabello con firmeza y desplegó sus ingredientes sobre la mesa en la que estaba sentada, disponiéndose a armar elíxires similares a los que había preparado antes. Inmediatamente se ensimismó en la tarea. Toda anticipación era crucial.

_________________

Do it for her:

avatar
Mystearica
Super Pollo
Super Pollo

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 10/11/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Lun Feb 01, 2016 10:22 pm

The Resistance

*La decisión ya había sido tomada: Valaflam era el siguiente objetivo de los aventureros, específicamente El Infierno, donde esperaban rescatar al hermano de Naomi y, de paso, enfrentarse nuevamente a las fuerzas inquisidoras. Antes de partir, el grupo había pasado por Durandal, la fortaleza que ahora manejaban los caballeros. Ahí dentro se dividieron. Aiden pudo ver como Renzo se iba sospechosamente a hablar en privado con Naomi, mientras que Karee aparecía algo tarde y junto a una mujer que no había visto. El peliblanco veía todo esto apoyado en una de los pilares del edificio*

Aiden: (Dicen que en este tipo de aventuras peligrosas, el ser humano tiende a buscar pareja. Es algo intrínseco en nuestro ADN, simplemente la especie busca reproducirse, y bien sabemos que para eso se necesita un hombre y una mujer) -Suspira, mientras ve, a lo lejos, a la maga oscura pasar-. Al menos ustedes la tienen fácil, eh? Karee, Renzo...

???: Disculpe, señor




Aiden: Uh?


*Alguien lo había interrumpido en sus pensamientos, pero en vez de ser uno de los caballeros o de sus compañeros, se trataba de un jovencito de 10 años aproximadamente, quien les avisó que su padre, uno de los estrategas de los caballeros, lo necesitaba. Aiden no perdió el tiempo y siguió al niño a lo que parecía ser un...establo. Allí se encontraba uno de los estrategas con los que había planeado el ataque a Durandal*

Estratega: Aiden, quería verte

Aiden: Claro, soy todo oídos. ¿Necesitan ayuda con la administración del fuerte?

Estratega: No, nada de eso. Esta vez somos nosotros los que queremos ayudarles
-abre una de las puertas del lugar, revelando un carromato de madera-. Está algo viejo...Pero seguro les servirá para su viaje. Soporta hasta 10 personas, así que creo que van sobrados


Aiden: (Eso podría disminuir el trayecto a sólo 2 días!) Están seguro de darnos esto?

Estratega: Pero por supuesto! Y claro, no dejaremos que ustedes lo arrastren, por eso les prestaremos a dos bravos corceles
-El estratega lleva a Aiden a un sector del establo donde habían dos caballos, viejos, gorditos y más bien feos-. Que no te engañen las apariencias, Draco y Malfoy son los caballos más aguerridos que tenemos



Aiden: ...Qué nombres más particulares

Estratega: Es lo menos que podíamos hacer por nuestros héroes, y que sepan que Durandal será siempre su casa


*Aiden aceptó de buena gana el regalo de los caballeros, y le pidió al estratega que preparara el carromato y a Draco y a Malfoy para que estuviera todo listo cuando sea la hora de partir. El peliblanco salió del lugar, pues el olor a feca de caballo era bastante fuerte. Cuando volvió al edificio de Durandal se encontró con Fargus, siendo acompañado como siempre por un grupo de caballeros*

Fargus: Ah, Aiden, viste la sorpresa que les teníamos?

Aiden: *Asiente* Es magnífico Fargus, nos ahorraste un día entero de viaje

Fargus: Y te tengo una buena noticia más: Recuerdas a la paloma que mandaste a Bynquisterr hace unos días?

Aiden: Ajá, esa que llevaba ropa y de la que me dio su silbato

Fargus: Las rutas a ese dominio mejoraron enormemente en los últimos días, por lo que en unas horas tu mascota ya debería estar llegando a las coordenadas que le dejaste!

Aiden:
-Se le ilumina el rostro-. D-De verdad?!

Fargus: Claro! Así que pasado mañana, aproximadamente, podrás verla de nuevo...Y quién sabe, quizás traiga una respuesta



*Ya era hora de que a Aiden le llegaran buenas nuevas, y las últimas noticias le habían alegrado el día. El carro tirado por Malfoy y Draco les ayudaría muchísimo en su viaje, y el pronto regreso de la paloma significaba, si todo salía bien, saber por fin algo de su hogar, su familia y sus amigos. Sólo 2 días lo separaban de una respuesta*


Última edición por Caco el Mar Feb 02, 2016 8:18 am, editado 1 vez

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kusanagi Dark el Lun Feb 01, 2016 11:24 pm

The Fabulous Attention Seeking Warrior: Alistair


~Oracle Headquarters~

Luego haber decidido ir a Valaflam para rescatar al hermano de Naomi de la prisión conocida como "El Infierno." Los elegidos por la Diosa Rem decidieron dirigirse a Durandal antes de partir para despedirse de los caballeros y agradecerles por toda la ayuda que les proporcionaron así como también hacer los últimos preparativos para su viaje. Una vez en la fortaleza, poco a poco cada uno fue tomando un rumbo diferente que, en el caso de Alistair, fue hacia la "Galería de las Leyendas" cuyo nombre había despertado una curiosidad casi infantil dentro del guerrero.

Y...¿Que es exactamente esta "Galeria de las Leyendas?" —Pregunto al caballero mientras lo seguia de cerca—

Así es como llamamos al lugar donde los mas grandes y valerosos caballeros en la historia de Amalruz quedan inmortalizados para siempre en retratos —Respondió el caballero— Ser parte de la galería de las leyendas es el honor mas grande que puede recibir un caballero

Ya veo... —Por alguna razón se queda un poco pensativo mientras camina detrás del caballero—

Al continuo siguiendo al caballero en silencio hasta que finalmente ambos llegaron a una enorme habitación en la que podían apreciarse multiples armaduras ensambladas en vitrinas de cristal así como varias espadas y escudos familiares en las paredes donde también podían encontrarse varios retratos de antiguos caballeros.


W-Wow... —Dijo un sorprendido Yura entrando a la galería poco después que Al y mirando a su alrededor— Con que estos son los heroes mas grandes de Amalruz...

¿Que haces tu aquí...? —Pregunto Al frunciendo el ceño con cierto disgusto al ver al "Heroe del Palito"— ¿Acaso vienes a ver si aquí también tienes una estatua?

¡No, No claro que no! Yo no soy digno de un honor tan grande...—Respondió el de anteojos bajando un poco la mirada— Supongo que vine aquí en busca de inspiración...

Si lo que buscas es inspiración has venido al lugar correcto —Dijo el caballero mientras colocaba el cuadro que casi se le cae al suelo en la pared justo al centro de la habitacion— Durante años nosotros los caballeros hemos visto a los heroes de la galería como un ejemplo a seguir. Cada una de las pinturas, armas, escudos y armaduras que ven aquí cuenta una historia. Incluso Pueden preguntarme si desean conocer mas a fondo la historia de alguno de nuestros heroes.

Esa pintura que acabas de colgar justo en el centro... —Dijo Al mirando fijamente y con curiosidad el retrato detrás del caballero el cual mostraba a un joven de cabello rubio portando una brillante armadura cargando su casco en su brazo izquierdo y una gran espada que descansaba sobre su hombro y que había llamado su atención por como resaltaba de entre todos los demas— ¿Quien es exactamente...?


Ese es Edward Dulake...El mas grande caballero que jamas haya existido en toda la historia de Amalruz...El era para nosotros lo que Zen es para los Samurai. —Explico el caballero— El siempre lucho para proteger a los mas débiles con su legendaria espada Arondight...Era tan fuerte que incluso el mismo Zen lo reconocía como un igual. Por eso cuando los Samurai se unieron a la Inquisición el se convirtió en el primer pilar de la oposición al enfrentarse directamente contra Zen...Lamentablemente, el murió en ese combate...Pero gracias a el es que existe la oposición en primer lugar, pues fue su muerte la que nos inspiro a todos a enfrentar a los inquisidores.

Increíble... —Dijo Yura quien estaba tan sorprendido como Al tras escuchar esa historia— Yo jamas podría compararme con alguien como el....

Por supuesto que no lo harás si sigues pensando de esa forma... —Dijo el guerrero molesto por la falta de confianza del peleador—

Tu no lo entiendes Al ¡Yo no soy como tu! ¡Yo no busco ser un héroe! —Respondió el de anteojos—

¡Esto no se trata de ser o no un héroe, Yura! —Exclamo Al levantando la voz— Se trata de creer y tener confianza en ti mismo...

Para ti es fácil decirlo...Tu vienes de una familia noble...¿Pero yo? —Suspira— Yo soy un don nadie...

¿Y eso que...? No importa quien seas o de donde vengas... —Dijo Al con cierta melancolía en su voz— Cualquiera puede ser un verdadero héroe si tiene algo lo suficientemente importante por que luchar...

Es curioso que lo mencione...Lord Edward solía pensar de forma similar. —Dijo el caballero— El siempre creyó que el ser un verdadero héroe significaba tener algo por lo que luchar...Algo que proteger.

Algo que proteger... —Dijo Yura para si mismo bastante pensativo—


Tal vez quieran que los deje a solas para que puedan obtener mejor la inspiración que están buscando —Dijo el caballero mientras que caminaba hacia la salida de la galeria— Se dice que si uno guarda silencio mientras mira a los antiguos caballeros, eventualmente pueden encontrar dentro de si mismo las respuestas a sus dudas gracias a ellos...

Espera... —El detiene al caballero antes de que abandone la galería y dirige su mirada hacia uno de tantos escudos de armas en la pared.— Antes de irte...Quería preguntarte sobre este escudo....

Oh, ese escudo perteneció a la familia Erpingham... —Responde al caballero— Fue una de las mas antiguas e importantes familias de caballeros encargados de cuidar la legendaria espada Excalibur hasta que fueron obligados a venderla al coliseo a cambio de sus vidas cuando los Samurai comenzaron a ganar poder...Perdiendo para siempre su honor como caballeros y convirtiéndose en nada mas que sirvientes de los Samurai...Una verdadera lastima.

Entiendo... —Se queda mirando el escudo en silencio—

Bueno, sera mejor que me retire. Aun tengo trabajo que hacer. Espero el venir aquí haya sido de ayuda para ustedes durante su viaje. —Dicho esto, el caballero finalmente abandono la habitación.—

Al y Yura se quedaron solos y en completo silencio en la galería de las leyendas cada uno con sus propios pensamientos mientras miraban los diversos cuadros, escudos armas y armaduras llenándose de determinación como si de alguna manera los heroes del pasado les estuvieran compartiendo un poco de su fuerza, coraje y sabiduría en el largo y arduo viaje que les esperaba aun hacia "El infierno."

Supongo que ya es hora de irnos... —Dirige su mirada hacia el "Heroe del Palito"— ¿Estas listo Yura?


_________________
" Dazzling the stage! Ginga Bishounen! Tauburn!"

avatar
Kusanagi Dark
Motionero destacado
Motionero destacado

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Lunar el Jue Feb 04, 2016 6:59 pm

Shima No Hitobito


Yura: No.


  • Se dio la vuelta y abandono la galería de los héroes dejando a Al con un rostro estupefecto al ver que lo abandonaron en pleno momento dramático. No lo queria aceptar, pero las palabras del pelirrojo calaron en él. Por supuesto que no tenia algo que proteger -más que a si mismo ¿Y eso era suficiente, no?-, por eso todo lo de salvar al mundo no le interesaba. Pero ¿Por qué seguia ahí? ¿Por qué aún así iba a tomar el carromato e ir al Infierno?

    Lo que si estaba claro es que, si seguía así solo podía depender de la suerte y de milagrosos momentos como contra el clérigo samurai. Hurgo entre sus bolsillos hasta encontrar el pañuelo que le habían dado de regalo. Lycoris confiaba en él, en una alegórica versión de él pero bueno... Gracias a ellos dos por fin acepto internamente que era lo que tenia que hacer.


Yura: Alpha ¿Tienes idea de dónde esta Aiden?

Alpha: Afirmativo.

  • El extraño personaje apunto a uno de los pasillos de la base que desembocaba otra sala, lo hacia con la seguridad de como si siempre supiera dónde se encontrara el peliblanco. Efectivamente, despues de caminar unos cuantos minutos encontró al clérigo que terminaba una conversación con Fargus.


Yura: Aiden, disculpa ¿Tienes un minuto?

Aiden: ¡Oh! Yura, por supuesto. ¿De que quieres hablar?

Yura: Es solo que... No sé como comenzar con esto.

Aiden: ... ¿Quieres dejarnos?

Yura: Eh... No.

Aiden: Jajaja ¿Entonces? *Le da unas palmadas al hombro* Suéltalo.


  • Yura le cuestiono sobre como había conseguido cosas tan impresionantes cuando estaba en su cuerpo, y también ¿Cómo era capaz de verse tan normal? Si cuando él estaba en su cuerpo se sentía terrible. Sin contarle todavía todo, Aiden le menciono que él había conseguido dominar muchas formas de combate, tanto cuerpo a cuerpo como el manejo de las armas. Yura escuchaba atento, era tal como él esperaba.


Yura: Así que eres una especie de maestro en todo.

Aiden: Algo por el estilo... ¿Quieres que te entrene, verdad? Puede verse en tu mirada.

  • Yura con una ligera sonrisa reflejaba la decisión que sentía, y así asintió. El clerigo le comento que podria enseñarle mientras estuvieran de camino a Valaflam, con tal de que pudiera defenderse. Los detalles lo iban a dejar para despues. Siguieron su conversación animosamente, cuando de repente alguien los interrumpio.


Alrerin: ¡Hey! ¡Ustedes dos! Me alegra mucho encontrarlos, verlos juntos hace que se me venga a la mente una idea.

Yura: ¿A-Agradecimiento?

  • Se denotaba el recelo en su cara, pero el de pelo verde les explico a ambos que como uno ayudo mucho a formular la estrategia con la que salieron victoriosos, y el otro ayudo a comandar las tropas a Durandal quería agradecerles de manera apropiada antes de que partieran. Alrerin les dijo que irían a un lugar a celebrar, que confiaran y que todos los preparativos lo podían dejar a los caballeros que se habían puesto bajo su orden.

    Así lo siguieron, sin saber a dónde iban a parar.


--- Unos minutos despues. ---



Alrerin: Jajajaja ¡Este lugar es lo único bueno que trajo la inquisición. *Dice mientras le toma a su tarron de Sake* Jajaja

Yura: *Una geisha le sirve más sake* ... Aiden.

Aiden: *Mira nervioso sus alrededores*


  • De repente se encontraban dentro de "El mejor lugar de entretenimiento" de todo Amalurz. Habian sido llevados a una casa con el mismo corte oriental que todas tenian, pero la cual desprendia risas estruendosas de varias habitaciones y un gran ambiente de alegría, música de cuerdas así como mujeres cantando era lo que más destacaba.

    En su habitación una joven Geisha estaba tocando una melodia en su shamisen, mientras otra se encargaba de servir a los presentes y otra más estaba abrazada al caballero de la oposición.


Yura: N-Nunca he venido a un lugar como estos.

Aiden: N-Ni yo...

Yura: ¿Q-Que hacemos?

Geisha: Jajaja, tomen, el sake esta muy bueno. ¿Quieren que hagamos algo por ustedes?

Alrerin: ¡Vamos, vamos!

  • Ambos elegidos tomaron el recipiente lleno, dudaron al principio pero decidieron empinarse el sake de golpe. La conversación se animo, los guerreros Aiden y Alrerin contaban las historias de sus batallas, mientras embellecía la adorable compañía de las Geishas. El tiempo volaba, tenían que disfrutar esa tranquilidad antes de emprender camino a Valaflam. Pero, quien sabe que cosas más llegaron a pasar en ese lugar.

_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1365
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Dom Feb 21, 2016 8:11 pm

Between Geishas and Sake


Aiden: Y entonces agarré a ese dragón y lo partí en dos!

Alrerin: Pfffffffff yo también puedo hacer eso

Aiden: Pero puedes hacerlo sin armas y semidesnudo?!

Caballeros de relleno: N-NANI?!

Alrerin: Quizás no...Pero hay otra cosa que me gustaría ver desnuda en este momento
-agarra varonilmente a una geisha y se va con ella a una de las habitaciones privadas-.

*Luego de los sucesos de Amagi, los elegidos habían tenido un par de días de descanso. En el caso de Aiden y Yura, estos habían tenido una conversación muy importante antes de partir a Valaflam, donde el monje le había pedido al antiguo héroe ser su discípulo. Aiden había aceptado, y para celebrarlo, se habían ido junto a Alrerin a una casa de geishas, quizás lo único bonito que habían hecho los samurais en esas tierras. El sake estaba realmente delicioso, y pronto el peliblanco y el caballero comenzaban a sentir los efectos. Por el contrario, Yura se notaba algo extraño...Y de esto rápidamente se dio cuenta el clérigo*

Aiden: Yura, amigo mío! Estás bien?

Yura: S-Sí...claro...

Aiden:
-da un largo trago al sake-. Y por qué llevas esa cara?

Yura: Es solo que, no estoy muy acostumbrado a estas cosas...No soy muy bueno para beber la verdad

Aiden: Ooh, ya veo. En ese caso no bebas, no hagas cosas que no te gustan

Yura: He... tú te vez bastante animado, no? Ni te pareces al tipo serio y pensativo que normalmente está con nosotros

Aiden: A veces
-vuelve a dar un trago-. Hay que darse unos momentos de diversión, Yura! Anda, por qué no buscas una de esas hermosas señoritas y vas a pasarla bien?

Yura: ...
-se sonroja fuertemente y mira hacia abajo-. O-Oh, no, no es necesario

Aiden: Ooooooohhhh?
-se acerca hasta quedar a sólo unos centímetros de Yura-. No me digas que tú...

Yura: Y-YO QUÉ?!

Aiden: Eres virgen.

Yura: N-No, como se te ocurr!!!.... Sí, lo soy.




Aiden: Está bien viejo, no hay por qué avergonzarse de eso jaja

Yura: Tú también...?

Aiden: No, yo la perdí hace mucho, todavía lo recuerdo, ella era....

Yura: N-No quiero saber los detalles!

Aiden: El punto Yura, es que debes cuidar ese momento. No debe ser sólo una chica que ponga duro tu palo, sino alguien con quien de verdad te sientas conectado
-pone manly face-. Un espíritu compatible con el tuyo. Una persona a quién le puedas decir, sin ningún tipo de titubeo, que la amas.




