Armitael Gaiden: LM Edition

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Vie Ago 05, 2011 3:50 pm

Así es, he decidido mudar este... esta... esta cosa (Puesto que no es un Fan fic en todo el sentido de la palabra, sino una historia que toma muchos elementos de un rol normal) a Live motion, puesto que previamente estaba en Free forums.

Para los que no lo sepan, "Armitael Gaiden" es como quien dice, una historia basada en el personaje que utilizo en el rol de Malfoy (Por lo que esperen muchas referencias de dicho rol). No obstante, no es como si fuera exclusivo leer el rol de Malfoy para entender esta historia, por lo que pueden leerlo con confianza.
Aún así, el tema esta abierto a sugerencias, aunque preferiría que estas fueran por PM para no interrumpir el flujo de la historia.

Sin más preambulos, espero sea de su agrado y cualquier cosa que quieran comentar (O un personaje suyo que quieran prestarme para que aparezca en la historia), pueden consultarme.

Saludos.
________________________________________________________________________________________

OPENING (Bueno, ya la había escrito en Freeforums y no es como si planeara borrarla :ind:)




0:00 a 0:05 = Se pone el título en letras Grandes y japonesas diciendo Armitael Gaiden.

0:06 a 0:12= Se ve a Armitael más joven vistiendo una armadura blanca caminando en medio de un desierto desenfundando su espada y la luz del sol reflejándose en esta.

0:13 a 0:20= Una mano se coloca sobre el hombro de Armitael, este voltea un poco asustado y ve que es su amigo Lionel, ambos se colocan espalda con espalda para acabar a un montón de sombras irreconocibles.

0:20 a 0:27= Van apareciendo Lionel (Joey) y otros amigos de Armitael que iré mencionando posteriormente (pero Anzu/Tea es Leona, la hermana de Lionel).

0:28 a 0:37= Armitael se encuentra en un recinto repleto de esqueletos, comienza a sujetarse fuertemente la cabeza mientras cierra los ojos. Al abrirlos, se nota un semblante más violento en estos y de transfondo se puede ver un Armitael más molesto levantando una espada cubierta con sangre.

0:38 a 0:48 = Lionel lanzá un rayo de luz a Armitael (el battle Ox), este se hace a un lado y encaja su espada en el piso liberando una grieta que va hacia Lionel, este se hace a un lado para evitarla y del piso comienza a hacer emerger un muro luminoso que se dirige al paladín, a la vez que Armitael hace una pared para resistir el impacto y ambos empiezan a forcejear, Lionel con el rostro todo apático pero la mueca de una sonrisa desinteresada y Armitael viéndose como batalla y se siente algo presionado. Estos ataques serían el Dragon Mayor Y Exodia respectivamente, por decir algo.

0:49 a 0:54 = Prácticamente sería la misma escena, Yugi simbolizaría a Armitael y Leona a Tea, con la diferencia que esta se le acerca y le sonríe invitándolo a ver el ocaso.

0:55 a 057= Un nigromántico aparece con un fuego oscuro en la mano, al cerrarla un montón de almas salen por detrás de él.

0:57 a 0:59 = Caen 2 encapuchados frente a Armitael, estos se despojan de las capuchas y se puede ver que son Trueno Maldito y Filo Mortal.

1:00 a 1:02 = Cambia la escena a Armitael Tendido en el piso al lado de sus amigos de Shunora.

1:02 a 1:06 = El eclipse es el mismo, pero en vez del ojo del milenio, sale la Midgard Plate acomodada tipo Caballeros del Zodiaco.

Lo que queda = Se ve a Armitael acompañado de sus amigos de las crónicas, pero detrás de estos sus amigos de Shunora pero ya transparentes.

Si no están familiarizados con el rol de Malfoy, seguramente no supieron ni la mitad de los personajes que mencioné. En fin, no hay problema, los irán identificando conforme postee los roleos del Gaiden.
___________________________________________________

CAPITULO I: LOS PRIMEROS PASOS.


Era una mañana cualquiera en el reino de Shunora. El sol salía se dejaba admirar en el cielo por todos los que estuvieran debajo de él como todos los días. Las majestuosas arenas del reino adorador de la deidad del sol eran iluminadas por los intensos e incandescentes rayos de dicho astro, mientras que en los ríos y oasis que podían encontrarse en este reino, el reflejo de la luz en ellos daba como resultado un bello y esplendoroso juego de luces que la gente estaba muy ocupada como para admirar.
Definitivamente era un día como cualquier otro desde la perspectiva general, pero para cierto joven, este día significaba más que cualquiera hasta ahora. Era el día en que abandonaría su estilo de vida y se aventuraría en nuevos viajes y misiones donde pondría en peligro su vida para defender la de los demás. Era el día en el que el tendría el poder de hacer algo para cambiar el destino de muchos para bien. Era el día en el que demostraría su valía a su gente y reino… Era el día en que se volvería un… caballero de Shunora.


Preparations

En el segundo piso de una de las casas del reino de Shunora, un despertador colocado cuidadosamente sobre un buro inició sonando estridente con el fin de despertar a su poseedor. Este, debido a la somnolencia que le causaba levantarse a esas horas de la mañana, lo golpeó con el menor gesto de gratitud posible, destruyéndolo en pedazos con la fuerza de su mano. Aunque ya había despertado, permaneció unos momentos tendido sobre su cama.

Armitael: “Así que es el día… No puedo evitar preguntarme si estaré listo… Digo… he estado en peligro antes, pero siempre por casualidad… ahora lo enfrentare cara a cara con la frente en alto. Espero salir vivo de los líos en los que me meteré”.

El joven meditando no era nadie más que Armitael Bélenus, hijo de un doctor con prestigio del reino, y una hechicera proveniente del reino de Galania. A pesar que su padre siempre le había invitado a seguir sus pasos, el joven Bélenus tenía otra concepción de cómo hacer lo correcto.

Armitael: “Mi padre siempre quizo que fuera un Doctor como él… Y no, no me rehúso sólo por que dicho campo de estudio se me complique mucho, sino por que no siempre se puede hacer algo para ayudar a las personas a salvarles del mal que les aqueje… Lo peor es que últimamente el crimen en Shunora se ha incrementado… Sectas, bandidos, etc. No quiero ser un doctor más que ayude a recuperarse a las personas a recuperarse de eso, por una vez me gustaría evitarles el sufrimiento y estar en el momento justo, en el momento adecuado para evitar que el infortunio se apodere de ellos”.

Tras mucho meditar, el joven de cabello azul se levantó de su cama, se despojó de su pijama que usaba para pasar las frías noches y se puso algo de ropa acorde a la ocasión. Era una túnica negra con roja que generalmente se usaba para las ocasiones importantes o ceremonias por parte de los civiles (los encargados de la ceremonia suelen llevar túnicas blancas)



Armitael: Espero no echarlo a perder…

El joven bajo las escaleras que conducían al primer piso, llegando a un pasillo que conectaba la sala de estar, la puerta de salida y la cocina. Se dirigió a esta última para desayunar lo que fuera que su madre le hubiera preparado.

Sra. Bélenus: Te preparé Waffles con tocino tesoro.

Armitael: Gracias mamá. – se sienta en una de las sillas que estaba junto a la mesa, toma un tenedor y lo usa para encajar los 3 waffles y los pedazos de tocino y comérselos de un bocado, a la vez que se ayudaba a si mismo a engullir todo eso con un vaso lleno de medio litro de leche, acabando su desayuno en menos de 2 minutos. – Delicioso.

Sra Bélenus: Se que estás nervioso hijo, generalmente te toma 2 bocados más terminarte el desayuno.

Armitael: Bueno… es que siempre he anhelado este día, pero no se si esté listo.

Sra Bélenus: Armitael, si de algo estamos seguros tu padre y yo es que siempre has demostrado ser una excelente persona. Tienes virtudes con las que muchos soñarían, y la habilidad la irás consiguiendo conforme avances. Tienes una estrella que te protege y lo ha hecho siempre, no veo por que deje de hacerlo de aquí en adelante.

Armitael: Tienes razón mamá… Bueno, no quiero llegar tarde, deséame suerte. – El joven besa en la mejilla a su madre y sale por la puerta un tanto apurado

Sra Bélenus: Que la Deidad te bendiga tesoro. – Dijo la mujer deseándole sus más sinceros y mejores deseos a su hijo.

Fin del Soundtrack


Al salir, Armitael emprendió marcha al cuartel de los caballeros de Shunora, que aunque había varios, el tenía que ir al designado más cerca de su zona, donde ya tenía ciertas influencias puesto que cierto amigo había hablado bien de el en ese lugar. Antes de llegar, se encontró con una joven de cabello blanco en medio de su trayecto, la cual era ya una amiga de su infancia, cuyo nombre era Leona.



(Imaginar que un velo cubre su rostro, cultura Shunorense D: )

Leona: ¿Qué tal Armitael? – Saludó la joven.

Armitael: Hola Leona. Sabes que me encantaría quedarme a charlar un momento, pero llego tarde a mi ceremonia de iniciación.

Leona: Ya veo… - La joven cayó un momento y bajó la cabeza.

Aunque el futuro caballero quería llegar lo más puntual posible a su iniciación, sentía que la joven se veía un tanto apesumbrada, por lo que decidió apelar a su amistad y quedarse un momento para averiguar que le sucedía a su amiga, aunque eso significara una represalia del enorme y brutal comandante Knorr.


Leaving someone behind.

Armitael: ¿Sucede algo Leona?

Leona: No… no era mi intención retrasarte… es solo que desde que mi propio hermano se hizo un caballero, son pocas las ocasiones en las que lo veo… Se me hará un poco difícil dejar de verte a ti también… digo, eres mi mejor amigo.

Armitael: Entiendo… “sólo amigos… hmp.” Aunque su amistad con Leona llevaba ya varios años, en su interior siempre había tenido una duda respecto a sus sentimientos, no sabiendo si realmente todo lo que había entre ellos era solo una amistad. Y obviamente, jamás había tenido el valor para cerciorarse – Oye, arriba esos ánimos Leona, seguramente Lionel ha estado demasiado ocupado, ya sabes como es su sentido del deber.

Leona: Lo se, pero esperaba que por lo menos pudiera hacer algo más que solo saludarme o desearme buenas noches… Extraño cuando solíamos hacer más cosas juntos.

Armitael: … No puedo decir que yo tampoco extrañe esos tiempos, pero hay que seguir adelante. Aunque no lo queramos, el mundo poco a poco se va sumiendo en la corrupción y las personas se van olvidando de lo que son los buenos valores. No quiero ser negativo Leona, pero por el momento el reino necesita personas como yo o tu hermano para enfrentar estas amenazas… pero te prometo hacer lo posible por aún tener algo de tiempo para que las cosas no cambien demasiado.

Leona: No tienes que prometer cosas que estén fuera de tu alcance.

Armitael: Aún así puedo intentarlo.

Leona: Gracias Armitael. Sabes, me gustaría ser capaz de pelear yo también a su lado.

Armitael: pero ya sabes… las reglas y todo eso…

Leona: Si, no tienes que recordarme las reglas, recordármelas es lo único para lo que tiene tiempo mi hermano dijo un poco molesta frunciendo el seño.

Armitael: Descuida… Solo quiero que sepas que aún con todas esas responsabilidades, sigues significando lo mismo para tu hermano, estoy seguro… - Voltea a ver un reloj de sol que estaba por las cercanías – hmp…

Leona: Olvidé que tenías prisa – sonrió forzadamente vamos, ve ya, no quiero que llegues tarde por mi culpa.

El caballero asintió, pero no sin antes tratar de animar a su amiga diciéndole que haría lo posible para que las responsabilidades como caballero no los distanciaran. Posteriormente prosiguió su marcha al cuartel, no sin antes besar su mejilla en señal de despedida y recordarle que las cosas saldrían bien. Debido a que ella sonrió al final, sintió que no lo había arruinado todo.

Fin del Soundtrack.


Por supuesto, en medio de su trayecto, el potencial caballero no pudo evitar sentirse algo incomodo por no ser más abierto con Leona o por no quedarse a animarle un poco más, llegando al grado de golpearse en la frente levemente y decir “tonto, tonto, tonto”. Toda esa fluctuación de sentimientos lo hacía sentirse algo incomodo, pero lo peor es que sabía que en ese momento debía concentrarse en su deber, además, tenía fe en que posteriormente pudiera hablar con Leona más a fondo y animarle de una manera más profunda y apropiada.
Tras caminar y pensar al mismo tiempo, Armitael llegó al cuartel general de los caballeros, aunque debido a su gran concentración en sus propios pensamientos, ni siquiera sabía como llegó hasta allí
.

Knorr: Bien, bien, finalmente llegas muchacho, me estaba aburriendo de esperar.

Armitael: … Señor Knorr.- Dijo mirando hacia arriba al enorme comandante Knorr.



El comandante Knorr era un hombre alto, ancho y corpulento, llevaba una armadura más pesada que él y pesaba alrededor de 350 kilogramos con todo su equipo puesto. Era caucásico y de cabello negro. Además, era una de las pocas personas que Armitael, y la mayoría de los caballeros admiraba, considerando que, según contaban las historias, jamás había sido vencido en batalla, salvo cuando su débil vejiga lo obligaba a retirarse.

Knorr: Y bueno mocoso, ¿listo para tu iniciación?

Armitael: Así es Señor Knorr.

Knorr: ¿Y que me dices tu? – dijo dirigiéndose a otro joven de aspecto rebelde, considerando los ropajes que llevaba, prácticamente como de un mercenario.

???: Simon man.



Armitael: Oye, esa no es forma de dirigirse a un comandante como el Señor Knorr.

???: No seas estirado.

Armitael: ¿Qué dijiste?

Knorr: hor, hor, hor. Que simpático mozalbete. ¿Cuál es tu nombre?

???: Llámame Mike grandulón.

Aunque al enorme comandante no le gustaba que se le tratara de una manera tan igualada, la idea que tenía planeada era suficiente como para olvidarse momentáneamente del asunto.

Knorr: Saben, generalmente las ceremonias de iniciación son un examen escrito de la historia de Shunora y luego les ponemos un ejercicio de entrenamiento físico… pero creo saber una manera más interesante de hacer esta.

Armitael: Pero estudie toda la noche y…

Knorr: A CALLAR - A la orden de Knorr, ni siquiera el imprudente espadachín emitió palabra alguna. – la mejor manera de ejercitar las verdaderas aptitudes que necesita un caballero de Shunora es que tengan una batalla.

Mike: Sweet. Y ¿a los cuantos rounds? O ¿el que pegue primero?

Knorr (riendo entre dientes): Hasta que uno de los 2 se rinda… claro, que si ninguno se rinde, el ganador será el que quede vivo… y si por azares del destino ninguno queda con vida, ya me buscaré nuevos reclutas.

Armitael y Mike solo voltean la mirada lentamente hacia el otro viéndose extrañados, sorprendidos y a la vez algo asustados.

Knorr: ¿Querían ser caballeros? Un caballero enfrenta la muerte todos los días como si fuera cereal con leche. Así que mientras más pronto vayan iniciando, mucho mejor. Tomen sus armas y comiencen cuando lo diga.

Ante la brutal orden del comandante, el par de aspirantes a caballeros fueron a una armería que se encontraba justo afuera del cuartel general, con el permiso de Knorr de tomar el arma que quisieran. Armitael tomó una espada larga mientras que su adversario tomaba una espada corta y un cuchillo. Al tener sus armas, ambos se separaron varios metros de distancia y permanecieron viéndose fijamente el uno al otro. Fueron segundos de tensión que parecían alargarse a desesperantes minutos… La tensión era tan grande como para poder cortarse con alguna de esas armas, y el viento sopló con fuerza provocando una pequeña corriente de arena.

Knorr: AHORA.

Armed Blockade Stream: Mike's Theme.

En cuanto la estruendosa voz de Knorr estremeció a los allí presentes, el par de aspirantes se preparó para el ataque, Armitael manteniendo su posición y Mike corriendo desenfrenadamente contra del otro aspirante a caballero, moviéndose en Zigzag para confundirlo. Por supuesto, Armitael estaba atento a sus movimientos, y con un ataque giratorio donde blandió su espada de forma oscilatoria, obligo a su rival a retroceder.

Mike: Interesante, pero no impresionante.

El joven dio un gran salto y arrojó su cuchillo contra Armitael, quien no tuvo dificultades para esquivarlo, sin embargo, todo era parte de una distracción para caer encima del joven con la túnica y hacerle una fuerte cortada en el brazo con su espada.

Armitael (sujetando su brazo herido): Nggg… “Es bastante ágil… y debido a que tiene una espada corta, puede blandirla con más facilidad”.

Mike: Oe, oe, no te estarás dando por vencido ya, ni siquiera he comenzado a lucirme. Mira esto: ASTRAL BODY. El cuerpo de Mike comenzó a rodearse de partículas luminosas hasta que empezó a resplandecer

Armitael: Ahora brillas, estoy asustado.

Mike: deberías – extendió su mano, y parte de ese fulgor que lo rodeaba fue disparado hacia Armitael como una enorme mano hecha completamente de Luz, que al hacer contacto con el joven de cabello azul, lo empujó varios metros y le dejó una marca de dicha mano en su túnica.

Armitael: ¿eh? ¿Cómo?

Mike: Mi ataque absorbe la luz del entorno, posteriormente la combina con mi onda mágica y soy capaz de dispararla. En otras palabras, literalmente estoy usando la luz de este lugar para acabarte.

Al escuchar dichas palabras, el joven sintió que realmente estaba en desventaja. La realidad era que la gran mayoría de los caballeros de la orden (Si no es que todos), eran capaces de manipular la luz, todo gracias a que dentro de ellos poseían una "onda mágica" afín a dicho elemento. Debido a que Armitael no era capaz de manipular dicho elemento, no podía hacer ningún hechizo con dichas propiedades, mientras que el tipo de magia que sí dominaba, la tierra, no era bien vista por la comunidad Shunorense. De hecho, ningún otro elemento distinto a la luz era considerado digno. Por lo que si Armitael iba a hacer algo, tenía que ser sin recurrir a su elemento. Pero ya tenía algo planeado.

Armitael: Muy interesante. Pero seguro te cansarás rápido.

Mike: ¿Eso crees? Compruébalo. – dijo altanero mientras lanzaba más manos de luz que Armitael esquivaba.

El prospecto a caballero tenía que rodar, girar y saltar para evitar los constantes ataques, pero finalmente pudo posicionarse donde quería sin que su oponente reflexionara su ubicación. Cuando Mike lanzó de nuevo su ataque, no se había dado cuenta que Armitael se había posicionado exactamente a unos metros adelante del Comandante Knorr, por lo que cuando Armitael esquivó el ataque, este siguió su trayecto al general, aunque claro, la armadura de Knorr permitió resistir el ataque como si nada, aunque si le hizo algunas cosquillas.

Mike: Darn…

Armitael: Careces de control, eso puede costarle la vida a un caballero de Shunora – aprovechando la frustración del rubio, Armitael le propinó un fuerte codazo en la costilla, aunque los remanentes del astral body le servían también como coraza. – Rayos.

Mike: TE TENGO. Puso sus manos cerca de la cabeza de Armitael preparado para aplastarlo con 2 manos de energía luminosa.

Ante dicho ataque, Armitael se agachaó rápidamente, lo suficiente para salir del rango de esas enormes manos, y aprovechando su posición, dio un fuerte puñetazo en la barbilla de Mike, quien cayó al piso. En ese momento, imperceptiblemente para los allí presentes, encajó su espada en el suelo provocando que en la tierra se hiciera un desnivel en la parte donde estaba tirado el rubio, causando que le fuera más difícil levantarse, aunque fuera una manera bastante ridicula de usar su elemento, mas lo importante era que fuese sutil. Ese corto periodo de tiempo fue suficiente para que Armitael acertara un fuerte rodillazo en el abdomen de su rival y aprovechando su temporal agonía, puso su espada al lado del cuello de Mike, dando la pelea por terminada cuando este impulsivamente dijo que se rendía.

Armitael: Gran batalla... pero el triunfo ha decidido quedarse de mi lado en esta ocasión.

Fin del OST.

Tras la batalla, Knorr pidió a ambos aspirantes que depusieran las armas y lo acompañaran al interior del cuartel, donde les diría sus calificaciones.
A pesar que había conseguido el triunfo, no había hecho algo tan impresionante como el otro joven, lo que provocó su nerviosismo. ¿Qué tal si no lo consideraban apto para entrar? ¿O empezaría en un rango mucho menor al de aprendiz?
Todos esos pensamientos surcaban por la mente de Armitael y entraban en choque constantemente con su fe y esperanza de volverse un digno caballero de Shunora.


_________________________________________________________________________________________


Espero sea de agrado para todos los que decidan leerlo, y de una vez les aviso que los que siguen son mejores cute face

Saludos

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Vie Ago 05, 2011 5:22 pm

mmm... No tengo nada que hacer. Pondré el 2do Cap de una vez.

_________________________________________________________________________________________________

CAPITULO II: RECONOCIMIENTO.


Armitael y Mike, 2 jóvenes aspirantes para un puesto en la sagrada organización de los caballeros de Shunora caminaban por los largos y a la vez bellos corredores del cuartel general de la organización, siendo guiados por el imponente comandante Knorr, quien no perdía ninguna oportunidad posible para advertirles que no tomaran otro rumbo ni hicieran preguntas molestas como “¿ya llegamos?”.
Conforme pasaban los minutos, la expresión en el rostro del rubio denotaba gradualmente un notorio fastidio y ansiedad y ya que no hacía ningún esfuerzo en disimularlo, quienes lo veían no tenían duda de su impaciencia, incluido su oponente de hace unos momentos.




Armitael: “No lo comprendo… ¿Por qué alguien tan impaciente y poco respetuoso quisiera volverse un caballero de Shunora? Hasta donde se hay muchas normas y lineamientos a seguir, y este individuo no se ve del tipo de persona que se sentiría cómoda obedeciendo… Esto es bastante extraño”.

El hecho de que la actitud de Mike se contrapusiera a la imagen típica del caballero, sumado a que en ningún momento había sido reprendido por su actitud era algo que inquietaba al caballero. ¿Tendría alguna especie de influencia? ¿Las normas se habían vuelto menos estrictas sin que el lo supiera? ¿O acaso veían un mayor potencial en Mike que en él?
Todas esas preguntas nacidas de su inseguridad que abrumaban su mente hacían el trayecto por los pasillos más desagradable, al punto que se notaba dicha inconformidad en su expresión.


En cierto punto del trayecto, Knorr volteó de reojo a ver a los 2 aspirantes, quienes al ser observados se sorprendieron parcialmente emitiendo un suspiro para luego tratar de recuperar la tranquilidad en sus rostros, pero claro, aún tenían mucho en la mente como para que así fuera.

Knorr. “Siempre es tan divertido tener nuevos reclutas. Los haces recorrer el mismo corredor 3 veces y ellos mismos empiezan a dejarse devorar por sus inseguridades”.

Por su parte, el enorme comandante disfrutaba de la desesperación por la que deliberadamente hacía pasar a los jóvenes, guardando silencio y volteando de vez en cuando hacia ellos con una mirada seria y fulminante, con el fin de no solo ver sus reacciones y hacer conclusiones sobre ellos sino también para comprobar hasta que punto podían seguir una instrucción dada por la autoridad antes de desear improvisar.

Tras mucho caminar, finalmente Knorr dijo al par de reclutas que podían avanzar por una enorme puerta por la cual habían cruzado ya varias veces, pero que les había dicho explícitamente, no tomar hasta que el lo dijera.

Mike: “¿Todo este tiempo nos hizo dar vueltas en círculos? Ese bastardo”.

Armitael: “No le veo nada fructífero a hacernos perder el tiempo… Tal vez era un examen de paciencia, pero aún así…

Knorr: ¿Qué hay con esas caras señoritas? Creí que estaban emocionados por ser parte de los caballeros, ¿no me digan que ya se arrepintieron? Preguntó sin recibir respuesta alguna de sus 2 escuchantes – Eso supuse. Síganme. – dijo a la vez que abría el enorme portón con sus también enormes brazos.

Headquarters

Al entrar, el par de aspirantes quedó impresionado al llegar a un cuarto donde había decenas de caballeros entrando y saliendo, algunos para solicitar misiones a un par de jóvenes que se encontraban sentados frente a un escritorio llenando y guardando cientos y cientos de formas, o por el contrario, notificar su éxito en alguna misión. Había además varias estanterías con decenas y decenas de armas y armaduras de distintos pesos, materiales y estilos, todo dependiendo del rango y gustos de quien la solicitara.



Knorr: Este es el salón central. Aquí encontraran el listado de misiones disponibles, las cuales, considerando que sean aceptados, podrán aceptar dependiendo su propio rango como caballeros. En fin, como aún no estoy seguro si serán caballeros, no vale la pena seguir explicándoles, solo los ilusionaría.

Armitael: Espere… - dijo con sutileza para no sonar demasiado impaciente - ¿La pelea que tuvimos previamente acaso no era para analizar nuestras habilidades y elegir a uno de nosotros?

Knorr (frotándose la barba) – Bueno, ambos demostraron tener grandes cualidades que los harían caballeros de Shunora medio aceptables… Y también ambos tienen desperfectos que me hacen despreciarlos al grado de querer arrancarles las cabezas y ahorrarme el problema de estarlos reprendiendo en el futuro…

Armitael y Mike solo guardaron silencio por la aparente seriedad con la que hablaba el comandante.

Knorr: El punto es que cualquier mediocre puede ganar una pelea, pero no por eso sería digno de pertenecer a nuestra orden. Claro que no, aún no han sufrido lo suficiente.

Mike: ¿Usted que sabe? – preguntó con un tono de voz bastante molesto, notándose un fiero fuego en sus ojos.

Knorr: Ahhh, parece que tenemos a alguien con agallas en este recinto… Generalmente las pierden cuando termino con ellos hor hor hor.

Ante la risa del comandante, el joven rinop sentía un intenso deseo por sujetar el mango de su cuchillo y ponerle fin a esa molesta risa que se mofaba de él, denotando indiferencia a todo lo que había vivido hasta ahora; sin embargo, hasta alguien tan impulsivo como Mike sabía que no tenía caso atacar al comandante, puesto que sólo resultaría en desastre.

Armitael: ¿Estás bien? – Preguntó el joven de la túnica sin poder evitar preguntarse que sucedía dentro de la mente del otro muchacho.

Mike: … bah, no tiene importancia.

Knorr: Aunque no tienen idea de cuanto deseo que vayamos a la 4ta fase de la iniciación, aún estamos en la segunda, y da la casualidad que es la que más detesto.

Armitael entonces preguntó, nuevamente con respetuoso tono de voz en que consistía la susodicha segunda fase.

Knorr: Haces muchas preguntas niño del vestido.

Armitael: Ehmm… es una túnica comandante.

Knorr: Ya era hora de que te defendieras mozalbete – carraspeó un poco y continuó – En fin, ahora tengo que sentarme en mi oficina y escuchar por que demonios creen ser dignos de portar una armadura de la orden y pelear a muerte por su reino… Y sinceramente no puedo creer que yo tenga que perder el tiempo en algo tan trivial, es una pena que todos los demás calificados para hacer reclutamiento se encuentren en alguna misión

???: Si lo desea comandante Knorr, yo puedo encargarme de eso por usted.

Una suave y amable voz se escuchó en el recinto demasiado cerca del comandante y los 2 recientes aspirantes. Era un hombre de metro ochenta, ojos verdes y cabello negro, revestido con una majestuosa armadura de escamas color verde con adornos dorados y una gran capa roja. Además, en su mano sujetaba una bella y filosa espada mucho más imponente que las que se mostraban en la estantería. Obviamente dicha persona también era de un alto rango.



Knorr: Teniente Samael, un gusto tenerlo aquí. ¿Puede reportarme brevemente los resultados de la misión D-238?

Samael: Éxitosa comandante. No hubo bajas ni pérdidas humanas, el objetivo fue localizado y exterminado. Tiempo de realización 3 días.

Knorr: Impresionante. Creí que a les tomaría una semana por lo menos para atrapar a una criatura con las características descritas. Supongo que lo he subestimado de nuevo Teniente.


La conversación entre el recién llegado teniente y el coronel Knorr incomodó un poco a los expectantes reclutas que solo podían limitarse a guardar silencio y no interrumpir a los 2 caballeros de alto rango
.

Knorr (Voltea a ver a Mike y Armitael): Ohh si, casi me olvidaba de ustedes. De acuerdo teniente Samael, en vista que ya está libre, puede hacerse cargo de estos mozalbetes. Eso me dará tiempo de revisar los resultados de las misiones actuales – mas antes de comenzar a retirarse, nuevamente volvió su mirada hacia los 2 caballeros potenciales – No se preocupen, estaré presente en su 4ta prueba.

Tras decir eso, Knorr tomó una puerta ubicada al este del salón central y esta se cerró detrás de él con un fuerte sonido de azote.
Por su parte, Samael pidió cordialmente a los 2 jóvenes que lo siguieran a una oficina, donde se llevaría el proceso de entrevista.


Detener soundtrack.

El cuarto donde entraron era un pequeño recinto que contaba únicamente con escritorio, 2 sillas pequeñas frente al escritorio y detrás de este una enorme silla de acero con cojines rojos, cuya forma y material eran lo único capaz de resistir el peso de un caballero que portara su armadura, puesto que las normas y estatutos de la orden los obligaban a cargar con ellas prácticamente todo el tiempo.

Samael: Lamento si no me presenté con ustedes anteriormente, sencillamente prefiero hacer ese tipo de cosas en lugares menos concurridos. Mi nombre es Samael Kiurz. A pesar que mi rango exigiría que antepusieran teniente antes de decir mi nombre, no es necesaria tanta formalidad. ¿Cómo puedo referirme a ustedes caballeros?

Ante la pregunta, Armitael y Mike se presentaron por sus nombres, aunque nuevamente, el rubio no reveló su apellido, lo que hacía aún más intrigante su identidad.

Samel: Es un gusto conocer 2 interesados. Espero no estar depositando mi confianza en las personas incorrectas, debido a que ha sucedido con anterioridad, y las cosas por lo general no terminan bien… para ellos (una mueca de sonrisa se tatuó en su rostro, la cual no era para nada usual, sino más bien perturbadora). Así que, dejando eso claro, les explicaré brevemente como funcionan las cosas aquí antes de iniciar su entrevista, ¿les parece bien?

El par de jóvenes asintió, Armitael totalmente expectante en aprender el funcionamiento del lugar donde desempeñaría su labor como caballero y Mike simplemente jugueteando con un hilo que se había soltado de su pantalón.

Overview


Samel: Primero empezaremos con la metodología para seleccionar a nuestros reclutas. Se empieza por un examen escrito, aunque estoy enterado que Knorr decidió cambiar ligeramente dicho paso con, hehehe, una cruenta batalla ¿no es así?

Ambos solo asintieron, Armitael por que a pesar de la amabilidad del teniente, se sentía inseguro en dirigirle la palabra por la diferencia de rangos, y Mike simplemente no tenía nada que anexar.

Samael: Como ya saben, el segundo paso es la entrevista, seguida del tercero, el cual consistiría en un entrenamiento físico intensivo, con el cual verificaremos que tan aptos son para portar la armadura y sus armas.

Mike: ¿Y cual es el cuarto paso que tanto emocionaba al grandulón aquel?

Samael: Noto que no eres del tipo prudente. Descuida, verás que mejoraremos eso con el tiempo (volvió a sonreír con esa inusual sonrisa). Y respecto a la cuarta prueba, me temo que lo mejor es que no lo sepan hasta que llegue el momento.

Armitael: Entiendo.

Samael: También, dependiendo de los resultados de las pruebas, serán asignados a un rango. Una vez en ese rango, podrán ir subiendo posiciones dependiendo el desempeño de las misiones que acepten, además de considerar otros aspectos que influyen en el ascenso de posiciones.

Samael entonces explicó que los rangos iban en este orden, yendo del más bajo al más alto.
- Aprendiz. (puede desempeñar labores de conserje y misiones clase D)
- Jornalero (puede desempeñar misiones de nivel C y labores de recepcionista)
- Protector (puede desempeñar misiones de nivel B)
- Defensor (puede desempeñar misiones de nivel B y labores de maestro o instructor)
- Guardian (puede desempeñar misiones de nivel A y convertirse en Sargento. Desde este punto se pueden ejercer funciones de reclutamiento.)
- Experto (puede desempeñar misiones de nivel S y convertirse en teniente).
- Campeón (puede desempeñar misiones de nivel S y convertirse en comandante de un cuartel)
- Maestro (Lider de todos los cuarteles)


Samael: Por supuesto, aunque uno suba de rango, puede desempeñar funciones de rangos más bajos ya sea por libre albedrío o por que los puestos más altos estén ocupados. Tómenme a mí por ejemplo, mi rango es de campeón pero no estoy compitiendo con Knorr por dicho puesto, disfruto mi posición como teniente y a la vez desempeñar el reclutamiento.

Mike: ¿y en que rango empezaremos nosotros?

Samael explicó que eso dependía de los resultados de sus pruebas, ya que por lo general los reclutas iniciaban, según su desempeño, en el nivel aprendiz, jornalero y con mucha suerte en protector… Aunque no pudo evitar mencionar que, tan sólo 2 años atras, un joven muy talentoso se inició como defensor; tal hecho sorprendió por un momento al joven Bélenus, mientras que en Mike se notaba un deje de indiferencia con el que intentaba ocultar su envidia.

Samael: Si no les queda otra duda, me toca a mí hacer las preguntas. Comenzaremos contigo Mike. Si lo deseas, Armitael puede salir si deseas aún mayor privacidad.

Mike: Que se quede, quizás así entienda que soy yo quien de verdad tiene motivos para ser caballero.

Armitael se quedó cayado, sintiendo algo de ansiedad por finalmente saber la historia que ocultaba el misterioso e imprudente joven con ropas de mercenario.

Detener OST

Sleeping Serpent

Mike: Bueno… lo que sucede es que estoy harto de las personas que abusan de su poder.

Armitael: ¿De que hablas? – Armitael se sintió un poco incómodo por las palabras del joven.

Samael: Calma Armitael. – Interrumpió el teniente Lo que sucede es que existen algunos impostores que personifican a miembros íntegros de nuestra organización, mas demostrando un comportamiento totalmente inadecuado y violento… Hemos controlado la frecuencia de dichos sucesos, más se siguen viendo de vez en cuando, es una verdadera tragedia.

Mike continuó relatando su motivo, remontándose a algunos años atrás (aproximadamente 3 años, el tendría 15 años), donde el mismo fue testigo de la corrupción de un grupo de supuestos caballeros. Él, junto con su hermano menor (7 años menor que él), pudo ver como irrumpían en las casas de los ciudadanos para exigir el pago de “impuestos”. Eventualmente, uno de aquellos "caballeros", llegó acompañado de sus secuaces a la casa de un vecino suyo.



Mike: Escuchamos y vimos escondidos atentamente lo sucedido… El hombre de la casa argumentó que el ya había pagado sus impuestos y se negó a colaborar con los hombres. Estos hicieron lo posible para intimidar al hombre, amenazándolo de varios medios posibles…

Mike continuó su relato diciendo que el hombre accedió a fin de cuentas a aceptar los términos de los hombres, quienes tras recibir el dinero, golpearon brutalmente al señor por haberlos hecho demorar tanto. Afortunadamente no lo mataron, pero les faltó poco.

Samael: ¿Sucedió algo posterior a eso? – Preguntó intrigado.

El joven titubeó un poco y luego prosiguió contando que, ante la tensión de la situación, lo único que se les ocurrió hacer fue informarlo a sus padres, mientras que su hermano se encontraba en shock total por lo sucedido.

Mike: Cabe mencionar que, antes de lo sucedido, mi hermano siempre había soñado con volverse un caballero… para él siempre habían sido un modelo a seguir… Pero lo peor no termina allí…

Tras decirle a su padre lo sucedido, este buscó la manera de acusar a los 3 hombres por sus abusos; conglomeró una gran cantidad de personas y entre todos se dirigieron a la entrada del cuartel principal, donde notificaron su queja frente a un sargento del cuartel. Fueron días difíciles de trámites, juntas y juicios, pero al final, lograron localizar a los culpables, y darles una sentencia en prisión.

Mike: Mi padre peleó usando la fuerza de la ley y el pueblo de su lado… a pesar que no tenía gran fuerza o un título prestigioso, sabía dirigirse a la gente y buscar la justicia por las vías menos violentas… Pero eso no evitó que alguien acabara con él… - Comenzó a titubear, pero a fin de cuentas reunió la fuerza para proseguirCierto día, algunos meses después de lo mencionado, madre y mi hermano habían salido de compras mientras que yo jugaba con unos amigos. Mi padre se quedó en casa solo revisando unos documentos… Al volver, noté que había varias autoridades por los alrededores pidiendo a las personas que guardaran la calma y que nadie se acercara.

Samael: Ohh, si. El incidente P-54. 3 convictos escaparon de prisión y le quitaron la vida a un ciudadano. Fueron capturados antes de que pudieran dejar la propiedad donde cometieron su asesinato y unos días después ejecutados. Lamento que la víctima fuera tu padre…

Mike: Fue el día en el que más impotente me sentí… Lo peor es que inclusive de haber estado allí no hubiera logrado nada…

El rostro del joven se había llenado de pasar y tristeza, dejando al lado por lo pronto su rostro indiferente y desinteresado. Por su parte, Armitael no sabía que pensar, se sentía bastante mal por la situación de su compañero aspirante y por el hecho de haberlo juzgado de antemano, mas aún seguía tratando de figurar su motivo para ser un caballero.

Mike: Ante el peligro que representaba la situación, Mi madre y mi hermano se fueron de Shunora rumbo a Galania, diciendo que estarían más seguros allá.

Armitael: No lo entiendo… ¿Por qué no los acompañaste?

Mike: Después de eso, pensé en muchas cosas… No daré detalles de cómo me sentí, no tengo pensado darles más lástima… Pero supuse que la mejor manera de hacer algo en memoria de mi padre sería encontrando un medio para culminar lo que el inició. Acabar con la corrupción que cubre el sistema.

Samael: Si tanto rencor sientes hacia nuestra orden ¿Por qué unirte? No lo comprendo.

Mike: Le diré por que; en primera, estando aquí podré saber bien como funcionan las cosas en sus “sagrados” cuarteles. Pero además, si realmente puedo volverme un caballero de Shunora, haré lo posible con revivir las esperanzas de mi hermano y demostrarle que vale la pena luchar por lo que uno cree. – Posteriormente, el joven comentó que, antes de querer ser un caballero de Shunora, probó siendo un mercenario (lo que explicaba su vestimenta actual), sin embargo, tuvo malas experiencias, desde fracasos, hasta misiones que comprometían sus valores. – Como mercenario, aprendí habilidades de combate que no imaginaba que poseía, pero hasta la fecha se me ha dificultado demasiado tener total control sobre ellas.

Samael: Me alegro de haber sido yo el que hubiera escuchado todo esto, no todos te verían con buenos ojos tras escuchar tu historia. Tienes razones suficientes para manifestar un rencor contra la orden, a la vez que tu vida como mercenario debería ser examinada con meticulosidad para saber que clase de “trabajos” aceptaste.

Mike: Si me va a decir que no, adelante, no es la primera vez que vengo a hacer el tonto examen… “pero es la primera vez que paso la primera prueba”.

Samael se levantó de su asiento y miró fijamente a los ojos del aspirante de ropas rojas. Puso su mano sobre su cabeza y le dijo que mantuviera la calma.

Samael: Si en realidad es justicia lo que deseas… la tendrás si confías en los principios de la orden. Las personas son las que cometen errores, pero esta orden es símbolo de la verdad y la justicia. Se que no has tenido buenas experiencias, pero fue por culpa de aquellos que usaron el nombre de nuestra organización para escudar sus crímenes, y eso es imperdonable. Pero si tu realmente crees en el significado de la palabra justicia, lo lograrás si permites que te instruyamos como debe de ser.

Mike guardó silencio. No sabía si podía confiar en las palabras del teniente, pero un sentimiento de confianza y comprensión emanaba de su persona. Era algo que el joven no sentía desde hace ya mucho tiempo. Más exactamente desde que su familia se fuera y el optara por permanecer en Shunora en busca de algún método de alcanzar su justicia.

Detener Soundtrack.

Por su parte, Armitael se encontraba concentrado, escuchando y reflexionando acerca de la historia del joven de atuendo rojo, pensando que no debía serle para nada fácil remontarse a los momentos más duros de su vida y expresarlos a 2 completos desconocidos. Aún así, esa camaradería que irradiaba la persona del teniente, aparentemente brindaba un sentimiento de disposición para que cualquiera se sintiese libre de expresarse ante él. Seguramente él lo sabía y por eso su ofrecimiento a aceptar el reclutamiento.

Armitael: …Mike… No tenía idea…

Mike: Por supuesto que no. Nadie tiene idea. Las personas no sienten interés en tener idea, no quieren saber la historia detrás de un andrajoso mercenario, solo ven las cosas como son mientras no les afecten. Pero meh, yo solía ser así. Poco a poco, la sensibilidad que Mike había expresado en medio de la narración de los momentos más duros de su vida se escondía dentro de su habitual capa de indiferencia y léxico informal.

Honorable Knight: Armitael Theme


Armitael: Mike, tal vez mis palabras y apoyo no signifiquen mucho para ti puesto que debes encontrarte muy herido por lo sucedido.

Mike: Tampoco es para que te pongas sentimental viejo, ya te dije, no me debes tener lástima.

Armitael: No es lástima lo que siento Mike. Si bien no comparto tu sufrimiento, definitivamente deseo compartir tu causa. Fuiste testigo y víctima de la corrupción y el crimen, males con los que deseo acabar. Ignoro quienes serán los villanos que tendré en encarar en mi misión, pero deseo hacerlo con la frente en alto y dando todo lo que tengo para proteger a los inocentes del mal. Especialmente aquel mal que intenta personificar a un bien… como en tu caso…



Mike: Vaya… - Aunque quiso decir algo sarcástico para fingir que el apoyo del joven de la túnica no significaba nada para él, fue incapaz de hacerlo debido a que se sentía comprendido y acompañado, a pesar de que no conociera bien al de cabello azul.

Samael: ¿Podría decirse que esa es tu razón para pertenecer a los caballeros Armitael?

Armitael: Si señor. Pero para poder hacerlo debo aprender y entrenarme todo lo que sea posible. Y no creo que haya un lugar mejor para mi objetivo que esta sagrada orden que busca honrar a la deidad del Sol.

El teniente preguntó de nuevo para saber si el alto recluta de túnica tenía alguna historia conmovedora que relatar, mas éste comentó que sinceramente no era movido por ningún tipo de sufrimiento o rencor del pasado, sino únicamente por sus deseos de forjar un mejor futuro para todos. Ante tales palabras, el teniente pidió a ambos que se retiraran y volvieran mañana; aunque no lo aparentaba, ya era algo tarde, por lo menos lo suficiente como para tener que posponer la 3ra prueba para el día siguiente.

Samael: Los espero mañana. Con suerte yo seré su asesor en la siguiente prueba…. De no ser así, seguro el joven proeza que les comenté previamente lo sea. Pueden retirarse, tengan buena tarde. Y… Les deseo suerte

Ambos jóvenes se levantaron y se dirigieron cada quien a sus respectivos hogares, Armitael a su casa, y Mike a la casa de cualquier amigo de su barrio donde pudiera hospedarse sin representar un incordio.

Detener Soundtrack.

Samael: Que prospectos tan interesantes… Pero motivaciones, historias y sentimientos carecen de importancia si no cuentan con habilidades para defenderlos… Tengo ciertas expectativas, pero todo se definirá en la cuarta prueba…” (Una mueca de sonrisa perturbadora se vuelve a colocar en su rostro antes de que se levantara y saliera de ese pequeño recinto).


Última edición por Celtic el Sáb Ago 06, 2011 6:36 pm, editado 3 veces

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Brujo Hylian el Vie Ago 05, 2011 5:50 pm

Hehe, me alegra que por fín te decidieras a traerte el Gaiden Celtic



Esperare con ansias a que llegues a la parte donde me quede... La cual no mencionaré por principios personales...Hehe...he *Sale huyendo*

_________________

Nintendo Network ID: Laleiro
I Am God

Hechizos de Salem:
*Ice Orb
*Fire
*Hellfire

*Elwind
*Geno Blast
*Iron Flesh

*Power Orb*
*Senko Yojutsu
*Kirin


*Estado Avatar*


Equipo de Salem:
*Red Dragon Scepter -> +Fire Skill Damage
*Skylord Rod -> Posibilidad de sumar o restar un Risk Level Point
avatar
Brujo Hylian
Super forero
Super forero

Mensajes : 313
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 22
Localización : Jugando SmashU

http://www.smashbros.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Sáb Ago 06, 2011 5:28 pm

Si... este cap puede ser algo lento siendo sincero. Igual, es parte de la historia, pero numas aviso por si acaso esperaban una pelea epica o algo así XD.
___________________________________________________________________________________________________

CAPITULO III: PREPARACIONES.


Tras la entrevista con el teniente Samael, Armitael regresó a su casa un poco cansado. Ya había caído la noche, lo que significaba que los 2 primeros pasos del ingreso a los caballeros de Shunora había tomado más tiempo del que había imaginado. Al abrir la puerta de su hogar, fue recibido por su madre, quien le abrazó cariñosamente y le preguntó por su día, a lo que el joven contestó con lo que siempre contestaba cuando se sentía demasiado cansado para dar detalles

Armitael: Bien.

Sra. Belenus: Fantástico tesoro. ¿Y ya te aceptaron? – Preguntó expectante, aunque por la mirada de cansancio de su hijo, sentía que lo más probable era que le dijera que no.

Armitael: Aún no. Solo fueron los 2 primeros pasos. Una pelea y una entrevista.

Sra. Bélenus: ¡¿PELEA?! ¿Qué no dijiste que era un examen? preguntó la mujer exaltada al escuchar que en su primer día su hijo ya había estado inmerso en un pleito.

Armitael: Eso pensé, pero el comandante Knorr dijo que era una manera más práctica de demostrar mis habilidades… pero no te preocupes mamá, no fue la gran cosa. Contestó para relajar a su madre Era una pelea con fines de aprendizaje… Además, ya tengo práctica.

La madre del joven comenzó a serenarse considerando la fuerza y aptitudes de su hijo. Además, recordó que hace algunos años había empezado a entrenar en las artes del combate junto a su amigo, Lionel, a quien asistió siendo su compañero de entrenamiento, y por lo tanto, aprendió algo de él.

Sra. Bélenus: Si te lo hubiera pedido cualquier otra persona, hubiera dicho que no. Pero es bueno saber que esas lecciones están dando frutos.

Armitael: Así es – el joven sonrió y su mirada de cansancio se cambió por un momento a una de orgullo.

Antes de que su hijo se retirara, la Sra. Bélenus le dijo que su amiga Leona había estado en la casa hace un par de horas preguntando por él, con el fin de que hablara con ella cuando tuviera la oportunidad.

Armitael: “Cierto… Leona, me gustaría hablar con ella… Espero que no todos mis días sean tan ajetreados”. Pensó un poco decepcionado considerando como se sentiría Leona ahora que el también tenía que ausentarse. Después de todo, ella no tenía muchos amigos, ya que desde pequeña, la figura sobre protectora e intimidante de su hermano había repelido a mucha gente de ella por temor a hacer algo que enojara a Lionel. “Veré si puedo hablar con ella mañana”.

El joven continuó su camino a su alcoba, pasando antes por la de su padre, quien, como de costumbre, ya se encontraba dormido por su ardua jornada laboral. No quiso despertarlo, así que prosiguió hasta su habitación, se despojó de su túnica, se colocó su pijama y se dejó caer sobre la cama, esperando que su despertador aun sirviera después del puñetazo que le había dado en la mañana.

Al día siguiente, el ansioso aspirante para caballero de Shunora se levantó de su cama tras haber sido despertado por un sonido muy extraño y distorsionado, que aparentemente venía de los remanentes de su despertador. Al abrir las persianas y ver el alba traspasando el vidrio de sus ventanas para iluminar todo su cuarto, supo que el artefacto había cumplido su misión y que no simplemente lo había hecho desperdiciar una noche de sueño.
En esta ocasión, Armitael no se colocó su túnica para ceremonias, sino algo menos formal que le permitiera una mayor comodidad al momento de realizar un entrenamiento físico, por lo que se puso simplemente un pantalón y una camiseta y unos zapatos de cuero.


Armitael:”¿Qué clase de entrenamiento es el que tendré que hacer?… Bueno, he visto las armaduras de Shunora, y todas aparentan ser bastante pesadas, así que seguramente me pondrán ejercicios para fortalecer mi musculatura… solo espero poder resistirlo.”

Ya vestido, el joven bajó las escaleras, tomó su desayuno, agradeció y se despidió de su madre y salió por la puerta principal rumbo al cuartel de los caballeros. A medio camino, recordó su preocupación por Leona, por lo que decidió pasar por su casa (la cual quedaba en medio del trayecto al cuartel) para ver si la encontraba en la entrada de la misma como de costumbre, mas sus esfuerzos por encontrarla fueron infructuosos. Por un momento pensó en tocar la puerta, pero no tenía idea que diría si abrían sus padres, y si llegaba solo para tener que irse con prisa de nuevo, quedaría como un idiota, y si se quedaba, llegaría tarde al cuartel, por lo que nuevamente, por la mente de Armitael, toda una gama de pensamientos y sentimientos fluían tan alborotados como una catarata.

Armitael: “… Quisiera hablar con ella. Pero en este momento mi prioridad debe ser convertirme en un caballero. He anhelado mucho este día, y no puedo dejar que se me escape de las manos… Lo siento… será en otra ocasión”

Frente a la entrada de la casa de la joven se encontraba Armitael, pero al recordar su responsabilidad, partió sin tocar la puerta, pensando que por lo pronto sería lo mejor.

Headquarters


Una vez que Armitael llegó al cuartel, accedió al salón central, donde se suponía los esperaría algún instructor que le enseñaría a él y a Mike el entrenamiento a seguir para pasar la 3ra prueba. Al entrar, frente a él, se encontraba aquel amigo que siempre le había apoyado desde que lo conoció, aquel que entrenó a su lado y vivió junto con él cientos de aventuras. Aquel hombre que admiraba incondicionalmente. Revestido por una bella armadura azul, portando una enorme y filosa espada y un pequeño escudo de Mithril, además de tener al descubierto su largo cabello blanco. Allí estaba él. Lionel.




Lionel: Armitael, hermano, un placer verte en este recinto deseando pertenecer a la orden.

Armitael: ¡Lionel!, tanto tiempo sin verte. Y mira esa armadura, no es la que yo recuerdo que tuvieras cuando entraste. – El joven aspirante estaba emocionado al ver frente a sus ojos a su mejor amigo, ya expectante a cumplir misiones a su lado.

Lionel: Si… La anterior se destruyó en una misión y me hicieron esta. Pero haciendo a un lado eso, es esplendido que ya estés a punto de volverte un caballero, finalmente podremos pelear lado a lado como hermanos en armas por la justicia. – Una inflexión de orgullo y prestigio denotaba de la voz del caballero, no tanto de emoción y búsqueda de aventura.

Armitael: Nuevamente te agradezco que hablaras bien de mí. Sinceramente el no poder usar… ya sabes… “magia” me hace un candidato bastante deplorable.

El de cabello blanco detuvo a su compañero diciéndole que no tenía de que avergonzarse, ya que encontrarían la manera de incrementar sus habilidades. Le sugirió que por lo pronto concentrara todo su tiempo en el entrenamiento físico, y usar sus “otras habilidades” en caso de emergencia y siempre y cuando no hubiera ningún otro caballero o autoridad shunorense cerca, salvo él.

Armitael: Comprendo.

Una vez que Armitael comprendió, arribó el teniente Samael, acompañado de otro joven con mirada seria, cabello blanco y una armadura dorada. No llevaba escudo, pero llevaba a su lado una imponente funda que seguramente ocultaba un arma aún más imponente.



Samael: Saludos caballeros, un honor tenerlos aquí… - miró fijamente a su alrededor antes de continuar- Parece ser que tu instruido aún no llega Raminus.

El callado caballero de armadura dorada solo emitió un “hmp” y se quedó mirando el techo sin nada más que decir.

Samael: Pero bueno, no es mi intención retrasar a Armitael por la ausencia de Mike. Claro, eso si es que estás listo joven aspirante.

Armitael: Deseo iniciar cuanto antes Sr. Teniente Samael.

Samael: Enserio, solo dime Samael – replicó el teniente cordialmente tratando de propiciar un ambiente más igualitario- Entonces, si te encuentras listo, Lionel, ve con él y asegúrate que siga el entrenamiento.

Armitael: Si Lionel ya puede desempeñar labores de tutoría, Eso significa… ¿Qué ya es nivel defensor? Increíble, que gran avance en solo un par de años.

Lionel guardó silencio mientras que Samael tomaba la palabra diciendo que en ese momento, el nivel de Lionel era el de un guardián oscilando a experto. Armitael quedó tanto impresionado y perplejo al escuchar las palabras del teniente, en especial cuando éste anexó que, aquel estudiante del que había hablado el día anterior, que se había iniciado como defensor, era el mismo joven que en ese momento estaba frente a sus ojos.

Lionel: No… no tiene importancia. Dijo tratando de guardar la modestia.

Samael: Tienes suerte de tener un amigo como Lionel Armitael. Es uno de los mejores caballeros que haya tenido la oportunidad de ver. No creo que tenga ningún problema para entrenarte.

Antes de iniciar su entrenamiento bajo la tutela de su amigo, el joven Bélenus no pudo evitar preguntar por lo que le deparaba a Mike. El Teniente respondió que de eso se encargaría Raminus, quien ya se encontraba también en nivel de defensor.

Raminus: …Si.

Samael: Raminus también es uno de nuestros más confiables hombres. Tiene un talento único que nadie más tiene, sin mencionar que podría enseñarle al joven Mike algunas lecciones de prudencia (cerró sus ojos y sus labios dibujaron una sonrisa) ¿no es así Raminus?

Raminus: … si.

Lionel: De acuerdo Armitael, sígueme, iremos a otro lado a entrenar. Con su permiso Teniente. – Lionel comenzó a retirarse seguido de Armitael, no sin antes recibir un recordatorio de Samael para que se dirigiera hacia el con menor formalidad.

Fin del OST.

El caballero de Armadura azul zafiro pensaba llevar a su compañero a una zona algo alejada del pueblo principal para mantener las habilidades del aspirante en secreto, quien aprovechó la situación para sugerir cierto lugar, un baldío donde solían juntarse ellos en la infancia.

Armitael: Vaya… Un guardián. Será todo un honor entrenar a tu lado de nuevo.

Lionel: No te dejes llevar por mi rango. Tu también podrás tener habilidades que se equiparen a las mías, sin embargo, no será a corto plazo. – El caballero explicó que el hecho que Armitael no pudiera controlar la luz sería un factor determinante en su desempeño entre los caballeros. – Está de más decir que tienes prohibido usar tu control elemental sobre la tierra, sin embargo, tampoco digo que sea un talento que debas dejar oxidar.

Armitael: Pero si no podré usarlo, no tiene caso conservar una habilidad así. -Dijo sintiendo algo de pena por sí mismo.

Lionel: Jamás dije que no lo usarías, solo dije que no debes dejar que nadie te vea haciéndolo. Eventualmente podrás hacer misiones en zonas más alejadas, donde no todos saben de las reglas de los caballeros o que carecen de mucha credibilidad.

Posteriormente, Lionel decidió que era hora de iniciar el entrenamiento, pero antes de comenzar con la parte física, le pidió a Armitael que usara su poder de tierra para ver el nivel actual de su dominio de onda mágica.

Training mode

Lionel: Si no mal recuerdo, conoces 3 técnicas hasta ahora ¿Qué tal si comienzas con aquella con la que hacías una grieta en el piso?

Armitael: Entendido. FISSURE. Armitael dio un puñetazo al piso y una grieta se formo en el piso, la cual comenzó a succionar toda la arena del suelo, provocando que está se filtrara al subsuelo. La grieta se detuvo al haber recorrido unos 3 metros de camino. - ¿Qué te parece?



Lionel: Nada mal, en este panorama desértico, dicho ataque provoca desniveles debido al movimiento que se da bajo la arena. Bastante bien para sacar de balance a un oponente. Y que me dices de ese temblor, ¿aún sabes hacerlo?

Armitael: ¿Qué si se hacerlo? Tan solo observa. EARTHQUAKE Con sus palmas abiertas, Armitael aplastó el piso para crear una ligera onda sísmica que levantó bastante arena y causó un ligero temblor, aunque la parte más fuerte de esto fue absorbida por la arena. – Ahhh, entró algo de arena en mis ojos… supongo que es un arma de doble filo.

Una gota de sudor recorrió la nuca de Lionel y no fue exactamente por que tuviera calor. Le dijo que la mayor parte de la fuerza de esa técnica era absorbida por la arena, y que sería más poderosa si la usara en tierra sólida.

Lionel: Ahora, solo tienes que hacer la última… Nunca ha sido muy útil para fines de combate, pero tengo curiosidad si has mejorado.

El de cabello azul asintió y, mientras pisaba el piso con fuerza gritó "Earthen Wall” para que un muro de alrededor de metro y medio apareciera frente a él bañado en arena.

Lionel: y pensar que antes sólo levantabas un montículo de 30 cm. hizo una pausa y prosiguió. - Bueno, tus técnicas aún no son la gran cosa, pero les veo futuro. Aún así, debes recordar estás 3 cosas:


Entonces el joven guardián le hizo a su amigo las siguientes 3 aclaraciones.
1. No podía usar su control de tierra enfrente de otros caballeros, cerca del cuartel o zonas transitadas.
2. De estar en una misión, pedir al cliente que se retire para que no vean sus habilidades. De estar con otros caballeros, limitarse a usar sus habilidades físicas.
3. De ser completamente necesario el uso de su onda mágica, darle un nombre no tan obvio a la técnica y aparentar que todo fue un accidente, evento natural o por obra de algún hechicero cercano.


Lionel: Sinceramente te recomiendo que cambies tus nombres a tus técnicas. Pudieras probar con alguna lengua muerta. Muchos magos usan el latin.

Armitael: Ahora que lo mencionas, mi madre conoce una lengua muerta imarukkense, usada en la antigüedad por vikingos. Creo que tiene algunos diccionarios por allí, se los pediré.

Lionel: Excelente. En ese caso, será más difícil que sepan que tu hayas invocado esos hechizos en caso de verte en una situación comprometedora, pero recuerda, ser cuidadoso, tu posición está en juego… “y tu vida”…

Armitael asintió y le dijo a su amigo que haría lo posible por esforzarse para seguir las normas. Tras eslo, ambos amigos iban a comenzar el entrenamiento físico del recluta, mas antes de poder hacerlo, los 2 pudieron ver que alguien arribaba.

detener Soundtrack.

El par de jóvenes solo alcanzaban a ver una silueta desde la lejanía, la cual conforme se acercaba, cobraba forma, hasta que se podía apreciar que era una bella joven de cabello con blusa café de manga larga y además un vestido beige con una cruz como cinturón. No podía ser nadie más que Leona.

Peaceful memories

Al igual que los Lionel y Armitael, la joven no distinguía a las personas que se veían a lo lejos de pie en el baldío, pero conforme se acercó, pudo descubrir la identidad de las personas, lo que provocó que una gran sonrisa se dibujara en su rostro y corriera emocionada a descubrir el motivo de la su presencia.

Leona: Hermano, Armitael ¿Qué hacen en este lugar?

Lionel: Solo estamos entrenando.

Leona: … oh… pensé que… bueno… no es nada.

Armitael: Te comprendo – anexó -… Solíamos reunirnos mucho aquí antes a hacer de todo. ¿Recuerdas Lionel? El curso de obstáculos, el tobogán, el pozo de fango donde arrojamos a Seymour.

Lionel: También recuerdo todas las veces que nos reprendieron por cada una de esas acciones dijo un tanto evasivo intentando que se olvidaran del tema.
Leona: No seas aguafiestas Lionel. Y bueno ¿Qué hacen aquí Armitael?

Lionel: Ya te dije que… - Pero antes de que pudiera repetirle a su hermana sus palabras anteriores, ella argumentó que no se dirigía a él, dejándolo callado como muy pocas personas sabían hacerlo. -

Armitael: Bueno, tengo que entrenar estos días para poder cargar una armadura como la de tu hermano.

Leona: Suena muy cansado.

Ante la respuesta de su hermana, Lionel le sugirió nuevamente que se retirara del lugar y fuera a buscar algo más que hacer, pero ella se negó y argumentó que se quedaría allí.

Leona: Quiero ver como entrena Armitael. Tú siempre te quedabas entrenando en la orden y no podía verte.

Lionel: pero…

Armitael: Vamos Lionel, no pasa nada. Además, puede que sea como los viejos tiempos(voltea a mirar a Leona y le sonríe esperando que recordara el intento de promesa que le había hecho la mañana del día anterior, demostrándole que había, de cierta manera, cumplido con su palabra)y mientras solo se mantenga observando, no habrá problema.

Lionel: De acuerdo. Pero antes de que te quedes hermana, debo avisarte que todo lo que veas aquí, se queda aquí, no le puedes decir a nadie lo que hagamos.

Leona: ¿Ni a la tía Gertrudis? (dijo mientras movía ambos dedos índices haciendolos chocar delicadamente uno con el otro)

Lionel: Especialmente a la Tía Gertrudis – dijo con bastante seriedad.



Leona: De acuerdo. – aunque la chica no tenía idea de que podía ser tan importante como para mantenerlo en secreto, decidió acceder.

Fin del OST.

Armitael: Oye, antes de proseguir, te quería preguntar ¿Y si en vez de aprender una lengua nueva, simplemente no dijera nada al hacer los hechizos?

Su amigo, en vez de contestarle, decidió mostrarle con un ejemplo práctico. Le pidió que volviera a ejecutar el movimiento de “Fissure”, lo que el joven aspirante hizo sin titubear. Nuevamente, una grieta se formó en el piso y está succionó bastante arena. Posteriormente, Lionel le pidió a Armitael que lo volviera a hacer por sin decir nada. En esta ocasión, la grieta fue muy pequeña y apenas hizo un pequeño agujero en el que cabría un pie.

Lionel: Lo vez. La razón de darle un nombre a un hechizo es que canalizas tus propias emociones y energía en tal expresión, aumentando su fuerza. Cuando no lo dices, inconscientemente contienes toda la fuerza del hechizo, como si lo reprimieras. Solo personas con asombroso control de su onda mágica y la hechicería pueden darle el mismo poder a los hechizos hablados y a los que no lo son.

Pero mientras el caballero explicaba el uso de los conjuros recitados y silenciosos, su hermana contemplada asombrada la habilidad de Armitael sobre el control de un elemento distinto a la luz. Ahora entendía de donde él y su hermano conseguían tantas piedras para formar las diversas estructuras que hacían para sus juegos. Sin embargo, a ella nunca le habían mencionado nada de los poderes de Armitael y por años tuvo que hacer sus propias hipótesis o simplemente no pensar en eso. Aunque se sentía alegre de saber la verdad, también se sentía algo excluida

Lionel: Creo que es hora de pasar al entrenamiento físico. Tienes 3 semanas para adquirir la fuerza suficiente para cargar la armadura. Tu condición actual no está nada mal si me permites decirlo, así que no creo que sea imposible. Pero no será placentero.

Armitael: Supuse que dirías eso.

Lionel: Hermana.

Leona: ¿Eh? – la voz de su hermano la sacó de sus pensamientos y puso atención – Dime Lionel – El caballero le pidió que, aprovechando su estancia y conocimiento de la situación, ayudara a Armitael a supervisar su entrenamiento. – ENCANTADA… digo… esta bien.

Lionel: Comenzaremos desde ahora.

Y así comenzaron 3 semanas que el cuerpo de Armitael no olvidaría hasta en bastante tiempo.

Even more training

Fueron días donde, el caballero de nivel guardián, no perdió oportunidad en poner a su amigo brutales entrenamientos para mejorar todos sus parámetros, como:

-Agilidad.

(Se puede notar que Armitael va dando vueltas al baldío mientras que Lionel hace aparecer aleatoriamente muros de luz de también aleatoria altura, provocando que tenga que medir sus reacciones a gran velocidad).

Lionel: Tienes que ganar velocidad, de lo contrario, lo único que podrás hacer con la armadura es caminar.

Armitael (jadeando mientras corre y salta varios muros): ¿Son… imperativos… los… muros? – En medio de su pregunta, un enorme muro de 2 metros aparece en medio de su trayecto, con el cual estrella toda su cara.

Lionel: Por supuesto que lo son.

-Fuerza:

(Armitael se encuentra cargando un enorme muro que el mismo tuvo que sacar con su Earthen Wall).

Armitael: mis… brazos…

Lionel: Cargar con un peso extra debe ser parte de tu naturaleza. Debes aceptar tu destino como tus brazos deben aceptar esa piedra.

Leona: Así es – Dijo mientras que de un salto subió al muro que cargaba Armitael, comenzando a saltar encima del mismo- Vamos, vamos, vamos. por cada palabra que decía, la joven daba un salto cayendo con ambos pies juntos.

Armitael: Oye, oye, basta – Las fuerzas de Armitael comienzan a disminuir y el muro cae encima de él. Para su suerte, Leona conocía un poco de magia curativa, con la cual hizo que se recuperara de los moretones.

-Destreza:

(Lionel le prestó su escudo a Armitael y este lo sujetó con fuerza; posteriormente, el caballero lanzó varios rayos de luz con su espada y el deber de Armitael era bloquearlos todos).

Lionel: Tu equipo de batalla debe ser una extensión de ti mismo. Esquivar y bloquear ataques son una parte fundamental de un caballero, ya que sin importar la defensa de la armadura, llegará un punto en el que se rompa.

El caballero no podía decir palabra alguna por su concentración en bloquear los rayos. Sin embargo, llegó un punto en que en vez de disparar de uno en uno, Lionel le disparó rondas sucesivas de 5 ataques por ronda. Ante la brutal ofensiva, el joven tiró el escudo al piso y se ocultó tras un muro de piedra.

Lionel: Demonios, se profesional y regresa aquí.

-Resistencia:

Armitael: (Amordazado de pies y manos) Entiendo lo de las otras 3 pruebas… ¿pero por que fortalecer mi resistencia? Que no para eso me iban a dar una armadura.

Lionel: Bueno… un buen caballero sabe que…

Leona (sujetando un garrote y sonriendo): Ahorrate el sermón y démosle (se acerca al oído de Armitael para susurrarle algo) Descuida, solo te dolerá un poquito, luego te curaré.

Armitael: ¿No pudieran simplemente no golpearme y así no tendrías que usar tu magia…?

Lionel: Comprende, es por el bienestar de tu futuro como caballero (junto con su hermana comienzan a golpear repetidas veces a Armitael durante minuto y medio) No te quejes, en mi prueba de resistencia, Knorr me golpeó con un martillo por 5 minutos. Aun tengo los moretones ¿quieres ver?

Leona y Armitael: … No…

Lionel: Eso supuse. Sigamos.

Y así continuaron las 3 semanas. 21 Arduos días de llevar a cabo las pruebas anteriores, pero como suele pasar con los entrenamientos, conforme los días pasaban, el aspirante de cabello azul se volvía más y más fuerte, su compañero más y más confiado de que lograría volverse un caballero y Leona más y más contenta por poder pasar el tiempo con sus 2 personas favoritas, además de que el lado más noble y divertido de su hermano comenzaba a salir a flote aunque fuera un poco.
Cuando las 3 semanas transcurrieron, la fuerza física de Armitael había incrementado por sobre manera. Podía levantar ya 2.5 veces su propio peso, era 3 veces más rápido y podía saltar entre 3 y 4 metros. Efectivamente, se había vuelto alguien mucho más poderoso. Pero claro, aún le faltaba mucho para compararse a un caballero, apenas estaba por muy poco más arriba de los requisitos.