Yura: Oh Aiden-sama, qué bellas palabras




Aiden: Considera esto tu primera lección, Yura-kun

Yura: Sí....Sí.....NO! Estoy harto de ser virgen
-levanta la voz para que todos lo oigan-. TRÁIGANME A LA CHICA MÁS GUAPA DEL LOCAL, INMEDIATAMENTE!

Aiden: !!!

Regente del local: P-Pero señor héroe del palito, está seguro?! Ningún hombre se atreve a "probarla"

Yura: Sí!
-se nota levemente mareado, producto del sake que había tomado previamente- Le haré sentir el poder de mi palo (terminaré con mi yugo virginal aquí y ahora!)

------------------------------------5 minutos después----------------------------------------








Geisha(?): Hola guapo, me llamabas?

Yura: Pero si tú ni siquiera eres una geisha!

Geisha(?): Claro que lo soy bebé...Sólo que soy un poco especial, anda, vamos a acariciarnos en privado?




Yura: Aiden-sama, rescue me please!

Aiden
-durmiendo con la cabeza dentro de un barril de sake-.

Yura: ....NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Lun Abr 25, 2016 3:04 am


Prelude

Nunca es fácil recordar tiempos de dolor y sufrimiento. Épocas en las que el tiempo pasaba mucho más lento, no porque realmente fuese así, si no porque los sucesos nos hacían desear que todo acabara antes. En el seno de la historia están los relatos de nuestros ancestros y así igualmente mi relato pasará al futuro. Y aunque mis acciones sean olvidadas, la verdad es que la realidad nunca lo hará. Dejé mi huella, es todo lo que puedo decir de aquella época. Ahora queda en manos del futuro.

¿Quieres escuchar? no tengo problema relatando mi historia. Te advierto que no es un cuento de hadas... o una leyenda. No hay embelecimiento de eventos ante mis ojos y tampoco llamaré las cosas como no son. Esa no fue una guerra, fue una simple lucha por supervivencia. Y como testimonio de nuestra victoria estamos todos aquí... no es solo Mi historia, si no la de todos quienes murieron en el campo de batalla y todos aquellos que formaron parte de ello... la historia de la guerra demoníaca.



Era una jóven, aún demasiado inexperta en este mundo para comprender las implicaciones de cualquiera de mis acciones y aún así, fui introducida al mundo de mis padres y abuelos, a una cultura desarrollada por su propia cuenta en Brenenvin. Los Samurai. Mi padre murió cuando tenía nueve, mi madre cuando cumplí quince, y para ese punto, mis abuelos también estaban muertos. Todos vivieron y murieron por la espada, y ahora era mi turno. Usando el poco entrenamiento que me dieron, viajaba por el mundo solitaria, buscando cualquier forma de "ganar honor" o a alguien que buscase reclutas para al fin poder servir a alguien...

No fue mucho antes de que pudiera encontrar un señor dispuesto a tomarme, sin embargo, era extraño... no me imaginaba éste tipo de amo... su nombre era Matsuro Kisaki... lo conocí accidentalmente mientras vagaba, inexperta y temperamental... Ataqué un grupo de bandidos por mi cuenta y me ví pronto en el suelo, a punto de sufrir una tortura física y mental de su parte, cuando llegó. Me tomó, me enseñó y educó. Era mi Lord, le juré mi vida como samurai. Él era como yo, un Samurai. Entendía lo que ésto significaba, sin embargo, siempre me trató más como una hija que como su sirviente...

Implore the Dawn

Un día, viajábamos por el país de Amalruz en una misión de buscar a un noble perdido. Los Samurai hemos sido una especie de Mercenarios en Brennevin por un tiempo. Pero no me importaba. Mi señor se adelantó a caballo y me pidió que esperase mientras él seguía buscando más adelante, que regresaría pronto. Sin embargo, aún si llevaba dos años a su lado, era impaciente. Pronto me adentré al bosque, esperando encontrar a ese noble estúpido que se había perdido y regresar a casa. El resultado fue menos que óptimo, cuando caí en una trampa y me quedé atrapada por horas...

Cuando mi Amo me encontró, ya había encontrado al noble y nos retrasamos dos horas por mi culpa. Me regañó, bastante, parecía asustado de que algo me hubiese pasado... pero cuando terminó, me abrazó y me pidió disculpas por gritar. No podía comprenderlo, no en ese momento. No fue hasta tiempo después que descubrí la verdad. cuatro años con él bastaron para que me revelara la verdad...

Kisaki:
Tenía una hermana. Era muy parecida a tí... no solo en tu apariencia, en tu voz, tu forma de actuar... si no fueras menor que ella, sospecharía que eres tú... Ella murió hace no más de cinco años... creo que cuando te ví por primera vez, estaba convencido que eras ella... pensamiento que cuando me dijiste tu nombre desapareció.

Nakano:
¿Es por eso que has sido tan buen señor? ¿Me parezco?

Kisaki:
Eres tu propia persona... y sin embargo, se dificulta no confundirte de vez en cuando... Ciertamente tu presencia es agradable, al menos como anodino a mis penas. Pero suficiente... vamos, levanta la Shnai, hay que practicar esa forma.

Era un extraño sentimiento ser comparada a alguien muerto. Era solo una jóven, sin interés en otra cosa que proteger a mi señor. Saber que él me veía con los mismos ojos que a su hermana era halagador, pero a la vez se sentía vacío. Aún así, agradecía por tener un maestro y señor amable y que me consideraba. Y he de decir, al cabo de un tiempo, y probablemente gracias a ciertas novelas, terminé creyendo en una fantasía de que sería mi primer amor. Claro, nunca ocurrió. Me trataba con cariño y amabilidad, pero jamás llegué a mencionarlo o a dar un paso en aquella dirección.

Cuando tenía diecinueve, él y yo éramos muy unidos. Tal vez demasiado para un Samurai y su señor. Pero era más que mi señor, era mi maestro, mi compañero... me enseñó técnicas, posturas y a controlar una energía que llamó "Prana". Éra una vida sencilla, al menos en lo que cabe para un Samurai... tal vez demasiado buena. Algunos habrían visto que esta calma era solo presagio de la tormenta que yo enceguecida en la luz de la felicidad ignoré...

Do me a favor...

Nakano:
¡Maestro!

Kisaki:
¡Nakano-san! ¡Lleva a los pobladores a la capital, necesitan que los cubras!

Nakano:
¿Y que hay de usted? ¡Hay muchos y el humo apenas me deja ver, tiene que venir!

Era un asalto bandido a una población pequeña en el norte de Amalruz. Eran muchos para un solo Samurai. Siendo un poblado tan pequeño, no había guardias, y los únicos capaces de pelear éramos nosotros... Querían quemar el pueblo y robar tanto pudieran antes de retirarse. Un grupo de bandidos que solo buscaban ganarse un poco de renombre y dinero por tanto... despreciables. Ya estaban en el pueblo, rodeando las casas y quemando el lugar... mi Maestro me pedía abandonarlo y eso era algo que simplemente no podía hacer.

Kisaki:
¡Un Samurai nunca debe desobedecer a su señor! ¡Haz lo que te digo!

Nakano:
¡N-no puedo hacer eso! Tu seguridad está por encima de-

Kisaki:
No debes desobedecer. Haz lo que te digo. No es una petición, es una orden.

Nakano:
Maestro Kisaki... no puedo abandonarlo...

Kisaki:
Cada segundo que perdemos, es una persona que probablemente muera... por favor, no dejes que sufran eso.

No quería hacerlo. No sabía si realmente lo amaba, nunca realmente lo supe, pero sí era alguien importante para mí. Era mi única familia en ese entonces. Esa fue quizá la decisión más difícil de mi vida, darle la espalda y buscar a los pueblerinos, reunirlos, protegerlos y llevarlos hasta la capital, luchando en el camino contra uno o dos bandidos que nos perseguían.

Bandido:
Hehehe... Aquí están.

Nakano:
Están bajo mi protección, te recomiendo que retrocedas o te-

Bandido:
No le tengo miedo a una niña, vamos, haz lo que quieras, te convertiré en un estanque de víceras.


Uno a uno los corté y uno a uno cayeron. Estaba al borde, no solo porque un solo descuido me llevaría a la muerte, si no porque aún no estaba en paces con mi decisión. Aún dudaba, aún tenía el deseo egoísta de regresar y quedarme al lado de mi señor, protegerlo era mi misión como su sirviente... y también era mi interés a un nivel personal. Cuando el último bandido en el camino cayó, los pueblerinos comenzaron a correr. Asumí que estarían seguros de allí en adelante, pero las palabras de mi maestro resonaban en mi cabeza... debía ser prudente.

Los seguí hasta la capital. Si los hubiera abandonado, el grupo de bandidos más adelante los hubiera ejecutado. Fue esa decisión que tomé en ese momento de seguirlos que les salvó la vida. Inmediatamente en la capital, tomé un caballo y regresé al pueblo... aún estaba en llamas. No había nada ni nadie... pero había bastante sangre... Busqué por el pueblo y lo encontré recostado contra las piedras del pozo, heridas de flechas, hachas y su brazo izquierdo colgando de su hombro, aparentemente dislocado... Sangre parecía surgir de su boca tanto como de todas sus heridas... pero allí estaba.

Kisaki:
... Nakano... ¿los cuidaste bien?

Nakano:
... Si. Están a salvo... hize lo que me pediste. Obedecí tu orden al pie de la letra...

Kisaki:
Heh... muy bien hecho... me enorgulleces... Fue bueno confiar en tí...

Nakano:
Gracias... escuchar eso me hace muy feliz... maestro...

Kisaki:
Ahora... hazme un favor... y vive... no quiero que... dejes tu futuro...

Nakano:
Puedo ayudarte... Aún puedes...

Kisaki:
Heh... estoy cansado de vivir de cualquier forma... demasiadas muertes... ahora, los veré de nuevo... por favor... no seas impaciente, Nakano-chan... nos veremos de nuevo... pero no quiero que... te adelantes... todos tenemos nuestro momento... no dejes que tu impaciencia te vuelva a ganar... ¿de acuerdo? Promételo...

Nakano:
... no quiero... tengo miedo... ¿que haré sin tí...? eres lo único que tengo... por favor, vamos a casa... te cuidaré y te mejorarás... en unas semanas, volverás a estar como nuevo...

Kisaki:
Oh vamos... no llores... no tienes porque temer... Lo que sea te depare el futuro, sé que puedes... superarlo... no importa qué... quiero que vivas... Que entiendas... que es la vida lo que más importa...

Nakano:
Kisaki, no me dejes... no quiero estar sola otra vez... te quiero a mi lado... Quiero que también seas feliz... no te vayas, podemos... podemos seguir adelante los dos...

Kisaki:
hehehe... es la primera vez que dices mi nombre así de informal. Realmente te pareces a ella... Nakano, he vivido vacío por dentro... cuando ellos se fueron, no me quedaba nada... cuando te encontré, me diste vida de nuevo... no tengo arrepentimientos... solo quiero que te quedes hasta que... todo acabe... Prométeme que seguirás... promételo...

Nakano:
... Lo prometo...

Kisaki:
Gracias... ha sido un día largo... Creo que es hora... de dormir... una última vez... buenas noches, Nakano. Te veré... algún día...

Nakano:
¿Maestro...? ¿Kisaki...?

Cerró sus ojos... pero seguía allí. Me acerqué a él y me recosté a su lado... recargué mi cabeza en su hombro mientras mi mano se colocaba en su pecho... intentaba escuchar su respiración... el fuego se apagó al fin y recuerdo haber cerrado los ojos también... cuando llegó la luz del día, abrí los ojos, y él ya no estaba... Recuerdo haber llorado a los cielos y la diosa que lo dejara quedarse. Un deseo egoísta. Nunca estuve segura de si realmente lo amé en la misma forma que las protagonistas de esas novelas o si simplemente lo veía como familia, pero siempre recordaré a Kisaki... sin embargo, obedecer su última órden, me salió caro...

¿Has escuchado el término... "Ronin"? Se usa para describir a un Samurai Sin señor...  Cuando el señor de un Samurai muere, se espera que éste lo siga, y cometa el acto del Seppuku, tomar su propia vida, pues la vida de un samurai depende de su lord. Un Samurai con honor se espera que tome su propia vida antes de desafiar a su amo. Pero cuando no se hace eso, el Samurai pierde todo su honor y es convertido en un Ronin, un Samurai sin señor, odiado por sus iguales y despojado de honores.


Eso era lo que yo era ahora. Por un año, vagué Brennevin buscando un nuevo Lord o alguna forma de restaurar mi honor antes de percatarme que sería imposible... Estaba condenada a ser una excluida, una deshonrada Samurai por el resto de mis días, hasta que ese "momento" que Kisaki mencionó llegara. Y sin embargo, pronto, llegaron más... Primero, conocí a un Ronin que había escuchado mi historia y me buscó porque teníamos un pasado similar... su nombre era Isami.

Implore the Dawn


Su maestro fue asesinado. Debido a su juventud, su Amo le pidió no cometer Seppuku, viendo que aún tenía muchos años por delante. Ahora un Ronin, debía buscar una forma de recuperar su honor. Me contó con entusiasmo cómo nuestros destinos estaban entrelazados y habló de un hilo rojo imaginario que nos ataba. Nunca creí una palabra de lo que decía, pero su energía era refrescante, después de un año estresada por mi vida como Ronin. Tener compañía era... lindo, para variar.

Así como él llegó, muchos más llegaron, buscando en mí y más adelante "Nosotros" como grupo de gente, una oportunidad de recuperar su honor, y con el tiempo incluso Samurais jóvenes en busca de aventura o emoción se empezaron a unir a nosotros... Con el tiempo, nos dieron un nombre. Hikami... sobre el hielo... siempre al borde de la muerte, protegidos por una fina capa. Tal vez el hecho de que ganamos renombre por ciertas actividades en la región conocida como Deneb haya tenido que ver con el nombre, pero realmente, no estoy muy segura el porqué el nombre...

La segunda en unirse a nosotros fue Asahi. Isami y yo estábamos de camino a Deneb, pasando por una región conocida como Valaflam, cuando élla nos encontró. Me imploró unir su espada ante nosotros y juró que haría lo que fuese necesario para recuperar su honor, que nuestro objetivo similar era tódo lo que necesitaba y que viajaría con nosotros. Era halagador, ver que nuestro nombre se hacía cada vez más conocido. Aunque bueno, en ese entonces, no teníamos nombre.


Isami:
Por cierto, Asahi-san. Ya que vas a venir con nosotros, dime, ¿que le pasó exactamente a tu maestro? Claro, si no es... ehrm... un tema sensible.

Asahi:
... preferiría no hablar de eso... solo les debería bastar saber que... *mira a Nakano* Fue algo similar a su caso.

Nakano:
¿Hmm? ¿Que tanto se sabe de mi caso?

Asahi:
Solo rumores... pero si son ciertos y maestro en sus últimos momentos te pidió que vivieras, entonces te diré que en mi caso pasó lo mismo.

Isami:
¿En verdad? ¡Mira que a mí también! ¡Debemos ser álmas trillizas...! O algo.

Nakano:
¿Otra vez con eso? Vamos...

Isami:
¿Soy el único que lo nota?

El tiempo pasó con nosotros tres solamente. Asahi nunca nos dio los detalles de cómo se convirtió en quien es (Un ronin) o sobre su maestro... pero había rumores, al igual que había sobre mí, que ella tuvo una relación con su señor. Y éste, al ser descubierto, fue asesinado por su esposa... el que tan cierto sea éste rumor, nunca lo sabré. Personalmente, creo que tiene algo de verdad y algo de exageración. Pero de nuevo, nunca lo sabremos.

Por un tiempo, como dije, éramos solo nosotros tres. Viajando por Brennevin, como mercenarios muy baratos que buscaban solo una muerte honorable... entonces un tercero apareció. Su nombre era Kotaro. Entre nosotros, era el menos... humilde. Sus motivos para no cometer Seppuku eran meramente egoístas, sin embargo, no puedo decir que me parezca mal lo que hizo. Kotaro apareció un día que viajábamos de Bynquisterr a Amalruz, escuchó de nuestra misión por recuperar nuestro honor y decidió unirse a nosotros.


A diferencia nuestra, él tuvo toda la opción de cometer Seppuku, sin embargo, decidió no hacerlo. Su Amo no tenía honor, al contrario, según sus historias que nos contó, su Maestro le hacía la vida imposible a los pobres y plebeyos, a veces incluso ejecutándolos solo por ponerse en su camino. Cuando murió, Kotaro se dispuso a recuperar su honor que perdió sirviendo a tal "cerdo".

Kotaro:
La verdad, ese hombre estaba loco. Recuerdo una vez que un niño cometió el error de tropezar en su camino... El desgraciado lo pateó y si no hubiera sido detenido por un caballero, que después me ordenó buscar y asesinar, el niño hubiera muerto...

Asahi:
... wow, tienes razón... ese era todo un loco.

Nakano:
Creo que nosotros tuvimos suerte con nuestros Maestros...

Isami:
Y que lo digas, ese maestro tuyo suena como un villano de leyenda... dime, escupía fuego en secreto, ¿cuando nadie lo veía?

Kotaro:
Uhm... No. Y solo por si las dudas, No, tampoco le quemaba la luz del sol.

Isami:
Solo comprobaba....

Después de Kotaro, uno tras otro comenzaron a llegar. De todas edades, de todo clan o ninguno. Ronin o Samurai inexpertos por igual... nuestros números comenzaron a crecer y crecer, pero nunca realmente me llegué a conocer con otros tanto como con ellos tres. Después de todo, las relaciones en grupo pequeño suelen desarrollarse más que en grupo grande. Entre los cuatro éramos los más fuertes. En parte, por las técnicas y formas que mi maestro me había enseñado... No tenía idea lo fuerte que era, hasta que me comparé con el resto. No fue hasta años después que la curiosidad me dio frutos y descubrí que mi Maestro era considerado un genio del Kendo... Y claro, en mí cayó enseñar a los demás.


Nakano:
¿Que es esa forma de sostener la espada, Târo? ¿Quieres que te desarmen?

Samurai:
N-no, Nakano-sama... solo-

Nakano:
Sin excusas. ¿Quieres recuperar tu honor? Empieza por corregir tu postura. Flexiona más la rodilla, separa un poco más las piernas, coloca tu mano izquierda justo en el fin del mango de la Katana y no aprietes tanto con tu mano derecha.

Isami:
Veo que sigues tan dura como siempre.

Nakano:
Y sigues tu, no te he visto practicar hoy... ¿Pasa algo?

Isami:
No creerás quien está aquí... parece que El Clan Hikami ha ganado más renombre del que esperaba...

???:
Ah, Debes ser Hikami Nakano, la líder de éste clan.


La reconocí inmediatamente. Hayatori, una Samurai de renombre que recientemente se había convertido en un Ronin. Había todo tipo de historias de cómo era capaz de derrotar a cincuenta hombres con solo un movimiento. Estaba segura que todas eran exageraciones, pero aún así, bienvenir a tal figura a nuestra casa me parecía sobrecogedor. Tras la muerte de su Amo, decidió no cometer Seppuku bajo al base que "aún no quería morir". Una razón muy baja, pero nadie le dio la espalda, en parte por miedo a averiguar si esas leyendas eran verdad. Se convirtió pronto en nuestra mejor adición, encargándose de las finanzas y la economía del grupo. Hasta el momento, yo me había estado encargando, con ella en el equipo, tenía mucho más tiempo para organizar las excursiones y entrenar a los demás.

La Casa Hikami estaba en su cénit en ese momento... no éramos ni de cerca un ejército, pero teníamos nuestros momentos. Por nuestros números y relativamente bajo costo como mercenarios, veíamos mucho trabajo, seugido expulsando simples bandidos o escoltando a algún cargamento mercader, nunca nada de demasiada importancia... sin embargo, nuestro nombre ahora era conocido. Si bien yo no elegí el nombre, lo adopté con emoción, pues era el primer paso en recuperar nuestro honor...

Diez años pasaron de la muerte de Kisaki... En diez años, me convertí en la señora de mi propio clan... era difícil de creer, pero lo era. Y pronto, nuestro Clan jugaría un papel muy importante en el mundo... uno que no me podía imaginar cuando entrenaba a nuestros novatos...

Hayatori:
Nakano-sama, ésto le concierne...

Spirit Bringers:
The Demonic Wars PT.1

Fin


Última edición por Kida el Dom Jul 02, 2017 12:48 am, editado 4 veces

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Dom Mayo 08, 2016 11:32 am

In the beginning...
"Hace mucho, mucho tiempo, cuando los nombres no eran nombres y no existían las fronteras, habitaban en un lugar desconocido un grupo de seres de carne. No había más que paz, pero estaban destinados a vivir para siempre en el mismo lugar. Un día, uno de ellos decidió marcharse. Abandonó todo y a todos, y se embarcó en un viaje a través de territorios inexplorados.



Cruzó mares y desiertos, selvas y montañas. Aquel hombre buscó incansable la verdad de todas las cosas en su perenigranje, y descubrió la inmensidad del mundo que su tribu le había negado. Durante este viaje, se encontró con un ser mítico de gran tamaño. El primero de los dragones, que con su aliento era capaz de crear vida del mismo modo que podía destruirla. Estaba herido. El dragón sabía que aquel extraño podía matarlo y quedarse no sólo con sus poderes, sino también con sus escamas legendarias.



Pero él no lo hizo. El Humano, que había conocido la verdad de todas las cosas, cuidó del dragón y sanó sus heridas. Con las semanas, fueron amigos. Con los meses, se hicieron inseparables. Habiendo sanado la mítica criatura, el hombre decidió continuar su peregrinaje. Triste al ver que su primer y único amigo se iba, el dragón tomó una decisión: Usando toda la magia que tenía, transformó su cuerpo hasta adquirir una forma parecida a la suya. Frente al hombre, ahora había una mujer de largos cabellos. La atracción fue inmediata.



El hombre y la mujer exploraron ese mundo virgen, y el amor floreció entre ellos. El dragón sabía la verdad, sabía que con cada día que pasaba, su magia se debilitaba, pero no le importaba mientras estuviera con el Humano. De esta relación nació un bebé, mas la felicidad no era el destino de esta pareja prohibida. Al cabo de un año, la mujer murió. El hombre, que sabía la verdad de todas las cosas, se dio cuenta del sacrificio del ser milenario, y juró proteger el hijo de ambos en su honor.



Con el tiempo, el bebé creció y se convirtió en una joven de cabellos blancos como la nieve. Ella fue la primera Cross. Su padre, El Humano, le contó la verdad de todas las cosas y le encargó honrar la memoria de su madre, el dragón legendario. La mujer entonces continuó el viaje que una vez comenzó su padre, y de esta forma el mundo, que hasta entonces había vivido en comunidades pacíficas y aisladas unas de otras, despertó y comenzó a conectarse. Nacieron los nombres, y cada cosa en el mundo fue dotada de uno. Nacieron las primeras lenguas y los primeros pueblos, y los habitantes de ese mundo, que la mujer nombró Humanos como su padre, comenzaron a crear las primeras civilizaciones.



El nombre de esa mujer fue Sarah Cross, y tuvo tres hijos que perpetuaron para siempre este linaje. Desde entonces, el símbolo de la casa de los Cross es la imagen de un dragón, honrando la memoria de la madre de todos. Por sus venas corre la sangre de una unión prohibida, pero también los genes de un ente legendario. Por eso, todos quienes nacen bajo este linaje están destinados al éxito... Pero también al sufrimiento."

The Last Haven

¿¿??: -suspira al terminar la historia, pero levanta rápidamente la vista al sentir la presencia de otra persona-.


¿¿??: Otra vez estás leyendo ese cuento para niños, Gustav?

Gustav: No es un cuento para niños

¿¿??: Oh? Pero si tú mismo dijiste que los niños de la casa debían conocerla


*En una elegante habitación se encontraba un hombre joven leyendo un papel en su escritorio. Tenía el cabello rubio y una expresión seria, de esas que llevan las personas cuando deben cargar un peso demasiado grande siendo todavía muy pequeños para ello. Su nombre era Gustav Cross, cabeza actual de la familia Cross y, aparte de ser un excelente estratega, era también un apasionado por la historia. Hace escasos segundos había entrado otro hombre, de cabello verde y largo traje. Se trataba del medio hermano de Gustav, y por ende, segundo al mando de esta importante familia.*

Gustav: ...Sabes muy bien a qué me refiero, Antaku. Esta historia estaba escrita en un lenguaje muy antiguo que tardé años en descifrar

Antaku: Jeje, sólo bromeo hermanito




Gustav: Además, estaba en el sótano de esta misma mansión, que ha sido el hogar de la familia Cross desde hace cientos de años.

Antaku: Lo sé, lo sé. Pero nuestra familia ha tenido muchos miembros. ¿Y si hubo uno que quiso ser escritor y no encontró nada mejor que dejar una de sus historias aquí, para la posteridad? Me imagino su espíritu riéndose de nosotros en este preciso momento

Gustav: *Suspira* No lo sé, Antaku... Pero tú y yo, como actuales líderes de la familia, tenemos el deber de comprender este tipo de cosas. ¿Y si lo que dice el mensaje es verdadero? ¿Y si estamos destinados al sufrimiento?




Antaku: Pues eso te lo otorgo, nos tocó nacer en una época llena de sufrimiento... Pero somos cazadores, ¿y es nuestro trabajo, no? Últimamente hemos tenido afrentas cada vez más difíciles contra esos demonios. Es casi como si se hubieran vuelto más inteligentes

Gustav: *Asiente* Hasta ahora no hemos tenido pérdidas fatales, pero vaya que nos han derrotado

Antaku: Y qué tienes planeado? Yo y tú podríamos acabar con docenas, quizás cientos de ellos... Pero terminaríamos perdiendo por mera cuestión de números

Gustav: ... Números, eh?



*El rubio se tomó las manos a la espalda y se acercó a una de las ventanas de la habitación. Llovía a cántaros, y a pesar de ser temprano, el cielo se encontraba oscuro y cubierto de nubes. Sus ojos se plantaron en el horizonte, rumbo hacia el Este. Se encontraba en una encrucijada, y no era tiempo de resolver cuestiones del pasado cuando en la actualidad el ataque de los demonios se había intensificado. Hace ya décadas la familia Cross (al menos esa rama principal) se había vuelto una familia de cazadores con bastante éxito. Pero esta vez era diferente... Esta vez necesitarían ayuda*





Gustav Cross (Warrior)

Líder de la familia Cross hace cientos de años, es un hombre recto y responsable, que debió cargar desde muy joven con el peso de su linaje. Especialmente interesado en la historia, Gustav pasa sus ratos libres investigando sobre el origen y los mitos que rodean a Brennevin y a su familia. Eso, mientras no está comandando tropas y reuniéndose con los suyos en pos de acabar con las huestes demoníacas que acechan Bynquisterr.


Equipment:
-Noble Diadem.
-Black Steel Armor: Armadura pesada que sacrifica velocidad por una poderosa protección contra ataques mágicos y físicos.
-Cross Regalia - Tyrfing: Tesoro de la casa de los Cross. Una poderosa mandoble imbuida con energía oscura que es capaz de lanzar rayos con sólo agitarla. Súper efectiva contra criaturas demoníacas.
Skills:
-Weapon Mastery (sword).
-Dragon Fang: El usuario es capaz de despertar sus genes míticos. Durante los próximos 30 segundos, todas sus estadísticas básicas y habilidades se verán potenciadas.
-Pavise: El usuario reviste su armadura y reduce a la mitad cualquier tipo de daño físico en su contra.
-Decimate: El usuario carga su arma con fuerza y gira, produciendo daño a todos los enemigos a su alrededor y curándose a sí mismo por cada enemigo impactado.
-Onslaught of Shadows: El usuario carga a toda velocidad contra el oponente, creando espectros a su alrededor que avanzan con él y destruyen todo a su paso. Se puede realizar a caballo o a pie, pero el poder de la técnica se disminuye a la mitad en este último caso.

Antaku Cross (Warrior)

Medio hermano de Gustav, la madre de Antaku era una joven valafleña con la que el padre de ambos tuvo un romance corto pero intenso. Antaku se mantuvo alejado de la familia hasta que, con la muerte del padre, asumió su lugar como segundo a cargo de la familia. Antaku es mucho más relajado, dicharachero y rebelde que su hermano mayor, pero lo aprecia y está dispuesto a usar todas sus habilidades en pos de defender la causa de la familia Cross.


Equipment:
-Desert Coat: Túnica especial proveniente del pueblo donde nació Antaku. Reduce su defensa física, pero aumenta considerablemente su agilidad.
-Cross Regalia - Moralltach: Tesoro de la casa de los Cross. Una espada delgada y mortal que se mueve más rápido que el sonido, lo que le permite crear ondas de choque y bombas sónicas con su movimiento; o, por el contrario, silenciar por completo sus ataques.
Skills:
-Weapon Mastery (katana).
-Dragon Fang: El usuario es capaz de despertar sus genes míticos. Durante los próximos 30 segundos, todas sus estadísticas básicas y habilidades se verán potenciadas.
-Astra: El usuario tensa sus músculos y realiza 5 cortes consecutivos en el lapso de un segundo. Cada ataque sólo posee el 50% de potencia de lo normal.
-Shunpo: El usuario es capaz de transportarse a través de distancias cortas y de manera instantánea, siempre que haya un enemigo o aliado cerca del punto objetivo.
-Hundred Shells: El usuario canaliza energía en su espada y comienza a lanzar una serie de cortes al aire, que se transforman en ondas de energía que salen disparadas a toda velocidad. El ataque hace el doble de daño si se realiza por la espalda.

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Sáb Mayo 14, 2016 9:27 pm


Demonic Wars: Prelude

"Hikami"... Algunos nos llaman mercenarios. Cómo les gustaría creer que lo somos. Cómo nos gustaría a nosotros que fuera tan simple. No buscábamos dinero, no... claro, no rechazaríamos un ingreso como ése, por lo que nunca nos molestamos en corregirlos. No éramos Mercernarios, no peleabamos por dinero, si no por honor. Era todo lo que queríamos... el honor para poder morir sin arrepentimiento. Y yo... solo buscaba sacarnos adelante. En memoria de mi maestro...



Spirit Bringers:
The Demonic Wars Part 2

The Cross



Lo que no sabía, era que nuestro nombre había alcanzado un nivel de renombre tal, que la familia Cross, un grupo de cazadores de demonios, nos buscaba por nombre... la noticia llegó con un rumor al inicio, por lo que Hayatori no comentó nada sobre ello, sin embargo, finalmente recibimos una carta...


Solo sabíamos que la familia Cross se encontraba buscando mercenarios, Samurai y Órdenes de caballeros. El motivo me eludía, pero si los Cross nos buscaban, iríamos a ellos. Después de todo, tienen renombre en el mundo, si necesitan de guerreros, eso solo significa desastre... Así dejamos nuestro hogar en Amalruz y nos dirigimos a Bynquister...

Implore the Dawn


Isami:
MI CHICA ES LA RAAAAZOOOOON~

Hayatori:
Alguien... cállelo... porfavor...

Isami:
Psh. Nadie aquí tiene buen gusto. Es una canción típica en las marchas.

Hayatori:
Llevo años en esto, en mi vida había escuchado esa mierda que llamas canción.

Isami:
Estoy seguro que los caballeros esos lo apreciarán si nos toca marchar con ellos... aunque espero que no.

Hayatori:
O tal vez te corten la cabeza... honestamente, ni siquiera sabemos que se supone que haremos por ellos. ¿Alguna idea, Kotaro-san...? ¿Kotaro?

Kotaro:
...

—Hayatori se acerca a Kotaro y nota unas bolas de algodón en sus oídos. Parece que Asahi tiene unas también, así como algunos de los Samurai... Hayatori le quita uno a Kotaro, quien reacciona inmediatamente.—

Kotaro:
...¿en verdad se calló al fin?

Hayatori:
Por ahora.

Kotaro:
¡Hey, Todos, ya es seguro! *haciendo señales con los brazos.*

Isami:
Psh... Amargados.




Isami:
Eh, Nakano-sama. Aún no nos dices que se supone que haremos por esos "Nobles".

Hayatori:
Siempre que tengan algo con que pagarnos... tal vez no seamos mercenarios, pero necesitamos el dinero... Morir de hambre no me suena como una buena idea.

—Hayatori empuja a Isami a un lado, acercándose a Nakano y colocando su mano sobre su hombro para captar su atención... Nakano no se detiene y continúa caminando.—

Hayatori:
Nanako-Sama, si me permite, tal vez deba hablar con ellos antes de que accedamos a hacer lo que sea que quieran que hagamos. Nuestra situación financiera parece... escasa. Y con el invierno cerca, dudo que sea buena idea que estén ASÍ de bajas.

Asahi:
Hmm, no lo había considerado... ¿porqué no dijiste nada antes? podríamos haber reducido nuestras raciones diarias.

Hayatori:
No, necesitan las raciones completas, de lo contrario no estarán al 100%. Prefiero sacrificar los recursos a alguno de ustedes innecesariamente. Buscamos una muerte digna, no una en la que ni siquiera tenemos la energía para levantar la Katana.

Kotaro:
Tch... tal vez debí ahorrarme esa segunda ración el otro día...

Isami:
¿Entonces fuiste tu? Bueno, un misterio menos.

Kotaro:
Ah... bueno, no es exactamente algo de lo que me enorgullezca. Fui débil...

Asahi:
Si se nos acaban las raciones antes de tiempo (De nuevo) te haré responsable (DE NUEVO).

Kotaro:
¿No estás yendo muy lejos? No es como si fuéramos a morir de hambre, aún nos queda bastante comida... ¿verdad?

Hayatori:
La suficiente para unos cuatro días. A no ser que alguien deje de comer más de lo que necesita, en cuyo caso, tenemos para una semana.

Isami:
Hehe. y al fin no soy el único regañado.

Kotaro:
*sigh* No debí haber abierto la boca.

Nakano:
Por favor esperen a que lleguemos para conversar. De lo contrario, solo están estorbando a la marcha. Camínen.

Isami:
Lo siento... Nakano-sama.

Nakano:
En cuanto a tu pregunta, no tengo los detalles. La casta que parece haber estado preguntando por nosotros es conocida por combatir de todo tipo de abominaciones. Demonios, fantasmas y simples villanos por igual. No tengo idea porqué necesitarían de nosotros.

Isami:
Tal vez solo necesitan un poco de ayuda con la limpieza de su última matanza.

Asahi:
Tal vez tenga que ver con los rumores de una invasión demoniaca.

Kotaro:
O-Oye, vamos, son solo rumores.

Nakano:
He escuchado al respecto... hordas enteras fueron vistas, y no parecen moverse aleatoriamente, si no organizadas... Pero yo diría que son solo rumores. Estoy segura que solo necesitan que alguien los cubra para algo.

Asahi:
Uhm... (¿Saben que estaba bromeando, verdad...?)

Hayatori:
Si, los demonios nunca se han organizado. Debe ser solo eso.

Nakano:
Sea lo que sea que pidan de nosotros, si no es una pérdida de tiempo y nos da la oportunidad de recuperar honor o al menos conseguir algo de dinero, entonces vale la pena. ¿Eso resuelve tu duda, Isumi-san?

Isumi:
Si... gracias...

A este punto, he estado cerca de once años atorada con Isami, Kotaro y Asahi. Son mis compañeros, mis aliados y amigos... aunque a veces me saquen de mis casillas (especialmente Isami) no puedo imaginar mis días sin uno de ellos. Cuando se retiran a misiones solitarias, me encuentro incapaz de conciliar el sueño. Debe sonar patético, viniendo de la que es supuestamente la líder de un grupo de guerreros, pero supongo que no hay forma de evitar que ciertos lazos se formen... y aún así, siempre hemos estado preparados para morir. Hayatori por su lado es una gran aliada, y lleva con nosotros cerca de dos años. Ya la consideramos parte del grupo, pero no creo que podamos verla tan cercana como yo veo a los otros tres.

Nakano:
...hmm...

Isami:
¿Recordaste algo divertido de nuevo?

Nakano:
Algo así... Solo estaba considerando si deba informarte que Asahi cambió tus Tabi por los de Makoto esta mañana.

Asahi:
Quería ver cuánto se tardaba en darse cuenta. Honestamente, podría cambiar todo su atuendo por uno totalmente distinto y no se daría cuenta si no le dices.

Isami:
¡¿QUE!? Eso explica porqué me quedaba un poco chico...

Samurai:
Isami-san... La próxima parada que hagamos, por favor cambiémos...

—Nakano sonríe, dejando salir una pequeña risa solo para sí misma.—

La marcha de camino a la morada de estos nobles nos resultaba intrigante. Para ser honesta, me parecía extraño. Nos llegó palabra por una carta, pero claro, no íbamos sin hacer un poco de investigación... aparentemente llevaban semanas buscando guerreros, no solo nosotros, si no de otros grupos. Sin embargo, al nuestro preguntaban por nombre. Estoy consciente que hemos ganado renombre por ciertas hazañas, sin embargo, no esperaba que alguien nos buscase abiertamente.