Fin del Soundtrack.

Noche del 21er día

Lionel: Mis felicitaciones Armitael. Has logrado un verdadero avance, como lo supuse. – suspiró un poco y se detuvo. Posteriormente continuó – Mañana será la 4ta prueba. No se si podré estar allí para darte ánimos, pero pase lo que pase, da tu mejor esfuerzo. Aún así, si no te sientes capaz, no dudes en reconocerlo.

Armitael: Me siento capaz Lionel. No retrocederé estando tan cerca.

La confianza del joven de cabello azul le dio más tranquilidad a Lionel. Este decidió retirarse a su casa pidiéndole a su hermana que lo acompañara. Ella, antes de obedecer a su hermano, curó nuevamente a su amigo y le abrazó con cariño.

Leona: Gracias por elegir este lugar Armitael. Mi hermano me dijo que fue tu idea. Fue bueno poder volver a verlo como antes, aunque fueran solo 3 semanas.

Armitael: Te dije que haría lo posible por que las cosas fueran como antes… aunque fuera por un momento (sonrió contento de ver a su amiga tan alegre y conmovida).

Leona: Debo irme, mucha suerte en tu prueba Armitael. Buenas noches. – Dijo para luego besar la mejilla de Armitael y despedirse de él.

Armitael:Ya mañana es… la cuarta prueba… Me pregunto que tan fuerte se habrá vuelto Mike. Y que tan fuerte me he vuelto yo… ¿Realmente estaré listo para pasar la 4ta prueba?… No importa, mi familia y amigos confían en mí y por eso cumpliré mi sueño. Los protegeré cueste lo que me cueste”.

El aspirante se retiró a su casa corriendo, su velocidad se había incrementado lo suficiente como para llegar más pronto de lo usual. Aún así, se sentía afortunado de haberle comentado a su madre que en esas 3 semanas llegaría tarde, con el fin de no preocuparla.

Pero… Mientras tanto, en un salón de entrenamiento subterráneo del cuartel de la orden de caballeros.


Hidden. Raminus Theme

En un salón iluminado únicamente por antorchas, 2 hombres se encontraban aparentemente combatiendo. Manchas de sangre adornaban el piso y una de las personas comenzó a tambalearse y caer. Se trataba del mercenario rubio, Mike.

Mike: … Viejo… ya… ya estuvo… ay muere… - la ropa de Mike se encontraba parcialmente quemada y rota, además de tener varias cicatrices en los brazos.



Raminus: … Bueno… - respondió secamente. Cabe mencionar que a diferencia de Mike, su armadura apenas si tenía algunos rasguños.

Mike: … (Escupe sangre) ¿Crees… crees que estoy listo? – Preguntó haciendo uso de las pocas fuerzas que le restaban.

Raminus… Si… (le entrega a Mike una poción curativa)

Mike (bebe la poción): Mañana haré esa cuarta prueba. Si me entrenaste estas 3 semanas mediante peleas, me imagino que ha de ser una batalla.

Raminus: …inmensa…

El mercenario supo que el defensor ya no le diría más del asunto y así que decidió dormir en una esquina, esperando al día de mañana en el que conseguiría su armadura y se volvería un caballero de Shunora al fin. Aún así, la pelea que tuvo con Raminus realmente lo había dejado extenuado… pero no solo eso, sino que además experimentó una emoción que no había sentido tampoco desde que se enteró de la pérdida de su padre… miedo.

Tanto Armitael como Mike entrenaron, a su manera (o más bien la de sus instructores) durante 3 duras semanas para estar preparados para el día de la cuarta prueba. Ambos ignoraban si serían capaces de pasarla o no, pero ninguno de los 2 se daría por vencido. Los 2, aunque en lugares distintos, cometían la misma acción. Dormir para restaurar su energía, con la añoranza de salir triunfantes del desafío que les aguardaba… o por lo menos con vida.

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Lun Ago 08, 2011 5:51 pm

CAPITULO IV: EL OBSTACULO DEFINITIVO.


El Sol acababa de salir de su cósmico escondite dispuesto a cumplir su función como faro del mundo, iluminando entre otras cosas la tierra de Shunora, librándola de las tinieblas de la noche. Tan majestuoso espectáculo de la naturaleza que puede resultar tan cotidiano y simple fue el preludio para uno de los días más importantes del aspirante a caballero de Shunora, Armitael. Ese amanecer en ese momento no significaba más para el futuro caballero que el inicio de la más temida prueba entre la orden de seguidores de la deidad del sol, su comienzo como un servidor más activo a su voluntad y su principio como figura imponedora de bien y justicia.

Armitael: “Finalmente… La espera ha sido dura y exasperante, pero finalmente ha llegado el momento. Sólo anhelo que para el final de este día yo ya me haya convertido en un caballero de Shunora y pueda olvidar el estrés y suspenso que me invade en este momento”.

El caballero se levantó de la cama y se vistió apropiadamente para salir. Al bajar las escaleras fue recibido por su madre quien le tenía preparado un vasto desayuno que consistía en un delicioso omelette de queso, jamón y hongos acompañado de pan pita, muy común en esas tierras. Armitael apenas pudo terminarse la tercera parte de su desayuno, se sentía demasiado nervioso para terminarlo todo, pero para regocijo de su madre, no estaba lo suficientemente preocupado como para no comer nada.

Sra. Bélenus: Mucha suerte en tu prueba de hoy Tesoro.

Armitael: Gracias mamá. Contestó un poco distante aún concentrado en sus pensamientos referentes al como sería la prueba.

Sra. Bélenus: Si ves que es muy peligroso, no te fuerces demasiado. Ya encontrarás otra oportunidad u otra vocación menos peligrosa.

Armitael: … Tendré éxito en esa prueba. Esto es lo que verdaderamente deseo y no quiero fallar.

Sra. Bélenus: Tu sabes que a tu padre y a mi no nos gustó la idea de que fueras un caballero, y de hecho aún tenemos nuestras dudas… Pero si estos son tus verdaderos deseos, entonces tienes todo nuestro apoyo, mas aún así debes entender que nos preocupamos mucho por ti y no queremos que te pase nada.

Un momento de silencio un tanto incómodo se presentó cuando la madre de Armitael terminó de hablar. El joven sabía que sus padres sentían muchas inseguridades respecto a su estadía en la orden de caballeros, y no era para menos considerando los peligros que enfrenta continuamente.

Armitael: Entiendo que se preocupen por mi bienestar… Pero al igual que ustedes siempre me han protegido, quiero hacer lo posible por proteger a quienes me rodean y a quien lo necesite. Estoy consiente que el camino será duro, pero estoy dispuesto a aceptarlo. Pero necesito que ustedes también estén dispuestos a aceptar lo que deseo hacer y confiar en que puedo hacerlo.

La madre del futuro caballero no supo que decir y sólo abrazó a su hijo brindándole sus mejores deseos y pidiéndole que fuera cuidadoso. Armitael asintió y, tras unos momentos más de permanecer al lado de su madre, se dirigió a la puerta principal mientras que su madre le deseaba bendiciones por parte de la deidad del sol.

Armitael: “Se que ellos quieren que permanezca seguro todo el tiempo, pero mis intereses consisten en hacer de mi hogar y si puedo el mundo de un lugar más seguro y pacífico. Pero para eso debo saber donde se encuentra el mal y la manera de erradicarlo, y sólo los caballeros pueden brindarme esos medios”.

Armitael no quería que la charla con su madre le hiciera titubear de su meta de volverse un miembro de la orden, por lo que hizo lo posible para hablar consigo mismo dentro de su mente hasta volver a convencerse y motivarse como solía estarlo la mayor parte del tiempo. Durante todo el trayecto hacia el cuartel, estuvo pensando detenidamente todas sus razones para volverse caballero y que definitivamente eso debía ser lo correcto.
Su extrema meditación finalizó en cuanto llegó a la entrada del cuartel.


Headquarters

En cuanto llegó, fue recibido por el teniente Samael, que a diferencia de ocasiones previas, sólo saludó al aspirante y le pidió que le siguiera inmediatamente, orden que Armitael acató sin demoras ni rodeos, siguiendo casi instintivamente al teniente, quien lo guió a una de las tantas habitaciones del complejo de los caballeros.

Samael: Este es el vestidor de... hehehehe, aprendices. Antes de comenzar, debes probarte este atuendo, es la armadura de los caballeros en nivel menos elevado. Dependiendo de tu desempeño será si te damos algo mejor o conservas esa indumentaria unos meses.

El teniente abandonó el cuarto para que Armitael pudiera probarse la nueva indumentaria sin apenarse. El uniforme que el aspirante se probaba consistía básicamente de una resistente pero liviana malla de cadena, unos guantes y botas de cuero y unas ropas blancas con capa encima de la malla con cruces rojas bordadas en ellas.



(Fijar la atención únicamente en el vestuario).

Ya vestido con el atuendo de aprendiz, Armitael salió de la puerta para recibir las nuevas órdenes de Samael, quien no perdió el tiempo y lo guió por los corredores hasta conducirlo a una nueva habitación conocida como “la arena”.
El nombre no era para menos, ya que consistía en una amplia plataforma de piedra con 4 columnas repartidas a sus esquinas, y a su alrededor, varios escalones que en conjunto formaban unas gradas donde era posible sentarse.


Armitael: ¿Aquí se llevará a cabo la 4ta prueba? – Preguntó el recluta suponiendo que era obvio que la respuesta sería afirmativa.

Samael: En efecto. Este cuartel cuenta con 3 arenas y en esta será la tuya. Verás, la 4ta prueba implica una batalla contra un caballero de alto rango – al notar que Armitael lo miraba con miedo, decidió ser un poco más explícito – descuida, no soy yo. El rango de tu oponente y el de Mike será defensor.

Armitael: Entonces Mike se encuentra en otra arena en este momento ¿Correcto?

Samael: Así es. Cada pelea debe ser supervisada por un caballero de rango guardián o superior. En este momento Knorr está supervisando al joven Mike, y Lionel seguramente hará acto de presencia en un minuto.

Samael prosiguió su explicación diciendo que la prueba sería resistir lo más posible en una batalla de resistencia contra uno de los defensores, siendo 4 minutos el mínimo requerido.

Samael: En el caso de Lionel, el fue capaz de vencer al defensor que pusimos en su contra, y es debido a eso que lo hicimos defensor en la primera prueba. Pero no te presiones, no tengo ninguna expectativa de que eso se repita (cierra los ojos y en sus labios se forma una larga sonrisa).

Armitael: … y bien, ¿Quién será mi oponente?

Samael: Esperaba que fueras tu quien preguntara. RAMINUS, YA PUEDES ENTRAR.

Fin del Soundtrack.

Hidden

El gran portón por el cual se entraba a la arena se abrió de repente, dejando ver 2 individuos que acaban de arribar. Uno de ellos era Raminus, el joven defensor con el cual Armitael tendría que batirse en combate para superar la 4ta prueba y a su lado el caballero nivel guardián, Lionel, quien venía para ver y apoyar a su amigo.

Lionel: Lamento el retraso.

Raminus: … listo… - Expresó el de cabello blanco secamente.

Samael: Seguro que lo estás. Pero lo importante es que el joven recluta aquí lo esté. ¿Te sientes debidamente preparado Armitael?.

Armitael (respira y exhala lenta y profundamente, pero repentinamente muestra un semblante lleno de confianza): Lo estoy.



Antes de que iniciaran los preparativos de la pelea, Lionel se acercó a su amigo advirtiéndole un poco de Raminus Hollgrehenn, puesto que a diferencia de los otros caballeros, sus habilidades resultaban ser más atípicas que las del resto.

Armitael: … Espera… Hollgrehenn… ¿Entonces el…?

Lionel: Me temo que sí… Es el heredero de la familia Holgrehenn, y como tal, digno y reconocido portador del tesoro más importante de dicha familia. Mysteltainn.

Armitael: … Entonces… ¿EL LA ESTA USANDO EN ESTE MOMENTO?

Lionel: Raminus no es realmente un peleador muy resistente y realmente no es muy fuerte. Pero tiene las herramientas necesarias para darse a sí mismo una gran ventaja, la astucia para usarlas como se debe y la agilidad para actuar en el momento justo. Ten mucho cuidado, jamás has enfrentado un oponente como él.

Armitael se encontraba ahora más preocupado que hacía 1 minuto. El oponente que enfrentaba resultaría difícil, pero no había vuelta atrás. No podía permitir que nadie se interpusiera en su meta y Raminus no era la excepción, aunque cargara con un apellido de una familia de bastante prestigio en Shunora y con una espada que se rumoraba ser extremadamente poderosa. Y aún si hubiera querido retractarse, era tarde, la pelea ya estaba comenzando.

Samael: ¡Juicio! – gritó el teniente por costumbre Shunorense, ya que así se le llamaba a cualquier duelo entre caballeros en el que se utilizaran armas. En el caso de Armitael que se encontraba desarmado, Samael le entregó una filosa espada llamada Claymore para que peleara.

Fin del Soundtrack.


The Fourth trial

A pesar que Armitael esperaba una fugaz ofensiva de parte de su adversario, este se mantuvo quieto unos momentos, desenfundando su espada lenta y cautelosamente, como si deseara incitar al de cabello azul a comenzar el ataque.

Armitael: “Tal vez no tenga otra oportunidad así en toda la batalla”. Confundido y un tanto ansioso, el aspirante sujetó su Claymore con ambas manos y arremetió contra Raminus, dispuesto a ejecutar un corte horizontal. -“Creo que lo tengo, no será un golpe decisivo, pero me permitirá aventajarme”.

Raminus: … (Con inesperada flexibilidad, se colocó de cuclillas ágilmente esquivando el ataque de su contrincante) predecible… - aprovechando la posición en la que se encontraba, extendió una de sus piernas para impactar las de su oponente y hacerlo perder el equilibrio.

Armitael (cayendo): “¿una agilidad de reacción así con todo ese peso… como?” Antes de poder estrellarse contra el piso, Raminus hizo un rápido movimiento para impactar su codo con el cuello de Armitael, acción que lo mantuvo levantado unos segundos más. – “Tengo que contraatacar ahora”El recluta hizo lo posible para encajar la espada en alguna parte del cuerpo de su adversario, no obstante este rápidamente enfundó su arma y lo sujetó del brazo donde llevaba la espada, para luego ejercer un brusco movimiento e intentar torcerlo. Para su suerte, Armitael pudo desprenderse de su oponente dándole un golpe con su otro brazo, mas de nueva cuenta, fue esquivado. – “Esta no es la batalla que imaginé. Es muy ágil…

Por su parte, Lionel y Samael veían atentamente la batalla entre el candidato de cabello azul y el defensor de cabellera blanca.

Lionel: Sabía que Raminus era ágil, pero ahora es verdaderamente rápido.

Samael: Bueno, su armadura es de las más livianas que se haya fabricado en la orden. A pesar que su fuerza y resistencia siguen siendo algo… no tan desarrolladas, sus reflejos son de admirar.

Aún así, la verdadera velocidad en los movimientos de Raminus consistía en su aguda observación y deducción. Desde comenzado el juicio, el joven Holgrehenn se había concentrado en ver el físico de su adversario, rostro, estado de ánimo, postura y manera de sujetar el arma. Todos estos factores junto a unas cuantas deducciones propias le habían permitido anticipar los primeros ataques de Armitael, y a la vez, el hacer los suyos. Por lo tanto, no era exactamente que su agilidad radicara en su velocidad sino en su capacidad de anticipación.

Raminus: … ¿Terminaste?...

Armitael: Por favor, apenas voy comenzando. – El recluta se levantó lo más rápido que pudo y al estar de pie nuevamente comenzó a realizar rápidos cortes diagonales con los que esperaba dañar a su adversario, pero sin éxito. –Evita cada ataque que hago… un momento… no vale la pena desesperarse” (Detiene su ataque y retrocede un poco con posición de defensa). “Mi meta aquí es resistir el mayor tiempo posible no destruir a Raminus. No debo perder la compostura”.

Raminus: … Interesante…

Al ver que oponente había recuperado la calma, Raminus volvió a sacar a Mysteltainn de su funda y con ella comenzó a atacar a Armitael, quien se defendía bloqueando los ataques con su propia espada. Por un momento, el aspirante pudo detener la ofensiva del peliblanco, o por lo menos así fue hasta que esté demostró una manera sutil pero poco ortodoxa para pelear. En un determinado momento en que las espadas habían quedado chocando entre sí, Raminus tomó la funda de su espada con la zurda y con ella golpeó a su rival en la cabeza e inmediatamente realizó una estocada con Mysteltainn,

Armitael: “Maldición” (dijo mientras hacía un salto hacia atrás para no ser alcanzado por la filosa arma del adversario, pero aún así, fue herido un poco).

Lionel: Pudo evitar la mayor parte del daño.

Samael: Lo que me sorprende del muchacho es que recuperó la calma muy rápido. Muchos candidatos se dejan llevar por la emoción, prácticamente buscando que los maten. Es una pena eso de que no pueda usar ningún tipo de magia.

Lionel: … Si, pero confío en que el poder centrarse en sus otras fortalezas le permita alcanzar un nivel aceptable.

La pelea entre el aspirante y el defensor no se detuvo y continuó de fluida manera, con ambos combatientes realizando y bloqueando cortes, mas la ventaja recaía en Raminus, cuya funda de espada era bastante dura y gruesa como para ser un objeto contundente útil y doloroso.

Samael: lleva ya 3 minutos.

El heredero de la familia Holgrehenn dio un gran salto y desde las alturas arrojó su espada con un brusco lanzamiento curvo, lo que provocó que la espada girara furiosamente y se dirigiera al ya casi aprendiz.

Armitael: “puedes hacerlo, esas 3 semanas no fueron por nada”. – El aspirante corrió hacia donde iba la espada, aparentando prácticamente un deseo suicida, mas antes de que la cuchilla giratoria le arrancara la cabeza, Armitael dio una barrida esquivando la Mysteltainn de Raminus y al mismo tiempo colocándose frente a él – Sorpresa Raminus (da un fuerte cabezazo a la cara de su contrincante, luego le da un corte vertical en el abdomen que le hace sangrar levemente y luego pone la claymore en su funda para tener las 2 manos libres y con ellas levantar y arrojar al defensor).

Lionel: Aprovechó el pequeño descuido de Raminus y ejecutó un ataque un tanto inusual que sacó de balance su estrategia.

Samael: Pudieras llamarle el punto débil de Raminus. Anticiparse al hecho que el anticipa tus movimientos puede darte una ventaja contra sus estrategias. Pero lamentablemente ahora que sabe que se anticipan a sus anticipadas estrategias, el se anticipará a la anticipación que de su oponente.

Lionel: ¿Disculpe? – preguntó evidenciando que no había entendido lo dicho por el teniente.

Samael: Peleará en serio.

Raminus: … SOLITUDE… - El defensor levantó su espada y claramente la luz del recinto comenzó a manifestarse como moléculas. Cientos y cientos de miles de partículas luminosas aparecieron y todas ellas comenzaron a dirigirse a la Mysteltainn mientras que el resto de la arena se cubría en la oscuridad.

Armitael: ¿Qué está sucediendo?

Lionel: Oh no.

Cuando todas las moléculas de luz fueron absorbidas por el tesoro de la familia Holgrehenn, esta brillaba con resplandor intenso, pero no fue por mucho ya que su portador la guardó en su funda, dejando todo en tinieblas salvo por una cosa. Armitael.

Armitael: ¿Alguien quisiera explicarme que sucedió aquí?



Samael: Es sencillo. La mayoría de los caballeros tenemos una manera de manipular la luz. En el caso de Raminus, el puede almacenar TODA la luz de un recinto y almacenarla en su espada. Sin embargo, al estar toda la luz en su arma, el resto del recinto permanece en tinieblas. – La explicación de Samael fue realista pero no explicaba aún por que Armitael era lo único visible en el cuarto.

Lionel: En cada ocasión que fuiste tocado por la Mysteltainn o la bloqueaste con tu arma, obtuviste involuntariamente lo que aquí llamamos “atracción luminosa”. Las partículas de luz de tu cuerpo siguen moviéndose, pero no pueden abandonarlo, provocando que estés resplandeciendo.

Armitael: Ese canalla. Ahora yo no puedo ver nada, pero todo puede verme a mí”.

Samael (murmurando a Lionel). Afortunadamente para él, ya llegó a los 5 minutos. Ahora solo espero que sobreviva. Pero claro, puedes decirle que se rinda y ya hacerlo aprendiz.

Lionel: Si no se vuelve por lo menos Jornalero, se que no sentirá que está cumpliendo con su meta. Debe superar este desafío por más difícil que sea.

Aunque Raminus no podía usar su espada para atacar al caballero, no había que olvidar que se trataba de un hombre listo y precavido, y eso lo demostró al sacar un cuchillo de entre su vestimenta y con él atacar a Armitael escondido siempre entre las sombras, causándole varias cortadas que dolían aún con la protección de la chain mail.

Armitael (volteando a ver a todos lados). “Es inútil” … Ngggg – sin darse cuenta, recibió de nuevo otra cortada, un tanto cerca del área del cuello. pero lastimando su malla intencionalmente en señal de advertencia; Raminus iba en serio. – no puedo verlo… pero… tal vez pueda sentirlo”.

Armitael cerró sus ojos y comenzó a concentrarse a su alrededor. Para facilitar más las cosas, se quitó los guantes de cuero y puso tanto manos y pies en el piso.

Samael: ¿Se está rindiendo?

Lionel: Hehehehe, Para nada.

Raminus: … Acabado…

Los rápidos pasos que daba Raminus guardaban el suficiente sigilo como para evitar ser detectado inmediatamente por un adversario que no tuviera un desarrollo mayor al promedio de sus 5 sentidos. Sin embargo, en este caso, el tacto de Armitael se había incrementado debido a su conexión con el elemento tierra.

Armitael: tucu, tucu, tucu, tucu,

aunque la acción que Armitael realizaba aparentaba ser extremadamente atípica, realmente lo que hacía era contar los pasos de Raminus según las vibraciones de la tierra, asociando cada uno a un “tucu”, que según el candidato, era la onomatopeya de cada pisada de Raminus. Sin embargo, su concentración era extrema y no hubiera podido haberlo hecho si la vista no se le hubiera arrebatado y si el recinto no fuera tan pequeño

Armitael tucu… tu…cu… tu… ALLI (desenfundó su espada con gran velocidad y se abalanzó sobre el caballero).

Raminus: … NO… - El defensor no pudo moverse lo suficientemente rápido para esquivar el nuevo ataque de Armitael, quien al impactarlo con su espada, parte del lustre que se le había pegado al cuerpo, ahora se le había pegado al torso de Raminus, la zona herida por la espada del rival. - … ugh…. (Se sujetó el pecho, el brutal golpe no había roto la armadura, pero le causó aún así un gran dolor).


Armitael: Es poco, pero puedo verte. Parece que ya no tienes tanta ventaja.

Samael: Sencillamente impresionante. Cada estrategia que Raminus había hecho, Armitael encontró una manera creativa para salir adelante. Fingir que se había dado por vencido tirándose al piso debió haberlo confundido.

Lionel: “Ufff, parece que no se dio cuenta de lo que pasó”. Me parece que ya han pasado 7 minutos con 30 segundos. Un poco más y Armitael será Jornalero.

Samael: 30 segundos y 2 años en rehabilitación (sonrió perturbadoramente, pero de todas maneras nadie pudo verlo).

El fiero combate continuó, pero al no poder usar la espada para mantener las tinieblas, Raminus no podía hacer mucho para defenderse de Armitael, quien conectó varios ataques en su liviana armadura que poco a poco iban haciendo fatigarse al defensor.

Raminus: … Diantres…

Armitael (jadeando un poco): Creo que después de todo, habrá un segundo caballero que se inicie como defensor. – rió el recluta para aligerarse a sí mismo del estrés, pero su oponente solo negó con su cabeza.

Raminus: … EPILOGUE… - el caballero dorado tomo su espada por el mango y la sacó de su funda, lanzando una enorme e intensa ráfaga de inmenso poder.



Armitael: Pero que… - La silueta de Armitael solo se desvaneció en medio del resplandor emanado por el ataque de Raminus, el cual no solo iluminó toda la arena, sino que dejó un enorme agujero en la pared… Sin embargo, por alguna razón fue la pared contraria a la trayectoria de la ráfaga.

Fin del Soundtrack.

Raminus: … Disculpa…

En cuanto a la condición de Armitael, se encontraba bastante lastimado y su armadura de aprendiz se había carbonizado, quedando apenas cubierto de la cintura para abajo con parte de su pantalón de malla de cadena. Seguro hubiera sido aniquilado de no ser por un resplandeciente muro que estaba frente a él, el cual bloqueó el impacto más letal de la ráfaga.

Samael: Eso estuvo cerca. – se levantó de su asiento y bajó a la plataforma de batalla.

Lionel: Yo también me estaba anticipando a que algo así sucediera. Aunque hubiera deseado que el muro se manifestara más rápido. Lionel se encontraba a unos pocos metros de la arena, con su espada encajada en el piso – Aún así, el que resistiera parte del Epilogue de Raminus dice demasiado.

Samael: Entonces… creo que solo tengo una única opción aquí.

Victory

El teniente levantó a Armitael del piso y le ayudo a reincorporarse, curándolo levemente y abofeteando un poco su cara para levantarlo.

Armitael: … eh… ¿Qué pasó?

Samael: Nada en especial… solo que eres JORNALERO DE LOS CABALLEROS DE SHUNORA. (sonrió alegremente contagiando de satisfacción al recluta).

Armitael: … ¿Enserio?

Raminus: …si.

Armitael no pudo contener su emoción y gritó con todas sus fuerzas de alegría. Finalmente, tras 4 duras pruebas que pusieron a prueba su determinación y habilidad, finalmente había alcanzado su sueño.

Lionel: Fantástico Armitael. Es bueno tener 1 jornalero más en el clan.

???: 2.

Un nuevo caballero hizo aparición en el recinto, arribando por el enorme agujero del ataque de Raminus. Vestía también una armadura ligera sobrepuesta de un elegante atuendo de mangas al que le faltaba una manga, un yelmo, un escudo un tanto peculiar en forma de cruz y una capa un tanto gastada al igual que sus calcetines hechos de vendas.



Samael: Bueno verte Horus. ¿El Joven Mike terminó la prueba exitosamente?

Horus: Definitivamente. Tenemos 2 Jornaleros nuevos en la orden.

Armitael quiso dirigirse hacia la arena donde se encontraba Mike para felicitarlo, pero sus pocas fuerzas no se lo permitieron.

Horus: Tu compañero quedó sumamente fatigado. En este momento está durmiendo. Te sugiero hagas lo mismo.

El Jornalero no pudo discutir esa instrucción y rápidamente quedó dormido sobre el piso, totalmente fatigado.

Samael: Lionel. Llévalo a casa y procura que atiendan sus heridas. Horus, tu y Raminus atiendan a Mike. Mañana les haré entrega de sus armaduras.

Finalmente, la 4ta prueba había concluido y tanto Mike como Armitael se habían vuelto orgullosos caballeros de Shunora. Pero el haber sido admitidos era solo la primera parte de su larga odisea como símbolos de justicia y autoridad, nuevos desafíos y retos tendrían que ser encarados y los representantes del mal en la tierra llevados ante la justicia por ellos y sus nuevos camaradas caballeros.
Que clase de retos o enemigos sería solo averiguado en su momento.


Fin del Soundtrack.

Cuarteles de Shunora. Oficina del Teniente. 4 horas después

Horus: Teniente Samael, estaba pensando… - El Teniente pacientemente detuvo su marcha y espero que Horus terminara de hablar – Alguien como Mike me serviría mucho en el cuartel del sur. Después de todo, no tenemos mucho personal allá. Te prometo entrenarlo bien.

Samael: Si insistes. ¿De casualidad no quieres al otro? Es bastante hábil.

Horus: Aprecio tu oferta, pero como me dijiste antes, ese muchacho no tiene dominio de la luz. Siendo así, prefiero invertir mi tiempo en ayudar al otro muchacho a descubrir su potencial.

Samael: Entiendo. Solo habla con él al respecto. Si logras convencerle de ser transferido, no tienes que preocuparte de papeleo innecesario, de eso me haré cargo yo. "Puede ser la oportunidad que estaba buscando".

El hombre solo se limitó a salir por la puerta de la oficina con una leve expresión de satisfacción, a la vez que el teniente permaneció en su oficina revisando algunos documentos, con su tan típica sonrisa.

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Lunar el Lun Ago 08, 2011 6:41 pm

Yay, al menos aqui podre estar mas actualizado Awesome

Esperando al ultimo episodio que fue donde me quede.

_________________


Skills:


-Yura Atund. (Monk).

-Martial Artist(???).
-Shoryuken.
-Dragon Blast
-Shakunetsu Hadouken
-Flaming Crush.
-Chi Manipulation.
-Rasengan
-Spinning Throw
-Frosty Slide
-Jinxed

Equipment:
-Samurai Armor.
-Steel Protection Gauntlets
-Ling-Sheng Su Bo
avatar
Lunar
LiveMotion Fan
LiveMotion Fan

Mensajes : 1358
Fecha de inscripción : 21/12/2010
Edad : 21
Localización : Wheatley Laboratories.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Miér Ago 10, 2011 1:37 pm

CAPITULO V: JORNALERO DE LA ORDEN SHUNORENSE


Un incandescente sol que apenas comenzaba a colocarse sobre el firmamento de la mística y desértica tierra de Shunora anunciaba el inicio de un nuevo día para todos los habitantes del reino. Entre todos aquellos individuos se encontraba un fatigado joven tendido en su cama con la intención de recuperar sus fuerzas, pero el resplandor del astro mayor que entró por su ventana le impidió seguir durmiendo, provocando su despertar.

Armitael: (abre los ojos):“¿Qué día es?... ¿Qué hago en mi casa?... La pelea contra Raminus y mi ingreso a los caballeros… OH DIVINA DEIDAD, sólo espero que no haya sido un sueño”Meditaba aún acostado el joven de cabello azul añorando con intensidad que sus vagos recuerdos de su ingreso a los caballeros no fueran parte de una fantasía más. Afortunadamente, el ingreso de su madre a su habitación con un pastel en el que se podían leer las palabras “Felicidades Caballerito” (Sobreescrito en otras letras que aparentemente decían mejor suerte para la pro...) le hicieron suponer que realmente había superado la prueba.

Armitael: Oh, Pastel - Claro, en ese momento, el hambre era un asunto que lo agobiaba más en ese instante.


(imaginar ese pastel con lo que dije que tenía escrito).

Sra. Belenus: Se que no acostumbro darte postre para desayunar hijito, pero te lo mereces. Haces a tu madre tan orgullosa. Independientemente que el que te enlistaras fuera parte de nuestros deseos para tu futuro, sabemos que requiere un gran esfuerzo y dedicación y como tus padres te deseamos lo mejor.

???: Así es hijo. – Una voz gruesa y un poco rasposa se hizo presente en la habitación del caballero.

Un hombre alto, un tanto ancho, con una pequeña calva en el centro de su cabeza con cabello azul, bien rasurado, y vestido con una elegante túnica azul celeste se encontraba parado frente a la puerta del cuarto de Armitael. Ese hombre era su padre, el Señor Bélenus, quien por su trabajo de doctor frecuentaba el ausentarse, pero ni siquiera el podía considerar apropiado el no esperar lo suficiente para felicitar a su hijo.

Armitael: ¡Papá! – expresó con emoción al ver que su padre estaba en su cuarto y no trabajando.

Sr. Bélenus: Tu madre me dijo que calificaste como Jornalero de los caballeros y sinceramente felicitaciones hijo. Conozco a un par de caballeros que son pacientes míos de hecho y se que las pruebas no son sencillas.

Armitael: Bueno, solo hice lo que pude – dijo con modestia aunque realmente lo llenaba de satisfacción que su padre estuviera orgulloso de él.

Sr. Bélenus: Se que no siempre estoy disponible en la casa hijo y que el trabajo me quita mucho tiempo, pero quiero que sepas que independientemente que esté aquí o con mis pacientes, tienes todo el apoyo de tu padre.

Sra. Bélenus: El de ambos hijo – volteó a mirar con un poco de inconformidad a su marido - Te queremos y te brindamos nuestros mejores deseos para que te vaya bien.

El Jornalero de la orden sólo asintió con una sonrisa y abrazó a sus padres afectuosamente agradecido y contento por tener su apoyo. Pese al conmovedor momento que tenía la familia, su padre tuvo que interrumpirlo puesto que aún había pendientes laborales que necesitaban de su asistencia, pero recordándole a su hijo que se sentía orgulloso (y a su esposa que le guardara pastel). Tras despedirse, Armitael procedió a desayunar un poco de su postre aprovechando que aún no tenía que presentarse en el cuartel sino dentro de varios minutos más.

Sra Bélenus: Por cierto Armitael.

Armitael (tragando un trozo de su pastel): ¿Si?

Sra. Bélenus: Tu amiga Leona estuvo aquí ayer todo el día luego de que Lionel te trajera. Estuvo conmigo ayudándome a vigilar que estuvieras bien. Te lo digo por si quieres hablar con ella.

Armitael asintió y se quedó un tanto pensativo; esperaba no haber preocupado mucho a Leona, ya que ahora que sus recuerdos volvían a su cabeza, la pelea contra Raminus había sido una de sus pruebas más duras. Además, seguramente no sería la última situación peligrosa que enfrentaría, por lo que sentía su deber hablar con su amiga para decirle que ya se encontraba bien y además darle suficiente confianza para que no se preocupara.

Armitael: Bueno mamá, ya me voy, no quiero llegar tarde a mi primer día.

Sra. Bélenus: Está bien. Pero tampoco te presiones, Lionel me dijo que el Teniente Samael te dio permiso para quedarte en casa otro día si así lo necesitabas. No estaba seguro que te recuperaras tan rápido.

Armitael: No quiero que vayan a pensar que soy un debilucho, pero gracias por hacérmelo saber.

El joven entró a su baño, se cambió de ropa y luego salió para dirigirse al cuartel de los caballeros (pero claro, tomando una trayectoria que le permitiera pasar por la casa de la familia Gallenus). Conforme proseguía su caminar, meditaba a profundidad cuales serían sus palabras, después de todo, no dejaba de ser un confundido muchacho que aún no tenía una clara percepción de sus verdaderos sentimientos, lo que le daba un molesto revoltijo de pensamientos. Aún así, no tuvo el suficiente tiempo para sufrir con la planeación de un diálogo elaborado puesto que había llegado a la entrada de la casa de los Gallenus y justo afuera de la entrada, estaba Leona.

Peaceful memories

Leona: ¡Armitael! – Exclamó muy aliviada que su amigo se encontrara ya en las condiciones de volver a ponerse de pie – Que bueno que estás bien, me tenías muy preocupada.

Armitael (sonrojándose): Ohh, hehehe, lo siento, no era mi intención.

Aunque la disculpa del jornalero era sincera, aparentemente causó un poco de molestia en la joven por aparentar no tener la debida seriedad acerca de la situación, lo cual la exasperaba un poco.

Leona: Debes tener más cuidado, ¿Qué tal si algo te pasa?... – antes de seguir bajó la mirada y se detuvo, como si le apenara proseguir.

Armitael: … Yo… Tienes razón, seré más cuidadoso para que no haya necesidad de que te mortifiques. – En lo que el caballero pensaba en que más podía decir sin echar a perder el momento, Leona levantó la mirada mirándolo fijamente a los ojos, a lo que el correspondió con su mirada. – Gracias Leona. (Esboza una sonrisa).

Leona: No es nada. Es bueno saber que estás bien. Solo cuídate y no hagas nada demasiado peligroso.



El caballero asintió y pensó en hacerle compañía a Leona un poco más de tiempo, aún queriendo corresponder le cariñoso gesto que ella había hecho al visitarle en su casa para asegurarse de su bienestar. Aún así, tras unos momentos, la joven argumentó que tenía cosas que hacer, además de aprovechar sugerirle a Armitael que fuera al cuartel.

Leona: Mi hermano también se veía algo preocupado. Deberías ir a decirle que estás bien.

Armitael: Tienes razón. Es bueno tener 2 amigos como ustedes en mi vida. – Dijo sonriendo y luego se retiró pensando en si realmente no había metido la pata en esa conversación.

Leona: Cuídate Armitael… “solo espero no perderlo a el también…” – La joven de nueva cuenta volvió a bajar la mirada un momento y luego continuó con la realización de los deberes que tenía que cumplir.

Fin del Soundtrack

Cuartel de los Caballeros de Shunora.

En cuanto arribó al cuartel, el joven fue recibido por Lionel, quien se encontraba recargado a un lado del enorme portón que conducía a los interiores del impresionante cuartel de los caballeros de Shunora mientras que los rayos del sol hacían resplandecer su esplendorosa armadura azul zafiro.

Lionel: ¡Armitael!... ¿Te encuentras bien? ¿Seguro puedes moverte?.

Armitael: Descuida Lionel, me siento bien – exclamó tratando de ocultar lo halagado que se sentía ante las preguntas de preocupación de Lionel. Llevaba tiempo sin escucharlo preocuparse por algo que no fueran sus deberes como caballero –No quería perderme mi primer día… además, no puedo esperar por empezar.

Lionel: Aunque te sugeriría no comer ansias, es bueno verte aquí tan pronto, parte de mí lo esperaba. Pasa entonces, debemos empezar tu recorrido.


Headquarters

Lionel y Armitael abrieron el enorme portón y se adentraron a los confines del cuartel general. Una vez adentró, Lionel lo guió por el mismo recorrido por el cual Samael lo había conducido para la 4ta prueba. Más específicamente, la habitación donde le había dado su atuendo de aprendiz, más en esta ocasión, entraron a una puerta situada al lado.

Lionel: Dentro de esa puerta está tu armadura oficial de caballero de Shunora. Pedí que le hicieran unas cuantas modificaciones al diseño básico para que no tuvieras que usar una armadura igual a la de la mayoría de los jornaleros. Se que te gusta ser original.

Armitael: Fantástico, Gracias Lionel. Pensé que no sería posible considerando que el cambio de armadura se realiza hasta protector.

Lionel: Con las recomendaciones o acciones necesarias no es tan complicado salirse un poco de la burocracia. Solo compórtate digno de tu rango y haz tu mejor esfuerzo sin pensar en fallar.

El de cabello azul asintió y se adentró al vestidor de Jornaleros. Al entrar, en un estante pudo ver una hermosa y grande armadura plateada que aparentemente era de gran peso, pero al mismo tiempo, proveedora de gran defensa. Tenía bellas hombreras a las que estaban incrustadas 1 crucifijo de plata en cada una, unos enormes guanteletes con pinchos en los nudillos, una maya de cadena que protegía el abdomen y las articulaciones e incluía una bella capa azul que terminaba de adornar el conjunto..

Armitael: SANTA VALKIRYA. Es fabulosa. – exclamó impresionado e inmediatamente comenzó a probársela.

Tardó un poco en colocársela ya que jamás lo había hecho antes. Tras unos minutos finalmente Armitael fue capaz de revestirse con su nueva armadura, la cual aunque algo pesada, gracias a su entrenamiento con Lionel, era capaz de portarla a la perfección.

Lionel: ¿Ya terminaste?

Armitael: Así es (sale del vestidor). Debo admitir que es fabulosa, te lo agradezco Lionel.

Lionel: Y eso no es todo. Acompáñame.

El Guardián de la orden pidió a Armitael que le siguiera de nueva cuenta por otro recorrido, llevándolo a una armería subterránea situada a unas cuantas habitaciones de la arena. Una vez allí, le hizo entrega de una elegante y alargada espada de plata con un mango del mismo material, mas con un orbe de esmeralda colocada en el mango. Dicha arma fue enfundada y luego colocada en una correa que era parte de la escarcela de la armadura (la parte que protegía la cadera).



Lionel: A esa espada se le llama Flamberge. Conforme avances seguro podrás conseguir mejores armas, pero no por eso debes subestimar su filo. Creo que resultará una herramienta muy útil.

Armitael: Le veo un excelente filo – dijo tras desenfundarla y verla de cerca – y su forma es parecida a la que usábamos en nuestros entrenamientos. Aquí entre nos, la Claymore que usé dentro de la prueba era un tanto más pesada y no era tan fácil maniobrarla.

Lionel: La claymore es más una espada de 2 manos y requiere un estilo distinto. Aún así, es la que comienzan los aprendices para comprobar si son capaces de adaptarse a cualquier estilo de combate y a la vez saber si pueden resistir algo de peso en las manos.

Debido a que ya no era necesaria su estadía en la armería, Armitael y Lionel salieron del lugar para poder continuar con el recorrido del caballero a través de las instalaciones.

Fin del soundtrack.

Noblesse oblige

Lionel conducía a Armitael por la intrincada y confusa red de corredores y pasillos que componían el interior del cuartel, los cuales parecían ser idénticos unos a los otros. Pese a eso, el guardián instruyó a su novicio compañero sobre algunas diferencias entre los pasillos, como la posición de las antorchas, grabados en las paredes o el piso y goteras en el techo.

Lionel: Es normal perderse al principio, pero si eres observador podrás distinguir tu ubicación. En un caso extremo que consideres tú capacidad de orientación incapaz de guiarte, puedes preguntarle a Raminus por un mapa. El conoce los interiores del cuartel como si fuera la palma de su mano.

Armitael: Impresionante. Noté en nuestra batalla que es del tipo analítico… pero no es del todo conversador.

Lionel: Según estoy al tanto, su inicio no fue de esa manera. Era comunicativo a un nivel exagerado… pero según recuerdo eso lo metió en algunos problemas y decidió no volver a decir más de lo necesario.

Armitael: ¿problemas?

Lionel: Solo dejémoslo en que abrió la boca en un momento que no debía con las personas incorrectas. “si lo que dijo Samael es cierto. ¿A QUIEN SE LE OCURRE HACER BROMAS REFERENTES A LA SEXUALIDAD DE KNORR EN LA CAFETERÍA...” (Suspira) – Posteriormente, notó como Armitael se le quedaba viendo fijamente a su repentino silencio – Oh, disculpa, estaba recordando algunos eventos… sin importancia. Sigamos.

El “tour” por así llamarle de las instalaciones del cuartel continuó naturalmente, con Lionel mostrándole la ubicación de las arenas, salones de estudio, la biblioteca (al cual Armitael tendría prohibido el paso hasta que fuera protector al menos), baños, oficinas, el calabozo (vacío), arenas, y otras tantas habitaciones cuya función servía a un fin más burocrático que otra cosa. Curiosamente, como Samael lo había mencionado previamente, la red de corredores los forzó a cruzar por el salón central varias veces.

Lionel: Ya casi terminamos de hecho. Ahora déjame introducirte a la cafetería. – dijo mientras se detenía ante una enorme puerta doble de madera con vitrales en la parte superior, que fungían como ventanas.

Armitael: Fantástico, por que ya estoy comenzando a tener hambre.

Lionel: Agradece a la deidad del sol que no es jueves. Nunca, nunca, NUNCA, comas aquí los jueves.

Armitael: ¿y a que se debe tan severa advertencia? - preguntó extrañado el jornalero.

Lionel: Mientras menos sepas… Será lo mejor. – Dijo seriamente sin intenciones de volver a tocar el tema.



El guardián abrió la puerta y se adentró junto con su compañero a la cafetería del cuartel. Se trataba de una enorme sala con varias mesas donde los caballeros podían sentarse para disfrutar de sus alimentos; además, había una gran barra que iba de extremo a extremo del salón, donde servían de todo, carnes, ensaladas, bebidas, cubiertos, aderezos, panes y servilletas. Estaba bien decorada y afortunadamente no estaba en el nivel subterráneo, por lo que, gracias a unas pintorescas ventanas colocadas estéticamente en las paredes de la estructura, la luz del sol iluminaba todo el lugar, y no era iluminada con antorchas como las habitaciones de los niveles inferiores.
Allí se veían varios aprendices y unos cuantos jornaleros ya fuera almorzando o llevando sus charolas con la intención de llenarlas o tirar sus sobras. De hecho, Armitael pudo divisar una cara conocida comiendo solo en una de las mesas. Se trataba del defensor Raminus.


Armitael: Hola Raminus. – saludó cortésmente para luego proseguir a sentarse junto a el.

Raminus: … Hola… - contestó con sus ánimos de siempre.

Lionel acompañó al par de caballeros y comenzaron a charlar un poco para relajarse. Lionel y Raminus (a quien engaño, solo Lionel), comenzaron a platicarle a su neófito compañero acerca de algunas misiones que habían tenido que les habían ayudado a madurar o simplemente que eran dignas de contarse. La mayoría contenía mucha acción, momentos épicos y Golems o lombrices gigantes.

Armitael: Ojala yo tenga misiones tan asombrosas… Por cierto Lionel – Interrumpióno he visto a Mike. ¿No se ha recuperado?

Debido a que el Gallenus no contaba con suficientes detalles, solo le dijo que Mike había sido transferido a otro cuartel ubicado más al sur de Shunora, ya que aparentemente les faltaba personal. Debido a su combate contra el joven pelirrojo, Armitael sabía que las habilidades de Mike eran de considerarse y bien controladas, sería un guerrero del que cuidarse.

Armitael: …”Ojala yo también tuviera un talento como ese”

Lionel: ¿sucede algo?

Armitael: … No, nada, en lo absoluto. Solo tengo un poco de hambre, iré por algo de comer a la barra. – se levantó y se dirigió a la enorme barra no sin antes recoger una charola.

Fin del Soundtrack.

En su recorrido a la barra de alimentos, Armitael contemplaba cada detalle del elegante salón, desde las imágenes en los vitrales que mostraban caballeros peleando contra bestias u orando a la deidad del sol, la forma curva arqueada del techo y los aprendices comiendo y bromeando en un ambiente repleto de camaradería. Sin embargo, tan agradable sentimiento se agrió un poco cuando un individuo se colocó déspota e irrespetuosamente delante de la fila en la que se encontraba el caballero. [/color]

Armitael: Disculpa, pero yo estaba primero.

???: Los novicios tienen que entender que estar primero es un privilegio no un derecho.

Contestó el joven que se había colocado antes de Armitael. A diferencia de los demás caballeros, llevaba una ligera y ostentosa armadura color azul celeste, colmada de adornos y reliquias. Llevaba bajo la armadura una bella túnica que incrementaba su elegancia, además de una bella capa de mucha mejor calidad que la mayoría de los caballeros (incluido Armitael desde luego). Pero lo más notorio en este nuevo individuo era la belleza de su rostro, del cual estaba por mucho orgulloso.



Armitael: Disculpa pero no veo por que deba cederte mi lugar cuando obviamente no tienes ningún derecho de arrebatármelo.

Absolitude: ??? theme

???: ¿Cómo osa tu indigna boca a pronunciar tales ofensas? – exclamó con refinado pero a la vez egocéntrico toque de voz – Tal vez cuando sepas mi identidad aprendas a tenerme el respeto que merezco.

Armitael: lo dudo.

???: Entonces habré de Presentarme. Sir Malachias Phelix para ti. Creo que con eso ha quedado claro todo este asunto y me permitirás proseguir con mis intenciones de alimentarme lo más pronto posible.

Armitael: No.

Malachias: Debí saberl… ¿QUE? – preguntó anonadado –[/color][/color] Sigues considerándome un don nadie del mismo estatus que todos estos bellacos.

Armitael: … Con esas palabras…. Si – exclamó sarcástico.

El temple del elegante joven comenzaba a perderse, provocando un semblante de irritabilidad en su rostro. Aún así, antes de que pudiera exclamar otro de sus largos pero elegantes insultos, alguien más entró en la escena.

Lionel: ¿Sucede algo?

Malachias: Ahhh, TU. – Dio un salto hacia atrás y se colocó en guardia. – Desde que apareciste todo el mundo me mira hacia abajo. Yo, aquel caballero que se inició como protector y por ende uno de los mejores candidatos, pero nada de eso significa algo cuando en tu mismo cuartel está el único caballero que se ha iniciado como Defensor en más de 1 siglo.

Lionel: ya veo, te sigue incomodando eso. Armitael, no le prestes importancia, se sobreestima por haber sido elegido como protector tras pasar su prueba y por que sus padres son nobles de la corte del rey… realmente no es la gran cosa.

Malachias: ¿Cómo osas infravalorarme de tal manera? No porque seas un guardián tienes el derecho de hacerme menos.

Armitael: Eso te decía yo.

Malachias: ¡Eso es completamente diferente! – exclamó poniéndose a la defensiva rápidamente. – Pero si tanto valor te das a ti mismo, entonces no creo que argumentes objeciones en que me lo demuestres. Acompáñame a la arena 2B, y te haré escarmentar el por que he de ser visto hacia arriba por todos. Y cuando terminé con él, espero estés listo Lionel.

El joven se retiró con elegante paso mientras que varios aprendices lo seguían guardando su distancia, pero con la intención de ver un poco de entretenimiento.

Fin del Soundtrack.

Armitael: ¿Qué tan seguido pasa esto?

Lionel: Más de lo que crees. Raminus y yo tuvimos nuestro primer pleito a 6 horas después de ser elegidos caballeros. Pero no te preocupes, tu vida no está en peligro, sólo no te descuides. De cualquier manera, si no quieres pelear puedo enfrentarlo yo.

Armitael: No... No creo que sea buena idea rechazar su reto... sería darle la razón a ese egocéntrico. Si puedo ponerlo en su lugar, tal vez sea capaz de bajarle los humos.

Aunque el pleito que tenía pendiente con Malachias se suscitó más espontáneamente de lo que el habría imaginado, ciertamente tenía una actitud pedante que le corroía las entrañas, por lo que si tenía la oportunidad de darle un escarmiento, no la perdería.

Arena 2B.

Al arribar a la arena, varios aprendices y un par de jornaleros se encontraban sentados en las gradas esperando algo de entretenimiento. Aunque también esperaban que acabara antes de las 3 ya que había otro pleito entre los aprendices Bimmy y Jimmy en la arena 1A.

Malachias: Contemplo que optaste por no acobardarte. No se si eso te haga valiente o estúpido. Pero antes de comenzar, cual es el nombre de aquel que le haré pagar por su osadía de considerarme alguien común y corriente.

Armitael: Armitael Bélenus.

Malachias: Entonces, por mi honor como protector de esta orden, impondré mi honor sobre ti y callaré tus estupideces Bakamael.

Ante el ingenioso juego de palabras del protector, todos los aprendices comenzaron a reírse y carcajearse, hasta el mismo Raminus no podía evitar contenerse. El jornalero no le dio demasiada importancia e hizo lo posible por ignorar las burlas y acallar los abucheos con su mente. Era bastante difícil.

Muchedumbre de aprendices: PLEITO PLEITO PLEITO.

Armitael: ¿Que es esto, la escuela primaria?

Dance to the death

Iniciado el combate, el joven Phèlix desenfundó su resplandeciente espada y a gran velocidad arremetió contra Armitael, quien para contraatacar la ofensiva de su oponente, sólo tuvo que taclearlo considerando que el peso de su armadura era mayor al de Malachias, lo que provoco que pudiera tumbarlo al piso.

Malachias: ¿Qué clase de ofensiva es esa? Se supone que deberíamos tener un épico vals de espadas donde mi elegancia saldría avante sobre tu barbarie. Pero eso fue simplemente demasiada barbarie.

Armitael: No, de hecho fue demasiada tacleada – Dijo Armitael buscando enojar a su contrincante lo suficiente para hacerlo perder la calma y terminar con la pelea rápido. Después de todo, aún tenía un almuerzo esperándolo. – (desenfunda su espada) Vamos.

A diferencia del plan del Bélenus, Malachias concentró su onda mágica alrededor de su cuerpo, pero esta no era blanca como la luz, sino de una gran cantidad de colores resplandecientes. Esta onda comenzó a separarse del cuerpo del protector y colocarse a su izquierda y derecha, manifestando 2 nuevas proyecciones de su persona. [/color]

Malachias: Mirror image. – Las proyecciones comenzaron entonces a juntarse con el real para luego separarse y volver a repetir la operación. Conforme la estrategia continuaba, las proyecciones y el verdadero Phelix comenzaban a girar alrededor de Armitael, provocando que se confundiera. – Si no contemplas la elegancia de un Malachias Phelix, tal vez lo hagas de 3.

Armitael: ¿No has oído? 3 es multitud – irreflexivamente, Armitael corrió hacia uno de los Malachias y lo cortó con su espada, más al hacerlo, la imagen se convirtió en una esfera luminosa bastante inestable.



Malachias: MIRROR FORCE – La esfera se impactó contra Armitael con la fuerza suficiente para estrellarlo con la pared que se hallaba algunos metros detrás de el – La fuerza con la que ataques a una de mis proyecciones, será reflejada contra ti.jia jia jia jia jia.

Las proyecciones de Malachias fungían como una barrera mágica que al ser atacadas, correspondían esa fuerza apegándose a lo descrito por la ley de Newton: “A toda acción le corresponde una reacción inversa”.

Armitael: Si eso es todo lo que tienes, entonces no estoy preocupado. – intentando pensar en una estrategia, Armitael sólo pudo pensar en un movimiento un tanto desesperado, pero que seguramente Malachias no esperaría. Primero que nada, esperó a ser rodeado tanto por delante y atrás por su oponente y su proyección. Cuando así fue, Armitael dio una estocada al que tenia en frente – hehehehe, te tengo.

Como sospechaba, Armitael había atacado a la proyección, pero fue con tal fuera, que cuando la fuerza de repulsión lo empujó, fue en contra de Malachias, a quien terminó aplastando con el peso de su enorme armadura.

Armitael: Creo que mi “indigna” persona fue demasiado aplastante para ti.

Malachias: (quitándose de encima a Armitael) Tan salvaje y bruto oponente merecer ser condenado al peor de los suplicios. – Varias pantallas de Luz transparente comenzaron a formarse alrededor de Armitael, quedando atrapado en una trampa de espejos. – Solo jugaba contigo, pero ahora me has obligado a llegar a estos extremos.

La punta del dedo de Malachias comenzó a resplandecer y de esta estuvo a punto de salir despedido un rayo de energía, pero un poderoso resplandor segó a todos los presentes en la arena y detuvo el ataque. -[/color]

Malachias: ¿Qué pasó?

Fin del Soundtrack.

De la puerta de la arena, el teniente Samael entró un tanto indignado pero sin perder su típica y perturbadora sonrisa que tanto lo caracterizaba.[/color]

Samael: ¿Se han estado divirtiendo muchachitos?

Todos los aprendices y el par de jornaleros que estaba en el público salió huyendo despavorido tratando de evitar contacto físico o visual con Samael, procurando no ser reconocidos por el teniente.

Samael: Malachias, es un gusto que volvieras tras cumplir la misión L-049, pero me temo que ningún privilegio tuyo te permite agredir a ninguno de estos caballeros. Especialmente si es un neófito. Te sugiero pienses en lo que hiciste mientras asistes a tu castigo puliendo las armas de la armería.

Malachias solo murmuró algo entre dientes y se fue algo molesto. Por su parte, Lionel y Armitael le explicaron lo sucedido a Samael, quien no estaba sorprendido en lo absoluto.

Samael: Era de esperarse de Malachias. Su título de noble lo hace bastante fastidioso, pero es un elemento muy fuerte y en las misiones sabe comportarse. Pero es un dolor de cabeza cuando no está en servicio. – Tras hablar un poco más con el par de caballeros, les pidió que desalojaran la arena – Es un placer tenerte ya en servicio Armitael, pero te sugiero no malgastar tu tiempo en peleas sin sentido y busques ser más productivo. Pídele a Lionel que te lleve a alguna misión, esa sería una buena forma de seguir mi instrucción.

Armitael asintió y junto con Lionel, volvieron a la cafetería con el fin de finalmente poder comer algo, ya que llevaba gran parte de la mañana esperando hacerlo. Posteriormente, comenzaron a hablar de las misiones pendientes que ofrecía la recepción, donde salió a flote el tema de que el guardián tenía una en mente que quería llevar a cabo, pero no sabía si su compañero estaría listo. Aún así, esté por no querer ser un lastre para su compañero, insistió en que quería acompañarle para adquirir más experiencia.

Lionel: De acuerdo, si insistes. Acompáñame a la recepción por los detalles. Es una misión de búsqueda y captura.

Armitael: Suena a que no nos aburriremos. ¿y quien es el afortunado que recibirá nuestra visita?

Lionel: No tengo detalles de su verdadera identidad. Solo se que le llaman, el depredador Silente de Marquesí.



_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Lun Ago 15, 2011 1:27 pm

CAPITULO VI: EL DEPREDADOR SILENTE.


El depredador silente de Marquesí. Según la información con la que contaba la base de datos de los caballeros de Shunora, era un hombre de gran poder e intimidante porte. Conocido como uno de los más crueles pero efectivos mercenarios que pudiera conseguirse en el reino del vendaval, pero muy complicado solicitar sus servicios, considerando que el acepta solo las misiones que le llamen la atención.

Dicho hombre se encontraba en esos momentos en la zona central de Shunora bajo la influencia de motivos personales desconocidos para la orden. Por supuesto, sin importar cuales fueran sus razones de estar en el reino del sol naciente, su presencia había causado gran alboroto, sin mencionar que todos aquellos que intentaron confrontarle habían sido brutalmente asesinados. Con el fin de preservar la paz del reino, la misión S- 111 se había expedido fugazmente, esperando que un grupo talentoso de caballeros lo llevaran ante la justicia.


Raminus: … Hmp… - Raminus, uno de los defensores del cuartel central de la orden revisaba el pulso de un civil que se encontraba tendido en el piso, con marcas de cortes y quemaduras en su cuerpo.- … No… - Al ver sus esperanzas de que dicha persona pudiera volver a respirar y levantarse en el mundo de los vivos, cerró sus ojos con su mano y lo dejó allí[/i].

Lionel: Habrá que hacer preparaciones para el entierro de este hombre tan pronto como encontremos a su asesino.

Armitael: … No sería… no sería al único…



Raminus, Lionel y Armitael, acompañados por otros 3 aprendices cuyos nombre no son realmente de mucha relevancia, se encontraban siguiendo la pista del mercenario que la misión S-111 dictaminaba capturar, vivo o muerto.
En su recorrido, no pudieron evitar encontrar algunos cadáveres de personas asesinadas recientemente y por las heridas que habían provocado sus muertes, Raminus pudo concluir 2 cosas.

1: El asesino era extranjero y un experto en un arte de combate no utilizado en Shunora, cuando mucho conocido por algunos sabios o estudiosos pero no practicado por los mismos.

2: Todos los que habían encontrado en el camino habían sido aniquilados por la misma persona, aunque variara el lugar donde fueron los golpes mortales


Armitael: … Jamás había visto… O Divina Deidad – Armitael apartó la mirada. Se le hacía demasiado impactante ver a plena luz del día víctimas de homicidio, las cuales aparentemente en ningún momento pensaron en ocultar. – Grrrr. Tener el descaro de exhibir su sadismo en medio de la calle. Me enferma.

Raminus: … Hombres…

Armitael: ¡¿Eh?! – el jornalero no pudo evitar sentirse por mucho extrañado ante el comentario de Raminus.

Lionel: … Lo que Raminus quiso decir, es que si te fijas todos son hombres, a pesar que en esta área frecuentan también infantes que transitan por aquí para arribar al parque o mujeres que desean ir al mercado.

Aprendiz 2: tal… tal vez hasta ese bastardo tenga un poco de decencia.

El defensor negó con la cabeza. Observando más detenidamente la complexión de los cadáveres, infirió que aquellos hombres contaban con una complexión física adecuada para considerarse aptos para el combate. Si bien carecían de entrenamiento en lo que se refería un estilo de combate, bien podrían significar una amenaza si contaban con cualquier objeto punzo cortante o contundente que pudiera ser usado como arma.

Lionel: … Tiene sentido… si estos hombres vieran a un individuo que, pudieran distinguir por su apariencia como un mercenario, seguro se verían alterados, posiblemente al grado de agredirlo.

Armitael: ¿Qué se supone estamos haciendo? ¿Justificando las acciones de ese monstruo? No podemos dejar que…

El guardián calmó a su amigo inmediatamente con una sola orden dada por su imperativa voz. Tras eso, explicó que antes de actuar, debían analizar la situación de ser posible para entender más sobre el enemigo que enfrentarían; para eso, era importante estudiar la escena del crimen la cual podría dar pistas del modus operandi del homicida. No obstante, Raminus confesó que por el momento no le era posible hacerse de más información referente al caso, permitiendo a Lionel seguir los deseos del jornalero y seguir la búsqueda.

Lionel: Debo reconocérselo… el no dejar huellas por ninguna parte en una superficie arenosa… Sugiero tener cuidado, como bien dijo Raminus, el sujeto puede tratarse de un experto.

Aprendiz 1: … un… un… ¿Experto?... (traga saliva bastante asustado)

Raminus: …¿Asustado?...

Aprendiz 2: Por supuesto que estamos asustados, nosotros apenas somos aprendices. Pero queríamos ver al Sr. Gallenus en acción…

Ante las quejas y lamentos de los 3 neófitos, el guardián les hizo saber con cordial tono que podían retirarse cuando lo desearan, cosa que hubieran hecho de no ser por que, el hecho de ser reprendidos por Knorr por abandonar una misión en plena ejecución era algo que verdaderamente querían evitar sin importar el riesgo.

Armitael: Recapitulando. Buscamos a un tipo que aparentemente es un profesional matando, hace uso de armas y técnicas no vistas regularmente en Shunora, aparentemente solo ataca a aquellos lo suficientemente osados para desafiarlo y es capaz de ocultar sus rastros sin importar el arenoso ambiente…

La reflexión del de cabello azul invitó a los otros integrantes del grupo meditar más acerca de cómo podrían deducir más información relevante de su objetivo; pudieron haber sido horas y horas de compartir conjeturas, hipótesis y confirmarlas conforme a los resultados de búsquedas subsecuentes, pero nada de eso fue necesario por que un grito de agonía se escuchó por los alrededores, lo suficientemente fuerte como para que el Defensor pudiera realizar la ubicación aproximada de sus proveniencia.

Raminus: ¡SIGANME!.

Elephant Scream

Los caballeros corrieron sin pausa alguna hacia donde se presumía se habían escuchado los gritos de auxilio de una posible víctima más del asesino. Aún con sus pesados ropajes, no tardaron más del minuto en arribar a la escena, donde, para impacto de los miembros de la orden, contemplaron involuntariamente una desagradable escena donde un hombre de entre 30 y 40 años era atravesado por la espalda por un arma punzo cortante sujetada por el brazo de un intimidante guerrero de ropa negra y café, adornos de armadura que aparentaban ser huesos, pelirrojo y un parche en el ojo, armado con 2 armas bastante peculiares.



Lionel: ALTO EN EL NOMBRE DE LOS CABALLEROS DE SHUNORA.

???: Al fin… Les tomó tiempo saben. Ignoraba cuantos más inocentes tendría que matar. Gracias al cielo que no tuve que empezar a matar mujeres y niños, eso no hubiera sido agradable.

Armitael: NO OSES DECIRLO COMO SI FUERA NUESTRA CULPA.

???: Autoridades decentes me habrían venido a buscar mucho antes… Pero creo que realmente se infravalora mucho al recurso humano en este reino.

Aprendiz 2: … ¿Quién? … ¿Quién es usted?

???: HA!. No me digan que trajeron novatos a enfrentarme. Se nota que no saben como tratar con las amenazas.

Lionel: RESPONDE.

El furioso tono de voz del guardián sorprendió un poco al asesino, quien simplemente respondió mas solo para seguirle la corriente al caballero. Reveló con orgullo su nombre, el cual correspondía a Siegfried, no obstante, los carteles de se busca o “vivo o muerto” lo conocían más como “El Depredador de Marquesí ”.

Siegfried: Aunque no fue un apodo que me haya atribuido a mi mismo, creo que queda bien ¿no?

Armitael: Así que este es nuestro hombre….

Lionel: El plan era capturarlo y someterlo a un interrogatorio, pero en vista que mis deseos en estos momentos son decapitarle y dejar su cuerpo a la intemperie para que los buitres se alimenten de él, preferiría preguntarle ahora.

Siegfried: Me gusta tu estilo.

Lionel: ¿Qué hace aquí en Shunora si admite no ser de aquí? ¿Lo mandaron a asesinar a alguien? ¿Un tesoro? ¿Golpe de estado? ¿O sencillamente otro desquiciado que cree tener algo que probar?

Siegfried: Dejémoslo en que vine a “probar” que clase de guerreros tiene esta tierra. He viajado mucho, y a lo largo de mis viajes me he enterado de curiosidades muy interesantes… que por sí solas no tienen sentido. Cuando una las junta y piensa un poco, es posible descubrir que algo grande está a punto de ocurrir.

Armitael: Algo… ¿Grande?

El hombre pausó un momento antes de proseguir, preguntando al grupo cual de ellos era el campeón del grupo que lo enfrentaría, ya que se sentiría mas satisfecho si era a él a quien le daba la información personalmente.

Lionel: No se necesita un campeón para lidiar con un desquiciado como tú.

Siegfried: …Hmp…Hmp… HMP:.. AGHHHHHH…. ¿Se creen muy listos eh? ¿Qué pueden subestimar a un hombre cuya cabeza vale 3 veces más que las armaduras que llevan puestas? IDIOTECES. Estoy harto de la mala hospitalidad que se me ha dado (se coloca en guardia). Los mandaré a los 6 al otro mundo y quizás entonces encuentre a alguien digno de mi tiempo.

Lionel: Cuidado. Aquí viene.

Una onda mágica en ese momento comenzó a manifestarse del cuerpo del sujeto. Era un aura violenta, implacable, sedienta de sangre y con ambición de poder. Un intenso peligro se sentía en el área donde los caballeros se encontraban. Una nueva batalla, estaba por comenzar. [/color]

Fin del soundtrack

Otherworld: Siegfried Theme

Siegfried: Primero, hagamos a un lado la basura – El mercenario extendió al frente ambos brazos, apuntando a la dirección donde se hallaban los aprendices. De las katares (nombre de las armas que porta en sus brazos) se desprendieron unos objetos puntiagudos en forma de flecha, los cuales no tuvieron dificultad en atravesar los ropajes de 2 de los aprendices, junto sus cuerpos. – BEGONE.

Armitael: ¡NOOOO!

Las pequeñas flechas que se habían incrustado en el cuerpo de los neófitos de la orden comenzaron a resplandecer intensamente, estallando con una fuerza devastadora, que no sólo quemó a las 2 desafortunadas víctimas, sino que además la explosión resultante dañó un poco a los demás caballeros.

Raminus: … Nitro…

Siegfried: Observador. Me gustaría decirte como funcionan o por que solo explotan cuando las arrojo, pero yo no hice estos aparatos, solo los pedí HA!.

Armitael: BASTA, ACABARÉ CONTIGO.

Lionel: ARMITAEL NO SEAS TONTO.

Irreflexivamente, el caballero corrió hacia el depredador de Marquesí, sujetando su espada con ambas manos mientras colocaba su escudo en la espalda, preparado para dar un corte diagonal. Sin mucha dificultad, Siegfried lo saltó para posicionarse detrás de su oponente, mas éste clavó la espada y rápidamente tomó su escudo para impactar la cara del asesino.