La marcha desde nuestra morada en Amalruz no nos tomó demasiado, fue bastante intrigante girar nuestras miradas a tantos castillos. Claro, éstos también nos vigilaban. Somos un grupo pequeño, no excedemos los sesenta. La mayoría son jóvenes Samurai que buscaban nuestra forma de vida con los demás siendo Ronin que escucharon de nosotros. Los castillos nos vigilaban cuando pasábamos... habíamos pasado por esa zona antes, por lo que estábamos acostumbrados.

Finalmente, después de días de viaje, allí estaba...


Isumi:
¿Es ese el lugar?

Nakano:
¿Hayatori-san?

Hayatori:
Si, nuestro noble está en ese castillo, a no ser que hayan cambiado de domicilio.

Asahi:
Un castillo tan grande solo puede estar compensando por algo... estos caballeros siempre con sus pomposas estructuras y sus tronos de oro... tch.

Nakano:
Parece que al fin llegamos. Aún calculo otra hora para estar en las puertas... ¿Listos para seguir?

Isami:
Solo un momento... (¡Rápido, Makoto, nos dejarán atrás!)

Samurai:
(Y-ya voy, solo desato esto y...)

La caminata finalmente nos llevó a nuestra meta. Estábamos en las puertas cuando un cazador nos dio la bienvenida. Le comuniqué que éramos el Clan Hikami y casi como si nos estuvieran esperando, nos dejó entrar y un hombre nos dio la bienvenida...

Dance in the Dark

???:
¡Ah! Clan Hikami, si... Recuerdo un clan con ese nombre. Gustav los llamó, ¿no?

Nakano:
Gustav... ¿Gustav Cross? ¿La cabeza de su familia?

???:
El mismo. Veo que hicieron su tarea~ Eso me ahorra el problema. Ahora, si me siguen, los llevaré con mi hermano.


Nakano:
¿Hermano...? ¿Eres hermano de Gustav Cross?

???:
Si bueno, la sorpresa es la mejor parte... *sigh* debí adivinar que eso pasaría. Oh bueno... supongo que me presentaré...


Antaku:
Antaku Cross. A tu disposición. Aunque no realmente. Soy como... el segundo al mando aquí. Después de mi hermano, claro está.

Nakano:
Me disculpo por no haber actuado con el debido respeto, milord. No tenía idea...

Antaku:
Te preocupas demasiado, errm... Nakano, ¿verdad?. Estoy acostumbrado a que ese gran osito de felpa que llamo hermano me opaque. No tengo mucha experiencia con ustedes Samurai, pero... bueno. Supongo que debería mostrarles el interior. Vengan, son bienvenidos, nuestros invitados, les prepararía una fiesta y desfile pero estamos bajos en gente ahora mismo~

El hombre era extravagante. Sonreía con calidez y parecía darle poca importancia a las formalidades. En cierto modo, su forma de actuar parecía incluso relajada... de alguna forma, esta calidez parecía ser contagiosa. Mientras nos guiába por su castillo, dirigiéndonos a una especie de sala central, comienza a narrarnos a todos sobre cómo "Gustav puede parecer duro, pero solía dormir con un peluche hasta los 16." Ciertamente información innecesaria. ¿Que nadie enseñó a este hombre a no revelar demasiada información? Aún ni habíamos accedido a ayudarles cuando nos trataba como sus amigos de toda la vida.

Antaku:
Bueno, aquí está la sala central. Nakano, si no le importa, sígame un poco más. Gustav tiene que hablar contigo solamente. Tus amigos pueden quedarse aquí.

Asahi:
Si crees que dejaré el lado de Nakano-sama, estás equivocado.

Me halagó cuando vi que todos mis hombres desenfundaron sus Katanas y apuntaron sus Yari o Naginatas hacia el miembro de los Cross. Cualquier arma que tuvieran, estaba lista para caer sobre él. Claro, Antaku comenzó a sudar con ésto. ¿Que haría? ¿los atacaría? ¿Les permitiría venir? De hecho, fui yo quien calmó las cosas. Me halagaba su preocupación, pero era más que capaz de defenderme y prefería no causar problemas.

Nakano:
Buki o oroshi.

Hayatori:
... Ya la escucharon. *todos bajan sus armas*

Antaku:
ahah... son un grupo bastante... tenso, ¿verdad?

Nakano:
No se preocupe, son así con todos.

Antaku:
Bueno, aquí todos somos amigos, ¿verdad? Ven, tienes cosas que discutir con mi carnal.

Nakano:
Tu... ¿que?

Antaku:
Carnal... ehrm... Hermano. (¿cual era la palabra en Samurai...?) Uh... Aniki (?)

Nakano:
Entendido...

Estaba acostumbrada a Lidiar con Isami y sus peculiaridades informales e infantiles, pero él era diferente. A diferencia de Isami, él parecía menos ruidoso. Aunque la energía básica en ambos era bastante similar. No podía evitar sonreír un poco a este hombre. En parte por simple cordialidad, pero la forma que emanaba un aura relajante con solo su presencia era la mayor razón. Era como si este hombre no tuviera nada de que preocuparse, como si estuviera completamente seguro de todo, sin dudas, sin rodeos... creo que es esa seguridad la que lo vuelve más relajado.


Antaku:
Eh, Hermanote, el Clan Hikami llegó.

Gustav:
Gracias, Antaku... ¿asumo que la señorita es Lady Nakano?

Nakano:
Así es. *Reverencia* es un honor conocerlo, Lord Cross Gustav.


Antaku:
Saben el nombre del otro sin haberse visto nunca antes... ¿no es romántico?

Gustav:
... Antaku...

Antaku:
Nomás digo...

Nakano:
Con el debido respeto, vine esperando un trabajo, no... esto.

Gustav:
Pero por supuesto. Me disculpo de parte de mi hermano... siempre ha sido un... cabezadura.

Antaku:
Sirve para reventar nueces.


Nakano:
...

Gustav:
... Solo ignórelo.

Nakano:
... Eso planeo.

Gustav:
Antaku, ahora, si pudieras mantenerte serio por al menos unos minutos, te lo agradecería.

Antaku:
No te preocupes, sé cuando guardar silencio. Pero no perdamos más tiempo, pues.

Gustav:
Estoy de acuerdo.

How can that be?

Gustav:
Lady Nakano. No la hemos llamado hasta aquí solo para recibir molestia de parte de mi hermano. Me apena decirlo, pero mi familia está en necesidad de buscar ayuda en estos tiempos de dificultad...

Nakano:
No hay vergüenza en reconocer los límites de uno, milord. Yo lo llamaría fuerza.

Gustav:
Tal vez... pero no mi familia. Por siglos, hemos combatido a los demonios en todo Brennevin, asegurándonos que nunca se expandan demasiado o destruyan algo importante.

Nakano:
Su reputación es bien conocida, milord. Todos saben el bien que hace su familia a nuestro mundo. Sus hazañas se cuentan como fábulas y leyendas en varias ciudades.

Gustav:
Me halaga saber eso... pero temo que de fábulas a realidad hay una diferencia. No somos invencibles. Y eso lo he tenido que aprender por la mala.

Ataku:
Hemos sufrido derrotas. Demasiadas. Especialmente este último año. Nunca hemos tenido problema hechando a los demonios, pero ahora... hemos tenido que retirarnos en más de una ocasión o hemos fallado a la gente.

Gustav:
No fue hace más de hace unos días que vimos un pueblo quemarse hasta sus cimientos y su gente devorada por los demonios, los cazadores derrotados y muertos... si bien los demonios se retiraron, fue una derrota total.

Nakano:
Eso es... terrible. No sabía que la situación estuviera tan mal... ¿Pero cómo es que han logrado tanta fuerza, para oponer a los Cross?

Gustav:
Siempre han tenido la fuerza para hacer frente al mejor de nosotros, pero nunca la organización para ser una amenaza de esta escala. ¿Habrás escuchado rumores de hordas organizadas?

Nakano:
Si, milord. Se rumorea que hordas de demonios numerosos como las estrellas en el cielo sin luna han sido divisadas, moviéndose uniformemente, como si de una mente única se tratase.

Antaku:
Sorpresa. Es verdad.

Gustav:
... si, lo es. Nunca habíamos visto algo así. Nuestra familia nunca ha sido numerosa, nuestro ejercito nunca mayor a unos cientos porque nunca habíamos NECESITADO números... pero ahora...

Nakano:
¿Por eso nos buscaba, milord? ¿Quiere que seamos sus soldados?

Gustav:
Soldados ya tengo, pero... dudo que sean suficientes... no he podido superar a nuestro oponente aún... No te he hablado de él.

Antaku:
Uhuhuhu. "Él"... me encanta el juego de pronombres. "él" es nuestro enemigo verdadero. *arroja una carta* El consejo de guerra lo bautizó "Verdrehte." O como lo llaman nuestras tropas, "El Estratega Demoníaco". Ooooooo~

Gustav:
Antaku, compórtate.

Antaku:
Lo siento.


Gustav:
Verdrehte ha sido visto dirigiendo las hordas, pero nunca hemos visto que entre en combate directo, por lo que no sabemos exactamente que tan poderoso sea por sí solo... lo que si sabemos, es que es capaz de crear estrategias extremadamente complejas, y de alguna forma, hacer que los demonios lo obedezcan. Usan distracciones, engaños, Tácticas avanzadas, formaciones perfectas... y lo peor, creemos que mientras esté en el campo de batalla, los instintos de toda la horda están conectados, permitiéndoles saber cuando un individuo está en peligro... pelean casi como si fueran una sola mente. Es ante ésto que he perdido más hombres.

Antaku:
oh-oh, Hemanote, creo que la estás espantando.

Nakano:
... Si me permite, milord... mi casa no es tan numerosa y temo por la habilidad de mis compañeros para lidiar con esto...

Gustav:
No pido que hagan frente a la horda o al Verdrehte por sí solos, no enviaría a nadie a una misión suicida así... no, lo que pido es una alianza. He firmado acuerdos con varias órdenes de caballeros, he pagado a varios grupos de mercenarios y realizado alianzas con clanes samurai... no son los únicos y espero ni serán los últimos que contesten el llamado... El tiempo es un lujo que no tenemos, lamentablemente. Necesito su respuesta... ¿podemos contar con su clan, sabiendo lo que está en juego?

Nakano:
... Si nuestras espadas pueden servirle, milord... entonces estaré gustosa de usarlas en su nombre. Entiendo que no solo es su clan el que peligra, si no potencialmente todo Sekai. Mi clan lucha en busca de recuperar nuestro honor... no veo mejor manera de hacer eso que ésto. Por tanto, acepto su propuesta. Pero solo si tendré su cooperación.

Gustav:
Excelente... ven, tengo que discutir la situación actual contigo. Estamos en estado de emergencia, debemos actuar rápido. Con tu clan a nuestro lado, estamos listos para preparar todo... Los demás deberían estar esperando.



[Pt1/2]



Última edición por Kida el Dom Jul 02, 2017 6:11 am, editado 2 veces

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Sáb Mayo 14, 2016 9:30 pm


[Pt.2/2]



—Unas horas después...—


Isami:
Bueno, no se ustedes, pero yo ya me desesperé.

Kotaro:
Si haces algo estúpido asegúrate de que no mencionas mi nombre...*las puertas se abren*

Isami & Kotaro:
Nakano-sama...

Nakano:
Veo que se estaban impacientando en mi ausencia... bueno, ya estoy aquí.

Hayatori:
Y yo que quería hablar con ellos... ¿Que querían?

Nakano:
... Nos han confiado una misión crucial para la supervivencia de no solo nuestro clan, si no posiblemente miles de almas.

Asahi:
¿Nos... confiaron que?

Los samurai del grupo comienzan a susurrar, todos parecen haberse confundido o haber quedado sin palabras, algunos incluso parece estar acordándose. Decidí no decirles nada, puesto que aún no había explicado la situación. Tal vez debí haberlo hecho antes de que comenzaran con sus dudas. Pero esto no es algo que pueda explicar tan fácilmente...

Kotaro:
Nakano-sama... ¿que nos pidieron?

Nakano:
Vengan, les explicaré con este mapa... *el grupo se acerca y se colocan unos al lado de otros.* Los rumores que hemos escuchado... sobre hordas demoniacas, son ciertos.

Samurai:
¿Hordas demoníacas? ¿organizadas? Es inaudito...

Hayatori:
¡Silencio, dejen hablar a su señora!

Era de esperar... sus cotilleos y el miedo que sienten es algo nuevo... ¿no se suponía que buscábamos una muerte honorable? ¿Ahora temen a su destino? No son Samurai, son una burla... pero no importa. Los que huyan, con eso vivirán, los que se queden, con eso morirán. No hay otro camino. Comencé a explicar la situación una vez los ruidosos novatos y cobardes comenzaron a callar.


Strategy meeting

Nakano:
Nuestros Nuevos aliados, Los Cross, han dedicado su vida a combatir cosas como las que enfrentaremos... Oni, Demonios, seres de Makai que vienen a nuestro mundo a causar caos. Los Cross siempre los han mantenido a raya, sin embargo, nunca antes se movían así. No están siendo liderados por un simple general, quien sea estamos enfrentando es un táctico de mayor capacidad. Esta familia ha perdido varios hombres y sus miembros han resultado gravemente heridos.... así es, nos enfrentamos a un Demonio con la capacidad para organizar a sus súbditos y de realizar complejas estrategias y tácticas que han puesto de rodillas incluso a los famosos Cross.

Samurai:
Nakano-sama. Discúlpe la interrupción, pero... ¿que se espera de nosotros ante esto? No moriré sin propósito.

Nakano:
No lo harás. Tenemos un objetivo importante... *señala un punto en el mapa con su uchigatana* La cadena montañosa que separa a Amalruz de Bynquister, para un ejército normal, sería una locura atravesarlo, sin embargo, para los demonios no lo es. Sus fuerzas se movilizan hacia las montañas, planean atravesarlas y acortar días de viaje. Nuestro objetivo, es éste cañón.

Hayatori:
Ese es un cuello de botella muy ancho... Es el único lugar donde se podría librar una batalla en toda la cadena montañosa.

Nakano:
Precisamente. Hay compañías mercenarias y de caballeros e incluso aventureros apostados en las demás rutas, sin embargo, los Cross han confiado en nosotros para detener el cuerpo gordo de la horda. Tal parece que hay un fuerte construído hace años en ese valle. Lo aprovecharemos como línea defensiva. Si cruzan el fuerte, llegarán a las cavernas y podrán seguir su camino hacia Amalruz. Pero una vez en el valle, solo podrán ir hacia dos direcciones: Hacia nuestra línea defensiva, o retirarse. El valle está rodeado por montañas demasiado empinadas para ser escaladas.

Asahi:  
... Es suficientemente ancho para que nos coloquemos allí, sin embargo, no lo suficiente para que nos rodeen...

Nakano:
Hay un problema. Tienen herramientas de asedio y el grueso de la horda es demasiado grande. Incluso si asumimos que son tan débiles como un infante y tan útiles como un ciego para distinguir colores, nos tomaría días de lucha... es por eso que somos solo la fuerza defensiva. *señala otro punto en el mapa* Los Cross tienen sus propias fuerzas aún. No son muchos, mayormente mercenarios, sin embargo, muy capaces. Su fuerza será la ofensiva. Se ocultaran a un kilómetro de nosotros. Cuando el combate empiece, enviaremos un águila a avisar... entonces, su fuerza los rodeará.

Hayatori:
¿Tenemos que aguantar hasta que lleguen...? ¿Contra artillería Y hordas de demonios?

Nakano:
Ese parece ser el plan... Sin embargo, no pienso dejar que ese sea el caso. No permitiré que mueran por fuego de artillería... Cuando lleguen al valle en el cañón, la artillería Enemiga ya deberá haber caído.

Isami:
¿Cómo? Somos Samurai, no Magos, no podemos simplemente hacer aparecer espíritus o meteoritos... Aunque sería bello~ Tal vez si concentro Gale Stinger lo suficiente....

Nakano:
No, vamos, su artillería son Trebuchet y Catapultas creadas en materiales insólitos y mundanos, son Demonios, el que estén organizados no significa que tengan más paciencia para crear herramientas muy complejas. Tenemos la ventaja con tiempo, si preparamos trampas, "Derrumbes accidentales" y otras sorpresas, podremos destrozar su artillería. No deberían poder resistir cambios terrenales drásticos, los Cross ya hicieron una evaluación de ésto. Y si nos escondemos lo suficientemente bien, puede incluso que tengamos el elemento sorpresa.

Samurai:
Nakano-sama... si los rumores son correctos, la horda sabrá de antemano que intentaremos una defensiva en ese lugar... es demasiado perfecto.

Nakano:
Exacto. Pero no saben que tan grande será la fuerza defensiva. Si comenzamos pequeños ataques de guerrilla, ataques con pequeños grupos, ofensivas rápidas, antes de una retirada. Si hacemos eso, creerán que somos un grupo pequeño, que necesita valerse de trampas y ataques sorpresa rápidos para sobrevivir; no se molestarán en desplegar la artillería, y probablemente persigan a los atacantes. Hacemos daño y los mantenemos creyendo que se trata de un grupo pequeño. Para cuando lleguen al centro, esperarán encontrar a lo mucho cincuenta defensores desesperados...

Isami:
¿Y no es así? Digo, está bien, somos numerosos, pero no somos tantos.

Hayatori:
La última vez que nos conté, somos 51... no somos un ejército. Después de todo, no hay tantos Ronin en el mundo

Nakano:
Nuestro clan es limitado, eso es cierto... pero no somos el único que aceptó el llamado. *Nakano hace una señal con su brazo y Tres Samurai entran a la habitación.*

Samurai:
Clan Seishin reportándose. 137 Ashigaru armados hasta los dientes y listos. Hemos... aceptado... colaborar con su clan.

Samurai:
El Clan Kiryoku ha respondido al llamado de la casa Cross y sumará dos tercios de su cantidad a sus fuerzas, con la esperanza que los rumores de su fuerza sean verídicos.

Samurai:
El Clan Yôsei ha accedido a ayudarles, Ronin... Considérense afortunados...

Asahi:
Seishin...

Isami:
Yôsei...

Nakano:
Como podrán ver, no somos los únicos Samurai que aceptaron el llamado.

Hayatori:
Y sin embargo, veo que te pusieron al mando. Interesante... ¿porqué es, lacayo?.

Samurai (Seishin):
Lamentablemente, ninguno de nuestros señores nos digna con su presencia... Como ama de su clan, Hikami Nakano es la única con el rango o experiencia para el puesto.

Samurai (Yôsei):
No estamos ansiosos por obedecer a un clan de Ronin sin honor, pero tiempos desesperados señalan medidas desesperadas.

Nakano:
Además, sí tenemos un mago con nosotros... llegó hace poco. Parece que nos asistirá en la defensa. Ya consulté con él todos los detalles.

Isami:
¿Quien?

Nakano:
Su nombre es... no, dejaré que él se presente. ¿Señor Cross?

???:
¿Hmm?

Asahi:
(¿¡Cuanto tiempo lleva aquí!?)

Isami:
(Ni idea... si no hubiera hablado no me hubiera percatado que estaba allí)

Nakano:
¿Le importa presentarse?

???:
Ah, claro. Saludos, mi nombre es...

Calixto Cross (Mage)

Primo cercano de Gustav, La historia lo recuerda como un mago con habilidades que aún se estudian. Encargado de la mayoría de aspectos mágicos, su conocimiento sobre los temas de naturaleza mágica es destacable, por lo que la familia lo consultaba para encargarse de los asuntos mágicos. Era conocido por su actitud mayormente distanciada y callada, dando la apariencia de siempre calcular todo con cuidado y saber mucho más de lo que deja saber, cuando, realmente, solo está perdido pensando en el sueño que tuvo la noche anterior.

Equipment:
-Noble Diadem.
-Black Steel Armor: Armadura pesada que sacrifica velocidad por una poderosa protección contra ataques mágicos y físicos.
-Cross Regalia - Lucifurge: Un tesoro de la casa de los Cross. Un manuscrito maldito que en sus hojas contiene poder maligno sellado en su interior junto a una especie de códice relatando mitos desconocidos. Aparentemente, entre las páginas se encuentran instrucciones para hacer uso de estos poderes malignos.

Skills:
-Dragon Fang: El usuario es capaz de despertar sus genes de dragón mítico. Durante los próximos 30 segundos, todas sus estadísticas básicas y habilidades se verán potenciadas.
-High Boldie: El usuario convoca una lluvia de fuego. Tiene 2 niveles de carga: el básico, que solo provoca un pequeño meteorito caer y toma solo un par de segundos convocar, y el avanzado, que provoca una lluvia de meteoros de fuego caer en un amplia área, pero toma mucho más en cargar.
-High Grapnel: Usando magia oscura, el usuario inmoviliza a un enemigo mientras le daña con esta magia, sin embargo, el usuario tampoco puede moverse o de hacerlo, rompe el hechizo.
-Holy Retribution: Usando magia sagrada, el usuario arroja una lluvia de lanzas mágicas al aire, que poco después caen a su alrededor, dañando todo en un área alrededor del usuario. El hechizo drena toda la energía tanto de aliados como enemigos en su cercanía, requiriendo por tanto un descanso después de ser usado.
-Nosferatu: Hechizo oscuro básico que sirve para drenar energía vital de un enemigo y transferirla al usuario, curándole ligeramente. Parte de la energía vital se pierde durante el proceso.

Calixto:
Pueden llamarme Calixto o como su señora, "señor Cross". Gustav me pidió acompañarlos, para asegurarse que todo salga bien.

Nakano:
El señor Cross nos asistirá en la defensa. Si tenemos suerte, podremos reducir sus números considerablemente antes que tengamos que enfrentarles directamente... el plan es ese. Destruír sus pobres intentos de artillería, engañarlos a creer que es una fuerza pequeña y después detener su avance en el cañón. Las tácticas las discutiremos cuando lleguemos al fuerte... entiendo que tengan miedo. Si alguien aquí quiere retirarse, no lo obligaré a quedarse. Si sobrevivimos, los veremos nuestro centro en Amalruz... No les guardaré rencor ni les mancharé su honor. No hay vergüenza en saber cuando una batalla es más de lo que uno puede luchar. Solo pido que lo hagan ahora y no después... ¿Alguien?

Kotaro:
... Nakano-sama... *Nakano gira su mirada hacia él* no dudo su liderazgo... no recuerdo más que tres ocasiones en las que hayamos dado nuestro adiós a uno de nuestros compañeros. No sé si esta batalla nos de algo del honor perdido, pero le prometo que pelearé a su lado.

Asahi:
... tengo mis dudas sobre pelear contra demonios, pero si me da una oportunidad de redimirme, haré lo que sea necesario.

Isami:
¿Necesito decir algo? Estoy aquí metido hasta el cuello, unos demonios no me asustan. Tal vez sea un Ronin, pero ahora eres mi señora. Un Samurai nunca debe desobedecer a su amo y cosas así, ¿verdad?

Hayatori:
Oh bueno... Supongo que ya es muy tarde para hacerme para atrás... No estoy ansiosa por esta pelea, pero daré lo mejor de mí. Hace ya bastante que he tenido una buena pelea.

Samurai (Hikami):
Nakano-Sama... somos Ronin... pero aún así, es nuestra señora ahora. Con o sin honor, daré mi vida en esta misión. Todos nosotros lo haremos.

Uno tras otro, los Samurai hacían una reverencia ante mí... no me había percatado que esto había ocurrido. Sabía que me consideraban su líder, pero su señora... son Ronin, encontrar otro amo es imposible para ellos, ¿será que encontraron en la casa Hikami el nuevo hogar que buscaban?

Nakano:
... Sé que no debo agradecer. Esto se espera de ustedes... pero aún así... Gracias. Si queremos esta victoria, debemos partir esta mañana. Por hoy, los Cross nos han permitido uso de sus cuarteles. Descansen. Mañana, cuando el primer rayo de sol toque el castillo, partimos hacia las montañas. Necesitaremos todo el tiempo posible si queremos tener oportunidad.

Nunca lo había considerado, pero estos hombres, anteriormente sin honor, me habían jurado sus vidas... no iba a desperdiciar esta oportunidad. Los Cross habían amasado una fuerza considerable. Esto ya no era una simple lucha entre dos facciones, no eran simples avances y asaltos aleatorios sobre lugares aleatorios... esto era una verdadera guerra. Una que hoy llamamos "La guerra demoníaca"... y la primera batalla de esa guerra estaba a un día de empezar. Teníamos tiempo para prepararnos... solo esperaba pasar esta prueba. En honor de mi maestro... debía vivir. Mi determinación por seguir adelante me daba fuerza... solo esperaba que todos regresaran a casa conmigo.

Spirit Bringers:
The Demonic Wars PT.2
The Cross

Fin



Última edición por Kida el Dom Jul 02, 2017 6:17 pm, editado 3 veces

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Mar Jun 14, 2016 1:32 am

A Gathering of Storms


*En una laguna no muy lejana de donde se encontraba el imponente castillo de la familia Cross se encontraban dos hombres. En el agua, nada más y nada menos que Gustav, que tenía por costumbre bañarse en aquel lugar en privado, como si así pudiera "limpiarse" la sangre que ha derramado a lo largo de su vida y de paso aligerar un poco la causa de liderar un clan tan importante como el suyo. Como pocas veces eso sí, no se encontraba solo. Apoyado en un árbol y de brazos cruzados, Antaku lo miraba de reojo mientras parecían hablar asuntos importantes. En general la relación de estos dos era sorpresivamente buena, a pesar de no llevar ni diez años desde que se conocen*

Antaku: Estás seguro de que podemos confiar en ellos?

Gustav: Quienes? Los Hikami? Pues son ronin... Samurais sin honor, pero tienen una fama de buenos trabajadores y excelentes peleadores. Además no nos podemos dar el lujo de regodearnos

Antaku: Supongo que tienes razón hehe. La verdad los vi y no eran la gran cosa, bueno, a excepción de su líder, esa mujer... Nokano?

Gustav: Nakano.

Antaku: Lady Nakano, sí, tenía algo especial.

Gustav: Algo como un sorprendente espíritu de pelea?

Antaku: ... No, más bien tristeza. Dolor.

Gustav: *Suspira* Al final, toda la vida podría resumirse en esas palabras.



*El rubio se levantó y salió de las aguas, amarrándose rápidamente una toalla a la cintura para cubrir sus partes nobles. Eran aproximadamente las siete de la mañana y ya tocaba comenzar un nuevo día: El papeleo rutinario, revisión de las armas, reuniones, velar por el bienestar de los más jóvenes de la familia, entrenar, básicamente un sinfín de cosas. Gustav pensaba en todo esto mientras secaba su tonificado cuerpo, aunque en el fondo, lo que más ocupaba su mente en ese entonces era la guerra de la que, más pronto que tarde, serían parte*

Gustav: Por cierto, han habido nuevas respuestas a nuestro llamado?

Antaku: ... De hecho, Gustav, por eso saqué el tema del clan Hikami. Me temo que ellos van a ser las últimas fuerzas que podremos reclutar

Gustav:
-su expresión normalmente dura se descoloca-. Cómo dices?

Antaku: Lo que oíste. El clan Hikami son nuestros últimos reclutas. Habrá que trabajar con lo que tenemos.

Gustav: No... Qué me dices del resto de los grupos de cazadores? Estoy seguro que todavía hay varios que no han respondido.

Antaku: La mitad son unos pelmazos y la otra mitad va de autista, negándose a participar en batallas campales como esta

Gustav: Hmp... Y qué me dices de los gremios de magos de Unukalhai? O los bárbaros de Deneb?

Antaku: *Niega con la cabeza* Ya tenemos el apoyo de una cantidad considerable de gremios, y los bárbaros de Deneb se negaron a ayudarnos a menos que les diéramos, literal, "cincuenta galones de licor, treinta sacos de platinos y veinte de nuestras mejores mujeres".

Gustav: *Suspira* Debí imaginármelo. Será un combate difícil, más de lo que esperaba.

Antaku: No lo dudes
-dice el peliverde, mientras le pone una mano en el hombro-. Pero lo lograremos. Por el honor de nuestra casa, por todas las personas que confían en nosotros, y por toda la gente inocente de Brennevin que ve peligrar su vida por esos sucios demonios



Gustav: Ha! No pude haberlo dicho mejor hermano. Muy bien, vamos


*Antaku en el día a día era un hombre dicharachero y hasta bonachón, pero con aquellas personas que consideraba realmente importantes para él sacaba a relucir una faceta mucho más madura. Sabía que el peso que llevaba su hermano era enorme, inimaginable, y lo menos que podía hacer era estar allí a su lado, al menos como confidente. De esta forma el par comenzó su camino de regreso al castillo de los Cross. Pronto sería la Gran Guerra, y cada segundo contaba*



Far Away...


¿¿??: -cierra de golpe un viejo libro entre sus manos-. Muy bien, eso sería todo por hoy.

¿¿??: Q-Queeeeeeeeeeeeee?! Lo dejaste en la mejor parte!

¿¿??: Qué mala eres! Ya iba a comenzar la primera pelea, la acción, los golpes!

¿¿??: Quiero saber qué pasa con Lady Nokano!

¿¿??: Nakano.

¿¿??: Y cuándo aparece Verdrehte?!

¿¿??: Será otro día niños, es una promesa.


*En un lugar más cercano a un sueño que a la realidad, cuatro personas se encontraban rodeando una fogata sobre un alto monte que sobrepasaba las nubes. Las estrellas de ese cielo eran diferentes, parecían formar constelaciones místicas, e incluso el aire se notaba muchísimo más puro. Aquel lugar no era Brennevin. Había allí una mujer joven de hermosas facciones, que una vez cerró el libro procedió a levantarse. Los tres niños, que vestían extrañas ropas, hicieron lo mismo al ver a la contadora de historias.*

¿¿??: Mañana a la misma hora?

¿¿??: Mañana no puedo Cuhtahlatah. Nos veremos aquí dentro de tres noches.


*Un día más terminaba, y otro pronto comenzaría. He ahí el ciclo de la vida.*


Última edición por Caco el Miér Ago 10, 2016 9:46 pm, editado 1 vez

_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Dom Jun 26, 2016 6:21 pm


Prelude

La noche estaba por caér. Podíamos ver a la distancia el polvo que los demonios levantaban con su marcha. La luna había desaparecido, un buen augurio para morir. Debo decir, ni mis hombres ni yo estábamos ansiosos por encontrarnos con el enemigo, por más que seas un guerrero, la muerte no es algo que uno desee para sí mismo. Habíamos hecho todo lo posible para prepararnos, las tácticas habian sido discutidas, las tropas colocadas y nuestras fuerzas listas. Y aún así, sentía que no era suficiente.

Para nuestra suerte, no estabamos solos. Calixto, el primo de Gustav Cross se había unido a nosotros, y trajo consigo a un grupo pequeño de magos y clérigos que nos asistirían. Y no solo eso, a menos de un kilómetro, escondidos se encontraban los soldados de los Cross, incluyendo al mismo Gustav y Antaku Cross, que prometieron ir a asistir tan pronto vieran que el combate ha empezado.

No dudaba de que llegarían... solo dudaba que cuando llegaran siguiéramos aquí. El objetivo de un Ronin, lo más alto que puede aspirar, es morir de una forma honorable... y esta noche, todos moriríamos de la forma más honorable posible. Recuerdo haber mirado al cielo y dicho... "Pronto estaré contigo." pensando en mi maestro... pero el destino me deparaba algo distinto. Cuando el enemigo se acercaba a las montañas es cuando inició la batalla del cañón.



Getting Started

Nakano:
Bueno... allí están los demonios.

Yo tenía una misión en particular. Debido a que entre nosotros era quien más experiencia tenía, fui junto a un grupo pequeño de Ashigarus a caballo a realizar ataques cortos, pero letales sobre el enemigo mientras se acercan a las montañas. No estaba completamente sola, pues en esta fase del ataque, Antaku Cross se uniría antes de retirarse con Gustav, aparentando una retirada y con suerte desviando a parte de sus fuerzas directo al grueso de las tropas de los Cross.

Antaku:
¿Dígame, señorita, se quedará allí admirando a la horda o podemos empezar a cortar cabezas? Prefiero la segunda, si no le importa.

Nakano:
Lo siento, solo quería preguntar algo antes de empezar... ¿Crees poder seguir el rítmo?

Antaku:
Pffft. No necesito un caballo. Ya verás a lo que me refiero.

Nakano:
En ese caso... *Levanta el abanico de ataque*

Nakano:
¡HAGAN A ESOS DEMONIOS DESEAR NO HABER SALIDO DE MAKAI!


Fase 1: Guerrilla

Si bien no fuimos silenciosos, no teníamos la intención de serlo cuando cargamos hacia la horda, armados con Yaris y Katanas, contra seres que no son de este mundo. Cuando nos vieron, comenzaron a cargar hacia nosotros también, una horda de apariencia interminable contra un puñado de Samurai a caballo y un caballero. Tenía mis dudas al principio, pero de alguna forma, Antaku mantuvo el paso con nuestras unidades a caballo, Su velocidad me impacta aún hoy, para ser honesta.

El momento que la caballería azotó a los primeros enemigos, supe que todo iría bien en esta fase, pues la primera carga no perdimos a nadie, entrando y saliendo de la horda sin problemas. Todos... salvo Antaku. Podía verlo aún enmedio de la horda, luchando por sí mismo contra los enemigos. Y lo peor, o de cierta forma, lo mejor, era que no parecía tener problemas.


Antaku:
¡HAHA! ¡Aún no termino con ustedes!

Nakano:
¡Cross!

Antaku:
¿Que?

Nakano:
¡Hay que retirarnos para otra carga!

Antaku:
¡Ustedes vayan, yo me quedo un rato! ¡Alguien necesita mantenerlos ocupados!

Tuvimos que hacerle caso. Se quedó allí, y solo pudimos ver cómo los demonios caían como moscas. Me empezé a preguntar si en verdad necesitaban nuestra ayuda del todo. La caballería se giró y nos preparamos para una segunda carga, esta vez, íbamos por sus catapultas, mientras Antaku los mantenía ocupados.


Tal como sospechaba, su artillería cayó con tan solo unos golpes bien colocados. No porque fuesen organizados significaba que tuvieran más paciencia para construír. Son demonios, destruyen, no construyen, me imagino lo molestos que debieron haber estado cuando vieron lo único que han creado caer ante sus ojos. Una vez ésto estuvo terminado, dimos otras vueltas hasta que noté algo raro, los demonios en la zona de Antaku comenzaban a concentrarse, y cada vez veía menos caer...

Antaku:
(Maldición, creo que usé demasiada prana...)

Nakano:
¡Tome mi mano!

Antaku:
¿Huh?

Cuando pasé en mi siguiente carga, le tomé del brazo y lo subí a mi caballo antes de ordenar la retirada. Habíamos hecho suficiente daño, no tanto como el que me hubiera gustado en el momento, pero no valía la pena perder a un Cross para hacer daño. Después de todo, por nuestro honor prometí que les asistiría y planeaba mantener mi palabra.

Antaku:
¿Quieres que te agradezca con una cena, o con dinero? Por favor di que una cena, suelen ser menos costosas.

Nakano:
¡Discutamos eso después que salgamos de aquí! ¡Jintaro, Suena el cuerno!

Samurai:
¡A sus órdenes, Nakano-sama!

El sonido del cuerno, que avisa a toda unidad que se haya perdido o quedado fuera de formación que es momento de retirada. En total, perdimos a trece unidades en ese asalto de guerrilla de los treinta que éramos, sin contar a Antaku, quien de alguna manera se las arregló para saltar sobre un caballo cuyo jinete había caído y tomarlo para sí para retirarse hacia su postura con Gustav, mientras el resto se retiraba hacia las montañas.


Nakano:
¡Abran! ¡Ya vienen!

En la fortaleza el resto de las unidades esperaba. Debido a que llevábamos montura, llegamos antes que ellos por unos minutos... lo que nos permitió un momento de calma. Me abrí camino directo hacia la torre central de la fortaleza, donde Calixto estaba junto a los magos preparando algo.

Nakano:
¿Están listos? No deben tardar más de dos minutos en llegar.

Calixto:
¡Todo está Listo Calixto! ¿Entiendes? Cal- olvídalo.

Nakano:
... Uhm... perfecto, esperen la órden.

Isami:
¡Nakano-Sama! ¡Los tenemos a la vista!

Sin decir otra palabra, me dirigí a la muralla, preparándome para la parte más difícil... no morir hasta que Antaku regrese con Gustav y el resto de las fuerzas.