Siegfried: Ugggh. –Algo de sangre salió de su nariz – HA! Buen truco. Pero yo tengo uno mejor. (Un aura púrpura oscuro comenzó a emanar de su cuerpo mientras que las sombras del piso se acumulaban bajo la suya)

Lionel: “Onda oscuridad” ". !Armitael cuidado! PIERCING FLASH el joven guardián lanzó un poderoso rayo luminoso proveniente de la punta de su espada, intentando disipar las sombras que rodeaban al mercenario, mas cuando su ataque hizo impacto con éste, su imagen se desvaneció.- ¿pero que?

Raminus: ¡ABAJO!

La advertencia de Raminus hizo que los presentes miraran al piso y vieran con temor una enorme mancha negra que cubría la arena que pisaban cada vez más y más. Dicha acumulación de sombras se movía aleatoriamente y se iba expandiendo poco a poco.



Armitael: ¿Qué está sucediendo?

Lionel: Se está escondiendo. Jamás había visto algo así, pero seguramente se encuentra dentro de ese velo sombrío. – Lionel lanzó otro rayo para afirmar su teoría, y cuando este estaba a punto de impactar la mancha, ésta lo evitó dividiéndose en 2, donde ambas partes terminaron alejándose. – Lo supuse, tiene completo control.

Armitael: ¿Y ahora?

Raminus: … Esperamos…

La situación era tensa. Lo único que podían hacer en ese momento era esperar a que su rival se dignara a salir de su escondite, preparados para cualquier tipo de emboscada. Lo denso de la presión y suspenso del momento impedía prácticamente la respiración y provocaba un sudor frío en los caballeros. Tal panorama fue demasiado para el aprendiz del grupo, quien no pudo aguantar más y salió corriendo despavorido del lugar. No obstante, en cuanto lo hizo, la sombra que yacía en el piso se extendió con inimaginable velocidad hasta el frente del joven aprendiz, saliendo de ésta la mano del asesino, que jaló a su víctima al interior de la mancha, quien no pudo ni siquiera emitir un grito de agonía al verse atrapado e introducido en el reino de las tinieblas.

Lionel: MALDICIÓN.

Lionel y Raminus corrieron hacia la sombra esperando tener una oportunidad de atacar a Sigfried ahora que había salido de su escondite, encajando sus armas en la mancha sombría. Al impactar con la acumulación de oscuridad, sintieron que habían impactado un cuerpo sólido.

Raminus: Éxito.

Lionel: … (baja la mirada y cierra sus ojos con frustración) No lo creo Raminus.- Haciendo una inspección más profunda, dentro de la sombra que había sido usada como escondite por Siegfried, no estaba él, sino el pobre aprendiz quien había sido usado como señuelo y asesinado por sus propios compañeros. – No puedo creerlo. Fingió estar vulnerable para que atacáramos a la sombra, pero fue el cuerpo de nuestro compañero el que permaneció allí.

Raminus: ¿Entonces?

Armitael: ¿Dónde está?

La respuesta a la pregunta de Armitael llegó más rápido de lo que todos hubieran querido. De entre la ardiente arena de Shunora, salió el cuerpo de Siegfried, quien había salido de su escondite, localizado en un nivel subterráneo; eso lo aprovechó ya que, como todos creían que seguía en la sombra, lo que hizo fue meter al aprendiz en ella y luego dejarla inmóvil para que los caballeros la atacaran, mientras que el se movía por debajo de la arena escavando.

Siegfried: HA!. Creí que tendría que matarlos, pero hacen un buen trabajo haciéndolo entre ustedes mismos.

Armitael: No puedo concebir que la deidad del sol perdone a una escoria como tú. Te daré el castigo que te mereces.

Siegfried: Vengan los 3, sino no será divertido.

Sin subestimar la fuerza de su adversario, los 3 caballeros restantes corrieron hacia Siegfried buscando cortarle, mas Lionel permaneció en la línea de atrás para dispararle ataques de luz a distancia. Sin embargo, cada espadazo lanzado contra el lo esquivaba (salvo algunos de Raminus que llegaban a tocarlo un poco), cada golpe lo bloqueaba, y cada rayo lo evitaba escondiéndose en las sombras. Era un oponente de un nivel totalmente diferente.

Armitael: (jadeando) No puedo creer que esté haciendo el ridículo en mi primer misión.

Siegfried: (Sale de detrás de la sombra de Armitael) ¿La primera? HA! – El caballero de cabello azul trató de ponerse en guardia, pero recibió una poderosa patada guillotina en la cabeza que lo aturdió considerablemente - ¿Por qué no la última?

Tomando al caballero por las axilas, lo levantó con gran fuerza para inmediatamente arrojarlo contra una casa. Mas antes de que el caballero se estrellara, Siegfried volvió a viajar a través de su sombra móvil para aparecer pegado a la pared exacta contra la cual, Armitael iba a chocar. Una vez posicionado, le dio una patada en la cara que lo empujó unos metros, luego lanzó de sus katares algunas púas explosivas que se incrustaron en la armadura, provocando que hicieran explosión, la que lo elevó unos metros más mientras que el mercenario volvía a bajar al piso. [/color]

Lionel: ¡ARMITAEL! – El guardián hacía lo posible para hacer muros luminosos que el mismo trepaba con la intención de llegar a la altura de su amigo y ayudarle a reincorporarse, mas antes de que pudiera acercarse lo suficiente a Armitael, un enorme látigo aparentemente hecho de sombras lo sujetó del pie y lo azotó al piso – No puede ser ¿Y esto que es?

Siegfried (Con una mano enterrada en la arena rodeada de esa peculiar sombra característica)Se ve que no saben nada. Están enfrentando a un maestro de la oscuridad. Pero no a esos tontos maguitos nigrománticos que se la pasan jugando con cadáveres todo el día. NO. Este es el poder de la oscuridad orientado a sombras, algo muy útil para practicantes de mi profesión. Solo miren las posibilidades.

Los látigos que hace un momento sujetaban a Lionel se elevaron lo suficiente para atrapar a Armitael de brazos y piernas. Una vez en su poder, los látigos lo hicieron descender con intensidad mientras que Siegfried lo recibía con una poderosa patada en la espalda, que si bien estaba revestida con una fuerte armadura, considerando la velocidad de descenso y la enorme fuerza del mercenario, había sido de cualquier forma un impacto brutal.

Raminus (Con un semblante bastante molesto): SOLITUDE

Lionel: NO RAMINUS, ESPERA.

Como en la ocasión donde peleó contra Armitael, la luz del ambiente comenzó a concentrarse en la espada, quedando un área de varios metros cubierta en oscuridad (ya que obviamente no podía dejar a oscuras toda Shunora), quedando aquella zona completamente en tinieblas, salvo por Siegfried.

Siegfried: Sabes… Es muy curioso. Viendo el resplandor de tu espada, deduzco que absorbes la luz con esa cosa… pero que pasa cuando el poder de tu oponente radica en la oscuridad.

En ese momento, algo inimaginable comenzó a suscitarse. La penumbra en la que había sumido todo Raminus comenzaba a desaparecer, puesto que el cuerpo de Sigfried comenzaba a apoderarse de toda la oscuridad del lugar. Y debido a que tanto la luz como la oscuridad estaban siendo absorbidas, el área que sufría éstos efectos comenzó a distorsionarse de indescriptible manera. No había luz pero tampoco había oscuridad, técnicamente a los ojos de cualquiera que lo viera, no había nada, algo imposible de describir pero que estaba sucediendo en ese momento.

Siegfried: Wow, no esperaba que eso fuera a pasar. Pero este fenómeno no durará mucho. ¿Y sabes por que? POR QUE LO VOY A TERMINAR.

Raminus: EPILOGUE.

Siegfried: ECLIPSE CANNON

La energía lumínica de Raminus fue disparada violentamente contra el ataque de Siegfried, el cual era una enorme bola hecha de oscuridad que parecía dividirse múltiples veces de manera aleatoria y viajar por el piso o cualquier superficie. Ambas se impactaron una con la otra, provocando una coalición inestable de energías.



Raminus: Uggg….

Lionel: Light… Wall… (Crea un escudo de luz alrededor suyo)

Siegfried: SE ACABÓ.

Raminus y Lionel hacían lo que podían para resistir, mas nunca consideraron que el Eclipse Cannon viajaba por debajo de ellos también, por lo que en su concentración de evitar el impacto de la cantidad de energía sombría que eran capaces de ver, se olvidaron de las ondas de oscuridad que viajaban por el piso, sacándolos de balance y al final, sucumbiendo ante el monstruoso poder del Eclipse Cannon, dejando a todos muy malheridos e inconscientes. [/color]

Fin del Soundtrack.

Siegfried: Uffff… No pensé que tendría que usar el Eclipse cannon con basuras como ustedes… - Expresó el mercenario algo fatigado por toda la energía mágica que había tenido que usar para encarar a los últimos 3 caballeros.

Lionel: Ughh… Espera…

Siegfried: Vaya, que tenemos aquí. Así que tu aguantaste, te doy crédito, no eres como ese par de holgazanes (señala a Armitael y Raminus cubiertos en algo de sangre y con bastantes heridas).



Aunque su estado no era por mucho mejor que el de sus amigos, Lionel hizo lo posible por anteponerse al dolor y tratar de enfrentar al asesino, aunque el solo hecho de estar de pie le simbolizaba demasiada dificultad en ese momento.

Siegfried: Olvídalo chico. Te dije que vine buscando un desafío mayor al que ustedes significan.

Lionel: … ¿Por que?

Siegfried: No gastaré saliva contigo. – el mercenario caminó hacia donde Lionel y le propinó un fuerte puñetazo en el estómago, con el cual lo tumbó al piso. – Debo admitir que esas armaduras son de buena calidad. El hecho de que sigan con vida, lo demuestra. Que pena que a los novatos los cubren con papel aluminio – Dijo sarcástico.

Una vez más, el guardián trató de levantarse, pero cada vez que lo intentaba, el forajido de pelo rojo pisaba su cabeza y la estrellaba contra la arena.

Siegfried: Creo que ya perdí mucho tiempo con ustedes. Es una pena que el campeón no viniera desde antes. Ahora tendré que matarlos para ver si me prestan atención (sujeta a Lionel del cabello y apunta el filo de su Katar a su cuello) No te muevas.

La katar estaba a centímetros de clavarse en el cuello de Lionel, sin embargo, en vez de que esta decapitara al caballero de armadura zafiro, una barrera de luz se formó alrededor de su cuerpo lo que reflejó el impacto contra el asesino, empujándolo un par de metros, cosa que lo hizo maldecir y preguntarse que había sucedido. Cuando miró detenidamente, 2 nuevos caballeros estaban frente suyo. Uno de cabello y atuendo azul celeste acompañado de otro de cabello negro y una esplendorosa armadura verde jade hecha de escamas.

Samael: Demonios… llegué un poco tarde. Malachias, llévalos a un lugar seguro.

Malachias: Entendido. – Haciendo un lado su típica arrogancia, el protector acató la orden y arrastró a sus caídos camaradas hasta una zona que pudiera considerarse segura.

Siegfried: Normalmente le arrancaría la cabeza a esa chica por entrometerse.

Malachias (a lo lejos): !SOY UN CABALLERO TAN MASCULINO COMO CUALQUIER OTRO... TAL VEZ HASTA MÁS!.

Siegfried: Claaaaaro. El punto es, que (dirigiendose a Samael) luces exactamente como un campeón. Espero no me estés engañando como el otro muchacho .

The troops advance

Samael: Me lamento con sinceridad. Hubo un error en la clasificación de misiones. De haber sabido que era para un nivel tan avanzado, no la hubiera dejado en manos de esos chicos.

Siegfried: Lo hecho, hecho está.

Samael: Lo que me recuerda que no te puedo dejar escapar, puesto que has profanado nuestra tierra derramando la sangre de sus creyentes.

Siegfried: La gente viene, la gente va. Así es el ciclo de la vida. No obstante, vine hasta tu patético reino ubicado en medio de la nada para compartir algunas hipótesis que he hecho a lo largo de mi viaje.

El Campeón se sintió intrigado y dejó al hombre hablar. Este comentó que en medio de sus diferentes viajes, logró recolectar información referente a ciertas fricciones que se estaban dando entre los reinos vecinos de Seliria y Marquesí, reforzado con otros rumores escuchados en Imarukka e información que consiguió de algunos de sus clientes en Galania.

Siegfried: Tengo un presentimiento que algo grande se acerca, por lo que he viajado por todas partes evaluando a las fuerzas de cada uno de los reinos con el fin de saber que podría pasar en caso de algún roce entre reinos.

Samael: Hablas tonterías forastero. ¿Vienes hasta aquí solo por rumores? ¿Mierda que escuchaste de un montón de vagos y asesinos? – Las palabras del paladín hicieron que la mirada de Siegfried se llenara de rabia – No se que demonios pase por tu cabeza [b (sonríe cerrando sus ojos y haciendo una perturbadora mueca)[/b] pero si algo terminará causando un pleito entre naciones, serán idiotas como tú.

Siegfried: No soy de los que les gusta aliarse un grupo, pero no me molestaría ver a alguno consolidado en caso de emergencia. Pero ninguna nación salvo por Seliria tiene una fuerza militar tan poderosa. Pensé que los caballeros de Shunora serían algo, pero no son más que cobardes.

Samael: Y tu no eres más que un loco. No puedo creer que hayas venido hasta aquí basándote en rumores. Hehehehe, HEHEHEHEHEHEHEHEHEHE!!!! (Se cubre el rostro con la palma de la mano)


(Imaginar que es Samael)

Lo siento… hehehehe… lo siento… Me pareces muy hilarante. ¿Acaso un espectro que vaga por el mundo cuya vida lo ha pisoteado tantas veces que recurre a forjar su destino en base a lo que escucha de los vientos? Deprimente.


Siegfried. SILENCIO.

Samael: Entonces… que así sea. – Del cuerpo del teniente, un aura dorada comienza a fluir, la cual disipaba en su totalidad las sombras que rodeaban a Siegfried. –Permíteme brindarle purificación a tu alma a través de la obliteración de tu cuerpo.

Fin del Soundtrack.

Mighty Blow: Samel Theme

Para iniciar su ataque, el teniente corrió a gran velocidad, sin importar su armadura, hacia donde estaba el mercenario para darle un poderoso puñetazo que el hombre bloqueo. Con su zurda, desenfundó su Solar Blade y con ella realizó un corte vetical que casi corta el hombro de Siegfried, mas bloquea el ataque con una patada guillotina, y gracias a sus protectores de piernas, no le resultaba difícil.

Ambos retrocedieron y volvieron a arremeter contra el contrario, Siegfried usando sus katares para realizar rápidos cortes que rebotaban en la armadura de Samael y éste haciendo fugaces cortes de gran poder y alcance, mas eran esquivados por los ágiles reflejos del asesino.


Samael: Sabes, tal vez infravaloraste mucho a esos chicos, pero se nota que te dejaron fatigado. Al menos en el aspecto mágico.

Siegfried: grrr…

Samael: Hace unos momentos sentí una poderosa onda de oscuridad manifestándose violentamente junto con una onda de Luz… seguramente Raminus o Lionel. El punto es, que quedaste fatigado.

Ante los comentarios de Samael, el depredador de Marquesí deseó fervientemente callar sus afirmaciones, por lo que inició otro eclipse cannon, aunque se veía por mucho más pequeño que el anterior; cosa lógica considerando que ahora se encontraba más cansado y el aura de Samael disipaba más las sombras.

Siegfried: ECLIPSE CANNON.

Samael: RISING SUN SLASH.

La espada del teniente en ese momento, resplandeció con un lustre tan cegador e intenso que la esfera de oscuridad disminuyó al tamaño de una canica.

Siegfried: NO JODAS.

Samael: The Sun that rises to give hope to the humanity now descends to obliterate any sign of evilness. FEEL THE VORACIOUS RAGE OF OUR GODDESS.

El ritual hablado dicho por el paladín había, de alguna manera, provocado que, el calor de los rayos del sol se volvieran más intensos, hasta que hicieron contacto con la espada y esta se prendió en llamas, con la cual ejecutó un poderoso hechizo que consistía, en que las llamaradas despedidas por la solar blade tomaran la forma de un furioso Dragón que engulló en su totalidad a Siegfried.



Siegfried: GAAAAAAHHHHH!!!!! (La imagen de Siegfried se desvanece en las llamas)

Samael: El verdadero sufrimiento comienza en el otro mundo (enfunda la espada y se da la vuelta mientras su capa es movida por el viento) .

Fin del Soundtrack.

Tras tan espectacular despliegue de poder, Samael se alejó del lugar en dirección a donde se había retirado Malachias, con la intención de verificar el estado de los otros caballeros. Se sentía bastante incomodo por haberles dejado una misión tan peligrosa a su disposición, mas el hecho de que hubieran durado tanto peleando con ese sujeto, le satisfacía.

Samael: “De no ser por ellos… posiblemente yo no estaría aquí ahora.” (Sonrie). En fin, supongo que tendré que informar al cuartel que no quedaron rastros de Siegfried Bradford. – Dijo para luego continuar su recorrido hacia donde Malachias y los demás, preguntándose en que otros peligros se meterían esos muchachos.






























Afueras de Shunora.

Sortie Preparations


En las afueras del reino, se podía ver a un hombre tambaleando, apenas vestido y lleno de cicatrices y quemaduras, batallando para ponerse de pie, mas con las energías suficientes para destruir a cualquier civil que se le pusiera en su camino.

Siegfried: “BAH… Que pérdida de tiempo… Ughh… Aunque reconozco que llevaba tiempo sin que me dieran una paliza tan buena, apenas si salí con vida” – El hombre siguió caminando buscando la manera de abandonar la desértica área. –[/color] “Tardaré varios días en recuperarme… pero es bueno saber que cuentan con dignos gladiadores… Pero… jugando del bando equivocado… Todos estaremos en problemas”.

El hombre siguió divagando consigo mismo pensando en bastantes dudas que agobiaban su cabeza, buscando respuestas que le eludían. Su mente estaba concentrada en el porvenir, pero debía ser cuidadoso para que su cuerpo resistiera el presente.

Siegfried: “No será la última vez que me vean aquí… pero tampoco es como si fueran la gran cosa para quedarme.”

Y así, el misterioso forajido se perdió en medio de una fría y nebulosa noche de desierto, siguiendo su camino a donde sea que su voluntad le dictamine, no siguiendo bandos, no siguiendo reglas, solo haciendo lo que le pareciera mejor, solo haciendo lo que le viniera en gana. Solo haciendo lo que ha hecho desde que tiene memoria.

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Vie Ago 19, 2011 1:45 pm

La tenue luz de la luna en cuarto menguante era lo único que iluminaba esa oscura y fría noche. El aullido de los coyotes y el susurro del viento levantando la arena adornaban la atmósfera auditiva del ambiente. Espeluznante resultaría para casi cualquiera encontrarse en el exterior en un ambiente como el antes descrito. Pero como si no fuera lo suficientemente lúgubre, de toque final para esa tétrica noche, una fuerte tensión se presentó tras el encuentro entre 2 hombres, quienes a pesar de ser su primer encuentro en toda su vida… sería también el último.

???: Es demasiado tarde para que un civil se encuentre patrullando en una noche tan fría y tétrica como esta. Solicito que se marche inmediatamente. – Dijo un hombre cubierto por una capucha marrón que hacía su rostro imposible de ver y menos en medio de tan oscura noche.

???: - El otro hombre, cuyo rostro también era cubierto por un manto color gris, no contestó. Emitió un sonido parecido a un suspiro pero fue tan leve que fue opacado por el mismo viento.

???: … ¿No me fui claro con mis palabras? ¿Fui ambiguo en mi instrucción de decirte que te retirases?

???: ¿Cual es tu nombre? – Preguntó una gruesa voz con un deje amenazante.

???: No veo por que debería responder ante alguien que no se ha presentado primero… pero si eso permitirá que desistas de tus intenciones, que así sea. Mi nombre es Horus, Guardián de la orden de los caballeros de Shunora.

Aunque inusual, la reacción del hombre ante la introducción del caballero fue la de una carcajada. Pero no una parecida a la que las personas manifiestan en momentos de felicidad, o algarabía, sino una más macabra con un tono rasposo que estremecía los oídos de aquel desafortunado que la escuchara

Horus: ¿Alguna razón que justifique tan enérgica risa?

???: HAHAHAHAHAHAHA… hahahaha… ha… nada realmente… es que, es la primera vez desde hace muchos años que salgo al exterior… y quien creería mi suerte al ver que el primer forajido con el que me encuentro, resulta ser un lacayo de la deidad del sol. Que gran manera de poner a prueba mis habilidades.

El caballero se sintió intrigado. Por la manera de hablar del hombre que tenía frente a él, sabía que no era un forastero común y corriente que se había perdido en el desierto. Debido al suspenso que le ocasionaba no poder apreciar en su totalidad la apariencia del otro individuo, desenfundó una espada que aparentemente era solo el mango de una, e hizo uso de la habilidad especial que le distinguía como caballero, conocida como Luminous blade.

Tras ejecutarla, de lo que era antes una simple empuñadura, salió un sable hecho solamente de luz, cuyo resplandor permitió visualizar de mejor manera al forastero.
Vestía una capucha gris y túnica marrón, sobre la cual llevaba puesta un peto y hombreras aparentemente hechas de hueso. Sus piernas estaban revestidas con armadura de cuero y sus brazos desnudos revelaban un inusual y lúgubre tatuaje.


???: Vendaval taciturno… recuérdalo, ese será el último nombre que escuches. (sus ojos comienzan a resplandecer y una corriente de aire y arena comienza rodearlo con brusquedad).



Keen Edge Blade: Reticent Gust Theme

Con un batir de su brazo, el misterioso atacante despidió una ráfaga de viento que destazó casi completamente la capucha del caballero, además de que le hizo sangrar del abdomen, pese al hecho que éste se encontraba revestido por una armadura.

Horus: ¿Cómo…?

Vendaval Taciturno: Por favor, eso no fue nada. Si de verdad quieres sorprenderte, OBSERVA ESTO, SI PUEDES CLARO (Da un salto hacia atrás con fugaz velocidad y despide de sus manos otro poderoso vendaval) THE BERSERKED WINDS THAT BLOW AWAY ANY HOPE… SAİKURON

Al saber que esperar en esta ocasión, Horus se alejó de la trayectoria del viento, el cual formaba navajas de viento de tremenda fuerza que levantaban la arena y cortaban las dunas que encontraban en su camino. Aunque la agilidad y entrenamiento del caballero le permitieron bloquear algunas de las navajas con su escudo y espada luminosa, el dinamismo y velocidad del viento impidieron que bloqueara todos los ataques, impactando algunos en sus piernas.

Horus: ¡ARRRGGGG! “Este hombre… no es alguien normal… su control del viento es impresionante… y siento que no ha mostrado todo lo que tiene… siendo ese el caso… necesito más rango de ataque.” Luminous halberd. (Lo que antes era un sable hecho solo de luz se transforma en una alabarda de considerable longitud, hecha también solo de partículas luminosas).

Con su nueva arma en mano, Horus se abalanzó sobre el hechicero, moviéndose entre las ráfagas de viento y desviando otras con movimientos horizontales de su arma que cubrían los 360º, dejando una estela luminosa que lo protegía por unos segundos más. No obstante, la ofensiva del atacante no se detuvo allí, puesto que extendiendo de nuevo sus manos, inició en esta ocasión, la formación de tornados que se manifestaban debajo del paladín, levantándolo varios metros en el aire y haciéndole profundos cortes que pasaban a través de su armadura, provocando agónicos gritos de su parte..

Vendaval Taciturno: No estás a la altura de un Nocturno caballero. A diferencia de cualquier otro usuario del viento, soy capaz de dominarlo y manipularlo como si fuera elemento oscuro.

Horus: ¿QUE DIJISTE?

Vendaval Taciturno: Con tan solo un área descubierta de tu cuerpo, el viento que generó puede atacar ese punto y distribuirse por todo tu cuerpo. Todo este tiempo solo he tenido que apuntar al mismo punto, pero los daños se distribuyen por todos lados.

Horus: … ya veo… (mira su brazo desnudo, que es la única parte de su cuerpo que no lleva cubierta por la armadura) entonces… tal y como los hechizos de oscuridad que con impactar en un punto logran dañar la mayor parte del cuerpo, has sabido darle ese tipo de manipulación al aire… estoy impresionado. (Cierra los ojos y baja la cabeza).

Considerando la pose de su adversario como una rendición, viento taciturno comenzó a conjurar otro de sus ataques, en esta ocasión, una concentración de viento que formaba lo que parecía ser una cuchilla arriba del paladín. [/color]

Vendaval Taciturno: DI TUS ORACIONES A TU INUTIL DEIDAD, THE UNSTOPABLE TEMPEST THAT SLICES BODY AND SOUL ŌARASHİ

La prácticamente visible guillotina de aire cayó con tremenda fuerza sobre el paladín, con un poder tal que podía partirlo a la mitad de un impacto… pero no lo hizo. En vez de eso, colisionó contra una enorme cruz luminosa que se había creado en medio del paladín y la cuchilla de viento, impidiendo que resultara afectado.



Horus: Puede que mi brazo izquierdo haya sido la razón por la cual has logrado dañarme tanto en tan poco tiempo… pero mi brazo derecho es lo que me ha concedido la oportunidad de salvarme de tu ataque – Dijo tras señalar como el escudo en forma de cruz que portaba en su brazo derecho se encontraba resplandeciendo con intensidad de la misma manera que lo hacía la enorme barrera que lo había protegido..

Vendaval Taciturno: Bah, te salvaste de un ataque, pero tengo muchos más. MUERE.

Nuevamente el forastero estaba preparado a extender sus manos y formar otro ataque de viento contra Horus, pero este se adelantó sujetando con su diestra la enorme cruz luminosa que estaba encima de él y la arrojó contra su oponente, aplastándolo con energía mágica del tipo sacro, dejándolo un tanto aturdido.

Horus: Que la deidad del sol se apiade de ti por que yo no lo haré.

Dicho su enunciado, Horus corrió a la velocidad que sus piernas se lo permitieron mientras que extendía su zurda y atravesaba a viento taciturno con su alabarda luminosa, dejando salir una gran cantidad de sangre que salpicó en el caballero. No obstante, la agonía que invadía al hechicero apenas comenzaba. El arma que atravesaba su pecho comenzó a transmutar en lo que era una enorme espada bárbara (hecha también de luz), que por su inmenso tamaño, destruyó sus costillas. Horus retiró la enorme espada del cuerpo de su contrincante dejando salir una vez más una enorme cantidad de sangre, para luego transformar su arma en una enorme hacha del tipo que usan los verdugos y partir a su contrincante en 2.

Horus: Polvo eres, polvo serás (Apunta su brazo derecho hacia el desmembrado cuerpo de su adversario y dispara una fulminante ráfaga de energía de su escudo en forma de cruz que desvanece el cuerpo de vendaval taciturno)Luminous rampage: Final combo

Fin del Soundtrack.

Terminada la ejecución del forajido, Horus decidió volver al cuartel para informar lo sucedido al resto de la orden, no obstante, tras dar unos cuantos pasos, su cuerpo dejó de reaccionar. Ya fueran las hemorragias internas que habían causado los ataques del hechicero o el gran gasto de onda mágica al usar todo su poder, hicieron que el caballero se desplomara en el piso y cayera inconsciente mientras era cubierto por la oscura y fría arena de Shunora.
A pesar de que ferviente era su deseo por hacer saber a sus compañeros de lo que había sucedido, su cuerpo le impedía advertir a su reino de la amenaza latente que se acercaba… del mortal combate que había dado inicio y cuyo preludio fue la batalla que él había disputado
.










ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS.









































CAPITULO VII: SEÑALES DE MUERTE.




Habían pasado ya varias horas desde que el astro mayor se había postrado en las alturas del cielo irradiando un sofocante calor a la desértica tierra de Shunora, acción que repetía rutinariamente todos los días. Pero aún cuando el clima era el mismo, ese día se volvería uno de los más diferentes para el joven jornalero de cabello azul que corresponde al nombre de Armitael. Ya habían sido 4 meses desde su última misión complicada contra el depredador silente de Marquesí, tiempo durante el cual se vio en la necesidad de cumplir misiones de baja importancia, como patrullar las calles o matar una que otra bestia salvaje. Pero, por el hecho que en esta ocasión lo acompañaban su amigo Lionel, el teniente Samael e inclusive el Comandante Knorr, sabía que esta tarea sería algo grande. Temía que fuera demasiado para el.

Desert.

Knorr: Arrggg, que calor hace – se quejó el enorme caballero mientras escupía a la arena con una expresión de sumo desprecio. Al igual que los otros 3 caballeros, se encontraba montando una enorme y peculiar bestia llamada Llamawo, oriunda de los desiertos Shunorenses. Poseían piernas fuertes que les permitían cargar con un enorme peso extra además de aquel que implicaba su gran joroba, parecida a la de los camellos. No obstante, también contaba con unas largas orejas que le permitían percibir sonidos aún a largas distancias, útil para saber la ubicación de otros de su especie, que suelen comunicarse con un espantoso berrido.

Samael: Vamos Knorr. Son pocas las ocasiones que vamos a visitar a nuestros hermanos del sur. Míralo como una oportunidad de ponerte al día (cierra los ojos y se dibuja una sonrisa en su rostro).

Knorr: Bah. ¿Por qué no fuiste tú nada más? Digo, Amnael debería ser capaz de encargarse de cualquier amenaza y contigo ayudándole sería más que suficiente.

Samael: Sabes tan bien como yo que a Amnael se le puede encontrar en cualquier lugar menos en su cuartel.

Debido a que Armitael no podía evitar escuchar la conversación entre sus superiores gracias a que el grupo de Llamawos iba en fila horizontal muy de cerca, le preguntó a su amigo defensor quien era ese hombre Amnael del que hablaban. En respuesta, Lionel le contestó que era el comandante del cuartel del sur, no obstante, generalmente solicita a sus subordinados encargarse de las tareas administrativas con el fin de el poder centrarse en su entrenamiento.

Armitael: ¿Por qué hacer comandante a alguien así?

Lionel: Amnael es de los caballeros más poderosos de la orden. No obstante, son pocas las misiones en las que el suele “ensuciarse las manos”. El hombre tiene una obsesión de controlar su fuerza y eso requiere de mucho esfuerzo.

Armitael: ¿Controlar?

Lionel: … Olvídalo, hablé demasiado. Mejor centrémonos en la misión. Alguien que haya podido lastimar a Horus tan gravemente no es un oponente normal.

Armitael: Crees que… ¿Siegfried haya vuelto?

Samael: No lo creo así Armitael. Alguien como Siegfried no atacaría en medio del desierto, buscaría un lugar donde armar bullicio. De cualquier forma, cuando lleguemos al cuartel contaremos con más información.

El viaje prosiguió sin más charla por unos momentos, al menos hasta que nuevamente, Armitael tuvo una duda. En esta ocasión, preguntó si de verdad había sido buena idea dejar expuesto el cuartel central, considerando que tanto el comandante como el teniente estaban atendiendo esta misión (nombrada HK 445)

Samael: No hay de que preocuparse. Raminus y Malachias estarán protegiendo dicha zona. Al tener a su disposición a todos los aprendices, seguro sabrán crear una buena estrategia para proteger el cuartel… lo suficiente hasta que volvamos.

Knorr: No se de que te preocupas (vuelve a escupir a la arena) Destruimos un par de sabandijas y volvemos a casa. Volveremos para antes de la cena.

Transcurrieron unos cuantos minutos más para que el grupo de caballeros arribara a lo que era la zona sur de Shunora, cuyo parentesco con la zona centro era bastante, salvo por que se notaba más rodeada de desierto sin poblar. Viéndolo con más detenimiento, el área era más pequeña que de donde provenían los 4 caballeros, quienes bajaron de su transporte y se dirigieron al cuartel, siendo observados detenidamente por todas las personas ya sea con admiración o respeto.

Fin del Soundtrack.

Samael: Henos aquí. El cuartel del sur (abre la puerta) Después de ustedes muchachos.

El grupo entonces comenzó a adentrarse dentro del complejo con la intención de allí obtener más información sobre su misión actual. Respecto a susodicha tarea, realmente no tenían mucha información al respecto salvo por el hecho de que estaban al tanto que Horus había sido víctima de algún ataque. Aunque eso no era de tanta prioridad como para mandar a un comandante y a un teniente, esas habían sido las especificaciones en el mensaje que se le entregó al grupo del cuartel central.
Conforme avanzaron, escucharon unos pasos dirigiéndose hacia ellos, mas no del tipo que producirían las metálicas botas de un caballero, sino de un calzado de un material más ligero, pertenecientes a una bella joven de cabello azul y ojos color celeste quien aparentemente esperaba la aparición de los caballeros.




???: !LLEGARON! – gritó con emoción mientras que prácticamente saltaba hacia los brazos de Lionel, quien aunque reaccionó a tiempo para atraparla, estaba demasiado confundido (y sonrojado) por la espontaneidad de la situación[/color].

Samael: ¿Amiga tuya Lionel?

Lionel: N…No Señor… en mi vida había visto a esta joven.

Knorr: SI, es lo que siempre dicen.

Lionel: Enserio (hace a un lado a la joven apartándola con sus manos) Disculpe, pero creo que no nos hemos presentado, mi nombre es Lionel Gallenus, defensor de la orden de Shunora. ¿Quién es usted y que hace en un área no autorizada?

Aún ante la actitud despreocupada (y exageradamente cariñosa) de la joven hacia el caballero, este no pudo evitar actuar según como le dictaban los lineamientos de la orden, provocando que dentro de las cabezas de los presentes pasara el pensamiento de que era bastante estirado. No obstante, la joven mantuvo su distancia respecto a Lionel y estuvo a punto de responder, pero el fuerte sonido de un joven gritando hizo eco en todo el recinto.

???: AAAAANZUUUU. ¿A DONDE FUISTE? – La fuerte voz del muchacho iba acompañada por el sonido del pisar de unas botas metálicas, por lo que debía tratarse de un caballero, pese a su imprudencia al gritar en tan prestigioso recinto – Ohh, allí estás - Dijo cuando finalmente encontró a la joven – Y parece que… encontraste a la “Caballería”.

Armitael (un deje de sorpresa se esboza en su rostro) MIKE.

Desert.

La concentración del jornalero en su misión había sido tal, que se había olvidado que en ese momento se encontraba en el cuartel al cual había sido transferido su primer rival en la orden. No obstante, había un cambio notorio en el joven espadachín, que correspondía a una bella y resplandeciente armadura color onix que cubría su cuerpo enteramente salvo por su rostro, en el cual se notaba su típico rostro de indiferencia ante las preocupaciones.

Mike: Ohh, ¿que onda? Veo que recibieron el telegrama. – contestó con su “ánimo” De siempre sin ser efusivo en el reencuentro con los demás.



Samael: En efecto. No obstante, a ninguno de nosotros nos molestaría que nos explicaras más a fondo la situación. Empezando por quien es esta chica.

Mike: Ohh, si, ella es Anzu. De hecho, la conozco desde hace poco, mas fue ella quien encontró a Horus en el desierto y avisó a los cuarteles para que lo trajéramos de vuelta hasta aquí. De no haber sido por ella, creo que el tipo no la hubiera librado hehehe. – Rió un poco a pesar de lo inapropiado de la situación.

Anzu: Yo solo hice lo que consideré era correcto Mikey kun (esboza una sonrisa mientras se sujeta de su brazo).

Samael: Aún así, agradecemos tu gesto, y seguro Horus también. A quien, por cierto, me gustaría saludar y preguntarle personalmente respecto a su experiencia. ¿Puedes decirme donde está?

El joven simplemente apuntó con su dedo hacia un corredor que se encontraba al fondo a la izquierda, diciendo que encontrarían al caballero herido en la tercera puerta a la derecha. El teniente y el comandante prosiguieron entonces a dirigirse hacia dicha habitación, mientras que dejaban que sus otros 2 acompañantes de menor rango fueran puestos al tanto por el mismo Mike.

Armitael: ¿Qué ha sido de tu gallarda y honorable vida como caballero de la orden de Shunora Mike?

Mike: Pues bien supongo…

Armitael: … (Espera expectante a que Mike anexe algo a su comentario, pero ya no dice nada más)... emmm ¿alguna misión interesante?

Mike: Nah… las cosas se ponen muy aburridas aquí. Horus generalmente solo me pone a hacer misiones extremadamente aburridas como transacciones y papeleos. Tanta burocracia va a volverme loco.

Lionel: No creo que tengas problemas con eso en este caso. Para que Samael y Knorr vinieran quiere decir que…

Mike: Que se llevarán toda la diversión y nos dejarán cuidando al moribundo de Horus. Ustedes tienen suerte. Escuche que un mercenario llegó a su cuartel y les dio una reverenda paliza. Eso suena más interesante.

Ante el comentario del rubio caballero, la joven que se encontraba a su lado lo vio como una perfecta oportunidad para manifestar un semblante de preocupación y acercarse una vez más al protector de cabello plateado, quien no concebía como pudiera mostrar esa actitud con alguien que acababa de conocer hace no más de 30 segundos.

Lionel: Anzu… ¿Correcto?

Anzu: Hai.

Lionel: “Definitivamente no es de por aquí”. Anzu, no puedo evitar el preguntar que hacías por los alrededores del desierto. Hasta donde yo se, no es un área muy transitada por los civiles debido a los constantes peligros que allí abundan, así que alguna buena razón debiste tener al rondar por allí y que por casualidad localizaras el paradero de Horus.

Anzu: …Etto… yo…

Mike: No la asustes viejo, ella no ha hecho nada malo y ya comienzas con un interrogatorio.

Anzu: No… espera Mikey Kun…. Tiene razón… no he sido del todo honesta con ustedes -El enunciado de la joven provocó que las miradas de los 3 caballeros se centraran con atención en ella, expectantes a que información tenía por brindar. – El motivo por el cual he estado buscando en el desierto los últimos días es por que mi hermano desapareció por esa zona hace ya algunos de días.

Armitael: ¿Por qué no pedirle al cuartel que lo localizara?

Anzu: Escribí la forma de una misión y la mandé al cuartel, pero no he recibido respuesta… Supongo que me desesperé y yo… (mira hacia el suelo con un semblante melancólico).

Mike: Es lo que yo digo. Esta burocracia nos va a llevar al diablo a todos. Pero no te preocupes Anzu, acabando con esos tipejos que le hicieron eso a mi jefecito, ten por seguro que lo próximo que haré será encontrar a tu hermano.

Ante las amables peticiones del rubio que iban acompañadas por un gesto lleno de confianza y determinación, la joven no pudo evitar volver a abrazarlo mientras le agradecía por ser un caballero “Excepcional”, cosa que si bien Armitael y Lionel no podían discutir, definitivamente ellos lo consideraban único por razones completamente distintas.

Lionel: Hmp…

Fin del Soundtrack.

Mientras tanto, dentro de la habitación ubicada al fondo del corredor ubicado al fondo a la izquierda, el par de personas con más alto rango en el cuartel central por lo menos conversaban con aquel hombre que había sido seriamente lastimado en un combate contra un desconocido, encontrándose ahora en un deplorable estado con su cuerpo entero envuelto en vendajes y su pierna y brazo derecho revestidos con yeso. Pese a que el atacante en cuestión ya había sido ejecutado, un mal presentimiento por parte de Horus no dejaba de sentirse. [/color]

Horus: Agradezco que hayan venido cuanto antes (tose)… por un momento pensé que…

Samael: No digas más. No podíamos hacer oídos sordos al llamado de un compañero en desgracia. Mucho menos un guardián de la orden.

Aunque Horus no llevaba mucho tiempo de hacerse un guardián, era un guerrero hábil y astuto, por lo que cualquiera que pudiese dejarlo en dicho estado, era un adversario de cuidado. No obstante, lo que Knorr aún deseaba que se le explicase, era por que llamar a los caballeros por un enemigo que ya había sido eliminado.

Horus: A eso era lo que quería llegar… (tose de nuevo)… No creo que sea solo un individuo del que debamos preocuparnos.

What is going on?.

Knorr: ¿De que demonios hablas?

Horus: Durante nuestra batalla… el mencionó algo de ser un nocturno… No entendí muy bien que quizo decir con eso… (tose) pero por el contexto de la situación, me llevó a pensar que era parte de un grupo.

Samael: Una vez más, tus agudos sentidos me sorprenden Horus. En efecto, el sujeto en cuestión pertenece a un grupo… una secta realmente. – Ante el comentario, el malherido caballero quedó anonadado.

Knorr: Grrr… Si… Había oído hablar de eso. Un montón de locos deschavetados que siempre están buscando causar calamidades. Hace ya muchos años hubo una misión para acabar con ellos. Hasta donde yo sabía, los matamos a todos.

Samael: Es probable que se trate de un nuevo grupo que tomó el mismo nombre… pero de una u otra forma, lo mejor es investigar. (Se da la vuelta y comienza a retirarse).

Horus: Espere Teniente Samael (tose). ¿Qué sabe usted de esas personas?

Antes de salir de la habitación, el de armadura verde escuchó la interrogante de su compañero herido, por lo que decidió no ignorarle y ponerle al tanto de lo poco que sabía. Comenzó narrando sobre lo que se decía en el registro de aquella misión ya bastante vieja pero inolvidable para aquellos quienes participaron en ella, en este caso, el comandante Knorr cuando aún era un joven protector o inclusive de menor rango. La misión consistía en detener a 7 magos elementales capaces de dominar todos los elementos, mas todos concentrándose en el uso del elemento oscuro. Aunque no se lograron corroborar sus objetivos, aparentemente deseaban llevar a cabo una especie de ritual prohibido, mas fueron detenidos antes de que eso sucediera.

Horus: No lo entiendo… si era tan peligroso… Por que el mismo señor Andro…

Knorr: Es verdad que fue una misión peligrosa. Inclusive yo tuve que retirarme a tempranas etapas de la misma, pero no fue nada que requiriera la presencia de su majestad.

Samael: Por supuesto que no fue un acto que pasó desapercibido. Fue el mismo señor Andro quien movilizó a los caballeros en ese tiempo, mas no necesitó actuar personalmente desde luego. No obstante, aunque pudiéramos confiar hasta que nuestro señor de orden de actuar, deberíamos proceder a investigar que sucede realmente aquí.

Knorr: Muchos perdieron su vida la última vez en aquella misión. Para el punto en el que nos enteramos de las acciones de los 7 nocturnos, ya se habían fortalecido bastante.

Samael: ¿Qué estilo de combate usó tu adversario? Oscuridad me supongo.

Pero Horus negó y respondió que había sido lastimado por el elemento viento. Ante dicha respuesta, un gesto de alivió se formó en el rostro de Samael, quien le deseó una pronta recuperación al caballero que se encontraba en cama y se marchó sin decir más.

Knorr: ¿Crees que debamos reorganizar tropas? Si se trata de los nocturnos, no seremos suficientes.

Samael: Si Horus fue capaz de vencer a un nocturno, significa que su nivel de poder no debe ser tan inmenso como el de hace mucho tiempo. Estoy casi seguro que no son los mismos.

Knorr: ¿Y Que tal si te equivocas muchacho?

Samael (Coloca su palma sobre el hombro del enorme comandante y le sonríe de forma casi forzada) Considero hay que tomar el riesgo.

Knorr: Bah, tu estás loco. Por eso me caes tan bien. Reúne entonces a los muchachos y prepáralos para partir en 30 minutos. Que coman algo antes de irnos.

Samael: ¿Y la chica?

Knorr: Estará segura aquí; además, así Horus tendrá algo de “compañía” hohohohoho

Sin decir más, el teniente cumplió el mandato del comandante, pensando en que les esperaría en esa misión. Aunque confiaba en que su majestad le advertiría si fuera demasiado peligroso, no dejaba de seguir siendo solo un caballero. Una vida más o una vida menos no era algo de lo que un rey debía preocuparse. Eso era la verdadera preocupación de Samael.

Samael: “Solo somos peones. Le daría igual si perdemos la vida o no mientras nada amenace sus planes… Pero algún día…” (Regresa al salón principal y explica la situación a los demás).

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Dom Ago 21, 2011 10:36 pm

Previamente en Armitael Gaiden

Siete nocturnos buscando la resurrección del señor de las tinieblas, quien fuese enfrentado por el legendario Sebiel hace milenios atrás en una mítica lucha cuyas leyendas perduran hasta estos días.
Juraron enemistad contra la deidad del sol y aquellos que la protegen; un encarnizado combate entre las fuerzas del bien y el mal… está por comenzar.
Horus fue el primero en reconocer la amenaza de este grupo, viéndose en la necesidad de encarar a Vendaval taciturno, usuario del viento oscuro quien resultó ser un poderoso enemigo, mas al final fue el caballero quien obtuvo la victoria, pero no sin quedar sumamente malherido. Ahora, él ha puesto al tanto a sus compañeros del cuartel central, quienes tendrán que encontrar la fortaleza de esta peligrosa secta, infiltrarse en ella y acabar con todo aquel que more dentro para impedir que un mal fuera de toda comprensión sea liberado en el plano mortal.


Fin del Soundtrack.
_________________________________________________________

Dentro de los oscuros confines de lo que parecía ser un derruido templo a nivel subterráneo, cuya única iluminación era el tenue y azulado fulgor de unas cuantas antorchas, se escuchaban los murmullos de 4 personas haciendo eco en tan tétrico recinto. Aparentemente era una discusión de cierto tipo relacionada con los incidentes ocurridos en días anteriores, planeándose acciones a tomar como medida de mitigación para evitar la obstaculización de cualesquiera que fueran sus planes. Las 4 personas vestían largas capuchas que impedían reconocer su apariencia pese a que la poca iluminación de lugar ya hacía complicada dicha acción.

Fear.

???: Te pido una vez más que reconsideres esto Joseph. – Dijo uno de los encapuchados, quien era aquel de menos estatura debido a su pose encorvada.

???: SILENCIO ANCIANO. Tú mejor que nadie deberías saber que solo respondo al nombre de Sol nocturno ahora. - Respondió quien parecía tener más jerarquía de entre el grupo de encapuchados, además de ser el único con un asiento de entre los allí presentes Y no, no pienso retroceder ahora. El día de la bestia está a poco tiempo de iniciar y debo realizar todos los preparativos del ritual para antes que esa fecha transcurra.



???: ¿Está seguro? Vendaval taciturno ya fue derrotado por esos condenados caballeros. – Respondió otro de los encapuchados con voz férrea y rasposa.

Sol Nocturno: Entiendo tu preocupación Antorcha negra… pero sabíamos desde un inicio que alguien debía ser el señuelo para esos malditos caballeros. “solo me lamento que su sangre se derramara fuera del recinto”. Solo espero que Trueno Maldito y Diluvio Glacial cumplan con su trabajo o todo mi esfuerzo se habrá ido a la mierd@.

???: Te entiendo Jo… digo, Sol Nocturno, pero créeme, si tuvieras la paciencia para aguardar otros 60 años y…

El comentario del anciano solo hizo enojar al impaciente joven que al ser cuestionado, no pudo medir sus impulsos y levantó la mano contra el hombre para abofetearlo, sintiéndose insultado que se desconfiará tanto de su plan para cumplir la meta final del clan de los nocturnos.

Sol nocturno: ¿Cómo osas si quiera a sugerir que no estoy listo? Toda mi vida desde que hago uso de la memoria, tú y mi padre intentaron enseñarme todo lo necesario para el ritual del señor de las tinieblas. No esperaré ni un solo segundo más del necesario. Cuando el día de la bestia llegue, alimentaré al más poderoso de los demonios con la sangre de esos repugnantes lamesuelas de la deidad del sol. ¿Te quedó claro Crespúsculo espectral?

Crepúsculo Espectral: … Como tú desees. Pero que no se diga que no te advertí de un medio capaz de invocarle con todo su poder.

Sol nocturno: No me arriesgare a tener ángeles merodeando por aquí solo por que sintieron el tremendo poder de la criatura en medio de su manifestación. Esta es nuestra oportunidad de completar nuestro objetivo sin que todo un ejército se de cuenta. Y aunque lo lograsen, en lo que se entretienen derrotando y torturando a Trueno, será ya tarde para impedir que lleguen aquí a tiempo… Pero basta de charla. TODOS A SUS POSICIONES.

Ante la orden del líder de la secta, Crepúsculo espectral salió del cuarto haciendo nulo esfuerzo de ocultar su decepción, caminando con el paulatino ritmo de un anciano. Antorcha negra también salió un tanto inconforme mas decidió no comentar nada en voz alta para no recibir el mismo trato que el más viejo y sabio del grupo. Por su parte, el último de los encapuchados simplemente se tiró al piso de espaldas para, de alguna manera, ser tragado por este como si de arenas movedizas se tratasen, desapareciendo en un tiempo menor del que le tomó a los otros dos retirarse.

Sol nocturno: “Independientemente de que tan fuertes seamos nosotros o los caballeros… sangre será derramada el día de hoy, nadie puede negar eso. Cada gota del vital líquido será absorbida por la catedral de los suplicios y el oscuro recuperara la fuerza necesaria para acabar con toda Shunora. ” HahahahahaHAHAHAHAHAHAHA.
































ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS.













CAPITULO VIII: DESCENDIENDO AL ABISMO.






Armitael, junto con Mike, Lionel, Samael y Knorr conformaban el equipo de investigación encargado de descubrir no solo la ubicación de aquella secta que había herido tan gravemente a uno de sus colegas caballeros, sino que además tenían el objetivo de descubrir que era lo que tramaban los nocturnos y el como detenerlos. No obstante, eran los 2 caballeros de más alto rango quienes estaban al tanto de la situación, ya que aún no se le explicaba con lujo de detalle a los demás, estando éstos con solo la idea de que hacer.
Mientras recorrían el desierto en busca de pistas, montando a las peculiares criaturas conocidas como llamawos, Armitael sintió la necesidad de compartir sus dudas con su mejor amigo.



Armitael: ¿Y tu sabes quienes son estos nocturnos Lionel?

Lionel: Te seré sincero. No es un tema con el que esté del todo relacionado, solo se lo que los hechos exponen. Un grupo de individuos con malas intenciones, no diferentes a cualquier bandido o criminal que hayamos sometido antes.

Knorr: ¡Te equivocas muchacho! – Exclamó el comandante un tanto ofendido por el comentario – Estos sujetos son más rudos de lo que te puedas imaginar, tienes que estar atento ante todo. No son como “cualquiera".

Samael: Lo que Knorr quiso advertir es que no se confíen. Puede ser peligroso, pero no dudo que con nosotros baste para detener a estos individuos.

Sin embargo, las palabras del teniente no inspiraron confianza del todo en Armitael y Lionel. Después de todo, ellos ya habían tenido un encuentro cercano a la muerte en su enfrentamiento con el depredador silente de marquesí; el hecho que tanto Knorr como Samael les advirtieran de los peligros que corrían, los hacía sentir inseguros al no contar con ningún tipo de refuerzo para la misión.
Por su parte, el joven de cabello rubio prestaba nula atención a la conversación de sus compañeros con el fin de poder concentrarse solamente en la tarea de buscar. Desde luego, lo último que Mike pensaba en encontrar era alguna pista acerca de los nocturnos, ya que las preocupación de Anzu por la desaparición de su hermano era lo que le consternaba en ese momento, obligándolo a enfocar toda su atención en encontrarlo.


Mike: “Le prometí encontrar a su hermano. Que los demás se pongan a cazar demonios si les place. Ya me harté que esta orden no pueda atender las necesidades de aquellos que llegan a ella solicitando su ayuda. Pero no esta vez, cumpliré mi palabra ya sea que tenga que destruir a esos nocturnos mentados antes o después de localizar a su hermano”.

Habían pasado un par de horas sin que los caballeros pudieran encontrar rastro alguno que los guiara a la ubicación de los nocturnos; además, el inicio del ocaso por la puesta de sol solo les recalcaba más su tardanza e infructuoso esfuerzo por terminar pronto con su deber, causando la frustración en el impaciente comandante.

Knorr: ME LLEVA. Ya pasaron horas y no hemos encontrado NADA. (Escupe a la arena con sumo odio y desprecio)

Samael: Tranquilícese comandante, hemos cubierto una buena área el día de hoy. Seguro que si volvemos a la base y nos reagrupamos será posible que...

Knorr: NO.- Pese a que Knorr era un hombre sabio con mucha experiencia en la profesión de caballero, estaba acostumbrado a la obtención de resultados de manera inmediata, por lo que el haber perdido tanto tiempo sin encontrar nada, lo había hecho enfurecer (sin mencionar que su dèbil vejiga también se había cansado de esperar). –VAMOS MALDITOS NOCTURNOS, SALGAN DE DONDE SEA QUIERA QUE ESTEN.

Lionel: “Esto no pinta bien”.



Debido a que vagar por el desierto encima del mamífero más extraña del mundo no había generado resultados, el colosal caballero se bajó del aún más colosal llamawo (elegido especialmente para él) y comenzó a golpear el suelo con su gigantesco martillo, el cual suele llevar sujeto a su espalda. Sin embargo, los golpes que daba Knorr al suelo en su “rabieta” no solo contenían una furia y frustración de reconocer, sino energía de propiedad luz que disipaban la arena de los alrededores, moviendo grandes cantidades de esta con solo un par de martillazos.

Samael: Enserio, Knorr (una enorme pila de arena le cae encima, la cual procede a quitarse escupiéndola y quitándose por un momento su armadura para que la arena que se le había metido dentro saliera) Pero ese inmaduro comportamiento no nos dará resultados.

Armitael: Yo no estaría tan seguro teniente.

Las palabras del Jornalero llamaron la atención de todos los caballeros restantes, quienes fijaron su atención en lo que parecía ser una columna de piedra emergiendo discretamente de entre la arena, completamente aislada de cualquier otra estructura o inclusive vegetación, como si incitara a los viajeros a investigarla.

Lionel: Parece ser que lo hemos subestimado comandante (nota que Knorr no se encuentra cerca)… ¿Comandante?

Mike: Se fue a… Vaciar el tanque.

Lionel: ..Oh…

Samael: (Rascándose la cabeza en señal de pena ajena) en fin, lo mejor es que vayamos a ver que es eso… pero recuerden, con precaución.

Así fue como los 5 miembros de la orden se aproximaron con cautela a aquella emergente columna de piedra, en la cual podían apreciarse antiguos pero a la vez tétricos grabados de más de una forma de realizar sacrificios humanos, o por lo menos eso aparentaba a juzgar por las expresiones de dolor, sufrimiento y crueldad de los personajes de la pictografía.

Mike: No son del tipo de dibujos que quisieras colgar en el refrigerador.

Lionel: Si esto no es una pista que nos guie a tan misteriosa secta, bien podría cambiarme el nombre.

Samael: No obstante, el que exista una pista no cambia el hecho que no sepamos que quiera decir.

Fue en ese momento de incertidumbre que el paladín de cabello azul concibió una manera en que pudiera dar una idea apropiada. Para empezar, se acercó a la columna lo suficiente como para poder tocarla, cosa que hizo tras remover el guantelete de su brazo derecho. Posteriormente, cerró sus ojos y comenzó una profunda inspección de la estructura con tan solo el tacto con esta reforzado por su control del elemento tierra. Sus compañeros (salvo por Lionel), por no tener conocimiento de las verdaderas aptitudes del jornalero, pensaron que o era una especie de magia desconocida o simplemente un desesperado fanfarroneo, pero Lionel insistió en que se le diera una oportunidad.

Armitael: … Esta no es una pista (voltea la mirada a sus camaradas mientras se coloca de nuevo su guantelete)… Es nuestro objetivo.

Samael: ¿Y como estás tan seguro Armitael?

Fue en ese momento, que para que su habilidad no fuera descubierta pero tampoco considerada como mera casualidad, decidió inventar un fundamento que convenciera a los demás lo suficiente para quedar convencidos del hallazgo y volver a centrar su atención en la estructura y no en su improvisada explicación.

Armitael: …Bueno, mi madre tiene muchos libros de ruinas antiguas que he tenido la oportunidad de leer. Este tipo de estructura me recuerda mucho a ciertos templos que se componían también de torres mucho más elevadas que el recinto en sí…. Pero es una suposición desde luego.

Lionel: Recomiendo establecer un perímetro y excavar alrededor de la zona con fines de reconocimiento.

Knorr: Permiso concedido (Con su enorme martillo dio otro poderoso golpe al piso que levantó una cantidad mucho más grande de arena que se elevó majestuosamente por los cielos para caer cual torrente sobre el teniente de armadura verde) Upps... ¿No me digas que un poquito de arena es mucho para ti?

Pese a haber sido sepultado por sabrá Dios cuanta arena, Samael no tuvo problemas para salir de su prematuro entierro y sacudirse toda la tierra y gravilla que cubría su cuerpo, una vez más, teniendo que quitarse la armadura por partes para quitarse la mayoría de las incomodas partículas. Tras remover la que cubría sus ojos, notó, al igual que los demás, que en la zona donde había golpeado el martillo de Knorr, se podía apreciar lo que parecía ser el umbral a una antigua y sepultada fortaleza.




Castle Walls

Lionel: Un olvidado fuerte sepultado no solo por las arenas del desierto, sino también por las del mismo tiempo. Un lugar apropiado para dar sepulcro a estos villanos.

Samael: Lo que más me intriga es el por que no sepultar de todo su fortaleza.

Knorr: Bah. No ha pasado mucho tiempo desde la batalla entre Horus y el tipo ese de aire. Seguramente el sujeto descuidadamente removió parte de la arena que ocultaba este lugar. Típico error de novatos. Como dijiste Samael, seguro son principiantes.

Samael: …

Mike: Pues que esperamos. Ellos están allí dentro y nosotros aquí afuera. Yo digo que resolvamos eso.

Armitael: Vaya, alguien está muy impaciente.

Mike: Seh. Mientras más pronto acabemos con esto, más rápido encontraré al hermano de Anzu.

Knorr: Estoy de acuerdo con el chico. Si acabamos esto ahora, seguro llegamos al cuartel temprano para desayunar. Hohohoho.

La decisión era unánime. De alguna u otra forma, tenían que investigar todo lo referente a los nocturnos, y adentrarse a la críptica fortaleza era su mejor opción por el momento. Por lo tanto, con pausado ritmo se introdujeron a los penumbrosos confines de la abandonada estructura, haciendo su mejor esfuerzo por soportar la asfixiante escencia de la muerte y putrefacción que cubría todo el lugar.
Confiaban en que ellos no quedarían olvidados por el paso de los años como los pasillos a los que ahora se adentraban.
Mas para su futuro desconcierto, el lugar gozaba de más vida de lo que ellos alguna vez hubieran esperado.




























Antorcha negra: 5 almas han colocado sus pies dentro de nuestra catedral. Supongo que lo mejor será ir preparando al comité de bienvenida – Expresó uno de los encapuchados desde sus aposentos, esbozando una diabólica sonrisa en señal de ansiedad.


Última edición por Celtic el Lun Ago 22, 2011 1:00 pm, editado 1 vez

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Lun Ago 22, 2011 12:46 pm

Previamente en Armitael Gaiden

Siete nocturnos buscando la resurrección del señor de las tinieblas, quien luchara contra el legendario Sebiel hace milenios atrás. Juraron enemistad contra la deidad del sol y aquellos que la protegen; La confrontación entre las fuerzas de la luz contra las de la oscuridad está a punto de dar inicio.
Con suma determinación, los caballeros de Shunora iniciaron la búsqueda de la fortaleza de los nocturnos recorriendo incansablemente el vasto desierto en el cual se ocultaba. Fueron varias horas, pero gracias al explosivo temperamento de su comandante, fueron aptos de localizar el fuerte donde se presumía, se localizaban.
No obstante, todo parece indicar que era parte del plan de los nocturnos ser encontrados, por lo que el elemento sorpresa no será algo con lo que cuente la orden de Shunora, sino todo lo contrario, pues el líder de ésta perversa secta, Sol nocturno, se vanagloria de tener los resultados de esta contienda fríamente calculados.

________________________________________________________

Castle Walls


Para internarse en lo que se interpretaba como el presunto cuartel general de los nocturnos, los cinco caballeros se vieron en la necesidad de descender los derruidos peldaños que los llevaban cada vez más y más a las profundidades del desierto, existiendo el riesgo que fuera la misma fortaleza la que acabara con ellos si terminaban atrapados dentro de ella.



Pese a ser una de sus múltiples preocupaciones, la verdadera atención de los caballeros se enfocaba en estar atentos a su alrededor esperando el ataque de algún nocturno, salvo por el joven Mike que además mantenía los ojos atentos por si localizaba algo como un tesoro o reliquia antigua. Después de todo, si ya se habían tomado la molestia de encontrar un lugar tan olvidado, su conciencia le sugería llevarse algo de recuerdo.


Armitael: ¿Me pregunto que habrá sido este lugar en sus días de juventud?

Lionel: Posiblemente algún castillo de alguno de los antepasados de su majestad.

Knorr: No lo creo muchacho. El diseño de este lugar es demasiado oscuro y perverso, imposible que uno de nuestros reyes haya morado en un sitio como este. – Hizo una breve pausa mientras fijaba su atención en los pasillos que recorrían, mas por la poca visibilidad que había, pidió a Lionel que iluminara el lugar, cosa que hizo canalizando para de su onda mágica en su espada, que comenzó a resplandecer inmediatamente - … Lo sospechaba.

Samael: ¿Sospechabas que Knorr?

Knorr: No estaba muy seguro hace unos momentos, pero ahora que veo con más atención este lugar, esta definitivamente es la fortaleza que usaron los antiguos nocturnos hace tantos años.

Una vez disipadas las tinieblas que cubrían los corredores, el comandante fue capaz de hacer remembranza de aquella ocasión en la que se vio inmiscuido en la misión de detener a los primeros nocturnos, recordando que el había ya puesto sus pies en el lugar donde ahora se localizaba. Mas no solo fue un nebuloso recuerdo que lo hiciera revivir sus años de juventud, sino que realmente recordaba algunas rutas que había tomado con su equipo en aquella ocasión y algunas trampas que por más que hubiera querido, por el horror de haber presenciado la muerte de sus camaradas ante ellas, no había olvidado. Tal fue el caso de un corredor en el que había una guillotina escondida en la mera entrada, un panel en el suelo que conducía a quien lo pisara a una trampa de pinchos de metal o cofres del tesoro que detonaban al contacto.

Armitael: Jamás pensé que la misma fortaleza sería un peligro.

Knorr: Desde luego que sí. A diferencia de lo que crea su teniente, estos tipos son cosa seria.

Samael: No exageres Knorr. Son trampas obvias hasta para alguien del jardín de infantes – Tras decir eso, Samael intencionalmente activó una trampa que provocaba que 2 enormes troncos en direcciones opuestas tomaran curso de colisión contra aquel que había activado la trampa - ¿El truco de los troncos? No puedes decirme que no son novatos – bastó con que el caballero extendiera sus brazos de forma horizontal y con cada mano no solo detuvo el curso de los maderos, sino que además los hizo cenizas, sorprendiendo a los 3 jóvenes de menor rango. - Lo ven, nada de que preocuparse.

La breve demostración de fuerza de Samael disminuyó un poco el miedo a activar las trampas, demostrando que aún cayendo en ellas es posible salir, aunque en el caso de Knorr, solo lo hizo enojarse y murmurar insultos. Aún cuando prosiguieron con su marcha durante muchos minutos y pasillos más, parecía no haber señal alguna de los moradores de esa fortaleza, empero no se podía decir lo mismo de las trampas cuidadosamente colocadas para significar la muerte para quien sea que las activara… o quien sea que no fuera un caballero de Shunora

Tras haber sobrevivido a una considerable cantidad de obstáculos que encontraron en el camino (como pozos de arena movediza, una lluvia de jabalinas, paredes que arrojan dardos venenosos y la clásica roca gigante que rueda cuesta abajo) finalmente llegaron a un punto donde tuvieron que finalmente detenerse y pensar como proceder. Una bifurcación de caminos.
.


Samael: … ¿Izquierda o derecha?

Mike: Órale pues Knorr, tu eres el que sabe.

Knorr:

Mike: ¿Qué sucede?

Knorr: Creo que tengo que hacerles una confesión. Cuando participé en esta misión, volví junto con una pequeña escolta de los caballeros heridos o de bajo rango después de la parte de las jabalinas.

Armitael: ¿Así que sobrevivimos a los dardos y a la piedra gigante por mera suerte?

Samael: Suerte no muchacho, talento. Talento con el que aparentemente no se contaba hace 40 años (esboza una sonrisa sarcástica con toda la intención de reírse del comandante).

Knorr: TU QUE SABES… “Fueron 35”. Como sea, lo mejor sería separarnos. Si alguno de esos caminos es una trampa, lo mejor es que no mueran todos.

Armitael y Mike:

Samael: Me parece aceptable. El jornalero y el protector vienen conmigo.

Knorr: Excelente. Se que Lionel conoce las reglas de cómo hacer bien una misión y no se meterá en mi camino. Andando.

Así fue como Knorr y Lionel tomaron el camino de la derecha, internándose con cautela para evitar cualquier otro tipo de trampa que pudiera aparecerse en el camino. Por su parte, Armitael, Mike y Samael se dirigieron por el camino contrario, expectantes ante cualquier posible situación. No obstante, era el jornalero de la orden quien se hacía otra pregunta completamente distinta al tema de los nocturnos

Armitael: “! ¿Mike ya es protector?! ¿Pues que valkirias tengo que hacer para subir de rango?”











ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS
.




















CAPITULO IX: EMISARIOS DE LAS TINIEBLAS.


El sendero que habían optado atravesar el comandante y el joven guardián no parecía diferente a cualquiera de los otros corredores por los cuales hubieran pasado ya previamente, mas con la peculiaridad de un drástico aumento en la temperatura. Incluso para hombres entrenados en las más extremas condiciones climáticas del desierto, el calor que se sentía en ese momento era algo brutal, mas aún cuando el sudor recorriendo el interior de sus armaduras era una verdadera molestia, no se comparaba a ninguna de las trampas que habían sorteado en los otros cuartos, por lo que decidieron proseguir sin gimotear en lo absoluto.


Knorr: Parece que se le acabaron las trampas buenas. ¿En verdad creen que encendiendo la calefacción nos van a detener?

Lionel: Es imposible que después de todas esas trampas, esperan que esto en realidad nos haga retroceder. “Eso es lo que más me preocupa… solo puede ser el preludio a algo peor.

Transcurrieron un par de tortuosos minutos antes de que el par de caballeros saliera del corredor para llegar a una nueva sala en el calabozo, cuya entrada por cierto, fue bloqueada con un muro de llamas una vez que los caballeros terminaron de salir del pasillo.

Knorr: HOR HOR HOR, estos tipos deben adorar el fracaso, por que es lo que mejor saben hacer.

Lionel no respondió, le pareció muy sospechoso que una trampa de ese tipo hubiera fallado intencionalmente, definitivamente sucedía algo malo.
Repentinamente, sus sentidos se agudizaron ante la violenta intuición de que una presencia más residía en ese cuarto; como confirmación de sus sospechas, 2 llameantes esferas aparecieron espontáneamente a unos metros del joven de cabello plateado, quien de no haber rodado por el piso para alejarse, hubiera quedado seriamente lastimado
.

Lionel: Eso no pudo haber sido una simple trampa.

Knorr: Trampa no chico. Lo que tenemos aquí, es un tramposo. MUESTRATE COBARDE. ¿O PREFIERES QUE TE DESTRUYA A TI Y A ESTE CUARTO SIN SI QUIERA DARME LA CARA?


Ante la amenaza de Knorr, de detrás de una de las enormes columnas que servía como soporte al recinto donde se encontraban, un hombre encapuchado salió para dejarse observar por el par de intrusos. Su altura de alrededor de 1.70 m fue lo primero que los dos caballeros pudieron averiguar de su atacante, puesto que su identidad seguía escondida por su vestimenta. No obstante, las partes que cubrían su cara y el pecho comenzaron a arder espontáneamente de una forma asombrosamente controlada, iluminando de esa manera el oscuro cuarto. Así fue como Lionel y Knorr pudieron ver más de cerca a su nuevo rival, de pelirroja barba y cabellera, un atuendo que combinaba los colores naranja y rojo oscuro, además de 3 cinturones que llevaba en cintura y pecho.