Phase 2: Survive (Before)

Allí estabamos, todo el plan iba a la perfección. Las artillerías enemigas habían caído, pero seguían avanzando, confiados que encontrarían un pequeño ejército en el valle. Lo equivocados que estaban debió haberles impactado, cuando vieron cerca de setecientas tropas samurai, todos convocados por la llamada de los Cross para proteger las cimas. Todos convocados bajo una sola llamada y bajo mi comando... honestamente, nunca me consideré una estratega, pero debía hacer ese rol al menos esta vez. La experiencia liderando a la casa Hikami por siete años ya me había dado lo necesario.


Cuando los demonios entraron al valle en la cima del cañón, comenzaron su carga contra nosotros. Los miramos mientras hacían su carga y también miramos cuando el suelo debajo de ellos se prendió en llamas. Claro que estabamos preparados, eso en el suelo no era solo lodo, si no también aceites. Una flecha encendida, cortesía de Kotaro, fue todo lo que tomó para incendiar el suelo bajo sus pies, así rompiendo la primera horda. Parecía que esto sería fácil. Debido a lo angosto del terreno, no podían realmente rodearnos, este lugar era el puesto defensivo definitivo. Sin embargo, lo que ésto significaba, era que seguirían viniendo con mucha fuerza.

Nakano:
Que los arqueros se preparen.

Isami:
¡ARQUEROS!

Kotaro:
¡Preparen los Yumi!

La voz se pasó entre las tropas detrás del muro del fuerte. Todo Samurai capaz de sostener un Arco y que tuviera una sola flecha debía prepararlos. Se colocaron todos en posición, apuntando a los cielos y listos para disparar ante la orden. La horda seguía viniendo, solo habíamos detenido su avance unos momentos mientras el fuego se apagaba por los cadáveres que caían sobre él y el aceite que se consumía con el mismo fuego. Pronto, la segunda oleada se acercaba. Cuando estaban a distancia suficiente, la órden vino.

Nakano:
Disparen.

Kotaro:
¡Fuego a discración!


La lluvia de flechas cayó sobre los demonios. Pero no era suficiente. Nuestros Yumi aún estaban tensos, aún teníamos flechas y aún estaban lejos. Ésto se les comunicó a las tropas, debían, una vez dada la órden, continuar disparando hasta que su Ciraj se agotara o el enemigo estuviera en los muros y la puerta. Las flechas continuában cayendo y sentimos la euforia del combate, al ver oleada tras oleada caer ante la nube oscura de flechas que solo eran visibles por el fuego en algunas de ellas.

Sin embargo, tan pronto las flechas comenzaban a escacear, pudimos ver cómo cada vez se acercaban más y más... si entraban al fuerte, no había duda que nos rodearían. Era momento de salir. Alcé mi Katana a los cielos. Los demás supieron lo que ésto siginficaba mientras daban la órden.


Samurai:
¡ES EL MOMENTO DE MORIR! ¡ATAQUE!

Asahi:
¡POR EL CLAN HIKAMI!

Isami:
¡TOMEN SUS ARMAS, ES HORA DE MORIR!

Hayatori:
Todos tan ansiosos por morir y yo aquí preguntándome que hacer en la celebración tras la victoria...

Se abrieron las puertas, solo un puñado se quedó atrás para lidiar con cualquier demonio que lograse pasar. Tan pronto salimos, los demonios vieron a la cara un ejército de lo mejor de Brennevin. Los Samurai. Nosotros no caeremos como simples soldados, si no como Oni. Nos convertimos en demonios en esa noche, para poder matar demonios. Cada hombre debía matar al menos doce demonios, si uno moría sin hacer eso, la derrota era segura. Sin su artillería o las tácticas para rodear, los demonios se enfrentaban a su peor pesadilla.


Era momento de realmente luchar. Habíamos logrado hasta el momento debilitar su horda y dejar un camino de demonios muertos que les hacía difícil caminar a sus tropas. Habíamos ganado en total 15 minutos entre la lluvia de flechas y el fuego, ahora es momento de la tercera fase del plan... hacerles creer que no tenemos más trucos bajo la manga.

Bajé junto al resto y cargué hacia el enemigo junto a mis aliados. Todos en conjunto entablamos, cortando con nuestras Katanas, golpeando con los mazos y empalando con nuestras Naginatas a tantos enemigos como encontrabamos. Tan organizados como estuvieran y tan resistentes como fueran, sangraban, y por tanto, podían morir. Y su organización no significaba nada en este lugar, donde ninguna táctica decidiría el combate, si no la fuerza de los combatentes... la batalla del cañón había empezado, y en nuestras manos caía que fuera la última de esta guerra contra el demonio estratega. Hoy, enfrentaba no solo a un par de soldados o débiles caballeros, si no a la Casa Hikami. Y le demostraríamos el error que había cometido al enfrentarnos y no retirarse.

Nakano Hikami:


Maestra de la casa Hikami, entrenada por el maestro del Kendo, Kisaki Matsuro. La historia la recuerda como una de los primeros Samurai en congeniar con caballeros de manera amistosa. Una mujer de carácter fuerte y prudente, considerada una maestra del combate con espada y la creadora del estilo del Oboro. Su determinación por vivir se deriva de una vieja promesa que hizo a un hombre moribundo.

Equipment:
Nakano's Uchigatana x2
Iron Kaiken
Steel Shuriken
Ronin Samurai Master Outfit
Kisaki's Hachigane

Skills:
Greater Aegis: Se vuelve completamente inmóvil, pero inmune a cualquier ataque por dos segundos.
Astra: Una ráfaga rápida de 5 ataques que hacen la mitad del daño que usualmente, pero no dejan responder al oponente. Tras usarla, el oponente puede contraatacar.
Pandemonium: Se adopta una postura que vuelve al usuario intangible mientras fantasmas surgen de su cuerpo realizando ataques de energía que viajan por máximo 10 metros hasta que finalmente, se realiza un corte vertical infundido de energía. El uso de la técnica puede romper una espada si no se usa con moderación.
________________________________________________

Isami Hikami:


Primer miembro oficial del clan Hikami y ex miembro del Clan Yôsei. Los diarios dejados por Nakano Hikami sugieren una personalidad bastante enérgica, seguido rayando en lo infantíl, pero nunca ponía en riesgo a nadie. Su estilo de combate se deriva de un estilo conocido como "Basara", lucha con movimientos extraños y se enfoca en engañar al enemigo con ataques físicos antes de derrotarlos con un ataque mágico bien colocado.

Equipment:
Steel Katana
Old Yari
Steel Tanto
Ronin Samurai Outfit
Yosei Clan Suneate

Skills:
Gale Stinger: Un disparo de energía desde la punta de la lanza.
Ignis: El usuario enfoca Prana pura en su arma, permitiendo un golpe de ambas propiedades mágicas y físicas.
______________________________________________

Asahi Hikami:


Segunda miembro oficial del clan Hikami y ex miembro del clan Seishin, los diarios dejados por Nakano la describen como alguien con dificultad expresándose. Asahi es recordada por perfeccionar la técnica del Iaido, su capacidad con la espada era solo rival para la de su maestra, Nakano. Si bien no es la mejor usuario del Kendo en la historia registrada, se sabe que el estilo del Iaido que los Samurai de todo el continente utilizan se deriva de las técnicas que ella creó con asistencia de Nakano.

Equipment:
Silver Katana
Silver Odachi
Reinforced Tate-eri
Seishin Clan Kote
Steel Nagamaki
Ronin Samurai Outfit

Skills:
Iaido Style
Sonic Blow: Varios golpes en sucesión extremadamente velóz, pero que de ser evadidos dejan expuesto al usuario.
Kendo Mastery: Ama de las espadas, permite hacer frente en duelo a cualquier oponente armado con una espada o similar.
_____________________________________________

Kotaro Hikami:


Un Ashigaru entrenado en el uso del Yumi extensivamente. Poco registro queda sobre él en la historia, salvo por lo que Nakano dejó. Kotaro parece haber sido una persona ordenada, según la misma Nakano, a veces obsesivamente, pero sus habilidades con el Yumi encontraron su cénit cuando comenzó a entrenar junto a Isami y Nakano. Isami le enseñó a manejar su prana para hacer magia menor que le asista, mientras Nakano le enseñó a controlar esta prana.

Equipment:
Târo Yumi
Kasai Ya
Iron Saihai
Silver Ono
Enchanted Horo
Simple Wakizashi
Ronin Samurai Outfit

Skills:
Kasai-Amatsu-ya: El usuario es capaz de crear flechas de fuego puro con solo concentración, la flecha desaparece si el usuario pierde concentración.
Rend Heaven: Establece una conección de prana con el enemigo y utiliza su fuerza contra sí mismo, añadiendo la mitad de su fuerza de ataque al daño hecho por tu ataque.
Stealth
___________________________

Hayatori Narukami:


Una Samurai legendaria por sus hazañas en combate, miembro del Clan Hikami y Ex-miembro del Clan Narukami. En una época que los espíritus eran escasos en Brennevin, los registros aseguran que muchos fueron derrotados por ella, dándole poder por encima de muchos contemporaneos. Leyendas varían, pero la mayoría de relatos históricos aseguran que son meras exageraciones. Hasta la fecha, algunas de sus técnicas se estudian por los Samurai con esperanzas de alcanzar su nivel de fuerza.

Equipment:
Steel Naginata
Rusty Makibishi
Kabutowari Katana
Hikami Clan Samurai Outfit
Reinforced Narukami Clan Kusazuri

Skills:
Counter: Postura defensiva.
Cut Down: Un corte horizontal que es capaz de cortar a todos los enemigos a 4 metros del usuario.
Fountain: Convoca una lluvia de flechas de energía que surgen del suelo hacia el cielo debajo de el objetivo. Cargar el ataque aumenta la longitud y díametro que cubre el ataque.
Eruption: Sacrificando gran parte de Prana, hace explotar alguna parte del cuerpo del objetivo. La escala de la explosión es equivalente a la escala del enemigo.
Energy: Temporalmente, el usuario no pierde energía en absoluto y su velocidad aumenta. Una vez usado requiere un periodo de recuperación.

Spirit Bringers:
The Demonic Wars PT.3
The battle of the Canyon Pt.1

Fin



Última edición por Kida el Dom Jul 02, 2017 6:58 pm, editado 1 vez

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Vie Jul 22, 2016 2:08 am


Powerful looking

Descendimos como los demonios que pretendíamos ser para nuestro enemigo. Cada uno estaba listo para morir este día, con claras excepciones... Personalmente, estaba lista para la muerte, pero haría todo lo posible para sobrevivir. El combate fuera de los muros de la fortaleza se propagó no debíamos dejar pasar a ningún demonio. Algunos eran capaces de volar, así que cortamos sus alas. Otros podían moverse bajo la tierra, así que golpeamos el suelo con cada golpe. Otros podían pasar a través de nuestras espadas, así que les gritamos hasta que cayeron.

El punto era que no podíamos fallar. No estaba solo nuestro honor en juego, si no también la vida de posiblemente cientos de personas. La tropa de Gustav debía llegar eventualmente, pero la pregunta era... ¿cuánto aguantaríamos? Es una pregunta interesante, que pude responder con la experiencia... La experiencia que fue ese Arduo primer combate... Combatimos por varios minutos, antes de que el peor escenario comenzará a ocurrir frente a nuestros ojos...



¿Donde fue todo tan mal? casi cincuenta de nuestros hombres cayeron descimados ante un solo demonio. Y ahora estaba delante mío. Desafiándome. Y lo peor es que no era el único. Otros demonios idénticos se acercaban. Fue inocente de mi parte creer que este gran estratega no tendría demonios como éste bajo su mando, de lo contrario jamás habría enviado su ejército a este lugar, donde la fuerza determina la victoria y no la estrategia. Es inteligente... más de lo que le dí crédito.


Nakano:
...

Demonio:
¡Lo! the out-splashing of the seeds of Immortality!

Nakano:
Mataste a algunos de mis hombres... ¿y por eso te sientes confiado? Das risa... Ahora te acercas a mí y crees que me derrotarás como a uno de mis hombres... tal vez ignoras con quien te metes.

Demonio:
¡Whirl the Wheel, O my Father, O Satan, O Sun! (No sé como se te ocurrió leer esto, pero es un easter egg :D)!

Nakano:
No importa... no tendrás el honor de saberlo.


El momento que su mazo conectó con mi Katana infundida en mi energía, sentí que mi cuerpo temblaba. No esperaba realmente tener problema, no con esta técnica defensiva perfeccionada con los años. Mi poder debe ser bastante bajo en comparación a la simple fuerza de un demonio... sin embargo, haber resistido el golpe es suficiente para mí, pues había visto muchos de mis hombres caer ante un solo de sus golpes.

¿Cómo llaman los caballeros a esta energía...? Ah, si... Prana. Esta energía que puedo usar a mi favor. Si tan solo puedo quitarme este demonio de enfrente...


Con un movimiento rápido, entablo combate singular contra él y destrozo su arma, a la vez que le acierto un golpe al rostro con mi Katana... o al menos eso pensé. Antes de darme cuenta, éste demonio se movió a alta velocidad, contraatacando mi ofensiva y derribándome. No resulté herida por suerte, aterricé en el cadaver de uno de mis hombres, lo que me molestó aún más que la deshonra de haber sido derribada.

El demonio saltó listo para aplastarme, sin embargo, fue golpeado por una gran energía, una técnica que Isami creó, Gale stinger. El demonio recibió la energía del ataque en su cara, y cae al lado mío, permitiéndome levantarme y cortar su cabeza antes de que se levantara.
Al girar mi rostro, pude ver a Isami no muy lejos, asintiendo con un rostro confiado. Uno había caído, pero aún faltaban más. El resto de nuestros hombres luchaban aún ferozmente, pero ¿cuanto más podían durar? Sobre todo contra estas criaturas. Tan pronto el grande cayó, los normales siguieron lloviendo sobre nosotros.

Nakano:
¿Y Kotaro?

Isami:
Tiene sus propios problemas con uno de éstos, pero tiene a Hayatori con él, creo que pueden manejarlo.

Nakano:
¿Sabemos donde está Asahi?

Isami:
Se quedó en la fortaleza, dijo que necesitarían más de un capitán allí si algo ocurría.

No pude más que guardar silencio, mientras cortaba a demonio tras demonio. Estas criaturas eran rápidas y más que nada, fuertes, un solo golpe podía arrancarnos el brazo, sin embargo, para ésto es que estábamos preparados. Para pelear a la muerte. Muchos ya habían encontrado ese final... sin embargo, en mí caía que ese número decreciera lo más posible. A mi lado varios de mis hombres ayudaban a mantener la línea defensiva, pero pude notar cómo los demonios de mayor volúmen se acercaban cada vez más. Debía asegurarme que no llegaran a nuestra línea, aún si para eso, debía arriesgarme una vez más.

Nakano:
Necesito que me acompañes en una locura... debemos matar a tantos de ésos sea posible antes que lleguen a la fortaleza.

Isami:
¡Cuando no! Tu y tus locuras. ¡Tienes suerte que esté tan chiflado para hacerte caso!




Dusk falls


Gustav:
¡Ataque!

Capitán:
¡Señor! Tenemos confirmación, Los Samurai están enfrentando ya al enemigo en el cañón.

Gustav:
....

Capitán:
¿Señor?

Gustav:
....

Antaku:
Este táctico enemigo... nos dio duro otra vez, ¿eh?

Gustav:
Enviar a un cuarto de su fuerza solo para retrasarnos... Teniente, ¿que tal van los escuadrones mercenarios?

Teniente:
Han logrado mantener sus posiciones, señor. He recibido reportes de algunas bajas, pero por suerte, parece ser que no son considerables.

Gustav:
¿Que hay de ellos, sus números? ¿Lograron divisar refuerzos enemigos?

Capitán:
No, señor. Están solos. Si me permite... me parece que es solo una distracción.

Gustav:
... Antaku-

Antaku:
Déjame adivinar, ¿quieres que me adelante?

Gustav:
Calculo otros diez o quince minutos antes de que podamos limpiar esta zona de demonios, tal vez menos, pero el tiempo es vital y es un lujo que nuestros aliados puede que no tengan... Esos diez minutos podrían costarnos caros... al menos contigo allí, deberíamos ganar unos minutos más.

Antaku:
Pff, subestimas a esos Samurai. Créeme, son más duros de lo que pensamos. Peeeeero, supongo que no puedo rechazar la oportunidad de una galante entrada.

Antaku solitario le tira las riendas a su corcel, solo para señalarle que es hora de moverse. Dejó el lado de Gustav en el momento adecuado para que éste bajase con el resto de sus tropas, montado en su corsel para dirigirles personalmente hacia la victoria. Mientras más rápido acabasen con el enemigo, más rápido podrían llegar a asistir a nuestras tropas en el cañón... o es lo que tenían en mente, cuando sus ojos se postraron en el cielo, pues la noche parecía haber cambiado a día. Al girar su rostro, una lluvia de fuego parecía caer sobre el cañón, junto a lo que parecía ser una enorme bola de fuego, que parecía capaz de cubrir toda una ciudad...

Gustav:
Que diab... ¡CALIXTO...! ¡Antaku, apresúrate!

Antaku:
¡Si, ya voy!




Calixto:
Reverendos poderes y elementales del abismo... escuchad mi llamado, oh seres, evidencia del finito, heraldos del linde del todo... usad mi ofrenda y traed el cierre a existencias ajenas... Poder del fuego, emanación del Ein Soph, elemental que forja y destruye... Yo te comando, ¡Desciende del firmamento a nuestra tierra!


El cielo comenzó a brillar como si fuese de día... mi Mirada se dirigió hacia el cielo, mientras ví el resultado de la magia de Calixto. El cuerno de retirada había sonado. Los magos que acompañaban a Calixto levantaron un muro de fuego entre el fuerte y los demonios, evitando que éstos pudiesen pasar momentáneamente para sí darnos tiempo de retirarnos, pero no solo eso, éste era el plan de contingencia. Más de la mitad de nuestras tropas ya se encontraban al lado de la diosa, y si bien sus demonios más fuertes habían caído, la cantidad de enemigos normales no decrecía. Ordené regresar al fuerte, los hombres se colocaron en los muros, cerraron la puerta con todo lo que pudieron encontrar y prepararon las Yari para atravesar a quien sea lograse trepar el muro...

Pero todo se detuvo en un instante, cuando le dí la orden a Calixto. Era momento de usar nuestra arma secreta. Fue idea del mago. Durante la preparación, nos informó de su poder de convocar el poder destructivo natural sobre el enemigo... le pedí que no contuviera absolutamente nada, discutimos lo que haríamos y finalmente, lo dejé para preparar el hechizo...

Nakano:
¡Necesitamos levantar el escudo!

Hechizero (Cross):
¡Ahora mismo, Milady!