The Pit



Antorcha negra: Así que ustedes son los caballeros que se han adentrado a nuestro recinto. Un movimiento predecible si me permiten decirlo.

Lionel: Hmp… Entonces… ¿Ya nos esperaban?

Antorcha negra: Por mi parte, pensé que no serían capaces de llegar hasta este punto. Pero es mejor así. De esta forma, demostraré mi verdadera fuerza a todos los fantoches de su clase que se creen superiores a aquellos que no poseen la onda luz.


Knorr: ¿Hablas enserio? Es una pena que te moleste ese tipo de mentalidad, pero sencillamente son hechos. HOR HOR HOR (rió estridentemente el comandante).

Antorcha negra: ¡SILENCIO! Fantoches como ustedes no tienen idea de lo dura que es la vida cuando el mundo está en tu contra.

Knorr: Ese no es nuestro problema. En la vida cada quien tiene sus problemas y debe aceptar el rol que le tocó. Yo acepto el ser un poderoso comandante de la orden más poderosa de Ivanatza. En cuanto a ti, te sugiero que aceptes tu rol en este juego llamado vida.


Antorcha negra: Y ese, según tu, ¿cuál sería?

Knorr: ¿No es obvio? (toma su enorme martillo que suele llevar sujeto a su espalda) Ser aplastado aquí… por mi.

Lionel: Comandante. ¿no es algo extremo? Pudiéramos llevarlo al cuartel y…

Antorcha negra: Procede hasta allí chico. No tengo intenciones de entregarme pacíficamente. – El semblante en el rostro del hombre se tornó aún más violento, coincidiendo dicha acción con el encender de decenas de antorchas adheridas a las paredes de la estanciaLa sangre de los caballeros debe ser derramada. La catedral de los suplicios se dará un festín con los restos de aquellos que mueren dentro de ella.

Knorr: … Retírate Lionel (murmuró el comandante a su subordinado)

Lionel: ¡¿QUE?!

Knorr: Se lo que piensas. Pero no es por que te considere un estorbo. Sucede que este sujeto es un usuario del fuego, un elemento al que los caballeros son seriamente vulnerables, a no ser que, como yo, tengan la protección adecuada. Siendo así, no tiene caso que salgas dañado por este individuo cuando yo solo puede encargarme de él. Adelantate y da caza a los nocturnos restantes.

Lionel simplemente asintió y corrió hacia el nocturno, quien ya lo esperaba con sus palmas cubiertas de abrazadoras llamas, sin embargo, la habilidad del guardián le permitió evadir a su contrincante sin que este supiera que había sucedido. Simplemente en cuanto lo tenía en frente, el joven ya se había esfumado, dándose cuenta al voltear hacia atrás de sí, que Lionel ya estaba corriendo por la puerta que se suponía, debía custodiar

Antorcha Negra: ¿COMO DEMONIOS?

Knorr: Soul Rush. Una habilidad muy útil. Sin que te dieras cuenta, el muchacho alteró tu percepción visual haciéndote pensar ver su imagen corriendo hacia ti, cuando en realidad, el pasó a un lado tuyo sin que te dieras cuenta. Excelente para no perder el tiempo con basuras como tu.

Antorcha negra: No creo que nadie pueda volver a dirigirse a mí de esa manera después de haber rostizado al comandante de la orden de los caballeros. Aún sin importar que sea solo un enorme y grandísimo fantoche.


Knorr: Lo único grande aquí es la golpiza que estás a punto de recibir.

Fin del Soundtrack.

Hell: Black Torch Theme

El inicio de la disputa fue tomado por el hombre de vestimenta roja, quien apuntando con sus palmas al suelo, hizo aparecer por este una enorme estela de fuego que recorría con velocidad y fiereza el piso, dejando rastros de lumbre y ceniza por donde pasaba. Era de un tamaño tal que podía cubrir el cuerpo del comandante de ser este alcanzado por las flamas, pero eso no sucedió. Antes de que el fuego alcanzara al comandante, éste solo necesito golpear el piso con su enorme martillo para neutralizar el hechizo del atacante

Antorcha Negra: ¡Inconcebible!

Knorr: Y eso no es todo. (Hace un ademán con la mirada a su oponente para que viera hacia el suelo).

Al enfocar su atención en el punto donde el martillo de Knorr había impactado, se dio cuenta anonadado como desde dicho punto se desplazaba un rastro de energía luminosa que levantaba piedras y escombros por donde transitaba, teniendo este fenómeno como trayectoria a antorcha negra desde luego, quien para el momento en el que se colocaba en posición de esquivar el ataque, ya había sido alcanzado por la ráfaga, siendo impactado fuertemente contra una de las tantas columnas .

Antorcha Negra: Nggg… Demonios… (Con un poco de esfuerzo, se levanta una vez más) Buena estrategia, pero esperaba algo más de parte de un comandante. Aún así, seguro será un combate entretenido.

Knorr: ¡¿De que rediantres estás hablando?! Ni si quiera he empezado a luchar contigo. Si quisiera en realidad destruirte, haría algo como… ESTO. GLEAMING SENTENCE.

Una vez más, el Comandante golpeo el piso con su martillo, resonando el metálico eco de su fuerte impacto con el piso. Pero no fue solo un estridente sonido lo que provoco dicha acción, sino también la aparición de un círculo luminoso en el suelo, cuyo centro estaba repleto de símbolos aparentemente incomprensibles. El perímetro de la circunferencia antes descrita debía ser de por lo menos 7 metros, cubriendo más del 70% de la sala en donde estaban combatiendo[/color]


Knorr: Y ahora… ALCANZA LA REDENCIÓN A TRAVÉS DE LA AGONÍA.

El circulo sobre el cual estaba parado el nocturno comenzó a emitir un resplandor mucho más intenso el cual, no solo era perjudicial para la vista, sino como lo demostraría antorcha negra, también extremadamente peligroso para el cuerpo. Cada segundo que el hechicero se mantenía sobre ese símbolo, su cuerpo comenzaba a llenarse de quemaduras y moretones, con partes de su túnica haciéndose pedazos poco a poco

Antorcha negra: ¿QUE ES ESTO?

Knorr: Así como el brillo que irradia el sol es perjudicial para la piel y vista de las personas, mi ataque es perjudicial para todo aquello que entre en contacto con él. Imagínatelo, toda esa energía achicharrando tu cuerpo para que tu alma pueda escapar de esa inmunda prisión.

Antorcha negra: No… Hablas… enserio… ¿Verdad? Nada produce más agonía que las indomables llamas que controlo. OBSERVA. THE ENRAGED HEAT THAT VANISHES EVEN SOULS. OOKAZI.

Pese al agónico suplicio al que Knorr lo sometía, el nocturno reunió una gran cantidad de llamas alrededor de su cuerpo, mas no se detuvo allí, puesto que poco a poco toda la estancia comenzó a rodearse de llamas, inclusive el mismo aire se volvía asfixiante e imposible de inhalar. Y sin embargo, todo ese fuego se veía delimitado por la circunferencia hecha por el comandante, quien sonreía orgulloso de su poderoso ataque… o al menos así fue hasta que el poder mágico del usuario del fuego resultó ser tal que la luminosa inscripción en la superficie se hizo pedazos y el comandante fue envuelto por un verdadero mar de llamas

Antorcha negra: … ha… ha… hahahahahaha. TE LO MERECÍAS MALDITO. Definitivamente, fuiste un oponente de cuidado, mas no… - Lamentablemente para el pelirrojo, había comenzado a mofarse de su rival antes de que las llamas se consumieran por completo, saliendo de estas el enorme puño de Knorr, que tuvo la fuerza para casi romperle la mandíbula y estrellar al nocturno contra el marco del portón que custodiaba. - … no… (Escupe sangre, la cual desaparece en cuanto hace contacto con el suelo)

Knorr: ¡TU! – Expresó molesto con su barba y cabello incendiándose, mas con unos movimientos de su mano, los apaga, mas no lo suficientemente a tiempo para no terminar con un aspecto considerablemente ridículoEl castigo por no resignarte será que muela todos tus huesos HASTA HACERLOS POLVO.

Antorcha negra:“Diablos… ¿De donde sacaron… a este mastodonte? – Se preguntó a si mismo el maltrecho hechicero.

Knorr (sujetando en esta ocasión su martillo con ambas manos) ¡MUERE!

Fin del Soundtrack.

Con la fuerza que podía plasmar el enorme comandante en uno de sus golpes de martillo, era capaz de machacar en su totalidad la cabeza de su adversario… de haber sido éste alcanzado por el arma contundente. Rodeando a antorcha negra, una capa de lustre púrpura se había formado alrededor del nocturno, fungiendo como una barrera que impidió que Knorr moviera un centímetro más su martillo

Knorr: … Diantres.

???: ¿Terminaste de humillarte a ti mismo antorcha negra?

Fear: Spectral Twilight Theme


En escena, apareció un nuevo individuo que aparentemente fue el responsable de salvar la vida del nocturno. Este recién llegado era más bajo en estatura que Antorcha negra, tenía una pose encorvada y una larga capucha cubriéndole de pies a cabeza, dejando ver solo sus tenebrosos y brillantes ojos. Además, como si su aspecto no fuera lo suficientemente tétrico, portaba un peculiar bastón cuya punta era representada por la forma de una cabeza de demonio, el cual sujetaba con sus manos cubiertas de vendajes empapados en sangre.



Antorcha negra: Crepúsculo espectral… ¿Qué haces aquí? Estos son mis aposentos y yo me encargaré de…

Crepúsculo Espectral: CAYA. No olvides tu posición en este grupo. Este hombre es un comandante y has demostrado no ser capaz de enfrentarlo por ti mismo. Esto es algo de lo que se debe encargar… un nocturno de verdad.


Knorr: ¡¡¡

Crepúsculo Espectral: Lo ves… mi mera presencia ha provocado sumo miedo en sus ojos. Esos ojos marrones… Llenos de exasperación… estoy seguro haberlos visto antes… Ohh, creo que recuerdo. ¿Alguno de los jóvenes inexpertos que vio morir a su teniente hace como 30 años no es así?


Knorr: … Grrr… Tu… Tu eres uno de los…

Crepúsculo Espectral: Así es. Un nocturno de verdad, no un aprendiz como este debilucho que vez aquí. Así como tu orden se maneja por rangos, la nuestra también maneja lo que pudieras llamar “posiciones”. Novicio, Adepto, Sabio y finalmente, Líder.


Knorr: Sigo siendo un campeón de la orden de Shunora, y no solo eso. El comandante del cuartel central – El temor en sus ojos se desvaneció en pocos segundos y recuperó su confianza – 30 años han pasado... desde que me resigne a dejar a ese canalla que mató a mi teniente escaparse de mis manos. Pero aquí estas, frente a mi para que te de la dolorosa muerte que te mereces.

Crepúsculo Espectral: ¿Darme muerte? Para mi sigues siendo un chiquillo insolente que no conoce su posición. No me importa cuanto hayas crecido, sigues siendo una basura que no tendré dificultades de aplastar… por tu parte Eric, persigue al muchacho que dejaste ir. No permitas que llegue al salón principal.


Antorcha negra: No vuelvas a llamarme por ese nombre. Soy antorcha negra ahora y tu Crepúsculo espectral. Para ser un sabio en esta orden, ya deberías saberlo. (Sale corriendo en dirección a la puerta por la que se fue Lionel hace ya algunos minutos).

Crepúsculo Espectral: … Ya no se consigue personal talentoso ni respetuoso. Es una lástima. Pero debo agradecerte por alimentar a nuestra catedral.

Knorr: ¿Qué?

Crepúsculo Espectral: Sabes que, olvida lo que dije. Menos charla… más muerte – En ese momento, las yemas de los dedos de este nocturno comenzaron a resplandecer de un color púrpura oscuro, mientras que el suelo comenzaba a sacudirse con violencia, abriéndose algunas grietas de entre el piso, saliendo de estas una considerable cantidad de guerreros en deplorables condiciones. Apenas conservaban algo de carne putrefacta en sus cuerpos y se podía ver como estaban aún en proceso de descomposición Mucha más muerte.



Knorr: …Ngg… Nigromancia…

La situación se veía problemática para el comandante. No fue uno, sino dos nocturnos los que ya ha encontrado, y el último en aparecer aparentemente posee un poder más allá que el de los nocturnos estándar.
En cuanto a Lionel, éste seguía adentrándose más y más a los confines de la fortaleza, incauto que el oponente del que supuestamente Knorr debía encargarse, lo perseguía a paso presuroso.



Fin del Soundtrack.

En el caso del grupo compuesto de Armitael, Mike y Samael, este se encontraba aún cruzando el sendero por el cual habían optado seguir, no obstante, este termino llevándolos a una intrincada red de corredores que describían un laberinto. Mas como si no fuera suficientemente molesto el que el teniente tuviera que cargar con una esfera de luz para iluminar el lugar, espontáneamente un brutal escalofrío fue percibido por el trío de caballeros, quienes notaron después de este un drástico descenso en la temperatura.


Mike: Diablos… ¿Quién prendió el aire?

Armitael: Entiendo que las noches sean frías en el desierto… pero jamás me había afectado eso tanto como ahora. Supongo que en las madrugadas la temperatura...

Samael: Para esas riendas Armitael. Se a lo que vas, y me temo que esto no es una mera anomalía climatológica… Esto es provocado.


Mike: ¡He! Uno de esos condenados nocturnos supongo.

Samael: Pero no podemos simplemente quedarnos siguiendo su juego del laberinto. En estas condiciones somos blanco fácil para una emboscada… Armitael, derriba estos muros.

Armitael: ¿Qué?


Samael: Mike tendría que gastar parte de su onda mágica si quisiese hacerlo el y yo debo guardar mis fuerzas para derrotar a los nocturnos. Si te pido que destruyas estos muros, es por que confío que puedes hacerlo. Es por el bien de la misión.

Armitael: ¿Pero no pudiera desmoronarse todo el cuarto?

Samael: Ya nos preocuparemos por eso después. Solo hazlo.

Al tener la autorización de su teniente, Armitael trató de olvidarse de todas las consecuencias que podrían provocar sus bruscos movimientos en tan inestable estructura e inició una violenta arremetida contra los muros que formaban el laberinto, reventándolos con solo usar sus puños. Desde luego que la facilidad para destrozar paredes de tan soberbia manera recaía en su control del elemento tierra, mas afortunadamente para Armitael, aparentaba que todo era parte de su impresionante fuerza física; En el caso de los otros 2 caballeros, estos pensaban que al no tener un talento mágico, el jornalero posiblemente tenía un futuro prometedor como combatiente frente a frente

Tras formar un sendero a rectilíneo a través del laberinto, los caballeros avanzaron hacia la salida del mismo, la cual los llevaba a una amplia estancia donde la temperatura era aún menor. Al adentrarse en este cuarto, no solo notaron un gran espacio húmedo con carámbanos colgando del techo. Pero en el centro de dicha habitación, para sorpresa y preocupación de los 3, una joven encadenada al suelo forcejeando inútilmente por escapar. Al darse ella cuenta de la llegada de los paladines, volvió su mirada a ellos solo para que una sorpresa más se hiciera presente en todos.
.

Mike: … ¡¿ANZU?! – Preguntó anonadado el joven rubio al ver a su nueva amiga como prisionera de los nocturnos -¿QUE ESTÁ PASANDO AQUÍ? (Rápidamente se acerca a ella para intentar destruir las cadenas, recibiendo inmediatamente la ayuda de Armitael). ¿Estás bien? ¿No te lastimaron?


Anzu: Mikey Kun –Respondió entre lagrimas y sollozos- Estaba tan asustada.

Armitael: ¿Puedes decirnos que pasó?

Anzu: …Yo… Yo estaba en el cuartel esperando su regreso, cuando de repente, un hombre encapuchado entró violentamente al cuartel y el… el… (Más lagrimas salen de sus ojos).

Mike: CANALLAS.

Armitael: ¿Y los aprendices? Estaba seguro que ese cuartel debía tener unos cuantos para…

Pero Anzu simplemente negó con la cabeza, obvio ademán de que su asistencia no había sido suficiente para detener al nocturno que secuestró a la joven, provocando una gran frustración en el jornalero y el protector, quienes antes de lamentarse, decidieron hacer su esfuerzo para liberar de sus cadenas a la chica. Una vez libre, la joven comenzó a abrazarlos con un mayor afecto del esperado

Anzu: Les debo mi vida chicos… Si hay algo que pudiera hacer por ustedes…lo que sea…


Ambos caballeros no supieron que decir, siendo absorbidos por la ternura de la joven, quien sin que ellos se dieran cuenta, una neblina gélida comenzó a emanar de su cuerpo, congelando rápidamente sus armaduras, dejándolos inmovilizados temporalmente .

Glacial Deluge

Armitael: Nggg… que… ¿Qué sucede?

Mike: … Anzu…

Anzu: Que mejor forma de pagarles… ¿Qué evitándoles el tortuoso sufrimiento que el futuro les depara? En cuestión de segundos, el aire helado de la atmosfera de ese cuarto comenzó a formar instantáneamente una cuchilla hecha de hielo, que la joven tomó con su diestra y se dispuso a cortarles la cabeza de un tajo. O lo hubiera hecho si dicha hoja no se hubiese derretido. - ¿Pero que rayos?

Samael: Espero que hayan aprendido su lección ustedes muchachos de hormonas alborotadas. En una misión, está prohibido bajar la guardia. Ahora levántense. La energía que despedí debió haberlos descongelado.

Efectivamente, Samael había, solo con su mano, creado una esfera de energía luminosa que irradiaba un extraordinario calor, la cual recibía el nombre de Corona. Armitael se levantó y se colocó al lado del teniente, pero Mike seguía viendo a Anzu a los ojos tratando de entender que sucedía.

Mike: … Anzu… No lo entiendo… ¿Tu eres…?

Anzu: Eres algo lento ¿no? Hmp… Me temo que si Mikey Kun. Lamento haberme presentado ante ustedes como Anzu, cuando debí haberlo hecho como

En ese momento, la joven de un tirón se arrancó la túnica que llevaba puesta, revelando otra vestimenta debajo de ésta. Llevaba ahora 2 enormes botas color azul cielo, un atuendo protector que cubría su pecho mas con algo de la tela de este vestido extendiéndose hasta el nivel de las piernas por la parte de atrás. Además de una capucha de la cual salían unas correas con adornados de copos de nieve en la parte de la espalda.
Como si ese cambio no fuera suficientemente drástico, del gélido piso emergió lo que aparentaba ser un bastón con un enorme cristal en la punta, que al contacto con la joven, ésta experimentó un súbito cambio en su cabello que cambió a una tonalidad más blanca, pero conservando algunos rastros de su color azul anterior




Anzu: Diluvio Glacial.

Mike:

Diluvio Glacial: No te sientas tan mal Mikey Kun. Aprecio que te ofrecieras a ayudarme y todo, pero ni tu ni ese gigante carente de materia gris son lo que necesito. Necesito a alguien fuerte y determinado como Samael San o Lionel Kun.

Mike:

Armitael: El hecho de no solo ser un nocturno, sino además jugar con los sentimientos de mi amigo. PAGARAS CARO. – (Apunta a la usuaria del hielo con su espada).

Samael: Calma Armitael. Te conozco, eres alguien demasiado noble. Terminarás dejando que escape en medio de la pelea… yo me haré cargo.

Diluvio Glacial: Si quieres jugar conmigo no hay problema. Pero ¿pudieras decirle a tus 2 lacayos que se retiren? Ellos no me sirven.

Mike: … Grr…

Armitael: Buen intento. Pero el teniente Samael no es alguien a quien puedas confundir con tus…

Samael: Retírense por favor. – Respondió sorpresivamente el campeón, a lo que Armitael quedó sin aliento- Pero al siguiente cuarto. Debiliten a los nocturnos restantes en lo que yo me encargo de esta perra.

Armitael:...

Samael: Ohh vamos Armitael, la verdad no siempre puede disfrazarse con palabras bonitas. Ahora váyanse ustedes 2… No quiero que sus emociones intervengan en esta batalla. Solo cumplan su misión.

Armitael asintió y le pidió a Mike que lo siguiera mientras continuaba al siguiente cuarto. Por su parte, el joven rubio pasó lentamente junto a “Anzu” mirándola no con desprecio o rabia, sino con lástima y decepción, cosa que la joven fingió no importarle.

Diluvio Glacial: Si te importaran tus subordinados, no los mandarías solos. Después de todo, más adelante está el cuarto de tierra marchita. Ni siquiera yo que la considero mi compañera, podría pasar un solo segundo en tan suma inmundicia. Ugh…

Samael: Es curioso que te quejes… por que alguien como tu no va a irse a un lugar muy placentero cuando termine contigo. ¿Está lista milady? Por que su último baile dará comienzo.

Diluvio Glacial: Solo quiero averiguar si eres tan poderoso como para salvar a mi hermano. Los otros 2 ni de chiste cumplen mis expectativas, pero tu… tu puedes ser a quien he esperado con tanto ahínco.

De esa forma es como, mientras Knorr enfrenta a uno de los Nocturnos sobrevivientes del ataque de dicha secta hace casi 30 años, Samael se ve obligado a enfrentar a Diluvio Glacial, una joven de frío ser que no le importó destruir el corazón del joven que tanto confió en ella. Pero ahora que los 2 guerreros de más alto rango están combatiendo. ¿Los demás tendrán alguna posibilidad contra los oponentes restantes?
De eso, nadie estaba aún seguro...





Última edición por Celtic el Jue Ago 25, 2011 2:08 pm, editado 2 veces

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Miér Ago 24, 2011 4:52 pm

Previamente en Armitael Gaiden


Siete nocturnos esmerados en llevar a cabo la resurrección del supremo señor de la oscuridad, quien fuese encarado por el legendario Sebiel hace milenios atrás. Han jurado enemistad contra la deidad del sol y aquellos que la protegen; La cortina de una nueva batalla mortal, acaba de abrirse.
El comandante Knorr tuvo el primer combate dentro de los muros de la críptica fortaleza, enfrentando a Antorcha negra, demostrando el por que de su alta posición jerárquica. Pese a los esfuerzos del hechicero, el brutal poder y temperamento del comandante fue demasiado para él. Sin embargo, Crepúsculo espectral, un nocturno de mayor poder ha llegado para intervenir en el combate, haciendo gala de sus habilidades nigrománticas.
Por su parte, Samael se encuentra cara a cara con Diluvio Glacial, quien se trata de nada más y nada menos que Anzu, la joven en la que el joven Mike tanto confió. Ahora, mientras los 2 caballeros de más alto rango del grupo se miden en batalla contra los nocturnos, Armitael, Lionel y Mike deben encargarse de aquellos que se encuentran aún más al fondo de la fortaleza, pero la pregunta es ¿serán capaces de lograrlo?


_______________________________________________________________________

Castle Walls

Lionel, guardián de la orden de Shunora, había dejado a su comandante haciéndose cargo de la batalla contra antorcha negra para él poder avanzar más dentro del interior de la fortaleza y encontrar a los nocturnos restantes. A diferencia de los corredores rectos que había recorrido previamente, en esta ocasión seguía un sendero inclinado hacia abajo, iluminado débilmente con antorchas color púrpura que le daba una vibra malévola al ya lúgubre recinto. A diferencia de lo que pensaba el joven caballero, no apareció ninguna roca gigante para aplastarlo, ni se abrieron agujeros en el piso del inclinado corredor, ni siquiera una trampilla que liberara ácido corrosivo sobre su persona (que desde su perspectiva, sería una trampa que el usaría de tener que proteger una fortaleza).

Lionel: “No más trampas… ni siquiera caminos falsos. Supongo que para este punto o están demasiado confiados en que no llegaríamos tan lejos o es que los nocturnos confían en derrotarnos con sencillez… pero no por eso debo confiarme yo”.

Aunque el camino aparentaba ser despejado, el paladín de cabello plateado decidió no fiarse del panorama y mantenerse alerta de cualquier evento sospechoso que pudiera suscitarse a lo largo de su “estadía” en el cuartel de los nocturnos; especialmente, cuando arribó a una nueva sala tras terminar de recorrer el ya antes mencionado pasillo inclinado.

Lionel: … Hmp…

Un murmullo escapó de la boca del paladín, aunque más que eso pareció más ser un suspiro provocado por el impacto de mirar una estancia tan macabra como en la que se encontraba en ese momento. A primera vista parecía un salón igual a los otros en los que había estado. Oscuro e iluminado solo con el tenue y púrpura fulgor que emanaban las antorchas de las paredes; viejas columnas que sostenían el peso de la estructura donde había talladas varias pictografías; una capa de arena negra cubriendo el piso resultado de pequeñas filtraciones en la piedra usada para construir la fortaleza; pero, aparte de todo eso, en esta sala en particular, un extra “adornaba” las paredes de la estancia.


(imaginarlos en las paredes)

Lionel: … por todo lo que es santo… ¿Quién puede ser tan desalmado como para?... ohh… creo que vomitaré.

Encadenados a las paredes con grilletes o cuerdas cubiertas en sangre, una gran cantidad de cuerpos con marcas de pentagramas quemados en su carne en su pecho y brazos, algunos inclusive degollados. 50… o tal vez 100. No podía creer el grado de perversidad y desquicie que debía reunir un ser humano para llevar a cabo un acto tan ruin. Lo peor fue cuando Lionel pudo distinguir también cuerpos femeninos e inclusive de infantes en aquella horripilante pared.

???: ¿Demasiado para ti?- Preguntó sarcástico el hechicero manipulador del fuego que finalmente había alcanzado a su nuevo rival.

Lionel: Desgraciado.

Antorcha negra: No me mires así. Estos no son mis aposentos, sino los de crepúsculo espectral… quien por cierto, en estos momentos debe estar haciéndose cargo de tu querido pero fantoche comandante.

Lionel: … Eso lo explica.

Antorcha negra: Lo que te deja a ti, A MI MERCED.

Lionel: No me importa si esta estancia le pertenece a él o a quien sea… un ente que pueda tolerar un acto tan despiadado como si fuera nada… COMO SI ESTAS PERSONAS VALIERAN MENOS QUE OBJETOS… MERECE PAGAR. (Un aura luminosa comienza a recorrer el cuerpo de Lionel).

Antorcha negra: Que fácil pierdes el temple. Crepúsculo espectral hace este tipo de cosas todo el tiempo para practicar sus artes nigrománticas.

Fin del Soundtrack .

Lionel: PARA MI ESA NO ES UNA EXCUSA… (Respira para recuperar su temple y no cometer una estupidez por exaltarse)… Soy un caballero de Shunora y mi deber es hacer justicia en esta tierra… Pero viendo esto, solo hay una manera en la que puedo concebir, realizaré mi trabajo… ¡Mandando sus patéticas almas al infierno!

The Strenght of a Knight: Lionel Theme


Sin previo aviso, contrario a como usualmente inician su ofensiva los caballeros de la orden, Lionel de un salto recorrió los metros de distancia que lo separaban de Antorcha negra, quedando frente a frente, dándole la oportunidad a cualquiera de los 2 de dar un golpe crítico a su adversario. Fue el hechicero quien comenzó su ofensiva disparando un candente pilar de fuego horizontal de sus palmas que, para su sorpresa, atravesó la imagen del paladín, la cual se desvaneció

Antorcha negra: … un momento… MALDICIÓN.

Lionel simplemente asintió y corrió hacia el nocturno, quien ya lo esperaba con sus palmas cubiertas de abrazadoras llamas, sin embargo, la habilidad del guardián le permitió evadir a su contrincante sin que este supiera que había sucedido. Simplemente en cuanto lo tenía en frente, el joven ya se había esfumado, dándose cuenta al voltear hacia atrás de sí, que Lionel ya estaba corriendo por la puerta que se suponía, debía custodiarí

Antorcha Negra: ¿COMO DEMONIOS?

Knorr: Soul Rush. Una habilidad muy útil. Sin que te dieras cuenta, el muchacho alteró tu percepción visual haciéndote pensar ver su imagen corriendo hacia ti, cuando en realidad, el pasó a un lado tuyo sin que te dieras cuenta. Excelente para no perder el tiempo con basuras como tu.

El hechicero había recordado las palabras de Knorr comentándole de aquella versátil habilidad del joven paladín, quien para su desgracia, ya se encontraba detrás del nocturno clavándole su espada en la parte del omóplato, causándole no solo un abrumador dolor sino además una invalidez para mover su brazo derecho con libertad.

Lionel: No he terminado. (Retira su espada y de la punta de ésta sale disparado una ráfaga de energía) PIERCING FLASH.


El fulminante ataque de Lionel había lanzado lejos al nocturno, estrellándolo contra una pared traslucida que parecía estar hecha de cristal, pero que en realidad era el resultado de la manifestación de la onda mágica del paladín en forma de muro, por eso el que dicha técnica se llamara Light Wall. Cabe mencionar que al impactar con esta pared luminosa, está detonó en energía que golpeo un poco más al nocturno, mas en esta ocasión en el brazo izquierdo

Antorcha negra: (Escupe sangre)… Diablos… la pelea contra el comandante me dejó más cansado de lo que esperaba… pero no será suficiente (con sobrehumano esfuerzo extiende sus brazos hacia adelante importándole poco las consecuencias de dicha acción). THE VORACIUS FLAMES THAT BURN EVERYTHING IN THEIR PATH. HINOTAMA.



De las palmas del hechicero un centenar de bolas de fuego salieron disparadas contra el paladín, quien por su quietud, no aparentaba tener intenciones de moverse. Claro, la razón de no alejarse del trayecto de las llamas era por que una decena de muros de luz apareció frente a él, de manera que cada vez que uno sucumbía por la magia del adversario, el otro se encargaba de seguir protegiendo a Lionel.

Antorcha negra: Grrr…

Lionel: Torpe estrategia. Concentraste una poderosa cantidad de onda mágica pero la dividiste en muchas partes, haciendo que perdiera drásticamente su poder. Fue fácil para mis barreras de luz bloquear tu desesperada ofensiva… es obvio quien si alguien está perdiendo la calma… no soy yo.

Antorcha Negra: Si eso no fue suficiente… ENTONCES… THE ENRAGED HEAT THAT…

Lionel: No lo harás. SOUL RUSH.

Usando una vez más su habilidad para alterar la percepción óptica del enemigo, éste último comenzó a ver como la imagen de Lionel se multiplicaba 2 veces, luego 4 y así sucesivamente hasta que la habitación estaba repleta de ellos, no sabiendo a quien atacar.

Lionel (X128): Es sencillo, solo uno de los que vez es real… claro, que con tus brazos a punto de romperse, las hemorragias internas y el desperdicio de magia que has hecho, no te creo capaz de adivinar antes que te asesine

Antorcha negra: YA CALLATE. OKAZI. – Tal y como había sucedido en su batalla contra Knorr, el nocturno manifestó una extraordinaria cantidad de flamas que cubrió enteramente la habitación dejando en llamas todo el recinto. – Ha… HA… HAHAHAHAHAAHAHAHA No hay manera que hubieras podido escapar de eso. TU TE LO BUSCASTE FANTOCHE.

Lionel: Cierto… Esa era una estrategia infalible… Que pena que en tu exasperación, no viste la verdad… (con un chasquido de dedos, Lionel hace desaparecer una gran cantidad de flamas, dejando ver solo una línea recta cubierta por el abrazador fuego).

Antorcha Negra: … pe…pe…pe…pe…

Lionel: Por tu balbuceo, interpreto que no entendiste que pasó. Bueno, resulta que te hice pensar que cubrías TODA la habitación en llamas, haciendo copias de tu ataque así como lo hiciera de mi mismo. En pocas palabras, creíste que habías sido capas de cubrir el salón entero con fuego, cuando la realidad era otra. Pero ese es el destino de los pecadores, vivir engañados…

Antorcha negra: …No… “Así que al final… había llegado a mi límite… pero el muchacho me hizo pensar que mi ataque aún tenía la fuerza para cubrir todo el cuarto… de haberme dado cuenta antes que mis condiciones eran tan deplorables… me hubiera retirado”.

Lionel: Para Morir arrepintiendose, SHINING SLASH (La espada de Lionel es bañada en luz y con ella parte al piromántico diagonalmente de un tajo).



“Si bien su muerte no le devolverá la vida a estos difuntos… al menos impedirá que más personas de bien sufran el mismo destino”.


Sabiendo que su comandante se molestaría si volvía hacia atrás con fines de ayudarlo, decidió el joven paladín seguir adelante sin retroceder y encontrar a los villanos restantes que le faltaran por castigar. Después de todo era su misión, su responsabilidad… su destino


























ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS
.






























CAPITULO X: EL LADO OSCURO DE LA LUZ.


Antorcha negra había sido finalmente derrotado gracias a los esfuerzos conjuntos de Knorr y Lionel, pero el que 2 nocturnos estuvieran vencidos no le concedía la victoria a los caballeros, puesto que aún permanecían contrincantes poderosos a la vuelta de cada esquina dentro de la fortaleza. Tal era el caso de Diluvio Glacial, una joven perteneciente a la maligna secta quien ahora se encontraba enfrentándose a Samael, teniente del cuartel central.

Aún cuando el combate ya había iniciado hace un par de minutos, ninguno de los 2 había revelado sus mejores técnicas, demostrando el nivel de cautela de ambos combatientes. Mientras que la joven mantenía su distancia de Samael materializando estacas de hielo que lanzaba contra él, éste simplemente se limitaba a esquivarlas o desviarlas con su espada. Parecía dispuesto a esperar hasta el momento justo y el frío del recinto no aparentaba nublar su juicio.




Diluvio Glacial: Sereno, cauteloso, audaz y confiado de sus habilidades. Definitivamente eres perfecto para el trabajo.

Samael: Lo lamento, no suelo tomar misiones de mis enemigos. Políticas del cuartel.

Diluvio Glacial: No digas tonterías. Serías bien recompensado.

Samael: Lo siento, pero no hay nada que tú puedas darme que yo considere como recompensa.

Diluvio Glacial: Eres tan tierno haciéndote el difícil Samael San. Pero no te preocupes, pienso persuadirte… aún si debo lastimarte un poquito. (una sonrisa perversa se forma en su rostro, mas para su sorpresa, su contrincante hace una mueca igual de siniestra).

Dark Saint Battle

Una vez más, Diluvio Glacial hizo aparecer una gran cantidad de estalactitas de hielo, no obstante, estas eran de mayor grosor, tamaño y giraban a su alrededor de una manera sumamente sincronizada. Posterior a eso, de su bastón comenzó a emanar una neblina congelante que se dirigía hacia el teniente.

Diluvio Glacial: THE ETERNAL SHIVER THAT FREEZES EVEN THE FIERCEST COURAGE… UMIRUKA.

Fue así como la gélida brisa comenzó a envolver de pies a cabeza al paladín Shunorense, provocando que su cuerpo fuera rodeado por una gruesa capa de hielo en la cual terminaría preso si no hacía algo rápido. Inusualmente, lo único que el teniente hizo, fue sonreír sin siquiera levantar un dedo para defenderse, quedando su cuerpo completamente congelado salvo por su cabeza

Diluvio Glacial: ¿Qué sucede? ¿Acaso el viento gélido de la Umiruka ha congelado todos tus musculos? No es de sorprenderse, la humedad en este cuarto se ha convertido en…

Samael: Si vamos a seguir con esta pelea, hay algo que debes saber - Un semblante más serio se formó en el rostro de Samael mientras un resplandor dorado comenzaba a emanar de su espada, el cual causó que rápidamente el hielo que le rodeaba se derritiera. – Detesto que me expliquen los ataques de los demás… solo a mi me gusta explicar los míos.- Dijo petulante mientras que con su arma bloqueaba algunas estalactitas que su rival le había arrojado mientras fanfarroneaba.

Diluvio Glacial: Hmp… un poco arrogante. No te preocupes, se como poner a los hombres como tu en su lugar. LIQUID BEING ANXIOUS FOR REVENGE. LET ME CONTROL YOU LIKE A WEAPON TO DROWN MY VICTIMS. RİBAİBARUSURAİMU

El malévolo conjuro de la joven había provocado que el agua que cubría los pies del teniente (resultado de haber derretido el hielo con aquel resplandor emanado de su incandescente solar sword) incrementara en cantidad y tomara la forma de 2 enormes látigos hechos completamente de agua. Aunque hubiera resultado sencillo para el teniente cambiar su estado de la materia una vez más con su mágica espada rebosante de calor, lo cierto era que la joven había sido observadora el fijar su atención en los efectos generados por el arma del teniente, de manera que uno de los látigos le arrebato con suma rapidez y brusquedad su arma al caballero mientras que el otro lo sujetaba del torso levantándolo varios metros en el aire y estrellandolo contra los fríos muros.



Diluvio Glacial: Tal vez después de una sacudida, te pongas en tu lugar.

Como si estar atrapado dentro de la masa acuosa sin poder respirar, además de estar siendo azotado contra las paredes del recinto no fuera suficiente, Samael fue capaz de percibir un brutal descenso en la temperatura en la corriente dentro de la cual se hallaba atrapado. Aunque para cualquiera la experiencia del agua helada entrando por su boca y nariz hasta los pulmones sería frivolamente exasperante, el caballero parecía saber a que se atenía.

Samael: Creo que ya jugué a la víctima por mucho tiempo” (Un orbe luminoso comienza a formarse en su mano, cuya cantidad de energía calorífica era tal que la fría corriente comenzó a ebullir).

Diluvio Glacial: ¿Pero que... que sucede? – Preguntó sorprendida la nocturno al ver como el teniente una vez más se liberaba de otra de sus supuestamente, infalibles técnicas, quedando solo sujeto por el látigo de agua de la cintura para abajo.

Samael: Fuiste ingenua al pensar que mi espada era la fuente del calor de mis ataques. Si bien tiene esa propiedad... (sonríe) yo tambien. CORONA.

El orbe de un tamaño no mayor al de una pelota de tennis salió despedida con suma potencia, estrellandose contra el suelo y liberando toda la energía cinética que tenía almacenada, incrementando la temperatura de toda la habitación. Por lo tanto, toda la escarcha y estalactitas que adornaban el recinto sufrieron un proceso de fusión, con el fin de que se alcanzara el equilibrio térmico entre la Corona y la estancia .


Diluvio Glacial: ... Impresionante.

Samael (Cae flexionado mientras que su capa se extiende un poco por el suelo hasta que se levanta). La versatilidad del elemento luz es que puede usarse de incontables maneras, cada una más peligrosa que la anterior. Y la propiedad térmica, que es la que yo manipulo, es de las más temidas.

Diluvio Glacial: Si... Definitivamente eres a quien estaba esperando... aquel que puede salvar a mi hermano Dıjo un tanto ilusionada, cambiando completamente su semblante frío de hace unos momentos Solo una prueba más. Estoy segura que podrás pasarla.

Samael: Aquí entre nos... ¿al menos estás al tanto que no me interesa ayudarte?

Diluvio Glacial: SHADOWS FROM THE ABYSS SEARCHING THEIR PREY IN THE DEEPS. YAMI NO JUBAKU

El agua caliente que cubría el piso sufrió otro inesperado cambio, tornandose más densa y de un color completamente negro. Además, de su superficie comenzarón a emerger una especie de flagelos que sujetaron al Teniente de sus piernas, cintura, brazos y cuello, jalandolo con fuerza al piso.


(Como de costumbre, imaginar que el sujeto de la foto es Samael)

Samael: Grrr... así que... finalmente hay un nocturno que si puede usar la oscuridad

Diluvio Glacial: Veo que estás al tanto de la incompetencia del nuevo personal. Pero yo soy heredera de un nocturno nato, de aquellos que fueron temidos hace ya varios años. No te dejes engañar por mi aspecto, no soy nada frágil.

Los látigos de agua sombría jalaban más y más al paladín, apretandolo con fuerza al mismo tiempo que dejaban un rastro de frío hielo en las partes sujetadas. Definitivamente no era un hechizo normal, sino un acoplo de agua y oscuridad. Y uno bastante peligroso, ya que los látigos que lo sujetaban congelaban paulatinamente su cuerpo al mismo tiempo que lo arrastraban a aquella charca de donde provenían, donde seguramente moriría ahogado.

Samael: ...¿Eso es todo?... No me hagas... reír. Nadie dirá que el magnánimo campeón, Samael Kiurz, fue vencido... ¡Por una chica!.

Diluvio Glacial: ¡BAKA! – Completamente molesta por haber sido subestimada por su sexo, incrementó la fuerza con la que las sombras sometían a Samael, haciendolo, finalmente, caer bocaabajo sobre la negra superficie del agua sobre la que estaba parado hacía unos momentos

Fin del soundtrack.

Por lo visto, la masa de agua sobre la cual había caido el teniente poseía una profundidad mayor a la aparente, ya que su cuerpo poco a poco se hundía dentro de las tinieblas como si se tratara de una fosa de arenas movedizas. Se notaba su desesperado forcejeo por salir, pero no consiguió ningun resultado.

Diluvio Glacial: (Suspira). Es una pena Samael San... por un momento pensé que usted era el candidato ideal, pero veo que no pudo contra mi mejor técnica... tal vez Lionel Kun si pueda ayudarme... aunque el tendría que entrar en liberation o algo. En fin, sayonara Samael san... En un par de minutos no podras respirar y dejarás de preocuparte.


Mientras el cuerpo del teniente se hundía más y más en la charca echa de agua y sombras, la joven decidió partir en busca del guardián de la orden, dirigiendose por la puerta por la cual los caballeros habían llegado. Pero en cuanto puso un pie fuera de su estancia, escuchó aterrada un sonido de brasas ardiendo y el del agua evaporandose.

Mighty Blow: Samael Theme

Aunque no se animaba a mirar, la joven instintivamente volteó hacia atrás suyo, obvservando como la superficie del agua comenzaba a llenarse de cortes y desaparecer en una nube de vapor: nube de la cual, emergía la silueta del teniente... portando su espada (posiblemente la había encontrado bajo la capa de penumbra)

Diluvio Glacial: ...

Samael: He sido paciente contigo, incluso te he permitido demostrar un considerable repertorio de técnicas para evaluar tu fuerza. Y aunque eres una guerrera admirable, tambien eres mi enemiga.

Diluvio Glacial: Parece que te subestimé.

Samael: No sabes cuanto... (sujeta el mango de su espada con las 2 manos colocandola al frente de su rostro) The Sun that rises to give hope to the humanity now descends to obliterate any sign of evilness. FEEL THE VORACIOUS RAGE OF OUR GODDESS.

Sujetando con ambas manos la solar sword, e infundiendole gran parte de su onda mágica, esta comenzó no solo a resplandecer con suma intensidad, sino además a rodearse de furiosas llamas que se extendían más y más. Transcurridos unos segundos, Samael realizó un corte diagonal de abajo a arriba, resultando esta acción en la manifestación de un enorme dragon llameante que tenía como trayectoria a la joven nocturno



Samael: RISING SUN SLASH

Con la intensión de no morir calcinada, con sus fuerzas restantes, Anzu creó una esfera de hielo que gozaba de un amplio grosor y resistencia, envuelta en una capa de energía oscura para debilitar la fuerza del ataque. Pero aún con esas protecciones, el ataque del teniente fue capaz de destruir ambas barreras y dejar bastante malherida a la joven, sin mencionar que parte de sus ropas se había quemado. Pero como ella había predicho, el ataque no tuvo la intensidad para matarla.

Pausar Soundtrack.

Diluvio Glacial: (Tosiendo algo de sangre)... Soberbio... has sobrevivido a cada una de mis técnicas... y me has dejado muy malherida.

Samael: ... – No contestó y prosiguió a la salida de la estancia.

Diluvio Glacial: ESPERA (Sujeta a Samael de su pie) Tienes que escucharme... tu eres el único capaz de salvar a mi hermano... Si tu no lo haces... seguro será consumido por la oscuridad...

Samael: ¿A que te refieres?



Plea

Diluvio Glacial: Mi hermano... el es... un nocturno... de hecho... el actual lider de toda esta secta. Sus poderes superan por mucho a los mios. Por eso necesitaba encontrar a alguien que lo hiciera desistir de sus propositos... pero ese alguien debía ser muy fuerte

Samael: Me dices que si derroto a tu hermano... ¿Recobrará el buen camino?

Diluvio Glacial: Es verdad que no somos aceptados por la sociedad... y que nuestra vida ha sido muy dura... pero el está llendo demasiado lejos. Destruir toda Shunora... invocar un demonio antiguo... exponiendose a si mismo y a los que ama de esa manera... todo eso... ¡es por su maldito orgullo! Si se diera cuenta que hay otras formas. Pero no puedo oponermele.

Samael se quedó callado un momento, reflexionando las palabras de la joven. Se pasó su mano por la barbilla y consideró que realmente era una petición simple, ya que desde un principio tenía el, junto a sus aliados, derrotar al lider actual de la secta. No tenía motivo para acobardarse a este punto.

Samael: Entendido...

Diluvio Glacial: ¿Lo harás?

Samael: Así es... Derrotaré a tu hermano, y tras destruirlo, su alma será absuelta (sonríe macabramente).

Fin del soundtrack.

Reanudar Soundtrack Anterior.


Diluvio Glacial: ESPERA. No estarás pensando en... – Pero Samael asintió antes de que la joven terminara su enunciado. - ¡NO! No puedes matarlo. El solo debe darse cuenta que sus poderes no son suficientes, que sus objetivos son incorrectos y que...

Samael: ¿Y Darle la oportunidad de fortalecerse lo suficiente para que me de muerte a mi y a mis camaradas? Lo dudo mucho niña.

Diluvio Glacial: ¿Como quieres que te lo pida? Abandonaremos la secta, nos iremos de Shunora... SOLO AYUDAME A DEVOLVER A MI HERMANO A LA NORMALI...

Para infortunio de la desesperada joven, Samael no estaba dispuesto a cambiar su forma de pensar, y harto de que Anzu no lo dejara proseguir, la sujeto de la cara y la levantó a la altura de la suya, mirandola fijamente a sus llorosos ojos

Samael: Sabes... conociste a un joven tan loco que hubiera seguido tu petición al pie de la letra... pero no confiaste en el. Yo, por mi parte, tengo mi propia manera de reunirte con tu hermano (La mano con la que sujetaba a la chica comenzó a resplandecer)... hehehe...


Diluvio Glacial: ...”Mikey kun...”

Samael: CORONA SOUL INFUSION.


(imaginar... ya saben)

Un resplandor; un parpadeo; un estallido. Todo terminó para la joven en cuanto Samael completó su ataque. A tan corta distancia del cerebro, la radiación térmica de la corona era faltal. Tiró con indiferencia el cuerpo de la joven al piso, mientras que su sangre era absorbida por la misma habitación. Esto último intrigó al teniente, pero decidió esperar que la respuesta llegara luego.

Samael: Tengo que irme... después de todo... tengo una promesa por cumplir. Heheheh... hehehehe. HAHAHHAHAHAHAHAHAHA

Fin del Soundtrack.

Aunque una cruenta batalla había ya finalizado con la victoria del teniente, la verdadera lucha aún no terminaba, cosa de la que estaban al tanto Armitael y Mike, quienes seguían recorriendo el aparentemente interminable corredor que separaba la estancia de Diluvio Glacial con la morada de su proximo adversario. Repentinamente, el estruendoso sonido del estallido, el espontaneo resplnador que iluminó el pasillo más de la cuenta y el desgarrador grito de la joven, fueron suficiente pista para que el par de caballeros interpretara que su teniente había resultado ganador en el combate.

Mike: ... (se detiene en seco).

Armitael: Mike... yo... – Armitael no sabía que decir, pero para ser franco, el jornalero no entendía como podía seguir sintiendo algo que no fuera enojo y rabia. – no... no se que decir. Pero tenemos continuar y derrotar a esos nocturnos. No podemos darles la oportunidad de que le hagan algo como lo que te hicieron a los demás.

Mike: ...

Sleeping Serpent


Armitael: Mira, entiendo como te sientes, pero... - Antes de terminar su enunciado, inesperadamente Mike lo empujó contra una de las paredes del corredor sujetandolo del cuelloNggg...

Mike: TU NO TIENES IDEA DE COMO ME SIENTO.

Armitael: HAZTE A UN LADO – Obviamente la muestra de violencia por parte de Mike irritó al caballero, por lo que, siendo más grande y fuerte fisicamente que el rubio, sujetó la mano que lo ahorcaba y lo apartó bruscamente. -¿Que ganas agrediendome? Solo harás que esos nocturnos nos maten.

Mike: ¿VEZ? !Esa es la actitud que me molesta!

Armitael: ¿De que hablas?

Mike: Yo... estoy seguro que ella fue sincera conmigo cuando la conocí... yo vi a través de sus ojos... estoy seguro que no vi a un ser sin alma o carente de bondad... estoy seguro que era un ser humano que ocupaba mi ayuda...

Armitael: ¿Que tratas de decir Mike? ¿Que debimos haber dejado que nos asesinara?

Mike: No entiendes... se nota eres un novicio – el comentarió de Mike volvió a disgustar a Armitael La cuestión es... que creí en las palabras del teniente cuando nos dijo lo malvados que son estos individuos... de alguna manera, me emocionaba poder desquitar toda mi furia finalmente en alguien... pero al ver a Anzu como miembro de esta secta... me doy cuenta que ¿Y si no son tan malvados como afirmamos que son? Tal vez solo sean diferentes. Tal vez no estamos haciendo las cosas bien.

Armitael: Aún así... no podemos aprobar los actos que han cometido Mike. Somos caballeros, y es nuestro deber hacer el bien por la mayoría. Yo estaba al tanto que tendría que luchar contra otras personas sin importar sus ambiciones. Dime Mike. ¿En serio estás listo para tomar la responsabilidad de pertenecer a la orden?

Mike no contestó, simplemente no sabía exactamente como. Armitael lo miró con algo de decepción y le dio la espalda para seguir su camino hacia el nocturno siguiente, diciendole que el se encargaría de cumplir con la misión que se le encomendó, independientemente de que tuviera o no ayuda de su compañero.

Armitael: “... Aunque debería intentar ser más empático... digo... que haría yo si alguien que estimo fuera mi oponente... no sabría que”...

Fin del Soundtrack.

Como era costumbre, los pensamientos de Armitael fueron interrumpidos por un factor externo derivado del ambiente. En esta ocasión, una buena sacudida provocada por la misteriosa aparición de una fuerza tractora que provocaba que el pasillo donde estuvieran Armitael y Mike fungiera como banda transportadora, moviendolos a la siguiente estancia. Si bien parecía un cuarto cualquiera como en los que ya habían estado, estaba cubierto de lodo, hongos, moo, y otras cosas en descomposición, provocando que de la habitación emanara un hedor monstruosamente nauseabundo, provocando que el par de caballeros taparan su nariz con sus dedos.

Armitael: GAAH, que asco.

Mike: UGGGH, olvida lo que dije. Quien more aquí si debe ser destruido.

???: Vaya, pero que jovencitos tan groseros. Dijo una voz profunda pero a la vez, lo suficientemente parecida a la de una mujer.

Dungeon

Una vez más, el suelo comenzó a sacudirse mientras que del enorme charco de fango ubicado en el centro de la habitación emergía lo que parecía ser un sarcófago, cuyo ascenso provocó la aparición de varias burbujas de lodo. Lentamente, la tapa del ataúd se fue abriendo poco a poco, revelando a una persona cubierta de pies a cabeza por una capucha

Armitael: Un nocturno presumo.

???: A estas alturas, sería el colmo que esa no fuera tu primera sospecha. Así es jovencitos, yo seré su próxima contrincante –[ Como si la capucha que cubriera la identidad de la nocturno fuera de barro, esta comenzó a cuartearse y hacerse pedazos y formar parte de la capa de lodo que cubría el suelo -Aunque lo más adecuado sería que los caballeros se presentaran primero, les haré un favor. Yo soy Tierra Marchita.

Cuando el manto terminó de romperse, Armitael y Mike pudieron ver la apariencia de su nueva rival. Llevaba unas pesadas botas como de cazador, un vestido verde cuya parte del torso fungía como armadura. A su cuello llevaba amarrada una capa harapienta y en sus brazos llevaba varios vendajes cubiertos de lodo y fango. Pero quizás lo que más llamó la atención de los caballeros, es que era calva.



Tierra Marchita: Sinceramente las visitas me parecen un fastidio. Por que no se van y me dejan dormir tranquila.


Armitael: Descuide, usted vuelva a su ataúd y nosotros seguimos avanzando.

Tierra Marchita: No te pases de listo mocoso. Me meteré en problemas si Sol nocturno se entera que no hice mi trabajo. Aunque sinceramente me da taaaaanta pereza tener que matarlos. Pero ni hablar, es el deber.

Mike: No tengo deseos de acabar con la vida de otra persona así nada más… pero como dijo Armitael, no soy tan tonto para dejarme aniquilar.

Tierra Marchita: Esa no es la actitud que demostraste con la consentida de Diluvio.

Mike:...

Armitael: ¿Estabas allí?

Tierra Marchita: Pero querido, estoy en todas partes. Todo lo que pasa en esta fortaleza, yo lo se de antemano. Cada paso, salto y golpe que dan, yo lo escucho… o lo percibo mejor dicho.

Armitael: ¿Tu sabías que estábamos aquí desde antes?

Tierra Marchita: Desde que pisaron el primer escalón. Si me hubieran dado ganas, los hubiera detenido en la entrada, pero eso sería mucho esfuerzo. Decidí aguardar aquí esperando que se murieran en el camino. Pero ahora me harán trabajar. Y más vale que lo haga rápido, otro más de ustedes viene en camino justo ahora.

Mike: … Entonces…

Tierra Marchita: Si, es una lástima por Diluvio. Pero ni hablar. Sedujo al hombre equivocado. Debió concentrarse en el chico malo en vez del rubio sin cerebro.

Mike: …Grr… Ya es demasiado con no haber podido haber hecho nada para ayudarle… Y AHORA HASTA SUS AMIGOS SE MOFAN DE SU MUERTE.

Tierra Marchita: ¿Qué amigos?

Mike: SE ACABÓ. Con razón Anzu no podía confiar en nadie, por culpa de seres inmundos como tú. (le apunta con la punta de su espada).

Y así, una nueva batalla estaba a punto de dar inicio. Un enfrentamiento entre Tierra marchita contra Armitael y Mike, quienes, a pesar de tener la ventaja numérica, son aquellos que poseen la menor experiencia en el grupo. ¿Serán acaso sus esfuerzos suficientes para enfrentar a esta rival? ¿Samael llegará a tiempo para asistirles? ¿Y como le irá a Knorr en su batalla?
Incógnitas que solo resolverá el próximo Armitael Gaiden.























































































ZONA CENTRO SHUNORA


El resplandor del alba comenzaba a iluminar aún tenuemente los rastros de la noche anterior, bajo la cual se suscitaron una gran cantidad de combates entre los miembros de la orden de los caballeros y la secta de los nocturnos. Y aunque un nuevo día comenzaba, la batalla seguía inconclusa. No obstante, ahora el conflicto tomaría no solo lugar en la fortaleza abandonada, sino ahora el caos saldría de las profundidades de la tierra para extenderse a la superficie

???: "Creo que es momento de ir comenzando" - Se dijo a si mismo un enigmatico hombre que acababa de arribar a la zona central de Shunora. No había mucho que se pudiera decir de su aspecto, debido a la larga capucha que impedía reconocerle de alguna manera.- "Pero mas les vale que la paga sea buena".

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Jue Ago 25, 2011 2:03 pm

Previamente en Armitael Gaiden

Siete nocturnos guiados con el único propósito de completar la resurrección del supremo señor de la maldad, quien fuese encarado por el legendario Sebiel hace milenios atrás. Han jurado rivalidad contra la deidad del sol y aquellos que la defienden; Una nueva batalla mortal, da comienzo.
Lionel de la casa de los Gallenus fue capaz de dar muerte a antorcha negra, quien tras su encuentro contra Knorr, no tuvo las energías para darle desafío al poderoso paladín de armadura color zafiro, quien le diera muerte tras hacer gala de sus habilidades de distorsión óptica.
Por su parte, el teniente Samael, tras ver que Armitael y Mike no serían capaces de hacer a un lado sus sentimientos para enfrentar a Diluvio Glacial, decidió ser él quien la enfrentara, acabando con su vida aún después de que esta rogara por su ayuda.
Nada más restan 3 nocturnos por erradicar, mas la pregunta era ¿Durarán las energías de los caballeros lo suficiente para llegar al final de este combate?



Zona centro de Shunora. 7:00 AM.

El cobijo de la noche comenzaba a desvanecerse del firmamento del árido reino del noroeste de Ivanatza, lo que significaba el comienzo de un nuevo día. Aunque algunas personas habían decidido madrugar para ponerse al corriente con su jornada diaria, lo cierto es que la mayoría esperaba que saliera el sol, bajo el pensamiento que de esa forma contarían con el apoyo de su deidad en todo momento. Pensamiento que cierto forajido mostraría incorrecto.



???: ”Sol nocturno tenía Razón. No hubiera la pena haber
llegado aquí por la noche, no hubiera habido nadie para recibirme"


Eran los pensamientos de aquel extraño, cubierto en una capucha negra que lo cubría de pies a cabeza, con la cual desentonaba de entre toda la gente que caminaba por las calles cumpliendo con su rutina, mas deteniéndose unos segundos para mirar al forastero con cierto deje de xenofobia.

???: ” No obstante, nunca planee un comienzo para todo esto… si no hay un evento interruptor, no podré concentrar… " (Choca contra un sujeto que no veía hacia donde iba por estar cargando una enorme caja)

Shunorense: ¡Fíjese!

???:Ahhh… mi interruptor

Inminent Menace.


El histérico aldeano no entendió las palabras del encapuchado, por lo que decidió darle la vuelta y seguir con su camino; o al menos eso hubiera hecho si de las manos del forajido no se hubiera escapado una pequeña chispa cuyo destino era la caja que sostenía.

???:Sabe, debería considerar ser más cortés con los extraños… nunca se sabe que tan poco tolerantes pueden ser…

Shunorense: (Nota que su caja comienza a prenderse en llamas) ¡¿QUE SHUNGA…?!

Asombro y terror fue la expresión del hombre al ver sus brazos alcanzados por las brazas que ahora se alimentaban de su colección de billeteras, obligándolo a soltar la caja y buscar algo de agua donde apagar sus miembros, mientras que el pánico se extendía por los alaridos de las personas que habían tenido la desgracia de ver tan cruel escena.

???:Hmp … Fase una completada (Dijo para sí mismo) TEMAN ESCORIAS SHUNORENSES, QUE SE ME HA ENCOMENDADO LA TAREA DE LLEVAR SUS ALMAS A LA DEIDAD DEL SOL… ¿Y qué mejor forma que acabando con sus vidas? ¿O no es acaso esa la filosofía con la que han jurado vivir y perecer?

Sin dar más explicaciones para su sádico comportamiento, el forajido llevó el caos a un nuevo nivel cuando extendió su mano y de sus dedos comenzaban a salir delgadas líneas de electricidad, las cuales aturdían o asesinaban al contacto con las pobres víctimas que terminaban en la mira del atacante. Éste último además, no parecía estar buscando a alguien en específico, simplemente acababa con las vidas de quien se pusiera en el camino. ¿Era realmente un emisario del juicio final?

Niño Shunorense: (Paralizado de miedo sin poder hacer nada)

???: … ¿Te dejaron solo chiquillo? Que desnaturalizados deben ser los padres de hoy en día si dejan a sus hijos ante tan malas influencias como lo soy yo… ¿O acaso accidentalmente acabé con ellos?

Niño Shunorense: (niega con la cabeza)

???: … Eres joven… puede que aún no estés tan contaminado por las estupideces que enseñan en esta tierra elitista… (le ofrece su mano al niño), pero esta casi es alcanzada por una flecha ¡¿Eh?!

Aprovechando la distracción del encapuchado, el infante salió corriendo mientras que un grupo de cinco caballeros se colocaron entré él y el atacante. Guardaron sus arcos y posteriormente desenfundaron una filosa espada cada uno. Pese a su determinación y entereza, sus uniformes delataban que eran del nivel aprendiz nada más.



Caballero 1 : (Le apunta con su espada) Por los crímenes de disturbio de la paz, múltiple homicidio, uso de magia en zona residencial, quema ilegal de billeteras y uso de capuchas negras en septiembre… Tu castigo es ¡la muerte!

???: Ohhh… no creo que mi sentencia pueda empeorar aún más… a no ser que haga esto (Toca la punta de la espada del caballero, provocando que esta se cargue de electricidad y la conduzca al cuerpo de su dueño)

Caballero 1 : ¡¡¡¡GAAAAHH!!!!

Caballero 4: ¡Alfonse!

Caballero 2 : Descuida, solo está noqueado… Pero temo que hubiera pasado si la electricidad hubiera pasado a través de su cota de malla en vez de su chaleco de cuero.

???: … Que calor debe de darles. En fin, es bueno saber que en han estado practicando para el infierno

El usuario del rayo desenfundó una espada que llevaba oculta bajo su capucha, revelando que además de sus habilidades mágicas, era un diestro espadachín, capas de encarar a los otros 5 adversarios al mismo tiempo (aunque realmente usaba hechizos de rayo de bajo nivel para aturdir rápidamente a 3 de sus atacantes y encarar en esgrima directa a solo 2)

Caballero 4: Grrr… Es rudo…

Caballero 3: No te preocupes, escuche que Sir Raminus viene en camino.

???: No me parece bien… hay mucho porque preocuparse… por ejemplo “THE UNSTOPPABLE THUNDER THAT KILLS WITHOUTH FAILING… RAIGEKI”

Fue así como el arenoso suelo comenzó a abrirse, dejando salir de su interior poderosos relámpagos que se desplazaban cual lombriz, agitándose con violencia sin patrón definido. Hicieron lo posible por cubrirse con sus escudos, pero al ser estos de metal, simplemente sirvieron para que la electricidad pasara directamente por sus cuerpos, achicharrándolos por dentro. Hubo un par de caballeros más afortunados, cuyos escudos estaban cubiertos por cuero para evitar ese tipo de situaciones, pero igual terminaron paralizados por la fuerza del ataque.

Caballero 2: Primero el depredador Silente… y ahora… ¿esto?

???: No quisiera que el depredador silente sea al único que recuerden… así que habré de presentarme… pero bajo con la condición que no lo olviden aún en su estancia en el más allá… [b(Hace a un lado parte de su capucha)[/b] Trueno maldito habrán de llamarme.








































ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS
.































CAPITULO XI: TALENTOS OCULTOS.


Incierta era la situación actual del par de caballeros que habían arribado a la inmunda arena de aquella mujer que se refería a si misma como “Tierra marchita”, nombre bastante apropiado considerando que solo muerte y putrefacción podía emanar de aquel suelo donde, para su infortunio, se encontraban parados en ese momento.

Armitael: Maldición… nuestros ataques no parecen funcionar.

Mike: Tiene un control absoluto del lugar... Y nosotros apenas podemos concentrarnos en no vomitar todas nuestras armadu… (Escucha a Armitael vomitando en una de las esquinas del cuarto)… uggh…

Armitael: Disculpa… estaré bien…

Tierra Marchita: Que poco aguantan queridos. ¿Enserio son tan “delicados” los guerreros de su orden? Creo que era mucho esperar hombres de verdad.

Mike: ¡¿Qué?!

Tierra Marchita: Nosotros, los marginados, los que no hemos calificado con los estándares de vida de aquellos que pertenecen a la élite, estamos condenados a no poder apuntar a algo más “elegante” de lo que ven ahora.

Mike: Ohh Vamos, está es la única habitación en toda la fortaleza que parece fosa común… A no ser que esta sea la fosa común… Lo cual explicaría muchas cosas.

Tierra Marchita: Algunos podrán disfrazar lo que son e incluso intentar huir de la realidad… Pero está siempre los arrastrará de los tobillos y los hundirá en el pozo de la miseria… Sin importar que tanto se “apeguen a la elite”

Armitael:

Las últimas palabras de la bruja hicieron que Armitael ignorara el asco por unos momentos para sumirse en la depresión y la incertidumbre. Pensaba en sí mismo y en como había intentado vivir una mentira todos esos años. ¿Era su destino entonces algún día volverse el enemigo de aquellos a los que estima y quiere?

Mike: No escuches la porquería que sale de su boca Armitael, que es tan repugnante como la que abunda en las paredes. Sólo enfócate en destruirla… No… (Comienza a hablar con un nudo en la garganta) No olvides que por culpa de personas como ella, Anzu se volvió lo que vimos hace un momento.

Tierra Marchita: No quieras defenderla, ella escogió su propio camino como todos aquí… Simplemente no fuiste lo suficientemente bueno con ella para convencer…

Mike: ¡QUE TE CAYES!

Emotionless Fiend: Decaying Earth Theme


Tras el grito lleno de cólera del joven Mike, el par de caballeros corrió hacia la Geomante, quien permaneció quieta e indiferente a su arremetida, como si realmente no le importara ser ejecutada por ellos. O al menos eso quería aparentar, puesto que antes de ser cortada por las espadas de sus atacantes, su cuerpo se hundió fugazmente en la masa de fango putrefacto que cubría el suelo.

Armitael: Escapó.

Tierra Marchita: No tienen que llorar por mi amores…Como les dije… Estoy en todas partes

Fue así como aquel asqueroso lodo comenzó a levantarse de la superficie para tomar forma y tomar la forma de una enorme cabeza de cuyo cráneo emergían furiosas culebras, cada una del tamaño de una pitón.



Mike: Ese truco barato no va a…

Pero fue fácil para la “técnica” de Tierra marchita liberar a las serpientes que salían de su cabeza cual enjambre, todas enroscandose alrededor de Mike, mientras este sentía la repugnante sensación del lodo pasando a través de su armadura, así como el viscoso sonido que emitía cuando se movía.

Armitael: ¡Mike!.

Tierra Marchita: No te desesperes, sigues tu. ”The eternal watch of the deceased land. Gōgon no Manako” ”

Lo que antes era un rostro en la faz de la cabeza hecha de fango, comenzó a volverse remoldearse para convertirse en un unico ojo, el cual dejó salir de su iris, una potente e inmunda ráfaga de lodo que impactó a Armitael, solidificándose rápidamente en lo que el paladín era estrellado contra la pared del recinto, terminando siendo aplastado por una verdadera columna de piedra.

Mike: (Su cuerpo comienza a reesplandecer) ¿Hora de los ataques especiales? Fine by me. ASTRAL BODY

Así como en algún momento, de la cabeza de gorgona emergían serpientes, del cuerpo de Mike eran proyectados una serie de siluetas de su misma forma y tamaño, solo que de un color completamente blanco resplandeciente, es decir, manifestaciones de luz de sí mismo, las cuales, por la cantidad de onda mágica concentrada en cada uno de ellos, podían expulsar energía de tal forma que daban la ilusión de ser tangibles.

Tierra Marchita: Y yo que esperaba que se dejaran matar de una vez para poder continuar con mi siesta.

Mike: Y ahora… ASTRAL SKIRMISH

Pero el sueño de la nocturno tendría que verse interrumpido por más tiempo, ya que sus proyecciones de luz actuaban cual drones, acatando sus ordenes sin titubear, atacando todo lo que estuviera en su camino, sin temor a contaminarse. Fueran las serpientes, el ojo gigante o incluso la charca de mugre del piso, los “Astral Mikes” atacaban cada rincón de la habitación rebanando con sus espadas de energía.

Tierra Marchita: Maldición… a este paso...