Animista (Narukami):
Iniciemos...


Los hechizeros de la casa Cross que vinieron con Calixto y aquellos capaces de canalizar magia del clan Narukami se prepararon para un hechizo combinado, que usaba las fuertes energías que los Cross enseñaban a sus magos y el gran control que los Samurai solemos ejercer para crear una barrera que nos protegiera del ataque de Calixto. La fuerza de la barrera la pondrían los magos que Cross nos envió, la durabilidad de ésta dependería de los animistas del clan Narukami. El meteoro golpearía la superficie del cañón en cualquier segundo, así que debíamos prepararnos.

Kotaro:
¡Están subiendo el muro!

Asahi:
¡ENTONCES TÍRENLOS, IDIOTA!

Samurai:
¡Nakano-dono! ¡No podemos mantener la puerta mucho más!

Nakano:
No esperaba que fuese sencillo... Isami, confío que podrás controlar las cosas aquí. Iré a asistir a las tropas en la puerta. Asahi, Kotaro, Hayatori, los necesito en los muros, llévense con ustedes a todo el que esté armado con armas de largo alcance. El resto viene conmigo. Los magos se quedan aquí, ¡no debemos dejar que rompan la barrera bajo absolutamente ninguna circunstancia!

Calixto:
El impacto deberá ser en menos de un minuto, debemos levantar esa barrera... ¡A un lado, amateurs, lo están haciendo mal!

Calixto, aún tras convocar tal poder del mismo cielo, tenía la energía para convocar aún más poderes, levantando sus manos y amplificando aún más al magia de todos aquellos que estaban canalizando el gran escudo. Saliendo de la estructura principal, a las murallas, miré al cielo para ver el escudo comenzar a aparecer sobre el fuerte, con el impato del meteoro ahora a solo segundos de su colisión. El suelo temblaba y las tropas estaban ansiosas... nuestra supervivencia dependía del escudo, si éste fallaba, era el final, pero al menos nos llevaríamos a todos estos demonios con nosotros.


Animista (Narukami):
Om, Gate, Gate, Paragate, Para Samgate Bodhi Svaha...

Mago (Cross):
¡AFT ABAFT BAS-AUMGN ISAK SA-BA-F!

Calixto:
Mantengan esa barrera... ¡Manténganla!

Los demonios quedaron atrapados en el exterior de la barrera y aquellos que estaban dentro cayeron ante nuestras defensas. El impacto era inminente cuando la barrera se había completado. Todos miramos con angustia cuando la gigantesca bola de fuego golpeó tierra, calcinando a todo fuera de la barrera, vimos el fuego pasar por encima de la barrera, por un momento, sentía que el sol mismo estaba sobre nosotros, sin embargo, éste había salido por el horizonte hace ya tiempo.

Calixto:
Solo un poco más...

Cuando el fuego cesó, inmediatamente vimos la barrera caer. El campo fuera del fuerte estaba calcinado, parecía que el invierno había llegado con las cenizas que volaban, por el viento, cuerpos calcinados de demonios comenzaban a desaparecer mientras mis tropas celebraban la victoria temporal y mientras yo me permitía un respiro. Por más magia que haya convocado Calixto en ese ataque, no era suficiente para derrotar a la horda completa... Pero por al menos unos minutos, podíamos celebrar victoria.

No tardó en hacer presencia la segunda horda, esta vez más demonios de tamaño descomunal se acercaban. Sin la asistencia de la magia de Calixto, quien nos advirtió no tendría energía para hacer mucho más después de su hechizo, debíamos contar en nuestra siguiente defensa... Aguantar en el fuerte. Esta vez no habría más trucos, no podíamos retirarnos más de lo que habíamos hecho y no había plan B. Esta vez, debíamos mantener la posición contra la interminable horda. Con solo la mitad de mis fuerzas originales... miré al cielo. La tropa de Cross ya debería haber llegado... La esperanza de sobrevivir cada vez se hacía menor... pero no soltaría la espada y moriría como perro. Si iba a morir esa noche, moriría con una espada en mi mano.

Nakano:
Esta es la última línea. ¡Prepárense para combatir dentro de las murallas, manténganles fuera lo más posible!

Hayatori:
¿¡No se suponía que el ejército de los Cross ya estaría aquí después del meteorito!?

Nakano:
Bueno, pero no están aquí. Ahora, deja de quejarte y ve a la línea frontal, donde te necesitan.

Siendo honesta... ya había hecho las paces con la muerte. Por momentos, creí que los Cross nos habían engañado. No vendrían a nuestra ayuda... pero no podía expresar esos pensamientos. Por mis tropas, debía ser fuerte. Por mis tropas, había que mantener la postura. Y como Líder, debía de luchar hasta el último respiro por cada uno de los hombres y mujeres que luchaban a mi lado... ¿No es así como mi maestro solía pensar...?

Spirit Bringers:
The Demonic Wars PT.3
The battle of the Canyon Pt.2

Fin



Última edición por Kida el Dom Jul 02, 2017 8:03 pm, editado 3 veces

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Kida el Lun Ago 08, 2016 12:10 pm


Spiral Maze

El combate ahora era en la última línea defensiva. En el interior del fuerte mismo. Los demonios de mayor tamaño debían caer antes de llegar, o las murallas caerían. Los de menor tamaño debían ser degollados tan pronto entrasen al fuerte. Y mi misión, la de aquellos que consideraba mis más cercanos, era asegurarnos que los más grandes no pudiesen siquiera poner un dedo sobre el fuerte.

Salimos solo nosotros. Asahi iría con Isami, Hayatori iría con Kotaro y yo... yo debía arreglármelas por mi cuenta. Esas eran mis órdenes. Las órdenes que impartí a mis seguidores como esperanza de aumentar la probabilidad de supervivencia... si la probabilidad es mayor a cero, debía tomarla y buscar formas de aumentarla. De eso dependían las vidas de todos aquellos que confiaron en mí. Ya le había fallado a más de la mitad... pero tal era el precio de la victoria.



Antaku:
¡Fuera de mi camino!


La horda estaba conformada por miles de demonios. No importaba cuantos mataramos, seguirían viniendo. Sin embargo, podíamos ver cómo su número era cada vez menor. Finalmente, en el otro extremo, de los demonios que aún no llegaban a nuestro alcance, fueron rodeados por un solo hombre. Mientras el ejército de Gustav Cross luchaba para avanzar, uno solo de sus miembros se adelantó. No estaba luchando para que se acabasen más rápido, si no para poder avanzar él mismo, para poder asegurarse que sus aliados no hubiesen caído.

Antaku:
No tengo tiempo para ésto... ¿Quieren a un Cross? Les daré a un Cross.

Dragon Fang. No entiendo realmente cómo obtuvieron este poder, pero hay una cosa que pocos saben de los Cross. A voluntad, pueden despertar un cierto poder que duerme en su interior. Éste poder los vuelve máquinas de guerra sin paralelo. Gustav una vez explicó... Sangre de un antiguo dragón es supuestamente un componente de su genética. Si esto es verdad, ¿siquiera podemos decir que son nuestros iguales? Con este poder, un simple hombre puede lograr lo que un ejército lucha por lograr.


Antaku:
¡Vengan a mí ahora, Si tienen huevos!.

Ante el poder del dragón, los demonios comenzaron a caer uno tras otro, pero por si solo, Antaku no podía esperar llegar a nosotros... seguía cortando demonio tras demonio a velocidades que ningún hombre podía esperar igualar. Uno tras otro, los demonios se tornaban a cenizas ante el toque de su espada, no solo usaba su velocidad para hacer que el sonido mismo los dañase, el poder de su Regalia, Moralltach, le otorgaba la velocidad para cortar efectivamente a través de los demonios uno a uno. Pero uno a uno... jamás acabaría.

Antaku:
¡A este paso no llegaré a tiempo...!

El sonido de un fuerte golpe, o más bien, de rocas chocar entre sí llenó el lugar, antaku dirigió sorprendido su mirada hacia la punta del punto alto del cañón. La parte empinada. Inmediatamente, realizó un salto, impulsandose usando a los mismos demonios para aferrarse a una de las paredes del cañón. No sabía que era el significado de ésto, pero varias rocas parecían estar cayendo... no, la montaña misma parecía estar luchando contra los demonios.


???:
¡Jajaaaa! ¡Eso les enseñará a causar estragos en esta montaña, demonios! ¡Hey, tú, el brilloso! ¡Esto solo los detendrá un minuto o dos, ve con tus amigos, te están esperando!

Antaku:
¡No se quien seas... pero rifas! ¡Gracias, vales mil!

Antaku entonces acrobaticamente soltó la roca de la que se estaba apoyando y comenzó a trepar usando su exuberante velocidad para pasar al otro lado del derrumbe. Una vez en la cima, pudo ver finalmente el fuerte. Apenas podía creer lo que sus ojos veían. No solo el fuerte seguía de pie, pero podía ver a los Samurai en las murallas aún aguantando. Sin embargo, su vista panorámica fue interrumpida con los pasos de un gigante detrás suyo. Un demonio de tamaño descomunal que parecía estar listo para aplastar todas las rocas que bloqueaban su paso. No había tiempo que perder. Antaku bajó de un salto y comenzó a correr hacia el fuerte tan rápido como podía.

Por el otro lado... nosotros...


Nakano:
¡Grrrrrahhh!

Estando fuera del muro cuando el resto de mis tropas están dentro me llenaba de un sentimiento de Adrenalina como ningún combate hasta la fecha me había hecho sentir. En un punto, dejé de pensar completamente, mi mente se puso en blanco y simplemente dejé que mi danza a la muerte fluyera. Sudor bañaba mi cuerpo, mis músculos dolían rogando que me detuviese, sin embargo, no era el momento aún. En un momento de respiro, me vi rodeada por demonios, no atacaban... parecía que tuvieran miedo a hacerlo... pero no podía desaprovechar el momento. Debía usar estos momentos de duda para recuperar mi energía...


Nakano:
*respira fuertemente* Vamos... no tengo todo el día...

Aún si dudaban, yo no lo hacía, en ese momento solo requería recuperar un poco de mi aliento... solo esos segundos bastaron para que mi energía se restaurase. El combate casi sin pausas me había empezado a alentar... pero las palabras de mi maestro resonaban en mi cabeza. Todo su entrenamiento lo hacía también. Usando la prana en mi interior como método de respiración, expulsandola de mi cuerpo para "Ventilarme". Aunque como resultado perdía una considerable cantidad de ésta, podía seguir luchando por mayores periodos de tiempo.

Nakano:
Está bien. Si tan cobardes son, yo haré el primer movimiento.


De nuevo me arrojé al combate, olvidando todo en ese momento, concentrando todos mis instintos al momento, a ese momento en el combate. Nada más en ese momento existía, pues si algo me distraía, entonces todo mi mundo podía dejar de ser. En el aire, tras otro de mis ataques, pude ver a la distancia a mis confiables compañeros, entablar combate también contra una de las bestias.

Isami:
Oye, Asahi-san~ Cuanto son 100 demonios menos 100?

Asahi:
*suspiro* ¿Podrías no decir cosas estúpidas ahora mismo?

Isami:
Es una duda honesta, quiero saber cuántos quedarán cuando termine.

Asahi:
Espera, ¿Solo 100? Si llegas a 500 te daré mi ración de Tofu.

Isami:
¡Vamos, si quieres darme alas, que sea la carne, el tofu no alienta a nadie! Peeeeeeeeeeeeero, acepto solo para ver si puedo superarme a mí mismo. 500 será un récord. ¡más te vale no quedarte atrás!


Ver a la distancia a mis compañeros aún luchando me dio la fuerza de seguir luchando. Cuando finalmente caí, seguí con mi danza de la guerra, uno y otro movimiento en sucesión, cuando rodeada, usando la Prana en mi cuerpo para crear una coraza inpenetrable, una técnica llamada Greater Aegis. Seguí realizando mi danza, hasta que mi hoja chocó con algo extraño. Un rostro conocido, que bloqueó mi ataque.

Antaku:
Whooo, oye, sé que soy endemoniadamente guapo, pero eso no significa que sea un demonio.

Nakano:
¡Señor Cross, detrás suyo!

Un demonio de tamaño descomunal levantó su puño. Arrojando a Antaku a un lado, me moví para saltar sobre el puño de la criatura tan pronto éste cayó sobre el piso. Usando éste como rampa, comenzé a moverme hacia el rostro de la bestia, y en un movimiento, enterré una de mis Uchigatana en su ojo. Sin más que hacer, descendí de la criatura para ver cómo ésta caía.


Antaku:
Bueno, ahora son dos cenas. ¿Pregunta, a los samurai les gustan los tacos?

Nakano:
¡Ahora no es el momento!

Antaku:
Lo siento, este lado mío siempre me gana. Tengo noticias de mi hermanote. Nuestras tropas fueron atacadas. Tardará un poco más de lo esperado en llegar.

Nakano:
Atacados... este enemigo es más inteligente de lo esperado... ¡Señor, ahora estamos bajo sus órdenes!

Antaku:
Muy bien, ésta es mi órden... ¡Mata y no mueras!

Nakano:
¡Considerelo hecho!


Aunque sabía que Antaku... o cualquier cross era tan propenso a morir como cualquiera, su presencia en cierto modo revitalizó a las tropas. Desde el fuerte, los supervivientes me contaron que vieron a Antaku y sintieron que la victoria estaba asegurada. Tal vez sea su actitud... la moral juega un papel sublime durante una batalla. Cuando las tropas saben que tienen la victoria, luchan con seguridad, sin dudar... la mera presencia de Antaku nos dio algo que esperar. Aunque su falta de cuidado me tenía al borde en esos momentos. Si algo le pasaba, finalmente recaería sobre mí.

Hayatori:
Así que el Cross finalmente se nos une.

Kotaro:
Tal parece que es el caso. Hey, ¡cuidado!

Hayatori:
¡Tch! ¡¿No puedo tener un momento para conversar?! ¡Ya me harté de ustedes!


En un movimiento, Hayatori era capaz de hacer que su prana fuese proyectada como si de un arma a distancia se tratase su naginata. El corte viajaba por distancias y con su fuerza, éste era capaz de romper casi cualquier cosa. Así, entre ella y Kotaro mantenían seguras las murallas que eran escaladas por hordas de demonios. Las puertas habían caído, pero todos los hombres restantes luchaban en éstas. Si cualquier demonio intentaba pasar, tendría que pasar por ellos primero.

Nakano:
¿Cuanto se supone que se iba a retrasar su hermano?

Antaku:
Debería estar llegando más o menos... ya

Samurai:
¡Allá! ¡Los veo!

Ninety Nine Nights


Por un momento, todo se detuvo. Los demonios giraron su mirada al otro extremo del cañón mientras descubrían que ahora estaban rodeados. Si esa armada había logrado romper a través de la horda principal, significaba que solo quedaban este puñado que ahora se postraban en el centro del cañon, absolutamente rodeados. Si los demonios fueran como nosotros, ahora es cuando hubieran rogado por piedad. Si fueran humanos, se hubieran rendido. Y aún con su naturaleza de demonios... eso en sus ojos era miedo.

Capitán:  
¿Órdenes, señor?

Gustav:
Ya se prolongó esto demasiado. Acaben con estos demonios de una vez por todas.




Samurai:
¡Lady Nakano! ¿Que ordena?

Nakano:
... *mira a Antaku*

Antaku:
Yo digo... lleguenle.

Nakano:
Terminen con ellos.


No hay mucho más que decir de esa batalla. Los demonios que quedaban, aunque numerosos, no eran nada comparado al poder de los Cross y su ejército. Los pocos de los míos que quedaban salieron del fuerte, dejando solo a los magos y a Kotaro atrás, mientras cargaban a combatir contra los demonios. En menos de cinco minutos, el último demonio había caído y los caballeros levantaban sus espadas al aire mientras hacían gritos victoriosos. Los pocos Samurai que quedábamos solo miramos. Algunos se abrazaron, otros se tomaron de las manos, probablemente temiendo que si sueltan de alguien más, desaparezcan... Desde el campo, vi a Gustav acercarse. Solo intercambiamos una mirada... pero fue suficiente para entender lo que me quiso decir... "Bien hecho... Descansa".

Dance in the Dark

No estoy segura que pasó en ese punto... Según recuerdo lo que me dijo Isami, colapsé por exhaución poco después de que terminó el combate y fui llevada por los supervivientes de la casa Hikami al castillo de los Cross, donde supuestamente celebrarían la primera victoria sobre los Demonios. Sin embargo, no tengo memoria de tal celebración. Aunque tiene sentido, si dicen que estaba inconsciente. Una lástima, si el rostro de Kotaro me dice algo cuando se rehusa a hablar de ello, fue una fiesta digna de recordar.

Gustav:
Por cierto, Antaku. Encontramos una cantidad... exuberante de rocas molidas de camino al fuerte. Casi como un derrumbe. No tuviste nada que ver con eso, ¿verdad?

Antaku:
Naaah, eso fue obra divina... de un monje loco ermitaño tal vez legendario del que nunca he oído.

Gustav:
Un... monje loco tal vez legendario... va, ¿En verdad esperas que crea eso?

Antaku:
¡No, lo juro! O bueno, por su ropa parecía un Monje. No por profesión si no por... uhm... ¿clase? Sabes de que hablo, ¿no? Guerreros, Renegados, Magos, Cléricos, Monjes... ¿No?

Gustav:
Creo que alguien te golpeo la cabeza durante el combate, Antaku.

Antaku:
Muy bien, ríete, a ver quien cuida de tu Lord Pluff.

Gustav:
.... No metas a Pluffy en esto.

Antaku:
Heh heh heh... Hablando de Lord Pluff puede o no que haya o no mencionado que dormías con él hasta los dieciséis a nuestra nueva mayor aliada.

Gustav:
No lo hiciste...

Antaku:
Sigue creyendo, hermano. Además tu sabes que es mentira... Todos sabemos que aún lo abrazas por las noches~

Gustav:
¡Voy a matarte!

Antaku:
Y esta es la señal de que tengo que huir. ¡SIGAN CON LA FIESTA, AHORA VUELVO! Señoritas~ *tips invisible fedora*

Gustav:
¡VUELVE AQUÍ EN ESTE INSTANTE! ¿¡QUE LE DIJISTE SOBRE MÍ!?




Kotaro:
La curiosidad me dice... "Quiero saber de que hablaban esos dos y saber quien es Lord Pluff" pero mi cuerpo me dice "noooo"... Y si aprecio mi vida creo que le haré caso a mi cuerpo.

Hayatori:
¿¡A quien le importa!? ¡Hay tanta comida exótica aquí!