Armitael: (Es ayudado por el Mike original a desincrustarse de la pared) Gracias Mike. ”Ciertamente ha mejorado mucho, no hay duda de por que ya es un protector… Supongo que ese es el potencial que vieron Samael y Knorr en él… Y siendo así, yo no puedo quedarme atrás”

Aunque parecía que tras ser liberado, el de cabello azul no estaba haciendo nada, lo cierto es que se encontraba zapateando el suelo sutilmente, concentrado en sentir el movimiento de las vibraciones en el suelo, siendo fácil diferencia los metálicos pies de su compañero y la ligereza de sus clones.

Mike: Armitael, ¿qué Shunga…?

Armitael: Shhh… está… ¡ALLÍ! -Arrojó su escudo al techo como si de un disco se tratase, rompiendo la estructura y dejando salir una gran cantidad de tierra y fango, dentro de la cual se hallaba la bruja a la que buscaban.

Tierra Marchita: No… ¿Cómo?

Armitael: Solo digamos que yo también tengo mis talentos.

Tierra Marchita: O quizás… seas uno de los fracasados que buscan escapar ¿no es así?

Armitael: ¡¡¡ (Le da una portentosa patada en el rostro con su duro y metálico botín)

Tierra Marchita: (Limpiandose la sangre del labio) Así que la verdad hace que pierdas el temple. Curioso modelo de caballero que me fui a encontrar. Permíteme presentarte uno mejor. Leal, confiable, grande, obediente… no huele muy bien, pero no se preocupa por quedar bien con nadie. “The Decayed Warrior born from the ill and polluted planet Maddo Makkusu Gōremu”

El suelo comenzó a sacudirse, el techo a derrumbarse y las paredes a desmoronarse. Todo el lugar resentía la onda mágica de Tierra marchita dando vida a una temible abominación originario de mitos, leyendas y cuentos de hadas. Poco a poco se formaba una criatura de fantasía que en esta ocasión, representaría la pesadilla del jornalero y el protector… Era nada más y nada menos que un Golem.



Mike: Mendiga cosa grotesca e hiperrealista.

Armitael: (Se le queda mirando al monstruoso ser de barro)

Sin temor a la criatura o a la fuerza que aún no demostraba, Armitael simplemente sujetó su espada con la diestra y se concentró cuanto pudo para que el siguiente ataque contuviera la mayor cantidad de onda mágica que pudiera canalizar sin gritar el nombre del ataque. Asestó una estocada directa provocando que el Golem comenzara a agrietarse y perder sus miembros uno a uno, incapaz de mantenerse unido.

Tierra Marchita: Definitivamente. Ningún ataque físico sería capaz de desmoronar al Golem sin por lo menos algo de magia y estoy segura que eso que hizo no es magia de luz.

Fin del soundtrack.

Armitael: Hmp…

I´ll Face Myself

Mike: So?

Armitael: Mike…

Mike: Me da igual que haya hecho Armitael, me da igual si no sabe magia, o si sabe una que no es bien vista. Por lo menos el intenta hacer el bien de la manera que puede. No es un cobarde que dejó hundirse en su propia inmundicia por tener miedo de intentar algo nuevo.

Tierra Marchita: ¡Mocoso arrogante!

Mike: O yo por ejemplo. No tienes una idea… de cuanto ODIO a esta maldita orden… Aprovechándose de aquellos que no califican a los supuestos “estándares” de vida. ¿Pero que crees? Sabía que no iba a lograr nada quedandome en una charca de mugre toda mi vida. Debía intentar cambiar la orden desde dentro si quería ver un cambio para mi al menos. Podrás llamarnos egoístas, pero la gente pelea por lo que cree. TU NO HACES NADA.

Tierra Marchita: Y es por esas personas que pelean “por sí mismas” que tu difunta novia terminará enterrada justo aquí junto con ustedes una vez que los mate por decir tantas incoherencias.

Armitael: MALDITA BRUJA, ¿COMO OSAS SI QUIERA INSULTAR A MI AMIGO DE ESA MANE…?

Mike: Armitael… ya te puedes ir.

Armitael: Pero…

Mike: No fui yo quien la hizo perder el temple. Fueron tus poderes fuera de lo ordinario. Estos tipos están esperando acabar con un montón de paladines usuarios de la luz… pero tu no eres eso. Tu no eres lo que esperan. Ve a darle una sorpresa al líder de todo esto, y te alcanzaré en el camino. Te prometo no sabrá que lo golpeó.

Armitael: No sería más facil si peleamos los dos y…

Mike: (Su cuerpo comienza a reesplandecer mientras algunas lágrimas salen de sus ojos) Eso último que dijo esa golfa… no estuvo bien man. No estuvo nada cool… y siento que… estoy a punto de estallar, que ya no puedo contenerme. Quiero pelear sin tener que preocuparme de nada más. Solo vete a darle una chinga al tipo que convenció a Anzu de hacer todo esto. De paro man.

Armitael: Bien … Pero más te vale volver con vida… sería una lástima que te quedes enterrado en este lugar. (Al ver que su presencia ya no es necesaria, se va corriendo)

Mike: Puede ser que mi venganza no sea exactamente contra ti. Pero enserio necesito desquitarme…. ¡¡¡¡¡¡AAHHHHHHH!!!!!

Una explosión que se vislumbró como un fuerte flash hizo a un lado todo el fango junto con aquella que moraba dentro de el, mientras que aquel lustre blanco comenzaba a cubrir toda el recinto impidiendo que pudiera verse algo más. Ni las puertas, ni el suelo, nada. Todo era simplemente una cegadora luz blanca. Era la manifestación de su Liberation.

Fin del Soundtrack.

Armed Blockade Stream: Mike Theme

Tierra Marchita: ¿Qué es esta abrumadora onda mágica que se percibe? … ¿TODO ESO sale de ese joven? … ¿Quién es? ¡¿Qué es?!

Por primera vez en el combate Tierra marchita se había despojado de su tan apático y desinteresado comportamiento para en realidad sentir temor al hecho que el fin se acercaba, siendo la liberación de uno de los caballeros algo que en ningún momento se molestó en considerar.

[b]Mike:
… Vaya… Jamás en mi vida había hecho algo como esto… ¿Acaso he despertado un nuevo potencial?

Tierra Marchita: Ufff, el bruto no sabe siquiera que es la Liberation. Supongo que aún tengo oportunidad. … ¡¡¡ ¿Qué demonios? ¡¿POR QUE NO PUEDO USAR MIS PODERES?!

La temible verdad para la nocturno era la siguiente. La Liberation de Mike era manifestada no en sí mismo, sino en el entorno en el cual se encuentre, es decir, la habitación donde estaban, envolviéndola completamente en energía proveniente de su onda mágica. Tal acción provocaba que, por el lapso de tiempo que durara la Liberation, el adversario no podía hacer interacción con nada externo al area abarcada por la onda de Mike. En palabras más sencillas, Tierra marchita había sido aislada del fango, de la podredumbre, de su recinto… del mundo.

Mike: Parece ser que todo este cuarto blanco provino de mi… Veamos cuantas cosas más puedo hacer que “provengan” de mí.

Fue así como el protector de la orden concibió la idea de hacer aparecer sus “yo astrales” con los que solía combatir, no obstante, estos no emergían como proyecciones disparados de su persona, sino abriéndose camino del luminoso suelo haciendo remembranza a los muertos vivientes que salen de sus tumbas; inclusive actuaban de manera torpe y lenta pero a la vez muy violenta, abalanzándose sobre su enemiga cuando tenían la oportunidad

Tierra Marchita: ATRÁS, HAGANSE A UN LADO. NO TENGO GANAS DE PELEAR CON TODOS.

La ofensiva comenzó con alrededor de 10 proyecciones astrales, pero su número aumentaba a cada segundo, por lo que al minuto, ya había alrededor de 200 guerreros hechos de luz que golpeaban, rasguñaban y cortaban a la nocturno, mientras que esta veía espantada como no podía usar su manipulación en la tierra para defenderse.

Mike: Deberías ver lo inútil que eres ahora... Pero bueno, no es como si hubiera de sorprenderme. Decidiste convertirte en un lastre para la sociedad y esperar a que otros hicieran tu trabajo aportando el mínimo… Pero no… no es por eso que serás juzgada… SINO POR NO HABER HECHO NADA INCLUSIVE CUANDO TU AMIGA ESTABA A PUNTO DE MORIR.

Tierra Marchita: ¿Y acaso… TU hiciste algo?

Mike: ESTOY A PUNTO (La imagen de Mike se desvanece del cuarto, dando a entender que había salido ya del mismo) ¡¡¡¡¡¡ASTRAL DISASTER!!!!!!

Ahora que Mike no se encontraba en el cuarto, dio comienzo a su ataque definitivo final. El área luminosa donde había encerrado a la bruja comenzó entonces a comprimirse, haciéndose cada vez más y más pequeña, aplastando paulatinamente el cuerpo de la nocturno, quien no tenía idea que la única defensa contra aquel ataque era la expulsión de su propia onda mágica para que se opusiera a la del paladín.

Tierra Marchita: … Acaba con esto… Aún si pudiera salir de esta, Sol nocturno acabaría conmigo por haber dejado escapar al otro pelele.

Mike: THE FUSION OF LIFE AND DEATH REUNITED IN THE PALM OF MY HAND



Fue su conjuro para posteriormente convertir aquel entorno luminoso, que previamente cubría todo el cuarto, en nada más y nada menos que lo que parecía ser una canica, la cual arrojó con fuerza en contra del techo, provocando que la diminuta esfera explotara con intensidad, provocando una lluvia de sangre perteneciente a la víctima que había quedado atrapada allí dentro

Mike: ”Se que la muerte de esa inmunda bruja no te traerá de vuelta… Pero… al menos evitará que alguien más sea usado de la manera en que te usaron a ti… ” (Cae al piso producto de la fatiga) Disculpa viejo… pero no podré seguirte. Ay arreglatelas hehehee… (Queda inconsciente)

Fin del Soundtrack

New Wars coming


Un nocturno más había sido vencido, pero al precio de que Mike quedara inutilizado para continuar con el combate. Sin embargo, pese a la caída de este valiente guerrero, los caballeros restantes seguían su marcha para terminar con aquellos emisarios del mal y la destrucción.


Lionel: (Recorriendo un corredor recto repleto de únicamente antorchas que se prendían de un color púrpura conforme avanzaba) Hmp… Desde mi encuentro con antorcha negra he encontrado ninguna trampa… ¿Será que el siguiente oponente será el último?

Desde luego, Lionel no era el único que en ese momento corría apresurado para llegar a la parte más profunda de la fortaleza.

Armitael: (Bajando una serie de escaleras de caracol) Ya verás Mike. Tal vez no sea el más fuerte o siquiera el más listo… pero prometo hacer lo posible por debilitar de tal manera al cabecilla de todo esto para que tu y los demás puedan vencerlo.

Aunque había algunos que de momento no podían pensar en enfrentar al enemigo final por cuestiones tan simples como ya estar en medio de un combate decisivo.

Crepúsculo Espectral: Interesante. Pero me temo que acabar con un montón de calacas sin vida es poco mérito para alguien que ya es comandante. Tal vez deba de invocar algo un poco más… “Digno de ti”.

Knorr: No sabes cuanto ansío terminar con tu indigna existencia de una bendita vez… me mata de curiosidad que te harán todas esas almas que has estado manipulando tantos años.

Crepúsculo Espectral: Concuerdo contigo en una cosa… Definitivamente algo te matará, pero no será precisamente curiosidad. Ho…Ho…Ho…

Sin importar cual fuera el motivo que los moviese, cada uno de los integrantes de la orden estaba preparado a llegar hasta el final.

Samel: (Entrando al cuarto donde Mike había tenido su combate final contra Tierra marchita) Definitivamente una proesa. Necesita un poco de autocontrol pero más que nada saber distinguir entre sus verdaderos enemigos… no me sirve alguien que se va a estar enamorando de cualquier zorra traicionera… *sight* (Acomoda a Mike junto a una esquina del cuarto).

Y por último, no había que olvidar a aquellos que luchaban aún sin tener la más minima idea que existía entre Shunora y los denominados nocturnos.

Trueno Maldito: …¿Y tu has venido a…?

Raminus: … Enfrentarte…




________________________________________________________________________________________________

Y por lo pronto esos serían todos los caps del Gaiden que había escrito en Freeforums que ya pasé aquí a LM.
Lamento que los primeros capitulos estén escritos en blanco y que con la cambiada del foro se volvieran tan complicados de leer... tal vez en un futuro cercano (lo dudo, pero hay esperanza =D ) me ponga a editar eso.
Gracias a todos los que se tomaron la molestia de leer este proyecto mío (quienes no, pues no tengo nada contra ellos XD), y pues, veré que tan pronto puedo continuar con los nuevos episodios, ya que estos eran transcritos nada más.

Saludos

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Miér Ago 31, 2011 3:04 pm

Previamente en Armitael Gaiden

Siete nocturnos sedientos de la sangre de los protectores de la deidad del sol, con la intención de devolverle la vida al omnipotente señor del mal, quien incluso había superado el poder del legendario Sebiel.
El eterno conflicto entre las fuerzas del bien y el mal continuaba dentro de la sepultada fortaleza de los nocturnos.
Trueno Maldito, uno de los más peligrosos miembros de esta secta, había sido enviado para atacar la zona central de Shunora por sí solo, a plena luz del día. Contrario a lo que pudiera pensarse, la amenaza que suponía este individuo era tal que, Raminus tuvo que llegar a desafiarlo para impedir la muerte de más inocentes.
Dentro de los confines de la fortaleza, Armitael y Mike enfrentaban con todas sus fuerzas a Tierra Marchita, cuyo peculiar control del elemento tierra hacía bastante complicada la batalla del par de caballeros.
Sin embargo, llegó un punto de la batalla donde Mike no pudo contener más la furia que sentía por la pérdida de Anzu y la indeferencia de su oponente, provocando que estallara en cólera y entrara en Liberation, estado con el cual eliminó a Tierra marchita fácilmente, pero quedando sumamente fatigado como para continuar.
La batalla se aproxima más a su fin; con solo 3 nocturnos restantes, los caballeros estaban más cerca del triunfo, pero la cuestión era ¿Lo alcanzarían a tiempo?



Zona centro de Shunora. 7:00 AM.


Merciless Assasin: Acursed Thunder Theme

Raminus: (Estrellandose contra una casa, demoliendo por complete la pared) AHHHH

Por los alrededores de la, supuestamente pacífica zona centro de Shunora, el encuentro entre Raminus Holgrehenn y el nocturno Trueno maldito daba comienzo, inclinándose la balanza rápidamente al usuario del rayo, quien ya había asestado el primer golpe. Ignorando el hormigueo que recorría todo su cuerpo, el peliblanco se colocó de pie lo más pronto que pudo y… saltó rápidamente a su derecha para no ser víctima de otra descarga.

Trueno Maldito: Lo admito, no te mueves nada mal. Pero por lo que veo, no eres nada más que un NOVATO.

El encapuchado canalizó entonces una gran cantidad de electricidad en su espada, corriendo hacia el caballero dispuesto a trasmitir esa descarga por toda su armadura, lo que resultaría en la electrocución de su cuerpo. No obstante, sagaz como era Raminus, éste veía venir dicho movimiento, por lo que volvió a enfundar su espada, y con ella recibió el impacto del arma del contrario.

Trueno Maldito: No servirá, la electricidad viajará a través de tu arma… Bueno… se supone.

Raminus: …Inocente...

Por efectos del calor de la batalla, Trueno no se había fijado en el detalle que la funda de Raminus era de un material aislante, por lo que su espada bañada en electricidad no lograría ningún efecto mientras siguiera chocando con dicho artefacto. Desafortunadamente, en todos y cada uno de sus intentos, jamás logró dar un golpe que tomara por sorpresa a su oponente. Todos eran previstos de una forma u otra.

Trueno Maldito: (Voltea a mirar que Raminus está junto a una casa). CUIDADO (De su mano lanza una esfera relampagueante que se estrella con la casa)



La fuerza de la esfera del nocturno fue tal, que la estructura comenzó a desmoronarse justo encima de Raminus, quien de no moverse a tiempo, sería sepultado por toda la casa. No obstante, presintiendo que todo era un desesperado intento de su rival por tomarlo desprevenido, fugazmente tomó un cuchillo que llevaba detrás suyo y lo arrojó contra Trueno, encajándose en su pierna.

Trueno Maldito: ¡Desgraciado!

Con su oponente momentáneamente “cojo”, el defensor se apresuró a acercarse para propinar una serie de espadazos a su contrincante, quien aún en el piso, podía usar su espada para bloquear la mayoría de los ataques de su rival. Fue en un momento de presión, que Trueno tuvo que recurrir a tomar un puñado de arena del suelo y arrojarlo con suma certeza contra el rostro del caballero, dejándolo momentáneamente ciego,

Trueno Maldito: HAHAHAHA, A QUE NO VEÍAS VENIR ESO. Y AHORA (Sujeta a Raminus de los hombros) THE WRATH OF THE SKIES THAT ONLY MEANS DEATH AND DESTRUCTION. RAIMEI

Fue en ese momento que Raminus descubrió que tan peligroso era aquel individuo. Nubarrones oscuros taparon el hacía unos segundos soleado cielo, y una serie de relámpagos comenzaron a salir prácticamente de la tierra, canalizándose en las manos de Trueno, la cuales, en ese momento, sujetaban la metálica armadura de Raminus… Es decir, ahora viajaba a través del caballero.

Raminus: ¡¡¡¡ GYAAAAAARRRRGGGGG!!!!

Trueno Maldito:Hahahaha, sí, sufre, SUFRE PEDAZO DE BASURA, CADA DECIBEL ES UN SHUNORO EXTRA.

???: ¿QUE ESTÁ PASANDO?. Expresó aterrada una joven que apenas acababa salir de su casa, la cual estaba algo alejada del área de crisis que había causado el nocturno. [b][i]

[b] Trueno Maldito:
Excelente, una damisela en desgracia siempre es motivo de pánico.

Raminus: (Cae al piso) L-leona… huye…

Leona: R-Raminus… ¡¿Qué te han hecho?!.

Trueno Maldito: El es problema de la “Deidad del sol” Ahora hahahahaha (Corre con espada en mano hacia la joven de cabello plateado)

[i]Por más que lo intentó, su electrocutado y quemado cuerpo no le permitió moverse de donde estaba. Había cometido un descuido y le había costado muy caro, al grado de que ahora, tendría que observar impotente como la hermana de uno de sus pocos amigos verdaderos, perecería a las manos de ese lunático. Sentía la angustia y decepción mucho más dolorosas que el centenar de heridas que el “Raimei” había provocado.


Raminus: …D-disculpame…

Trueno Maldito: VAYA DEFENSOR RESULTASTE.

Leona:Hermano… Armitael…

Trueno Maldito: (Encaja su espada y atraviesa el torso de la joven) ¡Se acabó!

Fin del Soundtrack.

Un mal sueño. Eso tenía que ser. Una horrible pesadilla de la que no podía despertar. Cualquier explicación hubiera sido buena en ese momento salvo que eso era lo que realmente estaba sucediendo. La imagen del mercenario atravesando a la joven se había tatuado en su retina y parecía que sus únicos deseos restantes era abandonar toda lucha y dejarse eliminar por aquel despiadado asesino… hasta que unas palabras de aliento le devolvieron al menos, los deseos de vivir.

Lust Sin

???: La perdida de un inocente siempre es lamentable… pero la perdida de un caballero es equivalente a la pérdida de muchos más inocentes. ¿Quieres eso acaso?

Raminus: …M-Malachias…



Malachias:Siempre he considerado a Lionel un enemigo. Un altanero que debería perecer en alguna misión… pero su hermana sigue siendo una persona inocente que merece nuestra protección (Levanta su capa y revela que ella está a su lado).

Raminus: …Entonces…

Cuando Trueno Maldito se dio cuenta de la presencia de aquel individuo en ostentosa indumentaria cian y que la joven lo acompañaba, se preguntó quién demonios había sido alcanzado por su espada. Fue entonces que la imagen de la “Leona” atravesada por su espada se volvió prácticamente de cristal, explotando en mil fragmentos de energía que se encajaron contra el mercenario.

Malachias: Mirror trap. Un espejismo de los retorcidos deseos de tu persona que simplemente… explotaron en tu cara.

Trueno Maldito: Debí saber que no solo me echarían a uno.

Malachias: Leona… Cura a Raminus. Yo me hare cargo de este pelafustán.

Raminus: ¡Espera!… (Le presta su espada)

Malachias: Una ayuda no solicitada, pero igualmente apreciada.

Usando sus poderes sobre los espejismos e ilusiones ópticas, Malachias hizo aparentar que eran 3 paladínes color cian los que tendría que confrontar Trueno Maldito. El nocturno no se sintió intimidado y simplemente recitó otro de sus conjuros.

Trueno Maldito: THE ABSOLUTE THUNDER THAT KILLS WITOUTH FAILING. RAIGEKI.



Una gran cantidad de energía eléctrica pareció descender de los cielos y aterrizar en la espada del mercenario, la cual por cierto, comenzó a resplandecer con gran intensidad. La acumulación de relámpagos en un solo lugar provocaba aquel molesto sonido como de aves graznando. Llegado al máximo límite del poder que podía controlar Trueno Maldito, disparó su ataque con gran fuerza en contra del Malachias que él suponía, era el verdadero.

Malachias: Pierdes tu tiempo (Los otros dos Malachias se ponen en frente de el) MIRROR FORCE

Trueno Maldito: ESTO NO PUEDE SER.

La energía eléctrica lanzada por Trueno había sido repelida por los “espejismos” del joven Phelix, devolviéndola a su punto de origen, es decir el encapuchado. Desde luego, que no se trataría de un poderoso usuario del rayo si no pudiera defenderse de una treta como esa, por lo que recibió la descarga de lleno con su espada, haciendo lo posible por absorberla de nuevo. .

Malachias: No tan rápido. (Desenfunda la Mysteltainn y la levanta hacia el cielo) SOLITUDE.

Usando el arma de su amigo Raminus, el caballero comenzó a absorber la luz emitida por el relámpago de trueno y redirigir dichas partículas a la Mysteltainn, además de algunas pertenecientes a la luz del entorno tal y como siempre solía hacerlo; no obstante, Trueno seguía visible por haber sido alcanzado previamente por los ataques del peliblanco. Una vez que Malachias consideró, había absorbido más del 50% de la energía del nocturno, disparó el ataque con el que pensaba terminar el combate de una vez por todas.

Malachias y Raminus: EPILOGUE

La extraordinaria cantidad de energía del rayo luminoso fue más de lo que Trueno pudo resistir, sucumbiendo ante aquel ataque que, si bien había ejecutado Malachias por sí solo, no fue sino gracias a la colaboración de Raminus que fue capaz de lograr dicha hazaña, dejando inconsciente al mercenario y tendido sobre un lecho de arena roja, teñida así por su propia sangre.

Malachias: Contactaré inmediatamente al cuartel del norte para que nos envíen curanderos. Tú (dirigiéndose a Leona) Asegurate que Raminus siga respirando… y si ese tipo se pone de pie, más te vale llamar mi atención cuanto antes. Fueron sus palabras antes de marcharse con toda prisa, de vuelta al cuartel.






















































ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS
.

















CAPITULO XII: DESENTERRANDO EL PASADO.


Fortaleza de los nocturnos 7:30 AM.



Pese a que el nocturno que respondía al nombre de Antorcha negra había ya perecido a manos de Lionel Gallenus, la habitación que solía resguardar en vida era testigo de un titánico encuentro entre dos de los más fuertes exponentes de cada bando. Por un lado, el Comandante del cuartel central de los caballeros de shunora, mientras que peleando por el bando de las fuerzas del mal, se encontraba crepúsculo espectral, sabio de la secta y posiblemente el único nocturno que había sobrevivido a la batalla de hacía casi 30 años.

Crepúsculo Espectral: Tal y como lo suponía, mi sobrino sobreestimó los poderes de esos inútiles a los que quiso dar por nocturnos (Suspira) Sabía que aún les faltaban otros 20 o 30 años de entrenamiento.

Knorr: Hor Hor Hor. Debí saber que estabas fanfarroneando, mas veo que ahora te has dado cuenta de tu inevitable fin.

Crepúsculo Espectral: Temo haberte confundido niñato.

Knorr: ¡¿COMO TE…?!

Crepúsculo Espectral: Si bien es cierto que nuestros reclutas resultaron unos mediocres de pacotilla… ya sirvieron su propósito, y es momento de que tu sirvas al tuyo.

Knorr: ¡¿De que radiantres estás hablando?!

Crepúsculo Espectral: La juventud de ahora… tan impaciente. Creo que ya hasta olvidaste lo que te dije hace unos momentos (De sus dedos sale despedida una corriente eléctrica color púrpura que inmoviliza temporalmente a Knorr). Hasta ahora, esta batalla no ha sido digna para alguien que se haga llamar “comandante”. Pero he de traer a alguien que resuelva eso.

Como era habitual con las habilidades más poderosas de los nocturnos, como preludio aconteció el intenso temblar del piso así como el ligero colapso de paredes y techo, dejando caer algunas brazas de las antorchas y la “chimenea” que adornaban aquel cuarto. Pero aún cuando la temperatura de aquel recinto era muy elevada, el comandante lo único que podía sentir era un escalofrío recorriendo todos sus huesos, aún aquellos que olvidaba que tenía.

Crepúsculo Espectral: I SUMMON THE STRENGHT AND MIGHT OF A DECEASED WARRIOR, WHOSE ONLY WISH IS TO BE UNDER MY COMMAND. RIBINGU DEDDO NO YOBIGOE

Knorr había sido testigo de la magia nigromántica de su adversario en ocasiones anteriores, pero éste nunca había necesitado recitar un conjuro para llamar a cualquiera de sus esqueléticos guerreros. Fue entonces, que el comandante sagazmente dedujo…

Knorr: Este no es como ninguno de sus otros guerreros.

Una enorme grieta en el piso se abrió espontáneamente, dejando salir una gran cantidad de llamas y energía oscura. Emergían lentamente las manos putrefactas del gladiador definitivo de Crepúsculo espectral. A medida que salía a la superficie, era posible visualizar que estaba peligrosamente armado, desde la intimidante armadura hasta su peligrosa lanza doble.

Crepúsculo Espectral: … ¿Qué dice usted comandante? ¿Le trae nostalgia?

Knorr: C-C-C-Com… Com… Comandante… .



Twisted Darkness

Crepúsculo Espectral: Comandante Azrael del cuartel central. Le dio una dura batalla a nuestras fuerzas. Pero al final, era obvio que la victoria de los shunorenses no podía irse sin unos cuantos sacrificios.

Knorr: Dices que…

Crepúsculo Espectral: (Se teleporta y aparece recargado a un lado de Knorr) Aquellos que lucharon y perecieron en aquella lucha pudieron haberse vuelto leyendas para ustedes… pero para mí, fueron útiles recursos de investigación. Admito me han entretenido.

Knorr:

Crepúsculo Espectral: Pero sabes que es lo que me da más gracia. Hahahahaha, que, hahahaha… que (Hace el esfuerzo por contener las carcajadas) Que ustedes todo este tiempo han realizado ceremonias y tributos a sus memorias pensando que ellos estaría contentos de verlos desde alla arriba… cuando en realidad, hahahahaha, han estado conmigo todo este tiempo, HAHAHAAHAHA. … Ahhh, ¿Hilarante no?

Knorr: ERES UN BASTARDO HIJO DE PERRA.

Si el temple del comandante ya era fácil de perderse, las palabras del anciano lo hicieron enfurecer a un nuevo nivel, intentando aplastarlo con su martillo de cualquier forma posible, mas el sabio simplemente lo esquivaba teleportandose a otras locaciones, o usando su propia magia para aturdir a Knorr y retirarse de su rango de ataque. Además, el nuevo gladiador también suponía una gran amenaza, puesto que su fuerza era sencillamente extraordinaria como para mandar al suelo al caballero de un par de golpes.

Knorr: Comandante Azrael… todo este tiempo...

El enorme hombre comenzaba a tener memorias de aquellos días donde apenas era un joven de no más edad que Mike o Armitael. Recordaba como gracias al comandante Azrael fue que él logro convertirse en caballero, cuando nadie creía que el tuviera el talento para serlo. Y ahora, el ver que no era más que el juguete de un ser tan impuro… lo hacía rabiar como no había idea l

Crepúsculo Espectral: Muestra lo que tienes Azrael.

El esquelético guerrero lanzó su lanza con suma fuerza, la cual aparentemente se había canalizado con energía oscura. Knorr hizo lo posible por repelerla con su martillo, pero el típico relámpago de energía oscura que lanzaba crepúsculo lo paralizó antes de que pudiera hacer eso.



El impacto en cuestión rebotó al chocar contra la armadura de Knorr, pero la energía que portaba logró filtrarse a través de su armazón y llegar a su cuerpo, haciéndolo sentir un dolor casi tan colosal como su ira. Y sin embargo, eso no lo detuvo. Volvió a levantarse con una mirada que ardía con más fuerza que cualquier antorcha en el recinto,


Knorr: GLEAMING SENTENCE. .

Como lo hiciera contra el nocturno de fuego, Knorr golpeó con súbita fuerza el piso con su martillo, provocando que un enorme círculo blanco con grabados en un lenguaje antiguo apareciera en el piso, colocándose justo debajo de Crepúsculo espectral, confiado que aquella energía comenzaría a achicharrarlo hasta que pidiera clemencia.

Crepúsculo Espectral: Pff… por favor (La palma de su mano se cubre de un color índigo oscuro y la frota contra el piso, rompiendo el sello en pedazos). La magia de luz es algo taaaaan sencillo de deshacer.

Knorr:… Un breaker…

Crepúsculo Espectral: Y por cierto...

Al ver que el nocturno señalaba detrás suyo, Knorr volteó sabiendo a que debía referirse. Como lo sospechaba, a toda velocidad corría el esqueleto de Azrael, girando su lanza como todo un experto, con la cual no tuvo problemas para propinar una serie de golpes en todo el cuerpo del comandante, provocando que sudor y sangre cayeran al piso, desapareciendo al contacto con el mismo.

Crepúsculo Espectral: (Sujeta a Knorr de la cabeza) ¿A dónde se fueron todas esas energías?

En el intento de quitarse de encima al anciano, Knorr volvió a olvidarse del cadáver caminante del ex comandante, dandole la oportunidad que cargara su lanza con energía oscura y la usara para dar una estocada, la cual, en ese momento no sólo se volvió de un color púrpura transparente, sino que atravesó por completo el cuerpo del coloso de 2.30 m

Knorr: GWWWWWAAAAARRRRGGGHHHH ”Lo siento comandante… ni siquiera fui lo suficientemente fuerte para salvarlo… no si ni por pensó que yo podría hacerlo bien”

Azrael (Estrella su cabeza contra la de Knorr) Gaaarhhh… Ma…

Knorr: ¡¡¡

Azrael: tame…

Crepúsculo Espectral: Parece que algunos remanentes de consciencia se me escaparon de filtrar… Ohh bueno, mientras siga matando, creo que es un precio que puedo pagar. (Es despedido contra la pared por un intenso fulgor de energía)

Knorr: Tu, bastardo infeliz. Has condenado no solo las vidas sino también el descanso eterno que los caídos tanto merecen. Un ser tan repugnante como tu jamás y te digo JAMAS tendrá el perdón de nuestra sagrada deidad no importa cuanto lo suplique.

Crepúsculo Espectral: (Escupe) Bah, quédate con tu ridiculo perdón.

Knorr: EL DÍA DE HOY NO SOLO MANDARÉ TU REPUGNANTE ALMA AL INFIERNO, SINO QUE ADEMÁS CUMPLIRÉ LA ÚLTIMA VOLUNTAD DE MI COMANDANTE… DE MI MENTOR… ¡¡¡DE MI AMIGO!!!

Fin del Soundtrack

Colossal Battle: Knorr Theme

No era Liberation, pero definitivamente el poder de Knorr no era el mismo. Se sentía un brutal incremento en su fuerza, sin mencionar que un tenue fulgor luminoso lo cubría en su totalidad. Se trataba de una de las pocas lecciones avanzadas que le dio el comandante Azrael antes de partir del mundo de los vivos. El pleno control de su cuerpo y mente para entrar en una Liberation controlada. Quizás no era un aumento de poder tan grande, pero disminuía el riesgo de quedar en completa fatiga.

Knorr: Comandante… con su permiso


Azrael: (Tira su lanza) …Knorr…

Knorr: GLEAMING SMASH

Si un martillazo de Knorr pleno y simple podía destruir musculos y huesos por sí mismo ¿Cuáles eran sus efectos si se canalizaba una gran cantidad de onda luz en aquel objeto? Azrael expuso tal ejemplo cuando su cuerpo comenzó a resplandecer y explotó dejando salir de él una gran cantidad de energía oscura, la cual fue arrastrada al piso de la habitación.

Crepúsculo Espectral: Hmp… una gran hazaña muchacho. ¿Pero podrás contra esto? THE DEVIOUS DARKNESS THAT STRIKES LIKE A RAY OF LIGHT ANKOKUKAI NO IKAZUCHI

Knorr: GLEAMING PILAR (Arroja su martillo con suma fuerza, el cual empieza a girar a gran velocidad)

Tanto la ráfaga de energía de Crepúsculo espectral como el martillo del comandante Knorr eran manifestaciones directas de su onda mágica correspondiente. Ambas técnicas formaban un poderoso vórtice vertical de energía correspondiente a su elemento a fin, colisionando en un magnífico evento de repulsión de magitrones contrarios, donde solo el ataque más fuerte resultaría vencedor.



Crepúsculo Espectral: Ríndete, TU YA NO TIENES OPORTUNIDAD.

Knorr: CREO QUE YA LE HAS ROBADO OPORTUNIDADES A MUCHAS PERSONAS. BUENO, A MÍ NO

La establidad del piso no tardó en desplomarse ante el intenso choque de energías, provocando que ambos contrincantes se vinieran abajo quien sabe cuantos pisos. Y aún en medio de aquella caída, ninguno de los dos perdía la concentración en que su hechizo ganara. La batalla debía tener un campeón aquí y ahora… o al menos esos eran los planes de Knorr, mas no los del nocturno.

Crepúsculo Espectral: “Esperaba ayudarte Joseph, pero no podré hacer más que brindarte mi energía y la de este mastodonte. Confío en que serás prudente y escaparás de este lugar antes de quedarte a ejecutar un plan que sabes no funcionará. ”. Gran batalla comandante Knorr. Hay que repetirla un día de estos.

Knorr: PATRAÑAS, TU TE MUERES AHORA.

Crepúsculo Espectral: Entiendo su deseos de terminar la pelea Señor Knorr… pero por hoy, se nos acabó el tiempo. TOKI NO FŪIN

Debido a que la mayor parte de su concentración estaba en el conjuro anterior, en esta ocasión simplemente pudo decir el nombre directamente de su ataque. Además, por haber hecho un hechizo en medio de la ejecución de otro, el hombre quedaría bastante agotado una vez que lo terminara… afortunadamente, cuando eso sucediera, ya no tendría que seguir con la batalla.
Una nube negra salió de su mano y comenzó a cubrir de pies a cabeza al comandante, quien no hizo nada al respecto. Ninguna amenaza, queja, exabrupto ni contraataque. Nada en absoluto


Crepúsculo Espectral: Eso debe detenerlo… por mi parte… (Es cubierto por un velo de sombras y desaparece, escuchándose solo su eco susurrar por los muros de la fortaleza) Debo comenzar los preparativos del plan B… Solo espero que al final no sea necesario.

Fin del Soundtrack.

Canto Mortis


La batalla contra los nocturnos estaba por finalizar. 4 de los 7 habían ya perecido, mientras que otros dos ya no tenían fuerzas para continuar con su misión. A pesar de que la victoria estaba tan cerca, las heridas y traumas como físicos como psicologícas marcarían para siempre a aquellos que participaron en este combate, ya sea que hubiesen perdido un excelente estado de salud, un ser querido, o una oportunidad de vengar a un gran amigo.
Sueños y esperanzas recaían en las espaldas de los 3 caballeros restantes que quedaban para continuar con este conflicto, el cual se llevaría a cabo en el recinto más recóndito de la fortaleza, donde aguardaba paciente el líder de esta secta


???: Veo que has llegado muy lejos. Te admiro por tu audacia. No obstante, todo eso que tu puedes llamar talento, yo lo llamo ingenuidad. Osar creer que por llegar hasta aquí puedes hacer algo, es ridículo. Pero... sin importar lo que diga, estoy seguro que no te irás hasta que termine contigo ¿Verdad? - Mencionó el encapotado dirigiendose al joven que acababa de llegar a su recinto bajando las tan molestas escaleras de caracol.


Armitael: No podría irme después del esfuerzo que han hecho mis aliados para que yo llegase hasta aquí

???: Camaradas... (Suspira) Te darás cuenta que aquella amistad que tienes con tus "aliados" no es más que una ilusión forjada por las mentiras y la debilidad de sus personas. Cuando ellos sepan quien eres... y que tan débil eres, tu amistad no volverá a ser necesaria. Te lo dice alguien... (Se despoja de su capucha) Con experiencia



Armitael: ¡¡¡

???: No hay cabida en este mundo para personas como tu y yo. Tu has elegido seguir fantaseando intentado vivir en aquel reino que te echará a patadas cuando no te necesite. Otros han decidido huir como cobardes buscando ser aceptados en otra parte... y yo... Yo he decidido demoler esa urbe repleta de discriminación de una vez por todas. Tras ese preludio. ¿Te apetece comenzar tu suicidio?

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Vie Sep 02, 2011 4:00 pm

Previamente en Armitael Gaiden

Siete nocturnos que han jurado su lealtad al señor de la maldad, quien derrotara al legendario Sebiel hace milenios atrás, demostrando su fe a través de un ritual de resurrección que lo devolvería al mundo de los mortales. Juraron acabar con la vida de todo defensor de la Deidad del sol y Shunora, así como de cualquiera que se entrometiera en su camino.
La batalla final, estaba por dar inicio.

Raminus confrontó a Trueno Maldito con la intención de detener su arremetida contra la zona central del reino, dándose cuenta que el oponente era mucho más rudo de lo que imaginaba, siendo derrotado por un pequeño descuido, que puso tanto su vida como la de Leona, hermana de Lionel, en peligro. Afortunadamente, la intromisión de Malachias y su soberbio uso de la espada de Raminus, lograron neutralizar al nocturno del rayo.

Knorr por su parte, continuaba su combate contra crepúsculo espectral,
Dicho encuentro se tornó realmente taciturno cuando a los ojos del comandante, apareció la imagen de su antiguo mentor, totalmente corrompida por la perversa magia nigromántica de Crepúsculo Espectral. Pese a la duda que lo invadía, finalmente Knorr reunió la determinación y confianza necesaria para luchar con todas sus fuerzas, mas siendo incapaz de dar muerte a su contrincante, quien logró hacer uso de su magia con el humo para escapar.

Tras la sucesión de eventos previos, solo seguía en pie un nocturno más, el peligroso líder de la secta, Sol Nocturno. ¿Podrá Armitael impedir que cumpla sus ambiciones?



Fortaleza de los nocturnos. 7:45 AM. Ultimo piso


Shrine

Estaba por dar inicio. No sabía el momento exacto ni si estaría preparado para cuando el fatídico segundo arribara, pero Armitael estaba seguro que la tensa atmosfera que sentía por tan solo ver a aquel hombre de pie, finalizaría en un baño de sangre del cual dudaba salir victorioso. Sujetaba con mucha fuerza su espada con la diestra y el escudo con la siniestra, tratando de no distraerse con la columna luminosa del centro de la habitación que se erigía hasta el piso más alto de la fortaleza




???: Caballero. Como ya habrás implicado, yo soy el líder de esta secta, Sol nocturno, es decir, mis poderes van por encima de cualquier otro nocturno que hayas visto dentro o fuera de esta fortaleza. Careces de la habilidad o fuerza necesaria para detenerme. Tras ver que tu estás aquí de pie, confundido por tu lugar en el mundo, te otorgo el obsequio de conservar tu vida si solo te haces a un lado y me permites seguir con mis preparativos.

Armitael: ¡JAMAS! Tienes razón en una cosa, y me duele aceptarlo. Soy diferente al resto de los caballeros y lucho por su aceptación. No mentías en eso… No obstante, traicionaría todo lo que creo si te permito hacerle daño a cualquiera de los habitantes de Shunora.

Sol Nocturno:Ya veo… Has decidido esperar a que sea el mundo quien te traicione para entender como me siento... Es triste que no quieras aprender de las experiencias ajenas.

Armitael: Lo siento… pero he visto cosas horribles dentro de esta fortaleza. Tantas vidas perdidas… incluso las de tus propios amigos. Yo, YO JAMAS QUISIERA TERMINAR COMO TU.

Sol Nocturno: Y ni lo harás. La vida no te ha pisoteado lo suficiente para que entiendas mis motivos… y sinceramente, no planeo que tengas tanto tiempo. A lo mucho me sentí benevolente para darte un segundo preludio. Pero eso es todo.

Armitael: Bien, acabemos con esto.

Sol Nocturno: Excelente, me sirve más que colabores brindándole tus energías a la citadela.

Armitael: ¿Qué?.

Fin del soundtrack

Thanatos: Night Sun Theme

Para comenzar, el nocturno simplemente chasqueó sus dedos mientras una ráfaga de aire comenzó a formarse debajo de sus pies, provocando que se elevará aproximadamente un metro del piso, girando alrededor de Armitael a gran velocidad, mientras este veía confundido esperando una especie de ataque o acción que pudiera contraatacar.

Sol Nocturno: ¿No venías a pelear? ¿Tu cuerpo ha sido traicionado por tus propios nervios?

Armitael: Ya verás.



Sintiendose un poco desesperado por las palabras del nocturno, Armitael encajó su espada en el piso e hizo aparecer una serie de pilares de piedra que atravesaran la trayectoria curvilínea por la cual había estado volando el hechicero. Sin embargo, en el momento en el que iba a estrellarse con uno, el cuerpo de Sol nocturno comenzó a volverse de color oscuro así como más “viscoso” mientras algunas burbujas se desprendían de su cuerpo.

Sol Nocturno: SUIREIJUTSU

Justo en el instante de la colisión contra la columna de piedra creada por Armitael, fue el sonido de una ola golpeando la piedra lo que escuchó el caballero y no el crujir de los huesos del nocturno. Sus oídos no podían estarlo traicionando porque la imagen captada por sus ojos acordaba al sonido. Sol nocturno se había hecho un ser líquido en su totalidad, salpicando por toda la habitación.

Sol Nocturno: ¿Sorprendido con tan poca cosa?

Armitael: ¿D-Do-Dónde estás?

La incontable cantidad de gotas comenzaron entonces acumularse en una charca negra que se fue haciendo más y más grande, hasta cubrir el 30% de la habitación. Fue entonces que, de dicha charca, Armitael volvió a escuchar el eco de la voz del hechicero gritando.

Sol Nocturno: YAMI NO JUBAKU

Emergiendo de las profundidades de la abismal charca, decenas de flagelos comenzaron a enroscarse por las piernas, brazos y abdomen de Armitael, quien sin importar su lucha, no podía desprenderse de aquel hechizo. Como si todo deje de esperanza no se le hubiese arrebatado aún, el caballero fue capaz de escuchar a su contrincante gritar ANKOKUKAI NO IKAZUCHI al mismo tiempo que electricidad viajaba por los látigos que lo sujetaban, dándole una tremenda descarga

Armitael: AAAAAAAHHHHHHH

Sol Nocturno: (Sale de la charca) OOKAZI



Una poderosa ráfaga de llamas azules salió despedida de sus manos en contra del aturdido Armitael, quien apenas y sí pudo ignorar unos segundos el terrible dolor que sentía para quitarse del trayecto de las flamas, o al menos de la gran mayoría, puesto parte de su guantelete derecho fue devorado por el fiego, dándose cuenta solo después de sentir el metal fundido deslizándose por su brazo

Armitael: Nggg… ”¿En que Shungados pensaba? ¿Cómo se me llegó a ocurrir que podría ganarle a este monstruo?”

Sol Nocturno: Vamos, mínimo intenta contraatacar ¿no?

Tratando de hacer el intento de almenos contraatacar, el paladín corrió hacia sol nocturno con espada en mano, para inmediatamente golpear el piso con ella y crear un sismo, el cual Sol nocturno ni sintió por haberse elevado a las alturas tras invocar los poderes del viento para que rodearan sus piernas.

Armitael: ”Bien, ya está en el aire.”

Sin dejar de correr, el caballero comenzó a aumentar la intensidad de cada uno de sus pasos, es decir, deliberadamente pisando con más fuerza de la necesaria no solo para que el sonido molestara a su rival (Aunque eso no importaba mucho realmente), sino para que apareciera una serie de plataformas hechas de tierra a modo de escalera, las cuales Armitael subió para estar a la altura del nocturno y finalmente poder asestar un espadazo.
El de cabello azul encajó su espada en el abdomen de su contrincante, atravesándolo por completo. Parecía una victoria segura… para Sol Nocturno


Sol Nocturno: (Con una espada hecha de energía oscura en su mano) Ohh, disculpa, ¿Creías que te iba a permitir tocarme?


Armitael:(Sangre empieza a escurrir de su boca, la cual al caer al piso, desaparece)

Sol Nocturno: Se acabó caballero. (Se prepara para encajar su espada en la cabeza del paladín)

Pausar Soundtrack










































































ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS
.























CAPITULO XIII: SOL NOCTURNO.


Tears of War

Una vida de tanto logros como fracasos pasó frente a sus ojos en ese segundo. Las constantes heridas que había sufrido parecían sin importancia ahora porque su fin había llegado. Familia, amigos, conocidos, y extraños de la calle. Nítidamente aparecían frente a sus ojos en una incontrolable vorágine de recuerdos que ahora no significaban nada. Sin capacidad de mover músculo alguno para defenderse, supuso que ese era el fin que debía aceptar.

PIERCING FLASH

Sol Nocturno: ¡¡¡

Como era de esperarse, la vida milagrosamente le había dado otra oportunidad de seguir luchando por el bien de todos los que le importaban, enviando como emisario de aquel milagro a su amigo y en parte mentor, Lionel, quien corrió hacia él al verlo en tan terrible estado.

Lionel: Armitael, ARMITAEL. ¡Háblame hermano! ¡DEMONIOS DI ALGO!

Armitael:

Sol Nocturno: Así que aún quedaba otro. Ohh bueno, no importa realmente que me hayas interrumpido, yo ya acabé con él.

Lionel: ¿DE QUE CARAJOS HABLAS? Exaltado a un nuevo nivel, Lionel no tenía el tiempo para reflexionar acerca de su vocabulario.

Sol Nocturno: Estarás familiarizado caballero, con el tipo de magia oscura al que suele conocérsele como “umbra”. Esta espada posee cualidades muy similares, causando a nivel nervioso bastante intenso. Los órganos afectados paulatinamente dejarán de funcionar. Técnicamente, solo has provocado que la muerte de tu compañero sea mucho más lenta y agónica.



Lionel: … no… No eres más que un vil farsante… Armitael… el no…

Sol Nocturno: Pero ese es el sacrifico que ustedes los defensores de la deidad del sol están dispuestos a aceptar ¿no es así? ¿Acaso no buscan el bien mayor a costa de tener que prescindir de ciertos elementos?

Lionel:

Sol Nocturno: Sabes que tengo razón.

El silencio predominó en la sala unos segundos. Lionel sabía que tenía que aceptar la partida de su gran amigo. Sentía ya un nudo en la garganta de pensar que tendría que decir a los padres del jornalero, o peor aún, a su propia hermana, quien guardaba una estima hacia el joven muy similar a la que le tenía a él.

Sol Nocturno: Entonces... ¿Seguirás con esta patética lucha?¿O realizarás que no tiene caso alguno derramar más sangre si mi meta esta a tan poco de ser alcanzada?

Lionel: No hablas enserio verdad…

Estoico y calmado era siempre su carácter. No hablaba más de la cuenta y hacía lo posible por mantener su furia callada. Pero ahora… sencillamente era demasiado como para poder hacerlo a un lado. Demasiado como para que su mente no sintiera una violenta tormenta a causa del odio y rencor que sentía hacia ese tal sol nocturno. Demasiado como para que su ira no encontrara otra manera de manifestarse



Sol Nocturno: ”Así que… lo que siente por su amigo lo obligó a llegar a este nivel. Quizás este no sea tan frío, pero a la larga, es igual que el resto. Se preocupa por unos cuantos y el resto del mundo puede irse al diablo. Tengo la impresión que aún tras ver lo fácil que acabé con tu amigo, no vas a retractarte.

Lionel: Y sigues sin entender - Aquel resplandor que lo cubría comenzó a hacerse más y más grande, cobrando mayor nitidez y tomando la imagen del guardián, pero proyectada sobre si misma, cubriéndolo como si fuera un aura ¡¿Qué sentido tiene que me rinda y me de por vencido si amenazas con arrebatarme todo lo que me importa?! Tal vez para ti sea fácil abandonarlo todo y empezar de nuevo por que no tienes nada a que aferrarte, ¡tu motivo para estar vivo es tan vacío que se limita a venganza y destrucción! Puedes creer que nuestros bandos son iguales, pero tú solo buscas complacerte a ti mismo con el sufrimiento de otros. Armitael y yo peleamos por proteger nuestro hogar, nuestros amigos, ¡nuestra familia!

Sol Nocturno: ¿Entonces me crees solo eso? Tengo mis razones para acabar con aquella tiranía que llamas “hogar” y me atrevo a decir, son más fuertes que las que tu tienes.

Lionel: ¡ENTONCES PRUEBALO!

Fin del soundtrack.

God of Chaos.

Daba inicio el round dos de la fatídica contienda entre los caballeros contra los nocturnos, protagonizando el líder de la secta contra Lionel Gallenus, quien ahora se encontraba en liberation peleando como nunca jamás lo había hecho.
Aquel que se vanagloriaba como el destructor de Shunora comenzó a volar por los alrededores lanzando una serie de bolas de fuego azules que explotaban al contacto, mas Lionel no tenía problemas haciendo ilusiones suyas que confundían la puntería del nocturno


Sol Nocturno: Posees algunos trucos más interesantes que tu amigo, pero me temo siguen siendo inútiles SAİKURON

El aire que cubría los pies del nocturno comenzó a cobrar una intensidad extraordinaria, formando finalmente todo un huracán que arrastraba con fuerza al caballero, el cual, pese a la adversidad, estaba dispuesto a enfrentar a las inclemencias de los 7 elementos con tal de vengar a su compañero.
Pero como si el huracán no fuera suficiente, del mismo comenzaron a desprenderse cientos de cuchillas de viento.




Lionel: (Arroja su escudo al aire) NO CEDERÉ (Con su espada comienza a repeler las cuchillas de aire que alcanza a divisar)

Aunque la destreza del peliplateado era asombrosa, era imposible que esquivara absolutamente todos los ataques… sin embargo, para eso estaba su escudo, que interceptaba todos esos ataques que Lionel no podía evitar. ¿Había ganado vida propia acaso?
Nada de eso. Dentro de su Liberation, aquella proyección de luz que se desprendía del cuerpo del paladín sujetaba el escudo por si mismo y lo movía a donde fuera que Lionel no pudiera defender a tiempo.


Sol Nocturno: Vaya. Jamás había visto nada similar. Pero comprenderás… que yo aún no peleó con todo lo que tengo. CHIKAKUHENDŌ

El nocturno descendió de golpe al piso, provocando que toda la “arena” sufriera una sacudida mientras que estalactitas de piedra brotaban del suelo buscando romper los huesos del paladín, quien corría y saltaba maniobrando entre los emergentes obstáculos, destruyendo algunas de las formaciones de roca con su espada o su “aura” proyectada.

Lionel: SHINING WAVE, LIGHT WALL, PIERCIENG FLASH

Los 3 ataques de Lionel se manifestaron prácticamente al instante. Primero una poderosa ráfaga de energía luminosa que viajaba por el piso hacia el nocturno, la cual parecía seguirlo a donde fuese que se moviera. Inmediatamente después, una solitaria pared de luz que parecía no tener propósito, algunos metros alejada de Sol nocturno. Finalmente, un fulminante rayo que salió disparado de la punta de su espada, el cual no tenía como trayectoria al hechicero, sino al muro, reflejándose contra el mismo y acertando en la entrepierna del contrincante, aturdiéndolo lo suficiente para que no pudiera escapar al primer ataque realizado..

Lionel: SHINING SLASH

Sol Nocturno: . SUIREIJUTSU (El cuerpo del hechicero se hace de agua, siendo atravesado por el corte, pero sin daño alguno)

Lionel: ¡¡¡.

Sol Nocturno: (Aparece instantáneamente detrás de Lionel) No hemos terminado RAIGEKI



Si… fue lo más explícito que encontré.

El rugir de los relámpagos se escuchó en cada rincón de la fortaleza, reuniéndose toda la fuerza de los rayos en la palma del nocturno, estrellándose violentamente contra el pecho del joven Gallenus, cuyo estoicismo se vio opacado por el desgarrador grito de dolor que tuvo que dar al sentir el corazón desprenderse de su cuerpo solo para volver brutalmente a su posición inicial. La respiración le faltaba mientras que el vómito y la sangre buscaban por donde salir ante tan violenta experiencia.

Lionel: Ngggg… no… no puedo… moverme…

Sol Nocturno: Se supone que ni siquiera deberías seguir con vida. Atribuyo que esa capa de magia debió haberte protegido de lo peor. Pero aún así admitirás que he demostrado mi punto. Supero tus poderes… y por mucho. YAMI NO HASHINKEN

En su diestra, ahora se encontraba la misma arma que había usado para derrotar al caballero que había precedido en combate a Lionel. Resplandeciendo con un siniestro fulgor púrpura que iluminaba la aún más perversa sonrisa del nocturno, extasiado por finalmente quitarse de en medio a los molestos defensores de la orden.

Sol Nocturno: Cuando vayas al otro mundo. Dile a tu deidad que… Ohh espera, no eres diferente a mis “hermanos”. TU IRÁS AL INFIERNO.

LERKAR GRAV

Sol Nocturno: NO PUEDE SER (Es golpeado en la quijada por una enorme columna de piedra… con forma de puño) La única manera en que pudo haber sucedido es que el hubiese…

Armitael: (Rodeado de una estela de energía marrón mientras piedras levitaban a su alrededor) FUERA DE MI VISTA.

Como lo temía el líder de la secta, solo una enorme cantidad de magia expulsada de golpe dentro del cuerpo de Armitael sería capaz de repeler los remanentes de energía oscura de su cuerpo antes de que estos causaran un daño permanente. Pero la única manera en que eso era posible además de un hechizo de curación por parte de un tercero, era…

Lionel: “Liberation”

Armitael: JORDSKJELV .

Con un poderoso puñetazo como ningún otro, el de cabello azul provocó un poderoso temblor que obligó a Sol nocturno a saltar y mantenerse en el aire como lo había hecho previamente para escapar de los ataques de Armitael. No obstante, ahora tenía otra cosa de que preocuparse, puesto que, a pesar que Lionel no podía moverse, su Aura no tenía dicho impedimento, por lo que fue ésta la que sujetó la espada y escudo del guardian y comenzó a atacar al hechicero con un brutal combo de espadazos y golpes con el escudo

Lionel: (Sonríe) Allí te va Armitael

Armitael: Entendido (Sonríe igual.)

El “espectro” de Lionel terminó su serie de ataques con un tremendo azote con el escudo dado justo en la cabeza del hechicero, quien caía con trayectoria al jornalero, quien estaba preparado para acabar la pelea con una estocada final, la cual estaba a punto de asestar, era cuestión de unos cuantos centímetros… cuestión de un segundo.



Sol Nocturno: . SUIREIJUTSU

Armitael: (Solo atraviesa la masa acuosa del nocturno) no… no… NO ¡NOOOOO!

El par de caballeros buscaba con la mirada donde sea de donde pudiera aparecer Sol nocturno. Las gotas de agua comenzaron a acumularse a varios metros en el cielo, dando finalmente forma al amo de los nocturnos, quien en esta ocasión, resplandecía en un magistral lustre que parecía casi… bendito.

Sol Nocturno: Comparar la luz con la pureza es la mayor estupidez que alguna vez ha concebido una persona. Es solo un poder más que cualquiera puede usar para cumplir sus ambiciones... Hasta yo.

Lionel: ¡Aquí viene!

Armitael: ¡¿Pero como puede venir tan calida y pura energía de este sujeto?! ”Acaso… ¿La luz en efecto no es un privilegio de los más puros?[/b]

Sol Nocturno: THE HARMONIUS LIGHT WHICH HOLY POWER UNFAIRLY CONDEMN THE SOULS OF THE SINNERS. HIKARI NO GOFŪHEKI

Toda esa luz que en algún momento rodeó al nocturno comenzó a concentrarse más y más en un solo lugar. La punta de su dedo medio, el cual era el único levantado, posiblemente para indicar lo hilarante que era que se le atribuyera a la luz un estado de pureza cuando el podía usarla de una manera sumamente vulgar. De tal lustre comenzó a desprenderse un relámpago que trazaba una serie de lineas y sellos por toda el área donde el par de caballeros estaba parado, sintiendo que sus cuerpos se paralizaban y que no podían moverse.

Lionel: Un hechizo de retención de movimiento… La energía de luz debe formar una barrera que nos limita exactamente en el espacio donde nos encontramos…. No puedo mover ni un solo dedo.

Armitael: NO… ESTO NO PUEDE TERMINAR ASÍ

Sol Nocturno: NEVERTHELESS, THE HOLY POWER CAN BE SOAKED WITH THE DARKNESS OF THE MORTAL WISHES. YAMI NO YŪWAKU

Aquella bella manifestación de luz, tal y como lo había recitado su conjuro, ahora era bañada por la oscuridad, formando una inestable esfera de energía, que colapsarían en cualquier momento. Se veía como se estrujaba y vibraba con brusquedad en las manos del Nocturno; como era de esperarse, no permanecería en ese lugar mucho tiempo.



Sol Nocturno: Los seguidores de la luz se oponen rotundamente a las tienieblas por que no pueden admitir que la oscuridad es más fuerte en ellos. (Arroja la esfera)

Al estrellarse contra el piso, una súbita explosión cubrió toda la arena, seguida de una serie de brazas negras que cubrieron de pies a cabeza a los caballeros. Incapaces de moverse en ningun momento, solo fueron capaces de ser testigos de su propia derrota, sintiendo los agónicos efectos de la magia oscura recorrer el interior de sus cuerpos, arrebatandoles la fuerza y deseos de luchar, sin importar que tan grandes fueran estos… No podían competir con el amo de las luz y las tinieblas.

Armitael: …Disculpa Lionel… no soy tan fuerte para ser un aliado valioso (Su armadura explota en pedazos mientras que borbotones de sangre salen disparados de su cuerpo junto con las piezas de su armazón)

Lionel: … No me pidas perdón a mi, sino a la Deidad del sol, y yo junto a ti, puesto que ambos hemos fracasado en nuestra misión (Su aura se desquebraja en pedazos, cayendo al suelo inconsciente mientras un diminuto charco de sangre se extiende de su persona )

Sol Nocturno: No sientan sus esfuerzos en vano caballeros…

La sangre que brotaba de ambos comenzó a resplandecer y desaparecer al instante, al mismo tiempo que la columna luminosa del centro del cuarto incrementaba su intensidad, cambiando de aquel azul celeste a un rojo carmesí. Los preparativos estaban listos.

Sol Nocturno: Sus últimas energías han alimentado a la catedral de los suplicios y con ello ¡HAN COLABORADO CON EL DESPERTAR DEL SEÑOR DEL MAL!

Incapaces de moverse, el par de caballeros no pudo hacer más que escuchar el plan del aquel llamado Sol Nocturno, mientras caían inconscientes en un exasperante letargo del cual, si despertaban, solo sería para contemplar la destrucción de su hogar y seres queridos. Tendidos ambos en el piso, se lamentaban no haber sido más fuertes. Se lamentaban que la esperanza se hubiera desvanecido…














































¿O no?


Samael: ”Creo que ya lo dejé disfrutar mucho el momento. He de ponerme en marcha para cumplir hehehehehe, mi promesa.”


_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Jue Sep 15, 2011 12:26 am

Previamente en Armitael Gaiden

Siete nocturnos que moran en una fortaleza oculta dentro de las arenas. Juraron enemistad con la Deidad del Sol y con aquellos caballeros que la defienden, a los cuales habrían de arrebatar su sangre con el fin de otorgarle una oportunidad al Señor de la maldad de caminar en el reino de los mortales a través de un arcaico ritual.
6 nocturnos han ya caído, pero la batalla definitiva… aún continúa.

Sol Nocturno, el más poderoso de los integrantes de la secta demostró su superioridad sobre sus “hermanos” al acabar fácilmente no solo con Armitael, sino también con Lionel, quien aún siendo un joven prodigio dentro del cuartel, terminó sucumbiendo ante la maestría de los 7 elementos del hechicero.

La batalla dio un giro inesperado cuando Armitael, enormemente frustrado por ser incapaz de socorrer a su amigo, entró en su liberación, dándole un incremento de poder con el cual pudo seguir combatiendo unos minutos más, pero nada que pusiera en peligro a Sol nocturno, quien decidido a terminar con la batalla de una vez por todas, usó su técnica YAMI NO YŪWAKU un infame hechizo que reunía tanto los poderes de la luz, como de la oscuridad, acabando finalmente con sus contrincantes no sin antes mofarse de sus creencias acerca de la pureza de la luz.

Pero cuando todo parecía perdido, un nuevo contendiente arribó a la arena. Se trataba de nada más y nada menos que el teniente Samael, quien había estado observando la batalla de sus hombres desde una distancia segura. La pregunta era ¿Tendría éxito donde sus aliados fracasaron?




Fortaleza de los nocturnos. 8:05 AM. Último piso

The Last hours

Sol Nocturno:HAHAHAHAHA. Tantos años he ansiado…anhelado… soñado con este día y FINALMENTE ESTA AQUÍ.¡HE DE TRAER UNA NUEVA ERA A IVANATZA… NO, AL MUNDO ENTERO.

Alardeaba el líder de la secta tras ver que sus opositores finalmente habían sucumbido ante su poder. Con ambos caballeros caídos, no había nada que pudiera detener aquella fluctuación de energía demoníaca que se manifestaba como una columna luminosa color rojo que se erigía exuberante atravesando todos los pisos de la enorme fortaleza, formando poco a poco lo que era un portal en el exterior, cuyo tamaño incrementaba paulatinamente.



Sol Nocturno: De seguro se preguntaran el por que los he dejado con vida… bueno, en vista que han acabado con el resto de mis seguidores, sería aburrido si no tuviera con quien compartir este momento. En un par de minutos, ese vórtice terminará de conectarse con el mismo infierno, permitiendo que complete mi tan añorada venganza.

Armitael:

Lionel:

Sol Nocturno: El dolor… la rabia… la impotencia. SENTIRÁN TODO ESO Y MÁS AL VER COMO SU REINO ES ARRASADO POR EL TODOPODEROSO SEÑOR DE LOS DEMONIOS.

El cual requería de la colaboración de todos los aquí presentes ¿O me equivocó?.

El eco de aquella pedante y altanera voz hizo que Sol nocturno perdiera el temple por unos instantes, obligándolo a lanzar bolas de fuego sin dirección en específico, producto del miedo a que sus planes se desvanecieran tan cerca de completarlos.

Sol Nocturno: MUESTRATE.

Tu hermana tenía razón. Definitivamente has perdido la razón.

El sonar de sus pasos se hacía más y más fuerte, mas no dejaban de tener un ritmo paulatino, casi como si fuera una simple caminata. Quizás lo que más le preocupaba en ese momento a Sol nocturno era que, quien fuera que estuviese allí, no estaba ni acelerado ni con apuro… como si tuviese el control de la situación.

Argumentas que es el dolor de que en tu vida fuiste tratado como una escoria, por lo cual haces esto. ¿Pero enserio valió la pena sacrificar a tus amigos y familia por una estupidez así? Si tu respuesta es afirmativa, entonces definitivamente eres una escoria.

Y finalmente hizo acto de presencia frente al nocturno. Sereno pero con una sonrisa siniestra, arribaba el teniente Samael, caminando paulatinamente y acercándose hacia sus dos aliados, comprobando que aún se encontraran vivos. Una vez corroborado dicho hecho, se alejó de ellos y se colocó frente a Sol Nocturno.

Samael: Recapitulemos. El primer estúpido que mandaste era un mero señuelo que llamara nuestra atención, pero que fuera lo suficientemente incompetente para que no decidiéramos mandar una verdadera legión contra ti. La chica fue para asegurarte que en efecto, viniera por lo menos alguien a este agujero. El que peleáramos exactamente en este lugar, era por esa extraña magia que absorbe la sangre de los caídos. Lo cual no entendía hasta que… (Señala la vorágine luminosa) Vi eso

Sol Nocturno: ¿Esperas que te admire por haber deducido todo eso?.

Samael: Alguien de mi altura no necesita que lo adulen por tan poca cosa. Después de todo, has cometido dos gigantescos errores en todo tu plan. 1: Si de verdad fuera posible convocar tal ser de fantasía como el señor de la maldad, el mismo Rey de Shunora volaría este lugar en pedazos.

Sol Nocturno: ¿Y cómo es que el no está aquí?.

Samael:Eso lleva a tu segundo gran error. YO estoy aquí.

Sin que el nocturno lo viera venir, el teniente se abalanzó sobre él, cubriendo su palma en un aura luminosa que fugazmente se convirtió en una diminuta esfera que estrelló contra el torso del nocturno, quien sin haber previsto un ataque tan rápidamente, no tuvo tiempo de usar su magia para evadirlo.



Sol Nocturno: NGGGG!!!!

Samael: Mi nombre es Samael. Samael Kiurz. No me gusta alardear de depender del título de alguien más, pero para tu infortunio, mi abuelo es nada más y nada menos que Uriel Kiurz, maestro de la orden de Shunora y partícipe de la batalla contra los nocturnos de hace a quien le importa cuantos años… quien por cierto, tampoco sintió que tu valieras la pena para venir el mismo.

Sol Nocturno: Grrr.

Samael: Se muy bien cómo funciona este ritual. No es la primera vez que lo intentan. Ese anciano me relató hasta el hartazgo como dependían de este estúpido montón de graba para llamar de una manera “fácil” a aquel monstruo.

Sol Nocturno: En efecto… este conjunto de recintos se hace llamar la catedral de los suplicios... Un objeto mágico cuya función es…

Samael: Convertir la sangre y heridas en energía para este ritual de segunda, si ya se. Lo que te quiero dar a entender mediocre de pacotilla, es que jamás fueron una amenaza ni para nosotros ni para Shunora. Aún si lo llamaras ahora, con tan pocos sacrificios hasta yo podría vencerlo. Admítelo, Los nocturnos perdieron aquella vez y con más razón perderán ahora… Es como lo diría mi abuelo, ustedes solo están dando patadas de ahogado.

Sol Nocturno: SILENCIO. No veo por que alardeas tanto. Si te mato ahora, no habrá posibilidad de que alguien llegue a tiempo a detenerme. El ritual se completara Y SU ESTUPIDO REINO SE HARÁ CENIZAS.

Samael:Por más que deseara ver a su majestad encargarse de un problema que de verdad amerite su atención, seguramente nos ejecutaría a todos por fracasar…Y eso se opone a lo que tengo planeado para el futuro. Sin embargo, le prometí a tuuuu hermana, que en paz descanse, que me haría cargo de guiarte por el sendero correcto… Bueno, hehehehe (Una siniestra mueca adorna su rostro) Al menos tu alma.

Sol Nocturno: DICES ESTUPIDECES.

Samael: Tengo razón en una cosa. Mientras yo siga aquí fastidiando, no podrás completar tu rito de magia preescolar. Así que, tus opciones son enfrentarme o rendirte. De igual forma pierdes.

Sol Nocturno: … No, no perderé el temple contigo. Estoy tan cerca y no te saldrás con la tuya.

Samael: Eso dices tu.



































ARMITAEL GAIDEN:

LOS 7 NOCTURNOS
.





























CAPITULO XIV: UN INFIERNO DISTINTO



Endless Despair

La charla había terminado, ninguno de los contendientes tenía nada relevante que decir ahora. Era momento de dejar que sus propias fuerzas hablaran y dieran final de una vez por todas al conflicto entre la Orden y los nocturnos.

Samael VS Sol nocturno.

El todo o nada.


Sol Nocturno: (Hace aparecer un torbellino en sus pies con los cuales comienza a volar alrededor de Samael) Solo debo terminar contigo y todos mis sueños habrán de cumplirse, HINOTAMA

Samael: Hehehe.



A diferencia de la batalla contra Armitael y Lionel, en esta ocasión no se limitó a unas 5 o 6 bolas de fuego, sino que eran cientos y cientos, cubriendo prácticamente toda la habitación, lloviendo prácticamente sobre el teniente, quien simplemente miró sonriente a las esferas, mientras que con su espada apartaba las que podían tocar su cabeza. Las otras únicamente chocaban con su armadura y desaparecían.

Sol Nocturno: ¡¡¡ ”Estoy seguro no lo vi usar magia. No la rompió ni usó algún hechizo de barrera”

Samael: (Da un gran salto y sujeta a Sol nocturno del rostro) Esta sería la parte donde alardeo que mi armadura está hecha de escamas de Wyvern, pero llevo toda la noche aquí y sinceramente ya me quiero ir. (La mano de Samael comienza a resplandecer)

Sol Nocturno: SUIREIJUTSU

El sólido cráneo que aplastaba con su zurda comenzó a volverse viscoso y líquido, provocando que el oponente se escapara de su agarre antes de que pudiera derretirle el cerebro con su ataque de Corona Soul Infusion, con el cual había derrotado a Diluvio Glacial (Suceso que Samael no dudó en recordarle con un tono de burla bastante cruel) .

Samael: ¿Te vas a esconder? Aunque así fuese, yo podría demoler este templo a pedazos y tu ritual no habría de completarse… Pero bueno, allá tu (Carga energía luminosa en su mano)

Donde fuese que estuviera Sol nocturno, podía escuchar muy bien la amenaza del paladín, por lo que salió de una charca negra que estaba justo detrás de él, e intentó penetrar su nuca mientras su mano estaba cargada en electricidad, buscando darle muerte a su adversario de una vez por todas… O así hubiera sido si su mano no se hubiera detenido a 2 cm. De la cabeza de Samael.

Sol Nocturno: ¡¡¡¡GRRRRRR!!!!

Samael: Upps. (Da unos pasos adelante y se da la vuelta) ¿Qué pasa? ¿Le duele la pancita al nene? Hehehehehe

Su oportunidad de oro se había esfumado cuando vio que una diminuta esfera luminosa estaba posicionada justo en la boca de su estómago (La cual Samael había lanzado hacia atrás en cuanto percibió a su adversario), la cual había restringido el movimiento de Sol Nocturno lo suficiente como para que no pudiera estirarse ni un centímetro más. Lo peor de todo, es que tan minúscula manifestación de magia no solo lo detuviera, sino lo estaba haciendo para atrás.

Samael: Por cierto, trata de no hacer movimientos bruscos… cuando la corona se desestabiliza mucho puede…



Samael: Estallar.

Sin ninguna disposición a darse por vencido, el nocturno levanto su maltrecho cuerpo y se colocó de pie nuevamente, notándose como aún despedía algo de humo, cosa que le daba gracia al teniente. Desde luego, su sonrisa cambiaría a un semblante más serio cuando escuchara al nocturno gritar RİBAİBARUSURAİMU provocando que de sus manos se desprendieron dos látigos de gran tamaño hechos completamente de agua, los cuales sujetaron al teniente de cada uno de sus brazos.

Sol Nocturno: Debo decirlo, superas soberbiamente a los otros dos, pero no es como si no esperara enfrentar a los caballeros más fuertes para concebir mi plan. ANKOKUKAI NO IKAZUCHI

Samael:Te parece fácil decirlo, solo has peleado con novat…(Una descarga comienza a fluir por los látigos y por ende, todo su cuerpo) TSSSSSK

Aunque el hechizo de Sol nocturno parecía combinar la magia de agua con la de rayo, lo cierto era que el segundo hechizo ya era una combinación de elementos trueno y oscuridad, por lo que la fuerza del hechizo era bastante. Aunque aparentemente, no lo suficiente para hacer sucumbir a Samael.

Sol Nocturno: Cuerpo y mente. ¡Freiré ambos y serás solo un caparazón tostado!

Samael: ¿Eso crees eh? … Porque si es así…

El campeón comenzaba a divagar y decir las cosas con un tono más pausado, el cual además, no podía ocultar el suplicio por el que estaba pasando, además de que su semblante expresaba una mirada llena de dolor. Pero aún cuando toda esa magia oscura transitaba a través de su cuerpo, dañándolo a nivel tanto físico como mental, esa sonrisa seguía dibujada en su rostro.

Sol Nocturno: Eres alguien demasiado feliz aún a segundos de tu lecho de muerte.

Samael: Que puedo decir, me alegró el día ver que alguien tan fuerte es tan despistado

Sol Nocturno: ¡¿Cómo te atreves?!.

Samael: ¿Me llamas… Mentiroso? NGGGG (El dolor incrementaba) ¡Mira tus brazos y llámame mentiroso!

Sol Nocturno: Mis bra…

Pero al mirar solo pudo ver una cosa. Un fuerte lustre proveniente de sus dos extremidades que no fue más que el preludio del verdadero motivo de risa de Samael. Una explosión. Un potente estallido que provocó que los brazos del nocturno comenzaran estallaran en pedazos, causando que gimiera en agonía. Sobraba decir que eso había provocado que su hechizo se contrarrestara.

Sol Nocturno: ¡¡¡¡AAGGGGGG!!!!



Samael:Es una pena que el hechizo de oscuridad con el que recubriste tu Raibab… como se llame, viajara por sobre el flagelo de agua. Eso le dio paso libre a las moléculas de la corona a transitar por dentro de los torrentes, llegar a tus brazos y BOOM. Desde luego, de haber canalizado más onda mágica en tus brazos para protegerte, no hubieramos llegado a este desenlace… ohh bueno, ¿No es el precio que los nocturnos están dispuestos a pagar? (Sonríe).

No obstante, la explicación de Samael no había sido del todo escuchada puesto que el adversario aún seguía gritando por el terrible dolor que sentía donde alguna vez estuvieron sus dos brazos. Para su infortunio, tal falta de atención indignó un poco al teniente, quien enfundó su espada y le dio una serie de golpes en el rostro y torso a su oponente, provocándole más y más heridas que seguían siendo absorbidas por la catedral.

Samael: Que rápido pierden ustedes la motivación. Digo, solo son un par de brazos. Pero por otro lado, tu sueño, casi cumplido. Solo soy un sujeto más que tienes que matar. Uno y ya terminas. ¿No quieres destruir Shunora? ¿No quieres vengarte de todos nosotros? Porque la verdad, NO SE NOTA (Le da un codazo en el rostro a su rival que lo tumba al piso.)

No obstante, aún sin sus dos miembros, y con el tabique roto, el nocturno no se dio por vencido y comenzó a ejecutar el resto de sus hechizos con los pies. Cuchillas de viento, de hielo, de rayo, y de oscuridad, así como una serie de temblores que hicieron perder el balance del campeón, quien fue atacado por todos los elementos antes mencionados en una furiosa ráfaga de ataques, la cual lo elevó unos metros en el aire.

Sol Nocturno: ¡¡¡¡ERES UN MALDITO!!!! (Pisando con fuerza el piso, hace aparecer una serie de picos de piedra sobre la cual, esperaba aterrizara Samael)



Aunque el de la armadura de Wyvern estaba algo aturdido, no era lo suficiente como para que no pudiera hacer otra corona y estrellarla contra el piso, haciéndola estallar y demoliendo en su totalidad toda las amenazantes estructuras de roca, importándole poco que se desmoronaran sobre los cuerpos de sus dos pupilos.

Samael: (Se lleva la mano a la nuca mientras se ríe)Upps, mi error.

Sol Nocturno: ”No importa cuánto me esfuerce… no importa que tanto lo ataque. El se zafa de todo. TODO. Pero aún así, el no lo hará… NO LO HARÁ ” NO DESTRUIRAS MI SUEÑO

Samael: ¡¡¡

Hasta el mismo Samael tuvo que admitir su sorpresa al ver cómo la onda mágica de Sol nocturno estallaba de golpe, manifestando un lustre dorado que no sólo emanaba por su cuerpo, sino también de sus ojos, provocando que el mismo teniente tuviera su visión impedida por la intensidad del lustre.

Samael: No… No lo entiendo. ¿Eres onda Luz? ¿Entonces por que?... ¿POR QUE SHUNGADOS TE TOMASTE LA MOLESTIA DE HACER ESTE ESTUPIDO CONJURO? PODÍAS UNIRTE A LA ORDEN. ALGUIEN COMO TÚ LO HARÍA MUY BIEN.

Sol Nocturno: ¿Sigues sin entender? Aún cuando soy onda Luz, juré ser un nocturno y hacer pagar a esos puercos elitistas por todos sus pecados. Si siguen desconociendo el sufrimiento, jamás dejarán de tratar como basura a quienes son diferentes. ¡DE NINGUNA MANERA SERÍA UNO DE USTEDES! ¡SON MIS ENEMIGOS Y SU DEIDAD PUEDE IRSE AL CARA…!

Samael: CUIDA TU BOCA PEDAZO DE BASURA (Toma su espada y se prepara a realizar un corte horizontal para decapitarlo)

Sol Nocturno: HIKARI NO GOFŪHEKI (De sus ojos comienzan a salir dos rayos luminosos que dibujan una serie de garabatos debajo de samael)

Samael: (Se detiene al instante) Nggg… Demonios… esta cosa restringe el movimiento.

Sol Nocturno: NO IMPORTA SI DESPUÉS DE ESTA LUCHA SOLO QUEDA MI CABEZA, JURO QUE TE DESTRUIRÉ. NEVERTHELESS, THE HOLY POWER CAN BE SOAKED WITH THE DARKNESS OF THE MORTAL WISHES. YAMI NO YŪWAKU

Era el clímax de la batalla. Sol Nocturno había logrado ejecutar el mismo hechizo con el que había derrotado a Lionel y Armitael, pero usando únicamente sus ojos para manifestar los ataques. Y ahora que había logrado paralizar a Samael, sus ojos se tornaron de un color púrpura mientras que frente a él, se materializaba aquella esfera luminosa que se teñía rápidamente con oscuridad. La diferencia es que ahora era mucho más grande. Al menos 3 veces, suficiente para no solo dañar a Samael sino rematar a Armitael y Lionel



Sol Nocturno: MUERE.

Fin del Soundtrack.

Había sacrificado más de lo que alguna vez imaginó. Una vida como miembro de la orden de Shunora. Una vida al lado de sus amigos y seres amados. Una vida con sus dos brazos pegados a su cuerpo. Y sin importar que, el contemplar la colosal esfera acercándose al teniente lo hacía sonreír y decirse a sí mismo que todo había valido la pena. El YAMI NO YŪWAKU exploraría y consumiría los cuerpos y mentes de los 3 caballeros que se opusieron a él. Ese era su anhelo… Su deseo.

Samael: ”Y sin embargo no dejará de ser eso… un deseo” (Se levanta y asesta un tajo con su espada)

La decepción y frustración prácticamente deformaron por completo el rostro de Sol nocturno. Era inconcebible. Imposible. Samael no sólo se había movido, sino que además, de su espada salió despedida una catastrófica columna de energía luminosa que empujó a gran velocidad la técnica del hechicero, estrellándola contra una de las paredes del cuarto, volándola por completo en otro poderoso estallido.

Si bien las llamas negras de aquel ataque estuvieron a punto de extenderse por toda la habitación, Samael fue capaz de usar el resto de la energía luminosa canalizada en su espada para el mismo formar una serie de llamaradas que chocaron con las del enemigo, protegiéndose tanto a sí mismo como a sus dos compañeros caídos.


Malevolent Mind

Sol Nocturno: ... No

Samael: “Brillante”. ¿No es así? Esta espada es conocida como la Solar Sword. Capaz de absorber cualquier fuente de luz, ya sea de mi, de mis compañeros, de mi oponente, o del vecino que vaya caminando por allí. En este caso, solo fingí que me inmovilizabas por que vi que eso fue lo que le hizo a Lionel y Armitael.

Sol Nocturno: ... No

Samael: Por lo que aproveché para absorber la energía que me lanzaste al principio. (Comienza a caminar hacia Sol nocturno) Aunque admito que la energía que absorbí no fue suficiente para contrarrestar tu último ataque, por lo que tuve que poner una gran cantidad de onda mágica por mi parte para neutralizar tu técnica en su totalidad… definitivamente eres un gran guerrero.

Sol Nocturno: ...

Samael:Pero de nada me sirves jugando del bando equivocado. Esos 2 que ves allí tirados quizás no sean tan fuertes ahora… pero tienen dos cosas que tu desaprovechaste (En el dedo de Samael aparece un punto luminoso el cual coloca sobre su cabeza) Potencial… y futuro.

Sol Nocturno: ...

Samael: Sol nocturno. (Escupe algo de sangre y humo) Por el poder que me he conferido yo mismo. Te sentencio a pasar por una agónica muerte antes de que te reúnas en el más allá con todos tus seguidores. (Su armadura se torna de color dorado y su espada se cubre en un torrente de llamas) Tu juicio comienza (Sonríe)


Fin del Soundtrack

Nightmare Fiction

¿Qué estaba sucediendo? ¿Por qué Samael había experimentado tal cambio? ¿Acaso había entrado en Liberation aún cuando ya tenía toda la ventaja del mundo?
En efecto, el campeón demostraba que para él era posible inducirse a sí mismo el estado de liberación a voluntad simplemente atacándose a el mismo en la cabeza y provocando un estímulo dentro de su cerebro, el cual era interpretado como si se encontrara en un estado de peligro donde la liberación era necesaria.


Samael: La liberación es un estado de alerta máxima, activado por situaciones de extremo peligro, como lo han demostrado este par de neófitos o tú después de darte cuenta de mi verdadero poder. Sin embargo, existen aquellos que encuentran los medios de inducir de manera no natural ese estado. En mi caso, una pequeña interacción de la corona con el cerebro… claro, había una probabilidad de uno en un millón que estallara mi propia cabeza… lo cual seguro te hubiera fascinado ¿verdad?

Sol Nocturno: (Mira la columna de energía demoníaca que seguía aún resplandeciendo en todo su terrorífico esplendor) ... Tan… cerca…



Samael: Creo que ya hablé demasiado (Un par de enormes alas de dragón salen repentinamente de su espalda) Es hora de que vayas a visitar al señor del Mal en persona.


Un poder que pocos hombres habían visto, pero que ninguno había sobrevivido para verlo. Era tanto magnánimo, como aterrador. Si debía describirse como ángel o como demonio, eso realmente no importaba, por que de una u otra forma, ese guerrero arrastraría a todas sus víctimas a las puertas del infierno y se regodearía con crueles carcajadas una vez que quedaran atrapados allí.
El caballero bendito con nombre de demonio pelearía en serio.


Samael: Iniciamos.

En su nuevo estado, Samael emprendió vuelo hacia el atemorizado Sol nocturno, quien intentó detener la marcha del caballero con una serie de estalactitas de tierra y hielo que surgían del piso, pero estas simplemente se vaporizaban al contacto con el paladín alado, quien era protegido por un escudo de flamas que se había formado alrededor de él.

Samael: (Se coloca a 1 metro de su rival) Demasiado temeroso para alguien que quería invocar al diablo CORONA

Sol Nocturno: SUIREIJUTSU

Como era de costumbre, el cuerpo del líder de la secta se volvía acuoso para traspasar cualquier tipo de ataque y reaparecer ileso en otra parte de la habitación. Sin embargo, en esta ocasión, el calor de la corona era tan brutal que antes de que siquiera su cuerpo se volviera líquido, este era evaporado instantáneamente, dejando al hechicero empapado de agua hirviendo.

Sol Nocturno: Tsssk.

Samael: Vamos, me tomé la molestia de casi derretirme el cerebro. DIVIERTEME UN POCO ¿NO? (Se da una vuelta en el aire y le da una patada en la quijada al nocturno, la cual deja una quemadura con la forma del pie de Samael)

El nocturno trato de aprovechar lo que le quedaba de Liberation y utilizar su versatilidad de crear hechizos con sus pies y ojos para lanzar una serie de tornados que atraparan al caballero, quien no tenía problemas para planear aún dentro de los tempestuosos vientos y ejecutar una serie de golpes y patadas que hacían rebotar al nocturno por toda la habitación, dejando una marca en él por cada ataque recibido, mientras que él no recibía daño alguno gracias al escudo de fuego que lo protegía.

Sol Nocturno: (Azota contra el piso después de una serie de 30 ataques) GAAAAHHHH…

Samael: (Pisa la cabeza del nocturno, la cual comienza a hervir por el calor que emanaba la suela del paladín) Sinceramente creo que exageré… pero tienes que admitirlo ¿Con esta apariencia te hago perder más la esperanza no? … y aún así, no dejo de ser más que un peón para Runa… ¿No te parece triste?



Sol Nocturno:Nggggg….

Samael: Bah, yo tratando de abrirme un poco y tu solo puedes pensar en ti mismo. Definitivamente debes morir. (Retira su pie de Sol nocturno y le da una patada en el costado que lo levanta varios metros en el aire) Un gusto en conocerte Sol Nocturno, pero me temo que no eres digno de llevar sol en el nombre… el verdadero poder del sol… es ESTE The Sun that rises to give hope to the humanity now descends to obliterate those who are not worthy to receive it’s shine. FEEL THE ABSOLUTE RAGE OF OUR GODDESS.

Era claro que Samael preparaba su conjuro más letal. Tanto el depredador Silente como Diluvio Glacial perdieron toda esperanza de ganar tras recibir tal mortal técnica. ¿Qué podía depararle el futuro a Sol Nocturno si estaba a punto de recibir tan mounstruoso ataque pero ahora multiplicado por 3?

Samael: RISING SUN CHAOS

La cantidad de fuego que rodeaba la espada de Samael era incalculable, pero poco sorprendente si se comparaban con lo que comenzaría a surgir de ella. ¿un Dragón? No, ese sería su ataque normalmente.
¿Tres dragones? Era lo más lógico que pudiera pensarse, pero de igual forma, era incorrecto.
De la espada de Samael, salieron una serie de llamaradas que dieron forma a una decena de dragones, todos enfilándose a su víctima que estaba en el aire, dando inicio a una verdadera carnicería.



Los dragones, aún siendo solo manifestaciones hechas de fuego y luz, encajaban sus colmillos por todo el cuerpo del enemigo, arrancando algunos miembros a mordidas; otros aprovechaban para adentrarse a su cuerpo usando como vía de entrada donde solían estar sus dos brazos; y otros simplemente exhalaban un mortal aliento llameante que achicharraba más y más al pobre insensato que se atrevió a oponerse al teniente Kiurz.


Samael: Porque solo la agonía lleva al verdadero arrepentimiento. (Chasquea sus dedos y todos los dragones explotan, provocando que el cuarto se cubriera de las cenizas de Sol Nocturno) Anzu… he cumplido mi promesa… pfff (Intenta evitar carcajearse… pero no lo logra)…. HAHAHAHAHAHAHAHAHAHA.

Fin del Soundtrack.

La batalla había terminado. De Sol nocturno no quedaban más que sus cenizas contaminando el ya enrarecido aire del sótano de la fortaleza. Por su parte, el triunfante paladín simplemente se acercó a aquel intimidante vórtice y, canalizando algo de energía luminosa en su mano, adentró ésta a aquel pilar luminoso, sintiendo un terrible escalofrío al mero contacto con dicha energía demoníaca.

Samael: ”Concentrate Samael… nggg” Oblivion… Sempiternum… … Shungados… olvidé que seguía…

???: Daemonis

Samael: Daemonis.

Chamber of Sages.

Dijo el paladín con un tono bastante solemne. Cerró sus ojos y se concentró como nunca antes. Fue así, que toda esa fluctuación de energía comenzó a desestabilizarse. El pilar de lustre carmesí comenzaba a cambiar de tonalidad, volviéndose más claro y azulado. Además, de dicho torrente se separaban cientos y cientos de esferas de energía, las cuales se esparcían al aire y se disipaban en el mismo, desapareciendo.

Samael: (Se voltea) Knorr… Gracias… olvidaba la última parte del ritual.

Knorr:

Pero el enorme comandante no le respondió al teniente de inmediato. Siguió mirando aquellos remanentes de energía que se libraban del vortex demoníaco que habían realizado los nocturnos. No fue sino hasta que uno de aquellos “espectros” se acercara hacia él, tomando momentáneamente la apariencia de un joven guerrero.



Azrael: Knorr… has crecido mucho.

Samael: Asombroso...

Knorr: Señor (Se postra frente al espectro) No fui lo suficientemente fuerte en aquella ocasión, pero…

Azrael: Pero te redimiste y luchaste con valentía al lado de tus aliados para proteger tu reino. La humanidad… y las Almas que esos malvados reclamaron como suyas… Escucháme Knorr. Sin importar cuánto cambien las cosas, nunca dejes de seguir los principios que te he inculcado

Knorr: Jamás podría.

Azrael: Sería todo entonces… Gracias Knorr.

Y como el resto, el “alma” del difunto ex comandante comenzó a desvanecerse frente a la vista de un pensativo Knorr y un sorprendido Samael, quien a pesar que había visto cosas asombrosas a lo largo de su vida, era la primera vez que veía un espíritu.

Knorr: Veo que tuviste que pelear enserio. Lamento la demora muchacho.

Samael: Ya debes imaginarlo. (Se acerca a Lionel y lo coloca sobre su hombro) El ver a mis amigos derrotados me hizo enfurecer, hehehe.

Knorr: (Levanta a Armitael y también lo coloca sobre su hombro) Hor Hor Hor. Ni tu te crees eso.

Samael: Acabo de salvar a la humanidad, déjame relajarme un poco.

Fin del Soundtrack.

Escaping from the castle.

Pero los héroes tenían una misión pendiente antes de sentarse a descansar. Debido a los daños recibidos durante todos los encuentros, la fortaleza de los nocturnos se derrumbaba y si no hacían algo, era muy seguro que ellos terminarían sepultados junto con esa críptica fortaleza… para siempre. Sin esperar indicaciones, Samael emprendió vuelo para atravesar rápidamente las escaleras de Caracol por las que habían llegado él y Armitael. Debido a que a Knorr eso le tomaría una eternidad, decidió atravesar el pasillo por el que había llegado Lionel, el cual era más recto

Samael: Nos vemos en la salida

Knorr: Si no sales con vida, ni creas que me molestaré en salvar tu alma también.

Afortunadamente para ambos, conocían el sendero por donde iban. Knorr quitaba con su enorme martillo cualquier posible obstáculo, ya sean rocas cayendo o paredes que le estorbaran (para ahorrar camino). Por su parte, Samael planeaba majestuosamente por entre los obstáculos y destruía con su espada cualquiera que no pudiera bloquear, haciendo los escombros pequeñas piedritas.



Samael: ¡Maldición! casi lo olvido.

Samael estaba a punto de avanzar a la siguiente habitación, pero tuvo que devolverse para sacar a Mike de una pila de piedras y colocarlo sobre su hombro. En su semiconsciente persona, el rubio pensó en quejarse de la impuntualidad del teniente, pero temía que pudiera cambiar de opinión y dejarlo en la fortaleza.

Samael: Ya casi salimos chicos.

El intenso frío del salón de Diluvio Glacial había desaparecido, pero eso no impidió que Mike quedara helado al ver allí, el cuerpo de la joven brutalmente decapitada. Fue tan solo un instante debido a la velocidad a la que viajaba Samael, pero lo suficiente para que esa imagen quedara tatuada en su retina

Mike: (Lagrimas escurren de sus ojos) ….Anzu… ¡AAAAANZUUUUU!

Samael: Shhhh. Cállate (Una de sus alas le da un golpe en la cabeza que lo deja inconsciente de nuevo) Ufff… este chamaco. Le salvo la vida y ni así está conforme

Atravesar el resto de la fortaleza no fue tan difícil. Debido a que todas las trampas habían sido activadas en el viaje de ida, el regreso solo implicaba maniobrar por entre los escombros y elevarse hasta las escaleras de entrada.
La luz se divisaba y un semblante de alegría se dibujo en el teniente, quien logró salir de allí con sus dos alumnos… vivos.


Fin del Soundtrack.

Samael:(Nota como toda la fortaleza comienza a hundirse.) Hijoles… Camaradas… (Baja la cabeza) El triunfo no vino exento de sacrificios. Toda gran batalla implica la pérdida de hombres valientes que dieron su vida por sus ideales… por sus principios… por los seres que amaban. El día de hoy, a la filas de los guerreros caídos que ahora protegen a la Deidad del sol allá arriba, se les unieron mis apreciados amigos, Armitael Bélenus y Knorr …


Pero antes de que pudiera terminar la improvisada ceremonia fúnebre, una enorme pila de arena cayó encima del teniente, cubriéndolo de pies a cabeza, antes de que el batir de sus alas la esparciera por el aire en forma brazas, las cuales ni se sentían por la ya alta temperatura del desierto.
Al no estar su mirada impedida por tan común pero a la vez molesta sustancia, el teniente observó como a unos metros de su posición, una enorme mano brotaba del piso.


Samael: (Escupe algo de arena) ¿Quién lo diría? En las dos peleas contra los nocturnos, salió con vida.



Imaginar que Samael es Zero y Massimo Knorr

El paladín alado corrió hacia donde su sepultado comandante y le ayudó a salir de aquella prisión. Fue alivio para ambos el ver que el joven jornalero aún respiraba, lo que los llevó a considerar que para haber salido vivo de una misión como esa, no era cualquier pelele. Mínimo debía ser uno con buena suerte.


Stained memories.

Knorr: Supongo… que eso es todo. (Mira hacia el horizonte)

Samael: En efecto Knorr. (Las alas de su armadura comienzan a meterse adentro de la misma una vez más, y su color recupera el tono verdoso original) Requirió más esfuerzo del que creí que necesitaríamos y pusimos en mucho peligro las vidas de estos chicos.

Knorr: Aún así, valió la pena…. Para serte franco, a su edad yo ya me había retirado del campo de batalla y le dejé el trabajo a mis superiores…. No es tan distinto a lo que ellos hicieron claro, pero el punto es que nunca se dieron por vencidos.

Samael: ”Definitivamente cada uno ha demostrado que me será útil… a su manera cada quien” Creo que se a que te refieres… En fin, vayamos al cuartel. Necesitamos un descanso.

Knorr: Oye… el peliazul está despertando.

Las arenas ocultan misterios. Cuánta sangre y guerreros han sido derramada sobre ellas es todavía un misterio para quien sea. Si en el futuro llegara a cuestionarse sobre la batalla que estos guerreros habían tenido en los confines de aquella fortaleza oculta en el desierto, posiblemente no se tendría mayor testimonio que las memorias de aquellos que combatieron y sobrevivieron a ella.
Pero el hecho que salieran con vida y triunfo, no cambiaba el hecho que seguían siendo humanos. Excepcionales en muchos aspectos, pero humanos a fin de cuentas. Humanos con sueños, aspiraciones, objetivos… y preguntas.


Armitael: ”¿Es este el destino que nos depara a aquellos que no podemos ser y actuar como el resto?”
























FIN


________________________________________________________________________________________________

'Che capitulo largo.
En fin, eso concluye la saga de los nocturnos. Normalmente dejaría pasar una gran cantidad de días para volver a postear aquí, pero aparentemente se requiere que mencione ciertos eventos que tendrán relevancia en "Crónicas de ivanatza", así que posiblemente vean otro post pronto.
En cualquier caso, creo que es una buena oportunidad para agradecer a todos los que se han tomado la molestia de leer mi Gaiden, ya sean aquellos que por curiosidad lo leyeron de principio a fin u otros que se saltan a aquellos capitulos que les llaman la atención (Te estoy viendo Caco ¬¬). Sin importa el caso, espero que la lectura de este... conjunto de roleos haya sido de su agrado y que las próximas entregas tambien lo sean.

Saludos

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Lun Oct 17, 2011 11:04 am

CAPITULO XV: TIEMPO DE RETRIBUCIÓN.

::::::::::::::::::::::: Zona Centro de Shunora- Casa de Armitael 10:30 AM :::::::::::::::::::

3 días habían ya transcurrido desde aquel evento conocido como “la batalla contra los 7 nocturnos”. Una cruenta y dura batalla donde los pocos caballeros que participaron, entregaron corazón y alma para detener a las fuerzas de la oscuridad. O al menos, esa era la versión sintetizada que se había hecho pública para relajar a las masas después del inesperado ataque de Trueno Maldito. Lo cierto es que varios de los guerreros sufrieron varias secuelas de dicho combate, y el jornalero de cabello azul no era la excepción.

Armitael: Nggg… nggg…. (Desesperado, arrima una cubeta hacia su boca, y comienza a vomitar)… Rayos… sigo sin sentirme nada… (Vuelve a vomitar)

Poco tiempo luego de que Armitael fuera escoltado de vuelta a su casa, fue víctima de una muy fuerte fiebre de origen desconocido, al igual que su compañero Lionel, quien también había permanecido en cama desde su regreso.
El Sr. Belénus, padre de Armitael, hacía lo posible para atender a los dos caballeros (Obviamente, dándole prioridad a su propio hijo), pero le desesperaba el hecho que no pudiera conseguir ningún resultado positivo.


Sra. Belénus: Armitael, más te vale que encuentres una manera de curar al niño, lleva 3 días así, ya no soporto verlo en ese estado.

Sr. Belénus: ¡Ya se mujer! – Dijo algo exaltado.

Sra. Belénus:

Sr. Belénus: … Mira… Esto que tiene Armitael es algo… fuera de mi campo… hacer algo sin el debido conocimiento puede empeorarlo y no cometeré ese riesgo.

Sra. Belénus: ¿Entonces qué piensas hacer al respecto?

Sr. Belénus: Para tu información, ya tomé acciones… Pero está tardando demasiado shungados.

En lo que parecía que la discusión familiar iba a continuar un rato, la breve y artificial melodía del timbre de la casa hizo un sonoro eco en todo el recinto, provocando que el hombre de la casa bajara del segundo piso (Dónde se encontraba la habitación de Armitael) y abriera la puerta a quien la tocaba.

Sr. Belénus: (Abre la puerta) Bendita Deidad misericordiosa, ¡Llegaste Julian!.

Julian: Ningún amigo mío pasará la desdicha de tener un hijo enfermo mientras yo pueda hacer algo para evitarlo.



Peace Hungry fool: Julian Theme

El recién llegado era un hombre de tez clara y cabello blanco que vestía una bella túnica de colores claros de donde resaltaba el dorado. Adornando su vestimenta, se encontraban una serie de bordados con forma de cruz, sin mencionar aquellos pequeños crucifijos dorados que llevaba pegados a sus mangas y cinturones. En su diestra un bello cetro siempre le acompañaba.

Julian: ¿Dónde está tu hijo Armitael?

Sr. Belénus: En el Segundo piso, sígueme.

Aunque el médico se encontraba bastante exaltado, se podía notar la calma y harmonía del joven peliblanco, deteniéndose a ver la casa de su viejo amigo y subiendo cada escalón con pausa y cautela.

Sra. Belénus: ¡Oiga, suba de una vez y cure a mi hijo!

Julian: ¡Enseguida Madam!

No sabía que era exactamente, si la gran preocupación de la mujer, o el amenazante tono de voz con el que pidió que se apresurara, pero como pocas veces en su vida, Julian hizo a un lado su relajado comportamiento y subió con diligencia hasta el cuarto del muchacho, quien ya estaba por llenar su segunda cubeta.

Julian: Si… se ve serio, pero no se preocupen, no está en un punto de ser fatal. (Sonríe)

Armitael: ¿Y usted es…?

Sr. Belénus: Se educado muchacho.

Julian: Bueno, permíteme presentarme para que tengas la confianza necesaria para que te atienda. Mi nombre es Julian Engels, comandante del cuartel del norte de la orden de Shunora.

Armitael: … Usted es… el comandante… del cuart… ”Este es el hombre para el que mi padre trabajó tanto tiempo… Pero es demasiado joven, creí que sería una especie de dinosaurio aún más que mi padre.”

Julian: Generalmente suelo enviar a personas de confianza a atender este tipo de casos… pero al ser tu padre quien me lo pidió, quise asegurarme personalmente que todo saliera bien.

Mientras hablaba con el jornalero, el clérigo comenzó a pasar por alrededor de él el orbe de su bastón, el cual flasheaba de color púrpura repetidas veces pero con una gran espontaneidad menor a la del segundo. No obstante, al colocar su báculo en el área del estómago de Armitael, dicha esfera comenzó a tornarse de un color púrpura y luego negro.



Julian: ... GAWD

Fugazmente, el hombre removió de un tirón la frazada que cubría Armitael, al tiempo que exclamó imperativo que se quitara la camisa, a lo que el caballero hizo caso por la impresión que le causaba el cambio de carácter del antes relajado joven.

Julian: Benedictio Sanctissimi Sacramenti

Al pronunciar dichas palabras, la mano de Julian comenzó a resplandecer, y con la palma de esta, aplastó con fuerza el abdomen de Armitael, provocándole unas grandes sensaciones de vomitar de nuevo, pero hizo lo posible por contenerse.

Poco a poco, el lustre comenzó a cubrir toda la habitación, mientras que del estómago del jornalero, comenzó a emerger una repugnante y amorfa masa viscosa color púrpura oscuro, que al contacto con la palma del clérigo, comenzó a desvanecerse hasta volverse una nube de humo que salió por la ventana.


Julian: Bien, ya quedó. cute face

Armitael: Disculpe… puedo saber… ¿QUÉ DEMONIOS FUE ESO? (Su papa le pega un zape por irrespetuoso)

Julian: Aparentemente, una serie de magitrones de oscuridad se habían alojado en tu cuerpo, con mayor concentración en tu estómago. Debido a que estaban en un estado “cristalizado”, tu cuerpo no los había expulsado naturalmente, causando que te provocaran tanto dolor y disminuyeran tus defensas. Pero he logrado removerlos y se supone debes sentirte como nuevo.

Armitael: A decir verdad… tengo un poco de hambre hehehe.

Julian: Excelente. Pero no te aboraces mucho. Se me informó que habría una ceremonia en el palacio real en honor a aquellos caballeros que enfrentaron a los 7 nocturnos, y muy seguramente incluirá un banquete.

Armitael: ¡ASOMBROSO! Aunque… rayos, si no voy con mi armadura se verá medio raro, pero se hizo pedazos en esa pelea. Debería ir al cuartel y…

Julian: Calma. La ceremonia será hasta en la tarde. Reposa un poco y luego te preocupas por eso. Por mi parte, iré a atender a otros pacientes. En tu ausencia, un loco se apareció aquí y causó bastantes estragos… y pues, ya que estoy aquí, mejor los resuelvo.

Fue así como el joven clérigo partió, dejando al jornalero en cama en compañía de su madre. Por su parte, el papá de Armitael acompaño a su superior a la puerta, despidiéndose cordialmente mientras se deseaban un buen porvenir.

Sr. Belénus: ”Gracias Julian… Siempre he sentido envidia de que toda esa experiencia está acompañada de todavía muchos años de juventud… pero has sido la persona más amable y bondadosa que haya conocido. Sé que el secreto de mi hijo está a salvo contigo”.

Fin del soundtrack

::::::::::::::::::::::: Zona Centro de Shunora- Cuartel general 3:30 PM :::::::::::::::::::
Headquarters

Habían transcurrido varias horas desde aquel tratamiento que Armitael había recibido por parte del comandante del cuartel del norte. Después de haber despertado hacía apenas 2 horas, bañarse y comer algo, se dirigió al cuartel para ver si podía tomar prestada aunque fuese una armadura genérica, para tener algo que vestir para la audiencia con el rey. No podía estar más nervioso.

Armitael: (Tratando de ponerse una cota de malla, pero su cráneo simplemente no pasaba por el agujero) Shungados, ninguna me queda.

???: ¿Armitael?



Armitael: ¿L-Lionel?

Lionel: ¿Qué se supone que haces?

Fue así como el de cabello azul le explicó a su compañero todo el asunto de su fiebre (Omitiendo la parte de las cubetas) hasta el punto en que fue curado por el comandante Engels, viejo amigo de su padre.
Como respuesta, Lionel comentó que él se había sentido similar (Omitiendo la parte de ser atacado por una fuerte diarrea), además de que Julian también lo había curado a él, pero sin necesidad de usar el hechizo que usó con Armitael.


Lionel: En efecto, fue una misión bastante dura amigo mío, pero la gracia de la deidad del Sol nos ha permitido continuar con nuestras vidas para seguir honrando su grandeza… y estoy seguro que tu no lograrás eso con una vil ropa de aprendiz, acompáñame.

Armitael: Enterado.

Aprendiz: (Pasando por allí)(sadawg)

El recorrido de Lionel seguido por su amigo Jornalero fue muy similar a los cientos que habían hecho en capítulos anteriores, por lo que basta con mencionar que llegaron al vestíbulo donde Armitael había recibido su primera armadura, donde había otra esperándolo.


Armitael: ¡Genial!... ¿Pero… pero cómo?

Lionel: Bueno, desde que llegamos al cuartel del sur, Knorr contactó al cuartel central y exigió a todo el personal de herrería del cuartel que se pusieran a trabajar en una nueva armadura para ti.

Armitael: Vaya… eso fue… muy amable…

Lionel: Dijo que era para que nadie le reprochara el hecho que perdiste tu armadura y que casi moriste.

Armitael: … Igual lo agradezco. (Le pide a su amigo que salga del vestíbulo y tras estar solo, se coloca su nueva indumentaria) me veo… OSOM… Aunque espera… Yo no uso lanza.



Lionel: Si bueno... Knorr no recordaba que arma usabas.

Armitael: …En fin (Tira la lanza al piso y recoge una espada) Esta se ve bien, supongo que servirá.

Posteriormente, el par de camaradas comenzaron a conversar de la ceremonia que tendría lugar en el palacio de Shunora, un lugar que Armitael solo pensó visitar ya sea en sueños o después de ser de un muy alto rango en la orden, llevándolo a pensar que no era digno de aparecerse. Obviamente, Lionel le hizo ver que eso era ridículo y que merecía estar en la ceremonia tanto como cualquiera.


Lionel: Es más, dispongámonos a partir cuanto antes para impedir que el tiempo marche fuera de nuestro control.

Armitael: … Osease… Ir ahora para que no se nos haga tarde.

Lionel: El que me hayas entendido es significado que no tengo que rehacer mi enunciado.

Armitael: Bien pues, vamos.

Aprendiz: (Llegando al vestíbulo) ¿Nadie ha visto mi espada?... (sadawg)

Fin del Soundtrack

Después de salir del cuartel, ambos se dirigieron al palacio, aunque Armitael decidió tomar una ruta alterna. Lionel no le vio ningún problema y acordaron reunirse en el palacio real.
En medio de su recorrido, el jornalero se encontró, tal y como lo esperaba, a su amiga Leona comprando algunos víveres como solía hacerlo.




Peaceful Memories


Leona: ¡Armitael! Que gusto verte. Me gusta tu nuevo Look, hehehe.

Armitael: (Sonríe ingenuamente) Gracias, hehehe, fue una compensación por lo que pasamos en esa misión.

Leona: Ohh sí… (Se acerca lentamente al caballero y cuando está lo suficientemente cerca de su rostro, levanta su mano para darle un zape) No vuelvan a hacer algo tan peligroso como eso. Ya le dije a Lionel también - Dijo molesta la joven.

Armitael: Woah, Woah, no te exaltes. Digo, es el deber de un caballero y…

Leona: Eso ya lo sé, pero tampoco puedes esperar que actúe como si nada hubiera pasado después de que casi matan a mi hermano y a mi mejor amigo. ¡Y para colmo ni siquiera puedo entrar a mi propio baño!

Armitael: ¿Eh?

Leona: … Nada… hablé de más… solo estoy algo exaltada ¿De acuerdo?

Armitael: (Coloca su mano sobre el hombre de la chica para tratar de reconfortarla) Discúlpame Leona. Últimamente había sentido que era demasiado débil para ser de utilidad en la orden… cuando me enteré de la misión, pensé que finalmente podría hacerle justicia a mi posición como caballero… a mi sueño de ser tan hábil y adepto como tu hermano… Pero fue un error no pensar en lo que eso podía preocupar a los demás.

Leona: Vamos, no lo dije para que te sintieras mal ¿De acuerdo? Pero si tanto insistes, que tal sí me ayudas a entrenar un poco.

La petición de Leona anonadó un poco al caballero, pues era lo último que el esperaba escuchar, pero la joven se excusó diciendo que, aunque Lionel y Armitael hicieran un gran trabajo protegiendo a los ciudadanos de Shunora, ella también deseaba ser capaz de defenderse a sí misma o a los demás.

Armitael: Ya veo. Bueno, no hay problema. Si quieres nos vemos esta noche en el campo de entrenamiento. Tengo un evento, pero imagino que no tardará mucho.

Leona: Ok, pero no llegues tarde. (Dice sonriente mientras se devuelve a su casa)

Armitael: ”No había pensado lo peligrosa que se ha estado volviendo mi vida… y correré más peligro si llego tarde. ”

Fin del Soundtrack

::::::::::::::::::::::: Zona Centro de Shunora- Entrada del palacio 4:05 PM :::::::::::::::::::



La majestuosidad de la soberbia edificación que era el palacio real era capaz de percibirse a varios kilómetros de distancia, exhibiéndose a cualquiera que mirara al horizonte… pero el joven caballero jamás había estado tan cerca de tan importante recinto. Estaba nervioso por entrar, pero sabía que debía aproximarse al portón y adentrarse, siendo cuidadoso de no ofender a su majestad de ninguna manera. Sin embargo, aparentemente era algo que se quitaba conforme se subía de rango.

Council

Samael: Vamos, fue bajo su consentimiento, no hice ninguna violación a nada.

Julian: Sabes que soy la única persona capaz de juzgar si una persona es capaz de ser o no curada. Tomar una decisión así sin mi consentimiento es una clara falta de respeto a mi persona.

Samael: ¿Será que sólo temes que la tecnología reemplace tus arcaicas técnicas? El chico quería poder para no ser un incompetente, y da la casualidad que tengo contactos con una persona muy lista en Seliria que puede ayudarle, pero el resto fue a cuesta suya.

Julian: ... (Le da un bastonazo a Samael en la cabeza) Unas cuantas quemaduras no deben ser razón suficiente para disminuir así la autoestima de alguien… a no ser que le hayas dicho algo…

Samael: Pfff, ¿Qué voy a andar diciendo yo? No tiene sentido. (Se da la vuelta y nota que Armitael estaba cerca de allí) Y por mucho que quisiera seguir con nuestra charla, tengo una ceremonia pendiente, y no querrás que llegue tarde por tu culpa.

Sin ningún remordimiento de lo que sea que se tratase el tópico de conversación, el teniente caminó soberbio adentrándose al palacio. Armitael miró incomodo como el clérigo que le había salvado la vida se quedaba allí, parado sin decir nada… Pero no podía hacer otra cosa que adentrarse al palacio

Julian: ... (Suspira) ”Holgrehenn… ¿Que hizo ese tipo para meterse en tu cabeza?”

Fin del Soundtrack.


Aquel incomodo momento había culminado, pero hasta eso había sido un buen distractor a sus nervios, los cuales estaban siendo puestos a prueba al entrar al bello corredor del palacio recubierto de una bella alfombra roja, que recorría todo el sendero hasta la entrada del salón del trono, donde aguardaban Lionel, Knorr y Malachias hasta que estuviesen todos.

Armitael: ¿No está Mike?

Samael: Debido a la condición actual de Horus, y a la pérdida de varios elementos por parte de Diluvio Glacial, Es el único que puede administrar las actividades del cuartel del sur. Me aseguraré de que le hagamos un festejo luego.

Armitael: … Ya veo… (Dijo serio, señal que la ausencia del rubio lo desanimaba)

Knorr: Muy bien, guarden la compostura y no digan nada estúpido. Y si tienen pánico escénico, por lo que más quieran, no usen la técnica que suele recomendarse, solo los harás ponerse más nerviosos.

Samael: No te proyectes en ellos Knorr (Sonríe) Ahora, prosigamos.

Los 5 caballeros se adentraron al palacio, siendo el par de campeones los que iban adelante mientras que en los tres restantes, se notaba el nerviosismo de estar frente a frente a la figura más importante de Shunora después de la Deidad del Sol. Runa Grenob.



Divine Grace

Runa: Bienvenidos sean leales seguidores de la Deidad del sol. (Ante sus palabras, todos se postran bajando la mirada) Me he enterado de la ardua lucha que tuvieron contra los acólitos de la oscuridad, defendiendo con sus vidas la paz y tranquilad de esta amada tierra bendecida por la gracia del astro rey. Debido a sus valientes acciones, he reflexionado que merecen una retribución por su lealtad.

Los cinco caballeros se sentían altamente satisfechos de escuchar tales palabras, especialmente los que tenían menos experiencia, puesto que les hacía sentir que sus esfuerzos, en efecto, los estaban llevan a alguna parte.

Runa: Al tanto estoy también de la pérdida de valiosos aliados que tuvieron que renunciar a sus sueños y anhelos para proteger este reino de la maldad. Para aquellos guerreros caídos, me aseguraré que se les rindan los honores fúnebres que merecen.

Malachias:

Runa: Pero por hoy, gratifíquense del hecho que nuestra Deidad los haya considerado dignos de seguir protegiendo su nombre y su tierra. (Hace un ademán con su mano) Podeís marchaos en paz ahora. La ceremonia se llevará a cabo en el patio trasero del palacio. Espero disfruten su recompensa.

Aunque los más nuevos en la orden no lo sospechaban, los campeones ya estaban al tanto que la forma verbal de retribuir del rey era breve y sin mucha duración, pero bastaban esas palabras para sentir una especie de confianza crecer en sus pechos… O por lo menos, era un peso de encima que lograban quitarse por saber que sus esfuerzos eran reconodiso

Runa: Antes de marcharse. Tú, el joven de cabello azul, ¿te importaría si hablo contigo?



Armitael: ¿Y-yo?…

Runa: El resto puede retirarse.

Samael: ”Hehehe, Creo que ya valiste muchacho. ” (Se retira junto con el resto)

Runa: Dime caballero ¿Cuál es el rango que posees dentro de la orden?

Armitael: J-jornalero su majestad.

Runa: ¿Jornalero dices? Ese es un rango algo inferior para una misión como la que enfrentaron. ¿Se tuvo tu consentimiento para dicha labor?

Armitael: Si su majestad. Quiero ayudar a Shunora de cualquier modo que me sea posible. Huyendo de las misiones difíciles no sería una manera de demostrar eso… por lo que yo…

Runa: No digas más. Le haré saber al jefe supremo para que hable con tu comandante y se te suba de rango cuanto antes. Lo has ganado.

Armitael: ¡Asombro!... Digo… Muchísimas gracias su majestad. En verdad lo aprecio.

Runa: Solo sigue usando el poder de la luz para defender esta tierra como lo has hecho hasta ahora. ”Hahahahaha”

Armitael: … Así lo hare su majestad.

El caballero salió entonces de la sala real del rey, sintiéndose bastante culpable de no poder ser franco con su propio gobernante. Su presencia emanaba una profunda exigencia de respeto y alabanza, pero a la vez, sintió que era una persona noble que se preocupaba por su pueblo. Le enorgullecía que alguien así confiara en él.

Armitael: ”Ya verá su majestad. Defenderé esta tierra con todo lo que esté a mi alcance”.

???: Se nota la determinación en su mirada señor caballero.

Armitael: ¿Eh? ¿Quien? (Voltea a todos lados para ver quien le hablaba, descubriendo que se trataba de una joven).



???: El poder proteger no solo el nombre de la deidad del sol, sino también a todas las personas que viven en Shunora, debe ser algo fabuloso.

Armitael: Si, claro que lo es…

???: ¿Sucede algo Señor caballero?

Armitael: No, nada pequeña… Es solo que el sendero que sigue un miembro de la orden es algo duro… lo reconozco… pero te prometo que no los suficiente como para que deje de pelear por todos los que me necesitan.

???: Entonces ¿En verdad disfruta ser un caballero?

No quiso contestar a la ligera. Pensó en serio su respuesta. Todas sus batallas, las tristezas, las alegrías, las vidas de la gente que había tanto protegido como arruinado. Tras ver en retrospectiva su breve pero significativa vida como caballero de Shunora. ¿Se sentía orgulloso?

Armitael: Sí. Es un camino duro lo reconozco, y muchas veces el sufrimiento es bastante… Pero… recordamos que tenemos amigos que nos apoyan, la confianza del pueblo y nuestras familias, y la gracia de la Deidad del sol protegiéndonos… con todo eso, afirmo que disfruto ser un miembro de la orden, sin importar los obstáculos.

???: Aprecio su sinceridad señor caballero… En fin, ya tengo que irme. Nos vemos señor caballero. – Dijo la pequeña, quien salió presurosa de la entrada del palacio real, perdiéndose su silueta en el horizonte

Armitael: Adiós. ”…¿Y eso que fue? ”

Fin del soundtrack

Lionel: Armitael, allí estás. Ven, ya está por comenzar el banquete.

Armitael: Muchísimas gra… digo, ¡Asombroso!

Lionel: A todo esto ¿De que hablaste con tu majestad? No me digas que…

Armitael: No, nada de eso… Solo dijo que me subiría el rango porque era una misión muy peligrosa y cosas así.

Lionel: (Exhala en señal de alivio) Excelente entonces hermano, continuemos nuestro trayecto hacia la mesa de los bocadillos.

Armitael: Esas son las misiones que me gustan hehehe.

Noblese Oblige

Siguiendo a Lionel por el trayecto que rodeaba el palacio real, el joven Belénus logró arribar al patio trasero del palacio real, donde una serie de mesas cubiertas de elegantes manteles y charolas llenas de comida lo aguardaban a él y a sus compañeros. Aunque eran 5 los que habían recibido los honores, varios aprendices que habían sobrevivido a la masacre de Trueno Maldito estaban allí, igual que el comandante Engels que estaba atragantándose con una pierna de pavo.

Aprendiz: Esa era mi pierna de... (sadawg)

El jornalero (por lo pronto) y el guardián se arrimaron a una de las tantas mesas y comenzaron a llenar sus respectivos platos con todo lo que cupiera en ella, desde bocadillos pequeños como canapés, enormes chuletas de quien sabe que animal, inclusive mariscos que en dicha parte de Ivanatza era demasiado raro de ver.



Armitael: ¿Cómo dices que se llama esta cosa otra vez?

Lionel: Cornarel.

Armitael: (Le da un fuerte mordisco a la enorme pieza de carne)En mi vida había oído hablar de eso.

Lionel: Es importado.

Por su parte, el par de campeones estaba sentado al lado de la mesa junto con el clérigo, empezando a charlar amenamente como si la discusión de esa tarde nunca hubiera sucedido. Los tres deleitaban de una gran cantidad de platos de costillitas mientras bebían un licor especial que impedía que se embriagaran y causaran estragos.

Knorr: Bah, en mis tiempos el comandante Azrael podíamos beber cuanto alcohol quisieramos y todos sabían que no debían hacernos enojar, hor hor hor. Extraño esos tiempos.

Julian: Yo extraño cuando se me consultaba antes de enviar un enfermo a otro reino.

Samael: Ya, no sea chillón.

Knorr: Y Dime Julian, ¿le pediste permiso al maestro para que pudieras dejar tu posición?

Julian: ¿Amnael lo hizo? *doug

Knorr: HOR HOR HOR (Le da una palmada en la espalda pero lo tumba al piso) ÚJule… lo siento.

Así fue como los caballeros pasando horas hablando ya sea de sus hazañas, sus puntos de vista de la orden, o simplemente fantaseando sobre el futuro, sin embargo, el joven Phélix, era aquel que estaba más distante del resto, prácticamente solo en una esquina bebiendo pequeños vasos de sidra, a cuya botella tenía libre acceso, pero no es como si eso lo hiciera mirarse más eufórico.

Armitael: ¿Estás bien viejo? Ni siquiera me acordaba que estabas aquí.

Malachias: ¿Cómo osa tu indigna persona a olvidar al único Mala…? Bah, no tiene caso, posiblemente ni siquiera debería estar aquí.

Armitael: Oye, se me dijo que tu también venciste a un nocturno que atacó el pueblo. De hecho, ante los ojos de las personas, tú eres el que resolvió todo este aquelarre.



Malachias: …Tu no estuviste allí…Creí que Raminus mantendría la situación bajo control, pero de haber asistido cuanto antes, hubiéramos detenido a ese sujeto antes de que extendiera tanto el caos. La vida de varios aprendices pesa sobre mis hombros, así como la invalidez de Raminus…

Ante esas palabras, Armitael entendió un poco el contexto de la charla que habían tenido Julian y Samael, la cual le comentó a Malachias para comentarle que una vez que Raminus volviera.

Armitael: Por eso no debes dejarte decaer, sino ser fuerte… más ahora que él no está.

Malachias: … Nunca pensé que un troglodita como tú sería capaz de dar buenos consejos… No me siento del todo mejor por que no eres tan bueno, pero supongo que puedo concentrarme en mis éxitos en vez de mis fracasos… como que vencí a ese sujeto prácticamente solo o que salve a la hermana de mi más acérrimo rival.

Armitael: ... DARN, ¡Lo olvidé! (Sale corriendo)

Malachias: … BIEN PUES, ALCABO YA NI QUERÍA HABLAR CONTIGO.

Fin del Soundtrack

:::::::::::::::::::Zona Centro de Shunora- Área de entrenamiento 10:04 PM :::::::::::::::::

Le tomó algunos minutos, pero finalmente arribó hasta donde se supone, había acordado con su amiga que practicarían. La buscó con la mirada en esa oscura noche, pero no vio rastros de la joven, simplemente una espada de madera tirada en el suelo, la cual recogió con decepción y pesar.

Armitael: … Pero que imbécil ”¿Qué si me gusta ser un caballero? No mentí cuando dije que sí… pero a veces uno tiene problemas para administrar sus prioridades… y cuando te das cuenta de eso… empiezas a dudar si eres apto para seguir sin que nada cambie.”

Sin nada más que hacer, el joven volvió de nuevo al palacio, preocupado de no solo haber decepcionado a su mejor amiga, sino también a todos sus compañeros caballeros de los cuales no se despidió antes de partir.
Marchó repitiéndose muchas veces que era sólo un pequeño detalle y que no tendría repercusiones futuras si se disculpaba.


_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Jue Dic 08, 2011 7:23 pm

CAPITULO XVI: LA MARCHA DEL TIEMPO.

::::::::::::::::::::::: Zona Centro de Shunora- Cuartel General 12:45 AM :::::::::::::::::::

Headquarters

Era un día como cualquier otro en los pasillos del cuartel general de la zona centro de Shunora. Los aprendices de la orden corrían de un pasillo a otro para cumplir con los labores de mantenimiento del complejo, desde sacudir, barrer, cambiar las bolsas de basura, hasta otras un poco más complejas como tediosos papeleos, labores de herrería y por supuesto, entrenamiento de combate, como el que llevaban a cabo dos jóvenes ambiciosos que vestían la indumentaria de los aprendices .

Bimmy: (Jadeando) Hehehe… ese fue… un gran combate Jim. En efecto, te has vuelto un guerrero mucho más poderoso en estos dos años

Jimmy: (Jadeando) Igual tu Bim… Con el poder que hemos adquirido estos últimos años, seguro nadie podrá…

Sin embargo, antes de que el par de jóvenes continuara adulándose el uno al otro, fueron repentinamente hechos a un lado por el extender de brazos de un individuo recién llegado, cuya acción fue completamente intencional para que el par de aprendices se quitara.

Jimmy: ¿Pero que ching…?

Bimmy: (Le tapa la boca a su compañero) Shhh. Mira…

Aunque molestos, el dúo de aprendices tuvo que reprimir los sentimientos que experimentaban en ese momento para no hacer enojar a aquel que los había empujado, puesto que se trataba de alguien de mucho mayor rango que ellos, además de ser partícipe en la batalla contra los 7 nocturnos 2 años atrás. Su elegante capa azul ondeaba magnánima, cubriendo ciertas partes de su bella armadura color celeste, la cual hacía juego con el cabello y ojos del muchacho, cuyo rostro parecía no resentir el pasar de ese par de años.


Bimmy: (Se levanta y hace un saludo tipo militar) Señor Malachias, ¿en qué podemos servirle señor?

Malachias: (No se molesta en voltear a verlos) Ohh, siguen aquí. Esperaba que aquel gesto les hiciera entender que se requiere su presencia lejos de esta arena… pero si no tienen idea de que hacer fuera de esta ubicación, les sugiero usen esas energías para algo productivo… como matar al alacrán del ático.

Jimmy: ¿No habían mandado a Ismael a hacer eso?

Malachias:

Jimmy: (Suspira) Aprendiz número 22

Malachias: Ohh sí… bueno, pueden preguntarle si lo llegan a ver. Así que en marcha 7 y 9

Jimmy: (Suspira) Tenemos nombre ¿sabe?

Malachias: Y estoy seguro que también agallas para seguir aquí y no estar matando a ese alacrán.

Después de acabar con la autoestima de ese par de aprendices, por la puerta por la que ellos iban saliendo, iba entrando otro joven con una indumentaria similar, pero con los ropajes cubriéndolo de la cintura para abajo en vez de su cuerpo, el cual no estaba revestido por una cota de malla como la mayoría de los cadetes de su rango, sino por una sólida armadura de bronce con algunos detalles decorativos color dorado..



Malachias: De acuerdo Gabriel, recapitulemos. Hasta ahora has demostrado tu valía en todas tus pruebas y Lionel me comentó que lo hiciste correctamente entrenando bajo su tutela… Aunque las reglas dicen que debes usar la armadura que te brinda la orden, no creo que importe hacer una excepción.

Gabriel: … No es mi intención romper ninguna norma… es solo que estoy acostumbrado a luchar usando este equipo - Respondió con una voz un tanto férrea producto de llevar puesto aquel yelmo.

Malachias: Como ya debieron decirte, la última prueba es un “Juicio” contra uno de nuestros defensores. Te alegrará saber que te conseguí a aquel que representaba el menor de los obstáculos.

Gabriel: N-no quiero que se me dé un trato especial solo por ser un… novato.

Malachias: No digas tonterías. Pese a que el sujeto es una fuente inagotable de fracaso e incompetencia, no deja de ser un defensor y alguien que puede moler todos tus huesos a golpes… más que nada porque es lo único que sabe hacer.

???: Si no te molesta, a la próxima me presento yo mismo.

A la arena arribaba un enorme hombre de casi dos metros de altura, el cual portaba tanto una enorme espada en su diestra y un colosal escudo en su espalda. Su cuerpo era protegido por una gallarda armadura blanca mientras que a modo de decoración, llevaba puesta una capa carmesí, la cual también denotaba suma elegancia, aunque su portador no le diera tanta importancia a ese último aspecto.



Malachias: Solo confirmarías lo que acabo de decir Armitael, hehehe.

Gabriel: ...Hehehe… - Rio el aprendiz ya incapaz de contener la risa que provocaban las burlas hacia el caballero.

???: El Nuevo recluta se ve animado

Al escuchar esa voz, todos se dieron la vuelta para confirmar la identidad del recién llegado. Su elegante capa roja y su inconfundible armadura hecha de escamas color jade fue suficiente para delatar al hombre que acababa de llegar. Campeón de la orden y teniente del cuartel central, Samael Kiurs. .

Samael: Pero no olvidemos que el buen Armitael ya es todo un defensor ahora. Y desde luego, no permitirá que cualquier hijo de vecino opaque los logros que ha alcanzado hasta ahora.

Malachias: Aunque no sean muchos hehehe.

Armitael: Me parece que quieren que despedace a ese chico. En fin, en mi prueba Raminus casi me mata, así que creo que puedo ejercer su rol bajo los mismos términos.

Gabriel: (Gulp) ”Ahora que recuerdo, Lionel habló de este sujeto un par de veces. No tiene aptitudes mágicas pero es diestro en combate físico y capaz de poner en aprietos a cualquiera que no esté correctamente preparado… Bueno, si quiero pertenecer a esta orden, no puedo permitir que me derrote… no puedo permitir que me sigan haciendo a un lado”.

El caballero desenfundó su espada y se colocó en guardia para empezar su prueba. Respecto a su examinador, este caminó con calma a la arena mientras se tronaba los nudillos y hacía unos movimientos de cuello que provocaban el mismo sonido.

Gabriel: (Traga algo de saliva) Aquí vamos.

Armitael: Si no estás listo para esta prueba, siempre puedes recapacitar y…

Gabriel: ¡Ya dije que pienso seguir!... y-yo… no quiero dejar pasar esta oportunidad.

Armitael: Bien… no digas que no se te advertió.

Malachias: ¿Hace los honores teniente?.

Samael: Me ofendería si no lo pidieses. ¡JUICIO!

Fin del Soundtrack

The fourth Trial

Daba inicio el juicio de aquel joven llamado Gabriel, quien en cuanto escuchó la exclamación del teniente, corrió velozmente hacia Armitael y ejecutó un corte en diagonal con trayectoria al cuello, esperando terminar con el desafío lo más pronto posible. Para su mala suerte, el defensor ya estaba preparado para ser atacado en uno de los pocos puntos vulnerables de un caballero de Shunora, por lo que solo con el guantelete de su diestra, había detenido la tajada.

Armitael: Ese fue un movimiento muy presuroso, por no decir irreflexivo. ¿Acaso tienes planes para más tarde?

Gabriel: …¿D-de que hablas?

Armitael: Deberías saber que no estás al nivel de terminar un juicio de un solo ataque. Intentar terminar conmigo con el primer golpe te ha dejado expuesto.

Aun sujetando la espada de Gabriel con su zurda, Armitael hizo para atrás su puño derecho algunos centímetros e inmediatamente asestó un poderoso gancho al abdomen de su contrincante, provocando que saliera propulsado al otro extremo de la arena, estrellándose contra una pared, además que por la misma fuerza del golpe, no pudo seguir sujetando su espada, la cual permaneció en la mano del de cabello azul.

Armitael: (Sacude su puño) Si Lionel te estuvo entrenando, me extraña que no recordases ese tipo de lecciones.

El candidato a caballero se desprendía de aquella pared para volver al combate, aunque ese primer ataque ya lo había dejado bastante maltrecho. La marca del puño de Armitael había casi roto la parte del abdomen de su armadura, y el impacto contra la pared había hecho que aparecieran una serie de abolladuras en su espalda.

Gabriel: (Tambaleandose) nggg… es verdad… fui descuidado… pero contra alguien más fuerte que yo… quería asegurarme de aprovechar el factor sorpresa.

Armitael: Sensata explicación, pero en una confrontación 1 a 1, es difícil que el rival no esté preparado para lo que vas a hacer (Sujeta la Claymore de Gabriel con ambas manos y tras algo de esfuerzo, la parte en dos).



Además, ese tipo de acciones hacen que lidies con una enorme desventaja por el resto del combate (Arroja la mitad de la espada con el mango a los pies del candidato) ¿Piensas combatir aun cuando tu derrota es clara?


Gabriel: Escuché alguna vez que tu y Lionel no se dieron por vencidos cuando han tenido que confrontar enemigos mucho más fuertes que ustedes.

Armitael: No todos nacieron para destacarse de la misma manera.

Aunque el joven ya había recuperado su arma, poco pudo hacer con ella para defenderse de la arremetida de Armitael, quien comenzó a darle una serie de fuertes puñetazos en todo el cuerpo, desde brazos, abdomen, pecho y rostro. Pese a que dichas partes estaban protegidas, no cabía duda que la paliza era tremenda, cosa que obviamente hacía las cosas más interesantes para el par de espectadores.

Malachias: Vaya, es más bárbaro de lo que recuerdo.

Samael: Tonterías Malachias. Observa cómo ni siquiera está usando su arma. En realidad, me parece que está siendo demasiado suave con el nuevo. Me alegro haber mandado a forjar esos picos en sus guanteletes para que al menos sea una golpiza de verdad.

Malachias: Aguantar los golpes no es la mejor manera de llegar a un rango alto. Espero esté consciente de eso.

Samael: Tras tanto castigo, me sorprendería que siga consciente del todo… Pero Lionel fue quien lo recomendó, así que démosle el beneficio de la duda.

Después de aquella serie de golpes, el defensor tomó a Gabriel de los hombros y lo levantó para luego azotarlo fuertemente contra el piso, formando un pequeño cráter en el que yacía el inmóvil cuerpo del candidato, a quien Armitael ya lo daba por aprendiz.

Armitael: No sé qué vio Lionel en ti chico… pero sencillamente yo no puedo ver nada.

Sus pasos hacían un eco en el piso que se iba haciendo más y más leve conforme el caballero se alejaba de la arena de batalla. Su respiración era agitada, pero poco a poco, volvía a estabilizarse. Para Armitael, el juicio había terminado.

Gabriel: ”Maldición… es tan frustrante… solo hice el ridículo… no, ¡No! No me puedo quedar aquí sin hacer nada y dejar pasar esta oportunidad que tanto he anhelado… La igualdad y el fin de la discriminación dependen de que yo me haga caballero y les demuestre a todos de que soy capaz… debo… ¡Vencer a Armitael””.

Eran pocos centímetros los que separaban al examinador del borde de la arena, pero incluso cuando faltaba solo un paso para que saliera de ella y el juicio terminara, un poderoso lustre envolvió todo el cuarto, provocando que el caballero se diera la vuelta y notara la fuente de dicho resplandor.



Armitael: … ¡¿Pero que...?! ”¿Será este el talento que vio Lionel en él… ¿O es esa determinación y necedad que nos caracteriza a todos los caballeros?”

Gabriel: ¡Esto no ha terminado Armitael! ¡Fracasar así nada más sería mandar a la jodida todo el esfuerzo que Lionel invirtió en enseñarme!.

Lo que antes era una maltratada y ridícula espada rota, ahora era la fuente de uno de los lustres más magnánimos que Armitael hubiese visto; sus ojos apenas podían mirar directamente a Gabriel, cuya armadura también desprendía un fuerte resplandor debido a que ésta reflejaba la luz producida por su espada. l

Armitael: Si enserio estás dispuesto a seguir, espero estés preparado para las consecuencias.

Gabriel: Sí… estoy preparado para pedir perdón a Lionel después de invalidar a su mejor amigo.

Armitael: ¿Cómo dices?.

Aunque había varios metros de distancia entre Gabriel y Armitael, el candidato simplemente ondeó su arma de izquierda a derecha, provocando que aquella columna luminosa que emergía de su espada se extendiera varios metros, como si de un látigo se tratase, atrapando el brazo derecho del defensor. l

Malachias: Interesante. Es parecido a la técnica de Horus.

Samael: No del todo… La habilidad de Horus de formar el arma que el desea es una característica inherente de su espada Pero este joven, él usa únicamente su onda mágica.