Caballero:
Uhm... milady, eso es un Taco. Los favoritos de Sir Antaku...

Isami:
Fascinante... ¡Y SE SUPONE QUE LO COMES SIN PALILLOS!

Asahi:
¡¿QUE CLASE DE GENIO CREÓ ÉSTAS COSAS?! ¿DONDE PUEDO OBTENER MÁS? ¡DIGANME AHORA MISMO O EMPEZARÁN A RODAR CABEZAS!

Aunque pensándolo bien... dicen que la ignorancia es una bendición. Y conociendo a mis amigos... probablemente haber estado allí hubiera sido doloroso en más de una forma. Si, tal vez fue una bendición disfrazada....

Spirit Bringers:
The Demonic Wars PT.3
The battle of the Canyon Pt.3

Fin



Última edición por Kida el Dom Jul 02, 2017 9:05 pm, editado 4 veces

_________________
NPCs:
-Miriam (Mentora)
-Ariane Adair (Madre)
-Garm Adair (Padrastro)
-Hod Mistilteinn (...)
-Karee Fellner (Padre)
-Jolie Adair (Hermana)
avatar
Kida
Super forero
Super forero

I would Die to know what's beyond life.

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 06/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Caco el Jue Ago 11, 2016 11:53 pm

Hace 200 y pico años escribió:
Cross Banquet

*La fiesta en el castillo de los Cross era un evento espectacular. El hogar de esta importante familia, que muchas veces servía como lugar de entrenamiento, prisión o centro de reuniones importantes, ahora se cubría de risas, alcohol, comida a montones y personas, muchas personas. ¿La razón? La victoria en la batalla del cañón contra las huestes demoníacas. Un triunfo difícil y digno de celebrar, y los Cross no escatimarían en gastos para hacerlo. Servía que, en ese entonces, eran ricos, y su castillo era el más grande de Bynquisterr y uno de los mayores de todo Brennevin.




La fiesta era un espectáculo multicultual. Se podía ver a cazadores de Bynquisterr compartiendo con hechiceros y hechiceras de Unukalhai; musculosos cazarecompensas valafleños se embriagaban y contaban historias junto a piratas que habían venido de las costas del oeste. Ahí también estaban los ronin, algo tímidos pues era primera vez que asistían a una fiesta de este estilo, y no estaban acostumbrados, por ejemplo, a socializar con los caballeros de Amalurz y sus modales tan diferentes a los suyos.

Quizás uno de los pocos que no disfrutaban el evento (aparte de los que habían quedado demasiado heridos para participar... O muertos) era Calixto Cross. El joven erudito miraba desde el segundo piso la escena. Escuchaba las carcajadas, la poca etiqueta, la comida desapareciendo en los estómagos de esos salvajes. No lo soportaba*


Calixto: Acabamos de ganar un combate difícil, murió mucha gente y tenemos decenas de heridos. Aun no sabemos con certeza cuando volverán a atacar... Y estos tontos se ponen a celebrar! En qué estaba pensando Gustav?!

¿¿??: La gente necesita celebrar también, Calixto



*Atrás de Calixto se oyó una grave voz. Al voltear, el joven rubio se encontró con un enorme hombre de cabellos celestes. Media tres metros y llevaba una sonrisa en el rostro. El Cross, que no era muy alto, parecía un preescolar al lado del gigante. No obstante, la diferencia de tamaños no lo asustó. Por el contrario, el mago pareció alegrarse de verlo*

Calixto: Jhurden, ya se me hacía extraño no verte por aquí

Jhurden: Crees que yo y mis hombres nos aguantaríamos el privarnos de toda esta comida gratis? JA-JA-JA

Calixto: Ustedes son los únicos representantes de la fría región de Deneb que acudieron al llamado... Ojalá todas esas tribus de bárbaros fueran más como ustedes




Jhurden: Da igual, en nuestra aldea se dice que cada uno de nosotros vale por diez hombres, así que con nosotros es más que suficiente

Calixto: Je... Supongo que sí. ¿Qué tal si me muestras un poco de esa comida típica que tienen?


*Calixto pareció encontrar por fin compañía a través de un viejo aliado de las heladas tierras del sureste, pero no era ni de lejos el único Cross metido en la fiesta. Gustav, como líder de la familia y general del ejército unido contra los demonios, se dedicaba a hacer lobby con los líderes de los diversos grupos que habían acudido al llamado. Se preocupaba de las bajas y constantemente le decía a los cocineros que trajeran más carne, más dulces o más alcohol. Claramente, siendo él el hombre a cargo de todos, no ingirió ni una sola gota... Ojalá todos siguieran su ejemplo*

Antaku: Anda, prueba esto, prueba esto! -decía el peliverde, mientras con un brazo rodeaba por los hombros a Isami y con el otro le acercaba un vaso repleto de líquido amarillento-. Es Whisky, es un trago típico de mi tierra natal

Isami: S-Señor Cross, no se si sea correcto que--

Antaku: No habrás la boca o te entrarán moscas
-dice mientras prácticamente le mete el vaso dentro de la boca-.

Isami: Bbdsbfdsbfbbn....

Antaku: ...

Isami: .... E-Es riquísimo! Señor, no sabía que aparte de buenos peleadores, poseían una bebida tan deliciosa y fuerte como esta!

Antaku: Así me gusta! En mi hogar nos hacían tomar esto desde los 12 años para crecer grandes y fuertes




Asahi: Usted no es de aquí, señor?
-interrumpe la joven, quien había escuchado la conversación a la distancia. Antaku la mira sorprendido-. L-Lamento la intromisión

Antaku: No, no pasa nada! Jeje...
-mira el vaso de whisky que tenía en la mano. Si miraba con cuidado, podía ver su reflejo-. Es como dices, yo no nací aquí en la casa Cross, sino muy, muy lejos... En un territorio en medio del desierto, donde las tormentas de arena eran el pan de cada día y las bestias acechaban detrás de cada esquina.

Asahi: Cielos...!

Antaku: Estas ropas que llevo vienen de allí, creo que es lo único que me queda, por eso no uso las armaduras ni trajes pomposos de la familia.

Isami: Y-Ya beo
-aparece el ronin, mareado por el whisky-. ne alehgrea ber qui ususssted ees kmo nsssostreos seññiorff



Asahi: *facepalm* Discúlpelo por favor

Antaku: Jajaja! De hecho planeaba darle una visita a mi tierra justo por estas fechas, pero aconteció esto de los demonios y simplemente no puedo irme. Quizás cuando todo esto termine...

Asahi: Creo que sería muy bueno para usted. Nunca hay que olvidar de donde uno viene después de todo.

Antaku: Sí. Y el viaje sería aun mejor si me acompañara una jovencita tan bella como tú *wink*

Asahi: S-S-S-Señor, no diga esas cosas!



*La joven se ruborizó por completo ante el coqueteo de Antaku, teniendo que cubrir su cara para que no vieran que se había vuelto un tomate andante. El peliverde simplemente soltó una carcajada y le dio un trago más al whisky, mientras se movía para encontrar a más personas con las que hablar. No pasó mucho tiempo, y un grupo de músicos comenzó a tocar una pegadiza melodía invitando a bailar a los comensales. La fiesta tenía para rato, y quedó registrada en la historia como una de las más masivas y divertidas que hubieron en el continente. Irónico, pues se realizó durante un período más bien triste, como lo es el de las guerras demoníacas.

-Fin del OST-

Eran las cinco de la mañana, y gran parte del castillo ya dormía. Muchos se habían quedado votados sobre el piso o sobre una mesa, embarrados en alcohol y comida. Otros, habían sido lo suficientemente responsables como para ir a su cuarto designado y así evitar problemas. Muchos se fueron en pareja a dichos cuartos, por lo que es bastante probable que esta fiesta haya sido la causa de muchos cruces raciales en el futuro. Por los pasillos vacíos y destartalados por la fiesta caminaba Antaku. Solo y sobrio, parecía buscar algo*


Antaku: Eso fue divertido, sin duda las mejores cosas surgen en épocas complejas como esta


*Por fin llegó a su destino: Una enorme puerta en lo más alto del castillo. Era la habitación de Gustav Cross, líder de la familia. No lo había visto hace ya varias horas, por lo que antes de irse a dormir, Antaku decidió pasar a ver la condición de su hermano. Pegó la oreja a la puerta, para evitar interrumpir algún momento íntimo. Al no oír nada, el hijo del desierto trató de abrir la puerta, sorprendiéndose al ver que no traía seguro. Allí pudo ver, finalmente, qué era lo que había ocurrido*

Brotherly Love

Antaku: Gustav...

*El Cross se encontraba sentado en su escritorio, con varios papeles encima. Llevaba la cabeza gacha y los ojos cerrados. Estaba durmiendo. Sobre sus piernas reposaba Lord Pluff. La mente de Antaku rápidamente comenzó a atar cabos y comprobar qué es lo que realmente había ocurrido: Gustav Cross había participado de la fiesta y conversado con los líderes de cada grupo, todo políticamente correcto. Habiendo pasado un par de horas, logró escabullirse a su cuarto, no a dormir, sino a trabajar. Sobre su mesa habían papeles con tratados, estrategias, reportes, libros antiguos, entre otros documentos. Mientras todos se divertían, él se había recluido, esforzándose, probablemente, para que aquella no fuera la última fiesta. Finalmente se había quedado dormido ahí mismo, junto a su peluche, razón por la cual no había alcanzado a ponerle seguro a la puerta. Antaku vio esto con ternura, y lo único que atinó a hacer, para no despertarlo, fue ponerle una manta sobre los hombros para protegerle del frío*


Antaku: Descansa hermanito. Te lo has ganado, campeón.

*El peliverde salió finalmente de la habitación, no sin antes voltear para darle una última mirada a su hermano. Simplemente no podía imaginarse todo el peso que esa única persona tenía sobre los hombros. Antaku comenzó a caminar rumbo a su habitación, que no quedaba demasiado lejos, pero fue sorprendido de forma tremenda por la imagen de una mujer, que lo había interceptado en el trayecto. Se trataba de Hayatori, quien también tenía una expresión de sorpresa al ver al señor a esas horas*

Hayatori: Señor Cross... No esperaba verlo a estas horas

Antaku: Ni yo esperaba verte, eh...

Hayatori: Hayatori
-dice haciendo una reverencia-. A su servicio

Antaku: Está bien, no es necesario ser tan formal. Mejor dime, qué haces aquí?

Hayatori: No pude dormir, el combate me trae muchos recuerdos, así que me levanté y me puse a recorrer el castillo para matar el tiempo. Esa es la habitación del señor Gustav, no? Estaba con él?

Antaku: ... Algo así, en realidad, sólo fui a ver si estaba bien, como casi no lo vi durante la fiesta

Hayatori: Ahora que lo dice, tiene razón. Lo vi al principio, pero pronto desapareció

Antaku: Sí, por suerte al final sólo se había ido a trabajar, tan trabajólico que me salió

Hayatori: Usted lo aprecia mucho, no?




Antaku: *Asiente* Él es... La persona que más admiro en este mundo. Quiero hacer todo lo posible para protegerlo, para quitarle al menos un poco de todo ese peso que lleva encima.

Hayatori: Hehee~

Antaku: Q-Qué sucede?

Hayatori: Es su rostro, señor. Disculpe el atrevimiento, pero su rostro parece iluminarse cuando habla del señor Gustav

Antaku: *blushes* S-Suficiente, Hayatori! Creo que lo mejor es que vuelvas a tu cuarto.

Hayatori: Sí, de todas formas ya recorrí casi todo el complejo

Antaku: S-Sólo... Ni se te ocurra contarle a alguien, como a tu superiora, esto que viste, sí?
-su rostro nervioso cambia de pronto, adoptando de nuevo su postura de galán-. Tengo una imagen que conservar



Hayatori:
-trata de aguantarse la risa-. Claro que sí, señor... Claro que sí

*De esta forma terminó la noche en el castillo de los Cross. Una celebración merecida para ese ejército unido en contra de las huestes demoníacas. Mañana vendría otro día, y quien sabe si todos allí podrían llegar al final de este. Por lo tanto, lo mínimo que podían hacer hasta entonces era disfrutar, descansar y ser felices, para que cuando les llegara la hora del fin, no tuvieran nada de qué arrepentirse. Antaku finalmente llegó a su cuarto y se dejó caer en la cama, durmiéndose prácticamente al instante*

A Sense of Safety

*A la mañana siguiente, el castillo volvió a la vida después de un buen par de horas de paz y silencio. Las mucamas y mayordomos iban de aquí para allá limpiando, atendiendo a los heridos o preparando las cosas para el almuerzo. Cada día traía sorpresas, y lo mínimo que necesitaba el ejército unido era una buena comida. No obstante, el que estaba a la cabeza de todos ellos, Gustav Cross, no estaba por ninguna parte. En realidad, se encontraba en uno de los balcones del castillo, un lugar que le dejaba ver gran parte de Bynquisterr. A su lado, Antaku, con los brazos cruzados y apoyado en una pared. Gustav llevaba rato no observando el paisaje, sino unas hojas en su mano*

Gustav: .....

Antaku: Llevas observando ese reporte por una hora, y eso nunca es bueno.

Gustav: ... ¿A qué está jugando...?




Antaku: ¿Ocurre algo?
-pregunta intrigado, mientras se acerca a su hermano-.

Gustav: El Verdrehte... Los reportes de los exploradores contradicen a los reportes de los Samurai... Los exploradores aseguran haber visto al Verdrehte en el combate, comandando de primera mano la horda... y sin embargo, no hay mención alguna de él en los reportes de los Samurai.

Antaku: Tal vez Nakano olvidó mencionarlo.

Gustav: No creo. Le pedí a los representantes de cada clan o grupo que también hicieran un reporte. También le pedí uno a Calixto. Ninguno de ellos menciona algo siquiera lejanamente similar al Verdrehte... Y los movimientos de las hordas indican que sigue con vida. La pregunta es... ¿donde se escondió?

Antaku: ¿Y esperas llegar a una respuesta con los reportes?

Gustav: No realmente. Sólo... Busco cualquier mención de demonios particulares que tal vez haya pasado por alto. Algún movimiento sospechoso, cualquier pista sería útil... ¿Tú no viste nada raro?

Antaku: Aparte del monje ese que vive en las montañas... No.

Gustav: El monje... ¿qué sabes de él?

Antaku:  Oh, de hecho, fui a buscarle para agradecerle su ayuda. Lleva años viviendo en las montañas, aparentemente entrena artes marciales. Me explicó que cuando vio a los Samurai apostarse en el fuerte abandonado supo que algo pasaba y preparó un derrumbe.

Gustav: Hmm... Tal vez tenga que ir personalmente a esa montaña...




Antaku: ¿Hm? ¿Hay algo que no sepa?

Gustav: Es lo mismo que yo me pregunto. En cualquier caso... tenemos que estar preparados para todo, y cualquier pista podría ser clave
-se da media vuelta para ingresar al castillo-. Pero bueno, "la comida y el alcohol van primero", no?

Antaku: Jaja! Ya me estás copiando las frases


*De esta forma, los hermanos Cross entraron al castillo, dispuestos a comer algo para luego continuar cada uno con su misión. En tiempos de guerra, prácticamente no habían momentos de ocio, así que una larga jornada era inminente. De todas formas, y de cierto modo, eran felices. Felices por lo que estaban haciendo, felices por haber conglomerado a tanta gente de tan diversas razas y clanes, felices por el triunfo de ayer y por el brillante futuro que parecía estar llegando. Ambos aun no tenían idea de que esta guerra estaba muy, muy lejos de terminar*

Far Away...


¿¿??: -cierra el viejo libro-. Y fin.

¿¿??: C-Cómo que fin?!

¿¿??: Señorita, claramente esa historia no ha terminado.

Cuhtahlatah: Queremos saber qué pasa después!! Ahí mismo dijo que todavía quedaba mucho de la guerra!

¿¿??:
-mira al cielo-. Las estrellas ya salieron a jugar, niños. Y cuando las estrellas salen, los niños deben irse a dormir.

¿¿??: P-Pero--

¿¿??:
-con suavidad, le pone una mano en el rostro al niño-. Seguiremos pasado mañana, Sequoyah, sí? Ve con tu madre, que debe estar preocupada

Sequoyah: Está bien...


*La contadora de historias era una mujer que había llegado hace ya más de un año a aquel lugar perdido en la inmensidad del mundo. Nadie sabe cómo lo hizo, ni de donde viene o siquiera cual es su nombre. De hecho, siempre estaba sola, a excepción de determinadas noches cuando se reunía en la montaña más alta junto a los niños para contar sus historias. La de la Guerra Demoniaca, una de las favoritas. La mujer vio como los chicos se iban felices y contentos, esperando ansiosos a que pasaran los días para una nueva reunión. Mientras apagaba la fogata, alcanzó a oír lo que gritaban los menores antes de perderse en la penumbra y la espesura del bosque*

¿¿??: Quiero ser genial como Antaku cuando sea mayor!

Cuhtahlatah: Qué dices, la más genial de todas es Nakano! Quiero ser fuerte como ella

Sequoyah: Pffff el mejor de todo es Isami. No tiene poderes super poderosos como Nakano o Antaku, pero es un hombre de buen corazón!

¿¿??: Por cierto, deberíamos probar esa cosa... "Whisky".

Sequoyah: Hay que pedirle a la señorita la próxima vez!

¿¿??: ... (Quizás debí haber omitido esa parte)


*Un día más terminaba, y otro pronto comenzaría. El ciclo de la vida mantenía su curso*


_________________


Aiden:
Equip:
-Retribution Staff.
-Lycoris Potion.
-Atund's Stick.
-Mysterious Scroll.
-Tome of Arms.
-Holdrege Royal Earrings.
-Vol Luminatio Glyph.
-"Vale por una acostada por despecho".
-Soul Devourer.

Skills:
-Heal.
-Lumino heal.
-Sharpness.
-Lumino Sharpness.
-Greatshield of Artorias.
-Phantom Knight.
-Phaselock.
-Vol Luminatio.
-Byakugan.
-Vol Byakugan.
-¡ENORMIZAR!
-Quicksummon.
-Summon Spirit: Ifrit.
-Summon Spirit: Mara.
-Summon Spirit: Undine.
-Summon Spirit: Odin.
-Blue Earth.

Pet:
-Paloma mensajera.
avatar
Caco
Motionero legendario
Motionero legendario

Mensajes : 1268
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 23
Localización : Shile

Volver arriba Ir abajo

Re: ♕ SPIRIT BRINGERS: EMPYREAN REALM. (SAGA DE AMAGI)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... , 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.