Malachias: Pero si eso es cierto, entonces….

Samael: Así es, o está llevándose a sí mismo al límite… O Lionel encontró a alguien muy interesante para la orden.

Aún con su brazo atrapado, Armitael hizo lo posible por correr hacia donde su rival y terminarlo con una estocada de su propia arma. Dicha acción se veía fácil, puesto que el oponente parecía estar demasiado concentrado como para moverse… pero cuál sería la sorpresa del paladín al descubrir el porqué de la calma del adversario. l

Armitael: (Escucha un estruendoso ruido de metal lijándose) Grrr ¿Qué es ese chillido infernal?

Gabriel: Es verdad… olvidé decirte el nombre de mi ataque. Le llamo ”LUSTROUS SAW”

Fue así como el defensor se percató de que aquel horrible sonido provenía de ningún otro lugar que de su propio guantelete derecho, sobre el cual giraba exuberante aquella acumulación de energía lumínica, donde cada revolución significaba un corte curvo a su guantelete.

Si bien en un principio la fricción con el acero solo provocaba ese molesto ruido, posteriormente manifestó el brote de cientos de chispas que se esparcían por toda la arena, provocando que el grosor del guantelete (En el área sujetada) comenzara a disminuir.


Armitael: ”Esto pinta mal, debo terminar con esto pronto.”

Admitía haberse distraído por el sobresalto que representó la técnica del aprendiz (Más avanzada que la de los candidatos promedio) pero recuperó la compostura y volvió al ataque, confiado en que su oponente no se defendería. Desenfundó su espada con celeridad y se dispuso a asestar una fuerte estocada al estómago del adversario, la cual a la velocidad que iba, seguramente la esquivaría, pero al menos lo obligaría a terminar su ataque






¿o no?


Fin del Soundrtrack.

Malachias: ¡¡¡

Samael:

Armitael: … ¿Por que? … ¡¿Por qué demonios no lo esquivaste?!



(Imaginar al tipo empalado como Gabriel)

Emotions Flare

Era algo simplemente impactante para el caballero. En su carrera como miembro de la orden, había tenido la obligación de derramar la sangre de más de una persona, pero nunca la de un aliado, menos en un simple calentamiento. Se sentía confundido y anonadado. Reflexionaba miles de excusas de cómo justificarse, pero de igual manera, la culpa lo carcomía en ese momento.


Armitael:

Samael: …ohh… vaya… que desafortunado y trágico incidente. Retírate por favor Armitael, creo que puedo curarlo.

Gabriel: ¡ALTO! - Dijo con la voz pesada, cargada de fatiga (y sangre), pero al mismo tiempo, llena de decisión El corte no es tan profundo… como parece… mi armadura es más resistente de lo que parece… yo soy más fuerte de lo que parezco… ”Y se los voy a demostrar” LUSTROUS RIPPER

Debido a la estupefacción de Armitael, este no pudo impedir que Gabriel terminara lo que empezó. Rebanar por completo el guantelete del Defensor y comenzar ahora a cercenar sus músculos para finalmente continuar con todo el hueso del brazo. No obstante, seguramente la energía que eso requería dejaría muerto al aprendiz y manco al examinador.

Armitael: GAAAAAHHHH!!!! (De su brazo empiezan a salir expulsados borbotones de sangre)

Era una pérdida ridícula y que no beneficiaba a nadie. Una pérdida que el teniente no tenía contemplada permitir.

Samael: ¡SUFICIENTE! (Llega de un salto hasta la arena y absorbe el Lustrous Ripper simplemente tocando aquella masa luminosa que cubría el brazo de Armitael con su espada) ¿Se dan cuenta de lo absurdo que se veían? Armitael, eres un caballero de Shunora, no debes dudar en defenderte a ti mismo sin importar la circunstancia. Que sea el destino el que juzgue si mereces vivir o no… no es algo para lo que estés preparado a decidir tu mismo.

Armitael: (Sujetandose el brazo semicortado) Nggg… si… si señor.

Samael: Y Gabriel, en efecto has demostrado ser un guerrero asombroso y de sumo talento, pero aún eres un novato y no vales lo que mis hombres de mayor rango.

Gabriel: Pero…

Samael: Además, tu ataque dio resultado únicamente por qué sabías que tu oponente haría lo posible por respetar tu vida… pero esta estocada pudo haber sido mucho más profunda, o mejor aún, pudo haber ido directo al rostro. Ahí si me hubiera gustado ver como seguías tu ataque.

Gabriel: (Agacha la mirada)



Samael: (Coloca su mano izquierda sobre el brazo de Armitael y el pecho de Gabriel) Es cierto que es un combate serio y requiere suma determinación, pero se debe tener una pizca de prudencia y recordar que la pérdida de uno de ustedes es una pérdida para Shunora. (De sus manos comienza a emanar un lustre blanquecino) Eso debe calmar las heridas un poco en lo que los atienden curanderos de verdad. En cualquier caso, retírense por lo pronto. Gabriel, mañana a primera hora te espero en mi oficina. Discutiremos tu rango y tus asignaciones futuras.

Fin del Soundtrack

Salvo por el teniente, todos abandonaron la arena un tanto conmocionados de lo que había pasado ese día. Armitael volvió a su hogar no solo porque Samael sugirió que su padre podría curarlo mejor que cualquier curandero novicio del cuartel central, sino por el hecho que había sido un día largo y no dejaba de sentirse extrañado consigo mismo.

Armitael: ” ¿Qué fue todo eso? … Era algo de rutina… ¿Cómo permití que pasara todo eso?”.

¿Enserio estuvo a punto de terminar con la vida de ese candidato? Pero de no haber intervenido el teniente ¿Hubiera perdido el brazo por no quitarle la vida al candidato? Era todo muy confuso considerando que para él, los principios de la ética suponían ser faciles, pero aplicarlo en el clímax de una situación de tal calibre, no era tan simple.

Armitael: ”Acaso… ¿Esa prueba también era para mí? ”.

Por su parte, Gabriel y Malachias habían permanecido en el cuartel, esperando la llegada de alguno de los curanderos que eran enviados de vez en cuando del cuartel del norte al cuartel central.

Malachias: Sabes… tu estancia aquí será breve si sigues con ese carácter… Ya tienes demasiados problemas siendo quien eres, no se para que buscarte más.

Gabriel: … Puede ser… Pero sentía que debía demostrar los límites de mi fuerza… Supongo que no elegí el momento oportuno.

Malachias: Para nada. Pero es lo menos que se puede esperar de alguien que fue instruido por alguien tan ambiguo y poco claro como Lionel. (Mira que el curandero finalmente llega, por lo que se levanta y comienza a retirarse) De igual forma, el teniente sabe valorar el talento cuando lo ve. Un claro ejemplo es Bakamael, sigo sin saber cómo llegó tan lejos. Pero si él lo hizo, tú también. (sigue caminando)

Gabriel: ”Supongo que se debe… a que aún en la adversidad, procura no dejar de creer en sus principios… pero necesitará más poder si en verdad quiere recorrer ese sendero en todo momento. ” .









































???


::::::::::::::::::::::: Zona Centro de Shunora- área residencial 4: 44 AM :::::::::::::::::::[/center]



???: La paz ha abundado por demasiado tiempo en los corazones de los shunorenses. El resto de los reinos se hará pedazos mutuamente mientras que Shunora simplemente se queda a ver… Pero será ese futuro espectáculo lo que se llevará toda la atención de estos cerdos elitistas…Y para cuando se den cuenta de lo que sucede en sus propias narices, ya será demasiado tarde… Je… Je… Je…




_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Vie Dic 30, 2011 11:48 pm

CAPITULO XVII: VAGANDO EN LA INCERTIDUMBRE

Transcurrieron un par de días desde que se suscitó el juicio entre el recluta Gabriel, y su examinador, el protector conocido como Armitael. A pesar de que se presentó una incómoda situación durante aquel enfrentamiento, realmente lo sucedido no llevó a un desenlace complejo que exigiera la reprimenda del aspirante a caballero. De hecho, se le concedió el rango de protector debido a su habilidad para el combate, mas se le advirtió que bastaba un simple error para que fuera degradado a jornalero.

Samael: Las condiciones bajo las cuales te hiciste protector fueron algo turbias si me permites decirlo, no obstante, tu talento en el campo de batalla es un factor que puede beneficiar mucho a Shunora en el futuro, sin mencionar que uno de mis mejores pupilos ha puesto mucha fe en ti. Sin embargo, se prudente y ándate con cuidado, ya que tu forma de actuar aún es impulsiva y merecedora del rango de jornalero… Tómalo como una muestra de confianza de mi parte.

Fueron las palabras que se le fueron dichas al joven protector por el Teniente Samael, quien en este momento se encontraba en una situación donde el asunto del aquel recluta era tan irrelevante como los nombres de cualquier joven aprendiz de la orden.
En ese momento, el portador de la armadura de escamas color jade arribaba al enorme y esplendoroso palacio real, lugar al que sólo se dirigía si así se le ordenaba; cabía mencionar que la circunstancia actual no era la excepción


::::::::::::::::::::::: Palacio Real - Salón del consejo 11:30 AM :::::::::::::::::::
Tras recorrer una serie de pasillos elegantemente alfombrados y toparse cono uno que otro siervo del palacio haciendo tareas domésticas, finalmente el teniente hizo acto de presencia en el salón del consejo, el cual se encontraba en el primer piso del palacio, zona donde suelen reside un comité de nobles así como el jefe supremo de la orden de los caballeros.

Council

??? : Saludos Samuel. Ya que contamos con tu presencia, podemos dar comienzo a esta asamblea.

Expresó un enorme y corpulento hombre que con facilidad superaba los dos metros de altura por casi 40 centímetros, haciéndolo un verdadero gigante. Pero su tamaño no era lo único que lo hacía lucir imponente, sino además la inmensidad de armadura dorada que llevaba puesta, la cual cubría todo su cuerpo, así como un yelmo que impedía visualizar el semblante de su rostro. Además, como si eso no fuese suficiente, llevaba encima de ella un espaldar plateado que revestía torso y espalda.



Samael: Preferiría que me llamase por el nombre de batalla que tanto me ha costado ganarme… Lord Kiurz.

Lord Kiurz : Ese es un tópico irrelevante para la asamblea y por lo tanto no se le dará seguimiento ... Samuel.

Samael:(Le mira con desagrado a su familiar, pero se queda callado)

Lord Kiurz : Ahora bien, debido a que Zadiel Phelix es quien está más inmerso en el asunto, permitiré que él se encargué de brindar el testimonio de apertura. Señor Phelix, con su permiso.

El individuo a punto de tomar la palabra era un hombre que aún a sus 39 años, aparentaba una edad mucho más joven, debido al excesivo cuidado de su apariencia. De tez clara, ojos azulados y cabello blanquecino, llevaba puesto un traje de etiqueta color azul con adornos dorados, mientras que en su cuello y muñecas podían distinguirse una serie de alhajas color zafiro.

Zadiel: Hmp… (Tose un poco antes de proseguir) Como sabrán, en las dos semanas previas se han reportado casos aislados de desapariciones de ciertos residentes del área residencias entre la zona sur y la zona centro.

Knorr : En efecto, un considerable porcentaje de las misiones que han llegado al cuartel involucran dicho asunto. Aportó el comandante, quien también había sido invitado para participar en dicho consejo.

Zadiel: Conforme crecía la ansiedad de la gente, me di a la tarea de investigar por mi propia cuenta, reuniendo testimonios de los civiles y haciendo algunas cuantas preguntas a conocidos de la orden.

Samael: ¿Tu hijo no es así?

Zadiel: Así es. Por lo visto, la mayoría eran personas que se mantenían despiertas pasada la una de la madrugada y que pasaban por la zona que comenté. No quisiera esparcir el pánico, pero es muy seguro que todas las desapariciones estén relacionadas con alguien.

Knorr : ¿Consideraste la posibilidad de un algo?[/b]

Zadiel: Con todo respeto comandante, lo dudo. No hay ningún rastro de destrucción o conflicto como para que fuese una criatura salvaje… sin embargo, debido a… ya saben que… no me fue difícil percatar un rastro de onda oscuridad por las cercanías.



Los miembros del consejo en ese momento comenzaron a hablar en desorden, compartiendo todos al mismo tiempo su punto de vista, notándose su ansiedad y preocupación de la situación. Después de todo, el reino ya había sufrido atentados previos y temían que el caos y el desorden se esparcieran en estos tiempos, en los cuales estaba a punto de estallar la guerra entre Seliria y Marquesí, que si bien, dicho conflicto no involucraba directamente a Shunora, era necesario preservar la estabilidad para aprovecharse de cualquier situación resultante de dicho conflicto bélico.

Lord Kiurz : ¡Orden! ¡ORDEN! (Golpea la mesa con su palma, a lo que todos guardan silencio) Entiendo la conmoción, pero ya hemos lidiado con situaciones así. Es obvio que de ser correcta la teoría del señor Phélix, tratamos con un individuo peligroso que entiende la importancia del sigilo. Aún si no sabemos sus verdaderas intenciones, contamos ya con la información necesaria para tomar acciones más directas.

Knorr : Si me permite Lord Kiurz, yo puedo iniciar una investigación con los elementos del cuartel central.

Lord Kiurz : Se toma a consideración la iniciativa del comandante Knorr para iniciar la investigación. Quienes estén a favor, levanten su mano.

Debido a que no había ninguna otra propuesta y a la conocida experiencia de Knorr en su trabajo, los integrantes del consejo concluyeron en que esa era la mejor opción de momento, por lo que levantaron sus manos, dejando el asunto en los grandes hombros del comandante.

Lord Kiurz : Está decidido entonces. Comandante Knorr, proceda como le parezca más adecuado, solo procure no alarmar a las masas.

Samael: A decir verdad, ya se encuentran un tanto alarmadas. Lo único que podría empeorar las cosas es que el comandante demuela cada residencia de la zona hehehe.

Knorr : Hor Hor, muy gracioso chico. Te recuerdo que por tu culpa estuvios así de cerca (Junta la yema de su dedo índice con la de su pulgar y deja un diminuto espacio entre ellas) de que todo el pueblo se nos viniera encima. Y tu sabes quien debe corresponder a las peticiones de la multitud.

Samael:

En vista que el tema se había salido del curso de las desapariciones, el Maestro de la orden dio por concluida la asamblea y tantos los nobles como los caballeros volvieron a sus respectivos puestos. Eran tiempos de incertidumbre y cualquier posible amenaza debía ser erradicada con el fin de mantener la paz en el reino.

Fin del Soundtrack

::::::::::::::::::::::: Zona Centro - Cuartel General 3:30 PM :::::::::::::::::::

Knorr : Y es por eso que ustedes 3 vendrán conmigo para ayudarme a encontrar a cualquier individuo sospechoso que encontremos en esta área (Saca un mapa donde se puede notar un área sombreada en color rojo) interrogarlo, y de ser a quien buscamos, moler sus huesos a puñetazos. ¿Está todo claro?

Preguntó el comandante Knorr a tres de los caballeros de la orden a quienes les había explicado lo sucedido en la asamblea de hace unas horas. Entre los escogidos para esa misión, estaban el defensor Armitael Belenus, el experto Lionel Gallenus, y el jornalero Bimmy (Hubieran solicitado a Malachias, pero lamentablemente se encontraba en medio de una misión)

Los 3: Sí Señor. - Respondieron mientras hacían un saludo militar en señal de que habían comprendido su misión.

Knorr : Excelente entonces. Manos a la obra.

A razón de que el destino de los cuatro caballeros era un poco lejano, fue necesario hacer una parada en el establo del cuartel antes de comenzar el viaje, ya que necesitarían un medio de transporte para desplazarse con mayor facilidad.

Armitael: Vaya, hacía mucho tiempo que no montaba a una de estas bestias - Comentó el caballero con una expresión que reunía tanto nostalgia como desprecio. Se volvió desprecio solamente cuando la enorme ave le respondió a través de un escupitajo.

Bimmy: (Saca una servilleta y limpia la cara de Armitael) ¿Se encuentra bien?

Armitael: Si, gracias.

Bimmy: (Sus ojos se humedecen un poco) ”Alguien me… me… me dio las gracias” ] - Pensó conmovido mientras pasaba su mano por sus ojos para quitar sus lágrimas y en su rostro se dibujaba una sonrisa.



Knorr: ”No puedo creerme aún que ese neófito haya conseguido imagen propia”. En fin… como decía, vayámonos.

El grupo de caballeros emprendió marcha entonces hacia el área donde, según Zadiel Phélix, debía encontrarse el presunto responsable de las desapariciones. Conforme los llamawos avanzaban al ritmo del miembro más grande (Aquel que montaba el comandante Knorr, pero también el más lento), Armitael hizo lo posible por posicionar a su “ave” junto a la de Lionel para poder conversar un poco con él.

Lionel: Armitael… ¿Sucede algo? – Preguntó el experto con la mirada fijada hacia adelante y no hacia su amigo.

Armitael: Oye, respecto al recluta que recomendaste…

Lionel: Me comentaron que te dio algunos problemas en su examinación. Supuse que eras más que capaz como para lidiar con él.

Armitael: Entonces… sí era una prueba para mi también.

Lionel: Debí suponer que lo sospecharías. Verás, tengo mis razones para querer que pertenezca a la orden, pero además, tenía que medir tu habilidad de forma indirecta.

Armitael: ¿A que te refieres?.

Lionel tardó un poco en responder mientras contemplaba como esa tarde, el cielo comenzaba ya a tornarse un poco anaranjado, señal de que el ocaso llegaría pronto ese día. Posteriormente, fijó su mirada en Armitael y le respondió que debía hacerse más fuerte si quería seguir desempeñándose correctamente en la orden.

Lionel: Ha sido un largo periodo de paz, y realmente eso me provoca alivio. Pero debes saber que tu incapacidad de usar magia de luz te vuelve un elemento inferior a la vista de los demás.

Armitael:

Lionel: Mandé a Gabriel para demostrarte que muchos otros apuntan para alcanzar el puesto que tanto trabajo te ha costado conseguir. En el momento que te vuelvas ineficaz, no dudarán en disminuir tu rango o en su defecto, echarte de la orden… La realidad es que las personas olvidan tus méritos si no sigues dando más de ti mismo… – Dijo con algo de pesar.

Armitael: Comprendo. Gracias por tu consentimiento Lionel. Sabes que daré todo lo que esté a mi alcance, pero en esa ocasión fue difícil continuar mi lucha contra Gabriel.

Lionel: Admito que no esperaba ese desenlace… pero te agradezco no haberlo matado. En el calor de la batalla, es difícil conservar siempre la razón. Me alegra ver que tú hayas podido hacerlo. Pero no siempre te confíes de la bondad de tus adversarios. De lo contrario saldrás traicionado… muchas veces.

Armitael: Hmp… (Se queda callado un momento y busca como cambiar el tema) Oye… ¿y cómo ha estado Leo…?

Antes de que Armitael pudiera entablar el nuevo tópico de conversación con su amigo/mentor, El comandante Knorr jaló las riendas de su llamawo para que se detuviera, a lo que emitió la instrucción de que los demás hicieran lo mismo. Aunque Bimmy cayó al piso por la fuerza con la que se detuvo su transporte, los otros dos caballeros frenaron a sus llamawos con mera sencillez y bajaron de ellos.

Uneasy.

Knorr: Llegamos.



La locación a la que habían arribado los caballeros era un humilde barrio que carecía de los lujos de la zona centro. No obstante, la gente que allí residía seguía contando con un nivel económico para tener un nivel de vida cómodo, simplemente sin tantos lujos.

Lionel: (Mirando al piso) La arena no revela ninguna señal de batalla, ni siquiera un forcejeo por parte de alguien que ejerciera resistencia.

Knorr : Tampoco marcas de que alguien fuese arrastrado… Hmp, como lo sospechaba, la arena no nos dirá nada en esta ocasión.

Bimmy: Quien esté detrás de todo esto, debe tener el suficiente cuidado para borrar sus huellas.

Knorr: O sencillamente el viento y la arena se nos adelantaron y borraron los rastros de sus fechorías… Aún así, cuando vine aquí, no era mi intención encontrar información del piso.

El enorme comandante comenzó a caminar con dirección a una de las residencias que se encontraban allí. Una vez que se encontró frente a una de las puertas, gritó fiero que se trataba de un miembro de la orden de Shunora y que exigía se le permitiera el paso de inmediato a la casa. Al no recibir respuesta, decidió tumbar la el mismo el portón de un puñetazo, dejando conmocionados al defensor y al jornalero.

Armitael: ¡Comandante Knorr!

Lionel: No es lo más apegado al código de conducta, pero bajo una situación como esta, está permitido que un miembro de la orden del rango del comandante tome las medidas que sean necesarias.

Armitael: ¿Como lo sabrían las personas? Ellos tienen miedo y no pueden confiar en cualquiera que se presente como un caballero y tumbe su puerta a golpes.

Lionel: ... Tengo que darle la razón a Armitael. No sabemos que métodos utiliza el susodicho secuestrador; podría hacerse pasar por un caballero o algo similar.

Knorr: Exacto Lionel. Nadie sabe como trabaja este individuo, ni siquiera las personas que reportaron una desaparición, por lo que no habría razón para que sospechen de nosotros ¿O sí?

Sin siquiera voltear a ver a sus subordinados, el comandante se adentró a la residencia, donde pudo ver la puerta de un armario entreabierta. Posiblemente debido a su experiencia o instinto, Knorr dedujo que había alguien allí adentro, por lo que exigió que saliera. Aunque pasó alrededor de un minuto sin que recibiera respuesta, finalmente terminó saliendo una mujer de alrededor de 30 años sujetando un garrote de madera. Estaba asustada.

Knorr : Disculpe mi intromisión señorita, pero debido a las recientes desapariciones que se han dado en esta área, he decidido venir a investigar personalmente. Le prometo pagar las reparaciones de lo que sea que rompa. (Mientras caminaba, accidentalmente tumba un florero)

Lionel: ”Por todos los cielos… ”

Inició el interrogatorio con preguntas sencillas como qué sabía del asunto de las desapariciones, si conocía a alguna de las personas extraviadas, si sabía a que se dedicaban, si tenían fricciones con alguien, etc. Knorr preguntaba y preguntaba mientras que el asustadizo Bimmy redactaba todas las respuestas de la mujer con mano temblorosa.

Knorr: Muchas gracias por su colaboración.

Pero la gratitud de Knorr era insuficiente para disminuir el temor que su presencia infundía en las personas cuyas casas invadía, mirando a sus moradores fieramente, y apuntándoles de manera acusadora cuando sospechaba de alguien.



Armitael: Por favor comandante Knorr, es eso necesario… digo… solo mire a ese sujeto (Señala al anciano que vivía en esa casa completamente asustado batallando para respirar) No creo que ejercer este tipo de presión ayude a que nos de información… ni siquiera ayuda a que se mantenga con vida.

Anciano : Yo acabo de mudarme… (Tose) No tenía idea de que las cosas estuvieran tan…

Knorr: ¡Silencio! Hablaré con usted luego. (Se vuelve hacia Armitael) hemos revisado 10 viviendas. En 2 de ellas tuviste la oportunidad de usar tus métodos del señor paciente y no te dijeron nada. Por lo menos con la información que tengo ya puedo armar algo, pero necesito que este anciano y el resto de las personas que no he interrogado colaboren.

Armitael: Haré que hablen, pero este tipo de método no es el correcto.

Knorr : ¡¿Te atreves a decirme como hacer mi trabajo?!

Era una pregunta capciosa, pero estaba a punto de dar la respuesta que todos en ese momento, deseaban no dijera. No obstante, era difícil seguir siendo partícipe de la operación que estaban llevando a cabo, especialmente luego de recordar la historia de Mike. De como individuos pretendiendo ser caballeros de Shunora habían abusado de la confianza y temor de las personas para aprovecharse de ellas. ¿Qué acaso no había diferencia entre un impostor y un verdadero caballero?

Lionel: Armitael, se como te sientes. Pero por la manera en que se nos ha relatado que suceden estas desapariciones, podríamos estar tratando con algo grande. Si nos andamos con rodeos, permitiremos que las cosas se salgan de control.

Armitael: ¿Salirse de control? ¿Me dices que infartar a mujeres y ancianos con la presencia de este mastodonte está bajo cont…?

Había sido un momento de ansiedad e impulso para el joven protector, quien por no medir sus palabras, recibió un puñetazo en la boca del estómago de parte del enorme comandante, de forma que inclusive le destrozó parte de su armadura.

Fin del Soundtrack

Armitael: Ngggg…. (Se arrodilla en el piso y escupe un poco de sangre. )

Colossal battle. Knorr Theme

Knorr : Armitael. Eres aún joven. Eres aún inexperto. Eres aún ingenuo. (Sujeta al defensor del cráneo con una sola mano y comienza a retirarse junto con él de la casa del anciano) Pero si mi actitud no demuestra que esto es una emergencia, no seré capaz de ser tomado en serio. No seré capaz de conseguir la verdad (Tira a Armitael al piso. )

Armitael: Discúlpeme comandante, pero me hice caballero para ayudar a la gente, no para hacerla sentir desespero.

Lionel: ¡Basta Armitael! Esto es una locura. ¿Enfrentarte al Comandante? ¿Qué acaso no escuchaste nada de lo que te dije?

Knorr: Calma Gallenus. El chico quiere demostrar que el tiene razón y que los viejos no saben cuidar esta tierra. Hor Hor Hor. Pero tus ideales son meramente una ilusión. Te darás cuenta que la manera en que vez las cosas, solo puede llevar a la anarquía.

Armitael comenzó a levantarse con dificultad y se puso de pie frente al comandante, con una mirada desafiante que daba entender que el seguía apegado a sus principios y no aprobaba la forma de actuar de su comandante. Y seguramente tampoco permitiría que continuase usando su posición jerárquica para infundir miedo en las personas, independientemente la causa.



Knorr: (Suspira) No estoy muy seguro en que momento has dejado que la arrogancia domine tu persona. Pero te diré algo, si tanto quieres que impida cumpla con mi labor de la mejor manera que conozco, entonces detenme por la fuerza.

Armitael: Yo….

Knorr: Lo vez. ¿Quién puede tomarte enserio cuando no estás dispuesto a luchar por lo que crees? Yo creo que este vejestorio sabe algo, y por eso presionaré cuanto sea necesario. Pero… ¿Qué es lo que tu crees muchacho?

Fue entonces que algo raro ocurrió. La férrea mirada de Knorr se volvió dócil y su mueca de enojo se volvió una sonrisa. ¿Trataba acaso de enseñar algo también a Armitael? El joven no estaba seguro de eso, mas sí sabía que de no aceptar el desafío del comandante, quedaría como un cobarde incapaz de hacer justicia a sus palabras.

Armitael: Bueno… si eso es lo que desea… Entonces ¡Aquí voy! - Desenvainó su espada con la parte plana de la hoja intentó impactar el cráneo del comandante, quien sin ninguna dificultad sujeto el arma con la gruesa punta de sus dedos. - Hehehe… debo verme patético en estos momentos.

Knorr: A menudo pasa eso cuando sus principios van contra la corriente. La pregunta es ¿Te darás por vencido cada vez que alguien no este de acuerdo con lo que piensas?

El defensor siguió forcejeando con ambas manos, pero fue inútil. Intentó soltar su zurda y dar un golpe al comandante, pero su gruesa armadura impidió que sintiera algo en lo absoluto. Por su parte, el comandante canalizó un poco de energía luminosa en la parte dorsal de su mano y con ella lanzó un atronador golpe al hombro de Armitael.

Knorr: GLEAMING BREAKER

Armitael: ¡¡¡ ”¿Es este el poder de un campeón?”

Un sentimiento de vahído lo inundó por completo. Se sentía tan estúpido por haber desafiado a un comandante, al grado que sentía que sus días en la orden estaban contados. Sus pupilas comenzaron a dilatarse mientras que sus piernas perdían el equilibrio. Poco a poco, Armitael se tumbaba al piso mientras que todo rastro de su armadura se desprendía violentamente a pedazos.

Knorr: Debo decir que no esperaba esto… (comienza a caminar hacia la casa del anciano, pero siente como es sujetado del tobillo) ”Y aun así… Él se apega a sus principios. Mmm… Comandante Azrael… ¿Qué tanto he olvidado yo acerca de como se preserva la paz en la tierra? ” Hor Hor Hor. Así será entonces. Lionel, Bimmy, nos marchamos.

Fin del soundtrack.

Lionel: Comandante…

Knorr: Creo que dejé que esta responsabilidad se subiera mucho a mi cabeza. Este montón de carne y huesos me hizo darme cuenta que quizás inicie de forma muy presurosa este asunto. Creo que será mejor volver otro día con más calma.

Lionel: … Muy bien…

Bimmy: Con el fragor de su batalla, al menos no creo que el criminal haga acto de presencia un par de días. Digo, la conmoción lo hará saber que sospechamos de él.

Knorr: Sí… tal vez… pero eso no ayudará a que lo atrapemos.

Armitael: Nggg… grrr… (Vuelve a levantarse con mayor dificultad que la primera vez) Comandante… yo me encargaré de seguir investigando un poco más. Es lo menos que puedo hacer después de entrometerme.

Knorr: (Una sonrisa se dibuja en su rostro) Muy bien entonces Armitael. Usa tu método de “policía bueno” y consigue tanta información puedas. Los demás volveremos al cuartel. Solo procura que no te rapte a ti también ese malhechor. Hor Hor Hor.

Lionel:

El comandante subió a su llamawo y se marchó junto con Lionel y Bimmy, se retiraron de vuelta a la zona centro. Respecto a Armitael, a pesar que la noche ya estaba cayendo, volvió a la casa del asustadizo anciano y comenzó a hablar tranquilamente con él. Ya sea por la lástima que le tenía al joven o por el hecho que él impidió que destruyeran su propiedad, el hombre mayor accedió a relatar todo lo que tenía que decir. Y no solo él, sino también el resto de las personas a las que interrogó Armitael, dado que se sentían más seguros cuando la persona en su casa no se veía como un demente que iba a machacarlos.















































::::::::::::::::::::::: Zona sur - Cuartel del sur 12:15 AM :::::::::::::::::::

Esa noche, en el complejo hermano del cuartel central, el tenue lustre de las estrellas y el apenas audible farfullo de las bestias nocturnas que cazaban por los alrededores, creaban una atmosfera donde no existía la necesidad de resistirse a la somnolencia. .

Suspicious

Sin embargo, ese no era el caso de un joven curioso ávido por descubrir una verdad que le había estado evadiendo desde el día que se había hecho caballero de Shunora. Y daba la casualidad que esa madrugada, en una de las tantas bóvedas de documentos sin vigilar del cuartel, la encontraría.



Mike: ”Si… Estos documentos tienen la fecha que busco. Todo este tiempo me queje del papeleo pero el que me confiaran la llave de la bóveda de documentos fue una méndiga ventaja épica. ”

Por unos momentos, el joven se olvidaba del sigilo y en su emoción revolvía documentos y hacía rechinar gavetas al abrirlas, todo con la intención de encontrar lo que fuese que estuviera buscando. Finalmente, aquel rostro de niño en juguetería se torno atónito y espantado, mientras sus manos temblaban conforme leía aquel trozo de papel.

Mike: ”… No… esto no puede ser… no puede… MALDITA SEA…” (Sus ojos comienzan a lagrimear un poco) ”Cálmate Mike… esta es tu oportunidad de exponer a ese vil demonio como la bestia que es… Es tu oportunidad para vengarlo… para vengarla… para impedir que vuelva a destruir otra vida”

Pese a sus esfuerzos por relajarse, al escuchar algunos pasos viniendo hacia su dirección, el joven sintió su corazón latir diligente, al grado que sentía que no se quedaría en su lugar por mucho tiempo. Con suma prisa, guardó los documentos en las gavetas correspondientes (O al menos según como él lo recordaba) mientras que guardaba aquel papel que tanto había buscado dentro del peto de su armadura. Una vez limpiado el desorden (la mayor parte), Mike buscó alguna puerta adjunta que pudiera tomar para salir de aquel salón de estudio, dado que si lo sorprendían allí, seguro le harían un sinfín de preguntas.

Mike: (Mira una puerta al frente) ”Imposible, los pasos vienen de allí, me atraparan sin importar que tan rápido vaya.” (Mira una puerta a su izquierda) ] ”Supongo que no hay de otra. ”


Quitándose los botines de fierro para no hacer más ruido y sujetándolos con su brazo izquierdo, salió por aquella puerta girando cuidadosamente la perilla. El portón daba directo a un pasillo que llevaba a otra serie de habitaciones, incapaz de saber a donde lo llevaba cada una. Sin embargo, al escuchar que alguien ya había entrado al estudio, sabía que debía entrar a una y fingir que nada pasaba.

Fin del Soundtrack

Mike: ”De tin marín de do pin we. ” (Entra a la puerta de enfrente) [

Debido a la presión bajo la cual había hecho su elección, el joven Mike no se fijo del todo en el cuarto que había entrado, sino que le dio más importancia a abrir un poco la puerta y por dicha abertura ver si aquella persona que había entrado al estudio lo seguiría.

Mike: Uff, parece que me he salvado…

???: Oye tú. ¡¿Qué haces en mi habitación?! -Regañó una voz aguda al imprudente paladín

Mike: Shhh, guarda silen… (Al voltearse a la dirección de quien moraba en la alcoba, es él quien se queda sin habla) … woah.



???: No puedo creer que no haya podido durar ni una semana en la…

Pero antes de que la joven pudiera terminar su lamento, Mike escuchó antento al otro lado de la habitación. Alguien se acercaba y llegaría en cuestión de segundos, por lo que sin tiempo para ser considerado, abrió la puerta del armario y empujó a la joven allí diciéndole que si no quería afrontar las consecuencias, se quedaría allí en silencio. Así lo hizo, mientras que a aquella alcoba arribaba el teniente de aquel cuartel. Horus.

Horus: … Mike. Que inusual encontrarte por aquí.

Mike: Como si no me conocieras. Yo me ando por donde me venga en gana.

Horus: ¿Incluso en la habitación de Gabriel?

Mike: Vine a darle las buenas noches al nuevo. Pero pues, no lo encontré. A lo mejor está en el baño.

Horus: Hmp… ¿Y viniste descalzo? (Señala los pies de Mike)

Mike: No quería llenarle de mugre el cuarto.

Horus: Bueno, que tus corteses actos no te desvelen mucho, mañana habrás de levantarte temprano. Tienes que cazar a ese lagarto del desierto otra vez. Volvió a escaparse.

Mike: …Mta. Bien pues. Buenas noches Horus.

Horus: Hmp... Buenas noches Mike (Cierra la puerta)

Cuando Horus estuvo lo suficientemente lejos, Mike soltó un fuerte suspiro de alivio, ya que sus improvisadas respuestas aparentemente dieron resultado. Debido a que parecía que sobreviviría esa noche, abrió la puerta del armario y dejo ir a la cautiva joven, la cual aparentemente, no tenía intenciones de que Mike diera por terminado su día.

???: … No lo entiendo. ¿Por qué no me delataste? Mi sola presencia deshonra las ridículas normas de tu orden. Me echarían esta misma noche a la fría noche si hubieses expuesto mis crímenes.

Mike: Gabriel ¿verdad?

???: Supongo que ahora sabrás que realmente es Gabrielle.

Unknown history

Mike: Me da igual como te llames. Me da igual quien seas. Tienes tus razones para entrar a la orden y juraste defender a quienes te importan. ¿Te parece realmente eso un crimen? Yo solía ser un vil vago. Tengo un amigo que también tiene varias razones para que lo echen a patadas, y aquí seguimos.

Gabrielle: Pero…

Mike: Pero nada. Mira, todos tenemos secretos y razones para mantenerlos así. No te juzgo por ser una mujer y no es mi intención arruinar tu vida… no podría ser tan cruel… y me gustaría pensar que nadie en el mundo es así de malvado… pero…

Gabrielle: Mike… ¿Verdad? ¿Sucede algo? Digo… ahora que tu sabes la verdad sobre mi, supongo que lo justo es que yo sepa que te sucede.

Mike solo suspiró. Sinceramente no esperaba tener que relatar su conocimiento a nadie, sino que fuese una carga con la que el tuviera que lidiar solo el resto de sus días… Pero el ver el alivio en la joven de que su secreto estuviese a salvo posiblemente le dio confianza de compartir un poco sus razones para guardar secretos.

Mike: Bien pues. Pero no quiero que te involucres, o de lo contrario tu secreto podría saberse… Hmp… (Saca el documento de su peto) ¿Vez esto?

Gabrielle: Sí… (La mirada se le llena de susto y estupefacción) ...es…eso es…

Mike: Seh. Una orden de ejecución… La orden de ejecución de… (Un nudo se forma en su garganta pero hace lo posible por no verse débil frente a a la chica) … grrrr… Mi padre.

Gabrielle: ¡¡¡

Mike: Sobra decir que ese día mi vida cambió como no tienes idea. Pero seguí adelante. Entré a esta orden para impedir que ese tipo de injusticias volvieran a cometerse… pero ahora me doy cuenta, que la única manera de realmente hacer cambios, es exponer a los truhanees que abusan de su poder para cometer esta clase de atropellos (Extiende la hoja de un lado al otro) Comenzando con el desgraciado que firmó y autorizó esta maldita hoja de papel.

Gabrielle: ¡Pero ese es…!

Mike: Se quien es… El mayor monstruo que haya conocido en mi vida. Y no le permitiré ver un mañana en esta orden. No se como… ni tampoco se cuando… pero juro algo. No descansaré hasta el día que ese miserable pague por todos sus crímenes.

Gabrielle: Mike… yo…

Mike: Nada de tú. Este es mi problema. Compartí esto para estar a mano y se acabó. Más te vale no involucrarte, ya tienes varios problemas cuidando tu secreto. Yo cuidaré el mío.

Sin nada más que decir, el muchacho salió del cuarto de la chica, con una gran cantidad de pensamientos surcando su cabeza, teniendo dificultades para acallarlos a todos a la vez. Tenía ganas de gritar, de luchar, de hablar más con aquella joven, de decirle lo que había encontrado a sus amigos. Pero nada de eso era posible. Era un asunto con el que debía lidiar solo hasta que pudiera hacerlo público y destruir la imagen de aquel caballero.

Mike: Ahora se a donde dirigir toda mi rabia… todo ese rencor sin sentido finalmente ha cobrado forma. ¡Te haré por todos los abusos que has cometido! ... Samael.



_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Jue Dic 13, 2012 3:28 pm

CAPITULO XVIII: SOMETIENDO LA REBELDÍA

::::::::::::::::::::::: Capital de Shunora - frontera con el desierto - 5:30 PM :::::::::::::::::::


Doubtful heart

Las secas y candente dunas que rodeaban la magistral capital del reino elegido por el astro rey, donde pocas personas se aventuraban a atravesar debido a su inclemente naturaleza, eran testigos de un caballero caminante sin rumbo o motivo aparente; cabizbajo y con una expresión de frustración y vergüenza tatuando su joven rostro, el cual hacía poco era un simple manifestante del terror y el pánico.

Continuamente era golpeado por el viento arenoso, que enmugrecía sus cabellos azules, que también eran ondulados por las corrientes, mas como era de imaginarse, sus ánimos le impedían incluso prestarle importancia a eso.


Armitael:”¿Por qué? ¿Porque no le hice caso al Comandante Knorr?… ¿Por qué no pude hacer nada contra ese individuo? ¿Por qué solo fui un estorbo para Lionel?” ¡¿Por qué no puedo hacer nada bien?!

Ante su última pregunta, el de rango protector no pudo evitar detenerse y golpear el piso con furia, mientras que solo podía pensar en sentir pena por si mismo. Muchas veces no había logrado resultados excelentes, eso lo reconocía, pero sus actos en esta ocasión habían puesto en peligro a muchas personas, todo por ser ingenuo y confiar en las personas incorrectas.

Armitael: … ¿Como se supone que un fracasado como yo llegó a tan lejos en la orden?

???: Cuestión de suerte supongo.

Armitael: ¿Oh?

Al escuchar otra voz en la vastedad del desierto, se sintió completamente desconcertado, puesto que su objetivo de estar en tan desolado lugar era básicamente alejarse de toda persona y poder pensar el sólo, con la intención de que en su estado, no decir nada que pudiera herir a otra persona. Pero el caballero logró sentirse un poco más aliviado al ver que, a pesar de una apariencia un poco cambiada debido a su nueva indumentaria, se trataba de su amigo de la orden que no veía desde hace algunos años, Mike.


Armitael: Cielos… ¿Enserio eres tú Mike? Woah… han sido ya mucho tiempo. ¿Te transfirieron de vuelta al cuartel central?

Mike: Eso quisieran, pero la vida sería muy sencilla para ustedes conmigo cerca. Para empezar, veo que te estás desmoronando viejo. ¿Qué pasó? ¿te pusieron a buscar a algún animal perdido aquí?

Armitael:(Suspira) Es bueno verte con los ánimos de siempre Mike…

Mike: … Parece ser serio. Cuéntame en camino a la capital, necesito atender unos asuntos en el palacio.

Armitael: Vaya, no te andas con pequeñeces… en fin… espera… ¿Viniste todo el camino desde el otro cuartel sin un llamawo?

Mike: No quería que se dieran cu… enta de que necesito uno para trasladarme. Mis pies siempre me han llevado de un lado a otro y quise demostrarle a esos fanfarrones que siempre será así. Pero bueno, tu cuenta hombre.

Armitael: Pues comienza con una pregunta ridícula.

Mike: No esperaba menos del gran bakamael. Sale pues, ¿Qué es?

Armitael: Recuerdas… ¿A los 7 nocturnos?

Mike: ¡¡¡

Fin del Soundtrack

El shock fue grande al escuchar esas palabras. No solo había sido una de las misiones más importantes en la vida como caballero de Mike, sino que además era un acontecimiento casi traumático que no dejaba de recordar cada día. Seguía preguntándose que pudo haber hecho el para salvar a esa chica de nombre Anzu… si es que ese era su verdadero nombre; la espantosa imagen de la joven muerta y decapitada lo seguía atormentando, por lo que respondió a la pregunta de Armitael con un débil sí.

Armitael: Bueno… a pesar de nuestros esfuerzos , aparentemente uno quedó con vida.

Mike: Sí, ese tipo que atraparon en el calabozo, me contaron…

Armitael: No él… Otro… todavía más peligroso, verás…


An Omen

Debes saber que en los últimos días, el consejo informó a la orden que se habían dado una serie de desapariciones en los suburbios menos “lujosos” de la capital, en los cuales el culpable no había dejado evidencia ni de su modus operandi ni mucho menos de su paradero. Naturalmente, fuimos asignados a investigar, confiando en el criterio del comandante Knorr. Lamentablemente, su carácter no ayudaba a conseguir información de los civiles.

Knorr: CALLESE




Mike: Me imagino.



En cualquier caso, solicité un trato más cordial con las personas que interrogábamos ya que el comandante empezó a perder los estribos… al grado que luego de contradecirlo un par de veces me dio una reverenda tunda. Pero bueno, de igual forma seguí recabando información del modo que me pareció conveniente; lamentablemente, aún con los datos que obtuve, no hallé nada que ayudara a atrapar a ese villano.

Armitael: Disculpen pero... No hallé nada que ayude a atrapar al villano.

Knorr:

Armitael:

Knorr: Bah, tal vez el maldito opere desde algún poblado cercano o tenga una base secreta en las cercanías. Movilizaré a un equipo mañana a explorar el perímetro. Ese maldito no tendrá a donde escapar.

Lionel: … Es posible.

A diferencia de otras ocasiones, se notaba la poca seguridad en la respuesta de Lionel. Estoy seguro que el sospechaba que había algo que habíamos dejado pasar en aquel poblado. Confiaba en que el no haría nada imprudente como el comandante, y hasta cierto punto, tuve razón. Pero de una forma u otra, lo cierto es que el no tenía intenciones de conformarse con mi infructuoso esfuerzo.



Mike: Sigo sin saber que tiene que ver todo este asunto con los 7 nocturnos - Replicó el rubio mientras todavía seguía avanzando hacia el interior de la capital junto a su compañero, quien se justificó diciendo que trataría de saltarse directo a esa parte.



Un par de días más transcurrió y seguíamos sin encontrar nada relacionado al culpable de las desapariciones, especialmente porque el delincuente pausó un tiempo para volver en un momento que habíamos bajado la guardia. Los caballeros que se asignaron a hacer guardia en el poblado se unieron a las filas de los desaparecidos, por lo que obviamente no se trataba de alguien común y corriente.

Sin embargo, ayer en la tarde antes de que el solo se ocultase, en lo que regresaba al cuartel con más resultados insatisfactorios, pude verlo… una silueta corriendo ágilmente por los techos de las casas dando acrobáticos saltos para trasladarse de una vivienda a otra, para luego finalmente descender frente a la casa de una de las personas que había interrogado días anteriores, la de un pobre anciano. La persona hizo pedazos el portón con un solo movimiento de lo que parecía ser una espada y se adentró a la casa. Obviamente, me dirigí hacia allá sin saber que encontraría. Se que fue arriesgado, pero no podía pensar en otra cosa más que en terminar con este asunto que tenía tan tenso a todos.


Armitael: ¡Alto! ¡En nombre de los caballeros de Shunora le ordeno se detenga!

Sobra decir que la persona no se detuvo y siguió su recorrido, por lo que fui tras él. No obstante, me encontraba sorprendido de que conforme más avanzaba, lo que parecía ser la humilde casa de un humilde viejo se iba convirtiendo en una galería de arcanos secretos. Decenas de bastones capaces de efectuar distintos hechizos, enormes repisas repletas de libros de conjuros que en mi vida había escuchado, así como distintas armas blancas y objetos punzo cortantes con tétricas formas que hicieron se me pusiera la carne de gallina. “¿Exactamente de quien es esta casa?” Me pregunté a mi mismo.

Lionel: La guarida de nuestro culpable desde luego.

Armitael: ¿Eres tú Lionel?

Lionel: Vete de aquí Armitael, esto no es algo con lo que puedas manejar..

Aunque no podía verlo, sabía que la voz de Lionel provenía de algún nivel debajo de la casa. Siguiendo sus rastros, logré observar un pasadizo que llevaba a un nivel inferior de la casa, un sótano. La inflexión usada por Lionel era mucho más seria de lo que pudieras imaginar… me dejó perplejo esa forma tan frívola de dirigirse a mi. No obstante, como lo conozco sabía que algo debía andar mal y aunque el dijo que debía marcharme, decidí acompañarlo creyendo que podría brindarle un apoyo extra… que equivocado estaba.

Fin del Soundtrack

Fear

Armitael: Santa…





En medio de su narrativa, el de cabello azul tuvo que interrumpirse a si mismo llevando sus manos a la boca tratando de evitar las ganas de vomitar. Desagradables recuerdos venían a su mente y un semblante de pavor se adueñaba de él. El mismo caballero que lo acompañaba se vio extrañado por tal reacción, por lo que lo abofeteó en el rostro (Podría decirse que sin remordimiento alguno) para que se calmara… o al menos continuara la historia, pues sentía que estaba a punto de llegar a algo.

Mike: Hey man, reacciona. Quiero saber que diablos pasa después. ¿Que viste para que te asquearas y traumaras tanto? … ¿monos cogiendo?

Armitael: Pero que tonter… Aggg, Maldita sea Mike.

Mike: Ohh, lo siento hehehe. Pero bueno, tu te lo ganas por dejarme en suspenso. Dime ya.





Bien, bien… ¿Cómo puedo detallar tan vil escena en palabras? Bueno, era como si fuese un pequeño bosque, pero con todos los árboles deshojados… bastante extraño si te pones a pensar cómo es posible que algo pudiera brotar en un lugar tan oscuro y árido… pero bueno, colgados a estos… nggg… Per… Personas… Decenas, no se si llegaban a la centena, no puedo ni quiero recordarlo bien. El nauseabundo hedor a podredumbre hacía todavía más difícil digerir la escena…

Armitael: ¡¿PERO QUE SHUNGADOS?!

Lionel: (Suspira) Intenté advertírtelo

Todas esas personas… completamente desnudas, en un estado de descomposición… pero con una especie de cable saliendo de sus bocas que los conectaba a ese árbol, mientras que una protuberancia rojo sangre se formaba en sus vientres… simplemente… Uggg…

???: Estos jovencitos de ahora. ¿No saben tocar las puertas? Hubiera preparado algo de té y galletas de saber que tendría visitas… ya saben, más de las que pueden ver… hahahahaha.

Una voz rasposa comenzó a reírse escandalosamente haciendo eco en tan tétrico lugar. Lionel simplemente siguió corriendo dirigiéndose a ese espeluznante jardín de muerte, mientras que yo lo seguía con un miedo atroz en cada paso. De los cuerpos que colgaban de los árboles distintas sabandijas rastreras emergían para señalar su dominio sobre esos cadáveres, haciéndome sentir verdaderamente enfermo. Ya no sabía a qué le temía más. A permanecer en ese lugar, al tipo que lo había construido o al hecho de que éste podría hacer que Lionel y yo fuéramos parte permanente de su sótano.

???: La vida es algo muy fácil de perder ¿No lo creen? ¿Por qué no puede ser tan simple recuperarla? Esa ha sido la filosofía de los nigromantes durante siglos. Algunos han tenido mejores éxitos que otros, pero para verdaderamente restaurar a una persona a como era en sus gloriosos ayeres, tienen que hacerse… sacrificios.

Lionel: ¡¿Dices que esto es parte de tu plan para revivir a alguien?! Deberías saber que no puedes arrebatar vidas a inocentes solo para dársela a alguien más. Es egoísta e inhumano. ¡Esto solo te hace un monstruo!

???: USTEDES SON LOS MONSTRUOS QUE ME LO ARREBATARON. ¿Pero que creen? Ustedes se unirán a las filas de esos “inocentes” para devolvérmelo.

Era difícil mirar algo que no fueran restos de hombres, mujeres y niños colgados a esos viles troncos cual castigo infernal. Pero al final de ese horrible cuarto, una figura se acercaba a nosotros. Encorvada y pequeña, pero aún así digna de temerse. Vestía una larga capucha que lo hacía ver como la misma parca que venía por nosotros. Un bastón con una punta en forma de un rostro demoníaco, y brillantes ojos que penetraban en lo más recóndito de nuestras almas….


Lionel: No importa quien seas. Has quebrantado la ley de Shunora, y la de la Deidad del sol misma. Perdón no será algo que podrás negociar con nosotros.

Armitael: …A-Así E-es.

Lionel:

???: Hahahaha. ¿Se supone que debo temerles? Están en los aposentos de Crepúsculo espectral, líder de la antigua secta de los nocturnos.

Armitael: ¿Dijiste….

Lionel: Nocturnos…?

Crepúsculo Espectral: Los mismos que ustedes despiadadamente despedazaron. Bueno, tal vez pueda hacer lo mismo por ustedes para traer a mi joven nieto.

Lionel: … Jamás pensé que los nocturnos siguieran con vida. Se supone el Teniente Samael había terminado con el último… No obstante, si es venganza lo que querías, no debiste involucrar gente inocente. Te haré pagar por cada alma atormentada en este cuarto (Le apunta con su espada)

Armitael: (Cierra los ojos e intenta respirar calmadamente) Dos años atrás habíamos dicho que el capítulo de los nocturnos se había cerrado. Debemos poner fin a lo que dejamos pendiente.

Crepúsculo Espectral: Así es… ustedes debieron morir en nuestra guarida.

Fin del Soundtrack

Violence, Power… Enforcement

Fue entonces que, sucedió lo que me estaba repitiendo que no pasaría desde que llegue a tan perturbador sitio. Las “personas” que se encontraban amarradas a los árboles comenzaron ser impregnadas por la onda mágica de aquel nocturno, provocando que ganaran la energía suficiente para moverse por su cuenta. En un grotesco giro de eventos, algunos de los cadáveres perdieron sus cabezas u otras partes de sus cuerpos al desprenderse tan bruscamente de su prisión, pero de igual forma lo lograron.

Lionel: No podemos contenernos Armitael, acaba con todos.

Lionel corrió rápidamente hacia esos zombies por así llamarles, encajando su espada en aquella protuberancia sanguinolenta, que parecía guardaba la fuerza vital que los mantenía de pie. Repetí sus movimientos aunque sin tanta destreza, pero al menos con la suficiente para defenderme. Desde luego, su talento para usar magia de luz le permitía acabar con una gran cantidad de adversarios, cosa que para mí me era muy complicada.

Crepúsculo Espectral: Se ve tienen muchas energías, pero no pueden contra alguien de mi sabiduría y poder. (Su bastón comienza a resplandecer de un color púrpura, el cual comienza a iluminar los vientres de los cadáveres del mismo color)

Lionel: En guardia, algo planea.



Imaginar que Firion es Armitael of course

Mi compañero no se equivocaba, puesto que en ese momento, del abdomen de cada uno de esas grotescas criaturas, emergieron lo que parecían ser tentáculos. No pude distinguir si solo era onda mágica o enserio ese tipo los había manipulado de tal forma que les había brindado un miembro extra, pero lo cierto es que podían sujetarnos con ellos, además de transmitir energía oscura que nos hacía sentir un dolor agobiante.

Armitael: (Es sujetado del brazo izquierdo) ¡Diantres! (Intenta cortar la extensión que lo aprisionaba, pero su brazo derecho también es atrapado) NGGGG.

Lionel: ¡Defiéndete Armitael, no puedo hacer todo por ti! PIERCING FLASH, PIERCING FLASH, SHINING WAVE. SOUL RUSH

La serie de ataques del experto le permitió destruir a los dos zombies que me mantenían atrapado mediante dos ases de luz que salieron de la punta de su sable; su tercer técnica acabó con una holeada de enemigos que se aproximaba a su persona y finalmente creó una serie de ilusiones de él mismo, haciendo incapaz a los torpes enemigos de localizar al verdadero. Yo seguía siendo blanco fácil, pero me las arreglaba usando mis habilidades con la esgrima… y otros talentos que me ahorraré de decir.


Crepúsculo Espectral: Tal vez sea momento de que yo me haga cargo. ANKOKUKAI NO IKAZUCHI

Los ojos de su bastón ardieron en un lustre índigo, mientras que de la boca del mismo salía despedido un poderoso relámpago que golpeó a Lionel en el pecho y lo estrelló contra uno de los árboles, destrozándolo en el acto. Creí que podría sorprender al enemigo antes de volverme su blanco, pero me equivoqué y también fui víctima de su ataque. Al igual que aquella pelea contra Sol nocturno, sentí un dolor espantoso recorrer todo mi estómago hasta llegar a mi garganta y vomitarlo en forma de sangre.


Crepúsculo Espectral: Trabajar a espaldas de ustedes no ha sido fácil. Esta cantidad de cadáveres que debería tomarme a lo mucho un par de semanas, ustedes me han obligado a que me tome prácticamente años. Y aún así, no he podido reunir toda la fuerza vital necesaria para revivirlo.

Lionel: (Levantandose con dificultad) Ngg… Esa anomalía en sus vientres… es lo que…

Crepúsculo Espectral: Sospeché que te habías dado cuenta en cuanto comenzaste a atacarlos en dicho punto. Se concentra la esencia de la vida en un punto fácil de extraer para luego brindarla al mejor de los cuerpos aquí presentes, puesto que del pobre Joseph solo quedaron cenizas. Realmente esa es la parte fácil (Chasquea los dedos) … Pero el arte de la necromancia de batalla solo eso necesita.

Una vez que logré quitarme de encima a todos mis no-muertos contrincantes, pude ser testigo de algo casi tan repugnante como todo lo que había visto ya en ese lugar. Una de las criaturas comenzó a enloquecer con respecto a las otras, que seguían actuando brutamente con sumo exceso de idiotez.

Pero aquel que mencioné, aparentemente perdió el interés en eliminarnos y empezó a atacar a los que yo asumí como sus compañeros. Con salvajes zarpazos y mordidas aniquilaba a aquellos de su misma estirpe, adentrando sus fauces al interior de su “contenedor de fuerza vital” como mencionó el encapuchado.



Lionel: … Esto no puede ser bueno. (Corre hacia el zombie enloquecido para destazarlo) ¡Detendré lo que sea que estés…!

Crepúsculo Espectral: (Una serie de flagelos hechos de sombra salen de su bastón, atrapando a Lionel) Ohh vamos, ¡No arruines la diversión! (Lo arroja contra otro de los árboles para estrellarlo)

Lionel: Arggg… ¡Armitael, detén al monstruo, yo acabo con el nigromante!

Seguí la orden de mi compañero, pero en el momento en el que intenté clavar mi espada en el abdomen de la criatura, una fuerza implacable detuvo mi cometido. Realmente había sido una enorme mano, la cual había surgido de aquel muerto reanimado, cuya apariencia había cambiado drásticamente, supongo que por lo mismo de haberse alimentado de sus desafortunados aliados.



Ahora que mi enemigo se había vuelto todo un coloso, mis posibilidades de acabar con él para recuperar algo de mi autoestima y cordura perdida a lo largo del combate se veían mucho menos probables. Pude detener varios de sus ataques con mi espada de dos manos, pero su devastadora fuerza me hacía perder terreno en el combate. Llegó un punto en el que pude arrojar una serie de piedras hacia él que… encontré por allí, si eso. Como sea, posteriormente se suscitó misteriosamente un pequeño sismo que hizo que el gigante perdiera el equilibrio, dándome la oportunidad de asestar un corte en el área iluminada de su cuerpo, que intuía seguía siendo su punto débil. No obstante.


Mega Zombie: (Coloca su otro brazo para resistir el ataque, provocando que este fuera cercenado) … GRWAAAAR (Con su brazo restante, golpea formidablemente al caballero)

Volé decenas, tal vez cientos de metros por el impacto, no estoy seguro realmente. Lo que sí recuerdo bien es que me dolió como no tienes una shungada idea, sentí que los huesos de mi cuerpo iban a desubicarse en cualquier momento, para finalmente aterrizar bruscamente en la agusanada tierra, derrapando otro buen tramo por ella.


Armitael: ”Rayos… no se si pueda mantener a raya a un rival como éste. Espero Lionel tenga mejor suerte para que…” (Ve a Lionel cayendo a un lado suyo cubierto de raspones y algunas quemaduras) … Rayos, esto no se ve prometedor.

Nuestros contrincantes definitivamente eran formidables. Pero no podíamos darnos por vencido; yo estaba seguro que no quería morir en ese agujero. Tenía que luchar no solo por ver el amanecer de un nuevo día, sino también por todos aquellos que ya no podrían hacerlo por culpa de ese tipo. Y estaba seguro que Lionel debía sentir lo mismo.


Lionel: Mientras ese individuo no me permite enfocar mis ataques en su criatura, no podremos vencerla.

Armitael: Y con semejante bestia merodeando, jamás podremos concentrarnos en vencer al hechicero.

Lionel: Tengo una idea para logra sacar de balance a ambos. Pero necesito que cambiemos de oponentes un momento. ¿Podrás resistir?

Armitael: (Asiente) Haré cuanto pueda.

Crepúsculo Espectral: Espero que lo que sea que hayan dicho, se trate de su despedida. Hahaha. (Su bastón comienza a resplandecer)

Sabía que debía actuar en ese preciso instante antes de que fuera muy tarde. Me acerqué cuanto pude al nocturno y pise el suelo con suma fuerza por mero instinto… No sé qué pasó, pero eso provocó que el hechicero tirara su báculo (Posiblemente porque hice aparecer un montículo de piedra en el piso donde lo tenía apoyado… cosa que Mike no ocupará saber), dándome apertura para que lanzara un fuerte puñetazo al rostro del mago. Mientras tanto, Lionel atrapaba al cadáver viviente en un conjunto de paredes de cristal hechas con su onda mágica.


Lionel: (Se para junto a Armitael) ¡Ahora ocupo que canalices tu onda mágica en tu espada! ¡toda la que puedas!

Tenía mis dudas de cómo hacerlo, pero no había tiempo de hacer preguntas. Solo esperé poder hacerlo bien. Me costó mucho trabajo, pero creo que pude impregnar la hoja de mi arma con una gran cantidad de mi onda. Inmediatamente Lionel hizo lo mismo con la suya y la colocó sobre la mía, provocando que el lustre de ambas se volviera uno solo, y justo a tiempo que el nocturnos se había levantado para lanzarnos un halo de energía oscura.


Lionel: ¡DISPARA!

Acaté la instrucción de inmediato y dejé salir toda la energía almacenada. Aunque parecía que el ataque del hechicero se había contrarrestado con el nuestro ya que hubo una fuerte explosión en cuanto las energías impactaron, una fracción de nuestro ataque siguió su curso hacia el nocturno, muy para su sorpresa, puesto que no pudo evitarlo a tiempo y fue desplazado por este.




Lionel: Eso funcionó. Seguro no esperaba ese acoplo.

Armitael: ¿Ese qué?

Lionel: ¡Pero no hay tiempo para descansar aún!

Me sorprendía las reservas de energía con las que contaba Lionel, ya que inmediatamente fue a partírsela al zombie que dejó atrapado en aquellos muros de cristal que había mantenido vigentes aún en el choque de energías. Contrario a mi caso, Lionel era lo suficientemente ágil para evitar todos los ataques de la criatura, sin mencionar que con esa técnica donde hace ilusiones de sí mismo, era capaz de confundirlo, impidiéndole evitar las numerosas estocadas que le propinaba.


Lionel (x50): PIERCING FLASH

Todas las proyecciones de Lionel retrocedieron un poco rodeando a esa aberración, para todas al mismo tiempo disparar un fulminante láser blanco a todas las direcciones del zombie, pero solo uno era el real y era el que apuntaba a la protuberancia fosforescente en el pecho de la criatura. Para rematar, aproveché que ese ataque lo había dejado sumamente aturdido para clavar mi espada en ese mismo punto, acabándolo por completo, no sin que antes estallara en un montón de fluidos desagradables que cubrieron parte de nuestras armaduras.


Fin del soundtrack.


Armitael hizo una pausa antes de continuar. Mike sabía que la historia no terminaba, por lo que en su mirada se notaba su impaciencia, esperando que el descanso de su compañero fuera breve para que reanudara aquel intenso relato, el cual posiblemente no hubiera creído si no hubiera presenciado él mismo las habilidades de los nocturnos.

Mike: ¿Y luego?



Bueno, de allí en adelante no recuerdo mucho. Derrotar a esa criatura nos dio una pequeña pausa en el combate, pero confieso que eso fue lo que menos podía ayudarme. Verás, el calor de la batalla me hizo olvidar momentáneamente donde estaba o que ocurría. Pero por unos instantes quedé solo con mis pensamientos, dándome cuenta que todo había sido mi culpa…

Armitael: ”… Debí hacerle caso a Knorr… debí desconfiar de este anciano desde un principio… DEBÍ HABER HECHO ALGO BIEN Y NO LO HICE. ¡Cuantas vidas habrá reclamado este sujeto por los días extra que ganó gracias a mí” … Maldición… Lionel, yo…

Lionel: ¡AL SUELO ARMITAEL!

Me hubiera gustado decir que mis reflejos no se vieron traicionados por mis pensamientos en ese momento, pero estaría mintiendo. Crepúsculo espectral no había quedado del todo inconsciente con nuestra técnica, por lo que aún podía contraatacarnos. Lionel fue capaz de estar sereno durante todo el combate, pero yo… yo fui débil. Desde ese punto, quedé derrotado en el combate, escuchando débilmente unos cuantos diálogos por parte de mi compañero y nuestro enemigo.

Edge of Madness

Lionel: ¡¿Qué rayos le hiciste?!

Crepúsculo Espectral: Es una pena que escaparas… es una técnica llamada TOKI NO FŪIN, también conocida como la prisión del tiempo. Básicamente, es un estado catatónico. De momento simplemente no puede moverse, pero dentro de poco estará completamente desconectado de este mundo, incapaz de saber que sucede a su alrededor.

Lionel: … Entonces…¿Armitael no puede hacer nada?

Crepúsculo Espectral: Salvo por esperar una agónica muerte en el momento que acabe contigo.

Lionel: Has cometido tú ultimo error escoria.

Crepúsculo Espectral: ¿Qué pasa? ¿Molesto por el destino de tu compañero?.

Lionel: Un poco, sí... Pero hablaba enserio… Cometiste el error de quitarme la carga de supervisar los movimientos de mi compañero para que no lo eche todo a perder… Ahora creeme que puedo pelear ¡Complatemente concentrado!


Seguramente luego de eso sucedió una espléndida batalla, pero lamento decirte que no supe que pasó después… Como dijo el nocturno, mi percepción del entorno se volvió totalmente nula. Era yo solo en un mundo de tinieblas, con nada más que distraerme que mis propios pensamientos que yo no quería aceptar.

???: Un Inútil… un perdedor… un lastre para aquellos que sí se esfuerzan en verdad, como tu amigo Lionel, que tiene que corregir todo lo que tu haces mal. Eso es lo que eres.

Armitael:

???: Lo divertido del asunto es que pese a que sabes todo esto, tratas de negarlo. De tener los méritos suficientes para ser aceptado. Y vamos, si la razón por la que permitiste a este hijo de perra seguir con vida, era solo para aliviar tu consciencia por sí llegaba el día en que a ti también te tratasen como basura por ser diferente.

Armitael: ¡Basta! Sí, soy diferente, y he vivido ocultándolo. Pero he hecho mi esfuerzo para ganarme mi lugar en la orden…

???: Ohh ¿Eso crees? Vamos, escuchaste a Lionel, la única razón por la que estás dónde estás, es porque todos los demás han compartido el crédito contigo. Pero por ti mismo, no eres más que un grandísimo estorbo. No perteneces aquí. ¡No pertenecemos a ninguna parte!

Armitael: ¡CAYATE!

???: Así es. Enfurécete. La bondad y la misericordia hacia los extraños permitió que pasara todo este asunto. Ahora es momento de que acabes con él de una vez por todas… ¡ACABA CON QUIEN SEA QUE SE TE PONGA EN TU CAMINO!


No estaba seguro que era esa voz, pero sabía que tenía razón en algo. Mi sentimiento de culpa me estaba deteniendo. Debía convertir ese pesar en enojo, en ira, en una emoción más fuerte que me diera el poder de hacer algo además de sentir lástima por mí mismo. Pero para cuando logré salir de aquel trance en que me colocó crepúsculo, ya era demasiado tarde. El sujeto ya estaba completamente mutilado a los pies de mi malherido compañero, quien de alguna forma, había salido victorioso.

Fin del soundtrack.

Lionel: Ohh, al fin despiertas. Vámonos, tenemos que reportar a Knorr que el culpable ha sido neutralizado.

Armitael: ¡Ese maldito! ¡No puedo creer que …!

Lionel: Guárdate tus comentarios. Cumplimos con nuestro deber y eso es lo que importa.

Armitael: Sí pero… todas estas personas… todo ese sufrimiento…¡¿Cómo puede existir alguien tan desgraciado?! (Patea furioso los restos de aquel sujeto)

Lionel: Es una pena que debido a ciertas “cuestiones” no pudiéramos detenerlo antes. Seguramente hubiéramos salvado a unas cuantas personas más.

Armitael:

Lionel: En fin, es hora de marcharnos (Comienza a caminar a la salida) Y Armitael… la próxima vez que vuelvas a poner vidas en peligro por seguir tus tontos instintos, yo mismo te haré comprender como se deben hacer las cosas.


Armitael: Supongo que eso sería todo…

Hope dies last.

Mike: Lo importante es que detuvieran al malo a fin de cuentas. Por lo demás, creo que estás exagerando.

Armitael: Pero si hubiera…

Mike: Pues sí, pero no lo hiciste. ¿No lo vez? Vivir en el pasado dejando que te atormente no te va a ayudar en nada. ¿Crees que no hay cosas del pasado que me agobian a mi también? Diablos, si mi razón de estar a aquí es precisamente para enmendar algo relacionado con eso… Pero no me vez decaído lloriqueando solo. Voy a hacer algo al respecto, y te sugiero tu también hagas lo mismo. ¿Que cosa? No lo sé. Deja que tu propia consciencia te diga.



Armitael: Vaya… Sí que debo estar muy mal si estoy recibiendo apoyo de ti.

El par de caballeros rio despreocupado, ignorando por unos instantes los problemas que a ambos les agobiaban. Posteriormente comenzaron a recordar algunos eventos de sus días tempranos en la orden, así como las cosas no tan deprimentes que cada quien había vivido por sí mismo. Mike estuvo a punto de revelar el secreto de su nuevo “compañero”, pero recordó rápidamente que era un asunto serio y cerró la boca… cosa que a él le resultaba particularmente difícil.


Armitael: Bueno… ya estamos por llegar. ¿Por qué no me dices a que vienes tu entonces?

Mike: (Suspira) ¿Recuerdas que cuando recién entramos a la orden comenté algo de mi viejo?

Armitael: Vagamente… pero sí… debió ser algo muy duro para ti.

Mike: Pues digamos que… encontré al responsable.

Armitael: ¡¿Enserio?! ¿Quién es?

Mike: Ya lo conoces, es... ¿Armitael, que shungados te pasa?

Fin del soundtrack

Mighty Blow.

La curiosa expresión en el rostro de Armitael fue rápidamente reemplazada por una completamente llena de vahído, incapaz de manifestar nada más que dolor. Sus ojos se dilataron de repente, su boca se abrió un poco solo para escupir sangre casi a punto de hervir, mientras que de su nariz y boca, salía una gran cantidad de humo. Fueron pocos segundos para que no pudiera permanecer ya de pie y cayera inconsciente.

Mike: …No…

Si bien el bienestar de su medio moribundo amigo era algo que le consternaba, lo que en verdad preocupó al rubio, era la persona que se encontraba precisamente detrás de Armitael, y que por ende, era el responsable de su estado actual.



Samael: Y dime Mike… ¿Lo conozco yo también?

Mike: Grrr… ¡Samael!

Samael: Subestimas no sólo la capacidad de deducción Horus… también mi benevolencia con entrometidos como tú.

Mike: ¡Benevolencia mi trasero! ¡No hay ni una sola pizca de eso en toda tu putrefacta persona!

Samael: Mucha gente no opina lo mismo… y me aseguraré que nadie lo haga hasta que … (Apunta a Mike con su espada) sea el momento justo.


_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Lun Sep 23, 2013 7:22 pm

CAPITULO XIX: REPRESALIA  

::::::::::::::::::::::: Capital de Shunora -  frontera con el desierto – 6:05 PM :::::::::::::::::::


The best is gonna get

Era justo la situación y momento que Mike deseaba evitar a toda costa. No solo había sido descubierto hurgando de forma no autorizada en los archivos secretos del cuartel del sur, sino que también se encontraba cara a cara con la persona que pretendía acusar. Bien sabía que lastimar él mismo al teniente era un esfuerzo inútil, pero dañar su imagen pública era otra cosa. A fin de cuentas, para el rey cualquier caballero, sin importar su talento, era fácilmente desechable si el pueblo lograba unirse en contra de esa persona.

Samael: ¿Recuerdas el día que te reclutamos? Me contaste tu conmovedora historia de cómo la muerte de tu padre te motivó a volverte caballero. A cambiar el sistema. Me preocupaba un poco que llegara este día, sinceramente pensé que te podríamos mantener a raya de saber la verdad.

Mike:(Voltea a ver el portón de entrada a la ciudad)

Samael: No Mike, no vas a lograrlo. Después de todo... tu padre no lo hizo.  

Oír al asesino de su padre mencionarlo como si fuera tan poca cosa fue el colmo que desató toda la furia de Mike en un grave grito lleno de coraje y rencor. Sumado a eso, una serie de proyecciones de el mismo se lanzaron en contra del portador de la armadura de Wyvern, mientras que el corría de vuelta a la ciudad tratando de encontrar alguna multitud donde pudiera escudarse. Después de todo, aún un maniaco como Samael no se atrevería a despedazar a otra persona en público.  

Samael: Te dije que no va a funcionar. (De un tajo corta todas las proyecciones de luz y estas desaparecen en una serie de partículas que se dirigían a su espada)


Por su parte, el joven rubio seguía corriendo y corriendo, frustrado de estar tan lejos de la zona centro, donde si bien no era un panorama bullicioso, definitivamente sería capaz de encontrar varias personas conglomeradas, ya sea comprando en las tiendas o haciendo oración en algún templo dedicado a la Deidad del Sol. Lamentablemente, donde se hallaba solo había algunas casas, cuyos habitantes no serían más que “víctimas de un accidente”, en caso que intentara pedirle ayuda a ellos.  

Samael: ¡Tengo planes para el futuro Mike! (Resonaba la voz del teniente) Pero para eso ciertas cosas deben pasar. ¡Engranes deben moverse! ¡Personas deben adquirir habilidades! ¡Idiotas entrometidos deben permanecer callados!  

El recorrido de Mike se vio detenido cuando de uno de los techos de una vivienda cercana, descendió el teniente justo enfrente de el, asestándole una atronadora bofetada que lo tiró a la arena, cuya temperatura comenzaba a descender dado que el solo poco a poco comenzaba a ocultarse.  

Samael: Parece que ni el sol quiere ser testigo de la brutalización que vas a recibir dentro de poco.  

Mike: Nggg.... (Vuelve a ponerse de pie) ¡Desgraciado de mierda! ¡¿Qué ganabas tú con matarlo?! ¡¿Qué era tan terrible como para tener que quitarle la vida?! !¿QUE?!

Samael: Ahora solo es la furia hablando. Es obvio que no es algo que pretenda divulgarte. Después de todo, parece que ya tienes mucho en que pensar ahora.  

Con sus ojos rojos de furia y tristeza y sus labios temblando ante la incapacidad de controlar sus emociones, Mike no tuvo más remedio que seguir el principal impulso de su rabia y abalanzarse en contra del teniente, lanzando tajos y golpes a diestra y siniestra, de una manera tan brusca pero predecible que Samael bloqueaba todos y cada uno de ellos, aumentando la furia del joven.  

Samael: Lamento tu pérdida, pero tu padre estuvo en el momento y lugar equivocados. Y ambos sabíamos que era un revoltoso que le encantaba agrupar personas. No podía permitirme ese riesgo.   – Decía el teniente mientras continuaba manteniéndose a la defensiva, sin asestar aún ningún ataque.  

Mike: ¡NO HABLES COMO SI TE IMPORTARA!



Fue un formidable puñetazo al rostro lo único que Samael recibió por su condescendencia, siendo tan doloroso como fue inesperado. No lo tumbó al piso, ni tampoco lo dejó aturdido. No obstante, el teniente permaneció quiero varios segundos, con una expresión de sorpresa, incredulidad, pero al mismo tiempo... enojo.  

Samael: ...  

Recuperando momentáneamente la razón perdida por la sensación del momento, Mike recordó su objetivo y volvió a echarse a correr lejos. Lo más lejos que se pudiera de aquel monstruo al que acababa de golpear hacía unos segundos. Cada paso que daba era un pensamiento de por que el campeón no le había contestado en el momento, mas no tenía intenciones de averiguarlo.    

Samael: ...  ”Miguel Cyrodil...  un joven prodigio con el potencial de volverse un caballero de primera... por un lado, puede ser un aliado valioso... pero si no lo detengo ahora, pondrá en riesgo no solo mis planes sino mi misma autoridad dentro de la orden... Y eso no puede pasar” Claro que no.  

Samael formó una esfera de energía en su mano y la lanzó con suma fuerza hacia el frente, hacia donde había visto correr a su atacante. El sonido de aquel orbe termo lumínico atravesando el aire hizo que Mike se diera cuenta que finalmente el teniente había pasado a la ofensiva, por lo que hizo aparecer una serie de proyecciones de luz detrás de el para que recibieran el ataque, mas aún así resultó en que la corona estallara en una fuerte explosión que hizo al caballero perder el equilibrio y caer al piso, derrapando un poco.    



Hizo un esfuerzo para levantarse, aún un tanto adolorido, pero dispuesto a alejarse lo que se pudiera de su perseguidor. Desafortunadamente para Mike, escuchó de nuevo el cortante sonido de la corona, esta vez el doble de fuerte que la vez anterior. Y es que en esta ocasión, no era uno, sino dos orbes de energía que se dirían hacia el, cada uno siguiendo un movimiento parabólico cuya meta era el cuerpo del caballero, al cual golpearían por los costados. Formó una serie de enormes manos hechas de luz protegiendo el área por donde llegarían los ataques, pero nuevamente la explosión resultante despedazó su defensa y dejó su armadura un tanto cuarteada y con rastros de ceniza.      

Samael: Puedes seguir huyendo todo lo que quieras. Eventualmente tu estamina decrecerá al nivel que ya no puedas huir, tu vitalidad se verá en peligro después de unas cuantas coronas más y tu onda mágica ya no podrá proveerte de más defensas.  

Mike: Para entonces habré encontrado suficientes personas como para que sepan que clase de monstruo eres.

Samael: No seas inocente. En caso que no lo sepas, Shunora es regida por el mayor monstruo que Ivanatza haya alguna vez visto desde aquel que llamaban Bruma, y es solo natural que sea una legión de monstruos quienes hagan su voluntad. A final de cuentas, nosotros somos los que perseveramos la paz en Shunora. Cuestionar nuestros métodos no es más que mera hipocrecía.

Mike: ¡¿Me lo dice el más grande hipócrita que jamás haya existido?!

Samael: … Por eso se de lo que hablo (Sonríe)

Mike se dispuso a ignorar al teniente y continuar corriendo, no sin antes dejar una serie de proyecciones de el mismo rodeándolo, quienes ahora se veían mucho más listos que antes pues procuraban esquivar los ataques del teniente así como alejarse de su espada. Sin embargo, en esta ocasión Samael fue menos sutil y decidió apartar a todas esas copias con una simple corona que hizo detonar en el piso. El resultado fue una fuerte explosión que dispersó a todos los “mikes” lejos de él, al mismo tiempo que se propulsaba majestuoso en el aire para caer frente al escapista.    

Samael: Por cierto, te devuelvo a tus clones (Le apunta con su espada y una ráfaga de energía sale disparada en contra de Mike, golpeándolo de lleno en el cuerpo)



Tras ser desplazado contra el muro de una casa, la cual hizo pedazos, Mike quedó tirado un buen rato antes de poder volver colocarse de pie. Mientras tanto, Samael pedía disculpas a los dueños de la casa por los altercados suscitados en un “entrenamiento”, otorgándoles un vale en blanco donde podían colocar la cantidad que consideraran suficiente para reparar los daños o comprar una nueva casa (más bonita), y cambiarlo en el cuartel central,  siempre y cuando no dijeran a nadie más de este vergonzoso acontecimiento.      

Samael: ¿Ves? No soy tan mal tipo. Esos tipos tendrán una mejor casa a costa de mi sueldo. La caridad en armadura me llaman algunos.  

Mike: No se a quien quieres engañar...

Samael: Confundes las cosas. Solo quiero probar mi punto que cosas buenas vienen de métodos que algunos no consideran tan buenos.    

Mike: ¡¿COMO SACAR A UNOS REOS DE LA CÁRCEL PARA QUE MATEN A MI PADRE?!

Samael: O volarle los sesos a una perra que no se quita del camino. Al final alguien aparte de mí sale ganando. Eso no es completamente egoísta (Vuelve a sonreír malevolamente)

Mike: ¡AAHHHHH!

Como en la ocasión anterior, Mike perdió los estribos y se lanzó de frente al caballero, tratando de asestarle otro puñetazo al rostro, solo que esta vez su golpe fue atrapado por la mano de Samael, quien en un rapido movimiento, colocó el brazo del caballero detras de su espalda para luego doblarlo con fuerza, provocándole un dolor tremendo. Sin sentirse satisfecho aún, de una patada tiro a su “pupilo” al suelo sin dejar de sujetar su brazo.  



Samael: Ahora escucha con atención pedazo de basura. No eres el único que quiere cambiar la orden, pero no entiendes las reglas del juego. Siendo sincero, respeto tu intención de destruir la reputación de un compañero a sus espaldas, yo lo haría, pero fuiste demasiado obvio, demasiado impulsivo. Y si bien deben rodar algunas cabezas para que las cosas salgan como quiero, enserio no es nada personal... pero tú... ohh tú has sido un rebelde desde que entraste a la orden, a nadie le sorprenderá que finalmente haya llegado el día en que te dieran un ESCARMIENTO (De un pisotón le hunde la cabeza en la arena).

Al mantener sujetado el brazo de Mike, la presión de su pie que empujaba a Mike directo al piso provocó que su extremidad ya no resistiera más y ésta se dislocara, provocando un escandaloso grito de dolor e impotencia por parte del joven. Pero su represalia apenas comenzaba. Siendo sujetado del cabello, Samael lo levantó de nuevo a la altura de su cabeza para propinarle tres golpes en la cara con sus poderosos nudillos revestidos de escamas dejándole el rostro ensangrentado.  

Samael: (Coloca su mano sobre el estómago de Mike) Terminó Mike, yo gano. El mundo que pretendes es algo imposible, solo el más fuerte cambia las cosas, y ese no serás tú.

Mike: Padre… Anzu… hermano… lo lamento.

Samael: Si te sirve de consuelo… yo te perdono (La mano de Samael y el estómago de Mike comienzan a brillar hasta que…)


Fin del soundtrack.

Samael: ”No mentía cuando dije que no tenía nada personal en contra de tu padre. En esos tiempos llevaba una investigación muy importante respecto a quién podía ser el candidato más apto para aventurarse en recolectar la armadura del Valhalla. Lamentablemente, cualquiera que hubiera visto las notas y resultados de mi investigación, así como mis teorías de cómo conseguir lo que quería, hubieran resultado algo escandalosas si se hubieran divulgado. Tu padre no hizo más que tropezar conmigo y mirar con suma atención mi bitácora. Ya habíamos intentado comprar su silencio en ocasiones previas, pero siempre fue alguien que prefería el bullicio y las revueltas. Tal vez si no hubiera sido un patán impulsivo como tú, con delirios de cambiar las cosas, quizás seguiría vivo… y tu tendrías una vida mejor.”

Después de reflexionar un rato, Samael se acercó al maltrecho cuerpo del guardián de la orden para sujetarlo por el vientre y colocarlo sobre su hombro. A pesar de las advertencias médicas de ser cuidadoso con personas en la condición de Mike, al teniente poco le importaba que se rompiera algunos huesos más en su recorrido a alguien que pudiera cuidarlo adecuadamente. Pero no podía tratarse de cualquiera, debía ser alguien que fuera capaz de mantener todo el asunto en secreto.    
































::::::::::::::::::::::: Cuartel del Norte 1F -  Sala principal  –  10:15 PM :::::::::::::::::::

???: Ya voy, ya voy. Cielos… la gente debería ser más reflexiva a la hora de lastimarse. Luego alteran las ocupadas rutinas de los bondadosos curanderos y les impiden tener una vida para sí mismos.

Peace Hungry fool: Julian Theme

Se quejaba el comandante del cuartel del Norte mientras bajaba la escalera alumbrándose solo con una vela que llevaba sobre un curioso recipiente con forma de plato. No vestía su típica y elegante túnico con arreglos dorados y diversos crucifijos; dada la hora y que pensaba que sus servicios no serían requeridos aquel día, llevaba puesta una pijama blanca de una pieza (con bordados de cruces tejidas a lo largo de todo el conjunto) así como unas algodonadas pantunflas que hacían resemblanza al roedor de orejas alargadas y consumidor de zanahorias, también conocido como conejo, pero con un aspecto que se podía considerar, más lindo que la criatura real.  

Julian: Se puede saber que… SANTA…

Samael: Buenas noches camarada. Linda pijama. Oye ¿Dónde te lo puedo dejar?

Julian:

Atónito no sólo a la inesperada llegada del teniente, sino a la persona en calidad de bulto que llevaba consigo, Julian solo pudo señalar con su dedo un sofá que estaba en la sala principal, donde Samael depositó al joven caballero con poco cuidado y falta de interés en su bienestar físico.  



Julian: … Why?  

Samael: Me gustaría solo decirte que perdí los estribos con él y que me obligó a darle la golpiza de su vida… pero como eres la única persona que puede ayudarme con mi predicamento… seré honesto contigo Julian.

Julian: ¿Tú? ¿Honesto?  Si no fuera por que la vida de un ser humano peligra, me estaría riendo.  

Samael: Me alegra saber que estés interesado en el bienestar de este chico, eso servirá. Eeeeen fin ¿Recuerdas tú el incidente P54?

Julian: ¿Los reos que salieron por buen comportamiento es inmediatamente mataron a un civil?

Samael: En efecto… Bueno, “padre”, hoy he venido a confesarle que el civil a quien mataron fue el padre de este chico y el que autorizó la salida de esos tipos… mmm… fui yo.

Julian:

Samael: … ¿Perdonado?  

Julian: Dime una sola razón para que no vaya por todo el cuartel y te delatemos con el jefe maestro y te denunciemos como la vil alimaña que eres.  

Tomando la pregunta en el sentido más literal, Samael se llevó la mano a la barbilla y comenzó a pensar seriamente un argumento que pudiera justificar sus acciones. No podía excusarse revelando el porque quería al padre de Mike muerto, eso solo traería más problemas que harían el asunto más difícil de resolver. Por ende, lo único que se le ocurrió fue pararse junto al sofá donde reposaba el maltratado caballero, formar una corona en su mano y acercarla peligrosamente al rubio.  

Samael: Porque si esto llega a saberse, el tipo tiene sus días contados.


Julian: Tsch… (Suspira) Bien, accederé a no decir nada… ¿Pero y el chico? En cuanto lo curé no estará muy contento con lo que le hiciste. Y si se vuelven a pelear, ten por seguro que estaré de su lado.

Samael: Eso no será necesario. Quiero que uses el Expiatio Cleareance en él.  

Julian: ¡¡¡

Fue tanta la conmoción del joven clérigo que por un momento soltó la vela que cargaba, absorto de que eso podría causar un incendio en la sala del cuartel y tendrían otro problema entre manos. Para bien o para mal, Samael atrapó el recipiente con el peligroso objeto y con las yemas de su índice y pulgar apagó la llama del mismo, para luego iluminar el mismo el lugar haciendo resplandecer su mano con un hechizo básico de luz.

Samael: Se que lo has usado para borrar ciertos eventos traumáticos en la vida de las personas.

Julian: No podrías estar más desinformado. Ese tipo de cosas sería el equivalente a un hechizo prohibido. Lo único que he logrado hacer, es mantener reprimidos ciertos malos recuerdos o pesadillas, no puedo eliminar un trauma, menos uno que lleva atormentando a la persona tantos años.

Samael: Nah, eso sería demasiado bueno para este infeliz. Solo quiero que olvide que vio mi nombre en el documento. Puede dejarle todo el dolor y la rabia, yo me encargaré de convencerlo que no va dirigida a mí.

Julian: ¿Y si me niego Samael? ¿Qué tal si ya me harté de pasar por alto todas tus faltas? ¿Qué tal si decido usar mis influencias para exhibirte como la bestia que eres?

Samael: Entonces tienes que pensar bien las cosas. Si algo le pasara a mi posición en la orden, sabes que yo no me iría de buena gana. Habría conflictos, una gran batalla. Puedo contar con los dedos de una sola mano las personas que en Shunora pueden compararse a mí en batalla. Claro, eventualmente supongo que el mismo rey se encargaría de asesinarme, pero admitámoslo ¿A cuántos caballeros voy a cargarme antes que eso pase?

Julian:

Samael: Así que la pregunta es ¿Quién tiene más miedo? ¿Yo a morir de la forma más espantosa imaginada? ¿O tú a la muerte de nuestros hermanos de la orden de la forma más espantosa imaginada?  

Julian: … Hace cuanto vio el documento.  

Samael: 82 horas y  46 minutos (Sonríe)

Con una expresión de suma desesperación e impotencia, Julian sabía que Samael, muy a su pesar, hablaba con la verdad, y aunque la oportunidad de detener sus ambiciones era muy tentador, las consecuencias de hacerlo podrían cobrar muchas vidas antes de que lograsen alguna victoria verdaderamente contundente. Tratando de no seguir pensando en eso, el curandero se acercó hacia donde Mike y comenzó a usar su magia blanca sobre él para aliviar las heridas más severas. Su brazo dislocado, las hemorragias internas y las quemaduras internas de su estómago, pulmones y riñón.  



Samael:  De pereferencia que la magia lava cerebros sea antes de que despierte.

Julian:(Voltea hacia Samael mirándolo muy feo)  

Samael:  Solo decía (Se encoje de hombros)

Para proseguir, Julián salió de la sala un momento para dirigirse a su cuarto e ir por su herramienta primordial y hasta cierto punto, una de las armas más poderosas de Shunora. Si bien no era nada legendaria, permitía canalizar la magia curativa de Julian a niveles espectaculares, capaz de sanar exactamente el hueso de un dedo si eso le pidieran. En este caso, debía enfocarse al cerebro, más específicamente al lóbulo temporal medial, el cual es fundamental para lo que es la memoria declarativa (recuerdos conscientes de hechos y eventos)

Julian: Como dije, esto es un proceso muy delicado. Mike seguirá conservando sus sentimientos de odio hacia ti, aunque el mismo no sepa porque. Todo lo transcurrido en un periodo de 4 días será nebuloso para él. Sin embargo, debes estar al tanto que ciertos eventos pueden romper mi hechizo y hacerle recordar todo. Después de todo, mi enfoque no es la magia mental.  

Samael: Mmm… Supongo es lo justo. Descuida, yo me haré cargo del resto.

Julian: Bien… mientras no lo mates… (Suspira] Aquí voy… Expiato … Clearance

Del orbe del bastón de Julián salió un pequeño pero cegador láser rojo que empezó a adentrarse en Mike por su nuca. La mirada del sacerdote cambió en ese momento, si bien a primera vista parecían ojos mágicos, no se trataba de nada por el estilo, ya que se debía a la canalización de onda mágica en sus ojos (Gracias a la concentración dada por su bastón) para ver los recuerdos que su magia estaba afectando en Mike. Fueron solo unos segundos, pero el peliblanco concluyó su procedimiento, mas no sin quedar sumamente fatigado.

Julian: Ufff… Realmente no me gusta usar esa técnica… me da dolor de cabeza. [/b]

Samael: ¿Y bien?

Julian: Se supone que ya. Pero como te dije, aún puede recordarlo si se ve en la necesidad de indagar mucho en sus recuerdos.

Samael: Como te dije, lo tengo cubierto.  

Julian: Como digas… ”Lo lamento chico… No quisiera que pasaras por esto, pero si quiero mantenerte con vida y a los demás, tendremos que aguantar a este desgraciado un buen rato”

Fin del soundtrack.


::::::::::::::::::::::: Desierto del sur – Camino hacia el cuartel - 5:15 PM :::::::::::::::::::

Al día siguiente, Samael acompañó a Mike hasta el cuartel del sur. Aún se encontraba algo adolorido además de desorientado, pero no atravesaba por ninguna situación que pusiera su vida en peligro.
El viaje fue callado y con un casi nulo intercambio de palabras, mas eso no evitó que todo el camino el rubio dirigiera miradas fulminantes a Samael, el cual para su suerte, sabía cómo interpretar.


Samael: Ya te dije que no era mi intención brutalizarte. Pero te pusiste como loco, y no había manera de calmarte.  

Mike: Tsch… Pudo haberse detenido en cuanto me dislocó el brazo. Aún me duele para moverlo.

Samael: Está bien, lo admito. Yo también me dejé llevar ¿De acuerdo? Uno se pone tenso cuando no tiene a nadie a quien destrozar de vez en cuando.    

Mike: No puedo creer que fue tan fuerte su golpiza que olvidé como destruí a ese sujeto.  

Serious

Samael: También me disculpo por eso… Tenías tus motivos para matar a ese tipo, digo, todo el daño que te causó.    

Mike: Solo me gustaría recordar su rostro… del bastardo que… (Comienza a lagrimear un poco) que mató a mi padre.  

Samael: Se que no lo recuerdas, pero créeme, fuiste una verdadera bestia, el tipo no tuvo oportunidad. Menos mal que no hubo testigos además de mí, de lo contrario te hubieras metido en problemas.  

Mike: Y aún así… por alguna razón no me siento satisfecho.    


Samael: Odio verte así… Mira, no debería decirte esto por que se nos prohíbe inculcar cosas como la venganza… pero los tipos que fueron liberados y que provocaron el caso P-54, fueron colocados de nuevo en un calabozo luego del incidente… Si quieres… un día de estos podemos pasar por allí y accidentalmente yo podría distraer al guardia y que suceda una trifulca donde los 3 se maten solos…  

El comentario de Samael fue acompañado por una sonrisa maliciosa, la cual para su sorpresa, fue respondida por el chico con una mueca similar. Lo había logrado. Había logrado que el sentimiento de odio y venganza no solo se dirigiera a alguien que no era él, sino también que contaminara el corazón de aquel joven y se dejara corromper por el rencor.
Había logrado evitar ser condenado por los crímenes que había cometido en el pasado y solo tuvo que corromper a un inocente chico que buscaba como lidiar con su sufrimiento. Era uno más que se volvería parte de sus planes, dos restaban.  

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Celtic el Vie Nov 08, 2013 6:04 pm

CAPITULO XX: CUANDO LOS LAZOS SE ROMPEN  

::::::::::::::::::::::: Capital de Shunora -  Cuartel central  (Enfermería) - 9:00 PM ::::::::::::::::::::::

Tras su involuntaria siesta, Armitael finalmente despertó algunas horas después de su repentino colapso. Para su mala suerte, no fue un plácido despertar; sentía su estómago adolorido, su garganta seca, su boca llena de ceniza y su cabeza que daba vueltas. Aún sin saber donde estaba o que había sucedido, intentó levantarse, pero sus entumecidos pies no reaccionaron y cayó de nuevo tendido sobre la cama.

Absolitude

???: Deberías tomártelo con más calma. Un debilucho como tú necesitará más tiempo para reponerse.  



Aunque el despectivo comentario no le pareció un gesto agradable, al menos el caballero se sentía animado de ver que se encontraba en uno de los cuartos del cuartel, rodeado de personas con quienes, si bien tal vez no llevaba la mejor relación, al menos sentía cierta confianza. Trató de preguntar que había pasado, pero al tratar de emitir palabra alguna solo pudo hacer un sonido rasposo desde su garganta, obligándolo a sacar un escupitajo sanguinolento de su interior.

???: Uggg, que desagradable. Ni se para que me moleste en salvarle la vida a un bruto sin educación como tú.  

Armitael: Y-yo (Tose) ugg... también me alegro de verte Malachias.  

Malachias: Hmp.

Armitael: Podrías decirme que... (Vuelve a toser)  

Malachias: No pretendo poner a prueba mi paciencia alargando mi estadía con tan repugnante conversador.  Simplemente debes saber que te encontramos inconsciente en el desierto y te trajimos aquí. Ignoramos quien o que fue el causante del ataque. Quizás alguna sabandija ponzoñosa.

Armitael: Y... ¿Y Mike?

Malachias: ¿Como se supone que lo sepa? Mi escuadrón solo te encontró a ti y con eso deberías estar agradecido. Ahora mejórate o lárgate a tu casa si te es posible para no tener que seguir tolerando tu despreciable condición. - Replicó el caballero antes de marcharse un tanto indignado.

Aunque demasiado confundido e inconforme por las pocas respuestas que había conseguido, Armitael sabía que en su estado no podría lograr nada más que arruinarle el día a alguien más si continuaba esforzándose demasiado. Decidió simplemente escuchar a su maltrecho cuerpo y continuar descansando. Mañana sería un nuevo día y con suerte podría olvidar todos los horrores que había vivido hoy.

Malachias: ”Me pregunto que habrá hecho para que el teniente Samael lo atacara... En fin, lo mejor será que me apegue a la historia del bicho venenoso y trate de evitar que haga más preguntas. No quisiera que me pase lo mismo si fallo en convencerlo” Oye tú, aprendiz de relleno.  

Aprendiz #88: M-me llamó Mairon.



Malachias: No me interesa. Consíguele algo de agua al tipo de esa habitación y vigila que no empeore su condición. Y si pregunta algo, dile que tu no sabes nada del asunto.  

Aprendiz #88: ¿Que asunto? ¿de que hablas?

Malachias: Así se hace.  

Fin del Soundtrack.

Conforme pasaron los días, la condición de Armitael fue mejorando. No obstante, la afirmación previa solo aplicaba a su estado físico, ya que su mente había sufrido bastantes estragos por todos los eventos tan radicales que habían sucedido tan rápido. Tales como la muerte de cientos de civiles inocentes a manos de Crepúsculo espectral, el hecho que la captura de dicho villano fuera retrasada por sus intentos de realizar la búsqueda de una manera más “amable”, ser testigo de una legión zombie y por si eso fuera poco, su repentino colapso en el desierto a causa de algún animalillo venenoso (La especie de la criatura cambiaba de acuerdo la versión de cada caballero).

Armitael: No se... estoy seguro que no fue un pulpo de anillos azules lo que me atacó allá en el desierto.

Aprendiz #88: ¿Por qué no? Es tan factible como un alacrán dorado shunorense o una tarántula buitre.  

Armitael: ¡Los cuales son autóctonos de la región!  

Aprendiz #88: No entiendo a que quieres llegar.

Armitael: Pero si... Bah, ¿sabes qué? Me voy a perder mi tiempo en alguna misión o algo. Mínimo me recompensarían por ello.  

Aprendiz #88: … ¿Quieres que te acompañe?  

Eventualmente el protector de la orden decidió no seguir dándole vueltas al asunto, ya que de todas formas no parecía que nadie fuera a brindarle las respuestas que el quería. Además, sería más sano para él si trataba de olvidar todos esos eventos traumáticos que había sufrido y así poder seguir adelante con su vida. Para su infortunio, la orden de una forma u otra, no le dejaría olvidar sus fracasos tan fácilmente.

::::::::::::::::::::::: Capital de Shunora -  Cuartel central  (Salón principal) - 11:00 AM ::::::::::::::::::::::

Lo que parecía ser un día como cualquier otro, con un indiferente Armitael siguiendo la rutina de hacer misiones sencillas para ganar algunas monedas y no exponerse demasiado a arruinar nada, se convertiría en posiblemente el día decisivo donde toda su vida cambiaría drásticamente. Para empezar, al abrir la puerta del cuartel, fue testigo de una impactante escena donde participaban el comandante Knorr, el teniente Samael y un sujeto de ropas azules y cabello blanco que le daba cierto aire de familiaridad, quien para desconocimiento de Armitael, se trataba de uno de los miembros del consejo del rey y padre de Malachias, Sadiel Phelix.


Si bien no podía escuchar claramente lo que decían, sí había un tono de gravedad en sus voces, por lo que se trataba de un asunto bastante serio, especialmente por la mirada de furia e insatisfacción del comandante Knorr, la cual era correspondida por un semblante de burla por parte del teniente. Si bien lo prudente hubiera sido apartarse y no meterse donde no le llamaban, la curiosidad lo venció y terminó acercándose cuidadosamente, solo lo suficiente para poder escuchar de que iba dicha conversación.  

Council[/center]

Sadiel: No es nada personal Knorr, en serio. Pero esto ya quedó claro ayer en el salón de juntas. La gente sigue algo “conmocionada” por el asunto de las desapariciones y tu pues...  

Knorr: ¡¿YO QUÉ?!  

Sadiel: Bueno yo...

Knorr: ¡¿TU QUÉ?!  

Samael: Eres muy tosco hombre. -Interrumpió el teniente - No solo no encontraste a tiempo a un sujeto que se escondía en tus narices, sino que el uso tan tozudo de tu autoridad provocó que varias personas se intimidaran, sin mencionar los daños a la propiedad. Un caballero verdaderamente interesado en su comunidad les hubiera dado un vale en blanco para que pudieran reparar...

Conforme Samael seguía y seguía, la mirada del enorme campeón de la orden solo se fruncía más y más, su piel se tornaba roja y una vena se hacía notar en su frente, moviéndose al ritmo de la imparable boca del fastidioso usuario de la armadura del wyvern.

Samael: Y no es que no sepas hacer tu trabajo, es solo que tal vez se necesite a alguien con más pasión para ese puesto.

Knorr: (Hace el intento de no ahogarse con su propia rabia) … ¿c-como q-uien?  

Samael:(Sonríe y se apunta a sí mismo con los pulgares)

Knorr: ¡¡¡¡TE MATARÉ!!!!!  


Sin poder resistir más su enojo, Knorr se lanzó en contra del teniente para aplastarlo con sus propias manos, pero éste atento a que era un desenlace muy factible, dio un acrobático salto hacia atrás, poniéndose momentáneamente fuera de peligro. No dispuesto a aceptar que su suplente se siguiera mofando de él, tomó el martillo que llevaba sujeto a su espalda y se preparó para encarar directamente a Samael, quien ya se había preparado desenfundando su propia espada. Un combate de leyenda hubiera sido, de no haber sido por la interrupción del miembro del consejo.  

Sadiel: ¡Basta ustedes 2¡ ¡¿Me obligaran a hacerles escarmentar por las malas?!

Para sorpresa del metiche caballero de cabello azul, ante la protesta del hombre del consejo ambos campeones se detuvieron en el acto. Si la razón se debía a la autoridad que representaba o había alguna otra razón, lo ignoraba, mas estaba seguro que en el momento en el que gritó, sintió un escalofrío que estremeció hasta lo más recóndito de su persona.    

Sadiel: Knorr, tus actos y hazañas son bien recordados por casi cualquier persona aquí, ni se diga los miembros de la orden. Tu rango como campeón no será para nada degradado, simplemente consideramos que alguien más debe administrar el cuartel central. Tu seguirás siendo un valioso elemento para la orden.  

Samael: Sí Knorr, anímate, verás que puedo ser un maravilloso jefe. Es más ¿Que tal si te tomas el día? Ni siquiera tendrás que retirar tus cosas de la oficina, alguien más lo hará por ti... emmm... tú, (Apunta aleatoriamente a un caballero)  caballero #88 Lleva las cosas de Knorr a mi ex oficina.

Aprendiz #88: M-mi nombre es Mairon.  

Samael: Sí, sí muy bonito, ahora, si pudieras hacer lo que te dije,...

Aprendiz #88: …  Como ordene teni...

Samael: Ah, ah, ah.

Aprendiz #88: Digo, comandante.

Samael: Bien hecho Mairon.  ¿Ves? Si se molestan en reconocerme por quien soy ahora, tal vez me esfuerce por reconocerlos a ustedes.  

Resignado a aceptar su derrota, Knorr simplemente comenzó a caminar cabizbajo fuera del recinto. Para bien o para mal, ese día libre era algo que necesitaba para pensar y poner en orden las cosas. Sin embargo, antes de partir del todo, se dirigió hacia Samael, lo miró férreamente y le murmuró en voz baja.    

Knorr: En el instante que todo esto se te devuelva, espero estar allí para verte caer y pisotearte yo mismo.  

Samael: … Buena suerte (Le da unas palmaditas en las mejillas)  

Sadiel: Samael, tu talento en la orden y control sobre situaciones difíciles te ha brindado esta oportunidad, pero te recomiendo no abuses de tu nueva posición... (Se le acerca y le murmura al oído) Después de todo, el rey está más informado de lo que das crédito.

Samael: Lástima que solamente puede actuar bajo la información que yo doy crédito.  

Sadiel: Hehehe, chico listo. Pero no ha habido muchos de esos en la historia los caballeros de Shunora, ponte a pensar por que.

Sadiel también salió de la habitación, no sin antes voltear a ver de reojo a Armitael con cierta intriga, para luego sonreír para sí mismo y continuar su recorrido. Seguía sin saber por que, pero el protector nuevamente había sentido una anormal intranquilidad por tan solo estar cerca de aquel individuo.    


Samael: Ohh Armitael. No te había visto allí parado a plena vista de todos. Me  da gusto que estés aquí.  

Armitael: ¿Sucede algo te... (Samael se le queda viendo como si estuviera mirando a alguien con retraso mental)... Comandante Samael?

Samael: (Sonríe) En efecto, tengo una misión verdaderamente importante y tu eres el más indicado para llevarla a cabo.  

Armitael: Bueno, no se si...

Samael: No te apresures muchacho. Discutiremos esto con más detalle en mi nueva oficina y entenderás que esta es una oportunidad hecha para ti, hehehe.  

Sin más que decir, el nuevo comandante emprendió marcha a su nueva habitación, confiado que se sentiría muy cómodo con ella. Después de todo, cualquier cosa que estuviera sazonada con la frustración y esperanzas rotas de alguien más, la hacía más exquisita de disfrutar. Por su parte, Armitael bien estaba consciente que todo el lío en el que se había metido el ex comandante Knorr era en parte su culpa. No solo debía cargar con el peso de haberle fallado a Lionel y a todas esas personas, sino también a uno de sus mentores. Se sentía terrible y solo quería retirarse a su casa para tirarse en su alcoba y olvidar lo sucedido. No obstante, su día estaba lejos de acabar y una nueva responsabilidad le aguardaba.

Fin del soundtrack.


Headquarters

Al llegar a la cámara del comandante, lo primero que notaron ambos caballeros fueron las marcas de las cosas que Knorr solía tener sobre los muebles de la oficina, dejando una silueta por el largo tiempo que habían durado en la misma posición. Si bien Armitael sintió una gran culpa y nostalgia por dicha imagen, el nuevo líder del cuartel central lo único que manifestó en su interior fueron unas tremendas ganas de pasar un trapo húmedo por sus nuevos muebles y borrar toda evidencia de que alguna vez hubo alguien previo a él en posesión de dicha habitación.  

Armitael:  Entonces... respecto a esa misión.

Samael: (Dando vueltas en la silla acojinada con ruedas) Ohh sí sobre eso (Detiene la silla) Es un asunto que he querido posponer indefinidamente, pero me temo que se nos agota el tiempo.

Armitael:  ¿Que quiere decir te... comandante?

Samael: Tenemos fuentes confiables que una guerra está a punto de estallar.

Armitael: ¡¡¡

Samael: Si bien sucederá lejos de nuestra tierra, allá en Seliria y Marquesí, no podemos garantizar que podamos hacer perdurar la paz durante mucho tiempo si este asunto se extiende. En cuestiones diplomáticas, Shunora se encuentra en buenas relaciones con la mayoría de los reinos, no siendo Seliria la excepción. Pero el poder corrompe muchacho, quien sabe cuanto tiempo estén dispuestos en mantener la paz, especialmente si dentro de este conflicto reúnen el poder suficiente para osar pensar que pueden someternos.

Armitael: Espere...espere... Aún si todo este asunto de la guerra inicia y nos vemos involucrados ¿Como podría yo hacer algo al respecto?

Samael: Los caballeros siempre debemos estar listos para combatir cualquier amenaza... pero algunas herramientas extra nunca nos han venido mal. Y da la casualidad, que contamos con unas cuantas herramientas dispersas por distintos reinos.  

En ese momento, Samael sacó de sus ropas lo que parecía ser un pergamino.  



Al desenrollarlo, reveló que más bien se trataba de un mapa, uno en particular que tenía marcadas ciertas locaciones en la frontera de Shunora, Galania e Imarukka. Posteriormente, el campeón de la orden relató una vieja historia de como hacía mucho tiempo, uno de los tesoros más importantes de Shunora fue escondida en 3 templos creados para tanto difundir la palabra de la deidad del sol, como para honrar a uno de sus más valerosos campeones.  

Armitael: Balmung...

Samael: Así es.  La idea de los templos fue un total fracaso me temo. La cultura shunorense no tuvo tanto poder fuera de nuestra tierra y a pesar de los varios intentos de los misioneros, no lograron mucho, por lo que los templos quedaron abandonados. No obstante, hubo un segundo propósito para ellos.  

Armitael: Imagino que tiene que ver con las herramientas que mencionó.

Samael: Exacto. Se dice que luego de una gran batalla, aún en los tiempos de que Shunora tenía pocos años de haberse consolidado, aún cuando Balmung falleció, su poder era tal que su esencia y espíritu quedaron impregnados en su armadura, espada y escudo. A diferencia de cualquier otro equipo de batalla que jamás haya existido, esa armadura es el fruto de una alquimia tan rara que nadie en Shunora ha sido capaz de replicarla... (Se queda mirando un pequeño emblema con forma de sol))no a la perfección  al menos.

Armitael: ¿Y pretende que yo la recupere?

Se veía que Samael estaba bien informado del asunto ya que las explicaciones siguieron llegando. Si bien los templos podían ser accedidos por cualquier persona, la cámara secreta de cada uno que llevaba hacia la parte de la armadura correspondiente solo podía ser accedido por una llave especial que solo se puede conseguir dentro de la orden... más específicamente, solo un comandante de cuartel podría tener una copia, la cual el campeón no dudo en mostrar a su subordinado.  

Armitael: … No se que pensar... digo, suena a algo tan trascendental. Lidiar con una guerra... recuperar un tesoro shunorense que no ha sido tocado en tal vez siglos... no... no puedo hacer eso, debe haber alguien más, alguien más apto. ¡Alguien que no eche a perder todo lo que...! (Recibe una bofetada)

Samael: Mira... (Vigila que no haya nadie por los alrededores de la oficina) Hay una razón más por la que tienes que hacer esta misión y es la más importante. Lo has logrado ocultar bien, pero se la verdad que escondes. Se que tu no eres onda luz.


Fin del soundtrack.

Notice of death

Si Armitael hubiera estado sujetando cualquier cosa en ese momento, seguramente la habría soltado sin pensar. Aquel secreto que había estado ocultando prácticamente toda su vida, que limitaba su desempeño en la orden.  que lo había obligado a convertirse en alguien que el sabía no era,... Ya no era más un secreto. Y después de ser testigo del castigo impuesto a un héroe como Knorr solo por una pequeña falla ¿que es lo que podrían hacerle a él?


Samael: La armadura del Valhalla, el nombre con el que le ha denominado al equipo de batalla que portaba Balmung, tiene una reacción “interesante” con cualquier persona que posea una onda luz. Se dice que su indumentaria ganaba poder junto a él y al él volverse uno de los usuarios más poderosos en la historia de la onda luz, quien quiera que sea compatible con esa fuerza, podría usarla para sí mismo. No obstante, si el usuario no posee la suficiente experiencia, corre el riesgo de no poder controlar ese poder. En el peor de los casos, corrompiéndose por el mismo.  

Armitael: ...

Samael: No es algo que pretenda que usemos contra Seliria ni nada por el estilo, pero si las cosas se salen de control... si el beneficio se vuelve más grande que el costo, necesitaremos ese poder de nuestro lado.  Velo como una contingencia.  

Al ser Armitael un usuario de la onda tierra, no tendría que preocuparse por que el poder de la armadura se libere y lo descontrole. Ahora todo estaba claro. La razón por la que debía ser él; era para no levantar sospechas. Y fue entonces que pensó una segunda razón, una que Samael no le diría. Que él sería completamente inútil en caso que una gran batalla contra Seliria se desatara. ¿Para que tener un peón estorbando si puedes usarlo, en el peor de los casos, para no estorbarle a tus piezas más importantes?  

Samael: Enviar a alguien de alto rango podría dejarnos algo expuestos, y cualquier otro está descartado por el hecho de ser onda luz. Tú eres el único que puede ayudarnos con esto.

Armitael: Me encantaría pero... no se...

Samael: A como yo lo veo, el miedo y discriminación a todos aquellos que no poseen onda luz se debe a que solo invasores y busca pleitos han sido quienes difieren con la naturaleza mágica de nuestro reino. Pero en ti está demostrar que también hay personas buenas y leales a su reino que, aunque son diferentes, es eso los que les permite ayudar de otra forma. Así que tu decides. Seguir escondido pretendiendo ser alguien que no eres y equivocarte una y otra vez, o finalmente intentar usar ese poder tuyo no con miedo, sino con orgullo. ¿Qué me dices?  

Las palabras del comandante sonaban demasiado bien para ser verdad. ¿Enserio podría dejar de ocultarse? ¿Enserio ya no habría problemas con que el no fuera un caballero de onda luz? Sonaba tan loco y disparatado, pero allí estaba el mismo comandante diciéndole que era posible. Por un momento pudo olvidar todos aquellos a quienes había metido en problemas y pensar en sí mismo. En que esta era su oportunidad.    

Armitael: Lo haré entonces comandante. Viajaré a cada uno de estos templos y reuniré las partes de la armadura. Luego la traeré de vuelta y demostraré que... que no importa ser diferente... ¿verdad?

Samael: En lo absoluto. Solo recuerda, no digas detalles de tu nueva misión, solo que andarás fuera y ya. Tal vez haya varios que no estén de acuerdo con mi juicio que tu eres el más apto y quisiera ahorrarme el trabajo de explicarles a todos. Ahora, deberías ir a resolver cualquier pendiente que tengas para que puedas concentrarte en tu misión.

Armitael: Entendido. Iré a prepararme entonces.  (Sale de la habitación.)

Samael:”¿Usar su poder con orgullo? ¿De cuál me habré fumado?” Pfff....hehehehehehe...”Con eso resuelto, tal vez deba empezar a poner en marcha la siguiente parte de mi plan.”

Fin del soundtrack.

Lo primero que hizo el protector de la orden como preparativo para su misión, fue informarle del asunto a sus padres. Si bien al principio la reacción de su madre fue bastante dramática, el apoyo de su figura paterna que lo incentivaba a volverse un hombre hecho y derecho permitió que Armitael tuviera eventualmente la aprobación de ambos. Desde luego, esto sólo con la condición de que buscara la manera de comunicar noticias de sus avances, aunque sea de vez en cuando.

Armitael: No quisiera preocuparlos... pero algo dentro de mí me dice que esto es algo que debo hacer. Una oportunidad que lamentaré toda mi vida si la dejo pasar.  

Sr. Belenus: No te alteres mijo. Desde que quisiste hacerte caballero, nosotros sabíamos que habría que lidiar con este tipo de situaciones. Mírate, todo un caballero de Shunora. Aunque te quedaras aquí, tendrías que enfrentar otros peligros de todas formas, es algo que no se puede evitar en el camino que elegiste.  

Sra. Belenus: Pero sin importar que decidas o hagas, nosotros siempre estaremos orgullosos de ti y sabemos que tendrás éxito en lo que sea te propongas.  

Después de un conmovedor momento con sus padres, seguido de un delicioso banquete, Armitael finalmente se sentía conforme de que las cosas hayan ido mejor de los esperado. Ahora con el apoyo de sus padres (el cual siempre tuvo), ya no debía preocuparle el cargar con el peso de que desaprobaran su decisión o algo por el estilo. Sin embargo, aún quedaba una persona a la que debía comentarle el asunto, a la cual decidió buscar en cuanto terminó de hablar con su familia.


::::::::::::::::::::::: Capital de Shunora -  distrito mercantil - 5:36 PM ::::::::::::::::::::::

Sin un indicio claro de donde podría encontrar a quien buscaba, el caballero decidió ir a probar suerte en el distrito mercantil, lugar donde solía encontrarse de vez en cuando con aquella persona. Si bien Shunora no era un lugar bullicioso ni donde se aglomerara demasiada gente de forma desordenada, en aquella zona definitivamente podía encontrarse más gente que en otras, lo que hacía difícil su búsqueda. Afortunadamente, no le tomó mucho para encontrar a quien buscaba. Su mejor amiga, una joven noble de cabello plateado llamada Leona.  


Leona: Hola Armitael, que gusto verte. ¿Cómo te va?   - Preguntó la joven más que nada por la expresión un tanto taciturna del caballero.

Armitael: Bueno... sobre eso... creo que hay algo importante que debo comentarte. (Con la mirada indica que prefiere no hablar en un lugar tan concurrido.)

Leona: Ohh... si quieres vamos al campo de entrenamiento.  Queda aquí cercas.

Armitael: Estaría bien... -Contestó con cierta indecisión y comenzó a alejarse del distrito mercantil, acompañado de Leona.


Time of Separation

Omitiendo todos los detalles de la armadura del valhalla y de su oportunidad para darle un mejor visto a su onda tierra, Armitael explicó a su amiga la necesidad que tenía de abandonar Shunora temporalmente y aventurarse a una misión que lo llevaría a recorrer gran parte de Ivanatza. Cuanto tiempo le tomaría era desconocido para él, y por su mirada, parte de él ignoraba incluso si lograría volver en una pieza.    

Leona: Pero no puedes irte Armitael… vamos, trata de hablar con el señor Knorr para otra asignación, estoy seguro que él puede…  

Armitael: … Lo lamento Leona… pero esta es la única forma de reivindicarme por los fracasos que he cometido… además… fue mi culpa que Knorr fuera destituido de su cargo… le fallé a él… le fallé a la orden… Divina Deidad, hasta le fallé a tu hermano. Yo… no puedo permitir volver a fallar. Por eso no puedo desaprovechar la oportunidad que me dio el comandante Samael.  

Leona: Pero no me gusta a donde va todo esto. ¿Por qué tu solo? Digo … ni siquiera eres tan bueno  hehehe   - Pretendió bromear aunque su risa fue bastante forzada y acabó en un suspiro.    

Armitael: No quiero hacer suposiciones pero… supongo que todos tienen un papel que cumplir aquí en Shunora… yo no… soy un elemento tan prescindible que aún si fallase, no sería una verdadera pérdida para la orden.

Leona: ¡No digas eso! Es como si dijeras que vas a morirte allá afuera… Pues sabes que señor negativo, no lo voy a permitir. ¿Cuándo partes?  

Armitael: Yo… este… mañana…  

Leona: Bien, tengo tiempo para hacer mis maletas.  

Armitael: … Espera ¡¿QUE?!  

Leona: Con esa actitud no vas a salir ni de la frontera de Shunora. Bueno, me encargaré de supervisar que sigas con vida todo el viaje.  

Armitael: No puedes simplemente… digo ¿Qué dirá tu hermano?  

Leona: El lleva rato sin decir nada, no le molestará. Créeme, así acabarás más rápido por que no voy a dejar que te distraigas hehehe. Bueno, me voy antes de que oscurezca, adiós Armitael.  

Armitael: Pero… ¡Leona!

Pero la chica ya se había marchado a su hogar, emocionada por que tendría una aventura fuera de los muros del desierto. Le emocionaba cuantos paisajes podría observar, cuanta gente podría conocer, cuantas aventuras podría relatar a su regreso y que excusa daría para haberse ido así nada más. Por su parte, el protector, aunque al principio preocupado, parte de él realmente deseaba el poder partir a esa misión con alguien que le apoyara, aún mejor, con su amiga de más confianza. Así habría alguien que le diera ánimos cuando sintiera que ya no vale la pena proseguir.  

Armitael: ”Tal vez no sea una locura del todo... Cierto, se enteraría de la misión secreta de Samael, pero seguro no le dirá a nadie si se lo pido...Quizás hasta... ”

???: Hasta cuando vas a dejar de causar problemas yo me pregunto

Armitael: ¡Esa voz!

A espaldas del de cabello azul, una nueva presencia arribaba, una de tanta importancia como la misma Leona, pues al igual que ella, era una de las pocas personas en las que podía confiar plenamente... al menos hasta hace poco. Su colega y hasta en cierto punto mentor, Lionel Gallenus.



Armitael: ¡Lionel!

Lionel: Solo vine a desearte buen viaje Armitael.

Armitael: Ohh, graci...

Lionel: Y asegurarme que cumplas la misión como se te encomendó. Solo.

Armitael: Espera ¿Qué?

Fin del soundtrack


Impregnetable Defense

Lionel: No pude evitar escuchar un poco de su charla, y me disculpo por mi intromisión. No obstante, me es imposible permitir que un neófito como tú, incapaz de siquiera protegerse a sí mismo, tenga la responsabilidad de cuidar de mi hermana. ¿O debo recordarte la perdida de todas esas personas que llevó a la destitución del cargo del comandante Knorr?  

Armitael: Es verdad, he cometido algunos errores, pero ¿Qué acaso no tengo derecho a otra oportunidad? Además, no es como si yo le hubiera dicho algo a Leona, es algo que ella decidió por sí misma.

Lionel: Por supuesto que lo hizo. Alguien inconsciente de las consecuencias que pueden tener sus acciones puede decir y hacer lo que le plazca. La ignorancia es una alegría dicen algunos. Pero para eso estoy yo, para evitar que haga tonterías que pongan en peligro al... a ella.  

Armitael: No. ¿Ibas a decir algo más verdad? ¡¿Ibas a mencionar tu linaje verdad?!

Era la primera vez desde que podía recordar, pero Armitael estaba seguro que nunca antes había levantado la voz al hablar con Lionel. Un sentimiento de respeto y suma autoridad siempre lo detenía en el acto si le pasaba por la cabeza decir algo imprudente frente a su amigo. Pero en esta ocasión no hubo nada de eso. Si era por los diversos eventos que habían transitado por su vida tan esporádicamente o por la presión de perder la oportunidad de ir acompañado en la misión más importante de su vida, lo ignoraba. Solo sabía que allí estaba de pie, enfrentando verbalmente a su mejor amigo.

Lionel: Aún si lo hubiera hecho, no cambia nada. Me has demostrado incontables veces que no estás listo para ser un caballero de Shunora. Ni te dispones a hacer lo que deba hacerse para completar una misión adecuadamente, ni mucho menos para proteger la vida de alguien más.  

Armitael: Disculpa que no todos puedan ser tan perfectos como tú. Aún así, eso no te da el derecho de entrometerte en donde no te llaman. Especialmente si no tienes el valor de hablar tu mismo con tu propia hermana como una persona normal.

Lionel: No correré el riesgo de que haga una pataleta cual niña malcriada y desobedezca para tener lo que quiere, aunque no le convenga. No, serás tu quien se irá de aquí antes de que ella pueda cometer una estupidez.  

Armitael: ¿Te estás escuchando? Sabes... es curioso. Todo este tiempo solo he pensado en lo mucho que te decepcioné en la misión de hace unos días. En lo mucho que quería disculparme contigo. Y ahora que te vuelvo a ver desde entonces, solo estás fastidiando. Disculpa Lionel, pero no estoy de humor para escucharte.    

El Belenus simplemente dio media vuelta indignado y emprendió su marcha de vuelta a su casa, pero tuvo que detenerse al ver un obstáculo frente a él. Más especificamente, la espada de Lionel desenfundada y apuntándole directo al rostro. ¿Era enserio? ¿El experto de la orden pensaba usar la fuerza para que Armitael hiciera lo que dijo?

Armitael: ¡¿Qué diablos te pasa?!  

Lionel: Eso mismo puedo preguntar yo. El Armitael que yo conozco no sería tan egoísta para involucrar a una joven indefensa en una misión peligrosa.  

Armitael: Yo la protegería.  

Lionel: Como vas a protegerla (Se pone en posición de batalla) Si no puedes defenderte a ti mismo.  

Armitael: Por lo visto no hay modo de hacer razonar a esa dura cabezota tuya.  

[/color]

No sabía muy bien como o porque, pero no estaba dispuesto a seguir aceptando que su amigo lo despreciara y subestimara de esa manera. Por lo visto, algo dentro de las palabras de Samael lo habían llenado de confianza en sí mismo. Sentía que al poder pelear como quien realmente era, el único caballero de Shunora usuario de la onda tierra, se quitaba una gran carga de encima. Sin embargo, eso no cambiaba el hecho que se enfrentaba no solo a quien le enseñó casi todo lo que sabe, sino a uno de los caballeros más talentosos de la orden. De una forma u otra, cosas fuertes ya se habían dicho y ninguno sentía que podía echarse para atrás.

Fin del soundtrack.


Strenght of the Knight

Lionel: ¡En guardia!  

Fue el paladín de alto rango quien comenzó con una ofensiva frontal bastante predecible, pero al mismo tiempo, lo suficientemente ágil como para casi tomar desprevenido a Armitael. No obstante, este logro defenderse cubriéndose con su espada de 2 manos sujetada con una sola, mientras que con su mano libre intentaba asestar un tremendo puñetazo al rostro de su amigo, quien solo tuvo que flexionarse cual jugador profesional de limbo,  para luego dar una patada con vuelta en el aire que asestó de lleno en la barbilla de Armitael, elevándolo un poco y permitiéndole a Lionel, aún en el aire, lanzar una ráfaga de energía que dio directo en el abdomen de su contrincante, mandándolo al piso.  

Armitael: Uggg... golpe de suerte... Pero me toca a mi. Earthen wall  

Al terminar su sentencia resaltada en negritas, Armitale logró hacer uso de su onda tierra para formar una serie de montículos de tierra que se elevaban de por los suelos para golpear a Lionel por debajo de su persona. Lamentablemente, debido a que se encontraba sobre arena, no sólo le costaba más esfuerzo mágico formarlos, sino también eran esquivados facilmente por los reflejos de su rival.    

Lionel: Una técnica demasiado inservible. -Dijo mientras saltaba acrobáticamente todos los ataques de tierra   - Si vas a pelear como realmente sabes, al menos tómate la molestia de saber el costo-beneficio de tus ataques (Aparece enfrente de Armitael y le tira una patada)

Con una acción por reflejo Armitael colocó su mano para detener el pie de su oponente, pero supo que algo andaba mal cuando lo atravesó como si fuera un fantasma. Aún peor cuando sintió ese mismo pie plantándose en su nuca, con todo y el botín metálico de la armadura de su amigo. Afortunadamente, su compostura le permitió no caer derribado al piso, mas moralmente se sentía en el suelo cuando se vio rodeado de alrededor de 30 copias del experto de la orden.

Armitael: Siempre odié esa técnica, siempre se me hizo tan marica.

Lionels: El que no puedas apreciar una técnica que ofrece ataque y defensa a la vez, no es mi problema. PIERCING FLASH

[/color]

Todos los Lionels levantaron su espada y apuntaron a Armitael con la punta de ésta, para luego disparar de la misma una fulminante ráfaga resplandeciente, iluminando intensamente todo el lugar. Si bien solo uno de los ataques era real, mientras que los demás eran ilusiones, la cegadora luz que emitían aún los ataques falsos le impedía concentrarse en su verdadero objetivo, lo que resultó en que recibiera de lleno el rayo con su abdomen, despedazando parte de su armadura.  

Armitael: NGGGGAAH... (Se lleva la mano al pecho)

Lionels: Admítelo Armitael, eres un incompetente. Digo, ni siquiera estoy usando mi verdadera...  

Sin intenciones de escuchar otro sermón del peliplateado, Armitael corrió como pocas veces se le había visto, rebanando copia tras copia, con tal de encontrar a su verdadero contrincante. Por su parte, Lionel miraba decepcionado la bruta táctica de su amigo, por lo que decidió repetir su ofensiva anterior y demostrarle lo inútil de sus métodos.  

Lionels: Tendrás que hacerlo mejor. PIERCING FLASH

En el momento en el que el Gallenus gritó el nombre de su ataque, el usuario de onda tierra le sacó provecho a esta cualidad suya e hizo aparecer nuevamente un montículo con suma fuerza, pero no por debajo de su adversario o alguna de sus 20 copias, no. De hecho, lo hizo aparecer justo debajo de sí mismo, aprovechando dicha elevación para dar un salto y ponerse fuera del rango de todos los ataques, notando que sólo uno era aquel que había cambiado ligeramente de trayectoria con la esperanza de interceptar a Armitael en el aire.  

Armitael: ¡AHORA SI! (Sujeta su espada con 2 manos y da un corte con todas sus fuerzas)

Si bien Lionel logró bloquear el golpe con su propia arma, la fuerza física inherente de Armitael era tal que logro ganar el embate (Con apoyo de la fuerza de gravedad), permitiéndole apartar el arma de las manos de su rival, a la vez que lo hacía perder la concentración con la que mantenía todas esas ilusiones.  

Lionel: Tsch ”Ciertamente puede llegar a ser impredecible.”

Ahora que el de armadura color zafiro se encontraba desarmado, Armitael procedió a aprovechar dicha oportunidad y atacarlo con cuantos cortes y puñetazos pudiera proporcionar. Sin embargo, aún en una situación donde se supone debería estar acorralado, el prodigio usaba su pequeño escudo para bloquear los espadazos del contrario, mientras que con su mano y piernas bloquear las improvisadas ofensivas que Armitael ideaba cuando veía que su arma era bloqueada.    

Armitael: Pero claro... Hufff...Hufff... El señor perfecto es experto en combate sin armas también.

Lionel: Podría vencerte aún usando un tenedor para ensaladas (Replica aún esquivando la mayoría de los ataques) Pero no malgastaría mis sacros cubiertos contra alguien como tú.

Armitael: ¡No quieras hacerte el chistoso luego 10 años de no serlo! (Le asesta una patada a Lionel que no logra esquivar a tiempo)

Con su oponente temporalmente fuera de combate, el protector aprovechó para encajar su espada en el piso y disparar una serie de ondas de choque, aunque al notar que luego de eso comenzó a transpirar y sentirse cansado, tuvo que darle la razón a su compañero de que no era buena idea hacer ataques de tierra en superficie arenosa. Aún así, dichas ondas de energía terráquea lograron sacudir lo suficiente a Lionel como para impedirle mantener suficiente el equilibrio luego de ponerse de pie, dándole la oportunidad al de cabello azul para asestarle una tremenda patada el pecho.



Confiado en que eso lo mantendría suficientemente aturdido, Armitael hizo uso de su espada para dar un corte decisivo que debería dejarlo lo suficientemente herido como para hacerlo desistir. No obstante, Lionel no había ganado fama de prodigio solo por ser vencido con unas cantas patadas, por lo que este ya tenía calculado su triunfal regreso, empezando con embestir a su amigo con la ayuda de su casco con cuernos.

Armitael: ”¡Entonces no son de adorno!”

Con el fin de evitar perder un ojo con tan ostentoso y a la vez peligroso aditamento, el caballero tuvo que interrumpir su ataque y hacerse a un lado, cosa que era lo que Lionel esperaba. Seguidamente,  asestó un codazo al rostro del de cabello azul, al mismo tiempo que le arrebataba la espada y con un hondear de la misma, ejecutó otra de sus técnicas, conocida como “SHINING WAVE” , una manifestación enorme de energía lumínica que logro llevarse arrastrando a Armitael un largo trecho.

Armitael: Nggg... diablos. ¡Oh no!

Lionel: (Tira la espada de 2 manos al piso y recoge la suya) Ahora veamos que tan bueno eres tu en combate sin armas... en especial cuando tu oponente tiene diez.SWORD RAIN (Levanta su espada de la cual comienzan a salir una gran cantidad de imágenes de la misma, pero de un color dorado las cuales se elevan y vuelan hacia Armitael.)  



Como último recurso, el oponente de Lionel hizo su esfuerzo para crear un muro de piedra que lo defendiera de dicho ataque. Lamentablemente, tanto su agotamiento a lo largo de la pelea, como su poca experiencia para manipular una superficie arenosa, provocaron que la pared resultante fuera no más de 20 cm de altura, quedando completamente expuesto a cada una de las espadas luminosas, las cuales se clavaron en sus pies, muslos, cadera, costillas, brazos, hombros y la última casi le da en la frente pero fue intencionalmente desviada.  

Armitael:

Lionel: Terminó.... (Las espadas comienzan a resonar)

Armitael: ¡Lionel NO! (Explota)

Fin del soundtrack.

El último ataque del experto de la orden dejó a su adversario en condiciones deplorables. Sus extremidades principales se encontraban severamente dañadas, su cuerpo estaba sumamente aturdido, su armadura rota en diversos sectores y el poco orgullo que había recuperado, hecho mil pedazos una vez más. Lionel simplemente repitió que se fuera mañana temprano y comenzó a marcharse sin siquiera voltear a mirar a su amigo caído.  

Armitael: ¡ESPERA!

Lionel: ¡¿Pero que?!

Glide

Lionel no daba crédito a lo que veía. Después de atacarlo como a cualquier otro rival (Salvo por la parte de no atravesarle la cabeza), Armitael se había puesto de pie nuevamente. Tambaleándose y con la mirada en el piso, pero de pie a fin de cuentas. Y no solo eso, en su brazo derecho, una gran cantidad de onda tierra concentrada en un solo punto, al grado de que era prácticamente visible.    

Armitael: No... no me iré de aquí... sin demostrarte de lo que puedo ser capaz... sin demostrarte que a pesar que me veas como un inútil... NO ES COMO PRETENDO QUE SIGAN SIENDO LAS COSAS.

Lionel: … Armitael... No tienes toda la culpa de ser un inútil.

Armitael: GRRRRR.... [CIERRA LA MALDITA BOCA.¿Desde cuando te volviste aquel que se siente con el derecho de criticar lo que los demás deben hacer?

Lionel: No lo entiendes... y no espero que lo hagas. Sigues sin entender lo que es que la gente dependa de ti. Lo que es no poder permitirte fallar o cientos habrán de perecer. ¡No sabes lo que es anteponer el deber ante todo!

Armitael: ¿AÚN ANTE TUS AMIGOS Y FAMILIA?

Lionel:

Armitael: No necesito oir más entonces... Te venceré... CON ESTE GOLPE.

Sin decir más, Armitael corrió hacia su viejo amigo, cargando con tanto enojo como onda mágica en su brazo. Confiaba en que su nueva e improvisada técnica daría resultado. Al estar lo suficientemente cerca de Lionel, solo dejó que sus emociones lo guiarán y golpeó con tanta fuerza como pudo. En el último segundo, el otro miembro de la orden se hizo a un lado y logró esquivar en parte el ataque, pero no sin que antes toda su hombrera izquierda fuera completamente devastada.      


Armitael: Eso es... de lo que soy capaz.

Lionel: Y sin embargo...

En ese preciso instante, sin los efectos de la adrenalina y sus deseos desenfrenados de liberar toda su fuerza en un golpe, Armitael sintió un terrible dolor en su brazo, al mismo tiempo que su guantelete se cortaba y su brazo liberaba un borbotón de sangre. Era una cortada hecha por la espada del mismo a quien atacó. El hecho de esperar al último momento, había sido para rebanarle el brazo.  

Lionel: Si vuelves a levantar ese puño en contra de alguien más como lo hiciste contra mi... Solo recuerda que es por mi causa por la que aún lo conservas. (Comienza a marcharse) Que tengas buen viaje Armitael, por que como dije, será algo que tendrás que hacer solo.

Armitael: (Se tira de rodillas al piso) ”Lo lamento enserio Leona... pero tu hermano tiene razón. No puedo protegerme ni a mi mismo, mucho menos a ti... Enserio lo siento... pero tendré que enfrentar esto solo... al menos así si algo me pasa, solo habrán perdido... a un peón.  ”[/color]

_________________
Time to blow up the scene






Niveles Mario Maker::

Parkour Havoc: B702-0000-0029-E147

MMX - Flame mammoth: 56D0-0000-005E-A225

Wild Ride: E9CB-0000-0034-AFF3

MMX - Boomer Kuwanger: 9F2E-0000-0094-E21F

MMX - Central Highway: 0C38-0000-004C-0CCD

MMX - Sigma Stage 1: 515D-0000-0067-8C22

Mario Hotel Stuff - 1: A4F6-0000-0078-E0CE

Propeller Knight: 4A87-0000-008A-930B

Polar Knight: 0964-0000-00A0-BCD4
avatar
Celtic
Guardia Celta
Guardia Celta

Mensajes : 2608
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 26
Localización : Brennevin, being everyone else.

Volver arriba Ir abajo

Re: Armitael Gaiden: LM Edition

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.